Está en la página 1de 3

Sobre la Topologı́a de un Espacio Localmente Convexo Libre

Con cada espacio topológico X podemos asociar una categorı́a LX cuyos objetos son funciones continuas de X
a espacios topológicos lineales localmente convexos de Hausdorff (ELC); un morfismo del objeto f : X → E a el
objeto g : X → F es una terna (f, g, h), donde g = h ◦ f y h : E → F , es una aplicación lineal continua. En la
categorı́a LX existe un objeto universal lX : X → L(X) [1], cap. 4, 3. El campo escalar puede ser real o complejo, en
el futuro supondremos que es real. En esta nota se da una descripción explı́cita de la topologı́a del ELC libre L(X)
(Corolario 3) y de su completación L̂(X). Se prueba que L̂(X) es isomorfo a Mc (µX), el espacio de medidas de soporte
compacto en la completación de Dieudonné µX del espacio X, dotado de la topologı́a de la convergencia uniforme
sobre familias de funciones equicontinuas acotadas puntualmente (Teorema 4). Condiciones necesarias y suficientes
para la completez de L(X) (Teorema 5). La dualidad canónica entre L(X) y Cp (X) es consistente con las topologı́as
de estos espacios y nos permite identificar a Cp (X) con un dual débil de L(X) y a L(X) con un dual débil de Cp (X).
El espacio L(X) con la topologı́a débil se denota por Lp (X). Resulta que las hipótesis generales sobre la topologı́a de
L(X) están determinadas únicamente por la topologı́a de Lp (X). De manera precisa, decimos que los espacios X y Y
son L-equivalentes (respectivamente l-equivalentes) si L(X) y L(Y ) son isomorfos (respectivamente Lp (X) y Lp (Y ), o
equivalentemente Cp (X) y Cp (Y )). Está claro que si X y Y son L-equivalentes, entonces son l-equivalentes. Por otro
lado, si X es un k-espacio y X y Y son l-equivalentes, entonces son L-equivalentes (Corolario 5). A. V. Arhangels’kii
declaró que esto último es clave para responder (afirmativamente) a la pregunta: ¿Son paracompactos los espacios
l-equivalentes metrizables?
La aplicación lX : X → L(X) se descompone en lX = lτ X ◦ τX , donde τX : X → τ X es un objeto universal
en la categorı́a de funciones continuas de X a espacios de Tychonoff. En el futuro todos los espacios se suponen de
Tychonoff. Entonces lX es un encaje topológico que identifica a X como subconjunto cerrado de L(X) y lX (X) es
una base algebraica de L(X).
Recordemos algunas definiciones: Un conjunto A ⊂ X se dice acotado si toda función f ∈ C(X) está acotada
en A. El espacio C(X), de todas las funciones reales continuas de X, dotado de la topologı́a de la convergencia
uniforme sobre conjuntos acotados (respectivamente compactos, finitos) de X, se denota Cb (X) (respectivamente
Cc (X), Cp (X)). Una función f : X → R se dice b-continua, si para cada conjunto acotado A ⊂ X existe una función
continua g : X → R tal que g|A = f |A . Decimos que X es un bf -espacio, si toda función b-continua en X es continua.
La clase de los bf -espacios es más amplia que la de los kf -espacios.

Proposición 1. Cb (X) es completo si y sólo si X es un bf -espacio.

Denotaremos por SX al conjunto de familias de funciones equicontinuas acotadas puntualmente de C(X).

Proposición 2. Si F ∈ SX , entonces F es un subconjunto relativamente compacto de Cb (X) y el compacto [F ]


pertenece a SX .

La clausura [F ] se toma en Cb (X) y no cambia si se toma en Cc (X) o Cp (X). Cualquier F ∈ SX induce la misma
topologı́a en los espacios Cb (X), Cc (X) y Cp (X).

Proposición 3. Si X es un bf -espacio, entonces SX coincide con el conjunto de todos los subconjuntos relativamente
compactos de Cb (X).

Demostración. Sea F ⊂ Cb (X) compacto. Se demostrará que F ∈ SX . Fijemos x ∈ X. Para un subconjunto arbitrario
Φ ⊂ F considere la función fΦ : X → R, fΦ (y) = sup{|ϕ(y) − ϕ(x)| : ϕ ∈ Φ}. t = {fΦ : Φ ⊂ F, finito} es de Cauchy
en Cb (X) y por lo tanto converge (Proposición 1). El lı́mite de t es una función fF . Ası́ fF ∈ C(X). La continuidad
de fF en x significa que F es equicontinuo en x.

