Está en la página 1de 3

Laura Gautier 16-0273

HABILIDADES DIRECTIVAS

Las empresas en su desarrollo y actuación dependen de factores externos e internos,


los factores externos se muestran en diferentes ámbitos como lo son: económicos,
sociales, ambientales, tecnológicos y políticos, la compañía no puede controlarlos por
sí misma, ya que son los entornos en los que se desenvuelve, así que, el único factor en
el que puede intervenir directamente la empresa y apoyarse de él es el interno, que es
donde actúan los gerentes y altos directivos.

Como es bien sabido en las empresas la encargada de encausar a los empleados que
laboran en una empresa guiándolos de tal forma que, puedan cumplir con los objetivos
estratégicos que puedan llevar a la empresa a su posicionamiento y por ende a su
rentabilidad, es la alta dirección.

Las empresas deben de estar al tanto de cuáles son las competencias que tienen sus
altos directivos e incentivarlos para que desarrollen las que consideran son más débiles
para fortalecerlas y desarrollarlas a tal grado que se pueden mover con mayor facilidad
y tengan más facilidad para solucionar los contratiempos que pudiesen presentarse,
por lo que el papel que desempeña un alto directivo es imprescindible para el éxito o
fracaso de las compañías.

Los empleados que ocupan posiciones jerárquicas más altas, es decir, los directivos,
son quienes deben de contar, demostrar y mostrar diversas competencias, habilidades
y destrezas que les permitan tomar las mejores y más adecuadas decisiones y realizar
las actividades idóneas, para que, por medio de ellas, puedan lograr que la empresa
alcance una posición e imagen ante los clientes, proveedores y demás personas e
incluso empresas que interactúan con ella.

Los altos directivos ejercen diferentes cometidos en las empresas, por lo que participan
a la par en tres distintas áreas que van desde lo interpersonal, la información con la
que cuentan y la toma de decisiones que tienen que realizar, llevando a cabo estas
funciones, los altos directivos apoyan al personal que tienen a su cargo, orientándolos
a tal grado que puedan realizar sus tareas de manera más eficiente, aunado a esto
tienen que informales sobre los cambios y modificaciones que se deberán de realizar,
además de qué, los altos directivos son los que los representan en las diferentes
necesidades que tienen cada uno de ellos, atendiéndolos y en su debido momento
apoyándolos en su resolución.

Es imprescindible que los altos directivos desarrollen o tengan ciertas habilidades para
cumplir con su papel dentro de la empresa, dichas competencias son necesarias
porque partiendo de ellas, se podrán realizar las actividades estipuladas para cumplir
con los objetivos previamente establecidos, ya que al realizar los directivos sus
funciones y teniendo a su cargo al personal deberán de realizar otras ocupaciones a la
par.

Pero… ¿Qué son las tan mencionadas habilidades?, son características con las que
deben de contar los altos directivos, las cuales determinan el perfil que tienen, además
de que lo enmarcan, de tal manera que ellas engloban las particularidades que tienen
cada uno de ellos y por consiguiente se puede determinar cuáles serán las líneas que
tendrán a seguir en el momento en que se enfrenten a ciertas problemáticas o
circunstancias en las ocasiones que tendrán que darles una adecuada solución.

Mediante el uso y apoyo de las diferentes competencias que debe de tener un gerente
o alto directivo, se podrán dar solución a las situaciones que se presenten en cada uno
de las áreas funcionales de la empresa, por lo cual, el directivo deberá de estar al tanto
de lo que se está presentando, ya que dependiendo del área en la cual se presenta la
problemática serán las habilidades que tendrá que desarrollar o tener ya desarrolladas,
porque no será lo mismo si la problemática se presenta en el área productiva que en el
área gerencial, puesto que las líneas a seguir serán diferentes y se aplicarán de manera
diferente, desde la manera de dirigirse a los subalternos hasta el modo de actuar.

El directivo tiene que desarrollar las habilidades que considere necesarias para
desempeñarse fehacientemente, para lo cual requerirá de tener un alto
autoconocimiento de sí mismo, una vez que las haya desarrollado tendrá que
evidenciarlas mediante su aplicación en su actuación, además de que podrá llevarlas a
cabo en el plano laboral podrá utilizarlas en su actuar cotidiano, ya que las adoptará
como algo propio.

La conducta o el comportamiento del alto directivo determinará el actuar de sus


subalternos, quienes por inspiración y motivación de seguir a un líder que los apoya y
respalda, sentirán la confianza de ejercer sus funciones con entusiasmo y gusto, en
caso contrario, si los empleados se sienten atacados, demeritados o poco apreciado lo
manifestarán en sus acciones, las que evidenciarán el desánimo, falta de calidad y
empeño de ellas.

Las problemáticas que se suscitan en las empresas u organizaciones son de diferentes


índoles, por lo cual el directivo deberá de tener desarrolladas la mayor cantidad de
competencias posibles para que tenga varias opciones de donde apoyarse para darles
la mejor solución, así que, en el instante en que se presenten contratiempo o
dificultades sepa usar sus destrezas como herramientas de ayuda en pro de la
resolución de estas.

Por todo esto es de suma importancia analizar detenidamente los tipos de habilidades
directivas estratégicas que existen y de qué manera se aplican para obtener los
resultados esperados que fueron determinados previamente, basados en los objetivos
estipulados.

Existen diferentes competencias con las que deben de contar los altos mandos que se
encargan de liderar una empresa entre ellas cabe mencionar:

Las personales, las interpersonales, las de grupo y las de comunicación.