Está en la página 1de 8

PRACTICO 1

1.- Resumen de la conferencia: “Cadena de valores del gas natural”

R.- 1.-Que significa la cadena de valor del gas a nivel empresarial?

Es aquella que se encarga de medir las actividades que nosotros desarrollamos a nivel
empresarial.

Tipos de actividades: Una empresa tiene actividades de diseñar, producir, transportar o


llevar a un mercado, entregar y apoyar a sus productos, todo esto compone lo que es una
cadena dentro de una empresa. La cadena de valor define que tan competitivos somos
frente a nuestra competencia.

La cadena de hidrocarburos de acuerdo a sus actividades físicas son las siguientes:


Exploración producción transporte, refinación petroquímica, almacenaje, distribución,
transporta fluvial y terrestre.

2.- Componentes de la cadena de hidrocarburos

Componente técnico: Se refiere al tipo de equipo que se va a utilizar, al tipo tecnología


que se va a utilizar , a nivel sudamericana se tiene una de las plantas más modernas de
petroquímica de urea, planta de separación de líquidos moderna en Gran Chaco.

Componente económico: Está relacionado a los costos, cuanto nos cuesta producir, cuanto
nos cuesta vender.

Componente social: Está relacionada a la mano de obra, si se tiene mano de obra


calificada, también está relacionado a las compensaciones q hace la industria petrolera.

Componente financiero: Se refiere a la capacidad de endeudamiento q tiene una empresa


(YPFB)

3.- ¿Cómo funciona la cadena?

La cadena tiene que ser autónoma, propia de sus constitución natural, depende de las
políticas públicas, depende de la política económica para ver si se va a tener los recursos
de las normas jurídicas también se tiene las políticas institucionales de National Oíl
Company, también tiene que existir una actividad de fiscalización que garantice que se
están realizando todas las actividades de acuerdo a normas y procedimientos, si tienen
una actividad de regulación de nos dice en qué medida se tiene q producir e importar los
hidrocarburos.

4.- Actividades propias de la cadena de los hidrocarburos

Exploración: Reduce la incertidumbres y minimizar los riesgos, la exploración no es otra


cosa que buscar yacimiento, un yacimiento es tener hidrocarburos en una roca que tiene
un sello o cierre geológico: Actividades de exploración; geología básica, imágenes
satelitales, potencial magnético, mapeo regionales, sísmica 2D, 3D y al final se hace una
evaluación la cuál nos dice dónde ubicar el pozo exploratorio, esta evaluación nos dice las
posible reservas que se puede tener, es decir un prospecto geológico.

Perforación exploratoria: Son justamente los que se ubican donde se considera que haya
un a trampa subterránea capaz de encerrar un yacimiento de petróleo y/o gas, de acuerdo
con los datos con los que se pueda contar.

Reservas: Son aquellas cantidades de petróleo que se anticipan como recuperables


comercialmente a través de la aplicación de proyectos de desarrollo.

Perforación de explotación y desarrollo: El objeto en esta etapa es de obtener la mayor


cantidad de hidrocarburos en superficie con la menor cantidad de pozos.

Producción: Una vez que los pozos han iniciado la producción, los fluidos que salen de los
mismos deben ser tratados para obtener petróleo, gas, agua y sedimentos. Esto se logra
mediante la instalación de baterías o plantas de tratamiento de gas natural donde se
obtiene gasolina líquidos livianos, GLP de la corriente del gas natural con el objetivo de
comercializarlos.

5.- ¿Cómo monetizar la producción?

La producción se compone de diferentes clases de contrato. A cada uno se le aplica el


precio internacional que le corresponde de acuerdo con sus características, además de la
obligación que tienen las empresas para la venta en el mercado interno.

Contratos petroleros

Un contrato petrolero no es otra cosa que la expresión codificada de un equilibrio de


fuerzas, rn un momento dado, entre un país anfitrión y una compañía.

6.- ¿A qué nos ayuda la cadena de valores?

