Está en la página 1de 2

¿México está en bancarrota?

Según el testimonio del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, México
se encuentra en bancarrota, lo cual fue desmentido por varios profesionales en el
tema económico-financiero y periódicos, como el Economista y Nación 321. Lo que
sí es una realidad es que la economía del país ha sido marginal y poco significativa,
que la pobreza persiste en el país, que el aumento de empleos es muy escaso y
que los niveles de inseguridad van en aumento, pero éstos elementos no son
suficientes para diagnosticar a un país en bancarrota. Al utilizar el término
bancarrota para un país se habla de que este ya no puede seguir pagando los
intereses de su deuda o convencer a alguien de que le preste dinero, situación en
la que México no lo está. Este escenario está lejano todavía en la economía
mexicana pese al incremento acelerado de los niveles de endeudamiento en los
últimos años.
Probablemente el presidente electo solo quiso expresar los problemas económicos
que padece México, donde utilizo un término incorrecto, los cuales menciono en su
declaración y que son verídicos. Por ejemplo, el gran índice de pobreza que tiene el
país, donde de acuerdo a la información brindada por el Inegi y Coneval, la pobreza
afecta a 7 de cada 10 mexicanos, en el gobierno del actual presidente sólo se
generaron 3.8 millones de nuevos empleos, el PIB no logra crecer a más del 5%, la
discriminación y desigualdad permanecen en niveles muy altos, y más de la mitad
de los mexicanos no tiene acceso a seguridad social.
Aunque tal vez México no esté en bancarrota, pero lo que es un hecho es que la
actual administración dejara niveles muy altos de endeudamiento, que de no
manejarse de manera adecuada entonces sí se podría hablar de la cercanía del
país a una situación de bancarrota. Ya que los niveles de endeudamiento son altos
y sí han crecido de manera importante, sin embargo, no hay ninguna señal todavía
de que el país se encuentre incapaz de hacer frente a sus obligaciones de pago de
la deuda.
Según declaraciones del dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)
nunca se han dejado de pagar los compromisos internacionales y que hay varias
opciones para gestionar dichos pagos. También, por información brindada por la
SHCP los niveles de deuda no son más grandes que las capacidades de pago del
gobierno federal. Lo que es una realidad es que el país enfrenta retos importantes
en cuanto al empleo y la inversión. Además, la violencia, pobreza y desigualdad
persisten afectando al país.
Así mismo, por declaraciones del gobierno federal, la economía de México atraviesa
por un periodo de expansión constante, ya que en todos los trimestres desde 2013
se ha registrado un crecimiento a tasa anual. También destaco que hubo más dinero
para gastar en el presente año. Por eso, en el paquete económico 2018 se planteó
un mayor nivel de gasto neto pagado, por el buen desempeño de la actividad
económica. Y según su política de ingresos para 2018 generó condiciones propicias
para incrementar el ahorro y la inversión en la economía.
Uno de los indicadores para saber si un país tiene una economía estable tiene que
ver con el comercio exterior, es decir, la relación económica que tiene el país con el
mundo. De acuerdo con las cifras oficiales según el periódico “Nación 321”, México
se ubicó como el cuarto país con el mayor incremento del valor de su comercio
exterior de mercancías en el mundo y el sexto con mayor aumento del valor de sus
exportaciones de mercancías. Al mismo tiempo, se atrajo inversión extranjera
directa por un monto de 192 mil millones de dólares.
En conclusión, fue erróneo y algo exagerado el término que utilizo el presidente
electo al referirse a México como un país en bancarrota, ya que no cumple con las
características que se mencionan en la definición de bancarrota. Pero, es cierto que
si hay varios puntos en la situación que vive el país que se deben mejorar para que
en un futuro no se tenga que hablar ahora si de un país en bancarrota.