Está en la página 1de 17

Biotecnología

Establecer una definición inequívoca de biotecnología es una tarea difícil porque


engloba diferentes actividades científicas y productivas. Además, la biotecnología
abarca un amplio espectro de conceptos, desde los tecnológicos hasta los
científicos. Sin embargo, la falta de una definición consensuada no ha frenado el
avance del desarrollo biotecnológico.
Algunas definiciones de biotecnología recogidas en la bibliografía son:
“La biotecnología es un conjunto de poderosas herramientas que utiliza organismos
vivos (o parte de estos organismos) para obtener o modificar productos, mejorar
especies de plantas y animales o desarrollar microorganismos para determinados
usos”.
“La biotecnología es la técnica de manipulación de formas vivas (organismos) para
obtener productos útiles a la humanidad”.
“La biotecnología es la aplicación de los principios de la ciencia y de la ingeniería al
procesado de materiales mediante agentes biológicos, con el fin de obtener
productos y servicios”.
“La biotecnología es la integración de las ciencias naturales y la ingeniería para
conseguir aplicar organismos y células —o partes de los mismos— así como
análogos moleculares en la producción de bienes y servicios”.
“La biotecnología es el uso industrial de organismos vivos o técnicas biológicas
desarrolladas en la investigación básica. Los productos biotecnológicos incluyen:
antibióticos, insulina, interferón, ADN recombinante y anticuerpos monoclonales.
Las técnicas biotecnológicas incluyen: ingeniería genética, cultivos celulares,
cultivos de tejidos, bioprocesados, ingeniería de proteínas, biocatálisis, biosensores
y bioingeniería”.
“La biotecnología no es una sola tecnología, agrupa varias técnicas que tienen en
común la manipulación de células vivas y sus moléculas, y la aplicación práctica de
estos procesos para la mejora de la vida”.
“En términos generales la biotecnología es el uso de procesos biológicos para la
obtención de productos útiles, que incluyen organismos modificados, sustancias y
aparatos”.
“Se llama biotecnología a los procesos biológicos que producen sustancias
beneficiosas para la agricultura, la industria, la medicina y el medio ambiente”
Antecedentes.
La historia de la biotecnología puede dividirse en cuatro períodos.
El primero corresponde a la era anterior a Pasteur y sus comienzos se confunden
con los de la humanidad. En esta época, la biotecnología se refiere a las prácticas
empíricas de selección de plantas y animales y sus cruzas, y a la fermentación como
un proceso para preservar y enriquecer el contenido proteínico de los alimentos.
Este período se extiende hasta la segunda mitad del siglo XIX y se caracteriza como
la aplicación artesanal de una experiencia resultante de la práctica diaria. Era
tecnología sin ciencia subyacente en su acepción moderna.
La segunda era biotecnológica comienza con la identificación, por Pasteur, de los
microorganismos como causa de la fermentación y el siguiente descubrimiento por
parte de Buchner de la capacidad de las enzimas, extraídas de las levaduras, de
convertir azúcares en alcohol. Estos desarrollos dieron un gran impulso a la
aplicación de las técnicas de fermentación en la industria alimenticia y al desarrollo
industrial de productos como las levaduras, los ácidos cítricos y lácticos y,
finalmente, al desarrollo de una industria química para la producción de acetona,
"butanol" y glicerol, mediante el uso de bacterias.
La tercera época en la historia de la biotecnología se caracteriza por desarrollos
en cierto sentido opuestos, ya que por un lado la expansión vertiginosa de la
industria petroquímica tiende a desplazar los procesos biotecnológicos de la
fermentación, pero por otro, el descubrimiento de la penicilina por Fleming en 1928,
sentaría las bases para la producción en gran escala de antibióticos, a partir de la
década de los años cuarenta. Un segundo desarrollo importante de esa época es el
comienzo, en la década de los años treinta, de la aplicación de variedades híbridas
en la zona maicera de los Estados Unidos ("corn belt"), con espectaculares
incrementos en la producción por hectárea, iniciándose así el camino hacia la
"revolución verde" que alcanzaría su apogeo 30 años más tarde. La cuarta era de
la biotecnología es la actual. Se inicia con el descubrimiento de la doble estructura
axial del ácido "deoxi-ribonucleico" (ADN) por Crick y Watson en 1953, seguido por
los procesos que permiten la inmovilización de las enzimas, los primeros
experimentos de ingeniería genética realizados por Cohen y Boyer en 1973 y
aplicación en 1975 de la técnica del "hibridoma" para la producción de anticuerpos
"monoclonales", gracias a los trabajos de Milstein y Kohler. Estos han sido los
acontecimientos fundamentales que han dado origen al auge de la biotecnología a
partir de los años ochenta. Su aplicación rápida en áreas tan diversas como la
agricultura, la industria alimenticia, la farmacéutica, los procesos de diagnóstico y
tratamiento médico, la industria química, la minería y la informática, justifica las
expectativas generadas en torno de estas tecnologías. Un aspecto fundamental de
la nueva biotecnología es que es intensiva en el uso del conocimiento científico. En
el período anterior a Pasteur, la biotecnología se limitaba a la aplicación de una
experiencia práctica que se transmitía de generación en generación. Con Pasteur,
el conocimiento científico de las características de los microorganismos comienza a
orientar su utilización práctica, pero las aplicaciones industriales se mantienen
fundamentalmente como artesanales, con la excepción de unas pocas áreas en la
industria química y farmacéutica (como la de los antibióticos), en las cuales se inicia
la actividad de I y D en el seno de la corporación transnacional. En todos estos
casos, la innovación biotecnológica surgió en el sector productivo; en cambio, los
desarrollos de la nueva biotecnología se originan en los centros de investigación,
generalmente localizados en el seno de las universidades. Las nuevas
biotecnologías pueden agruparse en cuatro categorías básicas: · Técnicas para el
cultivo de células y tejidos. · Procesos biotecnológicos, fundamentalmente de
fermentación, y que incluyen la técnica de inmovilización de enzimas. · Técnicas
que aplican la microbiología a la selección y cultivo de células y microorganismos. ·
Técnicas para la manipulación, modificación y transferencia de materiales genéticos
(ingeniería genética). Aunque los cuatro grupos se complementan entre sí, existe
una diferencia fundamental entre los tres primeros y el cuarto. Los primeros se
basan en el conocimiento de las características y comportamiento y los
microorganismos y en el uso deliberado de estas características (de cada organismo
en particular), para el logro de objetivos específicos en el logro de nuevos productos
o procesos.
