Está en la página 1de 7

Artículos de reflexión

Serie Colombia Territorios Diversos - Beatriz Núñez Arce


L e i d y Pa o l a B o l a ñ o s F l o r i d o 1

Los sentimientos morales como formas de


expresión del conflicto social
Una lectura desde Axel Honneth2
Moral feelings as forms of expression of the social conflict: A reading from Axel Honneth

Resumen Abstract
En el presente escrito interesa rescatar el diálogo In this paper, we want to rescue the academicals
académico que estimuló el sociólogo y filósofo Axel dialogue that encouraged sociologist and
Honneth sobre las estructuras del reconocimiento philosopher Axel Honneth about the structures
social como clave de entendimiento de las of social recognition as key to understanding the
reclamaciones colectivas. El autor retoma la Teoría collective complaints. The author takes a critical
Crítica de la sociedad formulada por la Escuela theory of society made by the Frankfurt School
de Fráncfort y la herencia hegeliana sobre el and the Hegelian heritage on the intersubjective
reconocimiento intersubjetivo para señalar la tesis recognition to mark the thesis in which are forms of
de que son las formas de desprecio y las sensaciones contempt and feelings of injustice the ones who drive
de injusticia las que impulsan la resistencia y la lucha the resistance and struggle largely social conflicts. 85
en gran parte de los conflictos sociales. En esta In this formulation the author distances himself
formulación el autor se distancia de la idea marxista from the Marxist idea that the motivations of
de que son las motivaciones de tipo socioeconómico socioeconomic are what drive struggles also departs
las que impulsan las luchas, asimismo, se aparta de la from Habermas’s theory, which postulates faced
teoría habermasiana, cuyos postulados tropiezan con
with the problem of understanding the struggles of
el problema de entender las luchas de intereses desde
interest from the exclusive field of communicative
el ámbito exclusivo de la racionalidad comunicativa.
rationality. From the theory of social recognition
A partir de la teoría del reconocimiento social
from Honneth, this paper proposes to stop in the
de Honneth, este escrito propone detenerse en la
reflection on the importance feelings of injustice
reflexión sobre la importancia que adquieren los
sentimientos de injusticia en las reclamaciones acquired in collective complaints and conflicts.
colectivas y los conflictos sociales. Keywords: Moral feelings, intersubjective
recognition, collective complaints, social conflict.
Palabras clave: sentimientos morales, reconocimien-
to intersubjetivo, reclamaciones colectivas, conflicto
social.

Recibido: 20 de octubre de 2015, evaluado: 25 de octubre de 2015, aprobado: 13 de noviembre de 2015


1 Licenciada en Ciencias Sociales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Egresada de la Maestría en Estudios Culturales y doctoranda en
Historia de la Universidad de los Andes. Docente investigadora del Programa Soy Paz-UNIMINUTO. Correo electrónico: santivarpan@gmail.com
2 Artículo de reflexión derivado de las discusiones adelantadas en los seminarios del Doctorado en Historia de la Universidad de los Andes

Polisemia No. 20, 85 - 90. Los sentimientos morales como formas de expresión del conflicto social. Una lectura desde Axel Honneth. Bogotá, ISSN: 1900-4648. Julio - diciembre 2015
Leidy Paola Bolaños Florido

