Está en la página 1de 132

comunica ción

Nº 140 • Estudios venezolanos de comunicación


CENTRO GUMILLA
Perspectiva Crítica y Alternativa • Integrantes de la Red Iberoamericana de Revistas de Comunicación y Cultura

Presentación Otras ópticas 2


Entradas Pensar la comunicación desde lo transcomplejo
■ Ángel Páez 4
Diez propuestas para una episteme
de la complejidad en comunicación
■ Gustavo Hernández Díaz
■ Carlos Delgado-Flores 10
Hacia la búsqueda de las audiencias
en la gran muralla china
■ Jenny Bustamante Newball 18
La “gran empresa” de investigar la comunicación
■ Agrivalca R. Canelón S. 31
Cómo cosechar información sobre los mercados
y la opinión pública en el campo de la web 2.0
■ Iria Puyosa 42
¿Puede la ética llegar a ser un estorbo o una ayuda
para las políticas de facturación en los medios publicitarios?
■ José Luis Da Silva 50
¿ Son confiables las encuestas electorales en Venezuela?
■ Pasquale Nicodemo 60
Estudios La investigación de la comunicación
vista desde las revistas académicas. Una mirada introspectiva
■ Marcelino Bisbal
■ Rafael Quiñones 70
Investigación venezolana sobre comunicación
y cultura de masas. Panorama bibliográfico: 1994-2007
■ Jesús María Aguirre 88
Hablemos Comunicación e investigación universitaria.
Momento actual y horizonte posible
■ Honegger Molina García 98
Informaciones 104
Reseñas 110
Dossier 116

Documento 126
Galería de Papel. Virginia Lavado. Sombra.
2
comunica ción
comunica ción 3

Otras ópticas

E
l interés por la investigación que se desarrolla en el área do la comunicación como objeto de interés científico (Ángel
de la comunicación ha sido una constante recurrente en Páez, Gustavo Hernández y Carlos Delgado-Flores); otra la
nuestra revista. Cada cierto tiempo, diversos artículos constituye un acercamiento a las posibilidades que Internet 2.0
abordan la agenda de investigación en el área tanto na- abre a la investigación en comunicación, tanto en el ámbito or-
cional como internacional; ubican temas que requieren profun- ganizacional y social, como dentro del propio ciberespacio (Iria
dización, examinan la pertinencia social de lo investigado y su- Puyosa); y la otra la constituye una indagación sobre paradig-
gieren cambios que contribuyan con la consolidación de las mas y enfoques de la investigación en comunicación en el ám-
ciencias de la comunicación desde el mero ejercicio de un con- bito empresarial (Agrivalca Canelón).
junto de prácticas profesionales, hacia su inserción en el con- Dos artículos excepcionales completan la sección Entradas:
junto general de las disciplinas científicas de la academia. un abordaje sobre el tipo de relación que puede plantearse entre
Este examen periódico de la investigación en comunicación, la ética y la racionalidad empresarial (José Luis Da Silva), y un
no tiene sólo que ver con la necesidad de mantener congruente artículo que analiza la confiabilidad de las encuestas electorales
la identidad de los miembros del equipo de la revista, sino ade- en Venezuela, escrito por Pasqüale Nicodemo, desde su larga ex-
más también con verificar que las tendencias en marcha en la periencia como estadístico.
conformación de la sociedad del conocimiento, están siendo Esta edición de la revista incluye también un dossier con artí-
comprendidas por los diferentes actores sociales involucrados. culos sobre comunicación y política, por considerarlo de interés
Sabemos por tradición científica, que no siempre el modo de re- para nuestros lectores. Juan Carlos Centeno en La nueva raciona-
presentar la realidad de los acontecimientos es el más eficaz, de lidad de la acción comunicativa en la Venezuela Bolivariana.
allí que haya que revisarlo con periodicidad, contrastándolo con Proceso, medios y controles explora el concepto habermasiano de
versiones de otras disciplinas, valorando la crítica como actitud comunidad de habla como clave interpretativa del conflicto socio-
de vigilancia permanente, de cara a la investigación en cuanto político presente. Por su parte Federico Welsch y Gabriel Reyes en
éste sea un modo de construcción de saber. Afiliación política, perfil social y cultura cívica en Venezuela ex-
Dentro de la línea que compone el interés por la investiga- ploran la relación entre identidad cultural e identidad política en la
ción, este número de Comunicación, el cual hemos titulado otras afiliación dentro del marco de la polarización; sostienen que la es-
ópticas, marca un avance significativo en cinco perspectivas: tructura sociodemográfica entre ambos bandos poseen similitudes,
una de ellas es un exhaustivo registro bibliográfico y documen- lo cual parece contradecir el enfoque de “lucha de clases” dado
tal de lo producido en Venezuela en el área de comunicación y como interpretación prevaleciente del conflicto a la vez que abrirse,
cultura de masas en el período 1994 – 2007 (Jesús María Aguirre); de las explicaciones reductivas, a los déficit en la cultura cívica
otra la constituye un estudio descriptivo donde se comparan, a como raíz del momento político presente.
partir de categorías epistemológicas y teórico-metodológicas, La temática monográfica del número se verá completada con
los contenidos de cuatro revistas académicas orientadas a los te- el documento de balance sobre los observatorios iberoamerica-
mas de comunicación y cultura, producidas en el país (Marcelino nos de Comunicación y Cultura, realizado por Luis A. Albornoz
Bisbal- Rafael Quiñónez); otra la representa la reflexión teórica y Micael Herschmann, el cual da cuenta de la labor de 61 ob-
sobre los cambios en los paradigmas desde donde se ha pensa- servatorios distribuidos en la región.
4 comunica ción Entrada

Pensar
la comunicación
desde lo
transcomplejo
Galería de Papel. Virginia Lavado. Constantinopla
comunica ción 5

Este artículo pretende dibujar algunas de las rutas que debemos Problemática de las
transitar los investigadores y actores sociales preocupados por Ciencias Sociales
promover una discusión que genere pistas para encontrar el estatus Asistimos a una crisis de los fundamen-
epistemológico de la comunicación. Se identifican algunos esfuerzos tos del logos científico tradicional en
medio de una fuerte resistencia de buena
en hispanoamérica desde diferentes enfoques, unos orientados a parte del mundo académico occidental
ubicar la comunicación y su estudio en el mundo de los medios de que se niega a abandonar la aparente cer-
tidumbre que encuentra en el mismo, muy
comunicación, otros a construir una teoría al margen del resto de las a pesar de que el segundo Wittgenstein²
ciencias sociales y a elevarla como categoría desde la teoría marxista. con su célebre frase en el lenguaje juga-
mos juegos con palabras, y los filósofos
Al final, se apunta que en los actuales momentos es baladí intentar de la ciencia hayan decretado en 1969 el
ubicar el campo disciplinar de la comunicación en medio del debate “desmoronamiento de las tesis básicas
del positivismo lógico”, en el contexto
que hoy libramos sobre la complejidad y la transdisciplinareidad ¹ del Simposio Internacional de la Uni-
versidad de Chicago, proponiendo –o de-
cretando– el abandono de principios fun-
damentales como el de la ciencia unifi-
■ Ángel Páez cada, la diferenciación teórico-observa-
cional, los formalismos matemáticos
como verdades fijas, la extrapolación de
las ciencia mecánica a otras ciencias na-
turales, la preferencia de modelos taxo-
nómicos por los axiomáticos y la vincu-
lación absoluta entre racionalidad y lo ló-
gico (Martínez Migueles, 05/11/06).
Ante la crisis de la ciencia, autores
como Martínez Migueles (2006) apuestan
a una necesaria sentencia: el fin de la cien-
cia; y por ende, el fin de la universidad, de
la escuela, de los centros y organismos fi-
nanciadores de investigación. Claro, acla-
ra Martínez Migueles (2006:5), el fin de
una ciencia “clásica, tradicional, determi-
nista, lineal, como conocimiento abso-
luto…casi dogmático”; y con ello, la ne-
cesidad de fundar una ciencia “más hu-
milde, como cocimiento no tan seguro,
pero si confiable y útil para solucionar los
problemas que la vida nos plantea y me-
jorar nuestra salud…y lograr unas rela-
ciones entre los seres humanos más ar-
moniosas, justas, felices”.
Por su parte, los científicos sociales li-
bran un debate orientado a lograr un esta-
tus de cientificidad incuestionable. Para
ello, es necesario volver al enfrentamien-
to más antiguo, pero no obsoleto, entre
una cosmovisión aristotélica, que plantea
una ciencia teleológica con momentos in-
ductivos y también deductivos, capaz de
preguntarse el por qué y el para qué del
quehacer científico, y la visión Galiciana,
funcional y mecanicista, encargada de co-
locar al hombre en el centro, limitada a la
pregunta del cómo más inmediato y prác-
6 comunica ción

tico de los fenómenos, validadora de la ra- cientificista crítico en las universidades la-
cionalidad exclusivamente vinculada a las tinoamericanas, al tiempo que comienza a


formulaciones matemáticas, impregnada gestarse un nuevo modelo inspirado en los
del interés dominador de la naturaleza y cambios ideológicos mundiales hacia la
generando leyes universales capaces de derecha y la hegemonía del pensamiento
explicar la realidad (Mardones, 1991). neoliberal, retornándose –hasta hoy– al
En medio de la polémica aristotélica- pragmatismo y planteando la necesidad de
galileana, surgen preguntas esenciales, ya En medio de la polémica la especialización profesional al servicio
que de ellas se emanan, como se evidencia aristotélica-galileana, surgen de la fragmentación –ya no de la síntesis–
en la historia, los subsiguientes debates preguntas esenciales, ya que de ellas demandada por el posmodernismo.
que hasta hoy libramos. Con matices dife- El nuevo modelo de formación, en apa-
se emanan, como se evidencia en la
rentes, encontramos la discusión entre el
positivismo decimonónico y la hermenéu-
tica. Bajo el liderazgo –o evangelización–
de Comte y Mill, el positivismo lógico im-
pone un único método científico (mo-
nismo metodológico), se basa en las cien-

historia, los subsiguientes debates
que hasta hoy libramos
riencia posmoderno, ha desanimado la re-
flexión y el análisis crítico característico de
los ‘70 validándose la formación instru-
mental del comunicador social; se legi-
tima “la racionalidad tecnológica, se des-
humaniza la práctica educativa y se ex-
cias naturales para explicar –en alemán cluye de la formación académica el pen-
Erklären– los problemas de las ciencias samiento humanístico y político que
humanas y sigue la aspiración galiliana de puede orientar el compromiso social del
dominar la naturaleza con la excusa del comunicador con el desarrollo democrá-
progreso, siguiendo los intereses de poder tico y la ampliación de los derechos de la
de la sociedad burguesa. En Alemania, y ciudadanía” (Morales y Parra, 2006: 3).
teniendo a Droysen como su principal re-
presentante, se erige el movimiento her- Aproximaciones teórico-epistemo-
menéutico plateando un enfoque más hu- lógicas sobre la comunicación
mano y menos pretencioso que el positi-
vista, argumentando que no se pueden ex- Desde diferentes latitudes del mundo
plicar sino más bien comprender –en ale- científico de la comunicación, se registran
mán Verstehen– los problemas sociales y modelo de Columbia University (1912), esfuerzos por discutir, demostrar o negar
no puede desvincularse la razón del inte- no se ha hecho otra cosa que valorar a la la pertinencia de un campo disciplinar au-
rés; mientras que Shütz, basándose en comunicación en su relación con los me- tónomo para la comunicación. No se co-
Husserl, plantea que las construcciones dios masivos, minimizándola a un oficio ins- noce el rumbo de alguna de éstas empre-
científicas en las ciencias sociales son trumental y sin un campo disciplinar que sas, pero sí consideramos fundamental la
construcciones segundas. Sin embargo, permita a sus egresados enfrentarse –y preocupación epistemológica que levan-
hoy en día en algunos círculos académicos esto ha sido intencional– a los intereses de tan, en tanto sirva para abonar el terreno
se plantea que no es significativo contras- los dueños de los medios; “nuestra región de la discusión sobre la crisis de la forma-
tar al Verstehen con el Erklären, más sí los es la única de la tierra…con una radiote- ción del comunicador que hemos seña-
conceptos explicar-describir (Mardones, levisión monolíticamente comercial y por lado, crisis que afecta seriamente el
1991). tanto desinteresada en las componentes mundo social dada la preeminencia hoy
Mardones (1991:56) sentencia di- desarrollistas, culturales, sociales y final- incuestionable de lo massmediatico, y de
ciendo que “en el ámbito de las ciencias mente democratizadoras” (Pasquali, forma más amplia, de las relaciones entre
humanas y sociales todavía no se ha lle- 2003: 73). la cultura, lo político y la comunicación.
gado a un consenso acerca de la funda- Sánchez Ruiz (2002:28) describe va- Serrano (1982: passim) señala que el
mentación científica. No tenemos una te- rios momentos experimentados en la edu- objeto de la teoría de la comunicación en-
oría o epistemología. Hay varias en cación universitaria de la comunicación. frenta la tarea de ubicar su objeto de estu-
pugna”. Y esto hace necesario que soció- En principio, en los años sesenta, describe dio en un lugar en el que puedan reconci-
logos y psicólogos abandonen sus certi- un período pragmático en el que la priori- liarse la visión idealista que ha enfatizado
dumbres y abonen el terreno para una só- dad era profesionalizar periodistas. Lue- las diferencias del actor humano y el ani-
lida discusión que posicione a las ciencias go, en la misma década, surge un nuevo mal, sin considerar las bases evolutivas
humanas, sociales o del espíritu en el lugar modelo “humanístico” articulado por in- comunes, y la biologista que sí toma en
que les corresponde: la dialéctica del vestigadores estadounidenses quienes cuenta esos rasgos comunes y sus bases
mundo social. pretendían modernizar a los campesinos a evolutivas, pero obvia los “cambios que se
través de indagaciones empíricas. han producido en esos rasgos, desde el
Sobre la emergencia de una “Coexisten entonces estudios de comuni- momento en que la comunicación va a ser
epistemología de la comunicación cación basados en el primer modelo, prag- utilizada por un actor –el hombre– que
mático…con el nuevo modelo de bases fi- vive en un mundo cultural y no sólo en un
En el mundo académico de la comunica- losóficas y literaria”. En los setenta surge medio natural”. De manera que, según
ción siempre ha resultado interesante pre- y se institucionaliza el enfoque del análi- Serrano, el desafío estaría en “integrar en
guntarse sobre el verdadero espacio de la sis social crítico con raíces profundas en el un mismo modelo explicativo un sistema
comunicación, en tanto ciencia, arte u ofi- marxismo. En los ochenta coexisten los en el que rigen leyes físicas y biológicas,
cio. Al menos en Latinoamérica y según el tres enfoques, pragmático, humanista y constricciones sociales y axiológicas”
comunica ción 7

para poder encontrar sus apoyos episte- nicación desde la cual se establece una re-
mológicos. lación de exterioridad con el modo social


Serrano (1982:35) considera que la te- –el modo social determina el modo de co-
oría de la comunicación no puede ser un municación– y estructural “de manera que
paradigma general o metaciencia, debido pueda establecerse una correspondencia
a que ella sólo se ocupa de “una clase de entre los hitos o puntos de flexión de las
actos, de naturaleza interactiva…y la co- trayectorias del modo de comunicación y
municación no es la única forma de inter- En el mundo académico del modo social”.
acción”. de la comunicación siempre
Sánchez Ruiz (2002:25) considera que ha resultado interesante preguntarse Por una necesaria lectura
la comunicación no es ni debe ser una transcompleja de la comunicación
sobre el verdadero espacio de
ciencia o disciplina y la sitúa, en todo
caso, como un “objeto privilegiado de
prácticamente todas las ciencias y/o disci-
plinas sociales o humanas”; con este argu-
mento, apoya al carácter transversal de la
comunicación que rechaza Serrano

la comunicación, en tanto ciencia,
arte u oficio
(a manera de conclusión)

El desarrollo disciplinar de las ciencias ha


dejado un saldo de compartimentación y
fragmentación del saber que hoy es ina-
ceptable desde la perspectiva posmoderna
(1989). (Morin, 1984). Lo transdisciplinar implica
La comunicación ha sido considerada un movimiento de descentramiento de lo
como una categoría privilegiada en auto- disciplinar, estableciendo “unas relacio-
res como Luhmann (1991), Habermas nes cada vez más densas no sólo entre
(1989), Wiener (1960) y en Ruesch y ciencias exactas y ciencias humanas o so-
Bateson (1982), Watzlawick et al (1971) y ciales, sino de las ciencias con las artes,
Bateson et al (1982), cuenta con un esta- con la literatura, con la experiencia
tuto epistemológico como fundamento de común, con la intuición, con la imagina-
la psicología (Sánchez Ruiz, 2002). ción social” (Barbero, 2005:4).
En cuanto a la actual discusión sobre la Las relaciones, subrelaciones y alter-
necesidad de abordar el campo académico relaciones que admiten la perspectiva
de la comunicación desde lo inter, multi, transdisciplinaria y el pensamiento complejo
trans y postdisciplinario, Sánchez Ruiz por leyes. La investigación comunicológica (transcomplejidad) implican un rechazo
(2002:25) se pronuncia en contra de estos permite resolver el problema de la subjeti- de las “divisiones compactas del para-
movimientos manifestando que “no en- vidad abordando los problemas como un digma disciplinar de la modernidad”
tenderíamos cómo dejar atrás algo que “sistema reducido, concreto y aislado, al (Márquez-Fernández, s/f:18). Y es en el
nunca ha existido” y se suscribe a la pos- que el investigador o el equipo de investi- marco del rechazo a la “lógica disciplina-
tura de Castells (1999) quien advierte la gación, no pertenecen”. ria, en tanto discurso de la simplicidad”
celebración que hace la cultura y la teoría Becerra (2004) toma distancia de (Lanz, 2003:18) que tiene pertinencia la
posmoderna sobre el fin de la historia y de Serrano (1989), Sánchez Ruiz (2002) y discusión sobre el estatuto epistemológico
la razón, teñida de un escepticismo social Rodríguez (2004) al imaginar a la comu- de la comunicación, entendiendo las in-
que impide aceptar las posibilidades de la nicación como disciplina, y para ello de- mensas posibilidades y el fértil campo de
racionalidad y de la razón. Aquí Sánchez linea una transición de la comunicación problemas que pueden abordarse desde la
Ruiz critica a la razón ilustrada, instru- como objeto –bien fundamentado en comunicación, no como disciplina, ni
mental y objetiva, y obvia a una racionali- Sánchez Ruiz (2002:57)– a la comunica- como objeto, sino como un saber que no
dad capaz de reconocer escenarios donde ción como categoría. Apuesta al atrevi- está predeterminado por las leyes de las
se admita lo irracional, lo insensato, las miento de intentar superar la visión dico- disciplinas, capaz de penetrar en medio de
pasiones, y de reconocer a un mundo sin tómica-argumentada en la polémica re- las aperturas de otras “relaciones de espa-
prenociones ni categorías a priori que nos presentada en Martín Barbero y Mattelart- cio y tiempo en las que la re-deconstruc-
aproxime a un nuevo modo de pensar y en la que el objeto comunicación no va ción de las realidades de la realidad se
decir (Maffesoli, 1997, citado por Varas, más allá de ser “un mero agregado dentro concibe desde lo imprevisible posible”
2004). de un reparto de protagonismo colecti- (Márquez-Fernández, s/f: 23).
Desde un enfoque reductivista y posi- vo...o...es la trama misma de la historia Es imperante pensar la comunicación
tivo, Rodríguez (2004: passim) apuesta a trágica de la humanidad, el fruto para el justo en la encrucijada de la mirada trans-
que la comunicación tiene un objeto de es- demiurgo que nos dio el lenguaje a cam- compleja, como una perspectiva caleidos-
tudio bien delimitado, cuenta con una teo- bio del edén perdido”. cópica “que se distancia netamente de
ría “sólida y coherente que permite plantear Es requisito transitar a la categoría co- cualquier semblanza fundamentalista y
con eficacia sus problemas de conoci- municación. Para ello, Becerra (2004: dogmática” (Lanz, 2004:5), justamente
miento”, y sitúa el problema en el nivel me- passim) propone una extrapolación de la ca- porque en lo transcomplejo se sitúa la ma-
todológico al afirmar que “no se dispone de tegoría marxista modo de producción, triz cultural de la posmodernidad. Y es
una metodología específica consolidada, como concepto central que explica el tipo desde esta matriz cultural que deben reo-
sino de una amalgama de métodos dema- de relación social que “suscriben los indi- rientarse interesantes apuestas como las
siado diversa y difusa”. Se hace comunico- viduos para producir las condiciones ma- de Sánchez Ruiz (2002) y Becerra (2004)
logía en la medida en que se busca un fenó- teriales de sus existencia”, hacia una cate- quienes han pensado la comunicación más
meno estrictamente comunicativo regido goría emergente del tipo Modo de Comu- allá de lo disciplinar, abonando el terreno
8 comunica ción

para la compresión de lo comunicacional Referencias


como un saber que permite articular el
rico campo de problemas sociales con los Barbero, J. (2005). “Transdisciplinariedad: notas para Martínez Migueles, M. (2006). “El proceso de nues-
cuales estamos hoy comprometidos. un mapa de sus encrucijadas cognitivas y sus con- tro conocer postula un nuevo paradigma episté-
flictos culturales. Diferencias: de lo multi y lo mico”. Disponible en: http://www.revistapolis.
inter a lo trans-disciplinario”. Publicada en el cl/8/proc.doc
libro J. E. Jaramillo (comp.) Culturas, identida-
■ Ángel Páez es investigador en el des y saberes fronterizos, Bogotá.
Morales, E. y Parra, L. (2004). Una mirada a los retos
de la investigación en comunicación CICI –
Centro de Investigación de la Becerra, J. (2004). “La comunicación: de objeto a ca- Escuela de Comunicación Social de LUZ.
Comunicación y la Información tegoría” en: Estudios sobre las culturas contem- Ponencia presentada en las II Jornadas de
(CICI) de la Universidad del Zulia. poráneas, junio, año/vol. X, num. 019, pp. 53-65. Investigación del CICI. (Mimeografiado)
Lanz, R. (2003). “El arte de pensar sin paradigmas”. Morin, Edgar. Ciencia con consciencia. Barcelona,
Disponible en: http://www.voltairenet.org/arti- Anthropos, Editorial del hombre, colección
cle121321.html Pensamiento crítico/Pensamiento utópico.
Lanz, R. (2004). La mirada posmoderna sobre el co- Pasquali, A. (2003). “Reinventando las políticas sobre
nocimiento. Trabajo presentado en el Seminario comunicación en el siglo XXI”. En, Krohling, M,
Internacional “Diálogos sobre la interdisciplina- Steinbach, I. y Torrico, E. [comp]. (2001)
reidad”, Guadalajara (Mimeografiado). Ciencias de la Comunicación y Sociedad,
Maffesoli, M. (1997). Elogio de la razón sensible. ALAIC.
Buenos Aires, Paidos. Citado por Varas, I. (2004). Rodríguez, A. (2004). “La investigación aplicada: una
De la razón ilustrada a la razón sensible, UCLA, nueva perspectiva para los estudios de recepción”.
Barquisimeto. Disponible en: http://www.ucla. TELOS cuadernos de comunicación, tecnología
edu.ve/dac/compendium/Revista13/Ensayo%20Ib y sociedad. Enero-Marzo.
ar.pdf Sánchez Ruiz, Enrique (2002) “La investigación lati-
Mardones, J. M. (1991). Filosofía de las ciencias hu- noamericana de la comunicación y su entorno so-
manas y sociales. Barcelona, Anthropos Editorial cial: notas para una agenda”, en Diálogos de la
del Hombre Comunicación número 64
Márquez-Fernández, A. (s/f). Pensar la complejidad Serrano, M. (1982). Teoría de la comunicación: epis-
desde la praxis cognoscente de la racionalidad temología y análisis de la referencia. Madrid, 2ª
intersubjetiva. edición, revisada y ampliada. Volumen VIII de
Cuadernos de la Comunicación, Universidad
Complutense de Madrid, España

Notas
1 Este trabajo es una producción intelectual en el 2 Como se le ha denominado luego de haber refu-
marco del Seminario de Epistemología y tado las bases del positivismo lógico que él
Metodología de las Ciencias Sociales, dirigido mismo intentó fundar en su clásica obra
por el Dr. Álvaro Márquez-Fernández, Docto- Tractatus Logicum Phillosophicum (de 1921).
rado en Ciencias Sociales, Universidad del
Zulia.
10 comunica ción Entrada

En este texto los autores ensayan una revisión del pensamiento científico contemporáneo involucrado en la
comprensión de la comunicación, para proponer, de cara a la interpretación del surgimiento de la sociedad
del conocimiento, diez principios para desarrollo de otros enfoques teóricos en la materia, en la perspectiva
de la complejidad

■ Gustavo Hernández Díaz


■ Carlos Delgado-Flores

Establecer un lenguaje común Introducción


en las ciencias sociales no es una
cuestión de coordinar meramente Pensar la comunicación desde la aca-
terminologías o, lo que es aún peor, demia, en nuestro presente inmediato,
de acuñar nuevas terminologías pasa por advertir una complejidad cre-
ciente tanto en el horizonte de los fenó-
artificiales; tampoco es una cuestión menos que se constituyen como objeto de
de imponer una sola serie de estudio dentro de su especificidad, como
categorías a todo el dominio. en el de las representaciones e interpreta-
Se trata de integrar diferentes tipos ciones que aspiran explicarlos. Es sabido,
de teorías y conceptos de manera tal desde antiguo, que la vocación del saber
científico es alcanzar cierta forma de au-
que uno pueda formular proposiciones
toridad para explicar el mundo, para re-
significativas que abarquen componerlo en función de preservar la in-
conclusiones ahora confinadas en tegridad del sujeto humano, aun ahora,
campos de estudio separados. cuando las grandes narrativas de la racio-
nalidad científica –sobre todo las de las
CLIFFORD GEERTZ ciencias sociales– han sido interpeladas,
dada su aparente pérdida de representati-
vidad, desde el pensamiento de la pos-
tmodernidad.
Nada ayuda más al avance del Que se intente reconstruir la narrativa
conocimiento científico que una buena de la modernidad es una tentativa que lu-
teoría ce forzada de cara al presente global y lo-
cal, cuando el concepto mismo de mo-
GASTÓN BACHELARD dernidad es –por otra parte– interpelado
por los hechos, especialmente por las im-
plicaciones que el cambio tecnológico
que sirve de marco al surgimiento de la
“sociedad del conocimiento” hace pre-
sión sobre las condiciones de producción
de subjetividad y parece conducir al mun-
do, tal y como lo conocemos, acaso a una
nueva fase. ¿Un nuevo modelo civilizato-
rio? Sin adelantar las líneas que siguen,
podría decirse que no deja de ser un pro-
yecto y que quizás valga la pena refle-
xionar sobre él y sobre el papel que en él
juega la comunicación como fenómeno
entrañable –aunque no unívoco– de lo
humano.
comunica ción 11

Diez propuestas
para una episteme
de la complejidad en comunicación

Galería de Papel. Virginia Lavado. To dream of a Zebra.


12 comunica ción

Así pues, la emergencia de la socie- alemana (sin desmedro de reflexiones


dad del conocimiento impone nuevas pre- realizadas en períodos históricos ante-


guntas para la investigación en comuni- riores, remontables al período escolás-
cación. Creemos que ésta tendría que asu- tico o a la antigüedad clásica). Pero no
mir un lugar protagónico en las interpre- será sino de la mano del desarrollo tec-
taciones que se hagan de ella y consti- nológico de medios radioeléctricos
tuirse en un espacio para el desarrollo in- (telégrafo, radio, cine y luego televi-
terdisciplinario, de confluencia sistemá- Superar el prejuicio inicial de sión), la revolución industrial, la ad-
tica de saberes diversos, como lo ha ve- la idea de complejidad como ministración tayloriana, la consolidación
nido haciendo desde su formalización co- “dificultad” supone no sólo un del imperialismo capitalista, las gue-
mo espacio de reflexión e investigación rras mundiales y la bipolaridad geopo-
académica. ¿Por qué? Porque la comuni- cambio epistémico, sino también lítica cuando el oficio de periodista de-
cación ha jugado desde siempre un rol un replanteamiento del propio viene práctica profesional industriali-
fundamental tanto en la transmisión de zada y cuando surgen los primeros es-
investigador como sujeto, complejo
conocimientos como en la construcción
de modelos de sociedad, procesos que in-
volucran la existencia de una subjetivi-
dad mediada y mediadora del lenguaje,
base para toda proyectividad de escala

a su vez, y visto en una perspectiva
que trasciende roles y posturas
tudios de la relación de sus “productos”
con las audiencias, centrados en el
concepto de opinión pública. Con el
tiempo, serán las teorías funcionalistas
las que primero prevalezcan, como ac-
humana. tualizaciones dentro de la especifici-
Las propuestas que presentamos persi- dad, del paradigma neopositivista, de
guen fomentar el debate, contribuir con la hegemonía en las ciencias naturales y
apertura de nuevos espacios de investiga- sociales, hasta hoy. Un indicador de
ción y plantear –para generar– nuevas y este hecho puede verse en el conti-
convenientes incertidumbres ante la apa- nuado desarrollo de investigaciones
rente asertividad de la tradición heredada protocolizadas con empleo o bien del
en investigación en comunicación, la cual método hipotético-deductivo o bien
se aglutina en torno a dos paradigmas¹ del nomológico deductivo, caracteri-
por largo tiempo hegemónicos: el funcio- zadas, según su diseño de investiga-
nalista y el crítico, junto a los cuales, uno Algunas observaciones ción, por la identificación y operacio-
tercero, el de los estudios culturales, pa- para un estado del arte nalización de variables.
rece avanzar como solución de continui-
2.- Si bien no puede hablarse con exac-
dad para la comprensión de la compleji- Para justificar la necesidad del desarrollo
titud de una sucesión paradigmática
dad ya señalada, en el contexto de la so- de un paradigma complejo de la comuni-
(por vía de “revolución científica”
ciedad del conocimiento. cación, de utilidad para interpretarla en el
según lo descrito por Kuhn), entre el pa-
Superar el prejuicio inicial de la idea contexto de surgimiento de la sociedad
radigma neopositivista o el paradigma
de complejidad como “dificultad” supone del conocimiento, es conveniente deter-
dialéctico-crítico, se pueden estable-
no sólo un cambio epistémico, sino tam- minar las líneas maestras (por lo menos)
cer distanciamientos y homologacio-
bién un replanteamiento del propio in- que ha seguido la teoría de la comunica-
nes entre uno y otro. Así pues, el mé-
vestigador como sujeto, complejo a su ción desde los paradigmas que actual-
todo de la ascensión de lo abstracto a
vez, y visto en una perspectiva que tras- mente se emplean para la construcción de
lo concreto o el método dialéctico ope-
ciende roles y posturas. Este cambio es conocimiento en las ciencias sociales, en
ran mediante deducción, lo que lleva-
congruente con los cambios que la época general, y en la formulación de teorías de
ría a suponer que no es en la metódica,
impone, donde las soluciones reduccio- la comunicación en particular.
sino en la epistemología, donde ambos
nistas, deterministas o instrumentalistas Un estado del arte de los paradigmas
se diferencian realmente, coinci-
pierden legitimidad, ante las lecciones empleados en las definiciones teórico-
diendo además en que las formulacio-
aprendidas: estas soluciones siempre van metodológicas de la investigación en co-
nes de uno y otro son de tipo reductivo.
a darnos las respuestas que esperamos, municación –especialmente en el ámbito
Este hecho podría señalarse para ex-
van a permitirnos encontrar lo que busca- latinoamericano– puede nutrirse de las
plicar por qué en ambos casos, la co-
mos, sin descubrimientos y alejados cada interpretaciones de Torrico (2004),
municación humana se da como un
vez más de los sujetos, como en el en- Vieytes (2004), Martinez (2003), Vasallo
hecho fenoménico evidenciable, den-
cuentro de Alicia con el gato de Cheshire (2002), Aguirre (1999), Balle (1991) y
tro de una realidad concreta.
en la novela de Carrol: “¿Me podrías in- Aguirre y Bisbal (1981). Desde sus enfo-
dicar hacia donde tengo que ir desde ques y coincidencias, es posible trazar 3.- El estructuralismo implicó un dis-
aquí?” pregunta Alicia. “Eso depende de una línea genealógica de paradigmas tanciamiento metódico con el neopo-
a dónde quieras llegar” responde el gato. continuos en las teorías de la comunica- sitivismo y la teoría crítica, por cuanto
“A mi no me importa demasiado a ción, el cual esbozamos: buena parte de su producción se realiza
donde”–”En ese caso, da igual hacia por el método inductivo, a partir de la
1.- El principio de la formalización de
donde vayas”–”Siempre que llegue a al- experiencia fenoménica, de la cual se
los estudios de comunicación tiene su
guna parte”–”¡Oh! Siempre llegarás a al- inducen enunciados generales. Supo-
antecedente en la filosofía del lenguaje
guna parte, si caminas lo bastante”. ne, sin embargo, un acercamiento al
desarrollada por la filosofía romántica
giro lingüístico, a partir del cual se
comunica ción 13

producirán distinciones importantes La complejidad:


dentro de la producción científica con- recurso del método


temporánea, sobre todo en el rastreo
de los procesos de producción de sub- Si bien la teoría de los sistemas comple-
jetividad donde interviene la comuni- jos tiene dos grandes postuladores:
cación como clave interpretativa de la Niclas Luhmann, y Edgar Morin, la com-
constitución de estructuras simbólico- plejidad no posee una definición precisa
sociales. No obstante, la ruptura que Vale decir que el postestructuralismo desde donde se estructure la teoría. “A
supone el postestructuralismo obe- es quizás el primer paradigma primera vista la complejidad es un tejido
dece más al cuestionamiento episte- científico que renuncia al proyecto (complexus: lo que está tejido en su con-
mológico que al metódico, conside- junto) de constituyentes heterogéneos in-
moderno, de allí que buena parte
rando de utilidad la relativización de
las diferencias frente a las estructuras,
antes que la generalización de las mis-
mas, en la búsqueda de leyes universa-
les. Vale decir que el postestructura-
lismo es quizás el primer paradigma

de sus pensadores se les conozca
hoy como postmodernos
separablemente asociados: presenta la
paradoja de lo uno y lo múltiple.” (Morin,
1977) lo complejo supone una represen-
tación holística –fáctica e interpretativa a
un tiempo- de la realidad en sus diferen-
tes concepciones.
científico que renuncia al proyecto Mario Soto González realiza una sín-
moderno, de allí que buena parte de tesis del paradigma de la complejidad, a
sus pensadores se les conozca hoy partir de sus grandes postulados, disemi-
como postmodernos. nados a lo largo de la obra de Morin, el
cual citamos a continuación:
4.- Pero el acercamiento al giro lin-
güístico, evidenciable desde la ruptura 1.- Azar y desorden son irreductibles, se
trazada por el segundo Wittgenstein, aprecian como tales desde las partes.
será desarrollado por paradigmas más
2.- Se establece un posible “orden” a
contemporáneos, como el construc-
partir del denominado “bucle tetraló-
cionismo social, el feminismo y la
gico” formado por la dialógica de los
ciencia cognitiva. Su gran diferencia
conceptos orden/desorden/interaccio-
con los paradigmas anteriores es radi-
plantean superar tradiciones muy con- nes/organización.
calmente epistémica; para éstos, el
solidadas dentro del proyecto raciona-
lenguaje ya no será representación 3.- La unidad de la organización es, a
lista, como el movimiento analítico/
“pictórica” de la realidad concreta, un mismo tiempo, unidad y multipli-
sintético de la argumentación, el prin-
sino agente de la comprensión de esta cidad, relacionadas (unidad compleja,
cipio de identidad, la identificación de
realidad, en cuanto que construcción unitas multiplex). De su análisis se in-
relaciones de causalidad, o incluso la
subjetiva y consenso intersubjetivo a fieren las diferencias, sin anularlas en-
argumentación inductiva y/o deduc-
la vez. El interés de la comunicación tre sí.
tiva entre partes/todo, no por sustitución
visto desde estos paradigmas se centra
sino por acumulación relativa, dentro 4.- Las relaciones evidenciables en lo
en su participación como ámbito de
de la idea de sistema. Algunos autores fenoménico y su sistematización: re-
mediación/reconstrucción de la inter-
como Torrico (2004) señalan en ellos cursividad, autonomía, apertura y em-
subjetividad y las principales formula-
la pretensión de universalidad, al pro- buclamiento.
ciones al respecto provienen de la psi-
curar constituirse en teorías generales,
cología social. La corriente de investi- 5.- Se plantea como necesidad rein-
lo cual sería indicativo de que quizás
gación generada en torno a estos para- troducir lo singular, lo local, el tiem-
estos paradigmas sí persigan la re-
digmas se relaciona estrechamente po, el evento en la comprensión de la
construcción de las narrativas de la
con los estudios culturales. complejidad.
modernidad. No obstante, en nuestra
5.- El surgimiento de la sociedad del co- opinión, es posible que por el contra- 6.- Se expresa la necesidad de incor-
nocimiento mediada por la globaliza- rio, sea, precisamente, a partir de ellos, porar la cualidad y no sólo la cantidad
ción, el crecimiento del entorno digi- desde donde puedan pensarse a caba- en la comprensión, que trascienda la
tal para la producción/distribución del lidad, la existencia de un proyecto ci- explicación o la formalización.
conocimiento y la señalada crisis de vilizatorio diferente a la modernidad
7.- La idea de concurrencia/comple-
las narrativas de la modernidad ilus- ilustrada, hegemónica, dado el alcance
mentariedad/antagonismo, son inse-
trada se corresponden, sincrónica- interpretativo que la idea de sistema
parables en su dialógica para abordar
mente, con el desarrollo de los para- tiene para la interpretación de la com-
fenómenos complejos (multidimen-
digmas sistémicos los cuales se nutren plejidad.
sionales/relacionales/relativos).
de la teoría general de sistemas, la te-
Los alcances de esta genealogía, de
oría cognitiva² (cibernética de se- 8.- La idea de que la asociación sim-
cara a la conformación de un corpus teó-
gundo orden), la ecología, entre otras biótica (dialógica) de conceptos anta-
rico-metodológico, pueden apreciarse de
contribuciones. Las diferencias plan- gónicos (pares polares) tales como or-
forma comparativa en el cuadro 1, el cual
teadas entre los paradigmas sistémicos den/desorden, autonomía/dependen-
examina las relaciones hasta los protoco-
y los anteriores son de orden episte- cia, apertura/cierre… son incompren-
los y técnicas de investigación.
mológico y metódico, en virtud de que sibles desde un paradigma de simpli-
14 comunica ción

ficación, pues lucen como paradóji- nombre del principio de autoridad de


cos. las ciencias se ha dejado de lado la


comprensión (y posterior crítica) de
9.- El conocimiento científico com-
los prejuicios, intuiciones, fantasías,
porta en su base elementos no científi-
suposiciones, supersticiones, pero
cos (denominados themata), presu-
también la existencia de órdenes de
puestos metafísicos, paradigma, de los
saber allende la racionalidad. La ac-
cuales es preciso estar conscientes. La aparición del hipertexto ción social comunicativa (Habermas)
10.- Es fundamental reintroducir en trastoca la concepción que se tiene que reconocer al sujeto en todos
todo el proceso de conocimiento al ob- tiene de lectura, se requiere sus registros, porque ellos constituyen
servador/conceptuador/descriptor/su- sus identidades. Una antropología
jeto, tal como lo han hecho las ciencias reivindicar el valor de la compleja suma los enfoques interpre-
físicas, en la comprensión de los pro- incertidumbre y del conflicto tativos, cognitivos y de la interacción
cesos sociales. Ello se traduce como el simbólica, entre otros. Si el ámbito
al momento de comprender la
“conocimiento del conocimiento”.
(Soto, 1999:55)

Diez propuestas para una


episteme de la complejidad

realidad, pero sin caer en el
círculo hermenéutico que cierra
donde ocurren las mediaciones es el
que va de las prácticas sociales a los dis-
cursos y viceversa, y si para la socie-
dad del conocimiento la interpretación
etnográfica de la sociedad tiende a no
en la comunicación ser relevante, porque ésta deja de estar
asentada en territorios geográficos, la
1.-En los procesos de comunicación, comprensión de las identidades de los
la información transmitida no es la sujetos implica el reconocimiento de
misma en términos de significación. sus historias mínimas, la reconstruc-
(Marina, 1993: 264). Es posible supo- ción de sus cotidianidades, la valora-
ner que los estudios contemporáneos ción de sus capacidades de construir
en comunicación humana y social han subjetividad y socialidad (Maffesoli) y
partido para su constitución como la caracterización de sus estrategias
ciencia, de un consenso que pudiera práctica hermenéutica en tanto teoría para constituir comunidades de inter-
resultar erróneo: el de que en la esca- de la interpretación. pretación y de habla.
la social, los procesos de comunica-
ción son viables porque los actores 2.-La relación de conocimiento entre 4.-Explorar la posibilidad de que la
manejan la misma información, por sujetos es intersubjetiva (Morin) y dia- sociedad del conocimiento sea una
tanto, la comprensión de los mensajes lógica (Bajtin). La objetividad se cons- tentativa por crear un modelo civili-
depende o bien, del buen funciona- truye, mediada, con distinciones de se- zatorio diferente al actual, basado en
miento de los componentes integran- gundo orden. (Bateson, Maturana). Hay la comunicación, implica ampliar la
tes del sistema, o bien del éxito de las que replantear dentro de los esquemas comprensión de la modernidad
estrategias trazadas en un esquema de investigativos el enfoque fenomenoló- como proyecto (en la construcción de
economía de la información. Desde gico y etnometodológico. El error del comunidades, de espacios para lo pú-
estas premisas la comprensión de la pensamiento lineal (protocolo de pen- blico, para el reconocimiento del otro,
intersubjetividad es insuficiente, y se samiento que nos lleva a la culminación y para la gobernabilidad democrática,
deja por fuera la posibilidad de ubi- de un silogismo) ha sido el abogar por entendiendo la postmodernidad como
carla dentro de un paradigma comple- una gramática de la asociación antes pensamiento de síntomas de una crisis
jo que vaya más allá de la intersección que una de la causación (Piaget, es- de la racionalidad y su capacidad re-
de disciplinas para la comprensión de quema asimilación-conflicto-equili- presentativa como pensamiento); ca-
la realidad (intersección comprendida brio). La aparición del hipertexto tras- racterizar los procesos mediacionales
en lo paradigmático, pero principal- toca la concepción que se tiene de lec- en el contexto de la comunicación hu-
mente en lo metodológico, como trian- tura, se requiere reivindicar el valor de mana y social, y comprender, en el
gulación). No podemos circunscribir la incertidumbre y del conflicto al mo- cambio que va de la sociedad de masas
la comprensión del lenguaje en térmi- mento de comprender la realidad, pero a la sociedad en red, a la comunicación
nos dicotómicos, de allí que quizás sea sin caer en el círculo hermenéutico que como modelo dialógico-mediado, en
preferible –alineando con Morin- em- cierra. Apostamos por una obra abierta vez de como modelo diseminativo-
plear como referentes lingüísticos o que nos remita siempre a las múltiples unidireccional. (Pasquali).
semióticos a Pierce (semiótica triádi- interpretaciones, por una espiral. y a la
ca) antes que Saussure (semiótica bi- formulación de consensos dentro de la 5.-La comunicación entraña en sí
naria). Por otra parte, Humberto Eco ciencia. (Rorty).³ misma la complejidad. Por cuanto
en La estructura ausente, al plantear que la teoría de la comunicación no
como límites de la semiótica el supe- 3.-La necesidad de comprender la tiene una episteme propia (lo que esta-
rior (semiótica de la cultura) y el infe- existencia de una zona de desarrollo blece su complejidad de entrada),
rior (procesos previos a la significa- de las mediaciones entre las prácti- puede disponer de diversos métodos,
ción - cognitivismo), establece un ám- cas sociales y los discursos, implica legitimados según sus procesos y re-
bito que cobra peculiar sentido con la proyectarla antropológicamente. En sultados, y el consenso científico cons-
comunica ción 15

truido en torno de los mismos. Es ne- c.-Incrementar la investigación apli-


cesario superar los enfoques reduccio- cada en comunicación, con fines de


nistas que limitan el uso de métodos es- consultoría, planificación, diseño de
pecíficos dentro de la investigación en políticas públicas y docencia, ámbitos
comunicación, al estudio de relaciones de reconocida legitimación del cono-
causales (caso método hipotético-de- cimiento científico.
ductivo, método nomológico-induc-
Apostamos por el paradigma d.-Consolidar los estudios de cuarto
tivo o dialéctico). Evitar las transposi-
nivel con especial énfasis en la inves-
ciones automáticas y las modas teóri- de la complejidad en la tigación y en la formación de relevos
cas que emergen de las comunidades construcción de una episteme docentes en el área.
científicas, como es el caso de la pos-
tmodernidad (que es más una consigna interdisciplinaria para los e.-Fortalecer los mecanismos de coo-
que una posición estructurada). estudios en comunicación. peración e intercambio académico, en
Apostamos por el paradigma de la los ámbitos nacional e internacional.
El paradigma de la complejidad
complejidad en la construcción de una
episteme interdisciplinaria para los es-
tudios en comunicación (Ver cuadro
1). El paradigma de la complejidad no
pretende convencer, sino comprender.

no pretende convencer,
sino comprender
9.-Tan importante como investigar la
comunicación es comunicar la inves-
tigación. Participar en la comunidad
científica, establecer y reforzar las redes
de investigadores, publicar, no temer el
6.-En la compresión de la comunica- riesgo de la especulación teórica.
ción, de cara a la sociedad del cono-
10.-Los paradigmas de investigación
cimiento, la estética es fundamental,
científica (y en esto damos razón a la
pues en ella se descifra el sensorium
interpretación crítica) han estado
(Benjamin) como dispositivo de per-
asociados a posturas ideológicas. El
cepción y significación previa y en el
funcionalismo y la teoría crítica devi-
lenguaje, así como el reconocimiento
nieron posturas profundamente con-
del otro (Foucault). Hay que reivindi-
servadoras. Los paradigmas cultura-
car las poéticas de vida y su traducción ● Economía y ecología del conoci-
lista, sistémico y de la complejidad,
al discurso científico, encontrar nue- miento.
suelen asociarse con posturas más de
vas metáforas para describir los fenó-
● Sociología de lo vivido. centro. No se trata de proponer un cam-
menos de comunicación.
bio radical de paradigma, sustituyendo
● Pedagogía de las mediaciones en la
los anteriores por el complejo a la ma-
7.-Algunos temas/problema que interdisciplina de la educomunicación.
nera kuhniana, sino de hacer crecer el
pueden abordarse desde una epis-
ámbito de la ciencia por la búsqueda de
teme compleja de la comunicación:
8.- Para que una episteme compleja nuevos consensos, apostando a la vez,
● Métodos y metodologías de investi- de la comunicación tenga legitimi- por una armonía de los contrarios al es-
gación en comunicación social. dad científica es necesario: tilo habermasiano, y por la validez de
la especulación científica radical sos-
● Epistemologíasde la comunicación: a.- Propiciar una comprensión com-
tenida por Feyerabend, lo cual es una
paradigmas y métodos. pleja de la comunicación en el ejerci-
aspiración, a la vez que un homenaje
cio de la práctica profesional, lo cual
● Órdenes de saber: racional, mágico personal.
implica que los profesionales adquie-
y simbólico.
ran una sólida cultura general sobre la
● La construcción simbólica desde lo comunicación, así como el desarrollo ■ Gustavo Hernández Díaz.
digital. temprano de competencias para la in- Doctor en Ciencias Sociales
vestigación en el área. Se trata de su- (UCV), Director del Instituto de
● Glocalización y gobernabilidad de la
perar la instrumentalidad de la com- Investigaciones de la
sociedad del conocimiento.
prensión de la comunicación, con Comunicación (ININCO/UCV),
● Identidades (híbridas) en culturas hí- miras a valorarla como ámbito de la miembro del consejo de redacción
bridas. construcción y distribución social del de la revista Comunicación.
conocimiento.
● Constitución de sujetos desde estra-
■ Carlos Delgado-Flores.
tegias de significación. b.-Estructurar la producción de cono-
Comunicador Social (UCV), candi-
cimiento, evaluarlo y sistematizarlo,
● Modernidad (es) y tramas simbólicas dato a Magíster en Comunicación
con la búsqueda constante de con-
en el sensorium contemporáneo: el sen- para el Desarrollo Social (UCAB),
gruencia entre la demanda social y la
sorium benjaminiano y la globalización. profesor en esa casa de estudios.
respuesta académica a esta demanda,
Editor de la revista Comunicación
● Interculturalidad, intersubjetividad e lo cual implica un repensar perma-
intertextualidad. nente del sistema de formación en el área
(pregrado, postgrado, investigación y
● Gusto, y poder, cognición y signifi-
extensión).
cación.
16 comunica ción