La enorme potencialidad del último grupo se deriva de la capacidad de manipular
las características estructurales y funcionales de los organismos y de aplicación
práctica de esta capacidad para superar ciertos límites naturales en el desarrollo de
nuevos productos o procesos. Desde un punto algo diferente, es posible agrupar las
tecnologías que forman parte de la biotecnología en los seis grupos siguientes: ·
Cultivos de tejidos y células para: la rápida micropropagación "in vitro" de plantas,
la obtención de cultivos sanos, el mejoramiento genético por cruza amplia, la
preservación e intercambio de "germoplasma", la "biosíntesis" de "metabolitos"
secundarios de interés económico y la investigación básica. · El uso de enzimas o
fermentación microbiana, para la conservación de materia primas definidas como
sustratos en determinados productos, la recuperación de estos productos, su
separación de los caldos de fermentación y su purificación final. · Tecnología del
"hibridoma", que se refiere a la producción, a partir de "clones", de anticuerpos de
acción muy específica que reciben el nombre de anticuerpos "monoclonales".
·Ingeniería de proteínas, que implica la modificación de la estructura de las
proteínas para mejorar su funcionamiento o para la producción de proteínas
totalmente nuevas. · Ingeniería genética o tecnología del "ADN", que consiste en la
introducción de un "ADN" híbrido, que contiene los genes de interés para
determinados propósitos, para capacitar a ciertos organismos en la elaboración de
productos específicos, ya sean estos enzimas, hormonas o cualquier otro tipo de
proteína u organismo. · Bioinformática, que se refiere a la técnica basada en la
utilización de proteínas en aparatos electrónicos, particularmente sensores
biológicos y "bioships"; es decir, "microchips" biológicos, capaces de lógica y
memoria. A diferencia de la primera clasificación, que señala las técnicas
propiamente tales, la segunda se refiere también a las actividades económicas en
las que se hace uso de dichas tecnologías. La nueva biotecnología crea nuevos
procesos y nuevos productos en diversas áreas de la economía. Como estos
procesos se basan en los mismos principios, ya sea que se apliquen en un sector
económico o en otro, ello introduce cierto grado de flexibilidad, ya que permite la
movilidad entre diferentes sectores. Por ejemplo, los procesos de fermentación
pueden aplicarse para la producción, en gran escala, de alcohol o de antibióticos
como la penicilina, o en escalas menores para la producción de aminoácidos o en
la industria farmacéutica. Esto facilita la movilidad de factores productivos y tiene
impacto sobre la calificación de la mano de obra, la cual, aun cuando deberá
adaptarse a este nuevo perfil tecnológico (tanto en términos cuantitativos como
cualitativos) posiblemente logre al mismo tiempo una mayor facilidad de empleo. A
nivel mundial el interés por la biotecnología es indudable, como se ve a través del
frecuente abordaje de tales temas en los periódicos, libros y medios de
comunicación. Algunos descubrimientos útiles serán una consecuencia directa del
uso de las técnicas de ingeniería genética que logren transferir determinados genes
(a veces incluso genes humanos) a un determinado microorganismo apropiado,
para hacer el producto que es precisamente requerido en el mercado. Determinadas
proteínas humanas y algunos enzimas requeridos en Medicina se conseguirán de
esta forma, en el futuro. Otros muchos beneficios, serán el resultado de la
fabricación mediante técnicas de fermentación, de anticuerpos específicos para
fines analíticos y terapéuticos. Estos anticuerpos monoclonales se producirán
mediante el crecimiento de células en grandes tanques de cultivo, utilizando el
conocimiento biotecnológico adquirido por el cultivo de microorganismos en grandes
fermentadores, como por ejemplo la producción de antibióticos como la penicilina.