Una tesis fundamental en la teoría del reconoci- sociedad a un sistema que oprime, aclarando que
miento social de Axel Honneth es que sentimientos no puede existir el desfase entre teoría y práctica
morales como la solidaridad, el respeto y la digni- sino una mutua interrelación sin subordinación o
dad son los motores que impulsan las reclamacio- una “alianza particular” entre ambas.
nes colectivas y las luchas por el reconocimiento
intersubjetivo. Siguiendo esta formulación, el pre- Desde una oposición a la consolidación al
sente escrito retoma en primer término algunos fascismo y el ascenso del estalinismo, Adorno y
postulados de la Teoría Critica en los que se apoya Horkheimer observaron la industria cultural como
la teoría de Axel Honneth; segundo, señala algunos un mecanismo desde el cual circulaban modelos de
aspectos de la Teoría de la Acción Comunicativa de dominación que fomentaban la conformidad, la
Jurgen Habermas [1971] para señalar, brevemente, diversión y, en últimas, la permisividad. El arte y
sus aportes y sus limitaciones para el desarrollo de las demás formas de expresión son castradas de su
una teoría del reconocimiento; y, finalmente, iden- poder de creación/sensibilidad e imaginación para
tifica la importancia de los sentimientos morales en constituirse en fraudes ideológicos que represen-
las dinámicas del reconocimiento social y de con- tan lo absurdo del sistema que no concibe más allá
flicto social no violento. de la realidad. Un pesimismo cultural y una crítica
social negativista que reduce la capacidad huma-
La Teoría Crítica de la primera gene- na a la racionalidad técnica. Por el contrario, para
Benjamin —pensador que tuvo un lugar marginal
ración de la Escuela de Fráncfort
en la Escuela de Fráncfort— la muerte del aura, de
Axel Honneth retoma algunos postulados de la singularidad de la obra de arte, no es la muerte
autores como Max Horkheimer, Theodor Adorno del arte. En la época de la reproductibilidad técnica
[1944] y Walter Benjamin [1936], pertenecientes analizada por Benjamin, puede haber dos posibi-
lidades: la apropiación del mundo para las masas
a la llamada Primera Escuela de Fráncfort: se fun-
o el socavamiento de la memoria y el empobreci-
damentan en una lectura crítica del marxismo y del
86 miento de la experiencia debido a la exacerbación
psicoanálisis que intenta fusionar estos últimos en
de información.
un nuevo cuerpo conceptual que brinde la posibi-
lidad de transformar y emancipar la realidad social. De acuerdo con Benjamin, no se puede enten-
La Teoría Crítica, a diferencia de otras teorías crí- der lo que le sucede a las masas sin acudir a ellas,
ticas de la sociedad, parte del reconocimiento de la a sus formas de percepción y a los usos reales del
brecha existente entre lo que es y el potencial de lo arte y de los medios de comunicación modernos. A
que puede y debe ser. A principios de la década de diferencia de los análisis de Adorno, que se aferra-
1930 inicia con estos autores una crítica a la racio- ron a los postulados del fetichismo marxista, los de
nalidad positivista como aquella que niega el po- Benjamin no separan la producción del consumo
tencial crítico de la razón al centrarse en lo fáctico ni subordinan las formas culturales a la estructura
(determinado por lo que es), congelando de esta económica de la sociedad: para este autor, la cues-
manera al ser humano y su potencial de hacer his- tión no se trataba de exponer el origen económico
toria. Los autores rescatan el potencial de la razón de la cultura, sino la expresión de la economía en
entendida como critica, voluntad y acción. la cultura, por lo que se interesó en las formas ac-
tivas en que la sociedad percibía los medios de en-
En el desarrollo de la noción de teoría, la Teoría tretenimiento cultural como la fotografía y el cine,
Critica rescata la importancia de la autocrítica los cuales no eran simples medios de dominación
(critica inmanente) y del pensamiento dialéctico y deshumanización, sino aparatos de democratiza-
—herencia de la izquierda hegeliana y de la filosofía ción y apropiación cultural.
marxista—, con el propósito de lograr desenmas-
carar las condiciones mismas del dogmatismo y las Honneth retoma la perspectiva emancipadora
razones que den cuenta de la contribución de la del actuar de la primera generación y se distancia

Polisemia No. 20, 85 - 90. Los sentimientos morales como formas de expresión del conflicto social. Una lectura desde Axel Honneth. Bogotá, ISSN: 1900-4648. Julio - diciembre 2015
Los sentimientos morales como formas de expresión del conflicto social. Una lectura desde Axel Honneth

de la crítica del legado marxista de Horkheimer términos de la teoría lingüística expresada en un