Teorema 1. Todos los barriles de Cc (X), ası́ como todos los barriles de Cp (X), forman un sistema fundamental de
entornos de cero en Cb (X).

Demostración. Las vecindades de cero en Cb (X) que son de la forma UA,ε = {f ∈ C(X) : |f (x)| ≤ ε para todo x ∈ A}
son un barril [2] en Cc (X) y en Cp (X). Por otro lado, sea T un barril en Cc (X). Para f ∈ C(X) tomemos νf ∈ C(νX),
la extensión de Hewitt νX del espacio X. Entonces ν : C(X) → C(νX) es una biyección, y la biyección inversa
Cc (νX) → Cc (X) es continua. Por lo tanto, ν(T ) es un barril en Cc (νX). Según el Teorema de Nachbin-Shirota [3,4],

1
Cc (νX) es barrillado, de modo que ν(T ) es una vecindad de cero en Cc (νX). Además, existe un compacto K ⊂ νX y
ε > 0 para los cuales VK,ε = {f ∈ C(X) : |νf (x)| ≤ ε para todo x ∈ K} ⊂ T . La clausura de VK,ε en Cc (X) contiene
a UA,ε donde A = K ∩ X que es un conjunto acotado en X. Ası́ T = [T ] ⊃ [VK,ε ] ⊃ UA,ε , y T es una vecindad de cero
en Cb (X).

Corolario 1 (5). . Si una aplicación lineal Cc (X) → Cp (Y ) es continua, entonces es continua como función de Cb (X)
en Cb (Y ).

Teorema 2. El dual fuerte de L(X) puede identificarse con Cb (X).

La demostración se sigue del Teorema 1. Para evitar confusiones con lo anterior, se dice que un subconjunto de
un ELC donde todo funcional lineal es acotado, es l-acotado.
P
P 2. Todo subconjunto l-acotado de L(X) está contenido en un subconjunto l-acotado de la forma { λx ·x ∈
Corolario
L(X) : |λx | ≤ M y λx = 0 para todo x ∈ X \ A}, donde A es acotado y M > 0 es una constante.

El espacio de todos los funcionales lineales continuos de Cc (X) se denotará Mc (X). Todo elemento de Mc (X) se
identifica con una medida regular de Borel en X, que se anula fuera de cierto compacto. Mc (X) está dotado de la
topologı́a de la convergencia uniforme sobre una familia de elementos de SX . Entonces el encaje natural X → Mc (X)
es un homeomorfismo. Para cada función continua f : X → Y y cada µ ∈ Mc (X), se tiene que M f (µ) es la medida
imagen de µ por f . La función M f : Mc (X) → Mc (Y ) es continua, pues f ∗ (SY ) ⊂ SX , donde f ∗ : C(Y ) → C(X),
f ∗ (ϕ) = ϕ ◦ f .

Proposición 4. La unión de los conjuntos f ∗ (SY ), donde Y es metrizable y f : X → Y es continua, coincide con
SX .

Proposición 5. 1. Si X es metrizable, entonces la topologı́a de Mc (X) induce un encaje de Mc (X) en Cc (Cc (X)).

2. Para cualquier espacio X, la topologı́a de Mc (X) es la topologı́a más débil para la cual toda aplicación M f :
Mc (X) → Mc (Y ), donde f : X → Y es una función continua y el espacio Y es metrizable.

Se deduce de las proposiciones 3 y 4.


La completación de Dieudonné µX del espacio X se caracteriza por las siguientes propiedades:

a) µX es completo según Dieudonné, es decir, completo respecto a una estructura uniforme que induce la topologı́a
de X,

b) X es un subespacio denso de µX,

c) Cada función continua f : X → Y , donde Y es un espacio uniforme completo, admite una extensión uniforme-
mente continua µf : µX → Y .

Proposición 6. La biyección canónica C(X) → C(µX) define una biyección de SX en SµX .

Teorema 3. Sea X ⊂ Y y X denso en Y . La inyección continua canónica L(X) → L(Y ) (respectivamente Mc (X) →
Mc (Y )) es un encaje topológico si y sólo si el par (X, Y ) es homeomorfo al par (X, Y 0 ) para algún Y 0 ⊂ µX.

La prueba utiliza los métodos de [6], la Proposición 6 y el siguiente hecho: El encaje X → Mc (X) induce en X la
estructura uniforme más fuerte compatible con la topologı́a de X.
Formularemos ahora el resultado principal del artı́culo.