Se están desarrollando en la actualidad importantes descubrimiento y aplicaciones
comerciales en cada uno de los campos de la Biotecnología, incluyendo las que
tienen lugar en las industrias de fermentación, la biotecnología de los enzimas y
células inmovilizadas, el tratamiento de residuos y la utilización de subproductos.
Aquellos procesos que resulten productivos serán útiles a la sociedad, atractivos
para la industria por motivos comerciales y en algunos casos recibirán el apoyo de
los respectivos gobiernos. Una gran potencialidad de la biotecnología se da en el
campo de la investigación y el desarrollo científico, ya que proporciona herramientas
que permiten una mejor comprensión de los procesos fisiológicos, por ejemplo, del
sistema inmuno-defensivo, o que reducen, en forma considerable, los plazos de la I
y D, facilitando así los procesos de innovación tecnológica. A su vez, con el
advenimiento de nuevas técnicas en el campo biológico, la actividad de la I y D en
este campo tiende a hacerse cada vez más científica y menos empírica,
acentuándose así las características de intensidad científica propias de la
biotecnología. Resulta claro que siendo la biotecnología un sistema de diversas
innovaciones científico-tecnológicas interrelacionadas, no todas ellas evolucionan
al mismo ritmo. Las condiciones de mercado, las expectativas de beneficios,
aspectos organizativos y de gestión, entre otros, favorecen la rápida puesta en
marcha y difusión de algunas de estas tecnologías, relegando a otras. La literatura
sobre la innovación tecnológica acostumbra distinguir entre aquellas innovaciones
que surgen como respuesta a una situación de mercado, y a expectativas de
beneficios económicos, de aquéllas que se originan en el área de I y D como
resultado de un proceso continuo y acumulativo de desarrollo científico-tecnológico.
En el primer caso se habla de "demand or market-pull" y en el segundo, de
"technological-push". Ha sido frecuente, en los últimos tiempos, señalar el láser y la
biotecnología como ejemplos del segundo tipo de innovación. Es decir,
descubrimientos científicos a los que se arriba sin una aplicación específica
predeterminada en mente, pero que luego encuentran una gama considerable de
aplicaciones prácticas. Sin embargo, pareciera más correcto considerar ambos
factores, el inherente proceso científicotecnológico y aquél que corresponde a
incentivos económicos, como complementarios. Así, en el caso de la biotecnología,
aun cuando ésta nace en el ámbito de la I y D, de las muchas aplicaciones posibles,
las que se desarrollan primero son aquellas que ofrecen expectativas de
importantes beneficios económicos en un plazo más o menos breve. En la
agricultura, la biotecnología se orienta a la superación de los factores limitantes de
la producción agrícola a través de la obtención de variedades de plantas tolerantes
a condiciones ambientales negativas (sequías, suelos ácidos), resistentes a
enfermedades y pestes, que permitan aumentar el proceso fotosintético, la fijación
de nitrógeno o la captación de elementos nutritivos. También se apunta al logro de
plantas más productivas y/o más nutritivas, mediante la mejora de su contenido
proteínico o aminoácido. Un desarrollo paralelo es la producción de pesticidas
(insecticidas, herbicidas y fungicidas) microbianos. Las técnicas que ya se emplean,
o que están desarrollándose, van desde los cultivos de tejidos, la fusión
protoplasmática, el cultivo in vitro de "meristemas", la producción de nódulos de
"rhizobium" y "micorizas", hasta la ingeniería genética para la obtención de plantas
de mayor capacidad fotosintética, que puedan fijar directamente nitrógeno,
resistentes a plagas y pestes, etc. El cultivo de tejidos consiste en la regeneración
de plantas completas a partir de una masa amorfa, de células, que se denomina
"callo". En su forma más general, se aplica a todo tipo de cultivo "in vitro", desde
simples unidades indiferenciadas hasta complejos multicelulares y órganos. El
proceso consiste en la incubación, en condiciones controladas y asépticas, de una
célula o parte de un tejido vegetal (hoja, tallo, raíz, embrión, semilla, "meristema",
polen, etc.) en un medio que contiene elementos nutritivos, vitaminas y factores de
crecimiento. Las aplicaciones de esta técnica se dan en tres áreas fundamentales:
a) rápida micropropagación "in vitro" de plantas, b) desarrollo "in vitro" de variedades
mejoradas y c)producción de "metabolitos" secundarios de interés económico para
el cultivo de células de plantas. En el primer grupo se incluye el cultivo "in vitro" de
"meristemas", que permiten la micropropagación de material de siembra uniforme y
sano, y el cultivo de anteras, de gran utilidad al permitir la reducción del tiempo
necesario en la selección de genes, y por lo tanto de gran ayuda en las técnicas
tradicionales de hibridación. También incluye el cultivo y la fusión de "protoplastos",
el cultivo de embriones, la mutación somática, etc. Las ventajas principales del
cultivo "in vitro" de plantas son: a) rápida reproducción y multiplicación de cultivos;
b) obtención de cultivos sanos, libres de virus y agentes patógenos; c) posibilidad
de obtener material de siembra a lo largo de todo el año (no estar sujetos al ciclo
estacional); d) posibilidad de reproducir especies de difícil reproducción o de
reproducción y crecimientos lentos; e) facilita la investigación y proporciona nuevas
herramientas de gran utilidad en otras técnicas como la del "rADN", y f) mejora las
condiciones de almacenamiento, transporte y comercialización de germoplasma,
facilitando su transferencia internacional. Algunas de las técnicas aplicadas son ya
prácticamente de dominio público y tienen además costos relativamente bajos.