Cuadro 1.- PARADIGMAS, MÉTODOS, PROTOCOLOS Y TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN EN COMUNICACIÓN

Paradigma Funcionalista Crítico/ Construccionismo Culturalista Sistémico Complejo


Estructuralista social

Métodos Hipotético- Dialéctico Hermenéutico Hermenéutico Comprehensivo Hermenéutico


deductivo Semiótico Fenomenológico Etnográfico Fenomenológico
Nomológico- Etnográfico Fenomenológico Comprehensivo
inductivo Dialéctico

Protocolo Las hipótesis Verificar la Constatar los Verificar la Identificar y No se discrimina


deben ser intencionalidad consensos dinámica caracterizar la la verificación
verificadas ideológica del lingüisticos identidad- integración de ni la falsación,
(o falsadas, emisor de los (y/o de cultura en la los sistemas ambas dependen
según la tesis mensajes representación) construcción dinámicos en la de la fundamen-
del racionalismo Proceder a anali- entre los sujetos de proyectos estructura social tación teórica
crítico de zar según para la de sociedad La autoridad se de la realidad
Popper) para las categorías construcción La autoridad alcanza con la No se descartan
reducir las marxistas de realidades surge por la capacidad los a priori de
discrepancias y La autoridad colectivas. Las capacidad interpretativa los protocolos
ganar autoridad se construye disidencias se interpretativa anteriores
en forma valoran como de los La autoridad se
“especulativa” fuente de proble- testimonios de construye por
matización de los los participantes la capacidad
estudios interpretativa,
La autoridad se donde el diálogo
construye con el entre teorías y
consenso sentido común
juega un papel
primordial

Técnicas Análisis de Análisis del Historias de vida Historias de vida Todas los Todas los
contenido discurso Entrevistas en Entrevistas en anteriores anteriores
Encuestas Análisis profundidad profundidad
Hipótesis semiótico Observación Observación
estadística / Economía directa directa
correlación política de la (participante y (participante y
Investigación comunicación no participante) no participante)
de campo Investigación Grupos focales Grupos focales
Experimentos Acción Círculo Círculo
Cuasi- Participativa hermenéutico hermenéutico
experimentos (y sus variantes) (y sus variantes)
Estudio de caso Estudios de caso Estudios de caso
Análisis del Análisis del
discurso discurso
Análisis Análisis
semiótico semiótico
Investigación
Acción
Participativa

Elaborado por los autores a partir de Martínez M. (2001), Vieytes (2004) y Vasallo de Lopes (2001).
comunica ción 17

Referencias Notas

AGUIRRE, J (1999) “Anagnórisis de una ciencia bas- MARINA, J. (1993) Teoría de la Inteligencia crea- 1 A los efectos de este texto, entendemos por pa-
tarda”. En: PCLA - Volume 1 - número 1: outubro dora. España, Anagrama, Colección Compactos. radigma una teoría o modelo explicativo de la
/ novembro / dezembro 1999. En línea: http: MARTÍNEZ, M. (2001) Comportamiento humano, realidad, siendo esta acepción general una por
www2.metodista.br/unesco/PCLA/revista1/arti- nuevos métodos de investigación. México, Trillas, las empleadas por Kuhn en su obra La estruc-
gos2.htm - 59k (Recuperado en octubre 2007). 2ª edición, 3ª reimpresión. tura de las revoluciones científicas de 1975.
AUSUBEL, D. P, J. D. NOVAK, & HANESIAN, H MARTÍNEZ-FREIRE, P (1995) La nueva filosofía de
(1978). Educational Psychology: A Cognitive la mente. Barcelona, Gedisa, serie Cladema. 2 La ciencia cognitiva (o ciencias cognitivas), en
View (2a edición). New York. Holt, Rinehart & opinión de Martínez Freire (1995:13)
Winston. Reimpreso, 1986. New York, Warbel & MATURANA, H. (1980) “Man and Society”, en Frank
Benseler, Peter M. Hejl y Wolfram K. Köck “Componen un campo de investigación inter-
Peck.. disciplinar cuyo tema aglutinador es el estudio
(comp.), Autopoiesis, Communication and
BACHELARD, G (1971) La formación del espíritu Society: The Theory of Autopoietic System in the de la cognición, (conocimiento como recepción
científico. México Siglo XXI. Social Sciences, Francfort. Campus Verlag. y manipulación de información) tanto en seres
BAJTIN, M. (1979) Estética de la creación verbal, humanos y animales como en máquinas. En
MORIN, E. (1988) Introducción al pensamiento com- este estudio están interesadas básicamente la
México, Siglo XXI. plejo. Barcelona, Gedisa. psicología de orientación cognitiva y la ciencia
BALLE, F. (1989) Comunicación y Sociedad: ___________(1977). El Método. Naturaleza de la de la inteligencia artificial (como ciencias bási-
Evolución y análisis comparativo de los medios. Naturaleza. Ediciones Cátedra cas) pero también la lingüística, la neurocien-
Colombia, Tercer Mundo Editores. cia, la informática y la lógica (como ciencias
PASQUALI, A. (2007) Comprender la comunicación,
BENJAMIN, W (1989). Discursos interrumpidos. Barcelona, Gedisa. instrumentales o aplicadas).”
Buenos Aires, Taurus.
__________ (1986) Comunicación y cultura de
BERGER, P. y LUCKMANN T. (1976) La construc- masas, Caracas, Monte Ávila Editores. 3 En el sentido común, consenso alude a una
ción social de la realidad. Argentina, Amorrortu. forma de acuerdo colectivo, sin discrepancias fi-
PIAGET J. (1978) Epistemología genética, Buenos
BISBAL M. (1994) la mirada comunicacional. Aires, Paidós Editorial. nales, aun cuando hubiera debate previo a su
Caracas Alfadil editores. consecución. Para la investigación es pertinente
RICOEUR, P. (1997) Ideología y Utopía. España, la idea de consenso expresada por Rorty en La
BISBAL, M. y AGUIRRE, J. (1991) La ideología Gedisa, colección Antropología
como mensaje y masaje. Caracas, Monte Ávila filosofía en el espejo de la naturaleza (1979:
Editores Latinoamericana C.A. Segunda edición. RIZO M. (2005) “La Intersubjetividad como Eje passim), como solución al problema de la obje-
Conceptual para pensar la Relación entre tividad de la ciencia, que en Rorty es el resul-
DELGADO-FLORES, C. (2003) Teoría del valor Comunicación, Subjetividad y Ciudad”. En Razón tado de una “comunidad de discurso” (un po-
agregado de los productos culturales-comunica- y Palabra número 47. Octubre-Noviembre. nerse de acuerdo). Ello lo explica, principal-
cionales: apuntes para una antropología de la co- México.[En Línea] Disponible en mente, apelando al “giro lingüístico” que va del
municación. Trabajo especial para optar por el tí- http://209.85.165.104/search?q=cache:ALETBIjH primer al segundo Wittgenstein.
tulo de Licenciado en Comunicación Social por 8OEJ:www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n47/
la Universidad Central de Venezuela. Tutor: mrizo.html+intersubjetividad&hl=es&ct=clnk&cd
Marcelino Bisbal. Venezuela (Mimeografiado). =1&gl=ve Fecha de consulta, 9 de febrero de
ECO, U. (1972) La estructura ausente, una introduc- 2007.
ción a la semiótica. España,.Lumen. RORTY, R. (1989) La filosofía y el espejo de la natu-
FEYERABEND P. (1974) Contra el método. Esbozo raleza. España, Cátedra
de una teoría anarquista del conocimiento. ________ (1996) Contingencia, Ironía, Solidaridad.
España, Tecnos. España, Paidos.
FOUCAULT, M. (1984) La arqueología del saber. _________(1990) El giro lingüístico, dificultades me-
México, Siglo XXI tafilosóficas de la filosofía lingüística. España,
GADAMER, H. (1977) Citado por Martínez M. (2001) Paidos.
op cit. SEARLE, J. (1997) La construcción de la realidad so-
___________ (1996) Verdad y Método, España, cial. España, Paidos.
Editorial Sígueme. SOTO, M. (1999) Edgar Morin, complejidad y sujeto
GEERTZ, C. (2005) La interpretación de las culturas. humano. Universidad de Valladolid, tesis doctoral
España, Gedisa, serie Cladema, 13ª reimpresión en filosofía. Disponible en http://www.cervantes-
[Primera edición (1973) The interpretation of cul- virtual.es (Fecha de recuperación, octubre de
tures. Nueva York, Basic Books Inc.] 2007)
HABERMAS, J. (1987) Teoría de la acción comuni- TORRICO, E. (2004) Abordajes y períodos de la teo-
cativa. España, Taurus. ría de la comunicación. Colombia, Editorial
KUHN T. (1998) La Estructura de las Revoluciones Norma.
Científicas, México, Fondo de Cultura Económica VASALLO, M. ( ) “La investigación en comunicación,
LASSWELL, H. (1955) The Structure and Functions cuestiones epistemológicas, teóricas y metodoló-
of Communication in Society, Nueva York, Harper gicas”. En Diálogos de la Comunicación, número
& Row. 56. [En Línea] Disponible en http://www.dialo-
gosfelafacs.net/articulos/pdf/56MariaVassallo.pdf.
LUHMANN, N. (1991) Sistemas Sociales: Fecha de recuperación 9 de febrero de 2007.
Lineamientos para una teoría General., México,
Universidad Iberoamericana/Alianza Editorial. VIEYTES, R. (2004) Metodología de la investigación
en organizaciones, mercado y sociedad: episte-
LYOTARD, J. (1998) La condición postmoderna. mología y técnicas. Argentina, Editorial de las
Informe sobre el saber. España, Cátedra ciencias.
MAFFESOLI, M. (1988). El tiempo de las tribus. WITTGENSTEIN, L. (1988) Investigaciones filosófi-
España, Ed. Icaria. cas, España, Crítica.
18 comunica ción Entrada

En este trabajo, que forma parte de una investigación más amplia en curso, se analiza la función social
en la información periodística diaria en televisión a partir de las percepciones de los periodistas televisivos
y las noticias en seis estudios empíricos recientes, latinoamericanos y españoles. La autora concluye
que el espacio de las audiencias es marginal y está subordinado a las concepciones de los periodistas,
a las rutinas productivas y a otros elementos inherentes a la televisión como medio. Además, plantea la
necesidad de una mirada más amplia de los procesos de investigación, producto del cruce de los estudios
de recepción y de noticias.¹
■ Jenny Bustamante Newball

N
adie sabe dónde comienza ni Un hecho se vuelve noticia por el efecto y su fun-
dónde termina; solo conoce- ción social, entendiendo por efecto las huellas
mos partes completas. Con la que dejan las noticias, en comentarios, conversa-
Gran Muralla China como me- ciones y debate y en la producción de otros he-
táfora de la información diaria en televi- chos, y como función social, por el valor de la in-
sión (Vilches, 1989) nos remitimos a una formación sobre la vida de los individuos. Por
inverificable continuidad-fragmentada o eso, el hecho que repercute más es más noticia,
fragmentación-continuada y a la perspec- lo mismo que el hecho que repercute en más he-
tiva teórica del newsmaking, según la cual chos también lo es. [la cursiva es nuestra].
una serie de criterios permite establecer
cuáles de los múltiples hechos que ocurren El efecto y función social entendidos
a diario son noticias y, entre ellas, cuáles de ese modo le otorgan a las audiencias
son más noticia. Para Wolf (1991, p. 222), uno de los papeles protagónicos en la
esos criterios de noticiabilidad o valores- construcción de la noticia (newsmaking).
noticia (news values) son los que respon- De hecho, para clasificar los componentes
den la pregunta: “¿qué acontecimientos de la noticiabilidad, Martini (2000) recu-
son considerados suficientemente intere- rre a la variable “efecto y función social”
santes, significativos, relevantes, para ser como un conjunto de criterios distintos u
transformados en noticia?”. Así, como lo opuestos a la variable “procesos producti-
explica el mismo autor, es posible trans- vos”. Estos últimos están referidos a las
formar un número imprevisible e indefi- características del acontecimiento desde
nido de acontecimientos en una cantidad el punto de vista del trabajo periodístico,
finita y más o menos estable de noticias, pero incluso en ellos nuevamente la autora
considerando que, como bien lo advierte involucra directamente a las audiencias
Tuchman, “sin una cierta rutina de la que cuando asocia algunos con la percepción
echar mano para hacer frente a los aconte- de los sujetos sociales.
cimientos imprevistos, las organizaciones Los criterios de noticiabilidad, objeto
periodísticas, como empresas racionales, central de los estudios de newsmaking,
quebrarían” (en Wolf, 1991, p. 216). Para más allá de enunciados teóricos, son for-
Martini (2000: 86): mulaciones pragmáticas y correlaciona-

Hacia la búsqueda de
comunica ción 19

Galería de Papel. Virginia Lavado. Pájaro

las audiencias
en la gran muralla china
20 comunica ción

das, producto de modalidades organizati- lugar, buscamos detectar oportunidades


vas del trabajo cotidiano (Martini, 2000). de mejoramiento del proceso de creación


En ese mismo sentido, Wolf (1991) aclara de la información diaria en televisión y de
que esos componentes o criterios no son sus análisis académicos a partir de la re-
abstractos ni teóricamente coherentes; visión del saber periodístico, de las ruti-
prevalece en ellos la finalidad práctica; no nas productivas y de los trabajos que pro-
están presentes sólo en la etapa de selec- curan su estudio en aras de contribuir a re-
ción de las noticias, sino en las fases su- Los criterios de noticiabilidad, conocer en la mayor medida posible las
cesivas; actúan difusamente incluso hasta objeto central de los estudios expectativas, necesidades, saberes y
transformarse en criterios de relevancia de newsmaking, más allá de complejidad de las audiencias, que en-
aplicados implícitamente por los mismos tendemos como sujetos activos².
lectores; y operan de forma complemen- enunciados teóricos, son Para lograr el objetivo mencionado,
taria, conjunta y hasta excluyente, puesto formulaciones pragmáticas observamos —tal como posiblemente ha
que prevalece en ellos la orientación podido notarlo también el lector— que
y correlacionadas, producto
hacia la eficiencia:

para poder garantizar el necesario suministro de


noticias apropiadas, con el mínimo dispendio de
tiempo, esfuerzo y dinero. El resultado es un
amplio número de criterios, y cada noticia dis-

de modalidades organizativas
del trabajo cotidiano
para el tema de la noticiabilidad algunas
obras de Mauro Wolf (1947-1996) se han
convertido en una fuente de referencia
casi obligada hasta la fecha (Vilches,
1989; Gomis, 1991; Alsina, 1993;
Fontcuberta, 1993; Pérez, 2000; Martini,
ponible puede ser valorada en base a muchos de 2000; Muñoz-Torres, 2002; Martini y
ellos, algunos contrastantes entre sí (Gans en Luchessi, 2004; Teramo, 2006), pero al
Wolf, 1991: 224). mismo tiempo nos percatamos de que en
la más citada (Wolf, 1991) la mayoría de
En congruencia con lo anterior, es no- los estudios sobre la construcción de la
ticia lo que, considerado pertinente por la noticia presentan los resultados de inves-
cultura periodística profesional, es sus- tigaciones clásicas de los años sesenta,
ceptible de ser tratado según las rutinas ge- setenta y comienzos de los ochenta. Eso
neralmente utilizadas, sin mayores alte- nos llevó a preguntarnos acerca del posi-
raciones, concepción práctica que sin em- presumimos se expresa de manera senci- ble agotamiento o estancamiento del
bargo es flexible en el caso de aconteci- lla en la clasificación de los valores-noti- tema, inexplicable al trasluz de la dina-
mientos excepcionales o situaciones de cia según Wolf (1991): frente a dieciocho micidad mencionada arriba y de la pre-
contingencia (Wolf, 1991: 217). criterios de noticiabilidad inherentes al sencia ostensible y con fuerza inequívoca
Apoyándose en otros autores contenido del hecho noticiable en sí en la actualidad de las noticias en los me-
(McQuail, Sohr, Wolf, Rodrigo Alsina, y mismo, al producto informativo, a la dios de comunicación social. Por ese mo-
Gans), Martini (2000) le otorga a los cri- competencia y al medio, él le atribuye tivo, también nos propusimos aproximar-
terios de noticiabilidad una naturaleza sólo cinco al público de los cuales, a nos a los valores-noticia predominantes
flexible, dinámica o variable en el tiempo, nuestro modo de ver, muy pocos coliden hoy, a partir de la búsqueda de algunos es-
acorde con las transformaciones socio- con los criterios productivos menciona- tudios empíricos más recientes, entre
culturales, lo cual explicaría los matices dos antes. ellos, algunos referidos a los países de
de ellos entre sociedades e, incluso, den- De allí que nos hayamos planteado en nuestra región.
tro de un mismo medio. Desde el punto este trabajo analizar la función social En este artículo damos cuenta del aná-
de vista discursivo, le atribuye una nece- (Martini, 2000) en la información perio- lisis de algunos de ellos. Para esta primera
saria labor a las audiencias en la noticia dística diaria en televisión a partir de las aproximación a los estudios de newsma-
entendida como construcción de la reali- percepciones de los periodistas televisi- king a partir de investigaciones posterio-
dad social. vos y las noticias por ellos realizadas, res a la obra de Wolf, seleccionamos seis
Planteadas así las cosas, los medios y, éstas últimas entendidas como un pro- trabajos³ (Canel y Sánchez-Aranda,
nuevamente, la sociedad y/o las audien- ducto de la conjunción de las caracterís- 1999; Guerrero, 1999; Martín y Amurrio,
cias no estarían al margen del proceso que ticas personales, el trabajo y la ideología 2003; Cervantes en Lozano, 2004;
permite el tránsito o no de millones de de esos profesionales con otros elemen- Teramo, 2006; Gutiérrez, 2006). Uno de
acontecimientos o hechos noticiables tos que intervienen en su construcción ellos incluyó, aparte de la televisión, otros
(Alcalá, 1980) a noticias. Sin embargo, (por ejemplo, los medios de comunica- medios de comunicación social, y el resto
desde nuestro punto de vista existe un ción para los cuales trabajan). Al intentar se centró en los medios audiovisuales o,
grupo de valores-noticia relacionados aproximarnos a las audiencias desde esta de manera única y específica, en la televi-
con la función social antes mencionada perspectiva, nos proponemos contribuir a sión. En cualquier caso, sólo nos enfoca-
que se materializa más en términos de fa- recorrer el camino hacia lo que todavía mos en el periodismo televisivo.
cilidades productivas, garantías de rendi- hoy consideramos “(…) uno de los pun- Es necesario indicar que nuestro aná-
miento económico y conveniencia tanto tos más interesantes y menos estudiados lisis no pretende generalizar ni llegar a
para la empresa como para los periodis- en la temática del newsmaking” (Wolf, conclusiones definitivas, dada la inscrip-
tas que en términos de expectativas, ne- 1991: 243). No tenemos la intención de ción de este trabajo dentro de otro estudio
cesidades y utilidad para las audiencias. hacernos simplemente eco de una serie de más amplio que estamos realizando.
Esa subordinación y/o subestimación que críticas al ejercicio del periodismo. En su
comunica ción 21

Noticias, criterios sus prejuicios, visión del problema y opi-


de noticiabilidad y audiencias niones a la cobertura que hace de un de-


terminado tema. Está en línea con el des-
Comenzaremos el grupo de estudios equilibrio” (Teramo, 2006: 75).
sobre noticias con la investigación de Según esta investigadora, la fortaleza de
Teramo (2006), que junto con otra que in- los noticieros se encuentra principalmente
cluiremos seguidamente (Gutiérrez, en el “acercamiento a la gente” a través de
2006) pertenece a un estudio multicén- Para Teramo, la debilidad discursos emotivos donde predomina el
trico sobre calidad en programas infor- de los noticieros está en no encuadre del interés humano, éste último
mativos de televisión y diarios de tener agenda propia y, por tanto, entendido como la personalización de la
Latinoamérica, que reúne a investigado- noticia: “el propósito es más bien desper-
res de la Pontificia Universidad Católica depender de las fuentes más aún tar simpatía por los afectados por un hecho,
Argentina, la Pontificia Universidad considerando que los resultados más que culpar a alguien o a algo (…)”
Católica de Chile, la Universidad de La (Teramo, 2006: 72). Al encuadre de la in-
Sabana (Colombia) y la Universidad de
arrojados por su investigación formación a partir del interés humano
indican que en el manejo de ellas
Ciencias Aplicadas de Perú. El instru-
mento principal de medición aplicado
tanto a los diarios como a los programas
televisivos fue el VAP (Alessandri y otros
en Teramo, 2006), compuesto por una
serie de variables para los procesos de se-

predominan los testimonios y las
fuentes oficiales
(31%), le siguen el marco descriptivo o
datos y citas directas sin sugerir interpre-
taciones ni explicaciones (26%) y, segui-
damente, el conflicto (23%). Para Teramo,
la debilidad de los noticieros está en no
tener agenda propia y, por tanto, depender
lección y creación de noticias. de las fuentes más aún considerando que
Aparte de estudiar algunos diarios ar- los resultados arrojados por su investiga-
gentinos, Teramo (2006) incluyó dentro de ción indican que en el manejo de ellas pre-
sus unidades de análisis los dos noticie- dominan los testimonios y las fuentes ofi-
ros de mayor rating en Argentina: ciales. Esto le lleva a afirmar que “(…) el
Telenoche y Telefé. Específicamente, es- medio no siempre concilia entre los acon-
tudió durante el año 2004 diez ediciones tecimientos y su público, sino entre las
completas de cada noticiero, escogidos fuentes que procesaron ‘acontecimientos’
sobre la base de la “semana construida” Telefé presentaron 71% de “observación y sus lectores (2006: 78).
(Riffe en Teramo, 2006). En estos noti- periodística” (variable de la contextuali- Los resultados del estudio le llevaron
cieros, los valores/noticia prevalecientes zación que sitúa al público ante lo que lee a esta investigadora a proponer diez
en la selección de la información fueron mediante el uso de la narración de las ex- Estándares de Calidad para la Infor-
el factor humano (alto y medio alto en el periencias del periodista en el hecho en sí) mación Periodística (CIP) referidos a al-
77% de las noticias de Telenoche y y poca contextualización (entendida gunos valores-noticia. Desde nuestra óp-
Telefé), la actualidad (95% de las noticias como antecedentes y consecuencias de tica, la mayoría de ellos se relaciona con
presentadas son actuales) y la cercanía o los hechos noticiados). El énfasis de la in- las audiencias y la función social al inicio
proximidad geográfica. Explica esta au- formación está puesto en lo fáctico (el nú- señalada (ver en el Cuadro No. 1 nuestra
tora que el factor humano en la informa- cleo de la información son los hechos selección comentada de los estándares de
ción suele despertar el interés en las per- comprobables), después en la opinión (la calidad vinculados con las audiencias).
sonas. Al revisar las categorías que ella base de la información son juicios de El trabajo de Gutiérrez (2006), como
utilizó para identificar los acontecimien- valor del periodista respecto a los hechos lo indicamos con anterioridad, pertenece
tos que responden a este criterio de noti- de los que da cuenta o sobre los actores a la misma línea de investigación del es-
ciabilidad, observamos que se correspon- de la noticia) y luego en lo especulativo tudio de Teramo (2006) y toma en cuenta
den exactamente con el valor-noticia ca- (el núcleo de la información son deduc- el mismo instrumento de medición
pacidad de entretener según Wolf (1991) ciones del periodista acerca de mundos (VAP), pero en la parte correspondiente a
y, de hecho, los planteamientos de este posibles surgidos a partir de hechos actuales televisión analiza los dos principales no-
autor en lo inherente al newsmaking for- o conversaciones con las fuentes) en pro- ticiarios colombianos: Noticiero RCN y
man parte de las principales bases teóri- porciones de 82%, 10% y 8%, respecti- Noticiero Caracol. Específicamente, las
cas del estudio de Teramo (2006). Por vamente. La mayoría de la información unidades de muestreo incluyeron 245
otra parte, está estructurada en forma de pirámide unidades noticiosas del noticiero de RCN
invertida (45%), aunque los relatos cro- y 223 del Noticiero Caracol del año 2004,
En los noticieros al aire el 20% de las noticias nológicos ocupan casi un cuarto de la in- seleccionadas también mediante el mo-
involucran a mayor cantidad de personas y a ac- formación emitida (24%). Asimismo, en delo de “semana construida” de Guido
tores de mayor estatus (el 74% de la información los noticieros predominan las tomas “en Stempel, sugerido comúnmente para este
tiene como protagonistas a personas de estatus vivo”, hay pocas imágenes de archivo y tipo de estudios (Riffe et al. en Gutiérrez,
bajo o medio bajo, es decir, éste no es un crite- no es común el uso de gráficos explicati- 2006). Dado que las categorías de análi-
rio definitorio en la selección de información). vos e infografías. El tratamiento de la in- sis son similares a las del trabajo de
(Teramo, 2006: 63). formación es principalmente nacional y Teramo (2006) y los resultados coinciden
la mitad de las noticias analizadas está en bastantes aspectos, presentaremos un
Con respeto al proceso de creación, las sesgada: “(…) el sesgo está en relación resumen más apretado y menos explícito
informaciones televisivas de Telenoche y con el traspaso que hace el periodista de en cuanto a las primeras.
22 comunica ción

CUADRO 1
ESTÁNDARES DE CALIDAD PARA LA INFORMACIÓN PERIODÍSTICA Y AUDIENCIAS

Algunos de los Estándares de Calidad para la Información


Periodística (CIP) propuestos por Teramo (2006) Comentarios

Estándares Objetivos Indicadores


CIP

Relevancia Observar la importancia Grado de impacto sobre la El primer indicador se


de la información población y situación de los relaciona directamente
actores de la noticia (estatus) con las audiencias

Interés Observar proximidad Cercanía sobre población Estándares vinculados


objetiva del medio directamente con las
audiencias

Proporción A más impacto/proximidad, Extensión/Fuentes, impacto,


más espacio o tiempo proximidad

Adecuación Observar la contextualización Antecedentes + Consecuencias Los antecedentes y las


consecuencias implican
mayor y mejor comprensión
de las causas y alcances del
acontecimiento noticioso.

Precisión Corrección lingüística Lenguaje apropiado para esa El lenguaje, la gramaticalidad


información y comprensibilidad también
deben adecuarse a las
audiencias-meta
Claridad Gramaticalidad/ Índice de Flesh
comprensibilidad

Incidencia Correspondencia Agenda setting Estándar más estrecha y


con el público explícitamente vinculado
con las audiencias

Fuente: elaboración propia a partir de la adaptación de Teramo (2006: 76)

Con base en su estudio, Gutiérrez Una lectura de esa contradicción la ha- mano establece prioridades en el ámbito
(2006) determinó que la inmediatez es el cemos a partir de la exacerbación de la del conocimiento, específicamente entre el
primer criterio de selectividad para las competencia con otros medios como valor- conocimiento teórico y el orientado a la ac-
noticias y, además, que los profesionales noticia señalado por Wolf (1991) en con- ción, y explica que el segundo (conoci-
de la información “(…) no ponen tanta junción con otro valor-noticia: la proximi- miento de/para la práctica) resulta ser más
atención o esfuerzo a las noticias atem- dad. Nuestra lectura de la exacerbación de decisivo para la vida, aunque el teórico sea
porales (…), que requieren mayor inves- la competencia a través de la proximidad su condición de posibilidad. De allí que
tigación y reflejan el interés del periodista se hace más clara cuando recordamos las parte de su explicación acerca de por qué
y del medio por mostrar temas propios” palabras iniciales de un texto de Piedrahita interesan las noticias se sustente en que los
(p. 37). Al analizar el manejo de la rele- del Toro (1990): periodistas, de manera más o menos cons-
vancia por implicancia, entendido como ciente y deliberada, cuentan acciones prác-
una variable que da cuenta de los valores- En un manual francés sobre cómo defenderse de ticas cuyo valor trasciende su carácter em-
noticia, esta investigadora apunta que: la ola de criminalidad, se aconseja que nada de pírico concreto hasta convertirse en para-
pedir ¡socorro!, ¡ladrones! Es mejor gritar digmáticas y ofrecer a través de ellas, me-
(…) los noticieros de televisión, que en la ma- ¡fuego!, pues así los otros vecinos del inmueble te- diante narraciones, una cosmovisión más
yoría de sus notas periodísticas tienen como im- merán por sus enseres y acudirán rápido. Algo o menos definida que les permite a las per-
plicados a personas de estatus bajo y no a las que no harían con celeridad, en el caso de ladro- sonas conocer si “(…) esta o aquella vida
personas de élite, se concentran en hechos que nes o atracadores. (Piedrahita del Toro, 1990: xi) ayuda a conocer la propia [o podría servir
ocurren habitualmente y no en las rarezas, y las a futuro] (…) a saber qué es la vida en ge-
noticias que divulgan tienen como implicados Recordemos también al respecto algu- neral” (Muñoz Torres, 2002: 266)
directos a pocas personas o a una sola, lo cual nos de los planteamientos centrales de la
contradice algunos de los principales criterios excelente obra de Muñoz-Torres (2002), (…) lo que aparece en los medios como algo que
de selección que se aprenden en las escuelas de quien al intentar vislumbrar las razones del afecta a la propia vida, interesa. Es un dato de ex-
periodismo. (Gutiérrez, 2006:39) interés en las noticias afirma que el ser hu- periencia universal (…) Recuérdese, por citar un
comunica ción 23

ejemplo, cómo Hyde observa que, tan pronto La credibilidad, la gran cantidad de
como algo afecta a la propia vida de los lectores, hechos comprobables y el alcance (co-


aunque sea en muy pequeña medida, éstos quie- bertura) dado a la información son aspec-
ren tener noticia de ese asunto. Por ello, sostiene, tos positivos identificados por Gutiérrez
con justificada rotundidad, que “cada lector se in- (2006). Además, en cuanto al manejo del
teresa inmediatamente por las noticias que inci- lenguaje audiovisual, esta investigadora
den en su propia vida diaria”. Y esto le lleva a apunta que aunque los gráficos e infográ-
aconsejar a sus colegas: “Muestre que su relato Los resultados obtenidos ficos son muy poco utilizados,
cuenta algo que tiene el más ligero efecto en las por el trabajo de esta investigadora
vidas de un gran número de personas y ya no ne- (…) los periodistas se preocupan, en la mayoría
señalan que las notas periodísticas
cesita ningún otro elemento que le dé valor noti-
cioso” (Muñoz-Torres, 2002: 225-226).

En cuanto a la equidad informativa,


existe en la muestra analizada por

están sesgadas, pues incluyen
un solo punto de vista
de las ocasiones, por presentar tomas que den
cuenta del problema que motiva el relato, es
decir, imágenes que se refieren estrictamente a
los hechos que se informan y a su capacidad de
dar cuenta del problema, no sólo al tema que
Gutiérrez (2006) un desequilibrio de la narra. Esto indica un mayor trabajo de reporte-
pauta informativa en lo concerniente al nú- ría, pues no se conforman, por ejemplo, con las
mero de notas periodísticas y espacio que tomas de la rueda de prensa, sino que muestran
se dedica a temas de entretenimiento como a personas que reflejan el problema del que se
los deportes o la farándula (superan el 20% ha tratado en tal conferencia. Esto es mucho más
de las notas que se anuncian en los titula- evidente en RCN que en Caracol (Gutiérrez,
res). Los temas considerados “duros” (po- 2006: 49).
lítica, economía, gobierno, justicia y poli-
cía) son ubicados en el primer bloque de los No obstante, sostiene que los puntos
noticieros. débiles de los programas televisivos ana-
Con respecto al análisis y la interpre- lizados se concentran en la homogenei-
tación como categorías, esta investigado- dad de la pauta informativa por el uso de
ra apunta que en las noticias se identifi- los mismos criterios de selección de lo
can el problema o los protagonistas de noticioso; el “déficit en las formas de na-
los hechos, cuándo, dónde), y no sugiere ni interpretaciones rrar”; la espectacularización de la infor-
causales ni explicación del problema descrito en mación diaria; y la necesidad de: (a)
(…) ya sea una persona o un fenómeno abstracto, la nota periodística. Eso refuerza la idea de que mayor preparación de los periodistas para
pues esto ayuda al espectador a entender lo que el interés de los medios es simplemente infor- que no se limiten a repetir lo que dicen las
ocurre. Sin embargo, es poco el interés demos- mar, pero no se preocupan por analizar ni expli- fuentes y para que incluyan análisis (no
trado (…) por encontrar los obstáculos o antago- car los hechos. El segundo enfoque predominante opinión), (b) compromiso de mejorar la ca-
nistas de los hechos, lo cual deja cerrada la posi- es (…) el de interés humano (…), lo cual deter- lidad de la información también por parte
bilidad de plantear soluciones, pues éstas parten mina una clara intención de apelar a los senti- de las empresas periodísticas, (c) incluir
de superar los obstáculos y para ello hay que iden- mientos de la gente (…) (Gutierrez, 2006: 51). más causas y consecuencias de los he-
tificarlos. (Gutierrez, 2006: 44) chos registrados y (d) ampliar los temas
Con respecto al nivel de acceso a las de la agenda informativa no sólo para
En ese mismo sentido, se incluyen an- fuentes, Gutiérrez (2006) afirma que buena mostrar mayor independencia frente a los
tecedentes (entre el 50% y 70% de las notas parte de la información se sustenta en fuen- intereses de las fuentes, en particular, de
periodísticas publicadas), pero menos con- tes personales, que dan sus opiniones o tes- las institucionales, sino de hacerlo inves-
secuencias, “(…) aproximadamente 40%, timonios al periodista y, al mismo tiempo, tigando en profundidad y pensando en la
con lo cual el receptor de la información se evidencia una fuerte dependencia de las utilidad que podrían tener para la gente:
puede entender por qué se originó el hecho fuentes institucionales.
relatado, pero generalmente no dimen- Los resultados obtenidos por el tra- Es hora de empezar a pensar en términos de lo que
siona los efectos que podría traer sobre el bajo de esta investigadora señalan que la gente necesita y no sólo en lo que la gente
país o sobre su propia realidad” (Gutierrez, las notas periodísticas están sesgadas, quiere, pues aunque el entretenimiento (deportes,
2006: 50). pues incluyen un solo punto de vista. Por farándula, chismes) pueda parecer atractivo en
La estructura predominante es la pirá- tanto, sostiene que no hay contraste en términos comerciales, no contribuye a mantener
mide invertida: “pese a que este tipo de es- la información y se tiende a reforzar una audiencias porque no tiene impacto directo sobre
tructura resulta de utilidad para cumplir la sola visión sobre el tema aun cuando se la vida de las personas ni sirve en términos prác-
labor informativa, por lo general es de- utilicen distintas fuentes. Además, el ticos. La uniformidad, por otra parte, hace que el
masiado escueto y no deja espacio para la uso de adjetivos y adverbios valorativos vínculo entre el medio y su público se pierda, por-
contextualización y el análisis” (Gutie- “(…) se observa en más del 50% de las que da lo mismo ver cualquier noticiero o leer
rrez, 2006: 47). En congruencia con ello, notas periodísticas analizadas (…) lo cualquier periódico si no se ofrece nada particu-
predomina el enfoque descriptivo-infor- que indica una peligrosa tendencia a de- lar o novedoso. (Gutiérrez, 2006: 53)
mativo: jar que los juicios del periodista, carga-
dos de subjetividad, entren a formar par- En la misma línea de Gutiérrez (2006),
(…) que atrae la atención sobre aspectos factua- te de la información (…)” (Gutierrez, Teramo (2006) plantea además interro-
les del tema (las cinco w: qué, quién, cómo, 2006: 48). gantes y nuevas líneas de trabajo con las
24 comunica ción

cuales nos identificamos plenamente seando a Colombo (1998: 66), todo ello
desde el punto de vista de la investigación favorece las ventas y la audiencia —a pri-


más amplia que adelantamos y que en- mera vista— sin ninguna relación con el
marca el presente artículo: rigor de la profesión. De allí que ahora
sea necesario conocer algunas de las con-
(…) observar la relación entre el producto in- cepciones de los periodistas al respecto.
formativo de (…) los noticieros con sus públi-
cos, a fin de establecer semejanzas y diferencias Así, los periodistas televisivos son, Periodistas, criterios de
entre los criterios de noticiabilidad registrados en primera instancia, adversariales, noticiabilidad y audiencias
en los productos de los medios y las decisiones
del lector o televidente, para de esta manera eli-
y en segunda instancia, periodistas- De los estudios sobre noticias pasamos a
minar la brecha que existe entre lo que unos difusores, lo cual desde nuestro los estudios centrados en los periodistas
“ofrecen” y otros “quieren” (…) También sería punto de vista, evidencia la y sus concepciones, entre los cuales bus-
interesante estudiar la relación entre productos, camos los aspectos vinculados con las
consumidores y productores de la noticia. Es
autonegación, la inaceptabilidad audiencias y los criterios de noticiabili-
decir, se trabajaría de manera comparativa entre o el desconocimiento de uno de los dad. Comenzaremos con un sondeo na-
lo que “hacen” –que se ve en el diario—y “dicen pilares fundamentales de los estudios cional realizado en España en 1997 a una
hacer” los periodistas, editores y redactores. muestra aleatoria estratificada de mil pe-
de newsmaking: su intervención o
(Teramo, 2006: 79)

Vinculamos los resultados de Teramo


(2006) y Gutiérrez (2006) que coinciden,
entre otras cosas, en la detección de ses-
gos en la información y en la necesidad

distorsión involuntaria en el proceso
de construcción de la noticia
riodistas españoles de prensa, radio y te-
levisión que trabajaban con información
diaria. Este sondeo tuvo como finalidad
conocer las percepciones de los profesio-
nales de la comunicación acerca de su
papel en la sociedad. Al respecto, los pe-
de una nueva mirada a las audiencias, riodistas coinciden en que su papel es
con una investigación de Cervantes in- “difundir información”:
cluida por Lozano (2004) entre los estu-
dios mexicanos centrados en la influen- (…) “dar información a otros”, “ser el primero
cia en los contenidos noticiosos de las en conocer la noticia”, o “hacer públicos los pro-
rutinas productivas y los valores profe- blemas públicos” (…) reciben un elevado por-
sionales: centaje de los valores más altos de la escala. Pero
El público tiene hambre de noticias y nació de además hay otros valores que son considerados
Algunos [estudios] analizan las rutinas de tra- ahí una carrera febril para satisfacer esa de- también importantes: “influir en el público” y
bajo de los reporteros al cubrir acontecimientos manda, como si se tratara de un bien indispen- “promocionar ciertos valores e ideas” (…) Estos
extraordinarios que evidencian sesgos y omisio- sable. La producción de noticias sobre ese pro- resultados corroboran la afirmación de que el pe-
nes (…) ceso aumentó rápidamente, incluyendo fatal- riodista contemporáneo tiende a combinar dis-
Otros de los trabajos basados en los enfoques de mente una cantidad de “imitaciones” de la ver- tintas concepciones de su papel (Weaver, 1986;
la sociología de la producción noticiosa (…) se dad, y muchas invenciones con el objetivo de dar Splichal, 1994; Weaver, 1996; Wu, Weaver y
concentran en estudiar el flujo rutinario de las no- gusto al lector. (Colombo, 1998: 66) Johnson, 1996; Canel y Piqué, 1998) (…) (Canel
ticias sensacionalistas (…) se trata de análisis de y Sánchez-Aranda, 1999: 156).
contenido de la transmisión de noticias policía- Por otra parte, ese cruce también nos
cas en noticieros televisivos (Cervantes, 1996a) remite claramente a varios de los cambios Canel y Sánchez-Aranda (1999) “eti-
(…), lo que constituye una línea novedosa de in- en los modelos de las noticias observados quetan” las actitudes de los periodistas
vestigación en el ámbito mexicano. por Cebrián Herreros (2004): la noticia como lo hemos resumido en el Cuadro
Cervantes, después de analizar el noticiero regional cada vez es más breve y su ampliación o No. 2. Según estos autores, cuanto menos
Al Tanto, de Guadalajara, discute los valores no- reducción no dependen de su importancia, local, más adversarial e interpretativo es
ticiosos que aparecen en el plano de los mensa- sino de la capacidad de las imágenes para el periodista; cuanto más local, más iden-
jes y que, según concluye, se relacionan princi- despertar la atención; se busca la espec- tificación hay con los valores difusores;
palmente con el “macrovalor” relacionado con tacularización expositiva; el interés de la cuanto más privado es el medio, más abo-
la “satisfacción de las necesidades de la organi- audiencia por la noticia se determina en gado, intérprete y difusor es el periodista
zación”. (Lozano, 2004: 152-153). función de la competencia con el mismo (Canel y Sánchez-Aranda, 1999: 162).
hecho u otros presentados por los demás En el caso de la investigación de Canel
En esta “satisfacción de las necesida- canales, llegando incluso a apelar por el y Sánchez-Aranda, uno de los dos aspec-
des de la organización” leemos inversa- factor emotivo; se elimina el análisis, la tos que tienen mayor interés para el caso
mente cierta subordinación o subestima- explicación, el contexto y el alcance; se que nos ocupa está presente dentro de lo
ción de las audiencias, lectura que hace- subvierte lo general por lo particular; hay que estos autores denominan: “elementos
mos también al cruzar esa interpretación mayor interés en la declaración y el testi- externos a la redacción y las actitudes
de Cervantes (en Lozano, 2004) con la monio como representación humana y profesionales”. Con base en su estudio,
tendencia ostensible al sesgo en las noti- presencia de la calle que como aportación ellos afirman que “la percepción de las
cias televisivas reportadas por Teramo informativa… en fin: “Todo vale con tal actitudes profesionales está fuertemente
(2006) y Gutiérrez (2006) y con las si- de conseguir embelesar a la audiencia” influida por la percepción que se tiene de
guientes palabras de Colombo (1998): (Cebrián Herreros, 2004: 118) o, parafra- la audiencia” (1999: 166).
comunica ción 25

CUADRO 2
RESUMEN DE LAS ETIQUETAS DE LAS ACTITUDES PERSONALES DE LOS PERIODISTAS
SEGÚN CANEL Y SÁNCHEZ-ARANDA

Etiquetas de las Importancia atribuida


actitudes personales Descripción de la etiqueta por los periodistas
de los periodistas a su papel

Periodista-difusor Periodista que describe y no analiza. Se concibe a sí mismo como “puro espejo ● Dar información a otros,
de la realidad”. dar a conocer los problemas

Periodista-abogado Periodista que se ve como guía, líder o educador del público. “Cuanto más só- ● Influir en el público, pro-
lida es la posición del periodistas (en términos de edad, años de experiencia, mocionar valores e ideas
tiempo en puestos de responsabilidad, e incluso sueldo…) es más abogado. Este
es un resultado lógico: si hay seguridad en el puesto hay más margen de liber-
tad para abogar por algo en el ejercicio de la profesión periodística” (1999: 159).

Periodista-intérprete Periodista que se ve a sí mismo como un analista de la información. “(…) cuanta ● Dejar hablar los hechos
menos formación en periodismo y menos edad, aumentan los valores interpre- ● Situar los hechos en su
tativos (…) Los periodistas mayores de la muestra se guían por una redacción contexto.
más fáctica y ligada a los datos de la información. Los jóvenes, por el contrario, ● Enumerar los hechos
son más partidarios de poner los hechos en su contexto y adoptar un punto de ● Adoptar un punto de vista
vista” (1999: 161).

Periodista-adversario Periodista que desconfía de la información oficial y critica a los políticos. “(…) ● Al recibir notas de prensa
los resultados parecen sugerir que, los años de experiencia favorecen una acti- de organismos oficiales,
tud de desconfianza o distanciamiento de las fuentes oficiales; pero cuando el deja hablar a los líderes po-
periodista se “instala” (adquiere puestos de responsabilidad, se hace mayor, o líticos/critica a los líderes
cobra más) la actitud de adversario disminuye. Quizá la razón de esto estribe en políticos.
que, al pasar a formar parte de la élite periodística (ocupar puestos de responsa-
bilidad), se pasa también a “formar parte” (en el sentido de cercanía: se incre-
mentan los contactos y las buenas relaciones) de la élite política; y esa distancia
o desconfianza de las fuentes oficiales queda reducida” (1999: 161).

