Está en la página 1de 43

UNIVERSIDAD PRIVADA SAN CARLOS DE PUNO

FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLITICAS

MONOGRAFÍA

“LOS DESPACHADORES DE ADUANA”

CURSO: DERECHO ADUANERO

PRESENTADO POR:

SIMIANA CONDORI RIOS

DOCENTE:

HERIBERTO FREDY CRUZ MARABAL

SEMESTRE: XI

TURNO: NOCHE

PUNO – PERU

2018
2

Dedicatoria

A Dios y a mis padres gracias por

todo su cariño, comprensión y confianza

que me dan día a día para salir adelante

en este proceso de mi formación

académica.
3

Índice

Dedicatoria ............................................................................................................................ 2

Introducción .......................................................................................................................... 4

Los despachadores de Aduana .............................................................................................. 6

Concepto ........................................................................................................................... 6

Clases ................................................................................................................................ 7

Los dueños o Consignatarios ............................................................................................ 8

Despachador Oficial ........................................................................................................ 13

Agente de Aduana ........................................................................................................... 14

Concepto ..................................................................................................................... 16

Contrato de Mandato ................................................................................................... 17

Responsabilidad Solidaria ........................................................................................... 21

Derechos de los Agentes de Aduanas ......................................................................... 25

Obligaciones del Agente de Aduanas ......................................................................... 26

Sanciones..................................................................................................................... 37

Los despachadores del futuro .......................................................................................... 38

Conclusiónes ....................................................................................................................... 40

Bibliografía ......................................................................................................................... 42
4

Introducción

Esta realidad nos ha motivado a plantear esta investigación, cuyo objetivo principal es

analizar si la administración aduanera, a través del perfeccionamiento de su normativa y

procedimientos, influye directamente en los distintos operadores de comercio exterior al

hacer que estos puedan ofrecer y prestar servicios más complejos de una forma más ágil y

dinámica, y, de esta forma, impactar de manera positiva en las operaciones aduaneras en la

cadena logística del comercio exterior.

La Ley General de Aduanas define al despachador de aduanas como aquella “Persona

facultada para efectuar el despacho aduanero de las mercancías”, entendiéndose como

despacho aduanero al “Cumplimiento del conjunto de formalidades aduaneras necesarias para

que las mercancías sean sometidas a un régimen aduanero”.

Tenemos entonces que la decisión del dueño o consignatario respecto a la destinación

aduanera a la que va a someter su mercancía, en determinados casos debe realizarse

contratando los servicios de un despachador de aduana debidamente facultado para realizar

dicha gestión aduanera.

El dinamismo actual del comercio internacional, la operatividad y la complejidad con la

que se realizan las actividades de comercio exterior, ha hecho que se haga necesaria la

participación de especialistas y agentes con capacidad y conocimiento para llevar a cabo los

despachos aduaneros, los trámites, gestiones documentarias y demás operaciones que se


5

efectúan ante Aduana para la salida o ingreso de la mercancía, dependiendo de las

destinaciones aduaneras, salvo existan algunas excepciones y limitaciones.

Dentro de sus funciones también se encuentra el de servir de intermediarios entre la propia

aduana y el dueño o usuario de la mercancía. Ante esto, ¿quiénes podrán actuar como

despachadores de aduana y qué condiciones deberán cumplir? A continuación, en el siguiente

informe, trataremos respecto a las obligaciones y responsabilidades que tienen los

despachadores de aduana y quiénes pueden llegar a serlo.


6

Los despachadores de Aduana

En todo ingreso o salida de mercancías de un territorio aduanero, se forma una relación

jurídica entre el Estado que a través de la aduana ejecuta su función de control del tráfico

internacional de mercancías y un usuario de este servicio aduanero, interesado en que se le

otorgue la autorización necesaria para la disposición de dicho bien que puede ser el

importador, el exportador o un tercero experto en trámite aduanero que puede actuar en

representación de cualquiera de ellos y que la doctrina internacional llama Despachante o

Agente de Aduanas. En este capítulo analizaremos a estos sujetos de las relaciones jurídico

aduaneras.

Concepto

Por Despachadores de Aduanas entendemos a todas aquellas personas facultadas para el

despacho aduanero de las mercancías, es decir todas aquellas personas que pueden efectuar

ante las administraciones de Aduanas los trámites necesarios para introducir o extraer

mercancías del territorio nacional.

El Convenio de Kyoto Revisado prefiere hablar de declarantes, por cuanto denomina

despachantes de aduana a "cualquier tercero cuya actividad profesional consista en ocuparse

del desaduanamiento de las mercancías", así, en el Capítulo 3 sobre Formalidades de

Desaduanamiento se dice que "toda persona con derecho a disponer de la mercancía tendrá

derecho a actuar como declarante". (Ibid, pág. 10)

El artículo 64 del Código Aduanero europeo se limita a señalar que cualquier persona que

presente o que pueda hacer presentar ante la Administración Aduanera las mercancías

consideradas y la documentación precisa para solicitar que se les asigne un destino aduanero,

puede presentar la declaración correspondiente, sin embargo señala que dicho declarante debe
7

estar establecido en la Comunidad, salvo que se trate de los regímenes de Tránsito o

Importación Temporal. (PELECHA ZOZAYA, 1995, pág. 157)

Clases

El Convenio de Kyoto Revisado señala que la legislación nacional determinará las

condiciones bajo las cuales una persona tiene derecho a actuar como declarante.

Sin embargo en todas las legislaciones el despacho aduanero puede ser solicitado

directamente por el dueño, consignatario o consignante de la mercancía o indirectamente a

través de un representante.

De acuerdo al artículo 94 de la Ley peruana son Despachadores de Aduana los siguientes:

a) Los dueños o consignatarios de cualquier mercancía;

b) Los Despachadores Oficiales.

c) Los Agentes de Aduana.

Las tres clases de despachadores de aduanas figuraban ya en el texto anterior.

El Reglamento precisa que tienen competencia para operar en la jurisdicción de la Aduana

donde se inscriban y con excepción del Despachador Oficial requieren de una Carta Fianza o

Póliza de Caución que garantice sus operaciones. Los Agentes de Aduanas se distinguen de

los otros despachadores porque actúan por cuenta de una pluralidad de sujetos (los Dueños o

consignatarios y los Despachadores Oficiales en cambio promueven el despacho en

representación de una sola persona, que necesariamente es una entidad pública para el caso

de estos últimos).
8

Casos especiales de despachadores de aduanas son: el transportista (en el caso del

Tránsito. Transbordo y Reembarque) y los concesionarios postales (porque están autorizados

a despachar los bienes que transportan, siempre que cuenten con Licencia Municipal,

autorización del Ministerio de Transportes y Carta Fianza).

Los dueños o Consignatarios

El dueño o consignatario es la Persona Natural o Jurídica a cuyo nombre viene

manifestada la mercancía o que la adquiere por endoso.

De acuerdo al artículo 169 del Reglamento, la SUNAT puede autorizar la gestión directa

del despacho en esta condición a los siguientes operadores:

a) Dueño, consignatario o consignante, persona natural o jurídica: tratándose de

mercancías de su propiedad y de las consignadas a su nombre.

b) Misiones diplomáticas. Oficinas Consulares, representaciones permanentes u

organismos internacionales, acreditadas en el país: tratándose de mercancías que se

encuentren liberadas del pago de tributos.

c) Entidades Religiosas, Instituciones privadas sin fines de lucro receptoras de

donaciones de carácter asistencia] o educacional, ENIEX, ONGD-PERU que se

encuentren debidamente registradas: tratándose de mercancías donadas a su favor, de

mercancías con carácter asistencial o educacional, y mercancías provenientes de la

Cooperación Técnica Internacional, respectivamente.

d) Los concesionarios de los almacenes libres (DutyFrec).

e) Los beneficiarios de material de uso aeronáutico.