Como ejemplo puede mencionarse los cultivos de tejidos, ampliamente utilizados
para la producción de plantas ornamentales y con enorme potencial en plantas
tropicales como la yuca, la palma de aceite, la patata dulce, el banano, la papaya,
etc. En forma similar, la producción de "inóculos" de "rhizobium" es una actividad
ampliamente utilizada en el cultivo de la soya en los Estados Unidos, Australia y
Brasil, y que prácticamente ha eliminado la utilización de fertilizantes químicos en
este cultivo. Un aspecto que es importante de destacar en el desarrollo de la
biotecnología agrícola, es que tanto los procesos como los productos que se utilizan
como insumos, están fuertemente condicionados por las características ecológicas,
climáticas y geográficas, así como por la diversidad biológica y genética de cada
área o región. Por lo tanto, el desarrollo biotecnológico aplicado a la agricultura tiene
que ser llevado a cabo in situ. Por ejemplo, es sabido que cada especie de
leguminosa existe una bacteria de "rhizobium" específica. Más aún, estas bacterias
tienden a ser, además, específicas respecto de condiciones ecológicas y climáticas
particulares, de tal manera que para cada leguminosa se necesita no sólo el
"inóculo" de una bacteria determinada, sino que también esa bacteria se adapte a
las condiciones ambientales en las cuales la leguminosa se cultiva. Así los
"inóculos" de "rhizobium" que se utiliza para los cultivos de soya en los Estados
Unidos no son efectivos en los cultivos de soya en Brasil, ya que las características
de los suelos, la temperatura y la humedad difieren. La producción de "inóculos"
debe realizarse en el lugar y para el producto para el cual se van a utilizar. La
magnitud del mercado potencial agrícola para la biotecnología es, en gran medida,
materia de especulación debido precisamente a la falta de un conocimiento
detallado de muchas de estas condiciones locales. En este campo, la biotecnología
está orientada a la utilización en gran escala de "biomasa" para la producción de
materias primas orgánicas, que actualmente se obtienen mediante procesos
químicos convencionales. Las ventajas son que la "biomasa" es un recurso
altamente subutilizado y relativamente barato., ya que en gran parte esta constituído
por residuos y desechos de plantaciones forestales y de cultivos en gran escala. Es
además un recurso renovable. Las principales fuentes potencialmente disponibles
para la producción tanto de etanol como de otros productos químicos a granel son
(aparte de las melazas de la caña) cultivos como la yuca, el sorgo, las papas y el
maíz; los sueros de la industria de la leche; los residuos de las plantaciones de café
y, en general, todo tipo de residuo celuloso. Actualmente la biotecnología está
siendo aplicada en gran escala en la producción de alcohol (etanol), como
combustible sustituto del petróleo, fundamentalmente en el Brasil y en menor
medida en Estados Unidos y la India. En el Brasil, la producción se logra a partir de
melazas de la caña de azúcar, mientras que en Estados Unidos se usa el maíz. Otro
producto importante es el ácido cítrico. Los principales productores son los Estados
Unidos, Italia, Bélgica y Francia. Utilizan como materia prima melazas de remolacha.
La importancia que tiene cada una de las aplicaciones mencionadas es
incuestionable desde el punto de vista económico. Como ejemplos concretos cabe
mencionar las aplicaciones ya realizadas para la micropropagación de cultivos
sanos de yuca, el desarrollo en curso de sistemas de reproducción para la palma
africana (palma de aceite), el creciente comercio internacional de plantas
ornamentales, la producción de material sano de patata y el creciente intercambio
de "germoplasma". Por lo que respecta a la mayor rapidez en la obtención de
híbridos, se han indicado las siguientes cifras: una nueva especie de tomate que
por cruza tradicional se obtiene en un plazo de 7-8 años, por variación "somaclonal"
se puede obtener en 3-4 años; en el caso de la caña de azúcar, el plazo se reduce
de 14 a 7 años. Las diferentes técnicas de cultivo de tejidos están en distintas fases
de desarrollo; algunas como el tejido "meristemático", ya han sido ampliamente
aplicadas para la obtención de cultivos sanos y libres de virus (caso yuca, por
ejemplo). Otras técnicas tienen una maduración más lenta y su aplicación es de más
largo plazo. Las técnicas de cultivo de tejidos se pueden clasificar, según la fecha
de su aplicación en actividades económicas, en las siguientes categorías:
Aplicaciones de corto plazo (dentro de los tres años) Aplicaciones de mediano plazo
(dentro de los próximos ocho años) Aplicaciones de largo plazo (no antes de los
próximos ocho años) Propagación vegetativa Variación "somaclonal" Hibridización
somática Eliminación de enfermedades Variación "gametoclonal" Líneas celulares
mutantes Intercambio de germoplasma Cultivos de embriones Transferencia de
