Está en la página 1de 2

BIOGRAFIA DE FRANCISCO BOLOGNESI

Francisco Bolognesi Cervantes nació en Lima el 4 de noviembre de 1816. Sus padres fueron el
italiano Andrés Bolognesi y la arequipeña Juana Cervantes. Después de estudiar en el colegio
Seminario San Jerónimo de Arequipa, se dedicó a los negocios.

Ingresó al ejército voluntariamente en 1853 cuando el Perú estuvo a punto de entrar en guerra
con Bolivia. Combatió en la Revolución Liberal de Ramón Castilla y estuvo entre los vencedores
de la batalla de la Palma que derrocó al corrupto régimen del general Echenique. Defendió la
Constitución Liberal de 1856 luchando en Arequipa contra el rebelde general conservador
Manuel Ignacio de Vivanco. En 1858 defendió la soberanía nacional acompañando a Ramón
Castilla en el conflicto con Ecuador.

Al producirse la agresión española de 1865, el presidente Juan Antonio Pezet le confió la misión
de adquirir cañones en Europa, los mismos que contribuyeron a la defensa del Callao en el
combate del 2 de mayo de 1866.

Al estallar la guerra con Chile se le confió el mando de la II División del Sur y tuvo destacada
participación en las batallas de San Francisco y Tarapacá. Luego se le encargó la comandancia
general de Arica. Cumpliendo su deber con la Patria, murió luchando en la batalla de Arica, el 7
de junio de 1880.

HISTORIA DE LA GUERRA DEL PACÍFICO

Guerra del Pacifico (1879 – 1883). La confrontación se desarrolló en el Desierto de Atacama los
países inmiscuidos en dicha confrontación fueron Bolivia, Perú y Chile. Realmente Perú entró en
un principio como un país mediador, pero su neutralidad terminó cuando en 1873 decidió firmar
una alianza con Bolivia, algunos historiadores lo ven como un tratado ofensivo contra Chile.

Esta alianza se hizo efectiva el 14 de febrero de 1879, momento en el que las unidades de la
armada chilena a cargo del coronel Emilio Sotomayor zarparon con dirección al norte. Allí se
encontraba Cochrane y Blanco Encalada, también la corbeta O’Higgins. Llegaron a invadir el
puerto boliviano de Antofagasta y sin emitir una previa declaración de guerra. Sin embargo, la
guerra no iniciaría abiertamente sino hasta que ambos lados aceptaran la disputa, el 5 de abril
de 1879, para este momento Chile se enteraba de la alianza defensiva secreta entre el gobierno
peruano y el boliviano.

Una vez declarada la guerra, el presidente chileno Aníbal Pinto, designó al general Justo Arteaga
como Jefe del Ejército de Operaciones del Norte. El primer año la guerra se desarrolló por vía
marítima, inicialmente dominó la Marina peruana. Pero finalmente la campaña naval fue ganada
por la Armada de Chile cuando logró la captura del buque peruano insignia Monitor Huascar y
la muerte del almirante peruano Miguel Grau. Este duro golpe fue logrado luego de varias
incursiones en la costa chilena; el Huáscar comenzó a ser perseguido sin cesar. Finalmente, el
Huáscar aflojó su bandera en signo del triunfo del contrario, de esta manera Perú perdió su
mejor buque, y también sufría la pérdida de uno de sus más valiosos marinos; Miguel Grau
Seminario.

Posteriormente, la guerra pasó al campo terrestre; aquí el Ejército de Chile salió victorioso sobre
las tropas mal equipadas del ejército de Bolivia y Perú. La Batalla del Alto de la Alianza dio lugar
a la victoria definitiva de Chile el 26 de mayo de 1880, como consecuencia el ejército boliviano
se retiró definitivamente de la Guerra. Al poco tiempo, nuevamente Chile daría una estocada a
la alianza defensiva con la derrota del ejército regular del Perú comandado el Coronel Francisco
Bolognesi en la Batalla de Arica el 7 de junio del mismo año. Esta batalla se originó en el morro
de Arica.

Acceder a este lugar era complejo, primero por su altura sobre el nivel del mar y segundo porque
se encontraba protegido por 2.000 hombres peruanos, al mando del coronel francisco
Bolognesi. La planicie del morro se fortificó previendo un ataque marítimo. No obstante, la
importancia del morro para las comunicaciones entre las fuerzas chilenas hacía vital su captura.
Se designó al coronel Lagos. Se fabricó un puente sobre el río Lluta, para acceder más libremente
al morro, y una vez cercado se pidió la rendición del general Bolognesi. En esta guerra Alfonso
Ugarte, de las tropas peruana prefirió lanzarse del morro de Arica antes de entregar la bandera
de su país al enemigo.

Los aliados conformados por unos 8.500 peruanos y 5.000 bolivianos, ocupaban la zona al norte
de Tacna. Estos estaban al mando del general Narciso Campero, nuevo presidente de Bolivia. En
la mañana del 26 de mayo la artillería abrió fuego dando inicio a la batalla de Tacna. La artillería
chilena se mostró superior a las líneas del ejército aliados. Más tarde, el coronel Pedro Lagos
atacó sorpresivamente, provocando la huida de las tropas al mando de Campero. Luego de esta
fuerte derrota los bolivianos se retirarían de la guerra, huyendo por el camino del altiplano. Los
peruanos, completamente desalentados y abandonados, huyeron hacia Arequipa.

El punto culmen de la guerra se dio con la ocupación de Lima por parte de las tropas chilenas,
conocida como Campaña de la Breña, realizada en el año 1881. Ante esta ocupación los
peruanos respondieron con una formación de guerrillas conformada por los pocos soldados del
ejército oficial y algunas tropas irregulares al mando del General Andrés Avelino Cáceres. Luego
de la derrota y de otro golpe en la Batalla de Huamachuco, Chile y Perú pactaron una solución
diplomática el 20 de octubre de 1883, con la firma del Tratado de Ancón. Como resultado el
Departamento de Tarapaca pasó al Estado chileno permanentemente y las provincias de Arica y
Tacna quedaron bajo el control de Chile por un periodo de 10 años.

Bolivia firmó una tregua con Chile en 1884. En esta básicamente se acordó que Chile mantendría
el control del territorio de Antofagasta. Además, se determinaron algunas disposiciones
comerciales y aduaneras. En última instancia, el Tratado de paz estipuló que Perú perdiera gran
parte de sus importantes departamentos. En adición, Bolivia perdió la zona del litoral costero.
En 1904, Chile y Bolivia firmaron un tratado para establecer los límites territoriales entre ambas
naciones, en suma, Chile se comprometió a construir un ferrocarril de Arica a La Paz, con el fin
de permitir el libre tránsito de las mercancías bolivianas y pagar una compensación económica.

WILLIAM 3º

También podría gustarte