9

Todos ellos al tener una gestión directa del despacho pueden prescindir de los servicios de

los Agentes de Aduanas y actuar per se. En las operaciones de comercio internacional,

constituyendo una excepción a la intermediación obligatoria en los despachos aduaneros.

La legislación internacional consagra la posibilidad de gestionar directamente el despacho

como un derecho de los comerciantes, como señala la Exposición de Motivos del Código

Argentino, imponer "la intervención obligatoria del despachante de aduana (léase Agente)

implicaría una restricción grave que podría afectar, incluso garantías constitucionales". (Luis,

1982, pág. 37) El propio Convenio de Kyoto recomienda que la intervención del Agente de

Aduanas no se imponga como obligatoria en las legislaciones Aduaneras.

Las legislaciones aduaneras, otorgan así a los importadores y exportadores la posibilidad

de desaduanar directamente sus mercancías, aunque sometidos a una serie de requisitos que

garanticen el interés fiscal. En algunos países es requisito estar inscrito en un Registro de

Importadores como sucede en Argentina, Brasil, Uruguay, Ecuador, México y Nicaragua.

(ALCA, 2000)

En armonía con ello y previo cumplimiento de los requisitos de ley, los Importadores se

hallan en capacidad de desaduanar directamente sus mercancías, sin menoscabo de gozar de

los beneficios propios, tales como el Despacho Anticipado.

En el caso peruano, si bien existe la libertad de comercio, proclamada en el Decreto

Legislativo 668 y se han eliminado figuras de control como las Licencias Previas y los
10

Registros de Importadores, la participación de los Dueños o Consignatarios en la gestión

directa del despacho se somete a una serie de requerimientos.

En principio, en la legislación comparada, al Importador se le permite des-aduanar sus

mercancías directamente en los despachos de menor cuantía.

En el Perú, dichos despachos son denominados Simplificados o de Pacotilla y no requieren

la intervención del Agente de Aduanas por cuanto se entiende que por su cantidad, calidad,

especie, uso, origen o valor, no resultan significativas para la economía de un país o no tienen

fines comerciales, estos trámites incluso tienen un formato especial con la denominada

Declaración Simplificada, de conformidad con el artículo 78 del Reglamento de la Ley de

Aduanas.

Se encuentran comprendidos en este caso, los obsequios y la mercancía con valor que no

exceda los Dos mil Dólares americanos (US$ 2000,00), incluyéndose aquí los equipajes,

encomiendas, postales y los pequeños paquetes y muestras utilizándolos servidos de

mensajería internacional. En todos estos casos la participación del Agente no es obligatoria e

inclusive el funcionarlo aduanero cumple una labor pedagógica clasificando y valorando la

mercancía.

Una novedad de la nueva legislación está dada por el artículo 81 del Reglamento en virtud

del cual se deja sin efecto la declaración simplificada, si como resultado del control efectuado

durante el despacho, la autoridad aduanera determina un valor FOB que excede los tres mil

dólares de los Estados Unidos de América (US $ 3000,00), debiendo nacionalizarse la

mercancía con la numeración de una Declaración Única de Aduanas, de forma tal que si el
11

dueño de una mercancía tramita una Declaración Simplificada de monto menor a dos mil

dólares y la Aduana le ajusta hasta tres mil, no tendría la necesidad de contratar un Agente de

Aduanas y podría proseguir con su despacho.

En los casos de Importaciones o Exportaciones, que excedan los montos precitados y

necesariamente requieran de la presentación de una Declaración Única de Aduanas (DUA),

los dueños o consignatarios podrán efectuar los trámites para el despacho de las mercancías,

haciéndose responsables por todas las obligaciones aduaneras, para lo cual, de acuerdo al

Artículo 95 de la Ley, deberán constituir como garantía una Carta Fianza y responderán

patrimonial mente frente al Fisco por los actos u omisiones en que incurren su representante

legal y/o auxiliares registrados ante SUNAT.

El Reglamento en su artículo 170 establece los requisitos que debe tener el dueño o

consignatario para despachar mercancías en operaciones relevantes de comercio exterior.

Tratándose de Persona Natural requieren documento de identidad, Título de Agente de

Aduana expedido por la SUNAT, Declaración jurada que indique su domicilio legal, ser

residente en el país y carecer de antecedentes penales por delitos dolosos; a su vez, deben

presentar una Carta fianza bancaria o póliza de caución, a favor de la SUNAT expresada en

dólares de los Estados Unidos de América, cuyo monto será igual al 45% del promedio

obtenido de la suma del valor FOB de todas las importaciones realizadas en el ejercicio fiscal

anterior. Tratándose de empresas nuevas, el monto de la garantía será igual al 45 % del

promedio obtenido de la suma del valor FOB de todas las importadores proyectadas en el

ejercicio fiscal, detallado en el Plan Anual de Importaciones, entre el número de embarques a


12

efectuar, finalmente requiere Copia de la licencia municipal de funcionamiento del local

donde realizará sus actividades.

En el caso de la Persona jurídica, el representante legal debe tener los documentos

exigidos al Dueño o consignatario-persona natural, además debe presentar copia del

testimonio de la escritura pública de constitución de la sociedad debidamente inscrita en los

Registros Públicos, que señale como objeto social la realización de los regímenes,

operaciones y destinos aduaneros especiales o de excepción para las mercancías de su

propiedad; declaración jurada de cada director y gerente, que indique su domicilio legal,

residencia en el país y carecer de antecedentes penales por delitos dolosos;

De acuerdo con el artículo 173 del Reglamento, los dueños, consignatarios o consignantes,

para su autorización, deben contar en su local con un sistema de comunicación de datos y

equipos de cómputo que permitan su Interconexión con la SUNAT.

En el caso que el dueño o consignante realice única y exclusivamente despachos de

Exportación no estará obligado a presentar garantía (tomando en cuenta que dicha destinación

no origina adeudos tributario-aduaneros).

Así, en el Perú podríamos decir que la intervención de los dueños, consignatarios o

consignantes en el desaduanaje de mercancías, o mejor dicho la gestión directa del despacho,

es la regla en las declaraciones simplificadas y la excepción en los trámites con Declaración

Única de Aduanas (donde deben cumplirse una serie de requisitos para darle su acreditación).
13

Despachador Oficial

El Despachador Oficial es la persona que ejerce la representación legal, para efectuar el

despacho de las mercancías consignadas o que consignen los Organismos del Sector Público

al que pertenecen.

Los Organismos del Sector Público responden patrimonialmente frente al Fisco, por los

actos u omisiones en que incurran su Despachador Oficial y/o auxiliares registrados ante la

administración aduanera.

El despachador oficial es un despachador de aduana del sector público, si bien para operar

no requiere garantía, ello no lo exime de las responsabilidades en que incurra por acción u

omisión (lo que no sucedía en la norma anterior donde el régimen de infracciones estaba

referido únicamente a los agentes de aduanas). En México se le llama Apoderado Aduanal.