Teorema 4. La completación L̂(X) del ELC libre L(X) es canónicamente isomorfo a Mc (X): el encaje natural
X → Mc (µX) se extiende de una manera única a un isomorfismo L̂(X) → Mc (µX).

Demostración. (Bosquejo) El Teorema 3 nos permite considerar sólo el caso de espacios X Dieudonné completos. Es
necesario comprobar dos hechos:

(Φ1) Cada aplicación continua f : X → E a un espacio de Banach E se puede extender de forma única a una
aplicación lineal continua g : Mc (X) → E.

2
(Φ2) Si X = µX, entonces Mc (X) es completo.

R g se construye de la siguiente manera: sea E un espacio de Banach, f : X → E y λ ∈ Mc (X), pongamos


La función
g(λ) = f dλ ∈ E, la continuidad de g se sigue del hecho de que la bola unidad del dual de E es equicontinua en E.
La principal dificultad radica en la demostración de (Φ2). Representamos a X como lı́mite proyectivo de todas las
imagenes, de espacios metrizables, de X, X = lı́m ←−Xα . Usando la Proposición 4 se muestra que Mc (X) es isomorfo a
lı́m
←− c M (X) α . Por lo tanto, para establecer la completitud de Mc (X) es suficiente probar la metrizabilidad de X. Si X
es compacto, Mc (X) es cerrado en el espacio completo Cc (Cc (X)) y por tanto es completo. El caso en que X tiene
una base numerable puede reducirse al anterior teniendo en cuenta todas las posibles inmersiones de X en compactos
metrizables. Más aún, Mc (X) es real-compacto, el espacio X se toma en cuenta como un lı́mite proyectivo de todas
las imagenes de X en espacios metrizables de base numerable o en una o sobre la base del espacio bornológico Cc (X)
[3,4]. Por último, es posible probar la completitud de Mc (X) de un espacio metrizable arbitrario X utilizando una
base σ-dicreta de X.

Corolario 3 (8). . La topologı́a de L(X) es la topologı́a de la convergencia uniforme sobre familias de elementos de
Cc (X) equicontinuas acotadas puntualmente.

Es una consecuencia fácil y directa del Teorema de Mackey de las topologı́as compatibles con la dualidad [2], cap.
4, 2, Teorema 2.
M. G. Tkachenko mostró [9] que el subgrupo generado por el conjunto X en L(X) es el grupo topológico abeliano
libre A(X) sobre X, esto se deduce a partir del Corolario 3.

Corolario 4. Un sistema fundamental de entornos de cero en A(X) = Z (X) es de la forma { nx · x : | nx · f (x)| <
P P
ε para toda f ∈ F }, donde ε > 0 y F un elemento de SX .

Teorema 5. Para que L(X) sea completo es necesario y suficiente que X sea completo Dieudonné y no contenga
una cantidad infinita de subconjuntos compactos.

Combinando el Corolario 3, la Proposición 1, 3 y el Teorema 2 resulta la demostración.

Teorema 6. Si el dual fuerte de L(X) es completo, entonces la topologı́a de L(X) es la topologı́a de la convergencia
uniforme sobre los compactos.

Corolario 5. Dos espacios, de los cuales al menos uno es un bf -espacio, si son l-equivalentes, entonces son L-
equivalentes.

Aquı́ hay un ejemplo de espacios l-equivalentes X y Y que no son L-equivalentes. Sea Z un espacios discreto no
numerable. Sea X = Lp (Z)0 y Y = X ⊕ Z. Entonces Cp (X) y Cp (Y ) son isomorfos como ELC. Al mismo tiempo,
los espacios L(X) y L(Y ) no son homeomorfos pues el primero posee la propiedad de Suslin y el segundo no. Este
ejemplo también muestra que el número de Suslin no se preserva por l-equivalencia.
Los espacios paracompactos que son unión numerable de subespacios cerrados metrizables se llaman σ-metrizables.
A. V. Arhangel’skii demostró que el espacio X es paracompacto σ-metrizable si y sólo si su grupo topológico libre
F (X) es paracompacto σ-metrizable [7]. Este Teorema, ası́ como su demostración se mantiene fiel a la substitución de
L(X) por F (X). Por lo tanto, los espacios L-equivalentes metrizables son paracompactos σ-metrizables. el Corolario
5 nos permite reemplazar L por l.

Teorema 7. Los espacios l-equivalentes metrizables son paracompactos σ-metrizables.

Teorema 8. L(X) es completo Dieudonné si y sólo si X es completo Dieudonné.

Corolario 6. Ser completo según Dieudonné se preserva bajo L-equivalencia.