A determinar las actividades o competencias distintivas del negocio que permiten generar
una ventaja competitiva. Tener una ventaja de mercado es tener una rentabilidad relativa
superior a los rivales en el sector industrial en el cual se compite, la cual tiene que ser
sustentable en el tiempo.
4.- Describir el gravímetro Worden y Lacoste

Gravímetro Lacoste

El diseño básico del gravímetro Lacoste consta de una viga goznada mediante un muelle

amortiguador, la cual va sujeta mediante un muelle de longitud cero, el cual es el elemento

sensible del aparato, sobre este se actúa hasta que adquiere una posición de equilibrio. La forma

de actuar sobre el muelle en este tipo de gravímetro es mediante una palanca, los movimientos

que le imprimimos a la palanca son medidos por un tornillo micrométrico sobre el cual actuamos

directamente, hasta que el muelle se encuentre en su posición de equilibrio. El principio de

funcionamiento de este gravímetro se conoce como astatización, este consiste en igualar el

momento de la gravedad con el momento del muelle lo cual produce un aumento de la

sensibilidad del gravímetro, lo cual se traduce en unas mediciones muy precisas de los

incrementos de la gravedad. La lectura se obtendrá directamente a través del propio tornillo

micrométrico, la lectura que se obtiene es el número de vueltas, requeridas para alcanzar la

posición de equilibrio. Con lo cual todas las lecturas se realizaran con la viga en la misma posición,

lo cual se produce mediante el ajuste del muelle. Los cambios en la gravedad finalmente son

hallados multiplicando las diferencias en dial por la constante del gravímetro. Esta construcción es

una de las más precisas que se tiene en la actualidad, y uno de los gravímetros con menor periodo

de lectura, pudiéndose obtener incrementos de la gravedad medidos con precisión de microgal. El

gravímetro Lacoste son construidos con metales con un bajo comportamiento térmico, y por su

diseño es uno de los microgravímetros más ligeros del mercado.


Gravímetro Worden

El muelle de longitud cero y los muelles invertidos soportan la viga, en este caso es muy pequeña.

Todas las lecturas se realizan con la viga en la misma posición. El observador ajusta dicha viga

mediante el ajuste de un tornillo micrométrico al cual va unido a un muelle de ajuste. La posición

de equilibrio se alcanza cuando la viga se halla en equilibrio. En este caso el dial muestra el

número de vueltas del tornillo micrométrico, hasta que el muelle de longitud cero ha alcanzado la

posición de equilibrio. Las diferencias de lecturas de este microgravímetro son convertidas en

incrementos de los valores de la gravedad, a través de la constante del gravímetro. Este sistema

tiene una gran ventaja, y es el reducido espacio necesario para su ubicación. Este al igual que los

gravímetros de este tipo se halla ubicado dentro de un recipiente con un alto aislamiento térmico,

para reducir las fluctuaciones en la temperatura, en este caso para reducir los efectos derivados

de los cambios térmicos, los cuales siempre son inevitables, para compensarlos se le dota de un

resorte de fibra el cual actúa como compensador térmico, esta fibra la función que cumple es la de

contrarrestar los efectos producidos por el cambio de temperatura, y es que la barra y la fibra

tienen procesos de respuesta contrarios a un cambio de temperatura. En virtud de lo cual estos se

combinan de tal forma que finalmente estos movimientos se ven compensados, este

comportamiento se da siempre que nos movamos en un margen y un cambio de temperatura no

muy acusado, claro está.


5.- Materiales Ferromagnéticos, Paramagnéticos y Diamagnéticos

Materiales diamagnéticos

Los materiales denominados diamagnéticos se caracterizan por ser repelidos por los imanes (es lo
opuesto a los materiales ferromagnéticos, que son atraídos por los imanes). El fenómeno del
diamagnetismo fue descubierto en septiembre de 1845 por el físico y químico Michael
Faraday cuando observó que un trozo de bismuto era repelido por un imán, cualquiera que fuese
el polo. Esa experiencia indicaba que el campo externo generado por el imán inducía en el bismuto
un dipolo magnético de sentido opuesto.

Pero, ¿qué sucede en los materiales para que ocurra este fenómeno?

El diamagnetismo se puede explicar de forma sencilla si se considera una consecuencia de aplicar


la Ley de Lenz a nivel molecular. Según la teoría electromagnética, siempre que varía el flujo
magnético se genera una corriente inducida y, según esta Ley, "el sentido de las corrientes
inducidas es tal que con sus acciones electromagnéticas tienden a oponerse a la causa que las
produce".

Todos los átomos contienen electrones que se mueven libremente y cuando se aplica un campo
magnético exterior se induce una corriente superpuesta cuyo efecto magnético es opuesto al
campo aplicado.

Otra forma de explicar el diamagnetismo es a partir de la configuración electrónica de los átomos


o de los sistemas moleculares. De esta forma, el comportamiento diamagnético lo presentan
sistemas moleculares que contengan todos sus electrones apareados y los sistemas atómicos o
iónicos que contengan orbitales completamente llenos. Es decir los espines de los electrones del
último nivel se encontrarán apareados (por tanto el momento magnético de los espines es
prácticamente nulo).