En Chile el fisco por el solo ministerio de la ley tiene el título de consignante y

consignatario. Por consiguiente, podrá siempre efectuar por intermedio deApoderados

especiales, despachos de mercancías que por cuenta propia remita o reciba consignadas a su

nombre. (Ordenanza de Aduanas Chile, 2004)

En el Perú el artículo 96 de la Ley General de Aduanas regula la intervención de este

funcionario público.

De conformidad con el artículo 174 del Reglamento, la SUNAT autoriza a operar a los

despachadores oficiales, previa presentación de los siguientes documentos:


14

a) Copia de la resolución de nombramiento de despachador oficial emitida por la entidad

pública solicitante;

b) Acreditación de capacitación como despachador oficial expedida por la SUNAT, de

acuerdo a la forma y condiciones que establezca la SUNAT;

c) Copia del Documento Nacional de Identidad (DNI) o carné de identidad o carné de

extranjería, según corresponda y Declaración jurada, que indique su domicilio legal,

ser residente en el país, y carecer de antecedentes penales por delitos dolosos.

Asimismo, la entidad solicitante debe contar con un sistema de comunicación de datos y

equipos de cómputo que permitan su interconexión con la SUNAT. En el Perú las entidades

públicas que no cuentan con Despachador Oficial pueden efectuar sus operaciones aduaneras

contratando el servicio de Agentes de Aduanas. Un caso especial lo constituye el Destino

Aduanero Especial de Material de Guerra, por cuanto siendo los únicos sujetos autorizados

para efectuarlo las Fuerzas Armadas y Policiales, el trámite necesariamente queda a cargo de

Despachadores Oficiales.

Agente de Aduana

La existencia de una vasta normatividad. por un lado, y por el otro, la celeridad que se

requiere en toda transacción comercial donde el tiempo tiene un precio ha motivado que

desde épocas muy remotas, los importadores y exportadores requieran la intervención de un

tercero especializado en la materia para que les efectúe sus trámites de desaduanamiento.

Como señala ANABALÓN, esta cuasi obligatoriedad de comparecer ante las aduanas a

través de terceros, se ha debido no sólo al desconocimiento del interesado en las normas y


15

trámites aduaneros, pudiendo incurrir en errores que pueden configurar desde simples

infracciones hasta delitos de contrabando!...), sino especialmente en la imperiosa necesidad

de obtener el más rápido despacho de sus mercancías que se encuentren en los depósitos

aduaneros, gravadas

Con fuertes tasas de almacenaje y que pueden resultar en definitiva, más onerosas que los

derechos o impuestos que adeuden las mercancías’. (ANABALON, 1980, pág. 202)

Algunas normativas permiten que ese tercero que representa al importador o exportador

sea cualquier persona natural o jurídica y otras, como el caso de la Legislación peruana

establecen como regla que sea un Agente de Aduanas. En el caso de la Comunidad Europea

no hay una limitación en la representación, sin embargo el Código Aduanero señala que los

Estados miembros pueden -con arreglo a su normativa interna- limitar el ejercicio del derecho

de representación a un Agente de Aduanas establecido en el Estado miembro en que se

presente la declaración. (PELECHA ZOZAYA, 1995, pág. art. 158)

En algunos países inclusive la intervención del Agente de Aduanas es obligatoria, o mejor

dicho: es conditio sine qua non para el despacho de las mercancías que quien lo solicite sea

un Agente de Aduanas, ello sucede en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay,

Venezuela, Uruguay, Panamá y México. (ALCA, 2000)

A nivel latinoamericano el desarrollo de la profesión de Agentes de Aduanas originó la

conformación de la Asociación Internacional de Profesionales de Aduana-ASAPRA en 1969,


16

una corporación internacional integradora de las cámaras de agentes de Aduana de

Hispanoamérica (Portugal y España incluida).

Concepto

Antes de definir lo que es un Agente de Aduanas, deben manejarse las otras

denominaciones que reciben en el ámbito internacional, siguiendo la huella de Kyolo en

Argentina lo llaman "Despachante de Aduana", en otros países tienen varias definiciones

como “Agente Aduanal" (México), Sociedad de intermediación Aduanera, SIA, (Colombia) y

"BrockerCustoms" (derecho anglosajón).

El Agente de Aduana es una persona natural o jurídica autorizada por la aduana para

prestar servicios a terceros, como gestor habitual en toda clase de trámites aduaneros, en las

condiciones y con los requisitos que establezca la Ley y el Reglamento. Para el Reglamento

peruano el Agente de Aduana es un "auxiliar de la función pública aduanera", en Chile lo

llaman "ministro de fe” (Ordenanza de Aduanas Chile, 2004)

BASALDÚA, define como despachantes de Aduana las personas que, profesionalmente y

mediando habilitación previa del servicio aduanero, gestionan en nombre y por cuenta de sus

clientes el despacho de mercancías ante las aduanas.

Realizan una actividad de intermediación en sentido amplio entre los interesados en

efectuar una o más operaciones aduaneras y el servicio aduanero, lucrando con su profesión.

(BASALDUA, pág. 455)


17

Precisa ANAUALÓN, que no es comerciante porque actúa en representación de otro y no

es funcionario público (porque no cobra sueldo del Estado ni responde al escalafón). No

obstante, lo dispuesto en la norma no le impide gestionar los despachos sin invocar

representación alguna, pero en ese supuesto no actuará ante la aduana con carácter de

despachante de aduana, sino como importador o expoliador, según el caso, y deberá acreditar

entonces su derecho a disponer aduaneramente de la mercancía. (Luis, 1982, pág. 455)

En el caso peruano, la Agencia de Aduanas puede tener dos modalidades: Persona Natural

y Persona jurídica (Sociedad Anónima o Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada).

El reglamento exige para el titular de la primera y para los representantes legales de ambos

entes societarios, residencia en el país, ciudadanía en ejercicio, carecer de antecedentes por

delitos dolosos y título de Agente de Aduanas expedido por la Escuela Nacional de Aduanas,

además debe ser miembro del Directorio en el caso de la Sociedad Anónima y socio en el

caso de la Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada (en México al Agente Aduanal

para operar se le otorga una patente).

En cuanto a la garantía el reglamento la ha fijado en una Carta Fianza o Póliza de Caución

por un valor de US$ 150 000,00 (con la ley anterior el monto inicial era de US$ 50 000,00).

Contrato de Mandato

Debe precisarse que "el Agente de Aduanas no mantiene con el empresario- comitente una

relación de dependencia. Por el contrario, y prescindiendo de si, en realidad, nos encontramos

ante un contrato de comisión mercantil o de mandato civil, lo que propiamente caracteriza al

Agente de Aduanas en su relación con el comerciante es que se somete a un contrato bilateral


18

-puesto que de él nacen obligaciones recíprocas-, ser remunerativo -en cuanto que el servicio

prestado es recompensado en la cuantía oficialmente establecida- y ser un contrato formal y

no consensual, dado que para su perfección y obligatoriedad se exige por el legislador que

conste la encomienda del despacho a realizar ante la Aduana. (Salvador, 1987)

De acuerdo a la Ley peruana: el acto por el cual el dueño, consignatario o consignante

encomienda el despacho aduanero de sus mercancías a un Agente de Aduana, que lo acepta

por cuenta y riesgo de aquéllos, es un mandato con representación que se regulará por esta

Ley y el Reglamento y en lo no previsto en ella por el Código Civil (artículo 99).

