Está en la página 1de 1

Ineludiblemente, el requerimiento más valioso de una empresa u organización son las personas

empleadas, sus trabajadores, ya que son las personas que cumplen con las actividades propias
para las cuales han sido contratados, al estar en un estado de motivación y de satisfacción en sus
respectivos cargos, los resultados tendrán que ser los esperados y la empresa también se verá
beneficiada en el cumplimiento de sus objetivos y metas en cuanto a la visión y misión. La
aplicación de las estrategias de motivación de personal con respecto al ambiente de
comunicación asertiva y la colaboración activa en la toma de decisiones y trabajo en equipo,
garantiza que las organizaciones obtengan resultados efectivos en el desempeño de sus
colaboradores, pues esto permite generar en ellos confianza, tranquilidad y sentido de
pertenencia, al ser vistos por la organización como sujetos activos de participación, desarrollando
en ellos satisfacción y compromiso por su labor. Como consecuencia, la organización contará con
un recurso humano más eficiente a la hora de realizar sus funciones. A través de la historia, la
aceptación de inversión financiera en motivación para el personal dentro de la organización, fue
considerada un gasto innecesario, justificando el pago o salario como única motivación para que el
colaborador realizara su función eficientemente. Con el paso del tiempo, este pensamiento ha sido
transformado en beneficio del colaborador, concediendo la importancia a la motivación del
personal en organizaciones. En consecuencia, los resultados por la implementación de estrategias
de motivación confirman su efectividad en las organizaciones que lo han acogido como estrategia
para el logro de los objetivos, metas que determine y lleve a la empresa a convertirse en una
organización productiva y sólida