Fuente: elaboración propia a partir de la adaptación de Teramo (2006: 76)

Quien concibe un público crítico, tenderá a ser que las noticias varían dependiendo de la radio y, muy a la par, de la prensa. Por otra
adversario de la información oficial; quien tra- concepción que tengan los periodistas de parte, la radio es el medio más identificado
baja para un público que cree de nivel cultural su papel. Esto lo relacionamos directa- con la categoría difusor, seguido a la par
bajo, se sentirá su educador (Donsbach, 1983). mente con uno de los criterios de noti- por la televisión y la prensa (Canel y
En este estudio, tres categorías profesionales ciabilidad referidos por Wolf (1991): el Sánchez-Aranda, 1999: 162).
vienen explicadas por la percepción de la au- interés.
diencia. Se pidió a los encuestados, en una es- Los periodistas de prensa son claramente inter-
cala de 1 a 6, su grado de acuerdo con la si- Efectivamente, las noticias están sujetas a las ac- pretativos, a diferencia de los periodistas de
guiente afirmación: “mi audiencia está más in- titudes profesionales de los periodistas que las radio y televisión. Este es un resultado lógico:
teresada en la noticia de última hora que en el reportan. Percibir la profesión como abogado la prensa es un medio que permite ofrecer más
análisis de las informaciones”. Pues bien, están lleva a editar las informaciones con el fin de au- análisis e información de contexto. Las exigen-
en desacuerdo con esta información los aboga- mentar el interés de la audiencia y de dar un de- cias de tiempo de la radio y la televisión obligan
dos, adversarios e interpretativos. Es decir, estas terminado enfoque político. Es éste un resultado a sujetarse a los datos puramente fácticos, y di-
actitudes profesionales llevan consigo la per- en línea con el contenido de la categoría: quien ficultan los análisis más pausados y en perspec-
cepción de una audiencia específica: una au- se concibe como “guía del público” querrá tiva (Canel y Sánchez-Aranda, 1999: 161-162).
diencia que no interesada en la noticia de última atraer a éste; y por eso también es el único (de
hora, busca los enfoques, la interpretación y el las cuatro categorías) que también edita para Así, los periodistas televisivos son, en
análisis. La percepción de la audiencia nada pre- mejorar la presentación literaria o gráfica y para primera instancia, adversariales, y en se-
dice, sin embargo, de la actitud difusora (Canel corregir errores formales (Canel y Sánchez- gunda instancia, periodistas-difusores, lo
y Sánchez-Aranda, 1999: 166). Aranda, 1999: 167). cual desde nuestro punto de vista, evi-
dencia la autonegación, la inaceptabili-
De esta forma, estos autores corrobo- El otro aspecto que nos interesó del dad o el desconocimiento de uno de los
ran también las investigaciones de Graber trabajo citado es el caso específico de la pilares fundamentales de los estudios de
y Culbertson (en Canel y Sánchez- televisión. Según los autores, la televi- newsmaking: su intervención o distorsión
Aranda, 1999), quienes concuerdan en sión es la más adversarial, seguida de la involuntaria en el proceso de construc-
26 comunica ción

ción de la noticia. En consecuencia, estos que, finalmente, actúa en detrimento de la


periodistas no se ven a sí mismos como “preocupación por la audiencia”:


“creadores” de noticias, percepción diso-
nante en el marco de la formulación teó- (…) los lemas de informar con rigor, objetividad
rica de la noticia como construcción de la e imparcialidad son deberes cumplidos sólo por
realidad, pero al mismo tiempo ellos dan uno mismo o una misma, pero no por los demás.
indicios hoy del problema epistemoló- De igual manera, los colegas se dedican a influir
gico enunciado por Altheide hace más de Las noticias son lo que los y crear opinión, ejercer de portavoz de grupos de
tres décadas: periodistas definen como tales. presión, y ser un mecanismo de transmisión del
poder, justo lo contrario de cómo se ve el propio
Las noticias son lo que los periodistas definen
Esta aserción rara vez es explicitada, trabajo.
como tales. Esta aserción rara vez es explicita- porque parte del modus operandi Estos periodistas sólo muestran una cierta auto-
da, porque parte del modus operandi de los pe- de los periodistas es que los crítica cuando reconocen que ni investigan al
riodistas es que los acontecimientos suceden gobierno, ni cuestionan el ejercicio del poder, ni
acontecimientos suceden “fuera”
“fuera” y ellos se limitan simplemente a refe-
rirlos. Sostener en cambio que hacen o selec-
cionan arbitrariamente las noticias, sería con-
trario a su posición epistemológica, una implí-
cita teoría del conocimiento construida sobre

y ellos se limitan simplemente
a referirlos
proporcionan análisis de los problemas comple-
jos ni educan a la ciudadanía en valores como la
democracia y la libertad, funciones todas ellas
que, en su opinión, sí deberían ejercer (Martín y
Amurrio, 2003)
procedimientos prácticos para resolver exigen-
cias organizativas (Altheide en Wolf, 1991: 216- En la influencia y creación de opinión
217). “por parte de los colegas” como punto de
discrepancia entre el ser y el deber-ser
A diferencia de los periodistas-aboga- vemos nuevamente el camino hacia la di-
dos, el ejercicio profesional de los perio- sociación discursiva mencionada arriba y
distas-adversarios y los periodistas-difu- la posición epistemológica a la cual se re-
sores le concede un espacio marginal, ca- fería Altheide (en Wolf, 1991); se trata, a
si inexistente, a las audiencias al desco- nuestro juicio, de la aceptación confesa
nocerlas al momento de seleccionar los mediante el “análisis de la práctica de los
criterios de noticiabilidad que responden nocimiento de la distorsión involuntaria otros” de la concepción de la noticia
a una función social, cuyos cimientos es- que originan; y la posición epistemoló- como construcción de la realidad y, por
tán precisamente en ellas. Hacemos esa gica señalada están en consonancia, a tanto, de su representación fragmentada o
interpretación sobre la base de las con- nuestro modo de ver, con un estudio sobre manipulada, entendido este último tér-
clusiones presentadas por estos investi- el perfil y las actitudes de los periodistas mino no en su carácter peyorativo, sino en
gadores: vascos que trabajan específicamente en el sentido amplio propuesto por Vilches
medios audiovisuales, realizado por (1989) y en su esencia compartido por
El periodista adversario se cree aséptico: ni su Martín y Amurrio (2003). Este trabajo re- Cebrián Herreros (1978, 1998). Una sín-
ideología ni su propia escala de valores le influ- veló que son dos las funciones principales tesis extrema del planteamiento de
yen al enfocar las noticias. Desconfía de la in- que los periodistas encuestados conside- Vilches (1989) consistiría en afirmar que
formación que sale de los organismos oficiales, ran que tiene el periodismo: informar al el periodismo audiovisual sin manipula-
y por eso usa poco las ruedas de prensa, las notas público con rigor, objetividad e imparcia- ción es imposible. ¿Por qué? Este autor,
de prensa, los políticos y los gabinetes de co- lidad (97%) y hacerlo además con rapidez como lo indicamos al principio, establece
municación (….) el periodista adversario de esta (95%). Estas investigadoras sostienen un parangón entre el texto informativo en
muestra es crítico con todas las instituciones, de que el periodista audiovisual está “preo- televisión y la Gran Muralla China: nadie
manera particular del gobierno, la Iglesia cató- cupado por la audiencia” para lo cual se sabe dónde comienza ni termina, sólo se
lica y de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Y apoyan en las funciones más valoradas conocen trozos completos. Dadas las ca-
es adversario no sólo de las fuentes oficiales sino por los profesionales encuestados: “pro- racterísticas del medio, en términos de
incluso de la propia línea editorial del medio porcionar análisis de los problemas com- formatos, programación y rutinas profe-
para el que trabaja plejos, dar a la gente corriente oportuni- sionales vinculadas a los programas pe-
Para el periodista difusor los hechos siguen dad para opinar sobre asuntos públicos, riodísticos, la realidad no puede ser refle-
siendo sagrados. Lo que más le influye en los en- dar información que haga más fácil la jada en su totalidad en la televisión y de
foques de las noticias son los datos de la propia vida cotidiana y entretener al público” allí que técnicamente sea imprescindible
información. Lo demás (ideología, escala de va- (Martín y Amurrio, 2003). Además, re- la manipulación, entendida en términos
lores o la línea editorial) es irrelevante (Canel y portaron como otras dos funciones prin- amplios, esto es, el manejo o transfor-
Sánchez-Aranda, 1999: 169-170). cipales del periodismo investigar al go- mación del texto informativo. Así,
bierno y educar a la ciudadanía en valores Vilches clasifica la manipulación de la in-
En esa asepsia vinculada al perfil de los como la democracia y la libertad. No obs- formación en seis tipos o niveles, los cua-
periodistas televisivos españoles por tante, desde la interpretación que hace- les seguidamente sintetizamos (o debié-
parte de Canel y Sánchez-Aranda (1999), mos de ello a la luz de los siguientes re- ramos decir: “manipulamos a través de la
el espacio marginal que le otorgan a las sultados, esas cuatro funciones plantean reconstrucción”): a) el grado cero o si-
audiencias; la disociación entre la auto- una relación vertical en términos de sabe- lencio; b) la cita o suministro parcial de
negación, la inaceptabilidad o el desco- res y autopercepciones de los periodistas la información; c) la reconstrucción, ma-
comunica ción 27

terializada de dos formas: el resumen o mativo (supuestas gratificaciones ideoló-


suministro de los datos esenciales y la fo- gicas) o, por el contrario, si se eviden-


calización o énfasis en ciertos datos por ciaba que la audiencia de esos programas
redundancia o hipérbole; d) el comenta- era similar a la del conjunto del periodo,
rio explícito, que parte de la interpreta- esto es, si el público “ve lo que hay” y, en
ción; e) el ocultamiento o presentación ese caso, la selección de los valores-noti-
interesada de algunos puntos de vista cia por parte de los periodistas estaba en
sobre el tema; y f) la conmutación o cam- El consumidor de informativos disonancia con lo que el público espe-
bio de la información en un sentido con- es fundamentalmente un raba, lo cual evidenciaría un grave desco-
trario al original. Sabemos que no es po- consumidor de TV y no alguien nocimiento sobre las necesidades y gus-
sible una ubicuidad televisiva absoluta
desde el punto de vista de la producción
y programación de programas periodísti-
cos ni siquiera con la gran cantidad de ca-
nales ni los avances tecnológicos existen-
tes hoy. De allí que los tamices que re-

especialmente interesado por la
información (…)
tos de sus audiencias.
Al indagar acerca de la adecuación de
los contenidos de los telediarios con res-
pecto a las “audiencias esperadas” por los
emisores, Guerrero (1999) concluye que
en la franja horaria correspondiente a los
presentan los puntos de vista selecciona- programas informativos existe una “au-
dos por periodistas, camarógrafos, edito- diencia normal”:
res, productores, jefes de información...
requieran de una manipulación funcional (…) los datos recogidos indican, por una parte,
que, así como da margen para simular esa que se produce una evidente selección y trata-
ubicuidad, también pudiera ser caldo de miento de las noticias de forma que determina-
cultivo para extremos éticamente inacep- das temáticas —y sujetos— se vean realzadas,
tables como “el grado cero”, “el oculta- disminuidas o ignoradas. Pero también se ha po-
miento” y la “conmutación”. En palabras dido comprobar que el público de los informati-
de Cebrián Herreros (1998, p. 41): vos no tiene una especial predilección por este
tipo de programas; es “lo que se puede ver” y
Existe una realidad natural, una realidad perci- dentro de las escasas opciones disponibles se
bida y una realidad informativa. Hay una mani- pasa de una a otra buscando “lo más distraído”
pulación natural y otra interesada. En los re- recto es hoy algo cotidiano y casi rutinario--, en- (Aldana, op. cit.). Pero no es menos cierto que
cursos audiovisuales existe una manipulación tretener al público –puesto que sabemos con existe una relativa tendencia o predilección por
natural (transformación técnica, por los propios total exactitud en qué minuto desciende la aten- los informativos entre las personas —más entre
equipos, y humana, por los propios criterios ción del oyente o el espectador, es posible ya ela- los varones— a partir de un cierto nivel forma-
profesionales de dar más relieve a unos temas o borar informativos a golpe de audímetro—o tivo y económico (…), sin que se pueda llegar a
tratamientos que a otros) y una manipulación darle información que haga más fácil la vida co- “la tan querida, por algunos, equiparación entre
interesada que tergiversa aprovechándose de la tidiana –por ejemplo, del estado de las carrete- mi periódico = mi informativo…” (Aldana, op.
manipulación natural. ras— (Martín y Amurrio, 2003). cit: 65. En Guerrero, 1999)

En cuanto a las funciones “mantener Hacia el puente de plata entre Por ello, Guerrero (1999) se apoya
entretenido al público” y, al mismo los estudios de newsmaking nuevamente en las palabras de Aldana
tiempo, “proporcionarle análisis de los y de recepción para afirmar que “en buena medida el
problemas complejos” que Martín y consumidor de informativos lo es porque
Amurrio (2003) califican como difícil- Otros elementos interesantes para nuestro está en casa a la hora en que los emite (…)
mente compatibles, es interesante tam- análisis los encontramos en un trabajo El consumidor de informativos es funda-
bién la confrontación en el mismo estu- efectuado por Guerrero (1999) sobre el mentalmente un consumidor de TV y no
dio entre el ser y el deber-ser de la profe- contenido y la audiencia de dos canales alguien especialmente interesado por la
sión periodística por cuanto evidencia españoles (Canal Sur TV y TVE en información (…)” (Aldana op cit. En
que la segunda función no se cumple. Y Andalucía). Este investigador estudió los Guerrero, 1999).
es precisamente ese incumplimiento el programas informativos diarios por con- Otro de los resultados obtenidos indica
que nos permite establecer otra conexión siderarlos los “mejores exponentes de la que los programas informativos de los
clara con tres de los criterios de noticia- intencionalidad ideológica” y comparó dos canales competidores son utilizados
bilidad según la clasificación de Wolf los perfiles de las audiencias de esos pro- políticamente para, por un lado, fustigar
(1991): competencia, entretenimiento, y gramas con los perfiles generales de la al gobierno central y, por otro lado, reba-
scoops: franja horaria. A fin de conocer si el adoc- jar el tono de la confrontación. Como
trinamiento caía en “terreno abonado”, se acertadamente se lo plantea el mismo
(…) el [periodista] de nuestro entorno sólo esta- propuso determinar si la audiencia espe- Guerrero (1999), “(…) la pregunta que
ría cumpliendo tres de ellas: informar con rapi- cífica de estos programas se apartaba surge a continuación no puede ser otra
dez (93%), entretener al público (84%) y dar in- considerablemente de la tipología gene- para un investigador de los efectos de la
formación que haga más fácil la vida cotidiana ral de la franja horaria y, de comprobarse comunicación ¿lo consiguen?”. En
(61%). Objetivos que son posibles gracias a la esta hipótesis, si se podía establecer al- cuanto a la utilización de los programas
utilización de las nuevas tecnologías, que han guna relación entre el perfil de sus au- informativos por parte de los emisores
permitido informar con mayor rapidez –el di- diencias y los contenidos de cada infor- para transmitir a la audiencia una cierta
28 comunica ción

visión de la realidad mediante la selec- según la forma como organizan la infor-


ción y manipulación —entendida en tér- mación en el texto, los atributos que de-


minos amplios— de los hechos noticiables, ciden resaltar de los hechos, las fuentes que
Guerrero (1999) concluye que la hipóte- consultan y el tratamiento que dan a la in-
sis se confirma sólo en parte puesto que formación o, como lo plantea Luhmann (en
“el terreno abonado” o audiencia especí- García, 2003), los medios de comunica-
fica tiene sus propios criterios (selectivi- ción construyen la realidad con la que
dad de las audiencias según sus gustos, Hemos visto además que existen puede operar un sistema tan complejo
valores y predisposiciones) y opta por los investigaciones recientes y valiosas como nuestra sociedad y al hacer esto
espacios que más le apetecen en cada mo- sobre newsmaking en países de —o a cambio de esto— absorben la in-
mento dentro de las limitadas opciones certidumbre social acerca de qué y cómo
disponibles “con lo que es difícil inocu- América Latina, aunque son tal es el mundo? ¿Qué saberes podrían apor-
larle la ración adecuada”. Además, es- vez menos numerosas, conocidas tarle a la Academia, a los periodistas y a
grime que la tipología de las audiencias las televisoras el análisis de las audien-
y difundidas que las españolas,
respectivas (desocupados, de baja forma-
ción, mayores de cincuenta años) no
forma parte de los estereotipos de los lí-
deres de opinión.

por referirnos sólo a los estudios
de habla hispana
cias televisivas más allá de los números?
Finalmente, en cuanto los valores-no-
ticia, si bien hay algunos que están vi-
gentes y “encajan” perfectamente con las
expresiones teóricas de los estudios etno-
A modo de conclusión gráficos reunidos en la obra de Wolf
(1991), otros parecieran contradecirlos o
Escogimos el trabajo de Guerrero (1999) ser de nueva data. Además, hay aspectos
para el final de nuestro análisis como pre- que parecieran perfilar hoy como más
ámbulo a algunas conclusiones parciales, compleja la investigación (la disociación
pues es inevitable que nos preguntemos: entre discursos y prácticas, y la edad y el
qué piensa la gente (y qué pensamos nos- papel asumido por los periodistas, por
otros en nuestro carácter de audiencia) ejemplo) y convendría tomarlos más en
con respecto a los criterios de noticiabili- cuenta, hacerlos explícitos o abordarlos
dad que seleccionan los periodistas más de otras maneras. Así, pensamos en la
aún considerando la crisis del periodismo mogéneas, poco complejas e interesantes necesidad de re-crear o mirar más abierta
televisivo que hemos descrito en otro para efectos de los criterios de noticiabi- y “desprogramadamente” las metodolo-
lugar (Bustamante, en prensa). No espe- lidad de mayor uso. La única excepción gías de la investigación aplicables a este
ramos una respuesta simple desde la óp- sería el interés humano, pero al respecto tema a fin de detectar teorías, modelos,
tica del número (rating, share), sino no podemos dejar de sospechar acerca de fórmulas, criterios, rutinas o ideologías
desde una perspectiva más profunda, un trasfondo económico, asociado al fac- sobre la información que pudieran haber
como la planteada por los estudios de la tor emotivo, espectacular y de entreteni- empezado a mostrar (o pudiéramos haber
recepción. De allí que veamos la necesi- miento. Así, como lo presumimos en otro comenzado a observar) signos inequívo-
dad de tender puentes de plata entre ellos lugar (Bustamante Newball, 2007), en- cos de saturación, desgaste o anacro-
y los estudios de construcción de la noti- contramos visos más cercanos a un ima- nismo a fin de permitir la incorporación
cia, tema en el cual trabajamos en el es- ginario periodístico de audiencias en de nuevos elementos para el análisis del
tudio más amplio que enmarca este lugar de su existencia como tales. Esto newsmaking, como el mismo Mauro
avance parcial de investigación. nos plantea nuevas interrogantes: ¿Qué Wolf (1997) lo advirtió posteriormente,
Hemos visto además que existen in- riesgos, implicaciones, oportunidades y pero también para su conciliación con el
vestigaciones recientes y valiosas sobre satisfacciones plantea para las audiencias análisis de las audiencias.
newsmaking en países de América la supeditación de los valores-noticia a
Latina, aunque son tal vez menos nume- las rutinas e ideologías periodísticas que ■ Jenny Bustamante Newball.
rosas, conocidas y difundidas que las es- les conceden poco espacio o un lugar Comunicadora social (ULA).
pañolas, por referirnos sólo a los estudios marginal o secundario? Si, como lo Profesora en la Escuela de
de habla hispana. afirma Alsina (1996: 30), los periodistas Comunicación de la Universidad
Por otra parte, en los trabajos analiza- tienen un rol socialmente legitimado e de Los Andes, Núcleo Táchira.
dos no percibimos que los periodistas institucionalizado para construir la reali-
manifiesten preocupación por conocer el dad social como realidad política y so-
valor de la información para los indivi- cialmente relevante, ¿este rol justifica
duos en aras de una retroalimentación que prevalezca en la construcción de la
que pudiera generar esquemas novedo- realidad social unas audiencias abstractas
sos, alternativos e, incluso, más útiles o imaginarias, a las que se les otorga un
desde el punto de vista informativo si de espacio comunicativo reducido y margi-
función social se trata, en parte, la noti- nal, tomando en cuenta que, como lo ad-
ciabilidad. En los valores-noticia que se vierte Gutiérrez (2006: 52) al recordarnos
destacan en los estudios considerados nos la Teoría de los Encuadres o Marcos, los
encontramos con unas audiencias abs- medios condicionan en la gente la visión
tractas o desconocidas, subestimadas, ho- y la forma de comprender la realidad
comunica ción 29

Referencias

ALCALÁ, Gilberto (1980): Hecho noticiable y noti- En: Latina, 15. Disponible: www.ull.es/ publica-
cia: las condiciones noticiosas del hecho o la gé- ciones/latina/
nesis de la noticia. Caracas: Ateneo de Caracas. GUTIÉRREZ, Liliana (2006): “Análisis de la calidad
ALSINA, Miguel (1993): La construcción de la noti- informativa, primer paso hacia el cambio”. En:
cia. Barcelona: Paidós. Palabra-Clave, 9 (1), 29-56.
BUSTAMANTE NEWBALL, Jenny (2007): LOZANO, José (2004): “La investigación sobre los
“Televisión, periodismo y audiencias: una apro- mensajes comunicacionales en México: 1990-
ximación teórico-crítica desde los valores-noti- 2002”. En: Anàlisi, 31, 149-162.
cia”. Manuscrito no publicado. MARTIN, Rosa y AMURRIO, Mila (2003): “¿Para
BUSTAMANTE, Jenny (en prensa): “Televisión, pe- qué sirven los periodistas? Percepciones de los y
riodismo y audiencias: una aproximación a su es- las profesionales de radio y televisión de la
tudio en América Latina”. En: Extramuros. CAPV”. En: Zer, 14. Disponible: www.ehu.es
CANEL, María José y SÁNCHEZ-ARANDA, José MARTINI, Stella (2000): Periodismo, noticia y noti-
(1999): “La influencia de las actitudes profesio- ciabilidad. Bogotá: Norma.
nales del periodista español en las noticias”. En: MARTINI, Stella y LUCHESSI, Lila (2004): Los que
Anàlisi, 23, 151-170. hacen la noticia. Buenos Aires: Biblos.
CEBRIÁN HERREROS, Mariano (1978). Intro- MUÑOZ-TORRES, Juan (2002): Por qué interesan
ducción al lenguaje de la televisión. Una pers- las noticias. Barcelona: Herder.
pectiva semiótica. Madrid: Pirámide.
PÉREZ, Pilar (2000). “Imaginar la audiencia: el mo-
CEBRIÁN HERREROS, Mariano (1998): Informa- delo autista de relevancia informativa”. En:
ción televisiva. Madrid: Síntesis. Cuadernos de Información y Comunicación, 4.
CEBRIÁN HERREROS, Mariano (2004): La infor- Disponible: www.ucm.es
mación en televisión. Barcelona: Gedisa. PIEDRAHITA DEL TORO, Manuel (1990):
COLOMBO, Furio (1998): Últimas noticias sobre el Teleperiodismo. La Habana: Editorial Pablo de la
periodismo. Barcelona: Anagrama. Torriente.
FONTCUBERTA, Mar de (1993): La noticia. TERAMO, Teresa (2006): “Calidad de la información
Barcelona: Paidós. periodística en Argentina. Estudio de diarios y no-
GARCÍA, José (2003): “La construcción de la reali- ticieros”. En: Palabra-Clave, 9 (1), 57-84.
dad y la realidad de su construcción. Los mass VILCHES, Lorenzo (1989): Manipulación de la in-
media en la sociología de Niklas Luhmann”. En: formación televisiva. Barcelona: Paidos.
Doxa Comunicación, 1, 149-170. WOLF, Mauro (1991): La investigación de la comu-
GOMIS, Lorenzo (1991): Teoría del periodismo. nicación de masas (2ª ed.). Barcelona: Paidos.
Barcelona: Paidós. WOLF, Mauro (1997): “Los emisores de noticias en
GUERRERO, Carlos (1999): “Contenido y audien- la investigación sobre comunicación”. En Zer, 3.
cia de los informativos: Canal Sur TV y TVE en Disponible: www.ehu.es/zer
Andalucía. Una aproximación metodológica”.

Notas

1 Este trabajo es un avance parcial de la investi- 3 Quisimos tomar en cuenta un estudio valioso y
gación correspondiente a la tesis doctoral que reciente (Martini y Luchessi, 2004) que encon-
realiza la autora para optar al Doctorado en tramos, pero la naturaleza y amplitud de esa in-
Humanidades de la Universidad Central de vestigación y los límites del espacio aquí dispo-
Venezuela, bajo la tutoría del Dr. Gustavo nible nos lo impiden. Se trata de un trabajo cua-
Hernández Díaz. litativo efectuado en Argentina por un equipo
conformado por doce investigadores, coordina-
dos por Stella Martini y Lila Luchessi (2004),
2 Vale acotar que para efectos de nuestra bús- que estudia e interpreta las prácticas del perio-
queda y análisis nos hemos visto obligados a dismo en ese país. Consideramos que esta in-
tomar como sinónimos los términos audiencia, vestigación constituye un aporte significativo a
receptor, destinatario, espectador, televidente, la teoría de la construcción de la noticia. Un
lector, destinatario, consumidor y público, dado análisis de esa obra (Martini y Luchessi, 2004)
su uso indistinto y poco riguroso en las obras lo hacemos en un artículo de próxima publica-
consultadas e, incluso, dentro de algunas de ción (Bustamante Newball, 2007).
ellas mismas.
Galería de Papel. Virginia Lavado. Pride A
30
comunica ción
Entrada
comunica ción 31

La “gran empresa”
de investigar la comunicación
En este texto, la autora

D
esde siempre, los expertos en
examina enfoques y teorías de management se han preocu-
pado por concebir y perfeccio-
uso regular en la investigación nar modelos enfilados a incre-
en comunicación empresarial, mentar la eficiencia de las organizaciones,
describiendo en sus meditaciones un iti-
enfoca especialmente la relación nerario incesante que se renueva en cono-
que ésta tiene para el diseño cimientos, modas y tendencias gerencia-
les a una velocidad insospechada.
de valor intangible para la Paradójicamente, las premisas que
organización, así como el sostienen el “pensamiento” para una óp-
desarrollo de prácticas en tima gestión comunicacional entre la em-
presa y sus públicos cargan con unos
el contexto venezolano y el aportes conceptuales y metodológicos
surgimiento de nuevos nichos impregnados de una buena dosis de pa-
sado que, aún así, han ido delimitando su
de demanda para la misma objeto de estudio, principios, categorías y
campo profesional durante los últimos
cuarenta años.
En efecto, de cara a unos pininos en los
■ Agrivalca R. Canelón S. que los precursores de las Relaciones pú-
blicas obraban en su oficio carentes de
fundamento teórico alguno, basándose en
la certeza y en la intuición, la disciplina
se fue desarrollando en la medida en que
su marco de actuación se generalizó en
los ámbitos público y privado, deman-
dando la sociedad (y después con fuerza
inusitada el mercado) una contribución
más patente y rigurosa.
Al compás de la construcción lenta de
los pilares de la comunicación organiza-
cional, las empresas grandes y pequeñas,
de bienes o de servicios, encarnaron un
campo fértil para la investigación y la ac-
ción, matizadas bajo diferentes enfoques
y estilos.
No obstante, hay quienes livianos afir-
man que las organizaciones cambiaron
poco durante el siglo XX; empero, y no
falta aquí un nuevo contrasentido, para la
comunicación en tanto fenómeno consus-
tancial a ellas la dinámica ha mutado dia-
32 comunica ción

metralmente, justificando su condición Dada esta evidente complejidad, no es


estratégica en este nuevo milenio. De allí de extrañar que hacia las postrimerías del


que, refrendando su íntima relación con siglo XIX y el umbral del siglo XX, la fi-
los sistemas organizacionales, se eman- gura de la organización haya comenzado
cipe cual disciplina susceptible de abor- a congregar en torno a sí estudios de di-
daje investigativo, abandonando el tí- verso calibre en aras de sistematizar su
mido papel complementario dentro de las comportamiento en un conjunto orde-
exploraciones con llana inspiración ad- A decir verdad, la línea nado de premisas cuya evolución, grosso
ministrativa. de estudio de la comunicación modo, ha descrito una trayectoria desde
Quizás en ello revista determinación en las organizaciones, vinculada la mera funcionalidad estática (Escuela
el hecho de que, en la actualidad los es- Clásica o de la Dirección Científica), pa-
tudios y las auditorías de comunicación e en buena medida a las esferas sando por el interés hacia los grupos
imagen se alimentan de la “realidad or- administrativa y del management, (Enfoque Humanista) aunado a la inter-
ganizacional” que los stackeholders cons- acción dinámica con el entorno (Teoría
truyen, reconstruyen y recodifican (rei-
es relativamente joven y sus de los Sistemas), hasta desembocar en el
vindicación del receptor). Así las cosas, derroteros han devenido lo mismo cambio y la adaptación (Perspectiva
la inevitable incidencia de factores como hacia las Relaciones Públicas como Contingencial).
la globalización y el uso de nuevas tec- Ciertamente, acometida desde el enfo-
hacia el Desarrollo Organizacional
nologías de la información dejan poco
margen para el azar en el discurso cor-
porativo, emplazando la pertinencia del
diagnóstico previo del estado de la co-
municación en la empresa (y de ésta con
sus públicos) para la formulación de es-

(gestión de recursos humanos
y estilos de dirección)
que de la corriente Clásica/Racionalista
gestada por Taylor, Fayol y Weber, la co-
municación representa únicamente una
herramienta conductora de mensajes en
flujo vertical/descendente, estrictamente
lineal, jerárquica y formal; destinada al
trategias, cuando no para la evaluación control, la definición de las responsabili-
precisa y el encauzamiento de interven- dades de trabajo, y la difusión de infor-
ciones concretas. mación operativa llevada a una especiali-
Se insertan aquí las potencialidades de zación extrema de tareas y funciones, con
la acción traducida en pensamiento (in- base en el establecimiento de reglas y
clusive crítico) desde donde imaginar lo En este orden de ideas, las conquistas te- procedimientos escritos, para conseguir
institucional en sus corrientes expresivas óricas labradas gracias a enfoques más la obediencia de los subordinados. Se
y comunicativas, con impacto colectivo abiertos y flexibles han estribado en el re- deja entrever, a la sazón, un modelo me-
de largo aliento. En este sentido, acudir a surgimiento de una matriz teórica neopo- cánico, acoplado a un marco norma-
un rastreo panorámico que de cuenta de sitivista hacia la década de 1970, a decir de tivo/impositivo, decididamente rígido y
la evolución en la investigación de la co- la Profa. Migdalia Pineda (2002), entroni- transmisivo, en el que se sobrevalora la
municación organizacional bien puede zándose en los predios de los años ‘80 y ‘90 emisión en detrimento de la retroalimen-
contribuir a redibujar sus coordenadas, con las corrientes gerenciales y la comuni- tación a lo interno y los vínculos con el
haciendo un ploteo de los logros y los cación organizacional, así como también entorno. (Córdova y otros, 1998).
retos, las problemáticas y los avances, en con la teoría informacional. Más tarde, se abrirían senda Elton
el país y allende sus fronteras. A decir verdad, la línea de estudio de Mayo (Experimentos de Hawthorne),
la comunicación en las organizaciones, Kurt Lewin, Rensis Likert y Douglas
Presupuestos teóricos: vinculada en buena medida a las esferas McGregor (Teorías X y Y), investigado-
invertir en el concepto administrativa y del management, es re- res que pusieron de relieve la valoración
lativamente joven y sus derroteros han del elemento humano y la influencia de las
Una disertación acerca del estatus de la in- devenido lo mismo hacia las Relaciones interacciones grupales (sobre todo infor-
vestigación en el área de la comunicación Públicas como hacia el Desarrollo Orga- males) y del clima social en el desempeño
organizacional pecaría de incompleta si nizacional (gestión de recursos humanos de la empresa, contemplando variables
no remitiera, de manera preliminar, a la y estilos de dirección). como las actitudes, el liderazgo, la moti-
preocupación que gravita entre muchos De por sí, a juicio de Barnard, la co- vación, la participación y la comunica-
estudiosos por alcanzar una ubicación municación merece ocupar un sitial de ción, al calor de estructuras flexibles e in-
epistemológica de la comunicación en envergadura dentro de la Teoría de la tegradas que reúnen las necesidades or-
tanto ciencia atravesada en sus presu- Organización, en virtud del impacto que ganizacionales con las individuales. Se
puestos por otras disciplinas científicas ejerce sobre la estructura de una entidad. impone, en este apartado, la preocupa-
como la sociología, la filosofía y la psi- En efecto, al ritmo de la evolución teórica ción por el desarrollo de los recursos hu-
cología, en medio de la actual crisis que perpetrada, se ha hecho patente la revalo- manos, al tiempo que se perfila el con-
protagonizan las ciencias sociales y la rización de la perspectiva del proceso de cepto de satisfacción laboral acompasado
emergencia de nuevas interrogantes que comunicación en las instituciones, fun- con el mejoramiento de las condiciones de
propulsan hacia un pensamiento inter, dada en términos de la importancia que se trabajo, para la consecución de producti-
multi y transdisciplinario, superando los le concede; el propósito que se le reserva; vidad y eficacia. (Hodge, Anthony y
esquemas de la comunicología tradicional la dirección de sus flujos; y los principa- Gales, 1998: 20).
entrabada en el estudio de los mass media les problemas que interpela. (Lucas La Escuela de las Relaciones Huma-
y las audiencias. (Villalobos, 2006). Marín, 1997). nas habría de otorgarle prioridad a la ex-
comunica ción 33

ploración de los grupos formales e infor- cia, sujeto a procesos de selección, creci-
males, al tiempo que reconocería el doble miento/ciclos y ajuste, cuya singularidad


flujo de la comunicación (ascendente y se transparenta en su personalidad, vale
descendente), así como la existencia de decir, en su cultura. Esta visión, en apa-
un plano horizontal protagonizado por riencia sólo ilustrativa, halla mucho asi-
empleados en funciones homólogas. dero en la insuficiencia de los paradigmas
Pronto, de la mano de Eric Trist, Daniel sistémico/racionalistas de las Ciencias
Katz y Robert Kahn, el panorama de la Se entrevé a futuro, por ende, Humanas para elucidar la complejidad
organización dejaría de circunscribirse la conveniencia de teorizar las social actual, retrotrayendo al “ethos”
estrictamente a sus condiciones internas prácticas profesionales para trascendente versus el sistema tecnoes-
(estructurales, funcionales, sociales y psi- tructural (coalición Estado-Mercado), a
cológicas) para asumir el carácter diná- establecer una metodología de lo que se agrega la tendencia a concebir
mico que comporta la apertura y el inter- actuación que, a su vez, confiera el éxito en términos de calidad de vida, el
cambio con el entorno y, por tanto, el
acoplamiento a los vaivenes de éste (prin-
cipio ecológico). En consecuencia, se
otorga relevancia a la naturaleza interde-
pendiente de las partes constitutivas de la

rango y estatus de investigación
a la disciplina
trabajo como ocasión expresiva, y el re-
cinto laboral como comunidad. (Frost y
otros, citado en Gagliardi, 1986).
En estos mismos predios, aunque
blandiendo postulados teóricos diferen-
entidad como un todo (subsistemas), y tes, se inscribe la corriente sociocrítica
sus relaciones con factores externos, en (neomarxismo de Gramsci; la Escuela de
el entendido de un sistema social abierto Francfurt –Habermas-, y la obra de
y determinante en sí mismo, cuyo resul- Foucault), la cual subraya los intereses y
tado es mayor que la suma de sus ele- las ideologías dominantes dentro de una
mentos. En esta tónica, al importe de institución, en permanente conflicto por el
energía, su transformación interna y la acceso al poder, el control y la distribu-
exportación de algún producto, se añade ción de los recursos escasos, sometiendo
la retroalimentación constante para el así a prescripciones oficiales que encau-
mantenimiento de un estado de equili- zan las luchas intestinas entre un refe-
brio (homeostasis). rente centralizador y nodos satelitales
Sólo con el enfoque sistémico se asen- cuentra respuesta en la entidad contin- subordinados.
taría la idea de la organización como “or- gente en función de aspectos como la es- Grosso modo, se reflejan en este reco-
ganismo” motorizado por la comunica- trategia y la tecnología, por ejemplo. rrido las diferentes clasificaciones que
ción sinérgica, ataviada de flujos multidi- De cara a este hilo cronológico, se han signado las fuentes teóricas de la co-
reccionales, trabajo grupal y patrones de hace patente cómo la Teoría de la municación organizacional, desde las no-
retroalimentación, con posibilidades de Organización incorpora preceptos que, menclaturas mecanicista o mecánica, psi-
diálogo para la construcción de una so- no obstante su pluralidad y acento meto- cológica, interpretativa-simbólica y sisté-
ciedad laboral donde se intercambian vi- dológico, siempre ponen de relieve los mica; pasando por las perspectivas tradi-
vencias, experiencias y objetivos. De objetivos de la empresa (coherencia entre cional/funcionalista, interpretativa y crí-
suyo, una aseveración semejante allana el los componentes); las funciones internas tica. Todas ellas, con variada cadencia,
camino que le permite a la empresa man- (actividades peculiares) y la vinculación han subrayado la evolución de la comu-
tener la coordinación de un conjunto de con un ámbito externo. En simultáneo, y nicación al servicio de la empresa, propi-
partes interrelacionadas e interdepen- a partir de sus supuestos, cada enfoque re- nándole el mínimo sustrato teórico para
dientes que enarbolan un propósito salta distintas aristas al momento de apre- proyectarse hacia el siglo XXI, cuya di-
común, revistiéndose de su atributo esen- hender el fenómeno organizacional, námica, apertrechada en los medios elec-
cial: la de ser un sistema (Katz y Kahn, atrincherándose en la racionalidad tanto trónicos y telemáticos, se enfila hacia la
1997), susceptible de estabilidad interior como en lo simbólico o cognitivo. búsqueda de la comunicación relacional
y adaptación exterior al ambiente, habili- A propósito de esta última referencia (Customer Relationship Management) y
tado por una actividad de comunicación se visualiza más claramente cómo la or- los soportes de contacto personal, inten-
que le es consustancial, y a la vez un re- ganización no puede corporizarse en en- tando construir un diálogo estable en el
curso o activo a gestionar. tidad real con independencia de las per- tiempo.
En avanzada vendrían después Joan sonas que la conforman sobre la base de Se entrevé a futuro, por ende, la con-
Woodward, Tom Burns, G. M. Stalker, una continua interpretación y reinterpre- veniencia de teorizar las prácticas profe-
Paul Lawrence y Jay Lorsch, tras admitir tación simbólica (fenomenología, inter- sionales para establecer una metodología
que, si bien cabe encontrar rasgos comu- accionismo simbólico, etnometodolo- de actuación que, a su vez, confiera rango
nes a todas las organizaciones, y éstas au- gía); por tanto, se entiende la empresa al y estatus de investigación a la disciplina.
torregularse para adaptarse a su medio, en amparo de un fenómeno expresivo, que No bien se aviene adecuado traer a cola-
últimas la diversidad es ineludible (ta- no estrictamente como una herramienta ción a este respecto un juicio emitido por
maño, objetivos, localización, merca- para la consecución de metas. Marcelo Manucci (2005: 14), quien, apa-
dos), por lo que resulta difícil dar con pa- Justamente, merece la pena entonces lancando en su experiencia dual como
trones infalibles para todas las situaciones. traer al ruedo la comparación en la que la profesor universitario y consultor corpo-
Visto así, el contexto podría considerarse organización se asimila a un ser viviente rativo, sostiene “...los métodos sin refle-
análogo a un estímulo o demanda que en- entrabado en la lucha por la superviven- xión teórica que los sustente son meras
34 comunica ción

recetas que se desploman ante la inesta- ciones de mercado; las relaciones públi-
bilidad del contexto actual [mientras que] cas son acusadas de actuar en la vaguedad


la reflexión teórica sin una materializa- y en la no concreción (“cambiar la ima-
ción metodológica es un conjunto valioso gen de la empresa”, “mejorar el trato con
de ideas pero que puede paralizar a la or- los medios de comunicación”, “lograr el
ganización si no posibilita parámetros diálogo social, la comprensión mutua y la
para la acción”. buena voluntad”).
En todo caso, pese a que durante un No en vano, a partir de las Vista así, quizás la investigación haya
tramo significativo del siglo veinte los propuestas de la empresa sueca encontrado en el coto publicitario un
profesionales de las Relaciones públicas de seguros Skandia ASF, se ha mejor caldo de cultivo (¿qué se mide? y
migraron del campo del periodismo, y ¿cómo se mide?) por apelar directamente
pocos se internaron en iniciativas de in- verificado el esfuerzo de un número y sin ambages al resultado final (las ven-
vestigación formal hasta mediar la dé- cada vez mayor de organizaciones tas), haciendo su impacto visible y apa-
cada de 1970 impelidos por la necesidad rente. Por el contrario, cuando se facilita
abocadas al diseño de sistemas
de hacerse con evidencia que justificara el
valor agregado de su rol dentro de las or-
ganizaciones, hoy en día la competitivi-
dad, la globalización y la revolución tec-
nológica demandan un alto nivel de ope-
ratividad en las pesquisas con el objetivo

para la identificación y la gestión
de sus intangibles
una declaración de propósitos en relacio-
nes públicas, no pocas veces ésta se ma-
nifiesta en términos de actividades del
programa (por ejemplo, cuántas notas de
prensa se distribuirán) en lugar del efecto
deseado; de allí la interrogante acerca de
de brindar información para la toma de cómo acometer estudios desconociendo
decisiones, acentuándose de plano el ca- lo que se pretende conseguir. Se entra
rácter instrumental por encima de la pro- aquí, siguiendo a Castillo (2006), en la
ducción científica. denominada teleología de las relaciones
Precisamente, desde este punto de públicas, con su concreción de objetivos,
miras se reivindican las motivaciones de su metodología investigadora y sus ins-
los distintos nichos de investigación, en sin- trumentos de medición.
gular tratándose de los especialistas que,
al amparo del mundo académico, se de- Revalorizar lo intangible:
dican a construir un cuerpo doctrinal como un campo laboral –salarios, títulos ¿la comunicación contable?
(abstracto y conceptual), con la voluntad de los cargos-); gremial (estudia a la aso-
de amplificar la comprensión de la natu- ciaciones profesionales y las colegiacio- Podría resultar insólito siquiera pensar
raleza cambiante de los métodos, las téc- nes), y educativa (revisa las condiciones que aún en esta época priva cierta apren-
nicas y las herramientas de las Relaciones del sistema de instrucción superior). sión al momento de evaluar los resultados
públicas (de preferencia adoptando una En lo inmediato, y bajo el entendido de tras la aplicación de un programa de co-
visión interdisciplinaria). que la investigación básica más valiosa es municaciones (de amplio, mediano o
Otro tanto corresponde a los estudios la que se comprueba utilizando proble- corto alcance), habida cuenta de la irrup-
acometidos desde los entornos privados, mas prácticos específicos, el signo de los ción de una nueva lógica estratégica que
corporativos o de agencias, en la tónica de tiempos revela que el grueso del volumen signa la necesidad de conocer e interpre-
la resolución de situaciones y problemas, de la pesquisa publicada sobre relaciones tar al consumidor, toda vez que el espacio
ya sea: públicas ha sido rubricada por académi- del mercado no sólo adscribe precios sino
cos en las décadas recientes: cuatro de también cogniciones (notoriedad de
● Atendiendo a un flanco estratégico
cada cinco autores son científicos socia- marca, de atributos, de beneficios), valo-
(para la definición de objetivos, el es-
les –graduados o por culminar su docto- res (afectos y emociones) y comporta-
tablecimiento de líneas base, la plani-
rado- asociados a universidades; la ma- mientos (acto de compra y seguimiento
ficación y el desarrollo de programas y
yoría tiene experiencia en la práctica pro- postventa).
campañas, la identificación y el segui-
fesional -James Grunig, David Dozier, La dilatada travesía cubierta por el ma-
miento de contacto con públicos).
Larissa Grunig, Glen Broom-; y su radio nagement en pos de la concepción y el
● Atendiendo a un flanco de evalua- de acción no se circunscribe estricta- análisis de las diferentes teorías de com-
ción resumen (para constatar la conse- mente a facultades de comunicación, pu- petitividad sin duda echaría en falta la in-
cución de los objetivos y las finalida- diendo extenderse a los dominios de la clusión de las variables de comunicación
des) o de evaluación formativa (para sociología, la psicología y el marketing. y de los procesos relacionados con ella
mejorar la eficacia de los esfuerzos fu- (Pavlik, citado en Castillo, 2006). (diferenciación e imagen, conocimiento
turos). Entretanto, la investigación de evalua- y propiedad intelectual, por citar algu-
ción (Weiss, citada en Pavlik, 1999) pa- nos), poniendo de relieve la importancia
Sitial aparte merece la investigación reciera ir ganando terreno por lo que de los intangibles en las empresas por lo
introspectiva, centrada en la propia fun- atañe al meollo de la medición de la efi- que concierne a sus saberes, competen-
ción de las relaciones públicas, decantada cacia de los esfuerzos de relaciones pú- cias y destrezas, amén del impacto sobre
en diferentes vertientes, a saber: socioló- blicas. De suyo, a diferencia de la publi- su valoración bursátil, formada por el pa-
gica (se enclava en las diferencias de roles cidad, que define su audiencias objetivo, trimonio tangible (financiero y físico)
y de género dentro de la profesión); des- prueba sus anuncios en un antes y en un más tres tipos de activos “inmateriales”:
criptiva (examina las relaciones públicas después y somete sus campañas a situa- la estructura interna (la organización), la
comunica ción 35

estructura externa (los clientes) y las ca- ● Evaluación científica del impacto.
pacidades (las personas). (Navas, s.f.). Permite determinar la consecución de


No en vano, a partir de las propuestas los objetivos del programa apelando a
de la empresa sueca de seguros Skandia métodos esencialmente cuantitativos
ASF, se ha verificado el esfuerzo de un (recogida de datos merced la aplica-
número cada vez mayor de organizacio- ción de encuestas y cuestionarios a
nes abocadas al diseño de sistemas para muestras de públicos). Recurre con
la identificación y la gestión de sus intan- A ciencia cierta, el meollo del frecuencia a los diseños de investiga-
gibles. Así por ejemplo, el “Esquema diagnóstico y la medición refleja ción experimental o cuasi experimen-
Skandia de Valor” muestra que el Capital una llamada reiterada por parte tal, en los que las medidas se toman
Intelectual está formado por el Capital tanto antes como después de la puesta
de algunos autores en aras de
Humano y el Capital Estructural, subdi-
vidiéndose este último en Capital de
Cliente y Capital Organizativo (Capital
de Procesos, Cultura y Capital de
Innovación). (Ordóñez, s.f.).
En esta misma línea, el Monitor de

imprimir un carácter “objetivo”
a la comunicación organizacional
en práctica de la iniciativa de comuni-
cación.
● Evaluación instintiva. Tipificada por
la medida subjetiva del juicio profe-
sional ganado con base en las distin-
ciones y los premios recibidos, ade-
Activos Intangibles de Celemi clasifica
más de los comentarios extraídos en
esta base de recursos bajo las categorías
los contactos personales con los me-
de Nuestros Clientes (estructura externa
dios de comunicación o los colegas.
de relaciones con usuarios/consumido-
Según Dozier, quienes se inclinan por
res, proveedores, marcas, reputación e
este cauce a menudo se hallan más pre-
imagen), Nuestra Organización (estruc-
ocupados por el proceso que por los re-
tura interna constituida por patentes, con-
sultados de la campaña de Relaciones
ceptos, sistemas informáticos y de apoyo)
públicas.
y Nuestra Gente (capacidades combina-
das de los empleados). ● Evaluación científica de la difusión.
Mención aparte amerita el denomi- Se fundamenta en el análisis cuantita-
nado Balanced Scorecard (BSC) o tivo y de contenido del mensaje, infi-
Cuadro de Mando Integral (CMI), ideado tiva, sistemas de información, bases de riéndose su repercusión a partir del re-
en el año 1990 por David Norton y Robert datos). gistro de los centímetros/columna de
Kaplan como resultado del estudio titulado En mucho, la calibración de los efec- los recortes de prensa, o el tiempo al
“Medición del desempeño en la tos de los intangibles sella la incursión de aire tratándose de emisiones por TV o
Organización del Futuro”, el cual decanta la economía en la lectura del fenómeno co- radio. Se asume que la presencia y la
la misión y la estrategia de una organiza- municacional, si bien entrabándose toda- visibilidad mediática son directa-
ción en una serie de indicadores tangibles vía en sus funciones antes que en el pro- mente proporcionales al resultado per-
de desempeño, propinando la estructura ceso y su sentido, no obstante lo cual aus- ceptivo, aunque buena parte de la pes-
para un sistema de gestión y seguimiento picia una nueva perspectiva de integra- quisa demuestra que las formas de re-
de los resultados financieros (Finanzas y ción que, desbordando el ámbito del mar- cepción condicionan el mensaje.
Clientes), al mismo tiempo que observa keting in estrictu, abarca la totalidad de la
los progresos en la adquisición de los ac- organización y sus intercambios, aline- A ciencia cierta, el meollo del diag-
tivos intangibles inductores de creci- ando la gestión de los recursos con los ob- nóstico y la medición refleja una llamada
miento futuro (Procesos Internos y jetivos del plan de negocios (inversiones reiterada por parte de algunos autores en
Aprendizaje y Crecimiento). (Mata, blandas para beneficios duros), y con ella aras de imprimir un carácter “objetivo” a
2003: 149-151). el traslado de la comunicación desde el la comunicación organizacional. A título
Entretanto, el Modelo de Dirección plano táctico al estratégico. ilustrativo, tráigase a colación el trabajo
Estratégica por Competencias (Bueno, Justamente, el reconocimiento de este de José Giral (2006) y sus colegas en el
1998) se apalanca en cuatro bloques: enfoque que sintoniza con la orientación Centro Mexicano de Gestión Empresarial
Capital Organizativo, Capital Humano, interdisciplinar y con el paradigma de la (CEMGEM), de la Universidad Nacional
Capital Tecnológico y Capital Relacio- complejidad (elementos que interactúan Autónoma de México (UNAM), de
nal; al tiempo que el Technology Broker, entre sí y con el entorno dando lugar a donde se ha desprendido un conjunto de
desarrollado por Annie Brooking, enun- nuevos sucesos, eventos y patrones de indicadores que evalúan algunos factores
cia que el Capital Intelectual está com- comportamiento) (Manucci, 2006: 11), vinculados con los activos intangibles de
puesto por cuatro clases de intangibles: ha venido a espolear a los profesionales las empresas, a saber: Posicionamiento
Activos de Mercado (marcas, clientes, de la comunicación organizacional hacia de Mercado, Capital Intelectual y Capital
imagen, cartera de pedidos, distribución); el uso de herramientas que les auxilien en Social. (Rebeil y Hernández, 2007).
Activos Humanos (educación, formación la constatación de resultados mensura- Más en detalle, en los años recientes se
profesional, conocimientos específicos bles (Ocampo, 2007: 145-173), al estilo han expandido los métodos de auditoría
del trabajo); Activos de Propiedad Inte- de la aproximación hecha por Dozier (ci- destinados a auscultar el sistema de co-
lectual (patentes, copyrights, secretos co- tado en Pablik, 1999), quien expone tres municación en el recinto corporativo
merciales) y Activos de Infraestructura modalidades de evaluación de las activi- (desde el punto de vista de la eficacia, la
(filosofía del negocio, cultura organiza- dades de relaciones públicas: eficiencia y la efectividad), decantados
36 comunica ción

por la vía del diseño y la gráfica (Chávez, Cambio y recambio:


1988), la imagen (Villafañe, 1985), el investigación que se cotiza


corporate (Weil, 1992; Sanz, 1994;
Costa, 1995; Garrido, 1996; Capriotti, En toda intervención encaminada a la
1999), o la comunicación integral (admi- evaluación del desempeño de la empresa
nistrativa, interna, institucional y merca- por lo que concierne al área de la comu-
dológica) (Kunsch, 2006). Para ello se nicación, como en tantas otras, se cruzan
sirven de baterías instrumentales caracte- En particular, la notoriedad y la variables de costo y tiempo. En tal sen-
rísticas (entrevistas, cuestionarios, focus notabilidad de la empresa, forjada tido, una mirada en nada atinada de lo que
group, observación), atendiendo en su se- al amparo de la administración significa la investigación de este cuño en
lección, claro está, tanto al contexto de tanto fundamento y eje de la estrategia,
estudio como a la utilidad del método estratégica de la imagen, se entronizó por no referir cierto desdén hacia el im-
para la específica situación de intervención, en el siglo XXI como uno de los pacto de ésta sobre la satisfacción del per-
desde la comunicación entre los emplea- sonal, el clima organizacional, la produc-
dos pasando por la comunicación de au-
temas claves de la comunicación, tividad laboral, la relación y la retención
toridades-supervisores y empleados, la en razón de sus bondades para de los clientes, así como la diferenciación
comunicación interdepartamental, la co- actuar cual paraguas (marca en el entorno competitivo, redunda en
municación con los stackeholders, sin una merma de la calidad y el contenido de
descontar la comunicación con los clien-
tes. (Garrido, 2001).
En particular, la notoriedad y la nota-
bilidad de la empresa, forjada al amparo
de la administración estratégica de la

corporativa) con incidencia sobre
la venta y la comercialización
de los productos
los soportes de campaña como productos
finales.
En general, para finales de la década de
1960, cuando la noción de la Comuni-
cación Organizacional empezó a perfi-
imagen, se entronizó en el siglo XXI larse con decidido aliento en Venezuela co-
como uno de los temas claves de la co- bijada bajo la rúbrica de las relaciones
municación, en razón de sus bondades públicas, el ambiente económico impe-
para actuar cual paraguas (marca corpo- rante no era muy exigente toda vez que no
rativa) con incidencia sobre la venta y la se hallaba expuesto a presiones externas
comercialización de los productos. En que motivaran al cambio (proteccio-
este orden de ideas, el esfuerzo más am- tamentos especializados en estos menes- nismo). Lo anterior, aunado al hecho de
bicioso entre las investigaciones interna- teres. Sin embargo, altos directivos, ana- que las principales posiciones de las com-
cionales existentes para medir la imagen listas de mercado, auditores, accionistas, pañías eran ocupadas por los propietarios
de marca lo constituye el denominado inversores, asociaciones empresariales y o los familiares cercanos a éstos, con el
Brand Asset Evaluator, de la agencia escuelas de negocios invocan solidez ar- añadido de la presencia de gerentes de di-
Young & Rubicam, que calibra el brand gumental sustentada por metodologías ri- fícil remoción dada la enorme importan-
equity de 450 marcas globales y más de 8 gurosas, así como también la creación de cia concedida a la lealtad como criterio de
mil marcas locales en 24 países, valién- estándares para calificar y contabilizar el selección (amén de las invaluables rela-
dose de un cuestionario estructurado en valor económico de estos activos. ciones de índole personal cultivada entre
cuatro rubros: diferenciación, relevancia, Bajo esta inspiración se fundó, a prin- éstos y los funcionarios públicos), pro-
estima y conocimiento. En contraste, el cipios de 2004, el Instituto de Análisis de vocó el rezago y la rigidez en la estructu-
Equitrends, desarrollado por Total Intangibles (IAI) con el ánimo de conver- ras organizacionales. (Naím, 1999: 169).
Research acude a tres parámetros de la tirse en una referencia para la instaura- A lo sumo, para esta época las empresas
imagen: prominencia (opinión sobre la ción de principios de medición, normali- petroleras extranjeras formaron en su
marca), calidad percibida y satisfacción zación, monitorización y certificación de seno a un núcleo de gerentes criollos que
del usuario; mientras que la consultora intangibles, promoviendo en esta lid la asumirían la conducción de PDVSA los
británica Interbrand evalúa 500 marcas investigación, la actividad docente y la unos, al cabo que migrarían hacia el sec-
recurriendo a siete criterios: liderazgo, celebración de encuentros enfilados al in- tor privado los otros, atisbándose la posi-
estabilidad, mercado, internacionalidad, tercambio de experiencias. bilidad de abrir los primeros postgrados
tendencia, soporte financiero y de marke- En suma, es previsible que poco a poco en gerencia.
ting, y protección legal. (Pérez, 2001). se operen cambios en las metodologías El panorama habría de modificarse
A todas luces, con el transcurso del originales como producto del reaprove- tras el período iniciado en 1983, marcado
tiempo se ha avanzado ostensiblemente chamiento y la adaptación de los esfuer- por una sustancial devaluación de la mo-
en la introducción de los intangibles den- zos de consultoría, lo mismo en Estados neda, acicateado luego con la apertura
tro de la dinámica de la gestión organiza- Unidos y Europa que en América Latina, económica y de integración regional de-
cional (marca, reputación corporativa, con el corolario de la articulación flexible clarada en 1989 (mediante exportaciones,
ética empresarial, responsabilidad social e integrada requerida para los distintos asociaciones estratégicas o inversión di-
corporativa, gobierno corporativo), lo instrumentos que sostienen la plataforma recta), a cuyo tenor la pauta de las estra-
que le ha valido una mayor deferencia a de medios ATL (above the line) y BTL tegias empresariales debía ser dictada por
los profesionales que guardan una rela- (below the line), obedeciendo siempre los el desarrollo de la competitividad inter-
ción directa con esta área de conoci- objetivos de rentabilidad de imagen y de nacional a los efectos de incursionar en
miento, aparte de impulsar en las grandes comunicación fijados por una compañía. otros mercados y alternar con los adver-
corporaciones la conformación de depar- (Garrido, 2003: 161). sarios foráneos en la propia plaza.
comunica ción 37

En los inicios de los noventa algunas precisa y oportuna para tomar las mejo-
empresas estatales fueron privatizadas, al res decisiones (ligadas a lanzamientos,


cabo que grupos empresariales se con- posicionamiento/reposicionamiento de
centraron en negocios específicos (por productos/marcas, aunque la promoción y
ejemplo, la Organización Cisneros ven- el punto de venta suelen contar con el
dió las compañías ajenas al nodo de las mayor músculo financiero, prevaleciendo
telecomunicaciones y el entretenimiento, lo táctico por sobre lo estratégico), de
reservándose tan sólo Venevisión y el De allí la fuente que alimenta donde se sigue el actual potencial de cre-
Miss Venezuela. En esta onda, amplió su la tríada de las preguntas de cimiento de la industria de investigación
radio de acción en América gracias a su investigación: ¿Cómo se perciben de mercados en Venezuela (ventas por el
participación en Univisión -para el pú- orden de los US$ 55 millones), acicate-
blico hispano en Estados Unidos-, las relaciones públicas y cuál es su ado por el arribo de firmas líderes en el
Televisa –México- y DirecTV -para toda estatus en las diferentes regiones ramo entre 2004 y 2006. Para el año 2005,
América-.). (Armas y Daza, 2001: 30). un 75% de los requerimientos fueron for-
Si bien muchas pequeñas y medianas
de Venezuela?, ¿Cuál es el contexto mulados por empresas manufactureras
empresas industriales desaparecieron, las socioeconómico y político al que (productoras de bienes de consumo ma-
franquicias encontraron su espacio, y al- se enfrentan los relacionistas sivo -alimentos, bebidas y tabaco y cos-
gunos profesionales y empleados se hi- méticos- y automotrices); otro 15% por
cieron microempresarios. Empero, el es- profesionales venezolanos?, compañías de telecomunicaciones y ser-
cepticismo político desde entonces hasta ¿Qué retos o efectos específicos vicios postales; 5% por cadenas de distri-
ahora ha constituido una barrera compli- supone o causan los entornos bución; y el 5% restante por proveedores
cada de sortear para que las empresas pri-
vadas venezolanas se dediquen a cons-
truir su competitividad interna (basada en
tecnología e innovación) y a modernizar
su estructura organizativa. En suma, la

socioeconómico y político a los
profesionales y a la industria?
de servicios financieros.
Apreciados por tipologías, el 85% de
los estudios contratados fue cuantitativo,
siendo la encuesta el procedimiento más
utilizado para la recolección de datos
desventaja de encontrarse impedidas a (55% de encuestas cara a cara y 35% de
“controlar su destino” lleva a buena parte encuestas por teléfono). Entretanto, un
de las empresas nacionales a aceptar la 15% se entrabó en pesquisas cualitativas
incertidumbre presente y permanente en vistados con base en una muestra indica- (12% por focus groups y 3% aplicando
lugar de “planificar la estabilidad” en el tiva de informantes calificados con res- entrevistas en profundidad). De colofón,
futuro, plegándose a la retención de las ponsabilidades de dirección, procedentes y conforme las cifras suministradas por
mejores oportunidades mientras se per- de los sectores de agencias; cultural/sin ESOMAR (Global Market Research
feccionan las operaciones (rol de anali- ánimo de lucro; educación, universidades Report 2005), las encuestas por Internet
zador), antes que al descubrimiento y cul- privadas y públicas; agencias globales; aún no gozan de popularidad en Vene-
tivo de nichos de mercado mediante las ca- gobierno local/estatal; medios de comu- zuela, contrario a lo que sucede en el
pitalizaciones necesarias (rol de “innova- nicación; gobierno nacional; entrevistado mundo.
dores”). (Ireland, y Rivas, 2005: 20). bajo secreto profesional; compañía esta- Merece no pasar por inadvertido el
Un sucinto recuento como el prece- tal de petróleo; corporaciones privadas que más de la mitad de la inversión re-
dente apenas calza de telón de fondo para domésticas; asociaciones profesionales; gistrada en 2006 se concentrara en pes-
el estudio llevado a cabo por Molleda compañías públicas de servicios; y cor- quisa ad hoc (diseñada y ajustada a las
(2006) que, enmarcado en la perspectiva poraciones nacionales, para un total de necesidades del cliente), con un 40% de
ambiental o contextual, se orienta a dilu- veintiún entrevistas en profundidad alta- investigación por paneles; 5% de inves-
cidar la incidencia que los entornos polí- mente estructuradas. tigaciones continuas; y un 1% de “estu-
tico y económico acusan sobre la evolu- De acuerdo con los hallazgos arroja- dios ómnibus”.
ción y la práctica de Relaciones públicas dos por esta pesquisa, los relacionistas En cuanto al perfil del investigador de
en Venezuela. De allí la fuente que ali- profesionales escasamente se enfrascan mercados, su visión integral y óptica de
menta la tríada de las preguntas de inves- en la realización de investigaciones for- negocios, así como su capacidad para ob-
tigación: ¿Cómo se perciben las relacio- males, dirigiéndose la atención de los tener información y trazar recomendacio-
nes públicas y cuál es su estatus en las di- clientes, más bien, hacia los sondeos po- nes que le faciliten al cliente la toma de
ferentes regiones de Venezuela?, ¿Cuál es líticos y de opinión pública, aparte de los decisiones, suelen figurar entre las más
el contexto socioeconómico y político al estudios de comportamiento del consu- justipreciadas (Esqueda y López, 2007:
que se enfrentan los relacionistas profe- midor y la exploración de mercados, con 14-18.). Como dato curioso, para los es-
sionales venezolanos?, ¿Qué retos o efec- el agravante de que los elevados honora- tudios cualitativos de preferencia se
tos específicos supone o causan los en- rios entorpecen el despliegue de evalua- acude a la experticia de psicólogas, so-
tornos socioeconómico y político a los ciones continuas o anuales a propósito de ciólogas y en ocasiones de antropólogas,
profesionales y a la industria? nutrir con renovados insumos los progra- habida cuenta de que se asume que éstas
El trabajo de campo fue llevado a cabo mas y las estrategias. poseen las competencias para realizar ob-
en Caracas (capital y ciudad más grande Semejante aseveración es corrobo- servaciones, efectuar entrevistas en pro-
del país) y Maracaibo (la segunda ciudad rada, en mucho, por Esqueda y Pérez fundidad y emprender análisis demográ-
más grande de Venezuela), durante el mes (2007: 30-35), quienes señalan que los ficos, vislumbrándose así una seria des-
de julio de 2004, reclutándose los entre- clientes solicitan información aplicable, ventaja para los profesionales de las rela-
38 comunica ción

ciones públicas (en buena cuantía, comu- cobrando empuje en la formación de las
nicadores sociales), quienes desde los nuevas generaciones de comunicólogos


tiempos de Ivy Lee han prefigurado un venezolanos (quedando por fuera, sin
seño reactivo, legado por la presión dia- embargo, los aspectos referidos al finan-
ria para producir notas de prensa, propor- ciamiento, el tiempo de dedicación y el per-
cionar asesorías y atender crisis y “pro- sonal en inmersión). Como muestra, para
blemas en el terreno”, en detrimento del el período lectivo 2007/2008, el Post-
bosquejo de planes sistemáticos, y peor En esta tónica, aun cuando grado en Comunicación Social de la
aún, del adelanto de investigaciones (o la comunicación en las UCAB contempla dentro de las 7 líneas
tan siquiera de la documentación de la ex- organizaciones no ha figurado de investigación de su cuerpo docente el
periencia acumulada a partir de los casos apartado Comunicación, Organización e
exitosos –cases histories–). significativamente en la mira Institucionalización, que igual com-
Guardando las distancias con esta sen- de los investigadores consolidados prende los subrenglones Gestión de la
tencia y a título ilustrativo, una incursión Comunicación y Comunicaciones Inte-
somera por los websites habilitados por
por tratarse de un área gradas de Mercadeo.
algunas de las 134 agencias publicitarias si se quiere joven, al menos va Por su parte, la Especialización en
y de relaciones públicas asentadas en la cobrando empuje en la formación Comunicaciones Integradas de la UNI-
versión Nº 89 del Directorio Mavares de
Relaciones Públicas y Medios de Comu-
nicación Social, permite distinguir a la
Auditoría entre los principales servicios
corporativos de investigación ofrecidos,

de las nuevas generaciones de
comunicólogos venezolanos
MET expone como sus principales líneas
de investigación, las siguientes: organiza-
ción y gestión de la comunicación corpo-
rativa en Venezuela y su impacto en los
fines generales de la organización: estu-
en una doble versión: la consagrada a la dio de casos; desarrollo de modelos de
identificación de audiencias (públicos re- comunicaciones integradas para el mer-
levantes y potencial de impacto; issues o cadeo de servicios o productos, aplica-
temas clave), y los estudios de imagen bles a casos de organizaciones reales; di-
corporativa (familiaridad con la organiza- seño de investigación para determinar es-
ción; percepciones y actitudes hacia la or- trategias de comunicación hacia merca-
ganización; características de personali- dos segmentados; uso y alcances de las
dad asociadas con la organización). centimetraje por columna, identificación tecnologías virtuales en un plan de co-
También se reseñan las auditorías de de tendencias (positivas, negativas, neu- municación organizacional; casos de ge-
comunicaciones, utilizadas sobre todo tras), comparación de una empresa con su rencia del cambio organizacional para la
para estudiar la legibilidad y el número de competencia y retorno de la inversión pu- innovación en las comunicaciones; eva-
lectores de los boletines corporativos y blicitaria. luación de las relaciones entre la imagen
otras comunicaciones de rutina. Más re- Pero no todas las iniciativas de inves- corporativa y el mercadeo de bienes o ser-
cientemente, aunque todavía no con sufi- tigación en materia de comunicación or- vicios de una organización: justificación
ciente presencia, se han añadido las audi- ganizacional se agotan del lado de los de una estrategia de comunicaciones in-
torías sociales, cuya intención primordial prácticos. No en balde, el estudio de tegradas aplicada a casos reales.
apunta a examinar la actuación de la com- Molleda (2006) revela como uno de los as- En lo que concierne a la Maestría en
pañía en tanto ciudadano corporativo, lo pectos positivos que está contribuyendo Ciencias de la Comunicación de la
que despeja el camino para el diseño y la al desarrollo de las relaciones públicas el Universidad del Zulia, ésta mantiene una
creación de modelos de competitividad hecho de que los programas de comuni- estrecha vinculación con las tres líneas de
responsable. cación social ofertan, precisamente, una investigación del Centro de Investigación
Otro tanto se atisba por lo que respecta concentración en publicidad y relaciones de la Comunicación y la Información
a los procesos de seguimiento de am- públicas (con énfasis en publicidad, hay (CICI) de esa misma casa de estudios, a
biente creado o evaluación del entorno que reconocer). A su vez, la aprobación saber: comunicación, educación, infor-
(vigilancia, monitoreo), que brinda la de la primera Licenciatura en Relaciones mación y nuevas tecnologías; gerencia,
oportunidad de pulsar escenarios antes de Públicas en Caracas, además de la aper- comunicación e información; y sociose-
que éstos alcancen una magnitud que sólo tura del Postgrado en Comunicación miótica y estudio del discurso. En este
dé lugar a respuestas improvisadas. Se Social (mención Comunicación Organi- sentido, la corriente de gerencia de la co-
desprende de aquí la gerencia comunica- zacional) en la UCAB y de la municación exhibe en su récord 7 ponen-
cional para contrarrestar crisis que puedan Especialización en Comunicaciones Inte- cias registradas por el CICI (alusivas a la
afectar la imagen y la reputación (matriz gradas en la UNIMET, sin descontar el comunicación corporativa, el sector pro-
de fortalezas/debilidades, oportunida- Postgrado en Ciencias de la Comuni- ductivo, las políticas de comunicación y
des/amenazas de una empresa –FODA-, cación en LUZ, se traducen en buenos au- la gerencia y los sistemas de informa-
posicionamiento corporativo, mensajes gurios para el avance de la educación en ción); 24 artículos escritos por investiga-
clave, voceros y acciones). esta disciplina. dores (centrados en los temas de la co-
Una cita aparte amerita el análisis En esta tónica, aun cuando la comuni- municación empresarial, los sistemas y la
cuantitativo y cualitativo de las informa- cación en las organizaciones no ha figu- gestión de la información, la relación co-
ciones publicadas en la prensa nacional, rado significativamente en la mira de los municación-sector productivo y la polí-
regional, revistas y sites, conforme las ne- investigadores consolidados por tratarse tica comunicacional); y 2 textos de estu-
cesidades de cada cliente, incluyendo de un área si se quiere joven, al menos va dio publicados por profesores.
comunica ción 39

No más este paneo resulta auspiciador, léase los Equipos de Trabajo con
a decir de Leffingwell (citado en Pablik, Autocontrol (Lawler, 1986; Bradford y


1999), empero, el incremento en la gene- Cohen, 1998) y la Democratización de las
ración de investigación básica sobre rela- empresas (George Cheney, 1995; Gerald
ciones públicas (lento, a no dudar, en el Ferris, 2000). Paralelamente, la realidad
caso de Venezuela), está lejos de representar de la integración de las comunicaciones
una avanzada si privan los desencuentros en la empresa (patrocinio, técnicas infor-
entre el profesional y el científico social, Cuáles son las causas mativas del periodismo, tácticas publici-
toda vez que los primeros aducen que la que determinan la escasa tarias), y la consabida complementarie-
jerga técnica utilizada por los académicos participación de los comunicadores dad de las técnicas y los medios bajo la
es irrelevante para el mundo real (de allí ejecutoria de equipos multidisciplinarios,
la inquietud por saber si el recinto uni- organizacionales en el tiende a imponerse.
versitario debe ser considerado el “lugar apuntalamiento de trabajos En lo atinente a las compañías priva-
por excelencia” para desarrollar la pes- das, el horizonte comienza a extenderse
quisa sobre la comunicación organizacio-
que pongan de relieve la hasta los inexplorados campos de las pe-
epistemología de la comunicación
nal), al cabo que los segundos claman
más sistematización por parte de los
prácticos a la hora de levantar los hallaz-
gos de sus investigaciones (a pesar de que
los estudios realizados en este contexto
no se difunden por el factor de confiden-

aplicada al ámbito corporativo/
institucional
queñas y las medianas empresas, abrien-
do un espectro de posibilidades para
aquellas agencias asesoras que puedan
trabajar con ajuste a clientes de menor es-
cala, en especial cuando éstos no son
conscientes del valor estratégico de las
cialidad que exigen los clientes). relaciones públicas; no cuentan con sufi-
Las implicaciones de esta realidad im- cientes recursos para conformar un de-
pelen a una profunda reflexión, como ya partamento; o reservan a la disciplina las
lo inquieren Rebeil y Hernández (2007) simples tareas de planificación de even-
tratándose de México, en cuanto a cuáles tos, reuniones sociales, servicio al cliente
son las causas que determinan la escasa y asistencia a visitantes. (Molleda, 2006).
participación de los comunicadores orga- Atendiendo a la realidad del país (con-
nizacionales en el apuntalamiento de tra- textos socioeconómico y político), y sus-
bajos que pongan de relieve la epistemo- precios, ley de seguridad industrial, con- cribiendo la postura de Baccin (2003), ca-
logía de la comunicación aplicada al ám- trol de cambios, recaudación de impues- bría insertar la dimensión sociopolítica
bito corporativo/institucional. tos) con el máximo aprovechamiento de en el área de la comunicación institucio-
Refrendado este planteo, Castillo las oportunidades económicas auspicia- nal, tomando como espacio de arranque a
(2006) aboga por la potenciación de los das por el discurso socialista de un go- la organización popular, para incursionar
elementos teóricos y de praxis, revalo- bierno que no sólo promueve la forma- después en la dinámica de las organiza-
rando el papel de las relaciones públicas en ción de cooperativas y la cogestión ciones en las que se acoja lo social (sin-
la universidad en tanto disciplina científica (Francés, 2007: 17), sino que también se dicatos), lo público (entes sanitarios), lo
con creciente inserción profesional, de ha convertido en el mayor empleador de no lucrativo (la escuela) y lo guberna-
donde se sigue la consolidación de espa- relacionistas y comunicadores profesio- mental (municipios y alcaldías).
cios como la Associação Brasileira de nales. (Molleda, 2006). En términos estrictamente epistemo-
Pesquisadores de Comunicação Organiza- lógicos, a decir de Salandrigas (2005), se
cional e de Relações Públicas (ABRAP- Nuevos nichos: hace imperioso maniobrar sobre paradig-
CORP) o la Red DirCom Iberoamericana, mercado de valores mas que enfoquen la comunicación como
además de los Grupos de Trabajo (GT) de proceso y no como resultado, al tiempo que,
Comunicación Organizacional y Rela- De por sí es incuestionable que las nue- desde la óptica metodológica, convendrá
ciones públicas acicateados desde los con- vas técnicas de valoración contable y, apalancarse más en las plataformas cua-
gresos organizados tanto por la Asociación sobre todo, las propias realidades del litativas (toda vez que prevalece el cuño
Latinoamericana de Investigadores de la mercado hacen evidente la necesidad de positivista a la hora de abocarse a la in-
Comunicación (ALAIC) como por el integrar los intangibles a los esquemas vestigación y la explicación de la comu-
Centro Internacional de Estudios Supe- estratégicos y operativos de las organiza- nicación organizacional), permitiendo
riores de Comunicación para América ciones; no obstante, aún se precisa del profundizar sobre las dimensiones de va-
Latina (CIESPAL). Así las cosas, para el gran salto para deslastrar a la comunica- lores, sensibilidades y vínculos afectados
siglo que recién comienza también podría ción de su papel subsidiario. En ese por la referencialidad temática. Asi-
esperarse un mayor intercambio entre las ruedo, el reconocimiento y determina- mismo, esta autora exhorta hacia la for-
visiones académicas y empresariales, in- ción de sus contribuciones concretas en mulación de propuestas que contemplen
tegradas ambas al fragor del mundo de los los procesos de productividad, competiti- la devolución diagnóstica en tanto meca-
negocios merced a las Business School’s y vidad y sustentabilidad de las organiza- nismo de retroalimentación y aprendi-
las consultorías en alianza estratégica. ciones constituyen el meollo por abordar zaje.
Por lo pronto, es previsible que las em- y resolver. En los inicios de este siglo y todavía
presas venezolanas continuarán reinven- En la actualidad, algunos académicos antes, no han sido pocos los estudiosos
tándose, tratando de equilibrar las medi- están vislumbrando vetas teóricas alter- latinoamericanos que al unísono han he-
das de intervención estatal (regulación de nativas a la jerarquía y la burocratización, cho votos por la profundización y el for-
40 comunica ción

talecimiento de la pesquisa teórico-epis- Referencias


temológica en materia de comunicación
en general (Orozco, 1997; Kaplún, 2000) Armas, V., y Daza, A. (2001). “Las empresas venezo- Juvenal Mavares & Asociados. Directorio Mavares de
y aplicada al ámbito organizacional en lanas en los noventa”. En: Debates IESA, VI, (3), Relaciones públicas y Medios de Comunicación
particular (Baccin, 2003; Kroling 29-32 Social, (89). Caracas, Venezuela.
Kunsch, 2003). Sin lugar a dudas, pervi- Baccin, C. (2003). “Comunicación institucional en Molleda, J. (2006.). “Investigación cualitativa y con-
ve la inquietud por ofrecer un cuerpo te- Argentina: organizaciones gravitantes y opciones textual en Venezuela: el impacto de los ambien-
órico suficiente que augure una ruta cien- para el campo de conocimiento”. Boletín tes socioeconómico y político sobre el ejercicio
Temático ALAIC, (11). Disponible en: http:// de las Relaciones públicas”. En: Razón y Palabra
tífica para su tratamiento (del lado aca- %20www.eca.usp.br/alaic [Revista electrónica], (58). Disponible en:
démico) y su utilidad práctica para la em- Castillo, A. (2006). “La investigación en comunica- http://www.razonypalabra.org.mx/libros/li-
presa (desde la óptica profesional), con- ción en las organizaciones. Estudio de las tesis bros/invenezuela.pdf
cebida y gestionada con miradas propias, doctorales presentadas en universidades españo- Naím, M. (1999). “La Empresa Privada en Venezuela:
en razón del compromiso compartido en- las”. En UNIrevista [Revista electrónica], (3). ¿qué pasa cuando se crece en medio de la riqueza
tre docentes, investigadores, alumnos y Disponible en: www.unirevista.unisinos.br/ y la confusión?” En: Naím M. y Piñango R.
index.php?e=3&s=30&a=379 – 5k (Coor). El caso Venezuela: una ilusión de armo-
practicantes. nía. Caracas, Venezuela: Ediciones IESA, C.A.
Córdova, A., y colbs. (1998). “Un enfoque del estudio
de la cultura organizacional”. Disponible en: Navas, J. (s.f.). “El papel de los recursos intangibles
■ Agrivalca Canelón. http://www.azc.uam.mx/publicaciones/ges- en la empresa”. Disponible en: http://www.ma-
Comunicadora social (UCAB), tion/num14/doc09.htm drimasd.org/revista/revista3/tribuna/tribunas2.asp
Magíster en Comunicación Esqueda, S., y López, S. (2007). “Investigación de Ocampo, M. (2007). “Control estratégico y mejora-
Organizacional (UCAB). Profesora Mercados en Venezuela: la opinión de los exper- miento continuo de la comunicación organiza-
en el postgrado de Comunicación tos”. En: Debates IESA, XII, (2), 14-18 cional.” En: Comunicación Empresarial. Bogotá,
Esqueda, S., y Pérez, O. (2007). “El negocio de la in- Colombia: Editorial Universidad de la Sabana.
Social de esa universidad.
vestigación de mercados” En Debates IESA, XII, Ordóñez de Pablos, P. (s.f.). “Importancia Estratégica
Coordinadora de los consejos (2), 30-35 de la Medición del Capital Intelectual en las
editoriales del diario El Nacional. Organizaciones”. Injef [Revista electrónica].
Francés, A. (2007). “La empresa se reinventa de
Miembro del consejo de redacción nuevo”. En Debates IESA, XII, (1), 14-17 Disponible en: http://www.injef.com/revista/ em-
de la revista Comunicación. Garrido, F. (2003). “Hacia el ADN de un Balanced
presas/pop_991217.htm
Scorecard: la comunicación sistematizada”. En J. Pavlik, J. (1999). La Investigación en Relaciones pú-
Barquero y M. Barquero (Coor). Manual de blicas. Barcelona, España: Ediciones Gestión
Relaciones públicas, Comunicación y Publi- 2000.
cidad. Barcelona, España: Ediciones Gestión Pérez, R. (2001). Estrategias de Comunicación.
2000, S.A. Barcelona, España: Editorial Ariel, S.A.
Garrido, F. (2001). Comunicación Estratégica. Bar- Pineda, M. (2002). “Los Paradigmas de la Comuni-
celona, España: Ediciones Gestión 2000, S.A. cación: Nuevos enfoques teóricos-metodológi-
Hodge, B., y Johnson, H. (1970). Management and cos”. En: La Iniciativa de la Comunicación
Organizational Behavior. New York: John Wiley [Revista electrónica]. Disponible en:
& Sons. http://www.comminit.com/la/ pensamientoestra-
tegico/lasth/lasld-859.html
Ireland, J., y Rivas, E. (2005). “En busca del alma del
servicio criollo” En: Debates IESA, X, (3), 17-22. Rebeil, M., y Hernández, J. (2007). “Comunicación
Integral en las Organizaciones: revisión de avan-
Instituto de Análisis de Intangibles. Disponible en: ces y prioridades de investigación”. Disponible
www.institutointangibles.com en: comunicacionestrategicaenorg.blogspot.com
Katz, D., y Kahn, R. (1997). Psicología Social de las Postgrado en Comunicación Social. (2007). Áreas de
Organizaciones. México: Editorial Trillas. Interés. Líneas de Investigación del Cuerpo
Lucas Marín, A. (1997). La Comunicación en la Docente del Postgrado. Caracas, Venezuela.
Empresa y en las Organizaciones. Barcelona, Universidad Católica Andrés Bello. Área de
España: Bosch Casa Editorial. Humanidades y Educación . Mimeografiado
Manucci, M. (2006). La estrategia de los cuatro cír- Universidad Metropolitana. (s.f.). Especialización en
culos. Bogotá, Colombia: Editorial Norma, S.A. Gerencia de Comunicaciones Integradas. Líneas
Manucci, M. (2005). Atrapados en el Presente. La co- de Investigación. Disponible en: http://www.uni-
municación, una herramienta para construir el met.edu.ve/postgrados-web/trabajosdegrado/es-
futuro corporativo. Quito, Ecuador: Editorial pecializaciones/comunicacionesintegradas.doc
Quipus, CIESPAL. Villallobos, F. (2006). “La investigación de la
Mata, F. (2003). “Productividad: sistemas de medición Comunicación en Venezuela: balance y conside-
de desempeño”. En: Soto E. y Dolan S. (Coor.), raciones sobre sus esfuerzos, logros y escenarios
Las PyMES ante el desafío del Siglo XXI: los nue- futuros”. En: Razón y Palabra [Revista electró-
vos mercados globales. México: International nica], (49).Disponible en: http://www.razonypa-
Thomson Editores. labra.org.mx/anteriores/n49/bienal/Mesa%2013/P
onenciaVillalobosVzla.pdf
comunica ción Requisitos para el envío de colaboraciones

La Revista Comunicación del Centro Gu- mo de seis palabras claves, a los efectos de su
milla aceptará trabajos en calidad de colabora- registro en la base de datos de la publicación.
ciones para sus secciones de Entrada, Estu- No será permitido el uso del subrayado co-
dios, Informaciones y Reseñas de libros, siem- mo técnica para resaltar una información den-
pre y cuando estén referidos al tema de la co- tro de los textos. Para tales efectos se sugiere
municación y sus diferentes orientaciones, y el uso de las cursivas. Asimismo, tampoco se
representen una perspectiva crítica y alternati- aceptará el uso de las negritas para resaltar
va. Es indispensable que los trabajos enviados nombres, marcas, títulos de obras, entre otros.
se apeguen a lo estipulado en los requisitos Las notas y las referencias bibliográficas
aquí expuestos. deben ubicarse al final del texto. No se acep-
El envío de una colaboración no garantiza tarán notas al pie de página. La bibliografía
su publicación. Los trabajos recibidos serán debe presentarse, lo más breve posible, de
evaluados por el Consejo de Redacción, quien acuerdo al siguiente sistema:
determinará si pueden ser publicados. Even-
tualmente el Consejo de Redacción realizará • Para libros con un sólo autor:
sugerencias de cambios a los trabajos que lo Apellido en mayúsculas, nombre en altas y
ameriten; sin embargo, quedará a juicio del bajas (año): título en cursivas. Ciudad: Ca-
autor si quiere realizarlos, y si se compromete sa editora.
a entregar el original modificado en el plazo Ejemplo
convenido. El Consejo de Redacción notifica- DÁVALOS, Lorenzo (1992): Cultura y fi-
rá al autor, previo a la publicación, que su tra- lantropía empresarial. Caracas: Ediciones
bajo ha sido aceptado. Los trabajos para la IESA
sección Estudios son arbitrados.
Los materiales enviados deberán ser prefe- • Para libros con dos autores:
riblemente inéditos y en lengua castellana. Si Apellido del primer autor en mayúsculas,
algún autor envía un trabajo que ya ha apare- nombre del primer autor en altas y bajas y
cido en otra publicación o que está compro- Apellido del segundo autor en mayúsculas,
metido, deberá consignar una autorización que nombre del segundo autor en altas y bajas
permita a Comunicación su publicación. (año): título en cursivas. Ciudad: Casa edi-
Los materiales podrán ser enviados por co- tora
rreo ordinario o electrónico a las respectivas Ejemplo
direcciones: MONCLÚS, Antonio y SABÁN Carmen
(1997): La escuela global. Madrid: Fondo de
Revista Comunicación Cultura Económica / Ediciones UNESCO.
Centro Gumilla. Edificio Centro Valores,
local 2, esquina de la Luneta, Altagracia. Apa- • Para colaboraciones en libros
ratado 4838 Caracas 1010-A – Venezuela. Apellido en mayúsculas, nombre en altas y
comunicación@gumilla.org.ve bajas (año) “título del trabajo entre comi-
llas”. En: Nombre y apellido del autor en al-
En caso que el autor utilice el correo ordi- tas y bajas: título del libro en cursivas. Ciu-
nario, el trabajo deberá ir acompañado de un dad: Casa Editora. Páginas.
diskette con el archivo. Ejemplo
Los trabajos deben ser remitidos en Word GARCÍA CANCLINI, Néstor (1999): “El
98 ó 2000 para PC o su compatible en Macin- Consumo cultural: una propuesta teórica”.
tosh. La fuente debe ser Times New Roman de En: Guillermo Sunkel (coordinador): El con-
12 puntos, y doble espaciado. Los intertítulos sumo cultural en América latina. Santafé de
deben ir en negritas y subrayados. Bogotá: Convenio Andrés Bello. pp 26-47
Los trabajos para la sección Entrada ten-
drán que oscilar entre 20 mil y 25 mil caracte- • Para artículos en revistas
res con espacios (13 a 17 cuartillas). Los Es- Apellido en mayúsculas, nombre en altas y
tudios oscilarán entre 40 mil y 60 mil caracte- bajas (año): “título del trabajo entre comi-
res con espacios (27 a 40 cuartillas). Las rese- llas”. En: Título de la revista en cursivas,
ñas y las informaciones no deberán pasar de 6 volumen y número (en caso de tener am-
mil caracteres con espacios (4 cuartillas). bos), páginas.
Las entradas deben venir acompañadas de
un sumario no mayor a 70 palabras. Los estu- Ejemplo
dios deben tener un resumen que oscile entre GONZÁLEZ DE PACHECO, Rosa Amelia
las 100 y 120 palabras; y en la medida de lo (2000): “Entre el Estado y el mercado: el
posible su traducción al inglés (Abstract). Tam- sector sin fines de lucro”. En Debates IESA,
bién es conveniente que tanto en las entradas Vol. 5, Nº 4, pp. 47-51.
como en los estudios señale el autor un máxi-
42 comunica ción Entrada

Cómo cosechar
información
sobre los mercados y la opinión
pública en el campo de la web 2.0
Este artículo presenta una visión general de lo que se ha llamado

I
nternet es un espacio social más para
la Web 2.0 y señala las características más comunes de sus usuarios la gente que vive en el siglo XXI, un
espacio de interacción cotidiana con
tanto en lo que se refiere a sus actitudes y estilos de vida como en otras personas, como puede serlo la
lo referente a sus rasgos demográficos, con énfasis en los usuarios universidad, la escuela, la oficina, el cen-
tro comercial, la iglesia, el gimnasio o la
de internet de Latinoamérica, especialmente los de Venezuela. cancha deportiva, el estacionamiento o el
Tras esbozar los límites del contexto de la web 2.0, el artículo jardín del edificio residencial, la acera o la
escalera en el barrio, el parque o la plaza.
explora el uso en este campo de técnicas de investigación social Posee normas y prácticas de interacción tí-
para la realización de estudios de mercado y de opinión pública, picas, que son implícitas y compartidas por
toda la gente que ha sido socializada en los
investigación sobre las comunicaciones interpersonales en redes espacios de la web, normas y prácticas que
sociales y las dinámicas de los medios interactivos y/o ciudadanos. resultan extrañas y difíciles de aprehender
El artículo incluye un gráfico de la red de conexiones de la para quienes no han sido socializados en
esos espacios. Los usuarios convenciona-
blogosfera venezolana. les de internet se limitan al intercambio de
mensajes de correo electrónico, a la bús-
queda de información y a la recepción de
contenidos. Por su parte, los usuarios que
■ Iria Puyosa denominamos web 2.0 realizan regular-
mente transacciones (banca electrónica,
info-gobierno y compras en línea), inter-
cambian frecuentemente contenidos con
sus contactos (principalmente archivos
musicales y fotos) y colocan en línea sus
propios contenidos a través de weblogs y
webcasts (audio y video).
El campo social de la web 2.0 está es-
tructurado por un conjunto de platafor-
mas, aplicaciones y servicios caracteriza-
dos por depender de la participación de
los usuarios para su configuración, la ge-
neración de sus contenidos y la difusión
de novedades. Lo que se conoce como la
arquitectura de participación de la web
2.0 (O’Reilly, 2005) consiste en que los
comunica ción

Galería de Papel. Virginia Lavado. 2 for joy


43
44 comunica ción

usuarios, actuando de manera indepen- mayor nivel educativo de los encuestados


diente y descentralizada, generan y/o or- en comparación con el de la población ge-


ganizan la información aprovechando la neral (ver Perfil demográfico de los usua-
disponibilidad de aplicaciones y servi- rios de la Web, en un aparte de este mismo
cios web generalmente gratuitos o de artículo). No obstante, hay que establecer
bajo costo. El usuario no paga con dinero controles para descartar eventuales sesgos
por el uso de los servicios web básicos en género, edad o nivel de ingresos, cuando
sino que paga agregando valor a las pla- Lo que se conoce como esas variables son relevantes en el tema que
taformas y los sitios, aportando su creati- la arquitectura de participación se está investigando).
vidad y sus conocimientos para reconfi- de la web 2.0 (O’Reilly, 2005) Este modo de administración de en-
gurar los productos/servicios y atrayendo cuestas se está usando con mayor efecti-
más usuarios a través de sus redes de con- consiste en que los usuarios, vidad para la realización de estudios en los
tactos. Toca a los emprendedores o em- actuando de manera independiente cuales el marco muestral es una pobla-
presarios sacarle dinero a los servicios de ción pre-definida por el propio estudio
valor agregado sobre ese capital co-cre-
y descentralizada, generan y/o y/o los sesgos con respecto a la población
ado por la comunidad web 2.0. organizan la información en general pueden ser controlados o no
Los usuarios de la web 2.0 han sido ca- aprovechando la disponibilidad son relevantes. Es el caso de encuestas di-
racterizados por diversos estudios rigidas a clientes de una organización
(Berlinguer & Wainwright, 2007; Citrin,
Sprott, Silverman, & Stem, 2000;
Lenhart & Fox, 2006) como:
consumidores proclives a la adopción
temprana de innovaciones tecnológicas

de aplicaciones y servicios web
generalmente gratuitos o de
bajo costo
(para estudios de satisfacción con pro-
ductos y servicios), audiencias internas
(encuestas sobre liderazgo gerencial, mo-
tivación de los recursos humanos, im-
plantación de nuevos procesos organiza-
(computadores, teléfonos y accesorios de cionales), encuestas entre lectores de me-
última generación, software de producti- dios digitales comerciales o ciudadanos,
vidad y de entretenimiento, consumidores encuestas entre usuarios de servicios de
de información, con mayor exposición a banca electrónica y gobierno electrónico.
medios masivos que la persona prome- Las encuestas web también pueden ser
dio,líderes de opinión en sus grupos de usadas para la realización de estudios de
pertenencia ciudadanos más proclives a ligencia colectiva en la información que mercado para el lanzamiento de nuevos
simpatizar con movimientos sociales se encuentra en la web. Exploraremos la productos en sectores en los cuales los
emergentes, más sociables y con redes de aplicación al campo de la web de técni- usuarios web tienden a ser los primeros
contactos más extensas que las personas cas de investigación social convenciona- compradores. Este es el caso de teléfonos
con similares características demográfi- les y de técnicas más específicas de este celulares, accesorios y periféricos de
cas que no son usuarios habituales de ser- campo social. computadores, reproductores de audio
vicios web 2.0, más proclives a realizar portátiles, cámaras digitales, etc.
compras en línea, usar banca electrónica Encuestas web Asimismo, puede explorarse la opción de
y a usar servicios de gobierno electrónico construir paneles de ciudadanos que par-
que otras personas con similares caracte- Las encuestas basadas en la web se han ido ticipan en las conversaciones políticas en
rísticas demográficas. popularizando en los últimos cinco años. la web, como un mecanismo de monito-
La participación de estos usuarios en Las principales ventajas de las encuestas reo de la agenda de opinión pública con-
la web deja disponible un rico conjunto web son: su bajo costo (comparado con los siderando que este grupo de usuarios de
de información. Los usuarios van de- trabajos de campo convencionales); la ra- la web han sido identificados como líde-
jando un rastro de datos sobre sus hábitos pidez con la cual se pueden administrar los res de opinión informales en algunos es-
de consumo, sus estilos de vida, valores, cuestionarios y preparar los datos para su tudios realizados internacionalmente
opiniones políticas, hábitos de interac- procesamiento; la posibilidad de incorpo- (Berlinguer & Wainwright, 2007;
ción social y normas de conversación. rar contenido multimedia para enriquecer Lenhart & Fox, 2006)
las preguntas y facilitar su correcta com-
¿Cómo cosechar la información prensión; y la posibilidad de minimizar Focus-groups en-línea
en la web? errores en el seguimiento de los filtros y
saltos de preguntas previstos en el diseño Los problemas de muestreo y sesgo no
Parafraseando el planteamiento de Mora- de cuestionario. Mientras que los princi- afectan a los focus-groups—que en prin-
gas Spa podemos decir que en la socie- pales inconvenientes de las encuestas ba- cipio no son usados para generalizar a
dad de la información, la miseria consis- sadas en la web son los problemas de mues- toda la población sino para explorar acti-
te en no poder hacer nada para tornar úti- treo y sesgo en los encuestados (Jiménez & tudes de grupos específicos—por lo tanto
les los datos disponibles (Moragas Spa, Puente, 2007; Tourangeau, 2004). En el esa desventaja del uso de la internet en in-
1997). En un intento de paliar la miseria caso de Venezuela, no existen marcos vestigación social desaparece en el caso
que nos rodea, el resto de este artículo muestrales de usuarios de Internet con una de esta técnica. El uso de los focus-
está dedicado a exponer algunas líneas y confiabilidad similar a la que poseen las groups en línea permite organizar grupos
técnicas de investigación para que mer- bases de datos para encuestas en hogares. con participantes distribuidos en diversas
cadólogos, analistas de opinión pública y El principal sesgo que podemos anticipar localidades nacionalmente e incluso in-
comunicólogos puedan cosechar la inte- en las encuestas basadas en la web es el ternacionalmente, si se resuelven los pro-
comunica ción 45

blemas de zonas de horario. Es posible técnicas de la etnografía digital también


hacer focus-groups en línea con audien- pueden ayudar a revelar valores y reac-


cia cautivas de una organización, reclu- ciones que permanecen ocultos en los es-
tando en grupos pre-establecidos de co- pacios sociales físicos debido a pre-con-
munidades en línea (newsgroups, foros cepciones sobre el poder y la autoridad
digitales o blogosferas) o reclutando (Konzinets, 2002). Otra ventaja que
entre la población general (Stewart & ofrece internet es que permite realizar es-
Williams, 2005), en cuyo caso se debe dar Los problemas de muestreo y sesgo tudios longitudinales sobre reacciones de
a los participantes una inducción en el no afectan a los focus-groups—que un grupo social a un asunto cuya emer-
uso de la plataforma o servicio seleccio- en principio no son usados para gencia no pudo haber sido pronosticada a
nado para realizar el grupo. tiempo para diseñar una investigación.
Los focus-groups en línea pueden re- generalizar a toda la población sino
alizarse en canales IRC (chat) o usando para explorar actitudes de grupos Minería de datos
servicios como Skype que permiten el
uso de voz a través de sus salas de audio
específicos—por lo tanto esa La minería de datos es un método para el
desventaja del uso de la internet
(todos los participantes que admita en
moderador) o en conferencias telefónicas
(10 participantes, incluyendo el modera-
dor y el coordinador). El uso de Skype
tiene la ventaja de que permite incorporar
fácilmente el uso de video y fotografías

en investigación social desaparece
en el caso de esta técnica
análisis de información semi-estrucurada
o no-integrada acumulada en las bases de
datos organizacionales y en bases de
datos públicas. Utilizando técnicas y apli-
caciones de minería de datos se puede ex-
traer de internet información útil para di-
para estimular el dialogo. En el caso de señar estrategias de mercado o estrategias
usar un canal IRC se recomienda promo- políticas más efectivas, guiadas por los
ver el uso de emoticones para capturar patrones de consumo y los valores políti-
componentes no verbales (humor, ironía, cos libremente expresados por los millo-
etc) del dialogo grupal. nes de usuarios de internet. Tenemos tres
Los focus-groups en línea deben tener enfoques (usualmente complementarios)
un numero de participantes ligeramente para analizar los datos en internet: mine-
superior al recomendado para grupos cas internas de grupos sociales que exis- ría del uso de la web, minería de la es-
convencionales; 10 o 12 personas pueden ten fuera de línea pero no pueden ser tan tructura de la web y minería del conte-
ser necesarias para garantizar un debate fácilmente observados en sus contextos nido de la web (Eirinaki, 2004;
fluido que no haga perder el interés a los físicos. Internet pareciera ser el único Srivastava, Desikan, & Kumar, 2004).
participantes y no lleve a la deserción. En contexto en el cual se puede dar una
caso de personas acostumbradas a las dis- auténtica observación no-participante; en Minería del uso de la web
cusiones en línea pueden generarse fácil- cualquier otro contexto la presencia del
mente varios hilos de conversación. El observador es notada constantemente e Los logs de los websites pueden ser ana-
moderador debe estar atento para no per- inevitablemente esa presencia afecta el lizados usando minería para ir más allá de
derse en los diferentes hilos y concentrar comportamiento de los sujetos observa- los escuetos datos de número de visitan-
al grupo en aquellos que son de interés dos. En la web, incluso si los miembros tes, ISP y tiempo de conexión, que poco
para la investigación. Cuando los partici- del grupo observado han sido advertidos sirven para fundamentar planes de ac-
pantes son reclutados en comunidades previamente de la realización de la ob- ción. Medios digitales, tradicionales o
en-línea estables, el moderador debe estar servación, los participantes tienden a ig- ciudadanos, así como sitios de comercio
atento para no perder información que es norar la presencia del investigador, quien electrónico y de gobierno línea pueden
sobreentendida por los participantes de- permanece invisible mientras no se co- obtener información estratégica me-
bido a que ha sido discutida entre ellos en munique con los miembros del grupo diante el descubrimiento de patrones de
interacciones previas. (Dholakia & Zhang, 2004; Hine, 2005; uso de su espacio web por parte de sus vi-
Kozinets, 2002). sitantes (audiencia, consumidores, clien-
Etnografía en-línea La etnografía digital puede ser espe- tes). Datos sobre sitios referentes, pala-
cialmente útil para estudiar las dinámicas bras clave utilizadas, patrones de navega-
Entre los métodos de investigación social sociales en grupos con fuerte resistencia ción interna e interacción del usuario con
más usados en internet destaca la etno- a la supervisión externa como pueden ser la página (comentarios, consultas, mensajes
grafía (Jankowski & van Selm, 2005). La los cliques de adolescentes. Paradó- de correo electrónico, compras, descar-
netnografía, etnografía digital o en-línea jicamente (dado su carácter público), en gas de archivos, transacciones) pueden
proporciona a los científicos sociales la el campo de internet la gente tiende a ser operacionalizados como variables de
oportunidad única de observar el com- compartir una gran cantidad de opinio- análisis (Eirinaki, 2004). Entre los pro-
portamiento de un grupo sin que la pre- nes, juicios de valor, reacciones emocio- ductos que puede generar el análisis del
sencia del investigador interfiera con las nales y anécdotas de su propia vida que uso de la página web destacan (Araya,
prácticas habituales en el espacio social difícilmente compartiría con un investi- Silva, & Weber, 2004):
observado (Kozinets, 2002). Además del gador social fuera de línea. Dado que el Segmentación de públicos: clusters
propio estudio del comportamiento so- intercambio en las comunidades en línea definidos según la combinación de datos
cial en comunidades en-línea, la netno- tiende a difuminar jerarquías basadas en de origen, registro de usuarios (cuando
grafía permite aproximarse a las dinámi- dinero, posición laboral, edad o género, las existe) y datos de navegación.
46 comunica ción

Definición de conglomerados de con- GRÁFICO 1


tenido: ¿qué secciones son visitadas por MINERÍA DE LA ESTRUCTURA DE LA WEB
cada segmento de usuarios?, ¿cuáles sec-
ciones atraen más a los usuarios meta de
la página?
Secuencia de actividades del usuario:
¿qué patrón de navegación culmina en
una compra?, ¿qué patrón de navegación
culmina en una queja o reclamo?
Optimización para motores de bús-
queda: ¿qué palabras clave generan visitas
de usuarios que realizan transacciones, en-
vían comentarios o descargan contenidos?
(usuarios meta alcanzados), ¿qué palabras
clave generan visitas de usuarios que aban-
donan la página rápidamente sin interac-
tuar con su contenido? (náufragos que no
tienen interés en los contenidos, productos
o servicios del sitio).
Tenemos como premisa que la estruc-
tura web es un gráfico (ver gráfico 1); en
ese gráfico la página principal (home-
page, main) de cada sitio web constituye
un nodo y los hipervínculos entre los dis-
tintos sitios constituyen los ejes
(Eirinaki, 2004; Park, 2003). La minería Imagen tomada del estudio de RTGI sobre el referéndum constitucional europeo en
de la estructura de la web se concentran la web francesa (2005)
en extraer la información sobre las
conexiones estructurales de un sitio web GRÁFICO 2
(que se considera nodo central) de ETIQUETAS MÁS POPULARES EN BLOGS VENEZOLANOS
acuerdo con los enlaces entrantes a su pá- (MEDICIÓN DEL 22-7 AL 20-9 2007)
gina principal y los enlaces salientes
tanto de su página principal como de sus
páginas secundarias (Srivastava et al.,
2004). La minería de la estructura de la
web ha sido usada principalmente en aná-
lisis de redes de conocimientos en comu-
nidades científicas y análisis de redes de
apoyo a movimientos políticos (ej. apoyo
al Ejército Zapatista de Liberación Na-
cional, campaña por el referéndum cons-
titucional europeo en Francia, redes re-
publicanas y redes demócratas en
Estados Unidos, etc.) (Ackland, 2005).