que atribuyen la emancipación a un solo grupo discurso práctico y racional como medio para la
social, el proletariado, cuyas reclamaciones y sensa- solución consensual de conflictos sociales, sino en
ciones de injusticia no van más allá de su situación términos del reconocimiento social3. Por ejemplo,
socioeconómica. bajo la lógica habermasiana, sentimientos de gene-
rosidad y solidaridad en los que se basan la asisten-
La Teoría Crítica habermasiana cia y la beneficencia —como formas de interacción
asimétricas y de ayuda unilateral— quedan exclui-
Uno de los pensadores más representativos de dos de entrada del discurso práctico habermasiano.
la segunda generación de la Escuela de Fráncfort es Para Honneth (2009, p. 191), “una obligación a la
Jürgen Habermas, cuya teoría retomó el programa asistencia y beneficencia puede darse solo allí don-
de la primera generación al abrir el acceso hacia una de una persona se encuentra en un estado de nece-
esfera emancipadora de la acción. En este caso no sidad o indigencia tan extrema que ya no es posible
se trata del paradigma marxista de la producción y aplicarle una medida equilibrada al principio moral
tampoco del consumo cultural, sino del paradig- de trato igual”. Así, este autor incluye una conside-
ma del actuar comunicativo, de cuya definición se ración sobre aquellos individuos que por diversas
ocupó el autor en la década de 1970. La teoría de razones no están en condiciones de participar en
la acción comunicativa plantea que las injusticias el discurso racional y de “trato igual” que propone
del capitalismo en el proceso de producción no son Habermas. Para Honneth es necesario un interés
atribuibles a un colectivo cuyos intereses se limi- emancipador dentro la realidad misma que pro-
tan a su situación socioeconómica, sino a las rela- cure articular el lenguaje emocional, los afectos y
ciones de comunicación (Honneth, 2009, p. 256). los sentimientos morales en el juego de la comuni-
Con base en la idea de Kant de la búsqueda de un cación social y de las relaciones intersubjetivas de
consenso universalista, el autor afirma que los su- reconocimiento.
jetos deben tener la oportunidad de articular sus
intereses voluntariamente en un “discurso práctico La teoría de la intersubjetividad y del 87
racional” que debe solucionar los conflictos que reconocimiento social
surgen de las reclamaciones morales y normativas.
Habermas aboga por la adquisición de competen- Honneth (1997) retoma la teoría de la intersub-
cias o condiciones lingüísticas que lleven a los su- jetividad del joven Hegel [1802] como base de toda
jetos a una comunicación “libre de dominación” y teoría del reconocimiento social y jurídico, según la
que permita expresar diversos intereses y necesida- cual la constitución del “yo” (la identidad subjetiva
des, por lo que invierte la lógica kantiana al declarar individual) presupone el reconocimiento intersub-
que en el juego del lenguaje lo particular —mas no jetivo recíproco de otros. Desde esta perspectiva, el
lo universal— debe ser defendido frente al consen- proceso de formación de identidad individual sur-
so dominante. ge siempre en relación con las propiedades de valor
que las otras personas le otorgan. Los sujetos se en-
Honneth va más allá del postulado de “la acción cuentran unos a otros en el horizonte de la expec-
comunicativa” de Habermas al detenerse en los sen- tativa recíproca de recibir reconocimiento como
timientos morales que surgen a partir de los agra- personas morales y por su “desempeño social” o su
vios cometidos en la experiencia de comunicación trabajo; aquellas expectativas y “obligaciones mo-
intersubjetiva cotidiana. Desde esta perspectiva, rales” que no son correspondidas, denominados
el paradigma de comunicación no se entiende en sentimientos de injusticia o de desprecio social,

3 Honneth no retoma la teoría egoísta de la libertad de Hobbes, que parte de que el Estado es el ente que entraría a mediar el conflicto latente que surge
de la interacción entre seres humanos. En palabras del autor, “el concepto de reconocimiento representa para Hegel la clave para una comprensión
no individualista de la libertad subjetiva: realizar la libertad significa lograr un aumento del poder de acción al fomentarse el conocimiento de las
facultades y necesidades propias mediante la confirmación por parte del otro” (Honneth, 231).