El mandato es un contrato que se caracteriza por ser bilateral, patrimonial ínter vivos y

causado "es negocio bilateral porque Intervienen dos partes (mandante y mandatario), es

patrimonial porque la operación encomendada tiene contenido económico, es ínter vivos

porque no puede darse un encargo para después de la muerte, y es causado, porque su validez

depende de que esté fundado en un motivo determinante, lícito y posible”, (MOSSET

ITURRASPE, 1979, pág. 10) el Código Civil peruano en sus artículos 1809 y 1811 lo define

como el contrato por el cual el mandatario se obliga a realizar uno o más actos jurídicos, por

cuenta y en interés del mandante, estando el mandante obligado a asumir las obligaciones

contraídas por el mandatario en ejecución del mandato.

Debe distinguirse el mandato del poder, mientras el primero es un contrato celebrado entre

mandante y mandatario, el poderes un acto jurídico unilateral, una delegación de facultades

que puede o no ser aceptada por el destinatario. (PIANTONI, pág. 35)


19

En el caso del contrato de mandato celebrado entre el dueño o consignatario de una

mercancía y el Agente de Aduanas hablamos de un mandato de naturaleza mercantil, porque

está referido a un trámite vinculado a una operación de comercio. En la Unión Europea se

habla de representación indirecta, el representante actúa en nombre propio pero por cuenta

ajena.

En cuanto a su formalidad, de acuerdo al artículo 99 de la Ley General de Aduanas, se

entenderá constituido el mandato mediante el endoso del Conocimiento de Embarque, Guía

Aérea. Carta Porte u otro documento que haga sus veces o por medio de poder especial

otorgado en instrumento privado ante Notario Público, mientras el endoso es propio de las

operaciones de importación, el empleo del poder es característico de las exportaciones, donde

el trámite se inicia con mercancías que aún no han sido embarcadas y, por tanto, no cuentan

con un documento de transporte “limpio"; el procedimiento INTA.PG.02 precisaque el poder

especial en este régimen podrá comprender más de un despacho y tener una vigencia de hasta

doce meses.

Una característica del mandato aduanero es que no es irrevocable, el reglamento permite

que el trámite de los despachos sea continuado por Agencia distinta a la que la inició, aunque

dicho cambio demanda el consentimiento de las partes, ya que sólo es posible previa solicitud

firmada por el dueño, consignatario o consignante de las mercancías y los representantes

legales de ambas Agencias de aduana (artículo 179).


20

En casos excepcionales, debidamente justificados, SUNAT podrá eximir del cumplimiento

de alguno de los requisitos exigidos para acceder a la solicitud de lo estipulado en el párrafo

anterior.

De conformidad con el artículo 178 del Reglamento, el mandato para despachar, otorgado

por el dueño, consignatario o consignante en favor del agente de aduana, incluye la facultad

de realizar actos y trámites relacionados con el des-pacho y retiro de las mercancías. En el

caso de una devolución de derechos o un desistimiento deberá necesariamente requerir de un

Poder especial.

Si bien de este mandato deviene la Responsabilidad del Agente, la norma la circunscribe a

los hechos propios, porque «si el mandatario actúa en los límites de sus atribuciones, los

efectos del acto por él realizado recaen automáticamente sobre la persona del mandante,

ahora bien, semejante consecuencia exige la actuación del mandatario, ajustada a las

instrucciones recibidas». (MOSSET ITURRASPE, 1979, pág. 20)

La doctrina coincide en señalar, para el profesional mandatario distintos órdenes de

responsabilidades: civil, penal, fiscal y disciplinaria. "La primera: la civil se configura por el

incumplimiento total o parcial del encargo, por su mal cumplimiento o cumplimiento fuera de

las Instrucciones impartidas; sin perjuicio de valorar las circunstancias del caso... la penal,

que se configura con la comisión de algún delito vinculado con su actividad... la fiscal que

emerge de la falta de pago o del pago incompleto de los gravámenes... y la disciplinarla...".

(MOSSET ITURRASPE, 1979, pág. 178)


21

En materia aduanera independientemente de las responsabilidades civiles y penales que se

generen como consecuencia del mandato, se regula la denominada responsabilidad fiscal al

aludir la Ley a la responsabilidad solidaria del Agente de Aduanas respecto a los adeudos que

se formulen como consecuencia de los actos aduaneros en que hubieren participado."

(Decreto Legislativo 809)

Responsabilidad Solidaria

Respecto a la responsabilidad solidaria de los Agentes de Aduana por el impago de las

deudas aduaneras que se generen en el despacho de las mercancías que ellos tramitan, la

doctrina y la legislación se encuentra dividida, respecto a si son o no responsables.

Por un lado algunos como ANAHAI/IN, señalan que se da responsabilidad en el Agente

de Aduanas, puesto que su actividad se conecta de una parte con la del sujeto pasivo

(importador) por el mandato representativo que los liga, y por otra parte con la

Administración Aduanera como colaborador y auxiliar de ella en la determinación del hecho

imponible. (ANABALON, 1980, pág. 226)

Otro os señalanque la aludida responsabilidad “no hace sino encubrir una posición

administrativa de mayor seguridad en la protección de sus intereses, buscando un responsable

para el supuesto de que el directamente responsable de la deuda, e! importador, no la

satisficiera cumplidamente, y aun cuando el Agente de Aduana sea una figura ajena a la

relación tributaria Estado-sujeto pasivo". (ARES PETIT, 1984, pág. 252)


22

En algunos países la responsabilidad del Agente es subsidiaria (sólo responde en el caso

de que el importador o exportador entiéndase como tales al declarante 110 puede satisfacer el

adeudo aduanero) y en otros es solidaria (responsabilidad equivalente a la del declarante

importador o exportador respecto al adeudo generado), de estas dos corrientes la legislación

peruana ha tomado el segundo criterio (al igual que Chile, México, en la Comunidad ello

depende de la representación otorgada). En Colombia inclusive se habla de una

responsabilidad "directa". (Art. 22 del decreto)

En el caso de la Responsabilidad Solidaria de los Agentes de Aduanas hablamos de una

responsabilidad solidaria ex lege (por mandato legal, dado que la establece la Ley General de

Aduanas) y pasiva (entre deudores). Como señala OSTERUNG "hay solidaridad pasiva

cuando la prestación debida por varios deudores puede ser íntegramente exigida a cualquiera

de ellos. Se trata, en consecuencia de una obligación única a cargo de varios deudores, de

suerte que uno cualquiera puede ser obligado a efectuar un pago íntegro liberatorio para todos

en relación al acreedor. La solidaridad pasiva tiene por objeto otorgar al acreedor la mayor

seguridad en lugar de estar limitado a un patrimonio, descansará sobre una serie de

patrimonios". (OSTERLING & CASTILLO FREYRE, 1988, pág. 477)

Las Reglas de Solidaridad están contempladas en el Código Civil y básicamente

establecen que el acreedor puede dirigirse contra cualquiera de los deudores solidarios o

contra todos ellos simultáneamente (artículo 1186). De forma tal que el Agente de Aduanas

no puede aducir que es un obligado subsidiarlo respecto del comitente, por cuanto la

administración puede accionar contra cualquiera de ellos indistintamente, no existiendo la

posibilidad de beneficio de excusión alguna.


23

Limitaciones.- Si bien el Agente de Aduanas tiene responsabilidad solidaria, corresponde

a la administración determinar el ámbito de la misma.

En principio, la Ley Peruana establece un sentido amplio al señalar que los Agentes de

Aduanas, son responsables solidarios con su comitente por los adeudos que se formulen como

consecuencia de los actos aduaneros en que hayan participado (artículo 12).

