Está en la página 1de 2

Marina Leonor Guerrero Lorente

Notación y Edición Musical


3º Grado en Musicología
Universidad Complutense de Madrid

Resumen del texto de Atlas

La primera parte del texto comienza explicando los motivos por los que se elige la pieza a
transcribir. Establecer unos criterios es muy importante porque, ya que la transcripción de obras en
notaciones no actuales es una labor compleja y que solo unos pocos especialistas pueden hacer,
debemos escoger con sabiduría y con un objetivo claro.

A continuación describe de forma detallada el manuscrito y el método que va a utilizar para


transcribir, que es idéntico al que se ha enseñado en las clases de la asignatura de Notación. Aunque
no añada nada nuevo, es muy didáctico que lo enseñe así porque explica el paso a paso de manera
que se puede interpolar a otras obras que estén en la misma notación. Este texto podría servir
perfectamente a un estudiante de musicología para preparar el tema de la asignatura para un examen
por su carácter sintético, breve y sin embargo muy descriptivo.

El segundo fragmento seleccionado habla sobre la música ficta y de cómo colocar las alteraciones
accidentales en un texto musical, pues, por lo general, no aparecen en los manuscritos porque el
cantor sobreentiende cómo se deben ejecutar (aunque quizás en muchos casos no hay una sola
manera correcta de ejecutarlas). A veces estas alteraciones se añaden para evitar disonancias fuertes.
Sin embargo, si la disonancia se produce en una nota de paso de corta duración sí se permite.
También se pueden añadir alteraciones accidentales en las cadencias por una cuestión meramente
estética. Esto explica la presencia de armaduras contradictorias en algunas piezas, para evitar
disonancias de semitono.

En un tercer fragmento se nos habla de la distribución del texto, un problema complejo porque
parece que, al igual que las alteraciones accidentales, el cantor sabía hacerlo y por tanto no se
refleja en el manuscrito. Hasta el final del Renacimiento ningún tratado refleja unas normas claras.
Además, probablemente no haya una única manera correcta de alinear las notas y el texto.
En la última parte se habla de la colocación de las barras de compás, las fuentes y el aparato crítico,
que es la última etapa de una transcripción.

Podría decirse que la enseñanza de estos textos es que hay que ceñirse en lo posible al original, pero
al mismo tiempo facilitar la interpretación del texto musical haciendo las modificaciones
pertinentes, que siempre han de estar señaladas en la edición y fundamentadas en el criterio de
expertos.

También podría gustarte