Existe un caso particular de diamagnético con una susceptibilidad magnética bastante grande en
módulo. Son los superconductores, a los que podemos considerar diamagnéticos perfectos. Estos
materiales expulsan las líneas del campo magnético y consiguen un campo nulo en su interior,
creando para ello corrientes superficiales que originan el campo que cancela el exterior. Como
consecuencia de estas corrientes aparecen fuerzas magnéticas que pueden conseguir la levitación
de un superconductor.

La susceptibilidad en estos materiales suele ser pequeña y negativa, exceptuando como se ha


mencionado los superconductores.
Materiales Paramagnéticos

Los materiales paramagnéticos son aquellos cuya suma neta de los momentos magnéticos
permanentes de sus átomos o moléculas es nula. Estos materiales tienen un comportamiento
magnético muy débil.

Si se aplica un campo magnético exterior lo suficientemente elevado, los momentos magnéticos


de los materiales paramagnéticos se tienden a ordenar de forma paralela al mismo. Por tanto, los
dipolos se orientan en la misma dirección y sentido que el campo aplicado, por lo que la
susceptibilidad magnética, aunque débil, es positiva, y la permeabilidad relativa es ligeramente
mayor que la unidad. Otra característica que los diferencia de los materiales ferromagnéticos es el
hecho de que cuando se elimina el campo externo aplicado el efecto del paramagnetismo
desaparece.

La suma del campo externo y el campo originado por la orientación de los momentos magnéticos
de los átomos del material hace que en el interior de este el campo resultante sea B.

Si tomamos la Ecuación 2 (Ley de Curie para campos pequeños), tenemos que:

Donde M es la magnetización resultante, B es la densidad de flujo magnético del campo aplicado,


T es la temperatura absoluta (en Kelvin), y C es una constante específica de cada material (su
constante de Curie). Se observa que los materiales paramagnéticos tienden a comportarse como
los ferromagnéticos al aumentar el campo aplicado, y cada vez menos magnéticos al elevarse la
temperatura. De hecho, la orientación de los átomos y el campo Bm asociado es casi
imperceptible, y los efectos son prácticamente imposibles de detectar excepto a temperaturas
extremadamente bajas o campos aplicados muy intensos.

La susceptibidad de los materiales paramagnéticos varía con la temperatura tal y como se ve en la


figura 8 .

Figura 8
Materiales Ferromagnéticos

El ferromagnetismo es un fenómeno que no se debe sólo a propiedades atómico-moleculares sino


que es un efecto colectivo que requiere una estructura sólida. Los materiales ferromagnéticos son
elementos de transición, con una configuración en sus átomos que favorece la interacción entre
los dipolos magnéticos, los cuales se alinean paralelamente dentro de zonas que se llaman
dominios. Como estos dominios se orientan aleatoriamente, no se genera imanación neta en el
material. Al aplicar un campo magnético a un material ferromagnético desmagnetizado, dado que
su permeabilidad y la susceptibilidad magnética son superiores a uno, el campo en el interior del
material es mayor al campo magnético aplicado. Esto se debe a que los dominios del material se
orientan con el campo magnético exterior reforzándolo.

Si ahora se retira el campo externo, los efectos del campo aplicado no desaparecen por completo,
quedando un magnetismo remanente, que es la causa de la existencia de los imanes permanentes.
Este magnetismo remanente se origina porque los momentos magnéticos de los dominios no
vuelven a su orientación original, quedando mayoritariamente orientados en la dirección del
campo aplicado.

Las principales características de los materiales ferromagnéticos son:

• Pueden imanarse mejor que los demás materiales. Esta característica viene indicada por una
gran permeabilidad relativa.

• Tienen una inducción magnética intrínseca máxima Bmax muy elevada.

• La facilidad con la que se imantan es muy diferente según sea el valor del campo magnético
aplicado. Esta característica lleva a que la relación entre la inducción magnética (B) y la excitación
magnética (H) no sea lineal. Esta relación se representa en la curva de magnetización del material.

• Un aumento del campo magnético les origina una variación de flujo diferente de la variación
que originaría una disminución igual de campo magnético. Este atributo indica que las relaciones
que expresan la inducción magnética y la permeabilidad (µ) como funciones del campo magnético
no son lineales ni uniformes.

• Conservan la imanación cuando se suprime el campo.

• Tienden a oponerse a la inversión del sentido de la imanación una vez imantados.

Por todas estas propiedades los materiales ferromagnéticos son muy utilizados en electrotecnia.

Los materiales ferromagnéticos pierden sus propiedades por encima de la temperatura de Curie
adquiriendo las propiedades de un material paramagnéticos.

También podría gustarte