En armonía con esta norma, la Aduana, al determinar tributos y aplicar sanciones, y el

Tribunal Fiscal, al resolver las apelaciones, establecían que el Agente de Aduanas era

responsable solidario con su comitente por todo cargo y multa que se formule como

consecuencia del despacho aduanero, salvo disposición legal expresa en contrario como era el

caso de las obligaciones derivadas de un régimen de Importación Temporal, Exportación

Temporal o Admisión Temporal, o cuando la consignación de datos se efectúe por mandato

legal sin opción a efectuar rectificaciones o cuando no se cuente con los elementos suficientes

para verificar su exactitud de los mismos por haber sido formulada por persona distinta.

(Ordenanza de Aduanas Chile, 2004)

En reiterada jurisprudencia el propio Tribunal había señalado que la solidaridad era del

agente con el comitente y no viceversa, por lo que mal podía entenderse que en una

obligación directa del Agente de Aduanas como asignar una partida arancelaria, responderá

solidariamente el Importador, en cambio en una obligación que por Ley era del Exportador, la

jurisprudencia obligatoria había señalado que tenía que responder solidariamente el Agente

de Aduanas.-
24

Sin embargo esta Responsabilidad Solidaria fue limitada por el legislador peruano a través

de la fórmula de dos leyes interpretativas, que terminaron no sólo precisando los alcances de

la Ley General de Aduanas vigente, sino de la propia institución del Mandato aduanero que

autorizaba al Agente de Aduanas a despachar mercancías.

En el año 2001 las Leyes 27325 y 27483“ precisaron que la responsabilidad solidaria de

los Agentes de Aduana debía ser entendida conforme a la naturaleza jurídica del contrato de

mandato, no pudiendo extenderse más allá de la misma y atribuible sólo por los hechos

propios, así, en la práctica se terminó eliminando la responsabilidad solidaria no sólo en casos

como los cargos por ajustes de valor, donde existe una Declaración Jurada del importador

(mandante), sino inclusive en materia de infracciones en las cuales el Tribunal Fiscal

entendió que "en cada despacho aduanero cuando el agente de aduana realiza un acto que

puede calificarse como una infracción, debe asumirse que quien realizó tal acto es el

comitente; de manera que es el comitente quien cometió la infracción, ello precisamente en

virtud del mandato con representación del que está investido el agente de Aduanas”. (RTF,

2001)

En consecuencia, luego de las normas interpretativas, sólo existe Responsabilidad

Solidaria por hechos propios, y como quiera que en reiterada jurisprudencia para el Tribunal

Fiscal dichos hechos propios no podían entenderse dentro de las operaciones normales que

realiza un Agente: clasificar, valorar, Gamitar regímenes o reembarques, señalar cantidad y

calidad de mercancías, cumplir plazos del despacho, nos encontramos en la práctica con una

responsabilidad solidaria restrictiva en teoría y nula en la práctica.


25

Ante esta situación legal, a fin de poder sancionar al Agente de Aduanas por los errores de

despacho, en las modificatorias al ordenamiento legal aduanero (Decreto Legislativo 951,

Decreto Supremo 01 i -2005-EF, Decreto Supremo 013- 2005-EF) se tipificaron

expresamente las infracciones y sanciones a este Despachador de Aduanas, el cual responde

por sus malas declaraciones pero no en virtud de la responsabilidad solidaria, ni por su

calidad de mandatario, sino por el incumplimiento de sus obligaciones contenidas en el

artículo 100 de la Ley y tipificadas como infracciones aduaneras en el Título VIII de la Ley y

sujetas a sanción, conforme a la Nueva Tabla.

Derechos de los Agentes de Aduanas

Como hemos visto, al formar parte del servicio aduanero, los Agentes gozande varios

derechos además del lucro que les genera su contrato de mandato ylos derechos propios que

emanan de éste, entre ellos:

a) Relación directa con la administración, en el caso de las Aduanas interconectadas,

como en el caso peruano, los Agentes pueden realizar la transmisión electrónica de la

información de sus declaraciones y efectuar por la misma vía las modificaciones

pertinentes, e inclusive acceder al sistema del valor y otras informaciones vinculadas.

b) Ser notificado en representación de su importador de todos los actos que le afecten

directa o indirectamente, inclusive existe la presunción ture et de ture que notificado

el agente se entiende notificado el importador, cuando el artículo 178 del Reglamento

señala que antes del levante de las mercancías, la notificación al importador

relacionada con el despacho de las mercancías se entiende realizada al notificarse al

agente de aduana.
26

c) Efectuar reconocimientos previos de las mercancías materia de despacho y de esa

forma asegurarse una declaración precisa.

d) Interponer reclamos respecto de las declaraciones en que haya participado, no

necesitando poder especial.

e) Presenciar los reconocimientos físicos, firmando las diligencias que se ocasionen

como consecuencia del mismo (en el Perú la U:y de Sistema Anticipado Preferente

inclusive le otorgaba la posibilidad de efectuar el reconocimiento en reemplazo del

funcionario aduanero).

f) Subrogación a los derechos privilegiados del fisco, ANABALÓN señala que “cuando

el agente de aduanas paga los impuestos adeudados por las mercaderías objeto del

despacho aduanero en su calidad de responsable solidario o subsidiario. tiene el

derecho de subrogarse en los derechos privilegiados del fisco para repetir el pago en

contra de su mandante", (ANABALON, 1980, pág. 239)

La ley peruana recortó este beneficio por considerar que los privilegios procesales que

se le conceden al Estado (como la ejecución coactiva y la preferencia en el pago de

deudas) son intrínsecos a los órganos de la administración.

g) Efectuar consultas sobre aclaración de normas aduaneras (en el caso peruano a través

del procedimiento de Consultas previsto en el Código Tributario, siendo solicitante el

Colegio de Agentes de Aduanas).

Obligaciones del Agente de Aduanas

Dada la peculiaridad de las labores del Agente de Aduanas, como auxiliar de la función

pública aduanera, el Estado si bien respeta el carácter privado de sus actividades (relación
27

con el importador), lo somete a obligaciones de carácter imperativo, (ANABALON, 1980,

pág. 243)

Todas ellas destinadas a garantizar la prestación de su servicio, que finalmente forma parte

del servicio aduanero, en general.

De acuerdo al artículo 100 de la Ley General de Aduanas, el Agente de Aduana, como

auxiliar de la función pública, estará sujeto a las siguientes obligaciones:

a) Desempeño Personal y Habitual de las Funciones Propias de su Cargo.- Las

funciones propias de su cargo son entre otras: “la veracidad y exactitud de los datos e

Información suministrada, la determinación del régimen aduanero de las mercancías, la

correcta clasificación arancelaria, el cumplimiento de las regulaciones no arancelarias

que. rijan para las mercancías, la veracidad y exactitud del valor declarado. (ROHE

PONCE, 2000, pág. 168)

En cuanto al "desempeño personal" esta obligación guarda concordancia con las

responsabilidades que emanan del mandato y busca desterrar la intermediación en el

despacho de los tramitadores, que son en realidad personas conocedoras de la técnica

aduanera carentes de título de Agente que tienen sus propios clientes y los llevan a las

agencias a cambio de un porcentaje de la comisión o en muchos casos inclusive negocian

con estas la firma de la documentación aduanera, siendo ellos mismos quienes participan

en muchas diligencias. Cuando la autoridad aduanera comprueba que el despachador ha

permitido o facilitado la participación de personas no autorizadas en el ejercicio de sus


28

funciones (lo que en Chile se llama "delegación ilegal") procede a la cancelación de la

Agencia conforme lo señalado en el articulo 106 inciso b) numeral 5 y si se trata de un

Agente que ha facilitado la firma, procede a su inhabilitación, conforme lo señalado en el

artículo 107 inciso b).