Minería del contenido de la web

Este enfoque se concentra en el análisis


del contenido de las páginas web, espe-
cialmente en sus contenidos textuales por
lo cual comúnmente se le conoce como mi-
nería textual (aunque de hecho la minería
textual abarca textos que no se encuen-
tran en la web, como transcripciones de
focus-groups, preguntas abiertas en en-
cuestas, transcripciones de reportes
CRM, discursos de figuras públicas, etc.).
La minería del contenido web se funda-
menta en técnicas de recuperación de in-
formación y procesamiento de lenguajes
naturales que permiten organizar en
bases de datos la información contenida
comunica ción 47

en textos publicados en la web que ante- razgo central distinguible. El análisis de caciones y servicios preferidos por cada
riormente no podía ser analizada fácil- redes sociales también parece un método género: los hombres prefieren la mayor
mente debido a su carácter no-estructu- prometedor para identificar temas que in- interactividad que ofrecen los mundos
rado (Eirinaki, 2004). tensifican el conflicto y temas que facili- virtuales y las comunidades, mientras que
Esta imagen (ver gráfico 2) corres- tan el establecimiento de puentes entre las mujeres tienden a usar los servicios
ponde a una nube de etiquetas generada distintos en el marco del debate político, ricos en información tal como las bitáco-
con los feeds de las bitácoras más popu- lo que constituye una agenda de investi- ras. Chile, el país latinoamericano con
lares de Venezuela (de acuerdo con el gación particularmente atractiva en situa- mayor penetración de internet (36%), es
ranking de Blogalaxia). Muestra las pala- ciones de polarización como la que se re- también el país con más usuarios web 2.0
bras clave más utilizadas en el período de gistra en Venezuela. activos en juegos en línea y en la publi-
Junio 22 a Sep. 20, 2007. cación de bitácoras.
La minería textual de los contenidos Perfil demográfico La población registrada de usuarios de
web puede generar productos de inteli- de los usuarios de la Web internet en Venezuela es cercana a 5 mi-
gencia de negocios tales como: llones de personas (IWS, 2007). Los in-
Identificación de tendencias emergen- De acuerdo con los datos del estudio de ternautas venezolanos son 55% sexo
tes de consumo de productos y/o de- Usos de Internet en Latinoamérica masculino y 45 % sexo femenino, en su
manda de servicios 2007, realizado por la empresa venezo- mayoría menores de 50 años, más de 60%
Registro de resultados de campañas de lana Tendencias Digitales, podemos infe- posee educación superior y 65% perte-
mercadeo o campañas electorales rir que al menos 40% de los usuarios de nece a las clases D-E mientras que 35%
Tipificación de valores predominantes internet en Latinoamérica son usuarios proviene de las clases A-B-C (Jiménez &
en un determinado espacio web (comuni- web 2.0, lo que abarca una población de Puente, 2007). Basándonos en los patro-
dades, redes, blogosferas, etc) 34 millones de personas. En general, nes de uso reportados podemos estimar
Detección, definición, jerarquización entre los usuarios web 2.0 predominan que 25% de los internautas venezolanos
de asuntos en la agenda pública los menores de 30 años con estudios uni- son usuarios web 2.0 (usan bitácoras, co-
Caracterización de imagen pública de versitarios. La división por sexos es simi- munidades, sms en línea o micro-blog-
personalidades, organizaciones y marcas. lar a la que existe en la población gene- ging, redes sociales, Flickr, YouTube,
ral; la diferencia radica en el tipo de apli- etc). Los venezolanos son más proclives
Análisis de redes sociales
GRÁFICO 3
Los espacios sociales en la web constitu- LA BLOGOSFERA VENEZOLANA EN NÚMEROS
yen una red distribuida, en la cual los dis-
tintos puntos o nodos se interconectan
entre sí, de acuerdo con relaciones socia-
les o relaciones semánticas, temáticas y/o
referenciales. El análisis de redes socia-
les en la web se fundamenta en la recu-
peración de variables estructurales (hi-
pervínculos) que conectan los nodos de la
red (Park, 2003) o variables semánticas
(palabras claves) que establecen el marco
de referencia en el cual se establece la re-
lación entre los actores (Newman,
Chemudugunta, Smyth, & Steyvers,
2006). El uso de técnicas de medición de
redes sociales permite determinar la co-
hesión, la densidad, el alcance y la radia-
lidad (Hanneman & Riddle, 2005) de las
comunidades, grupos informales o for-
males, o cliques que interactúan en el es-
pacio de la web.
Este tipo de análisis puede facilitar la
comprensión de las dinámicas de movi-
mientos sociales emergentes que tienen
presencia en la web (Berlinguer &
Wainwright, 2007), como es el caso del
movimiento estudiantil universitario que
en sus primeras dos semanas de acción
pública puso en línea 18 bitácoras con
fines de apoyo organizativo, difusión de
información, propaganda y consolida-
ción de la identidad del movimiento, en 7 mil bitácoras activas , 56 mil personas participando regularmente en las conversa-
un esfuerzo distribuido sin ningún lide- ciones, (Cifras estimadas. Fuentes de datos: Veneblogs, To2Blogs, Blogalaxia)
48 comunica ción

a las compras en línea que el resto de los rarquización (Technorati, BlogFlux, partir documentos y presentaciones
habitantes de la región (Jiménez, 2006; PubSub) y otras utilidades para enri- (Sribd, Slideshare).
TD, 2007), quizás debido al incentivo de quecer los blogs (Feevy, Zoom-
● Documentación y referencias cola-
la tasa de cambio preferencial. clouds).
borativas (Wikipedia, WikiSource).
El gráfico 3 muestra un corte de la blo-
● Servicios y aplicaciones para com-
gosfera venezolana con sus conexiones a ● Sitios de promoción y recomenda-
partir archivos de medios como vi-
los medios informativos digitales vene- ción de noticias (Digg, Meneame).
deos, audio y fotografías (YouTube,
zolanos y a los foros digitales más popu-
Flickr, LastFM). ● Webcasts, podcasts y videoblogging
lares en el país, así como a las blogosfe-
(blip.tv, Skypecast).
ras de otros países de habla hispana y a ● Comunidades por afinidad (My Spa-
los sitios de web de aplicaciones común- ce, Live Journal). ● Servicios de búsqueda de personas
mente usadas por los bitacoristas. (Spock, Tagged).
● Redes sociales personales (Face-
book, hi5, Orkut, Friendster). ● Mundos virtuales (Second Life).
Plataformas, aplicaciones
y servicios web 2.0 ● Redes sociales profesionales
(LinkedIn, Neurona, eConozco).
■ Iria Puyosa. Comunicadora
● La blogosfera (conjunto formado
● Marcadores de enlaces (delicious, social egresada de la UCV. Cursó
por las comunidades nacionales o te-
furl, diigo). estudios doctorales en la
máticas de bitácoras o weblogs) y sus
Universidad de Michigan.
servicios conexos: directorios (To2 ● SMS en-línea y micro-blogging
Profesora en la Universidad
Blogs, VeneBlogs, Blogalaxia). Lec- (Twitter, Jaiku, Pownce).
Católica Andrés Bello, consultora
tores de feeds (Bloglines, Google
● Servicios y aplicaciones para com- en evaluación del entorno
Reader), servicios de búsqueda y je-

Referencias

Ackland, R. (2005). “Mapping the US Political Jankowski, N., & van Selm, M. (2005). “Epilogue: Conference on Intelligence and Security
Blogosphere: Are Conservative Bloggers More Methodological concerns and innovations in Informatics.Mimeografiado.
Prominent?” Presentation to BlogTalk Internet research.” En: Virtual methods: Issues in O'Reilly, T. (2005). What Is Web 2.0: Design Patterns
Downunder, 19-21. social research on the Internet, 199-207. and Business Models for the Next Generation of
Araya, S., Silva, M., & Weber, R. (2004). “A metho- Jiménez, C. (2006, Febrero 22). Indicadores de pene- Software. Mimeografiado
dology for web usage mining and its application tración y uso de Internet en Venezuela. Park, H. (2003). “Hyperlink network analysis: A new
to target group identification”. Fuzzy Sets and Presentación en la Conferencia Estadísticas de method for the study of social structure on the
Systems, 148(1), 139-152. Internet en Venezuela - Caracas, Cámara Vene- web”. En: Connections, 25(1), 49-61.
Berlinguer, J., & Wainwright, H. (2007). Networked zolana de Comercio Electrónico - CAVECOM.
Srivastava, J., Desikan, P., & Kumar, V. (2004). “Web
politics: Rethinking political organisation in an Jiménez, C., & Puente, R. (2007). “La investigación Mining-Concepts, Applications and Research
age of movements. Berlin. Paper presented at the de mercados on-line: ¿realmente funciona?” En: Directions”. En: Data Mining: Next Generation
Networked politics Debates IESA, nº 12. Caracas, Instituto de Challenges and Future Directions, USA,
Citrin, A., Sprott, D., Silverman, S., & Stem, D. (2000). Estudios Superiores en Administración. MIT/AAAI.
“Adoption of Internet shopping: the role of con- Kozinets, R. (2002). “The Field Behind the Screen: Stewart, K., & Williams, M. (2005). “Researching on-
sumer innovativeness”. En: Industrial Mana- Using Netnography for Marketing Research in line populations: the use of online focus groups for
gement and Data Systems, UK. 100(7), 294-300. Online Communities.” En: Journal of Marketing social research”. En: Qualitative Research, 5(4),
Dholakia, N., & Zhang, D. (2004). “Online Qualitative Research, 39(1), USA. 395.
Research in the Age of E-Commerce: Data Lenhart, A., & Fox, S. (2006). Bloggers: A portrait of TD. ( 2007). Usos de Internet en Latinoamérica 2007
Sources and Approaches” En: Links, UK, 5(2). the internet's new storytellers. Washington DC. - Tendencias Digitales. Mimeografiado.
Eirinaki, M. (2004). Web Mining: A Roadmap. Reporte Disponible en: http://www.pewinternet.org/ PPF/
r/186/report_display.asp Tourangeau, R. (2004). “Survey Research and Societal
Técnico, DB-NET 2004, disponible en Change” En: Annual Review of Psychology,
http://www.db-net.aueb.gr. Moragas Spa, M. (1997). “Las ciencias de la comuni- 55(1),
Hanneman, R., & Riddle, M. (2005). Introduction to cación en la ‘Sociedad de la Información’”. En:
social network methods [online]. University of Diálogos de la Comunicación Nº 49. Bolivia,
California, USA. Felafacs.
Hine, C. (2005). Virtual Methods: Issues in Social Newman, D., Chemudugunta, C., Smyth, P., & Nota: Todas las referencias utilizadas en este artí-
Research on the Internet. UK, Berg.Publishers. Steyvers, M. (2006). “Analyzing Entities and culo pueden ser consultadas en internet. Algunas
Topics in News Articles Using Statistical Topic de estas referencias fueron localizadas gracias a
IWS. (2007). Venezuela. Internet Usage and Market Models”. En: Springer Lecture Notes in Computer
Report - Internet World Stats, from http://www. discusiones sobre el tema presentadas en mi red
Science (LNCS) series--IEEE International de contactos profesionales en LinkedIn.
internetworldstats.com/
La serie Quehacer comunitario
sintetiza las experiencias que el
Centro Gumilla ha realizado con
las comunidades dentro del
proyecto “Fortalecimiento de
Sectores de alto riesgo social
en Venezuela”.

El proyecto de la serie llevado


adelante por el Centro de
Barrios Comúnitas incluye
los títulos:
1.El contexto comunitario
2.La familia en el contexto popular
3.El desarrollo de la Economía
Social
4.Marco jurídico de la participación
comunitaria
5.Los grupos comunitarios
organizados
6.Ética y participación comunitaria
50 comunica ción Entrada

La propuesta que desarrollamos


en este ensayo busca construir
vasos comunicantes entre el
exigente mundo del negocio
¿Puede la ética
publicitario, en el que valores
como la instantaneidad, la
oportunidad, el ingenio
un estorbo o
y la persuasión llevan la batuta,
y el mundo de la ética en el
que podemos encontrar valores
para las políticas de facturación
como: la confianza, la
honestidad y la estabilidad
temporal. Ante propuestas tan
dispares la tarea no puede
simplificarse en erradicar
o privilegiar un sector frente
al otro, sino escarbar en sus
distintos y variopintos modos
de obrar con la intención de
alcanzar un punto medio,
en que el beneficio sea mutuo
y perdurable.

■ José Luis Da Silva


comunica ción 51

llegar a ser
La necesidad de vender
como razón primordial
de todo negocio

La idea principal de todo negocio es ven-

una ayuda
der aquello que ofrece, promete tener, o
posee realmente y ambiciona orientarlo
hacia el mercado ¿pero qué es lo que se
quiere ofrecer o prometer con la venta de
un producto, bien o servicio? Procuremos
no hacer muchas distinciones de cara a la
interminable cartera de posibles y origi-
en los medios publicitarios? nales ofrecimientos, sugerencias, consi-
deraciones o estrategias que consigue im-
plementar el vendedor o en su lugar el
medio publicitario en su larga lista de
ofrecimientos. Digamos simplemente
que se quiere vender un producto, una
marca, un servicio, una idea, un modelo
de vida, en definitiva, todo aquello que de
alguna forma encuentra o logra encontrar
espacio en el mercado y es capaz de pro-
ducir, en primer lugar, lucro que justifique
al vendedor, productor o dueño, el tiempo
y dinero empeñado en la venta y, como se-
gunda posibilidad, la contribución más
equitativa, mediante salarios, remunera-
ciones y tributaciones fiscales, de las ri-
quezas causadas. Además todo este em-
peño refleja la labor desempeñada por el
sector productivo de la sociedad, que está
a la procura de mayores estándares de
bienestar y calidad de vida.
No obstante, decir que el objetivo úl-
timo de todo negocio es vender y obtener
por ello un dividendo, sin aportar mayo-
res explicaciones, puede terminar por ge-
nerar un cierto malestar sobre aquellos
que escuchan o leen sin más explicacio-
nes una aseveración tan taxativa. Tocaría
ver si efectivamente el que suscribe la
proposición o la trae a colación en un al-
muerzo de negocio, o como objetivo rele-
vante en un programa de inducción para
Galería de Papel. Virginia Lavado. Amorcito corazón

nuevos vendedores, no necesitaría, a su


vez, en su fuero interno algo más que la
simple pronunciación o aceptación de la
expresión antedicha ¿Por qué? Pues por-
que, y a pesar de ser una aseveración tan
sencilla, daría a entender varias cosas que
posiblemente no estarían pensadas, y
menos avaladas, cuando se pronunció sin
más aditamentos el objetivo fundamental
de todo negocio. Parece que hay algo más
que el hecho sumario de vender.
Da la impresión de que se está entrando
en un territorio donde todo vale y no exis-
52 comunica ción

ten escrúpulos para alcanzar los objetivos cuenta con los especialistas que puedan
que cualquier negociante aspira por dere- medir la calidad y alcance de lo que se


cho propio, cuando dice que está empe- está ofreciendo al público consumidor.
ñando parte de su capital y tiempo, y que De ahí que se corra el riesgo de realizar
no manifiesta ninguna inclinación por la- la intermediación sin importar mucho
borar a pérdida o como una institución sin qué es lo que se vende y para qué se
fines de lucro. Toda inversión tiene nece- vende. Claro, se puede indicar que el pro-
sariamente que obtener resultados, que en De ahí que no se dice cualquier pósito de la publicidad no radica sólo en
la mayoría de los casos han de ser positi- cosa cuando se afirma que lo más vender sino en informar sobre la existen-
vos, si no ¿cuál sería el sentido de la in- importante de todo negocio es cia de un producto o servicio, y que será
versión? ¿Acaso se promociona un pro- asunto del consumidor considerar si re-
ducto o servicio para perder dinero y po- vender. Inclusive se requiere quiere adquirir dicho bien ofrecido en el
tenciales clientes? ¿Pudiese funcionar vender para sostener obligaciones mercado. Son varias las oportunidades en
este mecanismo en los predios publicita- las que no hay tiempo para reflexionar
rios? Claro que no, porque la intención es
comunitarias, municipales sobre la necesidad o no de ciertos bienes,
procurar un mínimo de rentabilidad en y estatales. ¿Pero vender a cualquier con lo cual se acostumbra rematar el
todo negocio. De ahí que no se dice cual- costo y bajo no importa qué asunto diciendo lo siguiente: “hay clien-
quier cosa cuando se afirma que lo más tes para todo, no te imaginas lo que la
estrategia de negociación,
importante de todo negocio es vender.
Inclusive se requiere vender para sostener
obligaciones comunitarias, municipales y
estatales. ¿Pero vender a cualquier costo
y bajo no importa qué estrategia de nego-
ciación, amparándose en el cumplimiento

amparándose en el cumplimiento
de las obligaciones de la ley?
gente es capaz de comprar”. En el fondo,
la calidad del producto o las necesidades
del posible comprador pudieran escapar a
la ingerencia del medio publicitario. Lo
prioritario es establecer una estrategia
para la venta, con fines de mantener en el
de las obligaciones de la ley? mercado el producto, aumentar su espa-
No se está muy lejos de inferir, por lo cio ante la competencia o dar a conocer al
expuesto, que no importan los medios potencial consumidor la existencia de un
con tal de alcanzar el fin deseado y que el nuevo artículo o servicio.
potencial comprador no es más que un No olvidemos que el publicista siem-
objeto cuyo único valor estriba en su ca- decir recurriendo al engaño, el disimulo, pre trabaja contra el reloj, de ahí que su
pacidad de consumo, procurando colo- el soborno. En este caso, se muestra por mayor aliado sea la inspiración, dejando
carlo en el límite de sus posibilidades cre- demás complicado diferenciar el propó- los pesados argumentos para otro depar-
diticias. Es un riesgo inherente a la pre- sito de un promotor de ventas cuando se tamento, como por ejemplo el legal, listo
misa enunciada, ya que da la impresión de lo compara con las intenciones del esta- para actuar cuando sea necesario en de-
que toda transacción comercial pudiese fador. Lamentablemente contamos en la fensa de la agencia. Además, no es parte
estar por encima de la propia persona, in- actualidad con ejemplos emblemáticos de su tarea producir o establecer la com-
clusive, en un momento dado del propio que desdicen en mucho lo que debería ser posición que da por resultado el producto
colectivo. Piénsese en las voces autoriza- la conducta de un gerente de negocios como tampoco configurar la operatividad
das de gobiernos, reforzadas con medios para distanciarse de las artes propias del de un servicio. Estos son temas, a juicio
publicitarios con el fin de dar la impre- estafador. En Venezuela lo sucedido a del medio, que han de caer bajo la res-
sión de que una institución financiera se mediados de los noventa con la crisis ban- ponsabilidad del productor o gestor del
encuentra en buen estado de salud y que caria y a nivel internacional el emblemá- servicio. Estructuras de producción que
no debe abrigarse ningún temor por parte tico caso de Enron¹, amén de un sinnúmero escapan a la esfera de influencia del
de los depositantes. Se implementan de hechos que salpican a grandes empre- medio publicitario. Su tarea obedece a
campañas publicitarias, se citan voces au- sas transnacionales de gran relieve y modelos y estrategias muy bien definidas
torizadas de centros oficiales para llamar cuyos negocios van desde el financiero, pa- y estudiadas: idear una forma de promo-
a la calma y que todo se trata de falsos ru- sando por el de la construcción, petroquí- cionar o dar a conocer una mercancía o
mores. Para luego, y sin dejar pasar mico en todas sus variantes hasta las co- prestación, como también facilitar las
mucho tiempo ver cómo dicha institución tidianas ofertas engañosas y muchas condiciones para inducir en el comprador
cierra sus puertas por injustificados ma- veces con evidentes signos de fraude que la necesidad de solicitarlo y si es posible
nejos de fondos y depósitos, timando así llenan los correos electrónicos de infini- adquirirlo. Crear la necesidad para el con-
a sin número de clientes, muchos de los dad de usuarios de Internet.² sumo de un determinado bien y lograr la
cuales corren el riesgo de perder los aho- En el caso del medio publicitario, el venta resulta ser, en la mayoría de los
rros de toda una vida de trabajos y es- asunto puede llegar más lejos, por su casos, el propósito principal por el cual se
fuerzos. Un ejemplo claro de cómo lo pri- papel de intermediario. Muchas veces, la solicitan los buenos oficios del medio pu-
mero y principal de cualquier tipo de ne- práctica común no obliga a ir más lejos o blicitario. La reflexión ética que pudiese
gocio es vender, no importa el ramo al no intenta ir más allá de la inmediata pro- generarse más allá de la tarea creativa,
que pertenezca o la función que le toque moción del producto o servicio para la queda acaso restringida al ejercicio aca-
cumplir en el mercado, en cada una de sus venta. En no pocas oportunidades se sabe démico en el salón de clase. Situación que
distintas facetas. En este caso el propósito que no hay tiempo suficiente para corro- termina siendo muy enriquecedora para
parece claro, no importando sus conse- borar toda la información necesaria sobre los participantes del aula, pero que muy
cuencias. Vender a cualquier precio, es el producto o servicio. Es más, no se pocas veces logra trasvasarse hacia los
comunica ción 53

cubículos de los profesionales de la pu- preocupación, todo lo demás pasa a un se-


blicidad. gundo plano. En los negocios no existen


Será siempre un tema que levanta dis- oportunidades a granel, por eso, cuando
cusión en el salón de clase indagar sobre se presenta la ocasión no hay que dejarla
la pertinencia o no de crear artificial- escapar y menos si la piedra de tranca
mente una necesidad que impulse o arras- consiste en posibles inquietudes morales,
tre al individuo a la compra de un bien algunas de las cuales pudiesen sonar un
que realmente no requiere o que no re- La reflexión ética que pudiese tanto ambiguas.
dunde en el mejoramiento de su calidad generarse más allá de la tarea Pareciera que se ha de evitar el con-
de vida, pero que, sin embargo, el entorno creativa, queda acaso restringida tacto entre la finalidad de vender, inhe-
lo presiona de manera tan sutil que no lo-
grará encontrar razones de peso que lo
ayuden a soportar el bombardeo publici-
tario. El ejemplo que una y otra vez se uti-
liza tanto en la promoción de servicios

al ejercicio académico
en el salón de clase
rente a todo negocio, y la reflexión sobre
los medios y propósitos que van más allá
o más acá de lo meramente crematístico,
como por ejemplo: reparar en la satisfac-
ción del comprador, la optimización de
como de mercancías es el siguiente: los canales de producción o servicio, me-
“llegó lo que tú estabas esperando”, “el fu- joramiento de la calidad del bien objeto
turo lo colocamos hoy sobre tu escrito- de la transacción comercial o la más drás-
rio”, “se adapta a tus necesidades con tica de todas: “es preferible perder la
sólo apretar un botón”, “no tienes que su- venta y con ello parte del capital invertido
frir más, llegó lo que tú necesitabas para cuando no se está seguro de lo que se está
sentirte segura”. ofreciendo”. Es una manera más de ver el
debate siempre abierto entre el interés
¿Hay un espacio en el mundo personal versus el interés del colectivo. El
de los negocios para la ética? beneficio que en lo inmediato puede pro-
ducir una transacción al individuo pro-
Mire como se mire, podemos registrar una motor de la acción o llevar a cabo una ac-
gama de impresiones que van del recono- ción esperando que beneficie al colectivo
cimiento apresurado de lo expresado al y posiblemente al actor de la acción. En
comienzo de este párrafo como de su más la acompañe y haga las veces de servicio el primer caso, el provecho se palpa en lo
vigoroso rechazo ¿Seremos capaces de ético para que lo pronunciado no suene de inmediato; en el segundo caso, hay que
encontrar un modelo que agrade por igual manera tan estridente o, por lo menos, esperar un tiempo más largo y siempre
al mundo de la ética y al mundo de los ne- tienda a minimizar sus posibles efectos será una posibilidad recibir la utilidad.
gocios? y en este juego ¿Qué papel de- perniciosos para la sociedad, como por La pregunta que aflora en estos casos
sempeña o puede desempeñar la publici- ejemplo: “no intentes engañar a tu poten- es la siguiente: ¿Quién debe velar por sus
dad para animar las transacciones comer- cial comprador, a pesar de correr el riesgo intereses, usted u otro en su lugar? ¿Debo
ciales? ¿Pueden interactuar entre sí cada con esa actitud de perder todo lo inver- ser yo quién cuide de lo mío o aguardo que
uno de estos sectores, apoyados en herra- tido”. Esta segunda propuesta tiene una otros preocupados por el bien colectivo lo
mientas publicitarias sin reparar en preci- dificultad práctica en lo inmediato, im- hagan? ¿Cómo y de qué manera logra el
siones que pertenecen al territorio de la pide el finiquito con fines mercantiles de apego a normas y reflexiones morales, re-
ética? Eventualmente la atención hacia una operación de la que se aspira obtener tribuir al vendedor la potencial pérdida de
los negocios impide la implementación de algún lucro, lo que redunda en una mejora una utilidad neta como producto de una
coordenadas éticas o viceversa. ¿Qué en el nivel de vida del negociante. ¿Qué venta oportuna? ¿Cabe la recomendación
pensaría un comerciante que busca au- respondería el gerente de una institución de dejar a un lado la reflexión que puede
mentar las ventas de su producto si el pu- bancaria si el beneficiado con un prés- aportar la filosofía moral para generar
blicista le aconseja en primer lugar actuar tamo le indicase que el proyecto no puede buenos negocios? ¿Qué tan efectiva pudiese
con el manual de la ética por delante? continuar por no contar con satisfactorios ser incluir en las estrategias de ventas una
¿Qué es mejor: trabajar a pérdida o inten- controles de calidad y por ende, es prefe- buena dosis de reflexión moral?
tar siquiera engañar al desprevenido vian- rible que el banco arroje a pérdida lo pres- Preguntas que tanto abierta como velada-
dante?. ¿Perdería el publicista la cuenta tado antes de proseguir con un proyecto mente aparecen de continuo en los espa-
con este cliente, si o no? Dejo la respuesta posiblemente lucrativo pero engañoso en cios comerciales, y que tanto productores
para que cada quién la responda en su el mediano plazo para el mercado? y consumidores no alcanzan a eludir y
fuero interno. No se trata, ni se busca es- ¿Seguiría hasta recuperar lo empeñado o mucho menos ofrecer una respuesta sa-
tigmatizar a nadie, sino abrir las puertas desistiría? Nuevamente dejamos la res- tisfactoria, no importando la inclinación
para un diálogo constructivo, en el que puesta a criterio del lector. o justificación que cada una de las partes
todos pudieran salir ganando, o por lo En definitiva, no hay que andarse por intente defender.
menos, minimizar el riesgo de perderlo las ramas con asuntos complicados, más Sobre este asunto, por demás espi-
todo. cuando se sabe que el tiempo es oro y en noso, quisiera dedicar las líneas que si-
Cabe pensar en alguna estrategia que los negocios lo importante es la utilidad guen de este artículo, entendiendo de an-
promueva la estrecha relación entre una material capaz de generar el real o poten- temano que los resultados alcanzados
premisa que reza de esta manera: “el fin cial negocio, más allá de este requisito están muy lejos de ser definitivos y con-
de todo negocio es vender”, con otra que real y muy estimado, nada debe constituir cluyentes. Más bien, se trata de un trabajo
54 comunica ción

exploratorio, que tiene como punto de por ejemplo, es en su gran mayoría de-
partida los cuestionamientos que estu- tectado en su fechoría y detenido preven-


diantes me han hecho en las aulas de tivamente, sobre todo por romper con su
clase, como también los consumidores a rol de consumidor, claramente definido
las puertas de los negocios e inversores en los juegos de mercado.
que están a la procura de hacer rendir sus Aquellos que intenten operar bajo la
capitales al máximo. A tal fin, iremos pre- consigna de vender sin más nada que
sentando una serie de argumentos que se En los negocios no existen agregar y sin reparar las consecuencias a
desprenden de dos premisas, las cuales oportunidades a granel, por eso, terceros, cae en lo que comúnmente lla-
usualmente se utilizan a la hora de llevar cuando se presenta la ocasión mamos actos de corrupción, estafa o
adelante un negocio, intentando observar fraude. Ofrecer una autopista, anunciarla
la capacidad o no de algunas propuestas no hay que dejarla escapar y menos por los medios de comunicación, colo-
éticas que bien que mal pudieran acom- si la piedra de tranca consiste cando la tradicional valla que indica mon-
pañar estas premisas para demostrar la tos, ejecutor e institución pública impli-
en posibles inquietudes morales,
factibilidad de unificar criterios éticos y
comerciales.

Vender a toda costa


y cueste lo que cueste

algunas de las cuales pudiesen
sonar un tanto ambiguas
cada en la obra, pero no realizarla es ven-
der no importando las consecuencias que
ello acarrearía a terceros, los cuales se
sentirían vulnerados en su buena fe.
Iniciar una obra pública o privada pero no
concluirla a pesar de haberse otorgado o
La primera premisa podemos enunciarla perdido por el camino los recursos para
de la siguiente manera: vender sin más su conclusión, cae bajo esta consigna de
nada que agregar, da la impresión de que vender a toda costa. Publicitar una cuenta
vale cualquier estrategia, sin importar la de ahorros en una entidad bancaria cuyos
calidad de lo que se promete o a quién va manejos administrativos deja mucho que
dirigida la oferta. desear, al punto de poner en riesgo el pa-
En este caso tenemos la estrategia más trimonio del potencial ahorrista, bien
peligrosa de todas. Aunque algunos pue- puede ser colocado bajo esta propuesta
dan ver en esta premisa la posibilidad de del todo vale.
potenciar al máximo la capacidad de no vale nada e inclusive se lo trata como Se puede inferir que mantener una pre-
lucro. Vender cueste lo que cueste, so a un agresor en potencia. Reparemos en misa tan radical como la de vender sin re-
pena de perder toda credibilidad. La sa- los enormes costos que representa la se- parar en consecuencias, da la impresión
tisfacción se ubica exclusivamente del guridad y vigilancia en los comercios, de pensar en un mercado que no obedece
lado del vendedor, dejando para el poten- empresas, instituciones bancarias, orga- a ningún tipo de ley, regulación guberna-
cial comprador, comunidad o Nación el sin- nismos públicos e internacionales. El su- mental o norma moral. Muy cercano a lo
sabor de sentirse estafado. ¿Cuántas jeto en general tiene valor, si y sólo si, se que Hobbes³ establece como un estado de
veces se puede engañar a los parroquia- constituye en un consumidor confiable, naturaleza, en la que todo ente humano es
nos? Sabemos que no muchas. Los indi- de resto debe ser vigilado con la intención visto como lobo para sus semejantes y vi-
viduos forman parte de una sociedad y de minimizar los latrocinios. ceversa. En este ambiente el temor des-
uno de sus mayores vínculos viene dado Bajo esta estrategia tenemos al hombre plaza a toda posible confianza y con ello
por la vía comunicativa. Luego, tal estra- de la calle funcionando como un punto la posibilidad de establecer un discurso
tegia puede en el mediano plazo traer se- estadístico del que sólo resalta su poten- ético que haga de las relaciones persona-
rios inconvenientes a los partidarios de cialidad para consumir más allá de lo es- les, inclusive comerciales, más sensatas y
esta primera premisa. Se los puede detec- trictamente necesario. Todo individuo es llevaderas. ¿Cuánto tiempo pudiese durar
tar de varias formas, inclusive denunciar reconocido como comprador, más allá de un mercado sin leyes y normas morales?
a las autoridades competentes. Digamos esto, no posee ningún significado o valor Posiblemente muy poco, ya que un mer-
que la ausencia de toda alcabala que la propio. Bajo esta consigna se busca alte- cado así concebido abriría las puertas a
ética pudiese ofrecer como medio para la rar la condición de persona que todo in- una guerra, y en estas condiciones en las
reflexión y posterior reacomodo de la es- dividuo posee como también su condi- que la propia vida corre peligro es difícil
trategia quedan definitivamente anuladas. ción de ciudadano poseedor de derechos de visualizar las ganancias de una venta
Claro, se puede, manteniendo la premisa y deberes. Por ello es más fácil condenar como también la publicidad de un pro-
inicial cambiar de mercado, es decir de a un individuo, el cual, registrado como ducto o servicio.
localidad, tantas veces como haga falta o potencial consumidor, se hace de un ob- No se llegaría muy lejos si se busca
se detecte una generalizada sospecha de jeto o servicio mediante robo o hurto. edulcorar la premisa indicando que ven-
estafa por parte de los consumidores o, lo Más difícil se hace condenar y llevar a der en sí mismo representa la capacidad
que sería de por sí una señal de alarma, el prisión a un sujeto por el delito de estafa, emprendedora del agente. Porque nin-
riesgo de incurrir en alguna falta de con- engaño o corrupción, porque en este caso guna empresa puede quedar circunscrita
secuencias penales. En consecuencia, se requiere de una cantidad mayor de evi- a la organización de relaciones comercia-
bajo la estrategia de vender sin más, da la dencias, por lo que es más fácil evadir las les donde el beneficio aflore en una sola
sensación de que el consumidor es sólo un responsabilidades. En cambio el indivi- vía. Este punto estaría más cercano a los
medio para la obtención de un lucro, y sin duo que sustrae una prenda de vestir o regimenes totalitarios que a la libertad de
esta capacidad es visto como un ser que calzado de una tienda por departamentos, mercado, con todo y las restricciones in-
comunica ción 55

herentes de todo mercado por muy libe- por ello perderse por el camino las utili-
ral que éste sea. Piénsese en la ley anti- dades que deben acompañar toda opera-


monopolio, como una de tantas otras es- ción comercial, mercantil y financiera. Se
trategias gubernamentales que buscan re- sigue manteniendo la estrategia de ven-
gular las operaciones mercantiles, finan- der, sólo que se procura agregar algo más
cieras y comerciales. que no está incorporado originalmente en
Otro asunto a considerar es la facultad el producto o servicio. Ese algo más, es lo
que un colectivo posee para no olvidar Lo único que queda como arma que intentaremos despejar para averiguar
ciertos acontecimientos en los cuales la eficaz en estos casos es la puesta qué tan cerca pudiese estar de un añadido
trampa ha sido la protagonista. ¿Qué tipo en marcha de un aparato judicial ético que sin estorbar la venta, o mejor
de memoria poseen los individuos y las so- dicho, sin complicarla en demasía, pu-
ciedades? Porque vender sin más pare- con capacidad coercitiva para diese incorporar beneficios extras.
ciera atender en exclusiva a lo que acon- sancionar a los infractores. Se pasa Una cosa es cierta, para implementar
tece en tiempo presente sin importar la esta premisa procurando hacerla práctica,
memoria como también toda posible pro-
de lo moral a lo legal como única vía se requiere un mayor esfuerzo de parte de
yección a futuro. Pensar que las cosas se para neutralizar una propuesta que, los proponentes, lo que pudiera no ha-
olvidan da pie a la reiteración de ciertas favoreciendo a muy pocos, termina cerla tan atractiva para comenzar una re-
prácticas entre las cuales se encuentran la
enunciada por aquellos que no tienen es-
crúpulos de vender sin importar las con-
secuencias de su venta. Cambiar la ima-
gen de un producto manteniendo sus mis-

por ser perniciosa para la sociedad
en su conjunto
lación de negocios. No olvidemos que
son muchas las relaciones que, para bien
o para mal, se dan una sola vez en la vida.
Un turista que está por abordar un avión
que le llevará de retorno a casa, después
mas características puede muy bien en- de unas sosegadas vacaciones puede ser
trar bajo esta estrategia de invocar el burlado por un vendedor que decide en-
tiempo presente, soslayando al pasado. tregarle un producto defectuoso, a sa-
Bajo esta consigna se puede correr el biendas que le será casi imposible hacer
riesgo de alentar estas prácticas incorpo- valer la garantía adjunta a la compra. De
rando pequeñas modificaciones en el pro- igual forma sucede lo contrario, cuando
ducto o servicio, que sin redundar en be- el turista se percata de que está siendo be-
neficio del consumidor logren mantener y servicios, porque en estos casos no se neficiado en la compra de una mercancía,
interesantes márgenes de ganancias a los tiene la menor intención de cumplir con a sabiendas que el vendedor no se ha per-
productores, distribuidores y demás in- el compromiso que se desprende de to- catado del error, pero como sabe que no
termediarios, donde se ha de incluir a las da venta, a saber la satisfacción de am- volverá a transitar jamás por ahí, o de ha-
agencias publicitarias. bas partes. Como bien sabemos, el com- cerlo será en un tiempo relativamente
Otra táctica que se inscribe en el todo promiso cae bajo la plataforma del dis- largo, suficiente para enterrar el asunto,
vale, es incitar al potencial consumidor a, curso ético, por cuanto se habla de man- no se preocupa por mantener la boca ce-
una vez comprado el producto o servicio, tener en el tiempo que sea necesario una rrada, visto el beneficio que está a punto
aprovecharse de él, para timar a otros con conducta responsable que busca limitar de obtener.
la finalidad de obtener un lucro a sus es- en términos razonables las aspiraciones En consecuencia, es importante consi-
paldas. El tema ha sido utilizado en publi- de los agentes participantes de la opera- derar el factor tiempo, y que más allá de
cidad de telefonía móvil. Lejos se está, bajo ción comercial, financiera, mercantil, lo fortuito de una relación, existen dos
esta práctica, de demostrar la calidad o no política, etc. Lo único que queda como cosas que deben mantener todo negocio:
del servicio. Más bien aplaude la pericia arma eficaz en estos casos es la puesta primero, la honorabilidad de la empresa y
que alguien es capaz de desarrollar para en marcha de un aparato judicial con ca- de sus empleados para con el público de-
servirse de los demás con el fin de obtener pacidad coercitiva para sancionar a los mandante del producto o servicio, como
un beneficio personal. Propuesta que se co- infractores. Se pasa de lo moral a lo le- también el buen nombre del comprador;
loca en las antípodas de la solidaridad y el gal como única vía para neutralizar una y segundo, la estabilidad del negocio en
respeto, imperando el engaño y el aprove- propuesta que, favoreciendo a muy po- el mercado, que se observa no sólo con el
chamiento. Igual sucede con la confianza cos, termina por ser perniciosa para la buen criterio administrativo de los encar-
que un padre puede depositar en su vástago sociedad en su conjunto. gados, sino en las recomendaciones que
pensando que este se encuentra estudiando sus compradores realicen a terceros, que
y en su lugar se encuentra armando una Los criterios éticos a su vez, y por añadidura, se convierten
rumba a todo dar. Los ejemplos pueden sí pueden dar dividendos en potenciales clientes en el caso de los
multiplicarse, pero ante una conducta im- compradores, demostrando ser solventes
propia, ni el dueño del producto o servicio La segunda y última premisa considera- a la hora de honrar sus compromisos.
ni el medio publicitario muestran reparos mos que se puede enunciar de la siguiente A este respecto bien valen los ejem-
en llevar adelante la estrategia de ventas. manera: vender algo más de lo que se plos que a nivel publicitario se observan
Podemos seguir aludiendo potencia- ofrece puede dar la sensación de ganar es- en ciertos refranes. A nivel de entidades
les ejemplos, y el fin será siempre el tabilidad en el mercado como también bancarias y seguros tenemos las siguien-
mismo, la impotencia de todo discurso ganar la lealtad del consumidor⁴. tes: “siempre a tu lado”, “siempre con-
ético para contrarrestar los embates de Aquí tenemos una premisa desde todo tigo”, “aquí hacemos rendir su dinero”,
este modelo de promoción de productos punto de vista diferente a la anterior, sin “contamos con los mejores asesores del
56 comunica ción

mercado para desarrollar sus ideas”, otras más que sirven para alentar una rela-
“nuestra consigna es crecer con el ción que busca consolidarse con el tiempo.


cliente”, “estamos a su lado en los mo- Digamos que en este caso la inversión que
mentos más difíciles”, etc. Y en el área de se está realizando escapa a lo inmediato
servicio de telefonía móvil podemos re- buscando arraigo en el mercado y un es-
gistrar los siguientes: “acompañándote a trechamiento de relaciones que redunda-
todas partes”, “contigo siempre y en cual- rían no sólo en la transacción de venta sino
quier lugar”, “desde cualquier punto del Acaso, buscar que lo prometido en la estabilidad económica de una nación.
territorio nacional podrá comunicarse en la venta incluya en su haber Acaso, buscar que lo prometido en la
con sus seres queridos”, etc. En el caso de la honestidad del vendedor venta incluya en su haber la honestidad del
productos mecánicos, línea blanca, vehí- vendedor y la complacencia razonable
culos, la situación es aún más florida: “Si y la complacencia razonable del consumidor ¿no sería incorporar ele-
no le convence le devolveremos su di- del consumidor ¿no sería mentos éticos en las prácticas comercia-
nero”, “dos años de garantías o 50.000 ki- les? Debemos responder que sí. Ello trae-
incorporar elementos éticos
lómetros”, “garantía de por vida”, “una
compra para toda la vida”, “cincuenta
años acompañando la mesa de la fami-
lia”, etc. Refranes y eslóganes que incor-
poran elementos que van más allá de la sim-

en las prácticas comerciales?
Debemos responder que sí
ría un añadido que no tiene por qué per-
manecer inherente al producto y servicio.
Esta situación la podemos observar
cuando se estrechan las relaciones entre
el vendedor y el cliente, al punto que
ple venta. Se habla de compromiso y fi- cambiando el vendedor de casa comer-
delidad por una parte, y por la otra de res- cializadora, puede llevarse consigo al
peto y consideración por el cliente, o en cliente. En estos casos el vendedor o es-
su defecto, por el potencial consumidor. tratega de ventas resulta ser uno de los pi-
Este plus que se coloca más allá del pro- lares fundamentales de toda empresa co-
ducto y servicio cae en lo que bien pode- mercial. Una de las grandes tareas de los
mos llamar territorio ético. Se tiene la medios publicitarios consiste en reforzar
convicción cierta de apostar por una es- la marca en la mente de los consumidores
trategia que no sólo provea de recursos para que no busquen personalizar sus ne-
materiales a los vendedores, sino dé algo cesidades, sino que puedan mudar de
más, que sin ser medido, produzca igual gama que los medios publicitarios se dan a agente de venta, sin por ello considerar
o mayor gratificación que aquella que se la tarea de utilizar con la finalidad de com- que está siendo mal atendido o engañado.
logra cuando el beneficio es exclusiva- prometer más allá de la venta al productor Sucede mucho con las marcas de vehícu-
mente monetario. y servidor con el demandante del bien o los, algunos de los cuales, los de mayor
Por esta vía podemos decir que vender servicio. infraestructura y tiempo en el mercado, le
algo más de lo que originalmente se pro- Aquí se hace trascendental examinar el hacen ver a los potenciales consumidores
mete, garantiza la perdurabilidad de lo establecimiento de una infraestructura que que cada punto de venta es a su vez un punto
ofrecido entre los gustos y necesidades del sea capaz de soportar un departamento de de servicio capaz de solucionar cualquier
consumidor. La relación puede ir más allá atención al cliente, el cual debe funcionar problema que se presente. Se puede com-
de lo comercial y tornarse en fraternal, no con criterio propio, ello con la finalidad de prar un vehículo en determinado punto y
importando la distancia. Se establece una atender sugerencias y clasificar las quejas ser atendido en el extremo opuesto, ya
comunicación que difícilmente perece de los clientes y demandar del departa- que la garantía se extiende a todo el terri-
porque no descansa sobre bases mera- mento de producción, gestión o proyecto torio nacional. La marca busca sustituir o
mente crematísticas, a la vez adquiere la los cambios que para bien del producto han hacer las veces del vendedor exitoso,
virtud de redundancia en cuanto al benefi- de ser incorporados. Se trata de un costo, capaz de ganar, por su proceder ético, la
cio mutuo, el cual bien puede ser, y de que muchas veces debe ser restado de la ga- seguridad del cliente. Ese algo más que se
hecho es así, potenciado por los medios pu- nancia del generador del producto o servi- ofrece en la venta, requiere una fuerte in-
blicitarios. Muchas veces lo material no cio, pidiendo a cambio la solidaridad, con- versión en recursos económicos y huma-
llega primero y hay que esperar largas tem- cepto ético, de parte del cliente consumi- nos, para alcanzar cotas de excelencia.
poradas, manifestando una lealtad sólo en- dor en mantenerse fiel, otro concepto ético, Hay en este caso un beneficio compar-
contrada en la amistad, antes de ver cómo y con ello mantener una estructura de cos- tido, en el que se deja ver la ingerencia de
los primeros frutos de la relación desem- tos que procure el mantenimiento del ne- la ética. Se deja de ganar todo lo que se
bocan por la pendiente del lucro. Lemas gocio. A este fin, la estrategia parece diri- pudiera ganar, pero también se paga algo
como los siguientes: “siéntase como en su gida a la permanencia en el tiempo en el más de lo que en otras circunstancias se
propia casa”, “atendido por sus propios mercado, y no la ganancia rápida. Tácticas estaría pagando si se obviase la calidad
dueños”, “cincuenta años acompañando publicitarias que amparen por igual al pro- del servicio o producto ofrecido.
los hogares de las familias venezolanas”, ductor como al consumidor. Lemas como Aquí entramos en uno de los puntos
“con sabor tradicional”, “sello de calidad”, “siéntase como en su propia casa”, “aquí se más importantes, y en los que se puede vis-
“marca que indica garantía de perdurabili- respira ambiente de hogar”, “con la receta lumbrar unanimidad de criterios. Vender
dad”, “te acompaña a todas partes”, “está de la abuela”, “con ingredientes de primera algo más genera confianza entre vendedor
en todos los rincones”, “siempre pensando calidad”, “servicio de primera”, “buenos y comprador. La seguridad que acompaña
en ti y tu familia”, “tu familia merece lo días”, “aquí tendrá al socio que necesita toda confianza que en un momento se
mejor”, son apenas algunos pocos de una para hacer realidad sus ideas”, y tantas puede tener en alguno de los participan-
comunica ción 57

tes de la transacción comercial, asegura el por igual la mayor satisfacción posible.


