Está en la página 1de 5

ROBÓTICA PARA LA PRODUCCIÓN

sistema de fabricación diseñado con el fin de usar la capacidad de las máquinas para llevar
a cabo determinadas tareas anteriormente efectuadas por seres humanos, y para controlar
la secuencia de las operaciones sin intervención humana. El término automatización
también se ha utilizado para describir sistemas no destinados a la fabricación en los que
dispositivos programados o automáticos pueden funcionar de forma independiente o
semiindependiente del control humano.
Objetivos

 Mejorar la productividad de la empresa, reduciendo los costes de la producción y


mejorando la calidad de la misma.
 Mejorar las condiciones de trabajo del personal, suprimiendo los trabajos penosos
e incrementando la seguridad.
 Realizar las operaciones imposibles de controlar intelectual o manualmente.
 Mejorar la disponibilidad de los productos, pudiendo proveer las cantidades
necesarias en el momento preciso.
 Simplificar el mantenimiento de forma que el operario no requiera grandes
conocimientos para la manipulación del proceso productivo.
 Integrar la gestión y producción.

Un sistema automatizado consta de dos partes principales:

La Parte Operativa es la parte que actúa directamente sobre la máquina. Son los elementos
que hacen que la máquina se mueva y realice la operación deseada. Los elementos que
forman la parte operativa son los accionadores de las máquinas como motores, cilindros,
compresores y los captadores como fotodiodos, finales de carrera.

La Parte de Mando suele ser un autómata programable (tecnología programada), aunque


hasta hace bien poco se utilizaban relés electromagnéticos, tarjetas electrónicas o módulos
lógicos neumáticos (tecnología cableada). En un sistema de fabricación automatizado el
autómata programable esta en el centro del sistema. Este debe ser capaz de comunicarse
con todos los constituyentes de sistema automatizado.

La robótica y la automatización

La automatización y la robótica son dos tecnologías estrechamente relacionadas. En un


contexto industrial se puede definir la automatización como una tecnología que está
relacionada con el empleo de sistemas mecánicos-eléctricos basados en computadoras para
la operación y control de la producción. En consecuencia la robótica es una forma de
automatización industrial.
Hay tres clases muy amplias de automatización industrial:

 Automatización fija,
 Automatización programable, y
 Automatización flexible.
 La automatización fija se utiliza cuando el volumen de producción es muy alto, y por
tanto se puede justificar económicamente el alto costo del diseño de equipo especializado
para procesar el producto, con un rendimiento alto y tasas de producción elevadas.
Además de esto, otro inconveniente de la automatización fija es su ciclo de vida que va
de acuerdo a la vigencia del producto en el mercado.
 La automatización programable se emplea cuando el volumen de producción es
relativamente bajo y hay una diversidad de producción a obtener. En este caso el equipo
de producción es diseñado para adaptarse a la variaciones de configuración del producto;
ésta adaptación se realiza por medio de un programa (Software).
 la automatización flexible es más adecuada para un rango de producción medio. Estos
sistemas flexibles poseen características de la automatización fija y de la automatización
programada. Los sistemas flexibles suelen estar constituidos por una serie de estaciones
de trabajo interconectadas entre si por sistemas de almacenamiento y manipulación de
materiales, controlados en su conjunto por una computadora.

De los tres tipos de automatización, la robótica coincide más estrechamente con la


automatización programable.

Tipos de Automatización

Existen cinco formas de automatizar en la industria moderna, de modo que se deberá analizar
cada situación a fin de decidir correctamente el esquema más adecuado.

Los tipos de automatización son:

 Control Automático de Procesos


 El Procesamiento Electrónico de Datos
 La Automatización Fija
 El Control Numérico Computarizado
 La Automatización Flexible.
 El Control Automático de Procesos, se refiere usualmente al manejo de procesos
caracterizados de diversos tipos de cambios (generalmente químicos y físicos); un
ejemplo de ésto lo podría ser el proceso de refinación de petróleo.
 El Proceso Electrónico de Datos frecuentemente es relacionado con los sistemas de
información, centros de computo, etc. Sin embargo en la actualidad también se
considera dentro de esto la obtención, análisis y registros de datos a través de
interfases y computadores.
 La Automatización Fija, es aquella asociada al empleo de sistemas lógicos tales
como: los sistemas de relevadores y compuertas lógicas; sin embargo estos sistemas
se han ido flexibilizando al introducir algunos elementos de programación como en
el caso de los (PLC’S) O Controladores Lógicos Programables.
LA ROBÓTICA DEL SIGLO XXI

Definición 1:
"Dispositivo multifuncional reprogramable diseñado para manipular y/o transportar
material a través de movimientos programados para la realización de tareas variadas."
(Robot Institute of America, 1979).