Como señala el propio Inciso, solamente cabe la representación mediante el apoderado

debidamente acreditado, lo que sucede con agencias de aduanas que actúan en distintas

jurisdicciones, debe entenderse como apoderado o representante legal para efectos

aduaneros no al Gerente de una persona jurídica o quien haga sus veces con poder

especial, sino al Agente de Aduanas con título autorizado por la SUNAT.

En cuanto al desempeño "habitual" para efectos de la norma implica no dejar de

tramitar despachos por más de noventa días, así, la Ley sanciona con la cancelación a la

agencia que no efectúa despachos durante tres (03) meses consecutivos, de Igual manera

alude Indirectamente a dedicación exclusiva a las funciones aduaneras.

b) Verificar los Datos de Identificación del Dueño o Consignatario o Consignante de la

Mercancía, que va a ser despachada, conforme a lo que establece la SUNAT.- es una

novedad incorporada por el Decreto Legislativo 951 y alude a la verificación de los datos

de sus comitentes, labor importante a fin de evitar despachos de personas inexistentes o

con domicilio falso que luego dificulten la fiscalización aduanera, esta verificación es

obligación del Agente por cuanto mientras la Aduana asume los datos de la declaración

del comitente en mérito al principio de buena fe y presunción de veracidad, el


29

despachador celebra con éste un contrato intuitopersonae o personalísimo como es el

mandato en el cual verificar su identificación es la mínima diligencia exigida.

El incumplimiento de esta obligación es sancionado con la cancelación del permiso

para operar (articulo 106 inciso b) numeral 6). Sin perjuicio de ello el artículo 10 de la

Ley de Delitos Aduaneros establece como agravante declarar como destinatarios o

proveedores a personas naturales o jurídicas inexistentes. Esta verificación también lo

obliga a prestar atención a los poderes de los que están premunidos los representantes de

personas Jurídicas que participan del despacho como declarantes, dueños o consignatarios

o consignantes de mercancías.

c) Gestionar la Destinación de las Mercancías de Acuerdo al Régimen, Modalidad o

Tipo de Despacho que Corresponda.- El inciso c) que es otra novedad del Decreto

legislativo 951 alude a la obligación del Agente de gestionar correctamente el despacho

de las mercancías indicando el régimen (cualquiera de los diez previstos en la Ley),

modalidad (normal, urgente o anticipado de acuerdo al artículo 63 del Reglamento) o tipo

de despacho (equipaje, menaje, muestras, obsequios, liberación, donación o menores a

US$ 2000,00) que corresponda, el legislador entiende que el Agente de Aduanas como

gestor habitual del trámite aduanero no puede incurrir en errores desde el momento del

nacimiento del despacho que es el acto de destinación, por cuanto dicho error origina que

la aduana numere las declaraciones incorrectamente por causales imputables al

despachador y deba generar un nuevo proceso para dejar sin efecto las mismas, mediante

el legajamiento. Como consecuencia de ello con la modificatoria, todo legajamiento


30

imputable al Agente hace a éste pasible de la multa establecida en el artículo 103 inciso d)

numeral 1.

d) Gestionar el Despacho con los Documentos Exigibles según el Régimen, Operación o

Destino Aduanero Especial o de Excepción, de Acuerdo con la Normatividad

Vigente.- Otra novedad del Decreto legislativo 951 que acentúa el papel del Agente de

Aduanas como un verdadero auxiliar del despacho aduanero y lo obliga a iniciar el tele

despachó no sólo con toda la documentación exigible señalada en el artículo 71 del

Reglamento y los Procedimientos adecuados al Sistema de Calidad, sino tomando en

cuenta que esta documentación cumpla con las formalidades previstas para su aceptación,

en este último caso de no cumplir con ello puede ser suspendido treinta días, de

conformidad con el artículo 105 inciso b) numeral 8. El articulo 103 inciso d) numeral 2

sanciona con una multa al despachador que gestione el despacho sin contar con los

documentos exigibles, o si éstos no se encuentran vigentes o carezcan de los requisitos

legales (un documento de transporte no endosado a su favor para el despacho, por

ejemplo).

e) No Destinar Mercancía Prohibida.- Otra nueva obligación de los agentes, contemplada

en el Decreto Legislativo 951, si bien no existe una sanción específica para el agente por

incumplir esta obligación, esta conducta se configuraría en otros supuestos de suspensión

o multa derivadas de gestionar un despacho que no correspondía de acuerdo a la

naturaleza de la mercancía o asignar una partida equivocada, sin perjuicio del reembarque

o comiso de la misma;
31

f) Gestionar el Despacho de las Mercancías Restringidas: con la documentación exigida

por las normas específicas para cada mercancía otra novedad del Decreto Legislativo 951.

Las mercancías restringidas, son aquellas que para ingresar o salir del país requieren,

además de la documentación propia del régimen o destino establecida en el artículo 71°

del Reglamento de la Ley General de Aduanas y en los procedimientos generales y

específicos respectivos, otros documentos de control establecidos por leyes especiales

(autorizaciones, permisos, resoluciones, licencias, registros, etc.), los cuales pueden ser

enviados electrónicamente o por cualquier otro medio. De conformidad con el

procedimiento 1NTA.PE.00.08 es responsabilidad de los despachadores de aduana el

cumplimiento de las normas legales sobre mercancías de importación/exportación

prohibidas, así como de la presentación de las autorizaciones, licencias o cualquier

documento de control para mercancías restringidas en los despachos que intervengan.

Cuando se numeren declaraciones simplificadas y no intervenga despachador de aduana,

dicha responsabilidad recae en los declarantes.

De acuerdo a este inciso la responsabilidad del Agente no se agota en el despacho,

sino que en el caso se otorgue el trámite con documento provisional, debe comprobar la

expedición del documento definitivo comunicando a la SUNAT en la forma y plazo

establecidos por el Reglamento (otro error de la Ley, pues el Reglamento no hace

referencia a esta forma y plazo), eso sucede por ejemplo con SENASA que exige como

requisito para entregar su certificado, la numeración de la DUA, con lo cual la obtención

del certificado será posterior a la declaración.


32

La gestión incorrecta del despacho de mercancías restringidas, salvo el caso señalado

en el párrafo precedente, puede acarrearle al Agente una suspensión de hasta treinta días

(artículo 105 inciso b) numeral 6).

g) durante Cinco (5) años toda la Documentación Original de los Despachos en que

haya Intervenido: Esta obligación implica una función de carácter archivístico de las

Agencias. El texto original de la Ley sólo hacía referencia a esta labor de conservación en

mérito a que dada su función notarial de autenticar la documentación de despacho, era

lógico que el Agente conservara los originales (aunque en los conocimientos de embarque

y facturas de exportación se admiten copias carbonadas de acuerdo a lo señalado en el

Procedimiento de Exportaciones: 1NTA.PG.02). La Ley 27296 y el Decreto Legislativo

951 han precisado que este archivo puede realizarse en medios distintos al documental, en

cuyo caso el agente de aduana podrá entregar los documentos a la Aduana antes del plazo

señalado (la reducción del plazo de conservación también puede producirse a petición de

la SUNAT). En México se exige que el archivo además de documentario se realice con

“discos ópticos imborrables".