éxito de la venta. No es lo mismo com- En las dos primeras opciones tenemos un


prar un bien inmueble al corredor con el claro divorcio entre los negocios y la
que en anteriores oportunidades se ha ob- ética, y posiblemente se logre observar
tenido beneficios, que alguien descono- que en el mediano plazo las estrategias
cido que no inspira la menor confianza, por comerciales que se sostienen sobre estos
más jugoso que pudiese parecer la oferta. pilares se derrumban. La capacidad de
A tal punto, tenemos que los medios pu- La capacidad de maniobra de maniobra de un timador de oficio o de un
blicitarios hacen una labor muy precisa un timador de oficio o de un peligroso egoísta que sólo busca cuidar y
cuando buscan potenciar las virtudes de peligroso egoísta que sólo busca enriquecerse a costa de los demás, irá
las empresas que se dedican a la compra- siempre reduciéndose al punto que verá
venta y alquiler de viviendas, oficinas y cuidar y enriquecerse a costa como disminuyen sus beneficios. No así
negocios. Ejemplos sobran: “si quiere de los demás, irá siempre con la tercera proposición, en la que se
dormir tranquilo, deje que nosotros le
buscaremos la mejor opción”, “con noso-
tros usted encontrará el inmueble que
busca”, “vendemos su carro en tiempo re-
cord”, “satisfacción plena”, “venga con

reduciéndose al punto que verá
como disminuyen sus beneficios
puede observar una permanencia en el
tiempo de la actividad comercial, ya que
aquí se observa un claro nexo entre nego-
cios y ética, no observándose estorbo ni
complicaciones a la hora de realizar el co-
los que saben”, “cien años de experiencia metido principal de todo negocio que es
en el negocio inmobiliario dicen algo”, vender, sólo que se ha de agregar a esta
etc. Aquí también se ha de observar que premisa que se trata de vender bien,
el factor tiempo es muy importante para donde bien significa satisfacción para
garantizar el cultivo de una actitud como todos los involucrados, al quedar incor-
la confianza, enraizada en los discursos porado en e trato el valor de la responsa-
éticos, y que las estrategias de negocios bilidad y la lealtad⁵. Así también tenemos
consideran altamente estimables para su a la confianza, la estabilidad y la honesti-
permanencia en los mercados. Digamos dad, por cuanto se hacen presentes en la
que se debe implementar mecanismos ca- operación comercial como valores que en
paces de formar una sana tradición que algunos momentos logran superar con
garantice la compenetración entre vende- sugerencias y quejas. Como también de lí- creces a los propios valores monetarios.
dor, publicista y consumidor. neas directas para que el consumidor ex- Luego, vender, teniendo presente en la
Otra estrategia que busca ampliar las prese su agrado o desagrado. No escati- estrategia de ventas valores éticos, es du-
ventas viene dada por la oferta, rebajas mar las garantías de marca, servicio y plicar las ganancias, ya que el individuo
directas al producto o servicio. Por ejem- producto, bajo la consigna de no exigir alcanza el estatus de persona digna capaz
plo, “pague dos y lleve tres”, “aquí de buena prestación cuando se está prome- de formar parte de un cuerpo de relacio-
lunes a viernes comen dos y paga uno”, tiendo jugosos descuentos. De no hacerlo nes entre las que destacan las sociales y
“el primer trago viene por cuenta de la daría la impresión que lo ofrecido está de- económicas. Lejos de perder facturación,
casa”, etc. Aquí el mensaje que se trasmite teriorado, y de ser así, sólo le queda la estamos seguros que las empresas publi-
por medios audiovisuales, radiales o es- gratuidad, asumiendo el vendedor todo el citarias lograrían mayores beneficios al
critos es sumamente importante, debe lle- costo del servicio. Este es un punto muy incorporar criterios éticos para sus estra-
gar al potencial consumidor, engan- delicado, que los comerciantes y medios tegias de asesoramiento, promoción y
charlo, hacerle ver la utilidad del servicio publicitarios deben tener en cuenta, no es venta de servicios, marcas y productos.
o producto promocionado. La visita re- garantía de ningún discurso ético el
gular del vendedor (presencia en los me- hecho mediante el cual por vender muy
dios, en los canales de distribución). La barato se esté brindando un servicio de ■ José Luis Da Silva. Filósofo
persuasión como arma de venta. La insis- calidad. Eso es algo que también los con- (UCAB) Doctor en Historia
tencia como mecanismo de presión. Las sumidores deben entender y exigir. No se (UCAB) Director del Centro
regalías y premios al consumo. Aquí es ne- puede confundir la mercancía con la ba- de Investigación y Formación
cesario tener en cuenta, si se pretende sura. De la una se espera alguna utilidad, Humanística. (UCAB)
acogerse a parámetros éticos, que lo pre- de la otra se acostumbra considerarla
sentado o prometido no esté en malas como un desecho el cual debe ser descar-
condiciones, o exento de garantías. No se tado para cualquier tipo de venta o lucro.
puede desestimar la asistencia al consu-
midor final. La satisfacción no puede Valores que consolidan
quedar solamente en un menor pago por el quehacer de los negocios
el servicio o producto, sino en la sensa-
ción real de estar consumiendo o utili- Podemos terminar diciendo lo siguiente:
zando un bien adquirido que cumple con Vender bien un producto puede signifi-
las expectativas que el consumidor co- car: ganar todo lo que se pueda a costa de
locó en la transacción. A este respecto, los demás, ganar todo lo posible poten-
aconsejables son la colocación de buzo- ciando al máximo un producto, ganar en
nes en los negocios para la recepción de la medida en que todos ganen u obtener
58 comunica ción

Referencias

BONETE PERALES, E. (1995): Ética de la infor-


mación y deontologías del periodismo. Madrid.
Editorial Tecnos
GARCÍA MARZÁ, DOMINGO V. (2004): Ética em-
presarial: Del diálogo a la confianza, Madrid.
Editorial Trotta
HOBBES, T, (1980): Leviatán, México. F. C. E.
HOLDEN, PHILIP, (2001): Ética para managers,
Buenos Aires. Editorial Paidós
LAHOUD, GUSTAVO O. (2003): El caso Enron,
Buenos Aires, IDICSO Universidad del Salva-
dor. Disponible en: http://www.salvador.
edu.ar/csoc/idicso/docs/arriialgl3.pdf
Alerta en línea. Disponible en: http://alertaenlinea.
gov/docs/alertaenlinea_internacional.pdf

Notas

1 LAHOUD, GUSTAVO O. (2003): El caso


Enron, Buenos Aires, IDICSO Universidad del
Salvador. Disponible en: http://www.salvador.
edu.ar/csoc/idicso/docs/arriialgl3.pdf
2 Véase: Alerta en línea. Disponible en: http://aler-
taenlinea.gov/docs/alertaenlinea_internacio-
nal.pdf
3 Véase: HOBBES, T. (1980): Leviatán, México.
F. C. E., cáp. 13, pág. 102
4 Véase: HOLDEN, PHILIP (2001): Ética para
managers, Buenos Aires. Editorial Paidós, cáp.,
5.
5 Véase: CAMPS, VICTORIA “El lugar de la ética
en los medios de comunicación” en BONETE
PERALES, E. (1995): Ética de la información y
deontologías del periodismo. Madrid. Editorial
Tecnos pp.53-64
Universidad Católica
Andrés Bello
Dirección General de Estudios de Postgrado
Area de Humanidades y Educación

COMUNICACIÓN SOCIAL … Abrimos un horizonte de posibilidades


POSTGRADOS EN
La Universidad Católica Andrés Bello pretende afrontar
estos tiempos de cambio como un reto formativo con claro
compromiso social. Para ello, ofrece un Programa de Postgrados
en Comunicación Social orientado a la formación
de profesionales capaces de desenvolverse en los distintos
ámbitos de la mediación comunicacional y cultural.

Especializaciones y Maestrías
ESPECIALIZACIÓN EN PUBLICIDAD
Una oportunidad para aprender a gestionar los signos y entender que la publicidad
es un medio de información, por tanto de significación.

ESPECIALIZACIÓN Y MAESTRÍA EN COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL


El espacio idóneo para entender que estamos en una sociedad de las organizaciones
de allí, que requerimos acercarnos a la forma de comunicación que allí se desarrolla.

ESPECIALIZACIÓN Y MAESTRÍA EN COMUNICACIÓN


PARA EL DESARROLLO SOCIAL
El objetivo es orientar el estudio de las comunicaciones para potenciar el desarrollo.
Los egresados obtendrán herramientas comunicacionales para auxiliar, asesorar y/o tomar
decisiones dentro de este campo de aplicación.
Programas dirigidos a comunicadores sociales y también a egresados universitarios que deseen
acercarse al mundo de las comunicaciones.
Modalidad para especializaciones y maestrías: presencial, dos tardes por semana
de 6:00 pm a 10:00pm. • Duración: 4 semestres • Lugar: UCAB, Montalbán

Programas de Estudios Avanzados


PERIODISMO
Producto de la sinergia entre el diario El Nacional y la dirección de Postgrados
en Comunicación Social
Modalidad: presencial, clases diurnas, dos días a la semana de 8:00 am a 11:30 am.
Duración: 4 trimestres. • Lugar: nueva sede del diario El Nacional en Los Cortijos de Lourdes.

COMUNICACIÓN Y POLITICA
Se desarrolla bajo la cooperación de la Konrad Adenauer Stiftung y el diario El Nacional.
Modalidad: presencial, dos tardes por semana de 6:00 pm a 10:00 pm.
Duración: 3 trimestres. • Lugar: nueva sede del diario El Nacional en Los Cortijos de Lourdes.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y DERECHO A LA INFORMACIÓN


Se dicta conjuntamente con el centro de Derechos Humanos de la UCAB
Modalidad: Programa presencial y a distancia por Internet. Duración: 320 horas
Lugar: UCAB, Montalbán

Programas de Estudios Técnicos Avanzados

En medios y comunicación estratégica. También en convenio con el Nacional, para Técnicos


Superiores Universitarios.
Menciones: Publicidad integrada y Gestión de la Comunicación
Modalidad: Presencial, dos tardes de la semana, de 6:00 pm a 10:00 pm Duración: Tres trimestres
Lugar: UCAB, Montalbán.
60 comunica ción Entrada

¿ Son confiables las


encuestas electorales
en Venezuela?
Este texto pasa revista a la Sólo me fío de las estadísticas
que he manipulado.
formación histórica y conceptual
de los criterios de validación Winston Churchill
y confiabilidad de las encuestas
Las encuestas no son una ciencia
electorales en general, y las exacta. Son la ciencia de tener la
realizadas en el país, en casi seguridad, nunca de estar seguro.
particular, a la vez que describe Richard Wirthlin
su empleo en las campañas
electorales

E
l desarrollo de encuestas electo-
rales, con rigor científico, sólo
■ Pasquale Nicodemo es posible cuando hay un am-
biente de elecciones libres, com-
petitivas y con el voto universal directo y
secreto, en otras palabras, elecciones de-
mocráticas.
La palabra encuesta deriva del vocablo
francés “enquête” y a su vez, éste viene
del latín vulgar inquaesita que traduce
“buscar” o “averiguar” algo. Las primeras
experiencias de encuestas de opinión
datan del siglo XIX. La aparición se debe
fundamentalmente a los medios de comu-
nicación impresos de los Estados Unidos
quienes iniciaron la aplicación, y luego la
posterior publicación, de las encuestas a la
política y desde allí pretendían predecir
los resultados electorales.
No es nuestro propósito explicar con
detalles los antecedentes históricos de esta
herramienta social, pero a modo de re-
cordatorio es importante señalar algunas ex-
periencias iniciales con el objetivo e inte-
rés de conocer la intención de voto de los
electores a través de encuestas electorales.
comunica ción
61

Galería de Papel. Virginia Lavado. Corazón puro mano franca


62 comunica ción

Con ocasión de las elecciones presi- mide la opinión del electorado de ciertos
denciales norteamericanas de 1824, las fenómenos sociales, económicos y políti-


revistas Harrisburg Pennsylvanian y cos expuestos a través de mensajes de los
Raleight Star publicaron los resultados candidatos durantes las campañas electo-
de una encuesta referidos a las preferen- rales. Y la fiabilidad de las respuestas de
cias electorales de los ciudadanos del esa medición se determina por su valor
condado de Wimiltown en los Estados metodológico, la calidad de su desarrollo
Unidos. En 1880 se conformó un grupo Durante las últimas dos décadas y de su interpretación.
de periódicos integrado por el Boston y cada vez con mayor imaginación Es probable que el electorado cambie
Globe, el New York Herald Tribune, el y talento en el diseño de campañas de opinión en la intención de voto al co-
St.Louis Republic y los Angeles Time que nocer los resultados de las encuestas elec-
diseñó una encuesta de intención de voto, electorales modernas, se ha utilizado torales durante el período de la campaña.
cuyos resultados se aproximaron bastante con mucho éxito el marketing En distintos países se han realizado estu-
a las cifras oficiales obtenidas por los
candidatos en las elecciones.
La revista Literary Digest, durante la
campaña electoral de 1916 en Estados
Unidos, llevó a cabo encuestas de inten-

político como herramienta de la
comunicación política
dios que infieren que una parte impor-
tante de electores decidieron el voto el
mismo día de las elecciones con base a re-
sultados de encuestas. Y por eso, en cier-
tas ocasiones se le acusa a las encuestas
ción de voto que acertaron en el candidato de interferir en las campañas electorales.
ganador a la presidencia. No obstante, en Algunas veces puede ocurrir el voto es-
1936 esa misma revista al anunciar el tratégico en las elecciones a favor del per-
nombre del candidato ganador a la presi- dedor en las encuestas y esto se denomina
dencia fue todo un fracaso. el efecto underdog. Asimismo, la publi-
En los años treinta en Estados Unidos cación de los resultados de las encuestas
surgieron famosas empresas encuestado- puede producir el voto táctico conocido con
ras, tales como la de George Gallup y la el nombre efecto bandwagon que con-
de Elmo Roper quienes lograron avances siste en que los electores se inclinan a
metodológicos con el propósito de trans- favor del candidato con mayor intención
formar las encuestas electorales como un de votos en las encuestas. Para evitar esos
instrumento científico en el campo de la ofrecer a los electores la resolución de los posibles efectos, de difícil cuantificación,
investigación social empírica. Ese mé- problemas que le son planteados y el be- es pertinente establecer legislaciones
todo de investigación se trasladó a neficio que logra será la obtención del para que las encuestas tengan un carácter
Europa después de la Segunda Guerra, mayor número de votos con el respectivo científico y disposiciones que regularicen
especialmente a Alemania, en donde se triunfo. o prohíban la difusión de encuestas en
profundizó tanto en lo político como en Por otro lado, cuando se diseñan estra- medios masivos de comunicación du-
lo social. Aquí debemos de mencionar a tegias de campañas electorales se con- rante la fase final de la campaña. En mu-
Elisabeth Noelle-Neumann. templa que para dar a conocer un candi- chos países desarrollados esta situación
En los actuales momentos, en América dato y los mensajes que justifican su pos- es una etapa superada. También es im-
del Norte, Europa, América Central y del tulación, el canal más eficaz son los me- portante tener presente que la encuesta no
Sur, así como también en otros lugares dios de comunicación masivos, así como es un método para predecir resultados. Su
del mundo, durante las campañas electo- los llamados medios alternativos. Para función es estimar una realidad en un
rales de importancia, los candidatos con obtener y construir informaciones útiles, tiempo y espacio determinado, predicen
recursos económicos contratan estudios como soporte en el diseño de esas estra- el presente en el cual se realizaron, vale
electorales. Así como también, en el tegias y la medición de sus eficacias , se decir, su predicción es instantánea a su re-
equipo de consultores profesionales que emplean los estudios electorales, princi- alización.
los asesoran está generalmente presente un palmente la “encuesta electoral”. Ahora Las encuestas electorales científicas
experto en encuestas. bien, una campaña de comunicación po- por lo general no se equivocan. Cuando
Durante las últimas dos décadas y cada lítica, bajo la perspectiva del marketing fallan, donde sus resultados no se parecen
vez con mayor imaginación y talento en político, bien planificada, con meta de a las cifras oficiales, generalmente, pero
el diseño de campañas electorales mo- éxito, ha de tomar en cuenta las encues- no siempre, sucede que la discrepancia es
dernas, se ha utilizado con mucho éxito el tas electorales como fuente principal de debido a la falta de rigurosidad en la me-
marketing político como herramienta de información, que son también medios de todología aplicada, tamaños de las mues-
la comunicación política. Esta técnica comunicación de los cuales se desprende tras no adecuados, fenómeno del azar y,
ayuda a construir tanto la imagen como la un vehículo de los electores para infor- en muchas oportunidades, ocurre un cam-
identidad de partidos y candidatos. El mar a los candidatos sus necesidades, su- bio de decisión del propio elector el día
marketing político se centra en el ámbito gerencias y opiniones, así como también, de las elecciones. Igualmente es fre-
de las estrategias del partido político para la intención de sus votos. En este sentido, cuente que no se valida ni se somete a una
alcanzar el mayor número de votos y su a pesar de sus peligros potenciales, el de- prueba de fiabilidad el instrumento de
meta es obtener el triunfo de su candidato bido uso de las encuestas en respuesta del medición. Por tanto, es importante tener
en unas elecciones. En este mismo con- análisis e interpretación ayudaría a ganar presente que cuando los medios de co-
texto, un candidato a través de la cam- unas elecciones. Por lo tanto, la encuesta municación especulan que las encuestas
paña electoral compromete su acción en electoral es un método científico que no acertaron el ganador en unas eleccio-
comunica ción 63

nes, los ciudadanos deben tener el cono- las campañas electorales, con las publica-
cimiento o estar informados, que ni el ciones de la intención de voto referido a los


método ni la técnica empleada en las en- candidatos como un adelanto de la volun-
cuestas se equivocan, el problema está en tad del electorado. Causan estragos entre
fallas humanas o los caprichos del azar. los ciudadanos, políticos y científicos so-
Entre los casos más connotados sobre ciales. Es muy común que cuando los re-
fallos de encuestas electorales, está en sultados favorecen a un determinado can-
primer lugar las elecciones presidencia- La creciente popularidad de didato, entonces los partidarios expresan
les de 1936 en Estados Unidos, donde las las encuestas hace frecuente los que el método empleado para la obtención
encuestas dieron como triunfador a Alf escándalos durante las campañas acerca de cómo votarían los electores es
Landon en lugar de Roosevelt. Y en ese científicamente válido; de lo contrario, si
mismo país, en las elecciones de 1948 las electorales, con las publicaciones no es favorecido surgen opiniones de en-
encuestas, señalaron como ganador a de la intención de voto referido a cuestas fraudulentas, anómalas, manipula-
Dewey y el triunfador de las elecciones fue
Truman. En los análisis posteriores a las
elecciones para explicar los posibles
errores cometidos en la metodología em-
pleada se formularon varias conjeturas,

los candidatos como un adelanto
de la voluntad del electorado
das, falseadas, irregulares, y otros comen-
tan que no creen en las encuestas.
Los distintos medios de comunicación
social juegan un rol central en lo que co-
rresponde al uso político de las encuestas
una de ellas estaba relacionada con la de- a partir de los distintos géneros y subgé-
finición del universo de electores. En ese neros comunicacionales, principalmente
caso pudo haber ocurrido que la muestra editoriales, noticias, columnas, docu-
no fue seleccionada del conjunto total de mentales, artículos, reportajes de opi-
electores, es decir, la muestra no fue re- nión, programas de opinión, entrevistas,
presentativa del universo al emplear, en el crónicas y otros. Los medios disponen de
primer caso,la entrevista por correo. En el materiales informativos provenientes de
segundo caso, se especuló acerca de un encuestas suministradas por partidos po-
cambio de decisión cercano al día de las líticos o por las mismas instituciones que
elecciones. desarrollan este tipo de investigación. Y
En una de las elecciones británicas en ocasiones reciben resultados de en-
tampoco acertaron las encuestas, regis- cuestas no cubrieron el total del territorio cuestas del sector empresarial. Se sabe
traron la victoria del partido laborista y por las dificultades geográficas que pre- también, que los mismos medios finan-
ganó el conservador. Varios expertos de la senta el país que obstaculizan el acceso a cian encuestas durante los períodos elec-
comprensión del comportamiento del los entrevistadores con facilidad. torales.
elector en el voto especularon que los vo- Igualmente, se especuló mucho sobre el En numerosas ocasiones los comenta-
tantes conservadores de la tercera edad no temor de los electores entrevistados para rios de los medios de comunicación,
dijeron la verdad a los entrevistadores, dar respuestas sinceras a las preguntas re- igualmente las opiniones del coordinador
opinaron que no pensaban votar por el feridas a la intención de voto. del informe o de las personas relaciona-
partido conservador y ocurrió todo lo Otro caso de importancia en la región, das con un candidato específico, para ex-
contrario el día de las elecciones. sobre el fallo del pronóstico ganador, fue- plicar unas supuestas subidas o bajadas
En las elecciones de España del 2004 ron las elecciones de México donde de la intención de voto, a veces recurren
resultó ganador el Partido Socialista triunfó Vicente Fox. El acontecimiento es a la intencionalidad manipulada –cons-
Obrero Español (PSOE); sin embargo, las que la mayoría de las encuestas previas fa- ciente– que favorezca a ese candidato. No
encuestas daban favorito al Partido llaron en predecir el triunfador de las elec- obstante, también es frecuente la no in-
Popular (PP). Hubo mucha polémica y ciones. Los expertos de este instrumento tencionalidad –inconsciente– que sucede
debates respecto a lo ocurrido. La inter- científico plantearon posibles fallas meto- cuando desconocen cómo analizar e in-
pretación de la falla con mayor funda- dológicas en lo que se refiere a la repre- terpretar el fenómeno presentado o por
mento se basa en las afirmaciones que sentatividad de la muestra que sembró la otro lado la falta de información sobre la
adelantaron los dirigentes del PP sobre diferencia significativa entre las cifras ficha técnica de la encuesta.
los aparentes autores del atentado en los que arrojaron las encuestas y las cifras ofi- La cobertura geográfica de una en-
trenes de Madrid y es posible que ello tra- ciales de las elecciones. También hubo cuesta cuando no está bien definida podría
jera como consecuencia un cambio de de- acusaciones de las supuestas preferencias confundir a los ciudadanos sobre las ci-
cisión de voto de los electores, el día de y relaciones políticas de las empresas en- fras de la intención de voto en las elec-
las elecciones. cuestadoras con uno u otro candidato. ciones presidenciales. Hay encuestas
Los dos casos mas sonados de fracasos Además, se comentó por los medios de donde la muestra se selecciona del con-
de encuestas en América Latina son es- comunicación que algunas empresas em- junto de electores sólo de una determi-
pecíficamente el de Nicaragua, donde la plearon el teléfono como técnica en la me- nada ciudad o de un grupo de ciudades y
mayoría de las encuestas daban la victo- dición de la intención de voto y esto trajo los resultados son extendidos a nivel na-
ria al partido del Frente Sandinista de como consecuencia que la muestra fue re- cional. Este es un error conceptual, ya
Liberación Nacional (FSLN), y ganó la presentativa solamente del total de elec- que se debe inferir sobre la cobertura
señora Violeta Chamorro. No se profun- tores con teléfonos. donde se realizaron las entrevistas.
dizó en detalles para explicar el fenó- La creciente popularidad de las encues- Cuando se trata de elecciones para elegir
meno sucedido, pero se pensó que las en- tas hace frecuente los escándalos durante al presidente de un país y se quiere infe-
64 comunica ción

rir sobre la cobertura nacional, es necesa- confianza para cada candidato. Si se le


rio que la muestra sea seleccionada alea- suma y se le resta su error de azar al por-


toriamente del universo de electores de centaje de intención de voto de la mues-
todo el territorio nacional de ese país tra de un candidato, se logra un intervalo
donde se efectúan esas elecciones. de confianza con un máximo y un mínimo
Por otra parte, en los resultados de las donde se piensa estará el porcentaje ver-
encuestas electorales cada vez es mayor dadero correspondiente al total de electo-
el alto porcentaje de indecisos y absten- En el caso particular de Venezuela, res de un país. El error muestral viene
ción. Este es uno de los problemas más pre- el afianzamiento de las encuestas dado al multiplicar el error típico por
ocupante para los analistas y fomenta de opinión pública en el campo cierto nivel de confianza. Este procedi-
entre los votantes desconfianza en los re- miento podría aplicarse a otro candidato
sultados. Cuando se analizan los indeci- electoral, se produce en la y si los intervalos de confianza de estos
sos sucede que la pregunta del cuestiona- reinauguración del sistema dos candidatos se solapan, entonces se
rio que averigua por quién votarían los
entrevistados si las elecciones fueran el
día que se realiza la encuesta aparecen
respuestas como “no sé todavía” “ no res-
pondo” “no pienso votar” y los informes

democrático a partir del
23 de enero de 1958
dice que hay un empate técnico, y en len-
guaje estadístico, que no hay diferencia
significativa entre los porcentajes de los
dos candidatos a un nivel de confianza
previamente establecido.
contienen la consolidación de estas dos
primeras respuestas como indecisos. Las Las encuestas electorales
personas que contestan “no respondo” o en Venezuela
“no sé todavía” es posible que no quieran
identificarse por temor u otra causa. Esta En el caso particular de Venezuela, el
situación se resuelve con preguntas con- afianzamiento de las encuestas de opi-
trol que permiten estimar los verdaderos nión pública en el campo electoral, se
indecisos y también la abstención, me- produce en la reinauguración del sistema
diante análisis estadísticos avanzados. democrático a partir del 23 de enero de
Se puede disminuir la proporción de 1958.
indecisos y esto se hace a través de cier- La empresa norteamericana INRA
tas mediciones de la intención de voto. ciente, no se especifica la forma de me- (International Research Associates, C.A.,
Hay varias maneras para medir esta va- dición. fundada en 1945) de gran prestigio du-
riable, la primera de ellas es mediante También ocurre con mucha frecuen- rante las décadas de los cincuenta, se-
una pregunta abierta y espontánea: “¿si cia, que cuando un candidato con la senta, setenta y ochenta, se estableció en
las elecciones presidenciales son mañana mayor proporción de intención de voto Venezuela durante el año 1957 como sub-
por cuál candidato votaría usted?” Esta no lleva una contundente ventaja sobre sidiaria de INRA de Nueva York. La com-
forma de preguntar es donde se obtiene otro que ocupa el segundo lugar, general- pañía se definió como especialista de in-
el mayor número de indecisos. Otra for- mente los medios informan a los electo- vestigaciones en el campo económico,
ma de medir la intención de voto es a res que hay un empate técnico, entonces social y político. El mérito de esta orga-
partir de una pregunta cerrada y con ayu- se comenta que las elecciones son muy nización es que le dio personalidad y ca-
da. A los entrevistados se les presenta reñidas y son los indecisos quienes van a rácter científico a las encuestas por mues-
una tarjeta circular con los nombres de decidir el ganador de esas elecciones. Sin treo en Venezuela.
los posibles candidatos y se pregunta: embargo, eso no es siempre cierto. El Durante las elecciones presidenciales
“¿si las elecciones presidenciales son ma- análisis de los indecisos puede explicarse del año 1968, donde resultó ganador
ñana y estos son los candidatos(se le en- según determinados resultados de las en- Rafael Caldera (COPEI, democracia cris-
trega la tarjeta circular) por cuál de esos cuestas. Cuando el porcentaje de las res- tiana) con una mínima diferencia de votos
candidatos votaría usted?” En este caso puestas “no sabe” o “no “responde” (lla- respecto de Gonzalo Barrios (Acción
disminuye el número de indecisos con mado los indecisos) es muy alto, habría Democrática, socialdemocracia), la em-
respecto al anterior, pero sigue siendo al- que proceder a estimar en forma indirecta presa INRA de Venezuela en su última en-
ta la proporción. Se ha demostrado que la la intención de voto de ellos con el apoyo cuesta dio resultados de intención de voto
mejor forma para disminuir la intención de métodos estadísticos multivariantes y coincidentes con las cifras oficiales.
de indecisos en las encuestas es con la si- la aplicación del error muestral, también Es bien sabido que las principales em-
mulación del voto secreto, la cual con- llamado error de azar, en la elaboración presas e institutos de encuestas electora-
siste en entregar a los electores seleccio- de intervalos de confianza. Así de esta les en Venezuela, tanto nacionales como
nados una papeleta con los posibles can- forma se logra explicar con rigurosidad internacionales, no fallaron en sus pro-
didatos, se le pide que seleccione el can- científica la diferencia del porcentaje de nósticos en el ganador de las elecciones
didato por el cual piensa votar en las pró- la intención de voto entre los candidatos presidenciales de 1973-1978-1983-1988-
ximas elecciones presidenciales en for- con empate técnico. 1993-1998-2000-2006. A manera de in-
ma secreta, e introducirla en una caja Igualmente, pueden presentarse en- formación se sabe que determinadas em-
acondicionada que juega el rol de una ur- cuestas con un porcentaje bajo de indeci- presas e institutos de importancia, en lo
na electoral. Generalmente cuando los sos y a la vez con presencia del empate que se refiere a encuestas electorales del
medios publican los resultados de la es- técnico. Entonces, para analizar este fe- país, daban al NO como ganador en el re-
timación de voto, inconsciente o cons- nómeno se deben conseguir intervalos de ferendo revocatorio de 2004.
comunica ción 65

Actualmente en Venezuela existen di- los entrevistados en cifras y permiten di-


versas empresas e institutos que realizan mensionar las variables de estudio para el


investigaciones, bien sean cualitativas o análisis y la interpretación del fenómeno
cuantitativas. A veces se habla de resul- planteado. La entrevista a los electores
tados de encuestas de empresas interna- seleccionados puede ser personal, telefó-
cionales. Las mismas trabajan bajo la mo- nica, por fax, por correo o por Internet. Lo
dalidad de contratar a empresas venezo- más usual en nuestro país es la entrevista
lanas para el trabajo de campo y los Las investigaciones más comunes personal en el hogar y en segundo lugar
demás elementos del diseño de la investi- en el área política electoral por teléfono. Hay empresas en donde los
gación son elaborados de acuerdo a los en Venezuela son las de diseño entrevistadores hacen entrevistas en luga-
criterios de la propia organización ex- res públicos como en las salidas de las es-
tranjera. cuantitativo, las cuales tienen como taciones del metro, paradas de transporte
Muchas encuestas que se desarrollan objeto exponer las respuestas de los público, centros comerciales, plazas, ca-
en Venezuela antes y durante las distintas lles y avenidas de gran circulación entre
campañas electorales, para elegir al pre-
entrevistados en cifras y permiten otros. Esta técnica de recolección de
dimensionar las variables de estudio
sidente de la República, un gobernador, un
alcalde, un diputado o un concejal no se
publican en los diversos medios de co-
municación, algunas de ellas por estrate-
gia del uso que se le va a dar son de ca-
rácter confidencial.

para el análisis y la interpretación
del fenómeno planteado
datos en las encuestas electorales no tiene
base científica y sus resultados no son
muy confiables, sirven como estudio pi-
loto o con un sentido exploratorio para
luego diseñar una investigación más ri-
gurosa.
Hay experiencia en el país de investi- En las investigaciones cuantitativas se
gación por encuestas con enfoques cuali- emplea como instrumento de medición
tativos y cuantitativos. La investigación un cuestionario estructurado y se usan
cualitativa es definida por diversos auto- métodos estadísticos descriptivos, infe-
res como un estudio con metodología no renciales y multivariantes en los análisis
estructurada y exploratoria con base a pe- de los datos obtenidos.
queñas muestras intencionales que pro- Algunas empresas en Venezuela dedi-
porcionan la comprensión del problema cadas a las encuestas electorales y que
planteado. Busca el conocimiento cuali- El moderador preferiblemente debe ser emplean las entrevistas telefónicas dispo-
tativo con un lenguaje cotidiano y no la un profesional de la psicología con espe- nen programas de computación diseña-
cuantificación del mismo. Las más usua- cialidad en estudios cualitativos. dos para el proceso de la recogida y en-
les, no sólo en Venezuela, son las deno- En lo que se refiere a las entrevistas en trada de datos. El principal sistema es el
minadas “grupos focales de discusión” y profundidad, son estudios que se funda- denominado CATI (Computer Telephone
las “entrevistas en profundidad”. Los mentan en una entrevista personal no es- Interviewing).
grupos focales, llevan ese nombre porque tructurada, en donde un profesional pre- Durante un proceso electoral en
focalizan su discusión respecto, entre feriblemente psicólogo, que finge como Venezuela el desarrollo de encuestas para
otros, a asuntos políticos, económicos o entrevistador, interactúa con una persona determinar el comportamiento del elector
sociales y se pretende encontrar y anali- seleccionada de acuerdo con un perfil su- se divide en cuatro etapas: antes del ini-
zar por medio de la interacción de las per- jeto a los objetivos formulados en la in- cio de las campañas –encuestas preelec-
sonas convocadas y reunidas sus percep- vestigación. Esta persona es estimulada torales–, durante las campañas –encues-
ciones, actitudes y opiniones. Son inves- para que se exprese con sinceridad, liber- tas preelectorales–, en el día de las elec-
tigaciones que facilitan informaciones de tad y profundidad sobre el tema que le es ciones, y después de las elecciones –en-
un grupo. El propósito principal de las se- planteado. Con este estudio se pretende cuestas postelectorales–.
siones de grupo es lograr una compren- explorar en profundidad el conocimiento Presentamos a continuación la defini-
sión y conocimiento cualitativo en pro- humano, actitudes, motivación y compor- ción, con breve descripción conceptual,
fundidad de un determinado tema. El nú- tamiento sobre determinados aconteci- de las principales investigaciones que
mero de los entrevistados es reducido, no mientos de los cuales se posee poca in- han sido desarrolladas y que aún se em-
estadísticamente representativo del uni- formación. De acuerdo con distintas ex- plean con éxito en las cuatro etapas.
verso de estudio. Es una discusión en periencias, se entrevista en profundidad
grupo que coordina un moderador con a, por lo menos, 30 personalidades califi- Antes del inicio de las campañas
una guía no estructurada de preguntas. La cadas o conocedoras del tema que se pre- electorales
características básicas de las sesiones de tende estudiar. Estas entrevistas, al igual
grupo, en cuanto al tamaño de la muestra que los grupos focales, servirán de apoyo 1.-Encuesta de diagnóstico.
de cada sesión es de 8 a 12 personas ele- para el establecimiento de las bases teó-
Esta encuesta de tipo cuantitativo se
gidas según criterio y reunidas para inter- ricas y formulación de hipótesis que se-
desarrolla para obtener informaciones
cambiar y confrontar opiniones. La com- rían contrastadas con investigaciones
preliminares, al inicio de un proceso elec-
posición de la muestra debe estar confor- cuantitativas.
toral, sobre el ambiente político, econó-
mada por grupos homogéneos en cuanto Las investigaciones más comunes en
mico y social de la cobertura de la inves-
al sexo, edad, nivel socioeconómico y el área política electoral en Venezuela son
tigación. Aplicable a elecciones presi-
otras variables de acuerdo con los objeti- las de diseño cuantitativo, las cuales tie-
denciales, de gobernadores o alcaldes. El
vos del estudio previamente establecidos. nen como objeto exponer las respuestas de
66 comunica ción

propósito principal es lograr percepcio- Durante la campañas


nes y necesidades del elector sobre el pa- electorales


norama económico, social y político de
Venezuela, del Estado y del Municipio 1.-Encuesta postestpublicitario
donde reside. Además, se mide la imagen
Esta encuesta se lleva a cabo una vez
del gobernante actual ya sea este
lanzada la cuña publicitaria, y es con el
Presidente, gobernador o alcalde, y la
También de Venezuela se puede uso de la investigación cuantitativa como
evaluación de su gestión. Y lo más im-
se mide la penetración e impacto entre los
portante es determinar la notoriedad y re- decir que determinados partidos electores de ese material publicitario, que
putación del liderazgo político y de otros políticos de importancia han va desde el recordatorio del mismo en lo
sectores en donde podrían surgir los pre-
hecho uso de investigaciones que se mostraba y qué se decía, hasta los
candidatos según las elecciones que se
componentes de comprensión, convenci-
plantean. cualitativas, específicamente miento, credibilidad y motivación que
2.-Encuesta de selección de candidato
grupos focales con personas produce la cuña. Con cada nueva cuña
calificadas para la orientación que se proyecta se realiza la encuesta co-
Para la selección del candidato y así
lograr el consenso necesario dentro de un
partido político u otras agrupaciones, así
como para la toma de la decisión respec-
to al candidato que lo va a representar en

en la escogencia de un candidato
para las elecciones presidenciales
rrespondiente de postest en dos períodos.
La primera evaluación es a las veinticua-
tro horas de haberse lanzada la cuña y
cuyo propósito es averiguar las primeras
impresiones sobre los aspectos mencio-
las elecciones, generalmente se emplean nados. Los resultados obtenidos de la in-
encuestas tanto cualitativas como cuanti- vestigación servirán para corregir, si lo
tativas. hubiere, algunos elementos de la cuña
En primer lugar, nos referiremos a las con el fin de mejorarlos y también servi-
encuestas descriptivas por muestreo cuyo rán como experiencia para orientar la es-
propósito principal para una agrupación trategia creativa de nuevas cuñas. La se-
política es lograr el mejor candidato para gunda encuesta de evaluación tiene el
competir en unas elecciones. Estas inves- mismo propósito de la primera y otros as-
tigaciones se han realizado tanto a nivel terios y unas alternativas que vendrían pectos, pero es realizada a las tres sema-
de la militancia de partidos políticos siendo atributos y candidatos respectiva- nas del lanzamiento de la cuña.
como en el total de electores según la co- mente, y el propósito es obtener un vec-
bertura y el tipo de elecciones. tor de prioridades de las alternativas que 2.-Encuesta de propósito múltiple
A comienzo de los noventa, en las representa un conjunto borroso acerca del
Se trata de una encuesta por muestreo
elecciones para elegir gobernadores y al- cual se trata el análisis situacional.
cuyo fin es lograr información cuantita-
caldes, un partido político de importancia
tiva y se ejecuta sistemáticamente du-
de la época, eligió sus candidatos para la 3.- Encuesta de audiencias
rante la campaña electoral en unas elec-
gobernación en cada estado y la mayoría
Esta encuesta se centra en las necesi- ciones. Mide la atmósfera comicial y
de los candidatos de las alcaldías por
dades del responsable y coordinador de la acontecimientos sensibles que caracteri-
medio de encuestas cuantitativas. La de-
campaña comunicacional del candidato a zan a esa campaña. Es de propósito múl-
cisión tomada logró consenso entre la
unas elecciones y específicamente del tiple por tratar más de asuntos relaciona-
base y la dirigencia del partido y, a su vez,
planificador de medios para el arranque de dos entre sí y su denominación es según
una mayoría de los candidatos de ese par-
la campaña de lanzamiento del candidato. la empresa o institución que la realiza. En
tido triunfó en esas elecciones.
Para ello se diseñan investigaciones términos generales abarca, entre otros,
También de Venezuela se puede decir
cuantitativas con el objeto de obtener in- los siguientes aspectos:
que determinados partidos políticos de
formaciones sobre hábitos de los electo-
importancia han hecho uso de investiga- ● percepción general sobre el país,
res a la exposición de los distintos medios
ciones cualitativas, específicamente gru-
de comunicación masivos y alternativos. ● percepción de problemas personales,
pos focales con personas calificadas para
la orientación en la escogencia de un can- ● evaluación de la gestión del gobierno
4.-Encuesta pretestpublicitario
didato para las elecciones presidenciales. de turno,
Así mismo, tenemos la experiencia de Generalmente la experiencia en Vene-
● notoriedad y opinión acerca de las
un partido político al cual se le presentó zuela es sobre cuñas publicitarias en tele-
candidaturas,
una situación de conflicto en la escogen- visión y en radio. Antes de lanzar una
cia del candidato presidencial y hubo que cuña dirigida a los electores sobre un can- ● percepción de las promesas electora-
recurrir a métodos inspirados en la lla- didato, se acostumbra evaluarla mediante les de los candidatos,
mada “matemática borrosa” y del Pro- grupos focales para explorar en forma
● evaluación de las promesas electora-
ceso de Jerarquía Analítica para la esco- cualitativa las percepciones del contenido
les de los candidatos,
gencia de ese candidato. Este método de la pieza publicitaria y básicamente
consiste en un torbellino de ideas con ex- acerca del mensaje en lo que se refiere a ● perfil de imagen de las candidaturas,
pertos del tema, y para el logro del mejor la comprensión, persuasión, credibilidad
● evaluación comparativa de candida-
candidato se tienen que evaluar unos cri- y motivación.
turas,
comunica ción 67

● evaluación asociativa de candidatu- tual en Venezuela el desarrollo de en-


ras, cuestas por muestreo. Se selecciona al


azar una muestra de centros de votación
● actitudes sobre asuntos electorales,
y dentro de cada centro una mesa electo-
● intención de voto y, ral y con los resultados de esa muestra se
estima el número total de votos de cada
● exposición a los medios de comuni-
candidato. Este procedimiento se ha apli-
cación. Cuando las cifras del Exit Poll cado en elecciones presidenciales, de go-
3.-Encuesta gira del candidato de los dos candidatos con mayor bernadores y alcaldes con una alta preci-
número de votos es estrecha, sión al comparar los resultados de la
El comando de campaña de un candi- muestra con las cifras oficiales.
dato en unas elecciones presidenciales es recomendable no publicar En las elecciones presidenciales de
planifica la gira del candidato por las dis- los resultados; en cambio si la 2006 una organización no gubernamental
tintas regiones del país para que tenga el del país diseñó y ejecutó una encuesta, en
contacto directo con los electores.
diferencia es superior a cinco donde se seleccionó una muestra de cen-
puntos de porcentaje, la experiencia
Determinadas agrupaciones políticas
desarrollan o contratan encuestas, previo
a la visita del candidato a las regiones,
con el propósito de indagar el ambiente
electoral en todos los aspectos y específi-
camente la percepción de los problemas

indica que es pertinente
la publicación de esas cifras
tros electorales y luego también se eligió
una mesa al azar, en cada centro selec-
cionado, donde hubo el escrutinio manual
y mecanizado. En primer lugar ,se estimó
el número total de votos de cada candi-
dato y luego se compararon los resultados
y necesidades que confronta el pueblo. del escrutinio manual con el mecanizado.
Los resultados de esas encuestas son to- En los dos casos, los resultados fueron
mados como apoyo para el discurso del muy exitosos e hicieron pensar que las
candidato cuando visita esos lugares. encuestas diseñadas con criterios científi-
Igualmente, a los dos días de haber cos tienen credibilidad y confianza.
sido visitada la región por el candidato, se
desarrolla de nuevo una encuesta, pero 2.-Encuesta a boca de urna
esta vez es para determinar el tipo de con-
Es la llamada Exit Poll. Es otra investi-
tacto y básicamente el impacto del dis- electores respecto a los candidatos en la
gación que se realiza como indicador de
curso del candidato durante la visita, y su intención de voto día a día hasta el día an-
confianza y control de las cifras oficiales
incidencia en la intención de voto. terior de las elecciones. Mide los posibles
de las elecciones. Se trata de entrevistar al
Además, se mide por cuales medios se cambios del comportamiento del elector,
elector a la salida del centro una vez emi-
enteró el encuestado de la presencia del como el traslado de la intención de voto
tido el voto y se le pregunta por quién
candidato en esa región. de un candidato a otro. Las respuestas que
votó. Permite obtener una indicación in-
se recaban son procesadas diariamente y
mediata del posible ganador de los comi-
4.- Encuesta Flash los informes contienen la intención de
cios. Las veces en que fallan estas en-
voto de cada día de los candidatos y tam-
Es una encuesta rápida, sencilla y cuestas generalmente ocurre por errores
bién la intención de voto acumulada a la
científica diseñada para lograr las opinio- metodológicos, y podría también ocurrir
fecha de la última medición. Para la reali-
nes generadas ante la presencia de ciertos que algunos entrevistados no responden
zación de las entrevistas en este tipo de in-
acontecimientos no previstos durante una con sinceridad, ya sea por temor o por
vestigación hay empresas o instituciones
campaña electoral. Los resultados sirven mantener el secreto de sus votos. Es una
que las desarrolla persona a persona, en
para la mejor toma de decisión respecto de las encuestas más atractiva para los
cambio hay otras que la llevan a cabo te-
al acontecimiento presentado y así evita medios de comunicación. Los propios
lefónicamente.
una posible incidencia negativa en la in- medios las destacan por intermedio de co-
tención de voto sobre el candidato objeto mentarios sobre las cifras y a veces dan
En el día de las elecciones
de estudio. La técnica de recolección de lugar a confusión y expectativas en los
datos es con entrevistas personales o te- electores. Cuando las cifras del Exit Poll
1.-Encuesta conteo de votos
lefónicas. En nuestro país es muy común de los dos candidatos con mayor número
la encuesta flash. En unas elecciones pre- De acuerdo con las leyes electorales, una de votos es estrecha, es recomendable no
sidenciales se empleó para evaluar los re- vez que termina el proceso de votación se publicar los resultados; en cambio si la di-
sultados del debate de dos candidatos. procede al conteo de votos en cada mesa ferencia es superior a cinco puntos de por-
electoral de los centros de votación. Con centaje, la experiencia indica que es per-
5.-Encuesta tracking anterioridad en Venezuela el conteo de tinente la publicación de esas cifras. El
votos era solamente manual, en cambio método consiste en seleccionar al azar
Esta clase de investigación es común-
en las últimas elecciones el conteo es au- una muestra de centros de votación y se
mente llamada Tracking Poll. En Vene-
tomatizado obteniéndose un acta de es- entrevista a un conjunto de electores, que
zuela es empleada con frecuencia en elec-
crutinio, en donde aparece el número de representa una muestra, en el entorno cer-
ciones presidenciales y de gobernadores.
votos de cada candidato. Para evaluar el cano al centro seleccionado. En ciertas
Se inicia la encuesta tracking, general-
proceso de conteo de votos como control elecciones en Venezuela se ha publicado
mente, en el primer día del último mes de
y confianza de las cifras oficiales es habi- que los pronósticos de los Exit Polls han
campaña. Consiste en el monitoreo de los
68 comunica ción

fallado, pero luego se determinó que las electorales en Venezuela? Este asunto ha
empresas o instituciones que llevaron a generado siempre polémica debido a los


cabo esas investigaciones les faltó expe- intereses personales o de grupos sobre las
riencia y conocimiento al aplicar este mé- conclusiones que arrojan estos tipos de
todo científico. Sin embargo, las institu- estudios. Es tradicional en nuestro país
tos o empresas acreditadas y establecidas que en los períodos electorales aparezcan
en el país, tradicionalmente no fallan con empresas fantasmas que entregan a los
el empleo de este instrumento científico La credibilidad y la confianza medios de comunicación resultados de
en la estimación del porcentaje de votos de las encuestas electorales encuestas de intención de voto que han
de cada candidato en unas elecciones. depende generalmente efectuado sin explicar el procedimiento
empleado. También ocurre que empresas
del profesionalismo y del prestigio
Después de las elecciones.