cromosomas Transferencia de genes pro cruza amplia Fertilización "in vitro"
Ingeniería genética molecular Cultivo de anteras y "haploidea" Otra aplicación
económica importante, aun cuando es de más largo plazo, es la obtención de
"metabolitos" secundarios por cultivo celular. Hay cuatro grupos importantes de
"metabolitos" secundarios: a) aceites esenciales, que se emplean como
sazonadores, perfumes y solventes; b) glucósidos: "saponinas", aceite de mostaza
para colorantes; c) alcaloides tales como morfina, cocaína, atropina, etc. de gran
utilidad en la producción de fármacos, de los que se conocen más de 4000
compuestos, la mayoría de origen vegetal; d) enzimas: "hidrolasas", "proteasas",
"amilasas", "ribonucleasas". La obtención por procesos tradicionales de estos
productos es ineficiente, estando sujeta a las variaciones estacionales y/o
climáticas, dificultades de conservación y transporte, falta de homogeneidad del
producto obtenido, etc. Frente a estos inconvenientes, el cultivo celular ofrece la
posibilidad de un suministro regular de un producto homogéneo y sobre todo la
perspectiva de lograr buenos rendimientos, dado que las plantas pueden ser
"manipuladas" y su crecimiento es controlado. El cultivo celular permite la
"rutinización" típica de las actividades industriales y por lo tanto la optimización de
las operaciones. Finalmente, se vislumbra también la posibilidad de obtener nuevos
compuestos por medio del cultivo celular. Para ello se prevén dos enfoques
diferentes: a) el aislamiento de un cultivo capaz de alto rendimiento y b) el cultivo
celular en gran escala y la obtención industrial de determinados productos.

Clasificación.
La biotecnología puede ser clasificada en cinco amplias áreas:
La biotecnología animal: que ha experimentado un gran desarrollo en las últimas
décadas. Las aplicaciones iniciales se dirigieron principalmente a sistemas
diagnósticos, nuevas vacunas y drogas, fertilización de embriones in vitro, uso de
hormonas de crecimiento, etc. Los animales transgénicos como el "ratón
oncogénico" han sido muy útiles en trabajos de laboratorio para estudios de
enfermedades humanas.
La biotecnología Industrial: las tecnologías de ADN ofrecen muchas posibilidades
en el uso industrial de los microorganismos con aplicaciones que van desde
producción de vacunas recombinantes y medicinas, tales como insulina, hormonas
de crecimiento e interferón, como enzimas y producción de proteínas especiales.
La biotecnología ambiental: se refiere a la aplicación de los procesos biológicos
modernos para la protección y restauración de la calidad del ambiente. Actualmente,
la principal aplicación de la biotecnología ambiental es limpiar la polución. La
limpieza del agua residual fue una de las primeras aplicaciones, seguida por la
purificación del aire y gases de desecho mediante el uso de biofiltros. La
biorremediación (uso de sistemas biológicos para la reducción de la polución del
aire o de los sistemas acuáticos y terrestres) se está enfocando hacia el suelo y los
residuos sólidos, tratamientos de aguas domésticas e industriales, aguas
procesadas y de consumo humano, aire y gases de desecho, lo que está
provocando que surjan muchas inquietudes e interrogantes debido al escaso
conocimiento de las interacciones de los organismos entre sí, y con el suelo. Los
sistemas biológicos utilizados son microorganismos y plantas.
Biotecnología vegetal: con las técnicas de la biotecnología moderna, es posible
producir más rápidamente que antes, nuevas variedades de plantas con
características mejoradas, produciendo en mayores cantidades, con tolerancia a
condiciones adversas, resistencia a herbicidas específicos, control de plagas,
cultivo durante todo el año. Problemas de enfermedades y control de malezas ahora
pueden ser tratados genéticamente en vez de con químicos.
Biotecnología Humana: Puesto que cada criatura es única, cada una posee una
composición única de ADN. Cualquier individuo puede ser identificado por
pequeñas diferencias en su secuencia de ADN, este pequeño fragmento puede ser
utilizado para determinar relaciones familiares en litigios de paternidad, para
confrontar donantes de órganos con receptores en programas de trasplante, unir
sospechosos con la evidencia de ADN en la escena del crimen (biotecnología
forense).
El desarrollo de técnicas para el diagnóstico de enfermedades infecciosas o de
desórdenes genéticos es una de las aplicaciones de mayor impacto de la tecnología
de ADN. Al utilizar las técnicas de secuenciación de ADN los científicos pueden
diagnosticar infecciones víricas, bacterianas o mapear la localización específica de
los genes a lo largo de la molécula de ADN en las células.

BIOTECNOLOGÍA ANTIGUA
La biotecnología es una actividad antigua, que comenzó hace miles de años cuando
el hombre descubrió que al fermentar las uvas se obtenía un producto como el vino.
