Está en la página 1de 1

Frecuencia natural y resonancia

La frecuencia es una magnitud que mide las oscilaciones por segundo en una vibración. Entonces, los
objetos tienen una frecuencia alta cuando sus vibraciones son muy rápidas o frecuencias bajas cuando
sus vibraciones son muy bajas.

Todos los objetos tienen una frecuencia que los caracteriza y ésta se denomina frecuencia natural. Si
se emite una vibración cerca del objeto, éste comienza a vibrar “sin que nadie lo toque” debido a su
frecuencia natural. Por ejemplo, cuando sucede un temblor que afecta a dos edificios de diferente
tamaño, cada uno oscilará con diferente frecuencia, es decir, oscilarán a diferentes velocidades, y por
lo tanto tendrán frecuencias diferentes.

Si a un objeto se le envía una vibración con la misma frecuencia que su frecuencia natural, la vibración
del objeto comenzará a ser más pronunciada y por consiguiente, se acumulará cada vez más, así como
también se acumulará más energía, a esto se le conoce como resonancia.
La resonancia es un fenómeno importante en la vida cotidiana. En el caso de la construcción, es
fundamental considerarla para evitar catástrofes.