1.-Encuesta evaluativa de elecciones


Durante la primera semana después de
las elecciones se acostumbra realizar en-

de las organizaciones que las
llevan a cabo
prestigiosas en determinadas actividades,
pero no especializadas en métodos de en-
cuestas, a veces realizan investigaciones
de la intención de voto y sus resultados no
tienen el soporte científico para creer en
ellos. Sin embargo, en Venezuela existen,
cuestas por muestreo para evaluar los di-
aunque muy pocas, empresas estableci-
ferentes aspectos relacionados con la jor-
das que tradicionalmente diseñan estadís-
nada de las elecciones. Generalmente se
ticamente encuestas, las ejecutan y obtie-
pretende evaluar sobre la instalación de la
nen datos que son sometidos al análisis
mesa, hora de inicio del proceso de vota-
con métodos estadísticos avanzados y lo-
ción, composición de los miembros de la
gran estimaciones de los porcentajes de in-
mesa, lista de votantes, el sistema de vo-
tención de voto de los candidatos muy
tación, tiempo de espera para ejercer el
próximos a las cifras oficiales. Por lo
voto, seguridad en el centro, secreto del
tanto, la credibilidad y la confianza de las
voto, confianza en los resultados, libertad
encuestas electorales depende general-
para ejercer el voto, facilidad para ejercer
mente del profesionalismo y del prestigio
el voto y otros aspectos relacionados con
de las organizaciones que las llevan a
el proceso .
rrupción, servicios, costo de la vida, cabo. Igualmente, hay que tener presente
deportes, entre otros, que en la inferencia estadística se presen-
2.-Encuesta de gestión gubernamental
tan dos tipos de errores que son cuantifi-
● percepción sobre problemas coyun-
En unas elecciones presidenciales, una cables con probabilidades y sólo aplica-
turales,
vez que el ganador toma posesión del bles a las encuestas por muestreo proba-
cargo generalmente su primera función ● necesidades y expectativas de la ciu- bilística. Se trata del error tipo I cuando
es nombrar el equipo que lo acompaña en dadanía, se rechaza algo que resulta verdadero y el
su gestión. Para evaluar este equipo a error tipo II cuando se acepta algo que es
● gestión del equipo de gobierno,
nivel de la opinión pública es frecuente en falso. En ese sentido, y a manera de cie-
Venezuela desarrollar una encuesta de ● evaluación de personajes públicos rre, citemos nuevamente a Winston
tipo cuantitativo sobre la percepción, ca- calificados, Churchill: “Sólo me fío de las estadísti-
lificación y confianza que se tiene de cada cas que he manipulado”.
● imagen de instituciones,
una de las personas que forma parte del
ejecutivo y otros cargos nombrados por el ● evaluación general y específica del
Presidente o por la Asamblea Nacional. Presidente,
Al transcurrir cien días de gestión se ini- ■ Pasquale Nicodemo. Estadístico
● opinión y actitud sobre la etapa ini-
cia sistemáticamente el desarrollo de en- (UCV) con estudios de postgrado
cial de las promesas electorales,
cuestas para evaluar la gestión del en esa universidad. Profesor de la
Presidente durante su periodo presiden- ● percepción y expectativas sobre el Escuela de Comunicación Social de
cial. La encuesta tipo comprende los si- ambiente político, social y económico la UCV y una amplia experiencia
guientes asuntos: del país, como consultor en mercadeo y en
investigación de opinión pública
● percepción de problemas nacionales, ● imagen del Presidente como per-
regionales y locales, sona, dirigente político y como gober-
nante y,
● percepción sobre las obras iniciadas
por el gobierno, ● otros aspectos.
● evaluación general sobre los progra-
Ahora bien, una vez que hemos defi-
mas de gobierno implementados o por
nido con una breve descripción concep-
implementar,
tual las principales encuestas que se rea-
● opinión y actitud de los ciudadanos lizan en Venezuela surge la pregunta ini-
frente a los temas de salud, empleo, cial y que sirve de título a este pequeño
educación, vivienda, seguridad, co- ensayo: ¿Son confiables las encuestas
comunica ción 69

Visite nuestra página en internet

www.gumilla.org.ve

BUZONES CORREO ELECTRÓNICO

REDACCION SIC / sic@gumilla.org.ve

REDACCION COMUNICACION / comunicacion@gumilla.org.ve

UNIDAD DE DOCUMENTACIÓN / documentacion@gumilla.org.ve

ADMINISTRACION / administracion@gumilla.org.ve

Esquina de La Luneta,
Edif. Centro Valores,
P.B. Apartado 4838.
Telfs.: 564.9803
564.5871. Fax: 564.7557. Caracas
1010-A. Venezuela.

Tarifas de suscripción Revista SIC


VENEZUELA Buzones correo electrónico
Correo ordinario Bs.F. 75,00 REDACCION SIC / sic@gumilla.org.ve
Suscripción de apoyo Bs.F. 150,00
REDACCION COMUNICACION / comunicacion@gumilla.org.ve
Número suelto Bs.F. 8,00
UNIDAD DOCUMENTACION / documentacion@gumilla.org.ve
Para suscripciones desde el extranjero
ADMINISTRACION / administracion@gumilla.org.ve
comunicarse con el Centro Gumilla
70 comunica ción Estudios

I- “de investigacion hablamos


mas de lo que hacemos” La investigación de la comunicación
Cuando leímos esa oración, dicha por allá
en 1979 en un encuentro de investigación
vista desde las revistas académicas
de la comunicación en México, nos hizo
pensar en relación al campo que nos ocupa

Una
y nos ha ocupado ya una buen parte de
nuestra vida. Desde ahí surgen muchas in-
terrogantes. Quizás las más pertinentes
tienen que ver con estas tres cuestiones:
¿qué investigación sobre comunicación
estamos haciendo?,¿desde dónde la esta-
mos haciendo? y ¿cómo la estamos ha-
ciendo (pregunta ésta que convoca al mé-
todo ). Quizás pudiéramos añadir, para
complejizar más la cosa, el asunto de la
mirada
pertinencia-relevancia del hecho investi-
gativo y los resultados que se desprenden.
Desde América Latina y desde hace ya
un buen tiempo, han habido intentos por
responder a esas preguntas. Uno de ellos,
introspectiva
que nunca fue completado, fue el trabajo
del brasileño Gonzaga Motta (“Las revis-
tas de comunicación en América Latina:
■ Marcelino Bisbal
creación de la teoría militante”, 1989)¹.
De ese informe queremos destacar dos pá-
■ Rafael Quiñones
rrafos que funcionan como perspectiva
básica para entender cómo se veía el re-
corrido de la investigación de la comuni- Las revistas académicas y las organizaciones profesionales
cación en América Latina: son los indicadores más obvios de lo
El investigador de la comunicación y la que constituye el contenido y las fronteras del campo.
cultura latinoamericanas, a diferencia de En las reuniones y los artículos es donde se evidencian con mayor fuerza
sus pares europeos o norteamericanos, las preocupaciones
trabaja a partir de una toma de posición, sobre la unidad o la fragmentación
y su producción refleja los momentos de de un campo, sus paradigmas dominantes,
la coyuntura política. En ningún mo- su estatus disciplinario y sus batallas metodológicas.
mento, ni siquiera en los períodos de
¿Por qué importa todo esto?
mayor ingenuidad, este intelectual pa-
rece haber trabajado y producido sin pre- ¿A quién le importa si aquello en lo que estamos es un campo o una disciplina
ocuparse en responder a los requeri- o un área de investigación, o si podemos estar
mientos político-sociales. La preo- de acuerdo en ciertas teorías o procedimientos?
cupación principal, que parece superar Pues a nosotros nos importa porque las respuestas
a la curiosidad científica, es la necesidad a estas preguntas moldean
de intervención en la realidad. Las ex- nuestro medio de vida: no sólo lo que hacemos
cepciones parecen confirmar la regla. sino cómo somos percibidos por otros
En América Latina en el área de la co-
municación y la cultura, por lo tanto, JOLI JENSEN
no ha tenido lugar la institucionalización
weberiana de la ciencia (consagración
de comportamientos de la “comunidad
científica” a través de la asimilación de
papeles sociales propios de la ciencia,
tales como el desinterés político, la ra-
cionalidad y la neutralidad emotiva) al
menos con los moldes norteamerica-
comunica ción
71

Galería de Papel. Virginia Lavado. Envidia


72 comunica ción

nos. En realidad, la actividad científica en el discurso ultra-ideologizado de


en materia de comunicación durante los setenta.


las últimas tres décadas (tal vez con la (…)Creemos que a partir de la conso-
excepción de Brasil), no se ha institu- lidación de estas bases, es como po-
cionalizado ni siquiera en cuanto a la drán superarse los juegos de califica-
instalación en un lugar propio y acep- ciones y descalificaciones que han pre-
tado como lugar de investigación. En valecido al interior y desde el exterior
realidad, la producción científica más Pero quien más ha venido de la comunidad de investigadores de
significativa de esta área se realizó, y indagando sobre el tema la comunicación y, sobre todo, que
todavía se realiza, fuera de los meca- de la investigación y la comunidad podrá avanzarse en el mejor cumpli-
nismos del Estado (universidades, tec- miento de la función social que, en úl-
noburocracia, etc.) y la producción de de investigadores de la comunicación tima instancia, otorga sentido al tra-
revistas –sitio por excelencia donde ha sido el mexicano Raúl Fuentes bajo científico: la generación de un co-
tiene lugar el flujo de la producción in- nocimiento sistemático y riguroso,
telectual– parece reflejar con precisión
Navarro. Sus reflexiones no sólo aplicable a la comprensión de la “rea-
este hecho². responden al contexto mexicano,
Antes ya se habían escrito con el
mismo sentido de preocupación algunos
ensayos del también brasileño José
Marques de Melo (“Inventario de pes-

sino que se extienden hacia la
región en general
lidad” comunicacional concreta que
vivimos, y al mismo tiempo perti-
nente, útil para su eventual transfor-
mación democrática⁶.

En nuestro contexto debemos señalar


quisa en comunicación en Brasil 1883- el texto de Jesús María Aguirre De la
1983”, 1983 y “La investigación latinoa- práctica periodística a la investigación
mericana en comunicación”, 1984)³. comunicacional. Hitos del pensamiento
Pero será en la presentación ofrecida al I venezolano sobre comunicación social y
Congreso Latinoamericano de Investi- cultura de masas (1996)⁷. El autor nos in-
gadores de la Comunicación (1992) en dica que:
donde Marques de Melo, centre su refle-
Teniendo en cuenta que Marcelino
xión y análisis sobre el tema en el sentido
Bisbal y yo elaboramos conjuntamente
de afirmar tajantemente que: países avancados, numa atitude có-
en 1980 un ensayo de aproximación
modamente contemplativa, mas segu-
Evidentemente, nem todos os cientistas sobre la situación investigativa en el
ramente auto-destrutiva⁴.
latino-americanos fizeram revisoes país (Aguirre y Bisbal: 1981), he consi-
das suas posturas teóricas e metodo- derado estimulante retomar ahora el
Pero quien más ha venido indagando
lógicas, mantendo-se fiéis aos ideais problema para efectuar un balance más
sobre el tema de la investigación y la co-
acalentados no início de carreira. Sao objetivo y evaluar las transformaciones
munidad de investigadores de la comuni-
pessoas ortodoxamente vinculadas ao que se han operado, no solamente en
cación ha sido el mexicano Raúl Fuentes
positivismo-comtiano, ao marxismo- esta década pasada, sino en el conjunto
Navarro. Sus reflexiones no sólo respon-
leninismo, ao behaviorismo-skine- de la producción investigativa venezo-
den al contexto mexicano, sino que se ex-
riano, etc. Mas constata-se a emer- lana desde la mitad del siglo hasta prin-
tienden hacia la región en general⁵. Así,
gencia de um contingente expresivo cipios de 1990.
el autor destaca en sus innumerables tra-
que logrou asimilar principios das vá- Aunque el balance no tiene una hipóte-
bajos de indagación investigativa acerca
rias correntes de idéias. Sao pesquisa- sis orientada, nos ha guiado el doble in-
de la investigación comunicacional:
dores que, preservando a utopia e as- terés de precisar la génesis del pensa-
sumindo o pragmatismo, articularam Los sistemas comunicativos e infor- miento venezolano sobre comunica-
uma conducta investigativa referen- mativos y sus multidimensionales ar- ción, que surge a partir de la práctica pe-
ciada pelo contexto histórico e pelas de- ticulaciones con los sistemas econó- riodística, y a la vez descubrir la pro-
mandas da realidade. Trata-se de uma micos, políticos y culturales tanto ducción y los desplazamientos temáti-
“latino-americanacao” da pesquisa globales, como nacionales, regiona- cos(…)asumo exploratoriamente el jui-
que, sem perder o rigor científico, les y locales, han estado cambiando cio de Raúl Fuentes Navarro sobre la
mantém o compromisso ético de trans- radical y aceleradamente en los últi- producción mexicana y, en general, la-
formar a sociedade para atender ao mos años, y lo seguirán hacien- tinoamericana, cuando matiza que
interesse público e servir à colectivi- do(…)De ahí la importancia de afinar (…)la etapa “fue enormemente rica en
dade. A aplicacao de pressupostes das y extender los criterios de pertinen- cambios y rupturas dentro del campo
escolas de Chicago, París e Frankfurt cia social del trabajo académico que académico de la comunicación ⁸.
vem conduzindo a um tipo de mestica- como se señalaba antes, han sido una
gem académica, consentánea com a constante entre las preocupaciones de Por su parte, en 1997, el mexicano
própria fisonomía cultural do nosso los investigadores mexicanos y lati- Guillermo Orozco en La investigación de
continente. Isso tem evitado a parali- noamericanos más en general. Pero la comunicación dentro y fuera de
sia teórica e o engessamento metodo- también de ahí la importancia de afi- América Latina. Tendencias, perspecti-
lógico, a que se condicionaram, seg- nar y extender los criterios de rigor vas y desafíos del estudio de los medios ⁹,
mentos de comunidade científica de científico, que nos permitan no caer nos plantea que:
comunica ción 73

Con base en nuestro análisis sobre la in- los enfoques-posturas epistemológi-


vestigación de la comunicación, apre- cas? ¿Se hacen presentes las tenden-


ciamos en el trabajo realizado desde cias innovadoras capaces de rebasar la
América Latina la preocupación de los dualidad metódica –enfoque empirista
investigadores por realizar sus investi- y dialéctico– que venía imperando en
gaciones con un sentido crítico, ligado nuestra investigación?
a las múltiples necesidades sociales.
Se procura conocer el contenido ● Finalmente, quisimos indagar algu-
Esta tradición de una investigación crí-
nos otros aspectos con los cuales se
tica no es un espejismo, aunque no trabajado por las distintas vinculan los distintos documentos re-
siempre haya dado los resultados espe- publicaciones. Este aspecto visados como productos investigati-
rados. La intencionalidad crítica de la
nos debe dar indicios acerca vos. La investigación, la producción
investigación latinoamericana ha sido
de conocimiento y la simple divulga-
reconocida internacionalmente(…). No de la orientación o áreas de interés
obstante, la mera intencionalidad no
basta, ni ha bastado. Se requiere oficio
y método para alcanzar los objetivos crí-
ticos propuestos(…) Más que nunca, el
cómo investigar, el desde dónde hacerlo

en las que se han concentrado
las revistas analizadas
ción-diseminación de investigaciones
y resultados no se dan en el vacío,
fuera de un contexto… El objetivo fue
conocer, hasta dónde fuera posible y
detectable, la relación de los produc-
tos-documentos analizados con cues-
y el para quién hacerlo, constituyen una
tiones tales como: relación de la in-
tríada inseparable en la búsqueda por
vestigación con coyunturas políticas,
transformar aquello que se pretende es-
económicas, sociales y culturales
tudiar y conocer. Son a la vez los prin-
(“campo estructural”); relación de la
cipales componentes que tienen que
investigación con la producción aca-
“cargarse de sentido” para substanciar y
démica y con la necesidad teórica de
sustentar cualquier proyecto futuro me-
producir nuevo conocimiento (“cam-
diador en la investigación de la comu-
po teórico”); relación de la investiga-
nicación ¹⁰.
ción con un compromiso político y/o
de denuncia (“campo político”); rela-
Todos esos aportes sirvieron como in-
ción de la investigación con cuestiones
tento de caracterizar la investigación co- continuidad temática?, ¿qué temas do-
técnicas-profesionales (“campo téc-
municacional de América Latina en general minan? y a ¿qué criterios o líneas res-
nico-profesional”) e investigación-es-
y de Venezuela en particular. Esa carac- ponden?
tudio para intervenir en la realidad.
terización nos va a apuntalar el trabajo
● También resulta interesante indagar
que a continuación vamos a presentar.
cómo se presentan los productos de la
Para tal efecto, partimos de una revisión II-Unos preliminares
investigación (“formato de presenta-
de las revistas académicas que sobre co- para el análisis
ción”). En el análisis de los documen-
municación y cultura se editan-producen
tos qué formas predominan en térmi-
en nuestro país. No se trata de un trabajo Nuestro análisis se centrará en una revi-
nos de construcción del texto o relato
“bibliométrico” sobre el tema, sino más sión de carácter cuantitativo que servirá
investigativo. ¿Se trata de estudios em-
bien una revisión de una muestra de ejem- de orientación para el análisis cualitativo
píricos o de divulgación-diseminación
plares de esas revistas, dentro de un corte y desde los cuales haremos algunas con-
de investigación? ¿Es un ensayo espe-
en el tiempo y formular, desde allí, algu- sideraciones de las principales publica-
culativo o es un producto investigativo
nas preguntas que tienen que ver con cus- ciones académicas en torno al tema de la
cuantitativo y/o cualitativo? ¿Se em-
tiones tales como: comunicación y la cultura que se editaron
plean los distintos géneros periodísti-
en Venezuela en los últimos cinco años
● Temáticas-objetos de investigación. cos para dar cuenta de la investigación
(desde el año 2002 hasta el primer tri-
Se procura conocer el contenido traba- y sus resultados o se queda en una te-
mestre del año 2007. Dentro de este con-
jado por las distintas publicaciones. orización libre y hasta subjetiva?
texto se procedió a un trabajo de sistema-
Este aspecto nos debe dar indicios
● Los investigadores que dicen hacer tización documental de las principales
acerca de la orientación o áreas de in-
investigación comunicacional: ¿quié- publicaciones periódicas y académicas.
terés en las que se han concentrado las
nes son? y ¿quiénes son los más pro- Se partió para tal efecto de la revisión de
revistas analizadas. Ver cómo se nu-
ductivos? 21 ejemplares de la revista Comu-
clean los temas, si hay o no dispersión,
nicación publicada por la Fundación
si las publicaciones se especializan te- ● Los enfoques metodológicos que
Centro Gumilla en Caracas, 4 ejemplares
máticamente y a qué línea editorial predominan. El objetivo es poder co-
de la revista Temas de la Comunicación
responden. Así podremos conocer si nocer y detectar las influencias episte-
del Centro de Investigaciones sobre la
se han asumido cambios en el tiempo mológicas que se hacen visibles en
Comunicación de la Universidad Católi-
o si por el contrario, más allá del con- nuestras investigaciones. Igualmente,
ca Andrés Bello, 9 ejemplares del
texto social y político en el que nos interesa detectar la pertinencia teórica
Anuario Ininco que publica el Instituto de
movemos, se mantienen los principios y metodológica presente. ¿Nos hemos
Investigación de la Comunicación de la
originarios que fundaron la publica- centrado en un único enfoque o se ha
Universidad Central de Venezuela, y 2
ción. En síntesis, conocer si: ¿hay o no dado la diversificación? ¿Se polarizan
ejemplares de la publicación Quórum
74 comunica ción

Académico publicado por el Centro de con la atomización temática de la revista


Investigación para la Comunicación de la durante los cinco trimestres analizados.


Universidad del Zulia. Sin embargo, a pesar de esta tendencia, se
En la selección de los artículos a ana- puede evidenciar la disposición hacia de-
lizar se partió de criterios relativamente fle- terminadas áreas (ver cuadro 1).
xibles, para poder incluir de la manera Parece quedar claro la existencia de un
más extensa posible el mayor número de deseo deliberado de los editores de la re-
productos teóricos e investigativos que Nuestra indagación se trató vista a conseguir el mayor equilibrio te-
abarcaran realidades que afectan al de enfocar en artículos orientados mático en torno a la especulación e inves-
campo de la comunicación y la cultura en tanto a la especulación teórica tigación de la comunicación. La existen-
Venezuela y América Latina. Se excluye- cia, dentro de la realidad de nuestro país, de
ron los artículos y documentos clara- como a la producción un proceso político donde el papel habitual
de conocimiento a través
mente identificables como editoriales,
presentaciones, reseñas de libros y ma-
nuales didácticos (reseñas bibliográficas:
libros y revistas), breves textos periodís-
ticos enfocados exclusivamente a hechos
concretos de la realidad venezolana o re-

de la investigación empírica
y documental
de los medios de comunicación se ha tras-
tocado sustancialmente, hace que se refleje
en la revista la existencia de un significa-
tivo espacio para su reflexión: 41 docu-
mentos analizados, es decir que el 17,1%
de todos los artículos de la revista se enfo-
señas de debates públicos por parte de los can de manera central en el tema de la re-
columnistas de las publicaciones (identi- lación entre política y medios dentro de las
ficadas en las respectivas revistas como fronteras nacionales. El tema llegó a ser re-
noticias, informaciones. Nuestra indaga- almente hegemónico en los dos primeros
ción se trató de enfocar en artículos orien- ejemplares de 2002, año de la famosa
tados tanto a la especulación teórica Crisis de Abril. La perspectiva política
como a la producción de conocimiento a frente a los medios también vuelve a salir
través de la investigación empírica y do- a la palestra en los procesos electorales de
cumental, se incluyeron además docu- los años 2005 y 2006, y durante el proceso
mentos que reseñaban realidades genera- de redacción e implementación de la Ley
les del estado de la comunicación y la cul- de Responsabilidad Social en Radio y
tura en nuestro país y en América Latina III.1- Revista Comunicación Televisión durante el año 2004. Sigue
y entrevistas a expertos connotados en el (“Estudios venezolanos de luego la temática de Etica y Filosofía de la
área de la comunicación y la industria comunicación”) Comunicación con el 8,3% (20 documen-
cultural de nuestro país y de la región. tos). La problemática de la Libertad de
Se trata de una publicación de la Expresión y Derecho a la Información, que
Fundación Centro Gumilla (un proyecto está íntimamente ligada a la comunicación
III-El diagnóstico de nuestras dentro del conjunto de actividades socia- política, ocupa un importante espacio con
revistas de investigación les de la Compañía de Jesús). En el tercer el 5,8 % (un conjunto de 14 documentos)
en comunicación y cultura trimestre del 2005 la revista cumplía 30 de los artículos publicados en cinco años.
años de vida y hoy ya cuenta con 139 nú- El tratamiento de otras formas de comuni-
En esta época del desencanto,
meros publicados. Es sin duda, la publi- cación distintas a las masivas, y que tienen
en la que abundan los balances
cación académica de mayor calidad entre que ver con las organizaciones (Comu-
des-ilusionadores y las reformulaciones
las que existen en torno al tema de la co- nicación Organizacional-Empresarial) ha
“realistas”, este libro sabe leer, por
municación y la cultura en Venezuela, tenido un espacio de tratamiento impor-
debajo de la dispersión y la
siendo a la vez la que más produce: cua- tante con el 4,2%, 10 documentos publica-
fragmentación visibles del campo,
tro números al año, y cuenta entre sus au- dos. Este nivel de cobertura sólo es com-
el lento madurar de una comunidad,
tores a expertos de la comunicación de la parable con los espacios que ocupan los
y a grandes rasgos esclarece -y en ello
diferentes facultades de nuestro país y de temas de Tecnologías de la Comunicación
es sin duda pionero- cómo la
la región. Lo que implica que esta revista y Telecomunicaciones (área temática muy
comunicación se constituye en campo
es donde debería descansar un mayor nú- próxima e interrelacionada en términos de
intelectual en la medida en que sus
mero de autores y artículos a analizar en convergencia tecnológica) que ocupan res-
actores forman comunidad, hecha no
nuestro presente estudio. pectivamente 4,2% y 3,3%. Esto evidencia
sólo de conocimientos sino también
Los temas abordados por Comuni- una franca preocupación en torno al tema
de re-conocimientos, no sólo de
cación abarcan una gigantesca diversidad de las nuevas tecnologías informativas en
paradigmas sino de posiciones
de realidades y enfoques, que evitan a la actual realidad comunicativa local y
teóricas y de interpelaciones sociales.
simple vista argumentar la existencia de mundial. El resto de los temas tratados se
una preponderancia temática en su conte- ubican de manera equilibrada dentro de los
Jesús Martín-Barbero nido. Se podría sostener que la manera de contenidos de la revista.
publicar, donde cada ejemplar trata de en- Dentro de las características formales
focarse de manera preponderante en una de los artículos de la revista Comu-
serie de temas de una misma naturaleza nicación, hay una indiscutible tendencia.
que no hayan sido tratados anteriormente Las mismas son redactadas bajo un for-
en otros ejemplares, tiene mucho que ver mato claramente de artículo de opinión o
comunica ción 75

ensayo teórico: 49,2% de los artículos pu- III.2- Revista Quórum Académico
blicados por Comunicación desde el pri- (Revista especializada en temas


mer trimestre del 2002 al primer trimes- de la Comunicación y la
tre del 2007. Dichos artículos de opinión Información)
o ensayos se orientan desde densas con-
sideraciones teóricas en torno a lo que La publicación Quórum Académico es
debe entenderse hoy en día como comu- un producto de la Facultad de Humani-
nicación, así como reflexiones coyunturales Los campos tocados en cada artículo dades y Educación, específicamente del
sobre situaciones concretas en el ámbito son por lo general encabezados Centro de Investigación de la Comuni-
nacional e internacional de la comunica- por tres tendencias: los artículos cación de la Universidad del Zulia. La pu-
ción y la cultura. Comunicación es sin enfocados en la coyuntura política blicación ha tenido un número de ejem-
duda una revista fuertemente opinática plares realmente modesto en su tiempo de
dejando a otras formas cognoscitivas de actual de nuestro país (26,7% del existencia: dos ejemplares publicados al-
presentación en un segundo lugar (ver total estudiado), artículos enfocados rededor del año 2004. El objetivo de la
cuadro 2). en proponer de alguna forma una publicación es lograr la difusión de los re-
Los reportajes (tomando como repor- sultados de la investigación en el área de
taje todo artículo que dedicara el 70% o
intervención concreta en la la comunicación, junto con la consolida-
más de su contenido a la mera narración realidad (26,7%) y artículos ción de los espacios de divulgación de los
de hechos concretos) ocuparon casi un enfocados meramente en cuestiones estudios sobre las perspectivas de forma-
19% de un total de 240 artículos estudia- ción del comunicador en Venezuela, entre
dos, mostrando un modesto interés de la
revista por la reseña de hechos concretos.
Los trabajos empíricos rondaron cerca
del 15% del contenido total, dentro del
período estudiado, manifestando el inte-

técnico-profesionales del ámbito
comunicacional (25,4 % del total
estudiado)
otros objetivos adicionales. En conse-
cuencia, el número de artículos y autores
aportados por Quórum es modesto en
comparación a las otras publicaciones es-
tudiadas en esta investigación; sin em-
rés de la publicación en reseñar investi- bargo, debido a su calidad dicho aporte
gaciones en torno a la comunicación que no es insignificante.
tratasen de manera tajante realidades Por su modesto número de publica-
concretas. ciones, es evidente detectar de forma cla-
En relación a quienes escribieron en la ra unas nítidas tendencias temáticas en
revista, se evidenció la casi inexistencia dos evitan llegar a exponer ideas más allá los artículos existentes en sus páginas. El
de voces dominantes en las páginas de del análisis descriptivo de los fenómenos 20% de los artículos tratados están vin-
Comunicación. Durante el período estu- tratados, soslayando llegar a conclusiones culados directamente con la relación en-
diado se registró un total de 267 investi- epistemológicas comprometidas. En se- tre medios y política en Venezuela du-
gadores diferentes que publicaron de una gundo lugar, los análisis orientados a las rante la gestión del actual Presidente,
forma u otra en sus páginas. El promedio nuevas tendencias en interpretación de la donde la coyuntura originada en los su-
fue entre 1 o 2 artículos por nombre, salvo comunicación (especialmente en torno a cesos de abril del 2002 evidenciaron el
contadas excepciones que mostramos en las nuevas tecnologías comunicativas) nuevo papel que tenían los medios de co-
el Cuadro 3. ocupan el 15,4% de la episteme de los ar- municación masivos en el actual ambien-
En los casos más evidentes de tículos. Y en tercer lugar, la Teoría Crítica te de polarización política. Seguido de
Agrivalca Canelón y Carlos Delgado- disfruta de buena salud al orientar de una esto, la revista ocupa el 13,3% de sus ar-
Flores, uno de cada tres números de la re- manera u otra el análisis del 14,6% de los tículos a temas relacionados con la refle-
vista tenía un artículo de su autoría, pero artículos analizados en esta investigación xión sobre teorías de la comunicación y
existiendo un alto número de autores en (ver cuadro 4). otro 13,3% dedicado a la metodología en
cada ejemplar trimestral, el número que Para concluir, los campos tocados en materia de investigación comunicacio-
ocupaba dichos artículos en el total de las cada artículo son por lo general encabe- nal, reflejando una clara orientación pe-
muestras estudiadas no pasaban del 5%. zados por tres tendencias: los artículos dagógica para el estudiante y el profesio-
Se puede concluir sin temor a sesgos, que enfocados en la coyuntura política actual nal de la comunicación (ver cuadro 6).
Comunicación tiende a la mayor diversi- de nuestro país (26,7% del total estudia- Un total de 15 artículos publicados en
ficación en cuanto a autoría de artículos y do), artículos enfocados en proponer de un año es una muestra insuficiente para de-
se evita que determinadas visiones aca- alguna forma una intervención concreta terminar a futuro las tendencias de la re-
démicas marquen una influencia notable. en la realidad (26,7%) y artículos enfo- vista en el largo plazo. Sin embargo, de-
Las influencias epistemológicas en cados meramente en cuestiones técnico- bido al carácter académico de la revista en-
torno a cómo tratar tanto las reflexiones profesionales del ámbito comunicacional focado a las necesidades de los profesio-
teóricas como las investigaciones empíri- (25,4 % del total estudiado). Esto parece nales de la comunicación que buscan
cas, parecen dirigirse a la búsqueda de evidenciar por una parte una fuerte preo- orientación teórica en torno a la profesión
creación de conocimiento con el menor cupación de la revista Comunicación por y la enseñanza de la comunicación, no es
sesgo conceptual y metodológico posible, la realidad concreta dentro de las fronte- exagerado aventurar que las temáticas
orientando tanto las investigaciones como ras de nuestro país y el deseo manifiesto sobre metodología y teorización en torno
las reflexiones en el marco de lo que se de proponer alternativas para modificar al tema comunicativo se puedan reforzar
puede explorar o describir de manera em- dicha realidad local en las áreas de la co- en futuros ejemplares en detrimento al es-
pírica: el 38,3 % de los artículos analiza- municación y la cultura (ver cuadro 5). tudio de la coyuntura de los medios de co-
76 comunica ción

municación masivos en Venezuela. El guna forma de intervención de la reali-


que la revista se elabore en el Estado dad. (ver cuadro 10)


Zulia y no en Caracas, no la sugestiona de
manera tan imperativa a que su contenido III.3- Anuario ININCO
se tenga que orientar a la crisis política (“Investigaciones de la
del país. comunicación”)
Dentro de las características formales
de los artículos de Quórum Académico, Cabe resaltar el detalle de El Anuario ININCO es una publicación
existe una clara y palpable preferencia que buena parte de los nombres elaborada por el Instituto de Investi-
por los artículos de carácter opinático o aquí reseñados no responden gaciones de la Comunicación de la
ensayos teóricos elaborados. De los 15 Universidad Central de Venezuela, con el
artículos publicados por este proyecto necesariamente a investigadores fin de difundir las investigaciones que se
editorial, 8 al menos se pueden identificar o profesores vinculados a la llevan a cabo en el Instituto, así como
claramente como de carácter ensayístico contribuir con la reflexión fecunda sobre
y enfocado más en la especulación teó-
Universidad del Zulia, sino a nuestra sociedad venezolana en los ámbi-
profesionales e investigadores de
rica que en la investigación empírica (Ver
cuadro 7)
Es natural dicha tendencia cuando se
toma en cuenta que es producto surgido
de las aulas de clase de una Universidad,
donde la reflexión abstracta sobre las

la comunicación a nivel nacional
y expertos internacionales
tos de la comunicación y la cultura. El
anuario publica dos gruesos tomos al año,
donde se dan cabida a una gran diversi-
dad de autores y temas, aunque por lo ge-
neral se da la tendencia de ubicar un tema
central de la comunicación y la cultura en
grandes teorías comunicacionales aún si- cada volumen. El anuario no sólo intenta
guen frescas, especialmente cuando mu- tratar con la mayor actualidad posible los
chos de sus autores se presume que ejer- temas más relevantes del momento en el
cen docencia dentro de los claustros aca- mundo de la comunicación, sino que
démicos, lugar donde se trata a diario las logra publicar autores de diferentes par-
bases teóricas de la disciplina comunica- tes del mundo para analizar no sólo la rea-
cional. En contraste, sólo 4 de los 15 ar- lidad comunicacional de Venezuela, sino
tículos publicados constan de una inves- también de Latinoamérica, Europa y
tigación empírica sobre hechos concretos teóricas como las investigaciones empíri- Estados Unidos.
de la realidad comunicacional, y tan sólo cas, se orientan a preferir relativamente Como se ha apuntado, el hecho de que
2 hacen alguna especie de estudio histó- una producción de conocimiento mera- cada edición tenga un elevado número de
rico sobre los fenómenos comunicacio- mente exploratorio o descriptivo, y evi- páginas y que los volúmenes sean dos al
nales. Hay un solo artículo de análisis de tando orientaciones conceptuales de año, compensa con creces el hecho de que
contenido dentro de la revista y las demás mayor sesgo teórico, por lo menos en el la publicación sea anual. Este grosor per-
tendencias investigativas no se hacen pre- caso de 4 artículos. En contraste, se re- mite la existencia, en cada entrega, de una
sentes. gistraron al menos 3 artículos que res- gigantesca línea de artículos que poten-
En cuanto a quienes escriben en la re- ponden de una manera u otra a los crite- cialmente tocan una gran diversidad de
vista, la corta cantidad de publicaciones rios de la Teoría Crítica de la comunica- temas. Pero como anteriormente se se-
hace imposible reflejar tendencias o nom- ción, paradigma fuertemente enraizado ñaló, se ha detectado una clara tendencia
bres dominantes. Un total de 23 nombres en el ámbito académico venezolano, de tratar uno o dos temas de manera cen-
de investigadores han integrado la auto- junto con 2 artículos que responden a tral en cada entrega del anuario y que son
ría de los artículos, sin que ninguno de nuevas tendencias investigativas y dos ar- desarrollados a través de distintas pers-
ellos se repita dentro de los dos números tículos con cierto sesgo al paradigma es- pectivas por los diferentes autores. Dicho
que hasta ahora se han editado, lo que tructuralista (ver cuadro 9) aspecto repercute en la existencia de ten-
garantiza cierto equilibrio nominal (ver La necesidad de tratar realidades con- dencias temáticas claramente definidas
cuadro 8). cretas que muchas veces responden a ar- (ver cuadro 11).
Cabe resaltar el detalle de que buena tículos no muy extensos, parece no ser El grosor y el intento deliberado de con-
parte de los nombres aquí reseñados no muy adecuado para la utilización de co- jugar el mayor número posible de autores
responden necesariamente a investigado- rrientes epistemológicas muy elaboradas. y puntos de vistas sobre el acontecer co-
res o profesores vinculados a la Por esta razón se prefiere el empleo de municativo evidencia la existencia de una
Universidad del Zulia, sino a profesiona- análisis descriptivos. temática central que ya sea por preferen-
les e investigadores de la comunicación a Para finalizar, los campos tocados a los cia de los investigadores, sea por compro-
nivel nacional y expertos internaciona- largo de los 15 artículos de Quórum miso investigativo, tiene una cabida reite-
les. Será el desarrollo de futuras publica- Académico mostraron una tendencia bas- rada en las entregas del anuario. El 18,7%
ciones lo que nos podrá garantizar si es- tante segmentada en ellos: 4 artículos se de los artículos publicados desde el año
ta tendencia se mantiene o se enfocará en enfocaron meramente en la producción 2002 hasta 2006 se enfocan de una manera
la producción epistemológica de sólo pro- de conocimiento académico mientras que u otra en las Industrias Culturales, sean a
fesionales de la comunicación afines a la otros 4 tocaron temas del ámbito profe- nivel nacional o mundial (cine,radio, lite-
academia zuliana. sional del comunicador, 3 trabajos se en- ratura, televisión, música…). Es seguido
Las influencias epistemológicas en focaron al tema de la coyuntura política de cerca por el tema de la Planificación y
torno a cómo tratar tanto las reflexiones en nuestro país, y 3 estudios proponen al- las Políticas Comunicacionales-Cultu-
comunica ción 77

rales (donde el tema del fomento de la te- yos e investigaciones, las cifras dejaron
levisión alternativa juega un papel central) claro la existencia de una tendencia hacia


con 15,4%, y con igual proporción lo temas estrictamente técnicos y profesio-
ocupa el tema del uso de la comunicación nales relacionados con el tema de la co-
en el ámbito educativo (donde los artícu- municación y la cultura, con un significa-
los del investigador Gustavo Hernández tivo 38,5% del total de los artículos en 4
tienen un papel preponderante). En pers- años. Se evidencia de esta forma el des-
pectiva, la crisis del año 2002 no parece En el tema de la orientación arrollo bastante independiente y cohe-
haber determinado la teorización del anua- epistemológica de los escritos rente de los temas del anuario frente a la
rio en torno al mundo de los medios y la po- del Anuario ININCO, la coyuntura política, que sólo lo orientó a
lítica como en otras publicaciones. La pu- escribir sobre el tema en el 9,9% de los
blicación de investigaciones y resultados preponderancia de análisis casos. Tal vez por tener una tradición in-
parece tener una temática fija alentada por descriptivos o exploratorios vestigativa mucho más académica que
razones meramente académicas e investi- otras publicaciones y reunir autores in-
se hace palpable por encima
gativas, no coyunturales.
Acercándonos a los aspectos formales
de los productos que ofrece el anuario,
esta publicación a semejanza de las otras
se decanta por la hegemonía del estilo ar-

de algún encasillamiento teórico
a la hora de redactar los artículos
ternacionales que no dependen del contexto
político de nuestro país, su contenido no
está determinado por la realidad social y
política venezolana. Aspectos como los
elementos para influenciar la realidad co-
tículo de opinión-ensayo, lo cual es pre- municacional del país (29,7%), o la pro-
decible en todo texto orientado hacia la es- ducción de teorías académicas en torno al
peculación teórica. Sin embargo, a pesar tema comunicacional ocupan más espacio
de que el tamaño de los artículos opináti- que la revisión de la coyuntura política
cos es superior a cualquiera de los demás con relación a los medios de comunica-
tópicos, no es tan grande como en otras ción social y el nuevo rol de actores polí-
publicaciones. Sólo el 39,6% de los artí- ticos que han tenido dichos medios (ver
culos del anuario fueron de carácter en- cuadro 15).
sayístico, lo cual contrasta levemente con
otras publicaciones donde esta modali- III.4-Temas de Comunicación
dad ocupa un 50% o más del total de ar- vestigadores-autores que publican en la re-
tículos (ver cuadro 12). vista en los últimos años (ver cuadro 13). Esta publicación de la Universidad
Por otro lado, el nivel de investigacio- En el tema de la orientación epistemo- Católica Andrés Bello sale por primera
nes empíricas es bastante elevado, casi un lógica de los escritos del Anuario vez en el año 1992. Nace con la misión
30% de todos los artículos se enfocan en ININCO, la preponderancia de análisis de divulgar las investigaciones y refle-
investigaciones de carácter estadístico o descriptivos o exploratorios se hace pal- xiones en torno al tema de la comunica-
indagación cualitativa de realidades con- pable por encima de algún encasilla- ción elaboradas por los profesores de la
cretas en torno al tema de la comunica- miento teórico a la hora de redactar los ar- UCAB en general y de su Escuela de
ción. Dichas investigaciones muchas tículos. En buena parte de los ensayos y Comunicación Social y el Centro de
veces ocurren en contextos comunicati- en casi todas las investigaciones empíri- Investigación de la Comunicación Social
vos fuera de las fronteras de Venezuela. cas se abarca el tema sin tomar en cuenta (CIC) en particular. Aparece una vez al
Un 13,2% de los artículos son reportajes un paradigma del pensamiento comuni- año, y entre los años 2001 al 2004 no se
en torno a realidades comunicativas de cacional como referente central, sino que publicó ejemplar alguno.
Venezuela o Latinoamérica o reseñas de se hace una mención variada de diversas El largo interludio sin publicar ter-
documentos de organismos multinacio- teorías sin darle supremacía a alguna, minó mermando significativamente la
nales encargados del tema del acceso co- describiendo el fenómeno a estudiar sin producción de un elevado número de ar-
municativo en el Tercer Mundo. usar esas explicaciones como referentes de- tículos que abordaran consecuentemente
En el tópico de quienes escriben en el finitivos: 36,3% de los escritos se des- determinados temas abocados al ámbito
anuario, se mantiene de manera firme la arrollan de esa manera. Seguidamente, la de la comunicación. La revista a simple
inexistencia de una hegemonía de auto- Teoría Crítica sigue teniendo una in- viste toca un sinfín de trabajos teóricos y
res. La revista no sólo se enfoca en rese- fluencia no desdeñable a la hora de expli- prácticos alrededor de la comunicación,
ñar determinados autores afines al ININ- car o hacer referencia teórica de manera pero como otras publicaciones, en cada
CO o a la investigación académica de la central en escritos sobre la hegemonía ejemplar suele existir un tema central que
comunicación en Caracas, sino que trata cultural norteamericana o el desarrollo de se va desarrollando a través de un con-
de abarcar autores internacionales alre- medios de comunicación que estimulen junto de artículos que integran cada tiraje
dedor de temas comunicativos ajenos a la visión crítica de la realidad social, con (ver cuadro 16). Así, hemos podido detectar
nuestra realidad nacional. Quienes escri- un total del 17,6% englobados en esta cuáles son los ámbitos temáticos en que
ben con más frecuencia en el anuario no tendencia, seguidos muy de cerca por ar- se enfoca la revista desde el año 2001.
suelen pasar de 5 artículos en cuatro años. tículos que apelan a teorías innovadoras Las cifras parecen indicar claramente
El investigador que escribe con más fre- nacidas, con un 16,5% del total de los ar- cuales son las preferencias:
cuencia no llega a abarcar más del 5% del tículos del anuario (ver cuadro 14). Si bien se puede argumentar que las
total de artículos, evidenciando así la gran El último aspecto, en torno a los lla- numerosas páginas de cada uno de los
diversidad y atomización en cuanto a in- mados marcos referenciales de los ensa- ejemplares de Temas de Comunicación se
78 comunica ción

caracterizan por el tratamiento de diver- en torno a la relación entre comunicación


sos temas de la comunicación, ya sean de y política que sí existe en las otras publi-


especulación teórica como de investiga- caciones periódicas, cuyo trato de este fe-
ción empírica, se detectan claros elemen- nómeno político-comunicativo empezó a
tos repetitivos en cada uno de los núme- ser notable a partir de los sucesos de abril
ros de la publicación y ello nos lleva a ob- del 2002. Temas de Comunicación en
servar la concentración de los artículos en contraste, no parece subordinar notable-
unos pocos temas. El 13,8% trata especí- Una clara presencia en las mente sus páginas a los sucesos de la ac-
ficamente de los Medios de Comuni- publicaciones analizadas es tual coyuntura política venezolana (Ver
cación como temática central del artículo tener un gran volumen de sus cuadro 20).
al igual que las Representaciones Cul-
turales (27,6% de la muestra entre estas páginas dedicadas a artículos IV-Las determinaciones
dos temáticas) mientras que los temas ensayísticos caracterizados más investigativas vistas desde
como Metodología de la Comunicación,
las Industrias Culturales y Comunica-
ción y Cultura Popular, cada tema por se-
parado ocupa el 10,3% de todos los temas
tratados por la revista en 4 años (30,9%

por la especulación teórica, que
la investigación empírica
las revistas académicas
(a modo de conclusión)