Estas aplicaciones constituyen lo que se conoce como biotecnología tradicional y
se basa en la obtención y utilización de los productos del metabolismo de
ciertos microorganismos. Podemos definir lo como ³la utilización de organismos
vivos para la Obtención de un bien o servicio útil para el hombre. Actualmente, los
científicos comprenden cómo ocurren los procesos biológicos que permiten la
fabricación de productos biotecnológicos. Esto les ha permitido desarrollar nuevas
técnicas a fin de modificar o imitar algunos de esos procesos y lograr una variedad
mucho más amplia de productos. Los microorganismos sintetizan
compuestos químicos y enzimas que pueden emplearse eficientemente en
procesos industriales.
BIOTECNOLOGÍA MODERNA
La diferencia que trae la biotecnología moderna es que, actualmente, el
hombre no sólo conoce los microorganismos y el ADN, sino que ha
aprendido a modificaros en función de sus necesidades. Si se compara
la manipulación genética que se practica desde hace miles de años, con
la biotecnología actual, una de las diferencia principales es que la
ingeniería genética permite el pasaje preciso de genes de una especia
a otra. Por ejemplo, de animales a plantas, de plantas a bacterias, o de
hombres a bacterias.

ORGANISMOS TRANSGENICOS

Otra aplicación de la biotecnología moderna es la creación de organismos


transgenicos, mediante la transferencia de genes ya sea de la misma especie o de
una diferente, que van a determinar en ellos una nueva característica,
generalmente para mejorarlos.
PLANTAS TRANSGENICAS: Han sido muy notables los avances de la producción
de alimentos por medio de las plantas mejoradas por ingeniería genética, ya que
aumenta la producción y se reduce el costo de invercion. Los cultivos transgenicos
que mas se consumen son Maíz, Soya y algodón.
ANIMALES TRANSGENICOS: Son a los que desde las primeras etapas de su
desarrollo embrionario se les inserta el gen ( por micro-inyección de ADN en el
prenúcleo del cigoto) a fin de modificar su genoma y lograr que se desarrollen las
características deseables.
Biotecnología roja
La biotecnología roja recibe su nombre ya que consiste en la biotecnología aplicada
a la salud tanto humana como animal. Algunos ejemplos de este tipo de
biotecnología son la producción de antibióticos, el desarrollo de vacunas más
seguras y nuevos fármacos, los diagnósticos moleculares, terapias regenerativas,
y la posibilidad de curar enfermedades a través de la manipulación génica. En
resumen, la biotecnología roja agrupa todos los procesos biotecnológicos
relacionados con la medicina.
APLICACIONES:
Producción de antibióticos: A partir de otras áreas de la biotecnología se pudo
descubrir nuevos fármacos como del mundo marino, plantas o animales que tienen
capacidad terapéutica en enfermedades ya conocidas o nuevas. De la misma forma,
también se están descubriendo nuevas vacunas más eficaces para todo tipo de
enfermedades, como las llamadas vacunas recombinantes, que utilizan sólo las
partes que confieren inmunidad al cuerpo sin tener que utilizar el patógeno en su
totalidad.
Producción de nuevos fármacos: La biotecnología permite diseñar y producir
nuevas proteínas que pueden ser empleadas como tratamiento frente a
enfermedades infecciosas, diabetes, desórdenes hematológicos, enfermedades
cardiovasculares, alteraciones inmunes y el cáncer. En los últimos años se ha
comenzado a hablar de la medicina personalizada basada en la farmacogenómica
que consiste en el estudio de la respuesta del paciente a los fármacos en función
de su perfil genético. De este modo, el conocimiento del perfil de respuesta del
paciente en base a su genoma permitirá desarrollar terapias individualizadas que
mejoren su efectividad y disminuyan los efectos secundarios.
Diagnósticos moleculares: Se basa en la detección de marcadores moleculares,
sensibles y específicos, presentes en los seres vivos que sean indicadores de
alguna característica del estado fisiológico del cuerpo (patologías y enfermedades,
estados de estrés celular…). Esto permite un diagnóstico precoz, comprobar el
estado de la enfermedad e incluso la elección del mejor tratamiento. Entre los
marcadores presentes se encuentran marcadores genéticos (variedades genéticas
que predisponen a ciertas enfermedades, como el cáncer), proteínicos (enzimas
que silencian genes o están defectuosos…) o moleculares (productos secundarios
del metabolismo…). Se implanta la llamada “medicina personalizada”, donde se
administra la droga adecuada, con la concentración y lugar precisos, gracias al
estudio genético, proteínico e histológico del paciente.
La secuenciación del Genoma Humano ha marcado un antes y un después en la
historia de la medicina al permitir el estudio de las bases genéticas de las
enfermedades.
SALIDAS PROFESIONALES:

ANÁLISIS CLÍNICOS
A un especialista en análisis clínicos le compete la elección y realización de los
procedimientos de laboratorio adecuados a la situación del paciente, así como la
interpretación de los resultados obtenidos y su discusión con el médico especialista
correspondiente. En otras palabras, es quien analiza las muestras enviadas al
laboratorio (sangre, esputos…) y hace una primera interpretación. Es una
especialidad muy interdisciplinar que está estrechamente relacionada con otros
laboratorios (Bioquímica, Hematología…).