De conformidad con este literal, transcurridos los cinco años o producida la

cancelación o revocación de su autorización, el Agente deberá entregar la referida

documentación, estando la devolución de la garantía supeditada a la entrega de dichos

documentos.

El incumplimiento de esta obligación está tipificado como infracción por el artículo

105 inciso b) numeral 5 que sanciona con una Suspensión a la Agencia por no conservar o
33

no entregar la documentación original de los despachos en los que haya intervenido en los

plazos precitados.

h) Expedir Copia Autenticada de los Documentos Originales que Conserva en su

Archivo: el Agente conserva los documentos originales para poder autenticar las copias,

en virtud de ello esta suerte de función notarial en Chile le da la categoría de “Ministro de

Fe".32 En la legislación nacional esta obligación apareció en el Decreto Ley 26014 de

1992 y es el correlato a la función de conservación. De conformidad con lo señalado en el

inciso anterior podria autenticar documentos que no son originales, sino copias

carbonadas en los casos expresamente señalados en los procedimientos de despacho

aprobados por la Aduana (como el de exportación que permite que archive sólo coplas

carbonadas del B/L y la factura). Salvo esta excepción, autenticar documentación sin

contar con el original en sus archivos o que corresponda a un despacho en elque no haya

intervenido, configura un supuesto de suspensión previsto en el numeral 7 inciso b) del

artículo Í0Í5 de la Ley.

i) Proporcionar, Exhibir o Entregar la Información o Documentación requerida:

dentro del plazo establecido legalmente u otorgado por la autoridad aduanera; Siendo el

agente de aduanas custodio de la documentación de despacho, la misma que puede ser

requerida inclusive por órganos judiciales, de control u otros administrativos, la Aduana

como titular de dicha función que el Agente ejerce por delegación, puede requerirle dicha

información o documentación y fijarle un plazo perentorio, de acuerdo a los términos

establecidos en las normas aduaneras o en su defecto en la Ley del Procedimiento

Administrativo General.
34

No proporcionar, exhibir o entregar la información o documentación requerida acarrea

al Agente como operador de Comercio Exterior una mulla, conforme lo previsto en el

artículo 103 inciso 1) numeral 3 de la Ley.

j) Llevar los Registros (le los Regímenes, Operaciones y Destinos Aduaneros Especiales

o de Excepción: de acuerdo a la forma que establezca la SUNAT; La obligación de llevar

registros es el método que facilita la fiscalización por parte de la aduana, de la

documentación bajo custodia del Agente. No llevar dichos registros o llevarlos

desactualizados, incompletos o sin cumplir las formalidades establecidas acarrea la

aplicación de una multa por cada libro, registro o documento que no lleven, esté

incompleto o desactualizado (artículo 103 inciso 1 numera! 6 de la Ley).

k) Mantener y Cumplir con los Requisitos y Condiciones para Operar que establezca la

SUNAT: Es una novedad del Decreto Legislativo 951, los requisitos y condiciones para

operar de los Agentes de Aduana están señalados en los artículos 175, 176 y 177 del

Reglamento (básicamente fianza, patrimonio c infraestructura), sin embargo la norma al

precisar que los requisitos y condiciones los fija la SUNAT va a permitir que vía

Resolución emanada del órgano de administración tributaria puedan fijarse nuevos

requisitos y condiciones, no siendo necesaria norma con rango legal o reglamento. No

mantener o cumplir los requisitos para operar origina la suspensión del Agente hasta la

regularización (artículo 106 inciso b) numeral 4).


35

l) Garantía a favor de la SUNAT.- Si bien la mercancía importada constituye prenda

legal a fin de asegurar el cumplimiento de la deuda aduanera, la posibilidad de fraudes

fiscales y la necesidad de asegurar el pago de eventuales sanciones origina la necesidad

de garantizar la solvencia de quienes desempeñan las funciones auxiliares de la gestión

aduanera, más aun cuando estos son responsables directa o solidariamente por toda acción

u omisión dolosa o culposa que lesione o pueda lesionar los intereses del fisco, en virtud

de ello a nivel mundial la autorización de un Agente para operar trae como conditio sine

quanon la presentación de una garantía. En el Perú en principio sólo se admitía Carta

Fianza, la Ley 27296 incluyó la Póliza de Caución como modalidad de garantía. El texto

no se limita a señalar la obligación del Agente de constituir garantía por un monto no

menor de ciento cincuenta mil dólares (US$ 150 000,00) sino de reponerla (en caso de

ejecución total o parcial), renovarla (en caso de vencimiento) o adecuarla (en caso de

variación legal del monto mínimo o la modalidad); un Agente sin fianza constituida

nunca operará, y sin fianza renovada, repuesta o adecuada será suspendido ipsoJacto hasta

su regulariza- ción (aquí no cabe que siga operando mientras impugna la sanción de

suspensión, por cuanto ello implicaría que sus actividades se realicen sin resguardo al

interés fiscal).

m) Comunicar a la Autoridad Aduanera la Modificación del Directorio: gerencia y

composición societaria, dentro de los cinco (5) días de producida; este inciso, aplicable a

la Agencia de Aduana Persona Jurídica, es heredero de la ley anterior y obedece a la

responsabilidad inherente a quienes ejercen el manejo de la persona jurídica, sin embargo

más allá de su rciliolegis adolece de un defecto formal por cuanto no precisa si el plazo de

la comunicación debe ser computado a partir de la fecha de inscripción de dicha decisión


36

societaria en los Registros Públicos o de efectuada el acta del directorio que origina la

modificación, nuestra posición es por esta última por cuanto la norma utiliza el término, a

partir de producido el hecho.

n) Comunicar a !a Autoridad Aduanera el Nombramiento y la Revocación del

Representante legal y de los auxiliares: acreditados ante la SUNAT, dentro del plazo de

cinco días computados a partir del día siguiente de producido; otra modificatoria del

Decreto Legislativo 951 busca resguardar a la administración, de una eventual

presentación al despacho aduanero de representantes legales o auxiliares que podrían

gestionar despachos con incidencia que posteriormente la Agencia va a negar a nombre

de una supuesta extinción de la relación laboral, en virtud de ello la falta de comunicación

hace que los actos del representante y del auxiliar acreditado se asuman como válidos y

obliguen a su aparentemente representada, independientemente de ello esta falta de

comunicación a la autoridad aduanera (en este caso el órgano de control de operadores de

la Intendencia Nacional de Técnica Aduanera) amerita una multa prevista en el articulo

103 inciso 1 numeral 6 de la Ley.

De acuerdo a la nueva Ley, el auxiliar de despacho (trabajador de agencia de aduana

que participa del despacho pero no firma la declaración) debe contar con un Certificado

del Instituto de Administración Tributaria (o la Ex Escuela Nacional de Aduanas) o

entidad académica autorizada con convenio con la SUNAT (Procedimiento IATA-PE.04).

o) Solicitar a la Autoridad Aduanera la Autorización de Cambio do Do-micilio o de

local Anexo: con anterioridad a su realización, novedad del Decreto Legislativo 951 que
37

garantiza el domicilio cierto del Agente de Aduanas y el cumplimiento permanente de los

requisitos de infraestructura exigidos por el artículo 177 del Reglamento; el

incumplimiento: desempeñar sus funciones en locales no autorizados por la

administración implica para el Agente la suspensión hasta la regularización según el

artículo 105 inciso b) numeral 3.