Definición2:
"Máquina o ingenio electrónico programable, capaz de manipular objetos y realizar
operaciones antes reservadas solo a las personas. (RAE)

En la primera se define la figura del robot como un elemento que nos va a ayudar a realizar
nuestro trabajo; y la segunda va más allá, observando un matiz en el que la tarea puede
pasar a ser desempeñada exclusivamente por una máquina, sin la intervención de una
persona: "capaz de manipular objetos y realizar operaciones antes reservadas solo a las
personas".

En este punto es en el que suele surgir el debate de si la robótica va a eliminar puestos de


trabajo. No hay que negar que esto pueda ocurrir para determinadas funciones, pero la
historia ha demostrado que la creación de nuevos avances tecnológicos también crea en la
misma medida nuevos puestos de trabajo. Otras líneas de reflexión podrían encauzarse en
torno a la "La sorprendente crisis laboral" que prevee Rainer Strack (Senior Partner and
Managing Director at the Boston Consulting Group) en la que asegura que: "En 2030
estaremos sumergidos en una crisis laboral global, con una escasez de fuerza laboral a nivel
mundial y unos enormes desajustes competenciales"».

En este punto es en el que suele surgir el debate de si la robótica va a eliminar puestos de trabajo.
No hay que negar que esto pueda ocurrir para determinadas funciones, pero la historia ha
demostrado que la creación de nuevos avances tecnológicos también crea en la misma medida
nuevos puestos de trabajo. Otras líneas de reflexión podrían encauzarse en torno a la "La
sorprendente crisis laboral" que prevee Rainer Strack (Senior Partner and Managing Director at the
Boston Consulting Group) en la que asegura que: "En 2030 estaremos sumergidos en una crisis
laboral global, con una escasez de fuerza laboral a nivel mundial y unos enormes desajustes
competenciales"».

1. En esta imagen un robot transporta las bandejas de comida por los pasillos del
Southmead Hospital en Bristol.

2. Nao, un robot humanoide programable y autónomo, desarrollado por Aldebaran


Robotics, una compañía de robótica francesa con sede en París. La Edición Académica de
Nao fue desarrollada para las universidades y laboratorios con fines de investigación y
educación.

3. En los almacenes de Amazon habitan los robots Kiva que acercan las estanterías a los
operarios para agilizar los procesos de logística.
LA ROBÓTICA NUMEROSAS OPORTUNIDADES

Frente a los pesimistas, los optimistas. Todos ellos ven en la automatización y robótica
numerosas oportunidades para continuar progresando. En especial, el mercado laboral. Para
sus inversores, el desarrollo tecnológico siempre ha ido parejo al surgimiento de nuevos
retos y nuevas metas. Consideran que no tienen por qué perderse puestos de trabajo, sino
que nacerán nuevos roles derivados de la automatización de las organizaciones.

De hecho, indican que el desarrollo de nuevas tecnologías siempre ha servido para crear
nuevos empleos, tanto existentes como adaptados a los tiempos que corren y correrán en su
momento. Consideran que alguien tendrá que hacerse cargo del desarrollo, de la
programación y del mantenimiento, entre otras muchas cosas, de estos equipos. Todo esto no
sucedería, si las empresas no apostasen por la robótica y sí por continuar con el viejo modelo
de producción. Lo único que haría falta es formación. Es la única amenaza para aquellas
personas que podrían haber encontrado acomodo en un empleo en el que no se les exigen
demasiados conocimientos técnicos.

Los optimistas también creen que hay numerosos trabajos que requieren de inteligencias
humanas y no podrán ser llevados a cabo por los robots. Es decir, que estas máquinas jamás
podrán sustituir a todas las personas por mucho que se desarrollen las múltiples
inteligencias artificiales que ya existen en la actualidad.

Igualmente, existen dudas sobre la aceptación que la robótica tendría en determinados


sectores, como podría ser el de los servicios. ¿Realmente se preferirá ser atendido por un
robot en vez de por una persona? Hay muchas esperanzas puestas en la inteligencia artificial
y automatización de numerosas tareas, pero quizá considerar que alguna de estas
máquinas pueda ser realmente autónoma en la toma de decisiones sea algo más cercano
a las películas de ciencia ficción que a la vida misma. La mano del hombre siempre será
necesaria.

Por último, se debe recordar que las distintas Administraciones tenderán a reducir el impacto
de la automatización en los distintos sectores económicos. Resulta necesario garantizar
trabajo a la población activa para asegurar, por ejemplo, la sostenibilidad del sistema de las
pensiones. Es posible que exista tecnología suficiente para que los robots sustituyan a
millones de trabajadores en todo el mundo, pero ni la sociedad ni el sistema lo
aceptarían.

También podría gustarte