BIOQUÍMICA CLÍNICA
“La Bioquímica Clínica es la especialidad que se ocupa del estudio de los aspectos
químicos de la vida humana en la salud y en la enfermedad, y de la aplicación de
los métodos químicos y bioquímicos de laboratorio al diagnóstico, control del
tratamiento, seguimiento, prevención e investigación de la enfermedad”. Es decir,
un especialista en Bioquímica Clínica estudia los procesos metabólicos y
moleculares en relación con los cambios fisiológicos y patológicos así como los
inducidos por actuaciones terapéuticas para obtener información sobre el
diagnóstico, pronóstico y evolución de la enfermedad, así como de la respuesta al
tratamiento.
INMUNOLOGIA
Este laboratorio también está enfocado hacia la detección, diagnóstico clínico y
toma de decisiones terapéuticas, pero en este caso sobre patologías de base
inmunológica. Es decir, es especialista en inmunología lleva a cabo tareas como la
detección de VIH y estudio de los retrovirales más adecuados según el paciente,
estudio de la histocompatibilidad en trasplantes o la detección de enfermedades
autoinmunes y estudio de sus posibles tratamientos…
MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA
Entre las funciones del especialista en microbiología y parasitología están:
implicarse como facultativo especialista en el diagnóstico y tratamiento del paciente
y en la prevención de las infecciones, análisis de muestras de bacterias y virus,
elaborar protocolos de diagnóstico, colaborar con los Sistemas de Vigilancia
Epidemiológica y de Salud Pública y participar en la prevención de la infección
hospitalaria
.
Biotecnología azul
La biotecnología azul, o también llamada biotecnología marina es un término
empleado para designar las aplicaciones de la biotecnología en el ambiente marino
y acuático.Como ejemplos de aplicaciones de esta biotecnología podemos
destacar:
 Uso de plantas y productos marinos para obtener nuevos fármacos y
cosméticos.
 Uso de genes de organismos acuáticos para obtener plantas resistentes a
las condiciones ambientales.
 Mejora de la efectividad de la vacunación para disminuir la mortalidad de los
peces.
 Restauración o preservación de especies acuáticas.
 Control de la proliferación de microorganismos nocivos transmitidos por el
agua.
 Búsqueda de nuevas fuentes de energía (biocombustibles) basándose en
algas y otros organismos marinos.
En cuanto a las empresas que se dedican a desarrollar esta rama de la
biotecnología, hay que destacar que España es pionera en Europa. Contamos con
gran cantidad de empresas que se dedican a ella como el Centro de Biotecnología
Marina de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (que además tiene el
Banco Nacional de Algas), la Universidad de Huelva, el Instituto de
Investigaciones Marinas, Centros del Instituto Español de Oceanografía y
el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía.
Biotecnología blanca
La biotecnología blanca es aquella aplicada a la industria y procesos industriales,
es decir, la aplicación de las herramientas de la naturaleza a la industria. Esta
categoría es muy amplia y engloba muchos sectores industriales, incluyendo el
sector químico, alimentos, medioambiente, energía, etc. Incluye también a la
biotecnología ambiental: aplicación de la biotecnología en la conservación del medio
ambiente. Este tipo de actividad está buscando reemplazar a las tecnologías
contaminantes por otras más limpias o amigables con el ambiente. Básicamente,
emplea organismos vivos y enzimas para obtener productos más fáciles de
degradar, y que requieran menos energía y generen menos desechos durante su
producción. El uso de enzimas o biocatalizadores es uno de los avances más
significativos en el área de la biotecnología blanca. Las ventajas de su uso residen
en la alta selectividad y eficiencia de las enzimas en comparación con los procesos
químicos. Mientras los procesos químicos convencionales requieren alta presión y
alta temperatura, los microorganismos y sus enzimas trabajan a presión y
temperaturas normales. Además, las enzimas son biodegradables y muchas de
ellas pueden funcionar en solventes orgánicos, alta concentración de sales y otras
condiciones extremas. Las enzimas hoy se aplican a prácticamente todas las
industrias, incluyendo la farmacéutica, alimenticia, química, textil, de detergentes,
del papel, etc. En este sentido, la biotecnología blanca puede ayudar en diferentes
áreas:
Nuevas fuentes de energía y nuevas tecnologías: Producción de tecnologías limpias
o verdes como pueden ser procesos de biotransformación o biomateriales que
generen residuos biodegradables reduciendo los efectos tóxicos sobre el
medioambiente (bioplásticos, nuevos tejidos, materiales para la construcción como
tela de araña, etc). Nuevas fuentes de energía como son los biocombustibles
obtenidos a partir de recursos renovables y menos contaminantes que los
combustibles fósiles empleados en la actualidad (bioetanol y el biodiésel, o la
biomasa). La sustitución de éstos por biocarburantes supone una disminución de
las emisiones gaseosas contaminantes. Además, por ser biodegradables,
disminuye el nivel del impacto ambiental de vertidos accidentales. Uno de los
beneficios más importantes de los biocombustibles es su contribución
prácticamente nula al aumento de gases con efecto invernadero en la atmósfera.