Polisemia No. 20, 85 - 90. Los sentimientos morales como formas de expresión del conflicto social. Una lectura desde Axel Honneth. Bogotá, ISSN: 1900-4648. Julio - diciembre 2015
Leidy Paola Bolaños Florido

generan una pérdida de personalidad del sujeto y están en constante desintegración. En última
respuestas de rabia, pena e indignación (Honneth, instancia, el problema que plantea Sennett (2009)
2009, p. 262). es que al vivir en una sociedad con un marco
laboral “flexible” resulta conflictivo cultivar la
Para Honneth, el antagonismo y la lucha social lealtad y el compromiso, y en general, los valores de
son hechos reales, productos de las relaciones de largo plazo que sostienen el carácter y la dignidad
no reconocimiento que producen las dinámicas de de las personas, pues ingresamos en un mundo
poder y, actualmente, del capitalismo como forma signado por el riesgo y el no reconocimiento de las
dominante de productividad en la sociedad. Para capacidades y el desempeño laboral que nos brinda
formular lo anterior, Honneth se apoya en investi- sentimientos propios de valía y estima.
gaciones sociológicas e históricas de autores como
Richard Sennett, Edward Thompson y Barrington En vista de lo anterior, Honneth aboga por una
Moore, cuyos estudios muestran que “el sentido de “gramática colectiva” que brinde a los actores colec-
la injusticia va unido muy esencialmente a la sensa- tivos la oportunidad de expresar sus intereses y ne-
ción moral de no ser socialmente reconocido en las cesidades voluntariamente en un “discurso práctico
capacidades y necesidad propias” (Honneth, 2009, racional”, así como aquellos sentimientos de indig-
p. 236). Estos estudios empíricos plantean que el nación y menosprecio que surgen de la ruptura de
consenso y la costumbre son aspectos que fijan tem- concepciones previas de justicia y de expectativas
poralmente las relaciones entre los distintos grupos de reconocimiento social (1997, p. 157). En este
sociales y es su ruptura lo que en gran medida llama sentido, plantea que “la resistencia” de las clases
a la lucha y a la resistencia (Abril, 2011, p. 20). Por bajas frente a distintas injusticias no es un hecho
ejemplo, Sennett (2000) da cuenta del interés que de todo racional sino un hecho pre científico —lo
aún despierta el tema del trabajo como categoría de que antecede a la influencia filosófica académica—.
explicación sociológica en el mundo contemporá- En palabras del autor, lo que “subyace en términos
neo, al igual que como forma fundamental median- de motivación a la actitud de protesta social de las
88 te la cual se reconocen el desempeño y las capacida- clases sociales bajas no es la orientación por princi-
des propias de las personas; el no reconocimiento pios de moral formulados de manera positiva, sino
de ello puede llevar a una sensación de injusticia y la experiencia de la violación de ideas de justicia in-
falta de dignidad. tuitivamente dadas; y el núcleo normativo de seme-
jantes ideas de justicia lo constituyen una y otra vez
Podríamos pensar en las dinámicas de las expectativas asociadas al respeto a la dignidad,
movilizaciones e inconformidad respecto a temas al honor o a la integridad propios” (2009, p. 262).
como el trabajo en países como España, Grecia,
Chile, Colombia y los mismos Estados Unidos, Para fundamentar su teoría de las motivaciones
en donde se desarrolla la investigación de Senett; y los sentimientos morales en las luchas sociales,
esto permite constatar la importancia de demandar Honneth se basa en los postulados del joven
actualmente cierto grado de estabilidad laboral Hegel, quien sostiene que el Estado debería velar
y de reconocimiento moral. Al respecto, Senett con medidas jurídicas reflexivas por la autonomía
sostiene que el sentimiento de ir “a la deriva” es lo en tres esferas del reconocimiento que traten
característico del período neoliberal, por lo que de preservar la autonomía individual, reducir
pone en duda el hecho de que un buen desempeño la violencia en la resolución de los conflictos y
laboral sea condición de bienestar y satisfacción garantizar la justicia en las prácticas e instituciones
emocional. En este sentido, la preocupación está existentes desde una perspectiva de la Teoría
dirigida a entender lo conflictivo que resulta Crítica de la emancipación social (Honneth, 2009,
entablar relaciones de reconocimiento social y p. 244). Estas esferas son el amor y la amistad, que
de dignidad laboral en un marco de capitalismo generan sentimientos de autoconfianza y que se
flexible cuyo orden social valora la inmediatez, los contraponen a los malos tratos; el reconocimiento
lazos débiles de compromiso y cuyas instituciones jurídico, que procura sentimientos de autorrespeto

