Está en la página 1de 2

REPETICIÓN

Serie que se repite una y otra vez, en la cual yo podría reemplazar estos imagos en una
serie y de repente tener otra cosa “diferente”, el factor es que no siempre mantengo el
mismo lineamiento de estas relaciones.
En la relación transferencial, que es donde se ve la repetición, ya FREUD no ve a la
repetición como un concepto aparte, la piensa como un fenómeno dentro de la
Transferencia.
Lo ve como cuando hay transferencia, uno posiciona al otro en el lugar determinado en
función de un imago, un imago o una serie es una forma de relacionamiento con el otro.
Las maneras de relacionamiento forman clichés, que se representan en imagos, imagos
que luego reemplazo dentro de mi serie psíquica y ante los cuales vivo.
Todo lo que vivimos va a tener un tinte de repetición, ya que vamos a ir reemplazando
los lugares en las series psíquicas. Nos ponemos en una serie psíquica destinada en lo
amoroso.
Todos nosotros tenemos, para Freud, esta idea de repetición.
En Lacan, va a cambiar un poco esto, ya que esto que parecía ser “reproducción
freudiana” del lado del revivir (repetir siempre lo mismo), acá va a ser algo más del lado
de la reelaboración, de elaborar diferente, crear algo nuevo.
Lacan y Freud refijan dos conceptos,
Lacan va a decir que lo que se busca en la repetición es siempre algo nuevo, Freud pensaba
en siempre lo mismo porque tenía la teoría del trauma. El trauma es pura cantidad sin
posibilidad de cuantificación, y en Lacan sería un REAL sin posibilidad de significación.
En Lacan la repetición va a aparecer una excusa en varias cosas, ya que nos sirve para
mantenernos en movimiento.
En el momento de la rememoración el sujeto se encuentra en el punto con algo que no
puede simbolizar y frente a esto, crea, vuelve siempre al mismo lugar (al lugar donde le
es seguro, al lugar donde en algún momento estuvo lo simbolizado). Hay dos partes muy
precisas en el concepto de repetición en Lacan, Tyche y Automaton.
Tyche es un momento mítico, encuentro fallido con lo real. Esto es lo que causa la
repetición. Pero después aparecen varios momentos tiquitos, que remitirían a la tyche,
serían momentos que nos vuelven a recordar que había falla. Pero en realidad no hay nada
de falla, está bastante planeada todo, pero planeadas por fuerzas separados, por eso
siempre hay un conflicto psíquico, aspecto dinámico según Freud.
El sujeto goza en lo que se queja que repite lo mismo, por ejemplo. Todo goce está del
lado de la pulsión de muerte.
La automaton va a ser siempre una red de significantes. No es solamente eso que crea
cuando estoy repitiendo, todo estamos inmersos en redes significantes. El problema acá
reside en que hay ciertos significantes que parecen estar más cerca del sujeto, entonces,
determinan (ej significante amo) y empujan al sujeto hacia un lugar, al final me posiciono
en lugares que me determinan, me alieno al sentido del otro. Sirven de constitución. A su
vez esta red de significantes nos unen a todos.
Hay una escenificación

Parece que usamos el sistema de la repetición como una excusa para el mundo pulsional,
ya que quedo dando vuelta en lo mismo y así obtengo satisfacción pulsional. Creo un
montaje.
En la pulsión hay dos objetos que se superponen: el objeto de la pulsión y el objeto a que
causa. En este caso estamos del lado del objeto del deseo, que nos marca una falta que
está del lado de lo real. Este objeto a que nos causa como sujeto, a su vez nos mantiene
en el permanente empuje a que hagamos, en este permanente devenir a lo supuestamente
nuevo.
La gran diferencia de la teoría lacaniana con la freudiana, con respecto a este concepto,
es que lo que se repite acá no van a ser acciones sino significantes, que se ven en el mundo
en acción.
Significante es todo lo que de posibilidad de significado. El significante como único es
un vacío en sí mismo, no significa nada. Siempre para que haya significado tienen que
haber dos o más significantes.
(Nacho lee la repetición más del lado de la pulsión porque cree que tiene más ganancia)
LA REPETICIÓN ES LA ILUSIÓN DE CREER QUE HAY UN OBJETO QUE
SATISFAGA LA PULSIÓN.