Está en la página 1de 2

Cerebro triuno: El “cerebro triúnico” o "cerebro triuno" es un modelo para el cerebro y

comportamiento de los vertebrados, propuesto por Paul MacLean en la década de los 60s para
explicar la función de los rastros de evolución existentes en especialmente la estructura del
cerebro humano. En este modelo, el cerebro se divide en tres cerebros separados que tienen su
propia inteligencia especial, subjetividad, sentido de tiempo y espacio, y memoria. El cerebro
triúnico consiste en el complejo reptiliano, el sistema límbico, y el neocórtex. Sin embargo, esta
hipótesis ha dejado de ser abogada por la mayoría de los investigadores en neuroanatomía
evolutiva comparativa.
El complejo-R: también conocido como el "cerebro reptiliano", incluye el tronco del encéfalo y
el cerebelo. La frase "cerebro reptiliano" deriva del hecho que el cerebro de un reptil es dominado
por el tronco encefálico y el cerebelo, que controla el comportamiento y el pensamiento
instintivos para sobrevivir. Este cerebro controla los músculos, equilibrio y las funciones
autonómicas (p. ej., respiración y latido del corazón). Por consiguiente, es principalmente
reactivo a estímulos directos. MacLean ilustra esta función, al sugerir que organiza los procesos
involucrados en el regreso de las tortugas marinas al mismo terreno de crianza de años atrás.
El sistema límbico: MacLean por primera vez introdujo el término "sistema límbico" en un
estudio en 1952. Esta porción del cerebro deriva del "cerebro viejo del mamífero". El sistema
límbico es el origen de las emociones.es el encargado de regular las emociones, la memoria y las
relaciones sociales. Cuando esta parte del cerebro es estimulada, tal como por corriente eléctrica
ligera, las emociones son producidas.
MacLean observa que todo en el sistema límbico es "agradable o desagradable". La
supervivencia está basada en una forma evasiva de dolor (desagradable) y una forma recurrente
de placer (agradable).
El sistema límbico incluye la amígdala, el hipotálamo, y el hipocampo. El sistema límbico tiene
que interactuar con el neocórtex porque no puede funcionar completamente solo. Necesita
interaccionar con el neocórtex para procesar las emociones.
El neocórtex: El neocórtex, también conocido como «corteza cerebral», se encuentra
únicamente en el cerebro de mamíferos, incluyendo los seres humanos. El neocórtex es
responsable de la ejecución de las funciones del cerebro de carácter superior, que abarcan la
cognición, la percepción sensorial y el sofisticado control motriz. La evolución del neocórtex en
mamíferos se considera un avance clave que permitió las funciones cognitivas más elevadas, es
decir, el lenguaje, el pensamiento avanzado, el razonamiento, y la sapiencia. Paul MacLean
consideraba su aparición como el paso más reciente en la evolución del cerebro de los mamíferos,
lo que les confería la habilidad para el lenguaje, la abstracción, la planificación y la percepción.
¿Para qué sirve el cerebro?
El cerebro humano es el órgano central del sistema nervioso central (SNC) . Se encuentra
protegido por el cráneo.
Sin un cerebro los humanos no podríamos vivir. El cerebro es lo que nos ayuda a pensar,
reaccionar y funcionar. Es una de las dos estructuras principales del sistema nervioso
central junto con la médula espinal, y uno de los órganos más grandes del cuerpo humano.
Como parte fundamental del encéfalo y del SNC, el cerebro es el encargado de controlar y
regular la mayoría de funciones del cuerpo y de la mente. El cerebro sirve para realizar desde
funciones vitales como respirar o los latidos cardíacos, pasando por el sueño, el hambre o la sed
hasta funciones superiores como el razonamiento, la memoria, la atención, el control de las
emociones y la conducta.
Todo lo que sucede en nuestra vida, en la vigilia y en el sueño, ya sea respirar o tragar, mirar,
escuchar, tocar o degustar algo, leer o escribir, cantar o bailar, pensar en silencio o hablar de
nuestros pensamientos, amar u odiar, caminar o correr, planificar o actuar espontáneamente,
imaginar o crear, etc.
Funciones
Desde un punto de vista evolutivo y biológico, la función del cerebro como órgano, es ejercer un
control centralizado sobre los demás órganos del cuerpo. El cerebro actúa sobre el resto del
organismo por la generación de patrones de actividad muscular o por la producción y secreción
de sustancias químicas llamadas hormonas. Este control centralizado permite respuestas rápidas
y coordinadas ante los cambios que se presenten en el medio ambiente.
El cerebro procesa la información sensorial, tanto la visual como la táctil, auditiva y olfatoria.
Las áreas motoras controlan y coordinan el movimiento, mientras que las áreas de asociación
son las responsables de funciones complejas como la memoria y el razonamiento. Los ganglios
basales actúan en la coordinación del movimiento, mientras que el sistema límbico es responsable
de las respuestas emocionales. Aunque ciertas zonas del cerebro se encargan de determinadas
funciones, se trata de un sistema con alto grado de integración que se relaciona además con otras
partes del encéfalo como el cerebelo encargado de coordinar secuencias complejas de
movimientos iniciados por las áreas motoras y el tronco del encéfalo.
TAMBIEN
Controla la temperatura del cuerpo, la presión de la sangre, la tasa cardíaca y la respiración.
Acepta un montón de información sobre el mundo que te rodea a través de varios sentidos (vista,
oído, olfato, sabor y tacto).
Da soporte a tus movimientos físicos cuando caminas, hablas, permaneces de pie o estás sentado.
Te permite pensar, soñar, razonar y experimentar emociones.
Todas estas tareas son coordinadas, controladas y reguladas por un órgano del tamaño de una
cabeza de coliflor pequeña.