Polisemia No. 20, 85 - 90. Los sentimientos morales como formas de expresión del conflicto social. Una lectura desde Axel Honneth. Bogotá, ISSN: 1900-4648. Julio - diciembre 2015
Los sentimientos morales como formas de expresión del conflicto social. Una lectura desde Axel Honneth

1. El amor y la amistad
Autoconfianza: los malos tratos.
1. El amor y
la amistad

Autoestima: la
humillación y la
ofensa, el honor y
1. Solidaridad,
la dignidad (e.g.
desempeño y
trabajo doméstico, 2. El derecho o el
capacidades Autorrespeto:
remuneración reconocimiento jurídico
individuales (contribuir la exclusión y el
económica y acceso Autorrespeto:
a la comunidad, despojamiento de
a las instituciones la exclusión y el
contribución laboral a derechos.
educativas). despojamiento de
la reproducción de la
derechos.
sociedad)

y se contrapone a la exclusión social; y, finalmente, al neoliberalismo y a las formas laborarles contem-


la capacidad individual o el desempeño laboral que poráneas, pero también pueden considerarse en
genera autoestima y se contrapone a la humillación aspectos más generales de la sociedad contempo-
y la falta de dignidad. ránea, cuyas formas de exclusión y de no recono-
cimiento en las tres esferas mencionadas pueden
La reflexión teórica de Honneth sobre la corres- llevar a la indignación muda de grupos sociales
pondencia entre sentimientos morales y estructu- que no encuentran expresión de sus sensaciones de
ras del reconocimiento intersubjetivo conduce a injusticia en la esfera pública; así como, a acciones
preguntas como: ¿qué tipo de reclamaciones mo- violentas de protesta derivadas del desprecio social.
rales son motores de la lucha social en la actuali- Así entonces, las luchas por el reconocimiento en
dad? ¿Qué concepciones de justicia están en juego una sociedad deberían llevar a un campo de conflic-
en las luchas de reconocimiento social? ¿Cómo los to prolífico mas no de violencia, en el cual las recla- 89
colectivos pueden resistir o luchar contra la exclu- maciones morales —y no solo las económicas— de
sión y el desprecio en ámbitos de protesta social aje- los individuos y de los grupos sociales (estudiantes,
nos a la violencia? Estos cuestionamientos pueden trabajadores, minorías, entre otros) sean un cam-
ejemplificarse en la crítica a las formas productivas po de apertura hacia formas de reconocimiento en
actuales, como lo propone Honneth en su crítica cada una de las esferas que presenta Axel Honneth.

Referencias

Abril, F. (2011). Sentimientos negativos y domina- Honneth, A. (1997). La lucha por el reconocimien-
ción social. Un abordaje crítico de la teoría del to: por una gramática moral de los conflictos so-
reconocimiento de Axel Honneth. Philosophia, ciales. Barcelona: Grijalbo-Mondadori.
71, 13-24.
Honneth, A. (2009). Critica del agravio mo-
Adorno, T. & Horkheimer, M. (2001). Dialéctica ral. Patologías de la sociedad contemporánea.
de la Ilustración. Fragmentos filosóficos. Madrid: Argentina: Fondo de Cultura Económica.
Trotta.
Sennett, R. (2000). La corrosión del carácter, las
Benjamin, W. (1989). La obra de arte en la época consecuencias personales en el nuevo capitalismo.
de la reproductibilidad técnica. En Discursos Barcelona: Anagrama.
interrumpidos. Madrid: Taurus.
Sennett, R. (2009). El artesano. Barcelona:
Anagrama.

Polisemia No. 20, 85 - 90. Los sentimientos morales como formas de expresión del conflicto social. Una lectura desde Axel Honneth. Bogotá, ISSN: 1900-4648. Julio - diciembre 2015