Química y Nanobiotecnología: Los avances en los conocimientos biotecnológicos
está permitiendo realizar transformaciones químicas de una forma más eficiente y
efectiva, utilizando enzimas o células enteras diseñadas para optimizar
transformaciones conocidas y otras aún por conocer, que da lugar a productos de
química básica (como el hidrógeno), biomateriales (como el propanodiol) y de
química fina o bioquímicos (como las vitaminas). Así mismo, y gracias al desarrollo
de la nanotecnología, se está empezando a controlar y utilizar las moléculas
provenientes de los seres vivos como base para producir nuevos productos y
servicios (como nuevos secuenciadores de ácidos nucleicos y proteínas, células
artificiales, biosensores…).
Factorías celulares y bioprocesos: Utilizando las células como factorías y el estudio
de los diferentes bioprocesos, se están produciendo todo tipo de productos de una
forma más eficiente o novedosa. Como nuevas enzimas para detergentes,
degradación o conservación de materiales, vitaminas, proteínas recombinantes
aplicados a la salud o a la alimentación
Limpieza de contaminantes: Utilizando plantas y microorganismos se consiguen
descontaminar aguas (lodos activos y digestiones anaerobias), suelos
(fitorremediación) y la atmósfera (biofiltros).
Mejora de los procesos industriales: Gracias a la eficiencia de los procesos
biológicos, la biotecnología ambiental logra optimizar procesos industriales
tradicionales, o el desarrollo y en la generación de otros nuevos (por ejemplo el uso
de la bacteria Thiobacillus ferooxidans en los procesos de extracción del cobre y
oro).
Conservación de la biodiversidad: Proporcionando herramientas muy valiosas en
cuanto a identificación, clasificación y preservación de la biodiversidad.
Descubrimiento y caracterización de nuevas especies, especialmente de
microorganismos y hongos; desarrollar y optimizar métodos para el marcaje y el
monitoreo de ejemplares; conservación de la biodiversidad, especialmente en lo que
se refiere a diagnósticos veterinarios y forenses aplicados a fauna silvestre; análisis
de las ventajas y los riesgos para el medio ambiente de los organismos
genéticamente modificados (OGM); utilización respetuosa y sustentable de la
biodiversidad.

Biotecnología gris
La biotecnología gris se refiere a las aplicaciones ambientales de la biotecnología,
centradas en la creación de soluciones tecnológicas que ayuden a la protección del
medioambiente. En este caso, los procedimientos biotecnológicos pueden ayudar
al saneamiento del suelo, al tratamiento de las aguas residuales, a la depuración de
los gases de escape y de los gases contaminantes, así como al reciclaje de los
desechos y sustancias residuales.

Biotecnología verde
"es la aplicación de la ciencia y la tecnología a las plantas, sus partes, productos y
modelos con el fin de alterar materiales vivos o inertes para el desarrollo de
conocimiento, bienes y servicios” (Fuente: OCDE, Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económicos). Esto quiere decir que dicha rama de la
biotecnología consiste en la manipulación tecnológica de especies vegetales para
generar tanto conocimiento, como bienes y servicios.
¿Qué es un OGM?
Un organismo genéticamente modificado (OGM) es un organismo cuyo patrimonio
genético ha sido transformado por la técnica de la transgénesis: la modificación de
la expresión de uno de sus genes o la adición de un gen ajeno. Esta definición, que
debemos retener, es necesariamente arbitraria y consecuentemente rebatible. En
efecto, en el curso de la transmisión de la información genética de padres a hijos,
se pueden producir cambios provocados por el azar: las mutaciones. También
podríamos hablar entonces de OGM, pero sin la intervención humana en este caso.
(Fuente: UNESCO)
¿Por qué elegir las plantas en el campo de la biotecnología como objeto de interés?
Por varios motivos:
• Son componentes clave de los ciclos biológicos básicos (ciclo del agua, formación
del suelo…)
• Son fuente principal de energía, oxígeno y material orgánico en los ecosistemas
• Base de la cadena alimentaria de todo el planeta, incluidos los humanos
• Son una importante materia prima de interés industrial (tejidos, caucho,
biocombustibles…)
¿En qué puede ayudar la biotecnología a resolver los retos agronómicos del siglo
XXI?
• Mayor rendimiento de un cultivo por hectárea. Existe un problema, la disminución
de suelo laborable y recursos hídricos conforme avanza el cambio climático.
• Asegurar el alimento de una población que crece a gran velocidad. El riesgo de
sobrepoblación mundial es cada día más patente.
• Incrementar la calidad de los alimentos y la seguridad alimentaria (arroz dorado…)
• Agricultura más compatible con el medio ambiente: disminución del uso de
productos químicos
• Plantas con nuevo valor añadido: plantas como biofactorías, biosensores y
biocombustibles
¿Para qué sirve exactamente la biotecnología verde?
Aplicaciones prácticas
• Mayor productividad: resistencia a virus y patógenos, a plagas, a herbicidas.
• Mejora nutritiva: enriquecimiento de vitaminas, ácidos grasos modificados.
• Biocombustibles.
• Mejora en post-cosechamiento: retraso en la maduración.
• Tolerancia a estrés: a sequía, altas temperaturas o suelos salinos.
• Mejoras ornamentales: pigmentos, aromas y fragancias.
• Biofactorías: proteínas terapéuticas, biopolímeros.
• Fitorremediación: eliminación de contaminantes.

También podría gustarte