Además de estas obligaciones contenidas en la Ley peruana, existen otras que también

son señaladas en su Reglamento, tales como estar Inscritos en el RUC, no tener la

condición de. no habidos, acreditar a sus representantes legales y al personal auxiliar,

acreditar un patrimonio personal no menor a cincuenta mil dólares americanos y en

general cautelar el interés fiscal en los actos y procedimientos aduaneros en los que

intervengan.

Sanciones

Como correlato a las obligaciones que les corresponde asumir, los Agentes de Aduanas

están sujetos a un régimen sancionatorio y es precisamente el hecho de estar sometido a la

potestad disciplinaria de la administración lo que lo distingue del simple apoderado.

En materia aduanera la aplicación de sanciones administrativas a las Agencias la efectúa el

ente encargado del control de operadores, en este caso la Intendencia Nacional de Técnica

Aduanera, en cuanto a las sanciones por ocurrencias en el despacho, la competencia es de las

Aduanas Operativas.
38

Por otro lado la Intendencia de Fiscalización y Recaudación Aduanera puede determinar

infracciones con ocasión de visitas practicadas a las Agencias.

Las sanciones que se les aplican son las de multa, suspensión y cancelación o

inhabilitación (las mismas que son detalladas en el Capítulo relativo al Derecho Penal

Aduanero).

Los despachadores del futuro

En la actualidad la participación de los agentes de aduanas sigue una tendencia a formar

parte de «servicios logísticos integrales», la agencia que actúa independientemente ha cedido

su lugar a agencias de aduanas que forman parle de grandes empresas «que brindan el

servicio de carga internacional, servicio de gestiones aduaneras, almacenamiento y entrega de

mercancías al cliente o usuario final, (SANDOVAL, 2002, pág. 128) sin embargo el siguiente

gran paso será cuando este usuario final ya actúe directamente en el despacho, lo que hoy es

la excepción a la regla, pero que se hará posible con la colaboración de las Aduanas. Como

bien señalael experto Castilla, la tendencia es que las aduanas abandonen su posición policial

y asuman actitudes de cooperación con importadores y exportadores.

Castilla, pone corno ejemplo el ‘infonnedcompliance" de la aduana americana, consagrado

en la Ley de Modernización de Aduana de 1993 y que se traduce como cumplimiento

asistido, que tiene mecanismos destinados a elevar el cumplimiento voluntario que es menos
39

costoso para los operadores y la aduana, así en un primer momento la aduana provee de

asesoría y capacitación para ayudar a la empresa a mejorar su comportamiento y evitar los

fallos en el futuro , posteriormente o en caso no se acepte el apoyo, las medidas son más

duras (en/orcement) i¡ van desde la Investigación a las multas y el comiso. (CASTILLA,

1998, pág. 36)

En el caso de las grandes empresas, la aduana nombra un gerente encargado de facilitar el

cumplimiento de las obligaciones con las leyes aduaneras y de comercio y que brinda apoyo

en todas las actividades relacionadas con la importación, "la empresa cuenta además con la

facilidad de formular periódicamente sus declaraciones y el pago de derechos e impuestos.

(Ibid, pág. 37)

De esta manera, la siguiente etapa en el despacho aduanero conduce a “la idea de una

responsabilidad compartida entre la aduana y los operadores comerciales en el cumplimiento

de las obligaciones de éstos. La aduana asume una posición activa en la provisión de la

información necesaria para facilitar este cumplimiento", (Ibid, pág. 41) asi la relación vertical

aduana-despachadores asume una nueva dimensión, una primera etapa en las

administraciones aduaneras latinoamericanas está dada con la interconexión “virtual" entre

las Aduanas y los despachantes o agentes, como auxiliares de la función pública y que

accesados a la red aduanera proveen de información oportuna y pertinente a sus clientes.


40

Conclusiónes

Los despachadores de aduanas cumplen un rol importante como auxiliares de la función

pública aduanera, habiendo superado el rol de un simple tramitador de declaraciones

aduaneras, hasta convertirse en un asesor comercial que debe orientar a los importadores y

exportadores para que cumplan a cabalidad con todas sus obligaciones formales y

sustanciales en materia tributaria y administrativa.

luego de haber explicado a cada uno de los sujetos que actúan como despachadores de

aduana autorizados por la Administración Aduanera y de mencionar las obligaciones y

requisitos que deberán cumplir, llegamos a la conclusión de cuánta importancia poseen estos

despachadores de aduanas dentro de los procesos de comercio exterior, sin su considerable

aporte y colaboración para la realización de los despachos aduaneros , las transacciones

internacionales se verían imposibilitadas y dificultosas de realizarse, esto debido a que son

estos despachadores los únicos autorizados para realizar los trámites o procedimientos

aduaneros.

Uno de los motivos por los cuales los despachadores de aduanas prefieren seguir

utilizando la modalidad de despacho excepcional, en lugar del despacho anticipado, es la

costumbre en el usode esta modalidad, ya que la mayoría de las declaraciones de aduanas

numeradas en un año son en su mayoría numeradas luego del arribo de la nave.

El reto de los despachadores de aduanas consiste en promover la facilitación del comercio

exterior brindando a sus clientes un servicio de calidad que les permite ahorrar tiempo y
41

costos logísticos innecesarios, formulando alianzas estratégicas con los demás operadores

(Almacenes, Transportistas, Operadores Portuarios, Agentes de Carga Internacional, etc.),

asumiendo el compromiso de lograr cada vez una mayor competitividad en las exportaciones

e importaciones peruanas.
42

Bibliografía

ALCA. (2000). Guia Hemisferica. Guia Hemisferica , 1.1.4.5.

ANABALON, C. (1980). El derecho tributario Aduanero. Santo Domingo: Cosmos.

ARES PETIT, J. L. (1984). La responsabilidad tributaria de los Agentes de Aduana.

Madrid: Instituto de Estudios Fiscales.

Art. 22 del decreto. (s.f.). 2685. Articulo .

BASALDUA, J. Elementos del derecho Aduanero. Buenos Aires.

CASTILLA, M. (1998). Procedimientos Aduaneros. Callao: Proyecto BID.

Decreto Legislativo 809. (s.f.). Ley general de Aduanas.

Ibid. (s.f.). Ibid. Ibid , 10.

Luis, D. (1982). Codigo aduanero de la Republica Argentina. En D. Luis, Codigo

aduanero de la Republica Argentina (pág. 37). Buenos Aires: Abeledo.

MOSSET ITURRASPE, J. (1979). Mandatos. Buenos Aires: Ediar.

Ordenanza de Aduanas Chile. (2004). Art. 192 del DFL. 20.

OSTERLING, F., & CASTILLO FREYRE, M. (1988). Tratado de las Obligaciones.

Lima: Pontificia Universidad Catolica.

PELECHA ZOZAYA, f. (1995). Elcodigo aduanero comutativo y su aplicacion en

España. En f. PELECHA ZOZAYA, Elcodigo aduanero comutativo y su aplicacion en

España (pág. 157). Madrid: Marcial Pons.

PIANTONI, M. El Mandato. Cordoba: Marcos Lerner.

ROHE PONCE, A. (2000). Regimenes, Contribuciones y Procedimientos Aduaneros.

Mexico: Fiscales ISEF.

RTF. (2001). RTF.


43

Salvador, M. (1987). La profesion de agente de Aduanas y su dimension colegial. Madrid:

Instituto de Estudios Fiscales.

SANDOVAL, L. (2002). Logistica Internacional de Importaciones. Lima: Producciones

Graficas.