Creemos que tuvo sentido el ejercicio


que hemos hecho. Esta pequeña explora-
de toda la temática en ese período de ción pretendió captar no la historia de ca-
tiempo). La crisis de los medios, sufrida da una de las publicaciones académicas
a partir del 2002 por los sucesos políticos que sobre comunicación y cultura se edi-
de abril de ese año, no parece haber in- tan en el país, el objetivo fue mucho más
fluenciado notablemente la orientación ambicioso e intentó dar cuenta de cómo
temática de los artículos de la publica- se está desarrollando la investigación so-
ción. Se siguen haciendo estudios y ensa- bre esa temática en el país, cuál es su po-
yos especulativos sobre los medios de co- lítica editorial reflejada en los distintos
municación y las industrias culturales sin artículos (documentos) y temáticas ofre-
estar determinados por la actual coyun- cidas, cuáles son las perspectivas de in-
tura política. vestigación, qué tipo de ventana repre-
En cuanto a los rasgos formales de los den a hacer especulaciones teóricas o los sentan esas publicaciones para la comu-
artículos de la revista Temas de Comu- estudios empíricos tratan los temas de nidad de investigadores de dentro y fue-
nicación al igual que sus otros pares, el manera exploratoria o descriptiva, sin ra de Venezuela y el tema de la siempre
artículo-ensayo es el que tiene la prepon- apelar de una manera exclusiva a un sólo reiterada pertinencia.
derancia dentro de la publicación uca- paradigma del pensamiento en la comu- En resumen, según el estudio cuantita-
bista. Con 48,3% del total de los artículos nicación. En segundo lugar, con un tivo y cualitativo a las revistas Comu-
publicados desde 2001 hasta 2007, los ar- 17,2%, encontramos trabajos que se nicación, Quórum Académico, Anuario
tículos de carácter ensayístico llevan el orientan hacia el uso del Estructuralismo- ININCO y Temas de Comunicación, po-
primer lugar en el estilo de la publicación. Postestructuralismo del total de artículos, demos apuntar que durante el tiempo del
Le siguen los trabajos de carácter empí- al igual que el uso de la Hermenéutica que análisis (últimos cinco años) estas publi-
rico o investigaciones enfocadas a reali- ocupa otro 17,2% del total. La inclinación caciones, a través de los trabajos publica-
dades concretas con un total de 20,7% de por la llamada Teoría Crítica ocupó un ter- dos, se caracterizan así:
los artículos tratados, y 13,8% de repor- cer lugar de preferencia con un 10,3%
1-Por una reiterada preocupación te-
tajes concretos de hechos comunicacio- (apenas 3 documentos). Se confirma una
mática en torno al estudio sobre lo que
nales y culturales (ver cuadro 17). tendencia general de todas las revistas de
debe ser un medio de comunicación y
En cuanto a la tendencia de quienes es- comunicación a evitar el estancamiento
cuál relación debería tener en la esfera
criben con mayor frecuencia dentro de la en la explicación de los fenómenos co-
de la política, en especial en un ámbito
publicación, se sigue observando una gran municacionales enfocados en una sola
sociopolítico donde los medios de co-
atomización de autores, sin evidenciar una vertiente teórica inamovible del pensa-
municación toman un rol activo de mi-
radical supremacía (ver cuadro 18). miento humanístico (ver cuadro 19).
litancia política ante el poder del
De un total de 35 autores en 5 años, Dentro de los aspectos referenciales de
Estado y sus gobernantes. Esta temá-
sólo 4 pudieron escribir más de un artí- los documentos se puede detectar clara-
tica, de carácter coyuntural, ha deter-
culo, y en el mejor de los casos, el que más mente una nítida tendencia a que los ob-
minado buena parte del volumen de
escribió fueron sólo 3 unidades, sin llegar jetivos de la mayor parte de los artículos
trabajos publicados en revistas como
a ocupar un 10% del total de artículos: de la publicación están enfocados a orien-
Comunicación y Quórum Académico.
Leopoldo Tablante, profesor relacionado taciones meramente académicas (lo cual
No ha sido así en las otras dos publi-
con el CIC. No se aprecia ninguna hege- es coherente en una publicación produ-
caciones.
monía deliberada en el amplio espectro cida en un instituto de investigación uni-
Otro aspecto que debemos destacar
de autores que escriben en Temas de co- versitaria). Un 48,3% del total de los ar-
es la poca presencia del tema de otras
municación. tículos son académicos, seguidos de un
formas de comunicación que tienen
En relación con el tema de la orienta- 27,6% enfocado a intereses técnicos y
que ver con las organizaciones, las em-
ción epistemológica, nos encontramos profesionales del ámbito de la comunica-
presas, el área de la publicidad… lo
que el 37,9% de todos los artículos tien- ción. Esto destaca la poca preocupación
comunica ción 79

que denominamos Comunicación Or- fuerte influencia de investigadores


ganizacional-Empresarial. El tema como Martín-Barbero, García Cancli-
solamente se hace presente en la re- ni, Guillermo Orozco se hace presente
vista Comunicación. La temática que en diversidad de temas y tratamientos.
tiene que ver con Libertad de Ex-
5- Hay una gran divergencia entre las
presión y Derecho a la Información se
publicaciones analizadas frente a la te-
destaca significativamente en la publi-
mática comunicación y política.
cación del Centro Gumilla y muchas
veces ligado a lo coyuntural del mo-
mento político que vive el país. ■ Marcelino Bisbal: comunicador
social (UCAB), profesor titular
2-Una clara presencia en las publica-
jubilado de la UCV, ex director de
ciones analizadas es tener un gran volu-
la escuela de Comunicación Social
men de sus páginas dedicadas a artícu-
de la UCV, Director del Programa
los ensayísticos caracterizados más por
de Postgrado en Comunicación
la especulación teórica, que la investi-
Social de la UCAB. Miembro del
gación empírica. Ésta última creciendo
consejo de redacción de la revista
exponencialmente con el transcurrir de
Comunicación
los años a partir del 2002. Se nota lo que
ya apuntaba en 1997 Guillermo Orozco:
■ Rafael Quiñones: sociólogo
la presencia de textos principalmente
egresado de la UCAB.
ensayísticos, a veces con poco nivel de
profundidad y mucho análisis descrip-
tivo y/o exploratorio.
3-Ante una gran diversidad temática
para realizar tanto investigaciones co-
mo análisis teóricos, se corresponde
una gran diversidad y atomización de
autores que tienen espacio para com-
partir sus inquietudes en todas las pu-
blicaciones acerca de la comunicación
en Venezuela y de la región en gene-
ral. También se aprecia un alto grado
de etnocentrismo en el tratamiento te-
mático.
Sí se aprecia claramente, en aquellos au-
tores-investigadores que publican con
más frecuencia en las revistas conside-
radas, una línea sostenida en la temá-
tica tratada. Se puede hablar de la pre-
sencia de definidas líneas de investiga-
ción, aunque lo coyuntural nos esté de-
terminando en estos momentos.
4- La gran complejidad de las realida-
des comunicativas y culturales del pre-
sente, tanto locales como globales evi-
tan el encasillamiento en la explica-
ción de los fenómenos comunicativos
bajo paradigmas de las ciencias socia-
les de manera cerrada, siendo lo más
prudente apelar a análisis orientados a
lo descriptivo o exploratorio, comple-
tamente abiertos a toda explicación
epistemológica.
La perspectiva de la Teoría Crítica
sigue estando presente, pero de ma-
nera más bien flexible y abierta.
Muchos de los trabajos publicados se
reconocen allí, pero logran rebasar los
límites pautados por esa perspectiva.
El análisis de las mediaciones con
80 comunica ción

CUADRO 1
REVISTA COMUNICACIÓN. DOCUMENTOS POR CONTENIDO

Tema N° Documentos %

Medios de Comunicación 11 4,6


Sociología de la Comunicación 9 3,8
Teorías de la Comunicación 3 1,3
Psicología de la Comunicación 1 0,4
Ética y Filosofía de la Comunicación 10 4,2
Metodología de la Comunicación y la Investigación 20 8,3
Semiología 1 0,4
Lingüística 0 0,0
Campo Académico de la Comunicación 9 3,8
Planificación y políticas culturales 3 1,3
Planificación y políticas de Comunicación 9 3,8
Industrias Culturales 9 3,8
Comunicación Alternativa 2 0,8
Comunicación y Cultura Popular 6 2,5
Comunicación Organizacional-Empresarial 10 4,2
Comunicación y Educación (Comunicación Educativa) 7 2,9
Publicidad y Propaganda 2 0,8
Tecnologías de la Comunicación 10 4,2
Cultura Urbana 3 1,3
Cultura Juvenil 2 0,8
Identidades Culturales 1 0,4
Representaciones Culturales 6 2,5
Comunicación y Política 41 17,1
Globalización, Transnacionalización y mundialización comunicacional 8 3,3
Públicos y Recepción de la Comunicación 5 2,1
Usos de la Comunicación 7 2,9
Opinión Pública 4 1,7
Libertad de Expresión y Derecho a la Información 14 5,8
Telecomunicaciones 8 3,3
Internet 8 3,3
Autores 10 4,2
Otros 1 0,4
Total 240 100

CUADRO 2
REVISTA COMUNICACIÓN. FORMATO DE PRESENTACIÓN

Características formales N° de Documentos %

Artículo-Ensayo (Teorización libre) 118 49,2


Reportaje 45 18,8
Estudio/ Trabajo Empírico 34 14,2
Estudio Histórico 14 5,8
Análisis de Contenido (Cuantitativo, Cualitativo) 20 8,3
Investigación-Estudio por Encuestas 2 0,8
Entrevistas 5 2,1
Otras 2 0,8
240 100
comunica ción 81

CUADRO 3
REVISTA COMUNICACIÓN. PRODUCTOS PUBLICADOS POR INVESTIGADORES

Investigador N° de Documentos %

Agrivalca Canelón 14 5,2


David De los Reyes 10 3,7
Andrés Cañizález 10 3,7
Marcelino Bisbal 12 4,5
Carlos Delgado-Flores 13 4,9

CUADRO 4
REVISTA COMUNICACIÓN. TENDENCIAS TEÓRICAS

Tendencia u orientación epistémica N° de Documentos %

Teoría Crítica 35 14,6


Estructuralismo-Postestructuralismo 20 8,3
Funcionalismo 15 6,3
Hermenéutica 11 4,6
Estudios Culturales 11 4,6
Análisis Descriptivos y/o Exploratorios 92 38,3
Estudios Estadísticos 12 5,0
Tendencias Innovadoras 37 15,4
Otras 7 2,9

CUADRO 5
REVISTA COMUNICACIÓN. RELACIÓN DE LOS PRODUCTOS-OBJETO
DE INVESTIGACIÓN CON DETERMINADOS MARCOS REFERENCIALES

Aspectos tales N° de Documentos %

Relación de la investigación con coyunturas políticas 64 26,7


Relación de la investigación con la producción académica 36 15,0
Relación de la investigación con un compromiso político 15 6,3
Relación de la investigación con cuestiones técnicas-profesionales 61 25,4
Investigación-Estudio para intervenir en la realidad 64 26,7
240 100

CUADRO 6
QUÓRUM ACADÉMICO. DOCUMENTOS POR CONTENIDO

Tema N° Doctos %

Medios de Comunicación 1 6,7


Sociología de la Comunicación 0 0,0
Teorías de la Comunicación 2 13,3
Psicología de la Comunicación 0 0,0
Ética y Filosofía de la Comunicación 1 6,7
Metodología de la Comunicación y la Investigación 2 13,3
Semiología 1 6,7
82 comunica ción

Tema N° Doctos %

Lingüística 1 6,7
Campo Académico de la Comunicación 1 6,7
Planificación y políticas culturales 0 0,0
Planificación y políticas de Comunicación 1 6,7
Industrias Culturales 0 0,0
Comunicación Alternativa 0 0,0
Comunicación y Cultura Popular 0 0,0
Comunicación Organizacional-Empresarial 0 0,0
Comunicación y Educación (Comunicación Educativa) 1 6,7
Publicidad y Propaganda 0 0,0
Tecnologías de la Comunicación 0 0,0
Cultura Urbana 0 0,0
Cultura Juvenil 0 0,0
Identidades Culturales 1 6,7
Representaciones Culturales 0,0
Comunicación y Política 3 20,0
Globalización, Transnacionalización y mundialización comunicacional 0 0,0
Públicos y Recepción de la Comunicación 0 0,0
Usos de la Comunicación 0 0,0
Opinión Pública 0 0,0
Libertad de Expresión y Derecho a la Información 0 0,0
Telecomunicaciones 0 0,0
Internet 0 0,0
Autores 0 0,0
Otros 0 0,0
15 100

CUADRO 7
QUÓRUM ACADÉMICO. FORMATO DE PRESENTACIÓN

Características formales N° de Documentos %

Artículo-Ensayo (Teorización libre) 8 53,3


Reportaje 0 0,0
Estudio/ Trabajo Empírico 4 26,7
Estudio Histórico 2 13,3
Análisis de Contenido (Cuantitativo, Cualitativo) 1 6,7
Investigación-Estudio por Encuestas 0 0,0
Entrevistas 0 0,0
Otras 0 0,0
15 100

CUADRO 8
QUÓRUM ACADÉMICO. PRODUCTOS PUBLICADOS POR INVESTIGADORES

Investigador N° de Documentos %

Raúl Fuentes Navarro 1 4,3


Jesús Becerra Villegas 1 4,3
comunica ción 83

Investigador N° de Documentos %

Álvaro B. Márquez Fernández 1 4,3


Marcelino Bisbal 1 4,3
Eleazar Díaz Rangel 1 4,3
Yaleida Chacín de Jimeno 1 4,3
María Isabel Neuman de Sega 1 4,3
CICI 1 4,3
Ruby Portillo de Hernández 1 4,3
Egla Ortega González 1 4,3
Lourdes Molero de Cabeza 1 4,3
Sylvia Fernández 1 4,3
Michael Löwy 1 4,3
Antonio Franco 1 4,3
Mikhail Epstein 1 4,3
Nelly Primera Mendoza 1 4,3
Mirtha López Valladares 1 4,3
Yorbeth Montes de Oca Rojas 1 4,3
Eugenio Sulbarán 1 4,3
Emperatriz Arreaza 1 4,3
Rita Elena Ávila 1 4,3
Viviana Márquez 1 4,3
Luis Rodolfo Rojas 1 4,3
23 100

CUADRO 9
QUÓRUM ACADÉMICO. TENDENCIAS TEÓRICAS

Tendencia u orientación Epistémica N° de Documentos %

Teoría Crítica 3 20,0


Estructuralismo-Postestructuralismo 2 13,3
Funcionalismo 0 0,0
Hermenéutica 2 13,3
Estudios Culturales 0 0,0
Análisis Descriptivos y/o Exploratorios 4 26,7
Estudios Estadísticos 1 6,7
Tendencias Innovadoras 2 13,3
Otras 1 6,7
15 100

CUADRO 10
QUÓRUM ACADÉMICO. RELACIÓN DE LOS PRODUCTOS-OBJETO
DE INVESTIGACIÓN CON DETERMINADOS MARCOS REFERENCIALES

Aspectos tales N° de Documentos %

Relación de la investigación con coyunturas políticas 3 20,0


Relación de la investigación con la producción académica 4 26,7
Relación de la investigación con un compromiso político 1 6,7
Relación de la investigación con cuestiones técnicas-profesionales 4 26,7
Investigación-Estudio para intervenir en la realidad 3 20,0
15 100
84 comunica ción

CUADRO 11
ANUARIO ININCO. DOCUMENTOS POR CONTENIDO

Tema N° Doctos %

Medios de Comunicación 5 5,5


Sociología de la Comunicación 3 3,3
Teorías de la Comunicación 3 3,3
Psicología de la Comunicación 0 0,0
Ética y Filosofía de la Comunicación 0 0,0
Metodología de la Comunicación y la Investigación 4 4,4
Semiología 0 0,0
Lingüística 1 1,1
Campo Académico de la Comunicación 0 0,0
Planificación y políticas culturales 3 3,3
Planificación y políticas de Comunicación 14 15,4
Industrias Culturales 17 18,7
Comunicación Alternativa 0 0,0
Comunicación y Cultura Popular 2 2,2
Comunicación Organizacional-Empresarial 0 0,0
Comunicación y Educación (Comunicación Educativa) 14 15,4
Publicidad y Propaganda 2 2,2
Tecnologías de la Comunicación 3 3,3
Cultura Urbana 2 2,2
Cultura Juvenil 0 0,0
Identidades Culturales 1 1,1
Representaciones Culturales 0 0,0
Comunicación y Política 5 5,5
Globalización, Transnacionalización y mundialización comunicacional 5 5,5
Públicos y Recepción de la Comunicación 2 2,2
Usos de la Comunicación 0 0,0
Opinión Pública 0 0,0
Libertad de Expresión y Derecho a la Información 2 2,2
Telecomunicaciones 0 0,0
Internet 1 1,1
Autores 2 2,2
Otros 0 0,0
91 100

CUADRO 12
ANUARIO ININCO. FORMATO DE PRESENTACIÓN

Características formales N° de Documentos %

Artículo-Ensayo (Teorización libre) 36 39,6


Reportaje 12 13,2
Estudio/ Trabajo Empírico 25 27,5
Estudio Histórico 10 11,0
Análisis de Contenido (Cuantitativo, Cualitativo) 4 4,4
Investigación-Estudio por Encuestas 0 0,0
Entrevistas 3 3,3
Otras 1 1,1
91 100
comunica ción 85

CUADRO 13
ANUARIO ININCO. PRODUCTOS PUBLICADOS POR INVESTIGADORES

Investigador N° de Documentos %

Bernardino Herrera 4 3,4


Carlos Enrique Guzmán Cárdenas 4 3,4
Gustavo Hernández 5 4,3
María Fernanda Madriz 3 2,6
Daniel Antonio Hernández López 3 2,6

CUADRO 14
ANUARIO ININCO. TENDENCIAS TEÓRICAS

Tendencia u orientación Epistémica N° de Documentos %

Teoría Crítica 16 17,6


Estructuralismo-Postestructuralismo 5 5,5
Funcionalismo 0 0,0
Hermenéutica 5 5,5
Estudios Culturales 4 4,4
Análisis Descriptivos y/o Exploratorios 33 36,3
Estudios Estadísticos 12 13,2
Tendencias Innovadoras 15 16,5
Otras 1 1,1
91 100

CUADRO 15
ANUARIO ININCO. RELACIÓN DE LOS PRODUCTOS-OBJETO
DE INVESTIGACIÓN CON DETERMINADOS MARCOS REFERENCIALES

Aspectos tales N° de Documentos %

Relación de la investigación con coyunturas políticas 9 9,9


Relación de la investigación con la producción académica 17 18,7
Relación dela investigación con un compromiso político 3 3,3
Relación de la investigación con cuestiones técnicas-profesionales 35 38,5
Investigación-Estudio para intervenir en la realidad 27 29,7
91 100

CUADRO 16
TEMAS DE COMUNICACIÓN. DOCUMENTOS POR CONTENIDO

Tema N° Doctos %

Medios de Comunicación 4 13,8


Sociología de la Comunicación 0 0,0
Teorías de la Comunicación 1 3,4
Psicología de la Comunicación 0 0,0
Ética y Filosofía de la Comunicación 1 3,4
Metodología de la Comunicación y la Investigación 3 10,3
86 comunica ción

Tema N° Doctos %

Semiología 2 6,9
Lingüística 1 3,4
Campo Académico de la Comunicación 0 0,0
Planificación y políticas culturales 0 0,0
Planificación y políticas de Comunicación 1 3,4
Industrias Culturales 3 10,3
Comunicación Alternativa 0 0,0
Comunicación y Cultura Popular 3 10,3
Comunicación Organizacional-Empresarial 0 0,0
Comunicación y Educación (Comunicación Educativa) 0 0,0
Publicidad y Propaganda 0 0,0
Tecnologías de la Comunicación 0 0,0
Cultura Urbana 0 0,0
Cultura Juvenil 0 0,0
Identidades Culturales 2 6,9
Representaciones Culturales 4 13,8
Comunicación y Política 1 3,4
Globalización, Transnacionalización y mundialización comunicacional 0 0,0
Públicos y Recepción de la Comunicación 0 0,0
Usos de la Comunicación 1 3,4
Opinión Pública 1 3,4
Libertad de Expresión y Derecho a la Información 0 0,0
Telecomunicaciones 0 0,0
Internet 1 3,4
Autores 0 0,0
Otros 0 0,0
29 100

CUADRO 17
TEMAS DE COMUNICACIÓN. FORMATO DE PRESENTACIÓN

Características formales N° de Documentos %

Artículo-Ensayo (Teorización libre) 14 48,3


Reportaje 4 13,8
Estudio/ Trabajo Empírico 6 20,7
Estudio Histórico 2 6,9
Análisis de Contenido (Cuantitativo, Cualitativo) 3 10,3
Investigación-Estudio por Encuestas 0 0,0
Entrevistas 0 0,0
Otras 0 0,0
29 100

CUADRO 18
TEMAS DE COMUNICACIÓN. PRODUCTOS PUBLICADOS POR INVESTIGADORES

Investigador N° de Documentos %

Leopoldo Tablante 3 8,6


comunica ción 87

Investigador N° de Documentos %

Andrés Cañizález 2 5,7


Alí E. Rondón 2 5,7
Raoul Germán Bie 2 5,7

CUADRO 19
TEMAS DE COMUNICACIÓN. TENDENCIAS TEÓRICAS

Tendencia u orientación Epistémica N° de Documentos %

Teoría Crítica 3 10,3


Estructuralismo-Postestructuralismo 5 17,2
Funcionalismo 0 0,0
Hermenéutica 5 17,2
Estudios Culturales 2 6,9
Análisis Descriptivos y/o Exploratorios 11 37,9
Estudios Estadísticos 0 0,0
Tendencias Innovadoras 2 6,9
Otras 1 3,4
29 100

CUADRO 20
TEMAS DE COMUNICACIÓN. RELACIÓN DE LOS PRODUCTOS-OBJETO
DE INVESTIGACIÓN CON DETERMINADOS MARCOS REFERENCIALES

Aspectos tales N° de Documentos %

Relación de la investigación con coyunturas políticas 2 6,9


Relación de la investigación con la producción académica 14 48,3
Relación de la investigación con un compromiso político 1 3,4
Relación de la investigación con cuestiones técnicas-profesionales 8 27,6
Investigación-Estudio para intervenir en la realidad 4 13,8

Referencias

1 Ver este trabajo de Motta, Gonzaga (1989) en re- -La comunidad desapercibida. Investigación e in- 6 Fuentes Navarro, Raúl y Sánchez Ruiz, Enrique
vista Telos, No. 19. España. Editada por FUN- vestigadores de la comunicación en México (1993). “Investigación sobre comunicación en
DESCO. (1991) México. Editado por el ITESO y CO- México: los retos de la institucionalización”,
2 Ibid., p.151. NEICC. op.cit., p33 y ss.
3 Ver al respecto: -”Investigación sobre comunicación en México: 7 Aguirre, Jesús María (1996) De la práctica pe-
los retos de la institucionalización”. Este trabajo riodística a la investigación comunicacional.
-Marques de Melo, José (1983). “Inventario de lo llevó a cabo con el investigador Enrique Hitos del pensamiento venezolano sobre comuni-
pesquisa en Comunicación en Brasil”. Brasil. IN- Sánchez Ruiz. Se encuentra en VARIOS AUTO- cación social y cultura de masas. Caracas.
TERCOM/ALAIC. RES (1992). La investigación de la comunicación Ediciones UCAB y la Fundación Polar.
-Marques de Melo, José (1984). “La investigación en México: tendencias y perspectivas para los no- 8 Ibid., p.11.
latinoamericana en comunicación”, en revista ventas. México. Universidad Iberoamericana
Chasqui, No. 11. Ecuador. Editada por la CIES- dentro del Programa Institucional de 9 Orozco Gómez, Guillermo (1997). La investiga-
PAL. Investigación en Comunicación y Prácticas ción de la comunicación dentro y fuera de
Sociales. América Latina. Tendencias, perspectivas y des-
4 Márques de Melo, José (coord.) (1992). afíos del estudio de los medios. Argentina.
Comunicación latinoamericana: desafíos de la -La emergencia de un campo académico. Ediciones de Periodismo y Comunicación de la
investigación para el siglo XXI. Brasil. Editado Continuidad utópica y estructuración científica Universidad Nacional de La Plata.
por ALAIC y la ECA-USP. Pp.17-18. de la investigación de la comunicación en México.
México. Editado por el ITESO y la Universidad 10 Ibid., pp. 190-191.
5 De los innumerables trabajos de Raúl Fuentes
Navarro sobre la temática, sugerimos revisar los de Guadalajara.
siguientes:
88 comunica ción Estudios

Investigación venezolana sobre

Comunicación
y cultura
de masas
Panorama bibliográfico: 1994-2007

Hace once años fue publicado el estudio De la práctica


periodística a la investigación comunicacional (1996)¹, en el que
se ofrecían desde su génesis el panorama y los hitos del pensamiento
venezolano sobre Comunicación y Cultura de Masas, a través
de una revisión bibliográfica.
Desde esa fecha hemos pasado página al siglo XX y estamos
situados en los albores de un siglo, convulsionado por las grandes
transformaciones tecnológicas, la globalización mundial, el
movimiento postmodernista y los cambios políticos nacionales.

■ Jesús María Aguirre

C
abe suponer que las nuevas con- los artículos de revistas y las tesis que re-
diciones socioculturales han posan en los respectivos centros para aná-
afectado también al campo de la lisis posteriores.
investigación de las comunica- Salvando, pues, el valor e importancia
ciones, sus intereses, preferencias y pro- de las publicaciones periódicas impresas,
ductos, y en este caso los resultados di- es decir revistas especializadas, y el hos-
fundidos en forma de libros. pedaje electrónico en Internet, daremos
Aunque la publicación impresa y los li- cuenta de lo que hemos averiguado de la
bros van perdiendo el aura, asociada a la exploración bibliográfica: cantidad de tí-
investigación, sobre todo desde el auge de tulos, temáticas preferentes, investigado-
Internet, no es menos cierto, que aún si- res destacados, instituciones propulsoras,
guen siendo la parte más visible de la in- y líneas de fuerza. Dejamos para otra
vestigación. Ello nos hace dejar de lado oportunidad la evaluación cualitativa.
comunica ción
89

Galería de Papel. Virginia Lavado. Greed-avaricia


90 comunica ción

En nuestras conclusiones pasadas cri- más por el problema del poder y la insti-
ticábamos la enorme dispersión de la do- tucionalización de la cultura, la cultura


cumentación y la falta de actualización popular y su vinculación con la masiva en
del estado del arte, que facilitaran el ac- el espacio de la vida cotidiana de las cla-
ceso automatizado de los documentos y ses subalternas” (Pineda, 2004:147).
la evaluación de los mismos con la posi- El nuevo paradigma, sin duda, amplía
bilidad de acumular y mejorar la investi- el campo de los estudios de comunica-
gación del campo. El nuevo paradigma, sin duda, ción hacia las prácticas culturales, con-
En esta nueva revisión y actualización amplía el campo de los estudios cernidas por el consumo de los nuevos
del estado del arte, a pesar de los nuevos de comunicación hacia las prácticas dispositivos comunicacionales, a la vez
dispositivos tecnológicos –especialmente que incorpora las nuevas adquisiciones
las bases de datos e Internet– no hemos culturales, concernidas por el metodológicas de la etnometodología, la
percibido una mejora cualitativa en los consumo de los nuevos dispositivos antropología cultural, la socio-lingüís-
procedimientos de recogida de datos, ni tica, etc.
en la puesta a disposición de los mismos,
comunicacionales, a la vez Este giro explica por qué las últimas
aunque se han acelerado los tiempos de que incorpora las nuevas influencias teóricas se nutren en mayor
producción de las publicaciones y sobre adquisiciones metodológicas de la grado de autores como Martín Barbero,
todo su hospedaje en Internet bajo el for-
mato digital. Ello es indicio de varias fa-
llas, ya detectadas anteriormente, como
son la discontinuidad en la producción y
diseminación académica, los cambios en

etnometodología, la antropología
cultural, la socio-lingüística
Nestor García Canclini, Guillermo
Orozco que provienen de campos colin-
dantes como el de la semiótica, la antro-
pología cultural, la educación y otras dis-
ciplinas.
la administración pública, pero también Pero esta explosión temática, justifi-
las variantes en las universidades y las cada a veces cómodamente con discursos
fundaciones privadas a la hora de definir prestados como el de Paul Feyerabend
sus proyectos de conservación y difusión. contra el método o un disimulado encu-
A ello habría que sumar la dificultad de brimiento de las limitaciones en el ma-
acceso a la producción de las editoriales nejo de los instrumentos analíticos, no ha
no situadas en Caracas, la crisis de las aso- sido acompañado de una calidad y un
ciaciones profesionales e investigativas y dustrias culturales. La consideración de rigor mínimos, dificultando la labor de
el hospedaje anárquico de las publicacio- los contextos socio-culturales en los que decantación de los productos. Abunda la
nes electrónicas en Internet², que hacen operan los medios de comunicación, las “todología”, o como dice Nordenstreng
más difícil el rastreo selectivo a pesar de estrategias de poder con sus resistencias, “el pensamiento surf”.
los buscadores. las mediaciones institucionales y las tác- Hoy esta exuberancia convierte las
Anticipamos, por tanto, nuestras excu- ticas subjetivas de recepción, obligaban a clasificaciones en un problema de cate-
sas a cuantos han podido ser obviados en volver la mirada hacia otros objetos de gorización controversial, no solamente
esta exploración, cuya muestra tendrá, análisis, que se percibían en otras disci- sobre la pertinencia del campo científico,
sin duda, algunas lagunas.³ plinas fronterizas. sino sobre la evaluación de los niveles de
Así es como se da una fecundación del rigor, dada la diversidad teórico-metodo-
¿Por qué Comunicación campo de la comunicación por parte de los lógica, con lo que aumenta la discrecio-
social y cultura de masas? estudios culturales, que asumían los fe- nalidad del analista para clasificar los es-
nómenos de la comunicación con otros tudios y valorarlos en su justa medida.
Reiteramos la determinación de comuni- objetivos y otros métodos, sobre todo de Desde nuestra perspectiva, a sabiendas
cación y cultura de masas, ya que un carácter cualitativo. de que no hay cultura sin comunicación,
planteamiento genérico como el de la Efectivamente, los Estudios Cultu- queremos restringir el campo de esta se-
asociación de los términos de cultura y rales “florecieron en los márgenes de y lección a los estudios sobre procesos co-
comunicación amplía el campo de una por sucesivos encuentros con distintos municativos de carácter colectivo y tecno-
manera tan desmedida y difusa que obli- discursos institucionalizados, especial- lógicamente mediados en sentido estricto,
garía a incluir las llamadas bellas artes, mente de los estudios literarios, la socio- incluyendo aquellos fenómenos cultura-
el folklore y un sinnúmero de fenómenos logía y la historia; y en menos medida de les, que consideran formalmente el aspecto
transversales. Por otra parte, ello nos per- la lingüística, la semiótica, la antropolo- comunicativo con su mediación.
mite cierta comparatividad el anterior es- gía y el psicoanálisis” (Hartley, 1994: Para efectos de la clasificación temá-
tudio. 72)⁴ con lo que deslastraron el campo de tica hemos deslindado los Manuales, in-
Es cierto que el cuestionamiento de los la investigación del aherrojamiento de las dependientemente de su temática, ya que
enfoques funcionalistas, marxistas y es- tendencias de las escuelas, de la elección su objetivo es más bien didáctico que in-
tructuralistas por los diversos reduccio- de los problemas y de sus esquemas in- vestigativo. En el “Análisis de contenido
nismos derivados del positivismo meto- vestigativos. y de discurso” hemos tenido más en
dológico y de las rigideces ideológicas, Ésta es también la visión de Migdalia cuenta la pertinencia disciplinar que el tó-
alentó la exploración por otros campos Pineda cuando indica que: “Son los estu- pico analizado. El resto de las categori-
disciplinares, que revelaban los intersti- dios culturales los que invierten el para- zaciones se ha basado en la distribución
cios y fracturas de los modelos centrados digma al abordar problemas concretos de que ya es compartida por los grupos de tra-
en los conceptos de medios masivos e in- la cultura contemporánea y al interesarse bajo de la Asociación Latinoamericana
comunica ción 91

de Investigadores. Hemos reagrupado al- vestigación, urgida de reflexión, y tam-


gunas categorías para evitar una excesiva bién con el giro económico de los estu-


dispersión “Teorías y Opinión Pública”, dios sobre bienes de consumo simbólico
“Mediaciones y TV”, así como también y consumo cultural.
hemos incluido en “Estudios Culturales” Los temas problemáticos como el de la
diversas publicaciones de carácter inter- libertad de expresión y el acceso a la in-
disciplinar o multidisciplinar. formación siempre han tenido un grupo de
Uno de los aspectos más cultores de la Legislación (8), vinculada
1. Historia y crónica de los medios de
comunicación. significativos de esta exploración a los medios, y más aún en la coyuntura
es la transformación del mapa actual. En cambio, los Estudios cultura-
2. Manuales profesionales de perio- les (7) encuentran por primera vez un
investigativo con una renovación
dismo y comunicación.
3. Teorías sociales de comunicación y
opinión pública.
4. Políticas de comunicación.

de los liderazgos institucionales
y autorales
grupo de investigadores con intereses
cercanos a la etnografía y la antropología
cultural.
Como era de esperarse, por primera
vez, hay un conjunto de títulos que abor-
dan el tema de las Nuevas Tecnologías y
5. Economía de la cultura y consumo
el impacto de Internet en las formas de
cultural.
producción y expresión (6).
6. Mediaciones, programación y re- En ninguna etapa del periodo democrá-
cepción de la televisión. tico se habrán realizado tantos estudios
electorales y de opinión política o publi-
7. Legislación y libertad de expresión.
cado tantos artículos de enfoque político,
8. Educomunicación. pero el esfuerzo está más concentrado en el
pragmatismo de la comunicación política
9. Comunicación política.
que en su estudio (6). De igual forma, la in-
10. Nuevas tecnologías y lenguajes e tensa gestión gubernamental sobre políti-
Internet. cas de comunicación, no ha sido acompa-
ñada de unos estudios que hayan estado al
11. Análisis de contenido y de discurso.
Eduardo Frias y el MINCI, que dieron a luz acceso del público (4).
12. Sociología de las profesiones. cuatro libros respectivamente. El análisis de las mediaciones (4), es-
Ya hemos indicado la atipicidad de los pecialmente en la recepción y consumo
13. Comunicación organizacional.
años 1994 y 2007, por no haberse con- televisivo, y la educomunicación (4) si-
14. Comunicación para el desarrollo templado la totalidad de la producción, guen manteniendo vivo el interés de un
social. pues en el primer caso solamente se con- grupo de investigadores, preocupados por
sideraron las obras dejadas en el anterior la videocultura y su incidencia en la edu-
15. Estudios culturales.
estudio y a su vez para el 2007 aún queda cación.
un trimestre. Los altibajos detectados Por fin, a pesar de la consolidación de
Producción del periodo:
entre los años 1999 a 2003 se deben pro- los postgrados de Comunicación organi-
1994-2007
bablemente a las convulsiones políticas y zacional (1) y Comunicación para el
a la circunstancial crisis económica por el desarrollo (3) en varias universidades y de
Esta vez hemos optado por circunscribir
paro petrolero. la necesidad de estudios de Sociología de
el arco temporal de la producción biblio-
En una primera aproximación sobre el las profesiones (2) para las reformas cu-
gráfica situada entre el año 1994 y 2007,
tipo de publicaciones, atendiendo a su rriculares, la producción difundida ha
incluyendo algunas publicaciones que no
función y temática, encontramos que la sido muy escasa.
fueron tomadas anteriormente en cuenta
mayor parte se concentra en la categoría
por ser editadas en el periodo de transi-
de Manuales profesionales (16) para uso, Propulsores de investigación
ción –1994/1995–, cuando fue cerrada la
principalmente, de estudiantes, y en se- y/o de propaganda
muestra, cuyos resultados se publicaron en
gundo lugar, en la de Historia y Crónica
1996, y sabiendo que también estarán
de los Medios (15). Razones de mercado Uno de los aspectos más significativos de
ausentes otras, que probablemente serán
y propaganda explican esta relativa abun- esta exploración es la transformación del
publicadas al término del año 2007.
dancia, ya que la conversión tecnológica mapa investigativo con una renovación de
En el periodo de catorce años se detec-
y la temporalidad histórica exigen la per- los liderazgos institucionales y autorales.
taron 108 publicaciones, es decir un pro-
manente actualización. En este mapa podemos reconocer unas
medio de 8 publicaciones por año, aun con-
Los Análisis de contenido han mante- nuevas líneas con una producción siste-
siderando el año 1994. Si tenemos en
nido su estabilidad, enriquecidos por la mática, liderada por uno o varios propul-
cuenta la dispersión veremos que los picos
vertiente de análisis del discurso (12). sores.
más altos se sitúan en el año 1996 –13 pu-
Más sorprendente es la cantidad arro- Entre ellos debemos destacar el auge
blicaciones– y 2005 con otros 15 títulos.
jada por las categorías de Teorías (11) y de los estudios de economía de la cultura
El incremento de los años 1996 y 2005 se
Economía de la Comunicación (8). Tal y del consumo cultural, impulsado por el
debe claramente a las políticas editoriales
auge es cónsono con la sacudida postmo- sociólogo Carlos Guzmán, y el de los ob-
impulsadas por la Fundación Carlos
derna y culturalista del campo de la in- servatorios de derechos humanos, liber-
92 comunica ción

tad de expresión y acceso a la información, nidas por los recursos públicos responden
que prosiguen los miembros de Espacio más a una suerte de comité de agit-pro


Público (Carlos Correa y Andrés que a un centro de investigación. El enfo-
Cañizález). que de la diatriba antiimperialista con
Otros actores provienen de más larga ecos de Ramonet y Chomsky o de la cró-
data, pero se han hecho reconocibles en nica polémica pro-revolucionaria para
el campo de la comunicación por las in- imponer la verdad histórica imperan
tersecciones disciplinarias y por la am- A pesar de la multiplicación sobre cualquier otra consideración.
pliación antes mencionada de los estu- de repertorios bibliográficos y bases
dios culturales. Las investigaciones sobre de datos la falta de coordinación Baja fertilización cruzada
mensajes y textos vehiculados por los
medios de difusión masivos, que antes entre las unidades, sobre todo A pesar de la multiplicación de reperto-
fueron cultivados por psicólogos sociales académicas, y la inaccesibilidad de rios bibliográficos y bases de datos la
(Eduardo Santoro, Maritza Montero…) falta de coordinación entre las unidades,
han contado con unos analistas prove-
los datos, particularmente a texto sobre todo académicas, y la inaccesibili-
pleno, hace prácticamente imposible
nientes del campo de la lingüística
(Adriana Bolívar, Lourdes Molero…), y
de la antropología cultural (Daniel Mato).
El boom digital y las Nuevas Tecno-
logías prometían una superproducción,
pero el estallido de la burbuja electrónica

una revisión, si no exhaustiva,
al menos plausiblemente completa
dad de los datos, particularmente a texto
pleno, hace prácticamente imposible una
revisión, si no exhaustiva, al menos plau-
siblemente completa. Así, pues a la la-
guna sobre la información de las tesis de
maestría y doctorales, se suma cierta ale-
y de las empresas “punto.com”, acompa- atoriedad en la elaboración de las fuentes
ñado de la crisis política en pleno cambio bibliográficas y más aún hemerográficas.
del milenio, no han propiciado un clima fa- Es notable, por ejemplo, el bajo inter-
vorable para la reflexión sistemática. El cambio intelectual entre las Univer-
CIC de la Universidad Católica Andrés sidades situadas en Caracas y las del
Bello, bajo la dirección de Caroline de Zulia y de los Andes.
Oteyza y el postgrado de Tecnologías de Desde el año 1999 fecha en que se pu-
Información y Comunicación de LUZ han tulo “Para olvidar a Pasquali”. Ni el pen- blicó el estudio: “Evaluación de la inves-
sido los dos focos más creativos. samiento postmoderno del primero, que tigación de la comunicación en las uni-
El campo de la semiótica, especial- adapta cualquier fragmento teórico para versidades venezolanas” (revista Comu-
mente fílmica, y de los relatos televisivos, justificar el actual proceso político, ni la nicación. Tercer trimestre. Número 107),
antiguamente apoyado por la Cinemateca exploración del segundo, en busca de solamente he tenido noticia del trabajo
Nacional y la Fundación Academia nuevos territorios semióticos, han despla- realizado por Fernando Villalobos La in-
Nacional de Ciencias y Artes del Cine y la zado el trabajo coherente y riguroso del vestigación de la comunicación en Vene-
Televisión, apenas sigue teniendo algunos maestro. zuela: balance y consideraciones sobre
cultores como Frank Baiz y Alí Rondón. Otro investigador, Marcelino Bisbal, sus esfuerzos, logros y escenarios futu-
Los resultados investigativos del pos- ha consolidado su trabajo en torno a las ros; sin embargo, este ensayo, a pesar de
tgrado de sociosemiótica de LUZ han te- mediaciones tanto en el campo de la re- su título, desconoce evaluaciones ante-
nido lamentablemente poca difusión⁵. cepción televisiva, como el del consumo riores y se ciñe principalmente a la pro-
Apenas se están perfilando otras áreas, cultural, participando en varios estudios ducción de la Universidad del Zulia o más
que, si bien han sido tradicionales en comparativos en el nivel latinoamericano. en concreto a la Maestría de Ciencias de
América Latina, hasta ahora no se han Los estudios sobre perfiles profesiona- la Comunicación⁶.
consolidado en el país y me refiero a la les y mercado laboral apenas han tenido Otros casos típicos de esta falta de acu-
Educomunicación, cada vez más desarro- continuidad desde que se iniciaron a prin- mulación de saber e interlocución en la
llada, gracias al esfuerzo del profesor cipios de los 90. Jesús María Aguirre, academia serían el estudio de “Las
Gustavo Hernández y a la Comunicación Luz Neira Parra y Elba Morales abrieron Ciencias de la Comunicación a la luz del
para el Desarrollo Social, actualmente un campo prometedor, que solamente el siglo XX”, publicado por la Universidad
promovida por Argelia Ferrer. primero ha proseguido, una vez expandi- del Zulia. A pesar de la extensa y prolija
Si nos atenemos a las líneas teóricas das las ocupaciones de las TIC. biblio-hemerografía sobre los enfoques
que se consolidaron en la década anterior Mención aparte merecería la labor del teóricos, en particular sobre los estudios
es notable la constancia de Antonio autollamado evangelizador de la comuni- críticos latinoamericanos, no aparecen al-
Pasquali en el mantenimiento de una refle- cación organizacional, Ítalo Pizzolante, gunas referencias claves para una histo-
xión crítica sobre el devenir comunicacio- quien desde su compañía y en vincula- riografía de la investigación como la de
nal con una posición ética insobornable. ción al IESA, desarrolla una labor per- Osvaldo Capriles “La nouvelle recherche
La mayor parte de la producción teó- manente en el campo empresarial. latino-américaine en communication”
rica nacional sigue siendo de su autoría, Los esfuerzos de los entes guberna- (Communication & Information, Vol. V,
a pesar de que dos aprendices de brujo mentales y de los intelectuales asociados Nº1. 1982), ni el ensayo presentado en el
–Juan Barreto y Aquiles Esté– al final de al actual proceso político –Luis Britto IV Congreso Latinoamericano de
su primer libro escrito en cooperación García, Earle Herrera, Daniel Hernán- Ciencias de la Comunicación, Alaic 98 :
Ideas para una epistemología de la co- dez– han enfocado sus baterías a la bata- “Anagnórisis de una ciencia bastarda” de
municación (1990) le dedicaron un capí- lla ideológica y sus publicaciones, soste- Jesús María Aguirre (PCLA - Volume
comunica ción 93

1,nº 1: outubro / novembro / dezembro pueden favorecer los flujos de intercam- ■ Jesús María Aguirre. Filósofo
1999; véase también en: http://www.ucv. bio fructífero entre los investigadores, y Comunicador social (UCAB),
ve/ftproot/anuario-ininco/ininco10/con- desparramados por el país. Doctor en Ciencias Sociales (UCV).
tart1.htm). En todo este periodo una de las estra- Miembro del consejo de redacción
Asimismo el estudio Comunicación tegias más fructíferas para promover la de la revista Comunicación
para el desarrollo de Argelia Ferrer, pu- investigación entre las nuevas generacio-
blicado en el año 2004 por la Universidad nes ha sido la publicación de las mejores
de los Andes desconoce el trabajo pio- tesis y trabajos de grado por dos institu-
nero de la Ucab con el mismo título ciones: la Fundación Carlos Eduardo
Comunicación para el desarrollo de Frías (Colección Canícula) y el ININCO
1997, que recoge un conjunto de estudios (Premio Bienal).
sobre historia y desarrollo sustentable, Fruto de los premios anuales de la
comunicación, cultura y educación de in- Fundación Carlos Eduardo Frías han si-
vestigadores como José Antonio do veinte títulos, que abarcan los distin-
Mayobre, Alejando Alfonso, Jeremiah tos campos de análisis, aunque con énfa-
O´Sullivan y otros. sis en mercadotecnia y publicidad. A su
Es probable que en sentido inverso se vez el ININCO lleva ya cuatro ediciones
den también deficiencias semejantes y en su haber.
hasta mayores, lo que confirmaría aún Tampoco hay que desconocer el apoyo
más nuestra observación anterior, sea que de otras fundaciones como la Polar, Bigott
se explique por la endogamia académica y Cultura Urbana, si bien han reducido su
de los centros o por la falta de articulación aporte al conjunto de la difusión.
en el intercambio documental. El es- No podemos dejar de lado la labor de
fuerzo realizado por RECOM para am- varias organizaciones sin fines de lucro
pliar la red aún no ha rendido todos los que ocasionalmente producen investiga-
frutos esperados, y es de esperar que ciones para su uso (CECODAP). Pero,
avance en sus metas. dada su proyección merece destacarse la
labor de Espacio Público, una organiza-
Indicios alentadores y sombras ción no gubernamental, que ha mante-
nido una observación multidisciplinar de
En el anterior estudio concluíamos que la situación de los medios de comunica-
las líneas de menor desarrollo eran las de ción en el país (políticas públicas, liber-
teoría social, metodología y ética. Si ex- tad de expresión, ejercicio del perio-
ceptuamos cierta innovación por la apro- dismo, acceso a la información, etc.). Sus
piación de corrientes contemporáneas, la publicaciones son la referencia sistemática
creación sigue siendo escasa. más importante de la última década sobre
En cambio los retos asumidos entonces la libertad de expresión.
por la comunidad científica en torno a los Las fundaciones privadas han sido
problemas de las nuevas tecnologías, las progresivamente desplazadas por las ins-
mediaciones culturales y el recepcionismo tancias gubernamentales, particularmen-
han tenido una respuesta efectiva, si bien te el Ministerio del Poder Popular para la
no podemos afirmar lo mismo respecto de Información y la Comunicación y el de
la sociología de la profesión y de la comu- Cultura con sus publicaciones masivas,
nicación organizacional⁷. producidas por sus intelectuales orgáni-
La apertura a los estudios culturales ha cos. El libro blanco sobre RCTV y la serie
obedecido al intercambio e influencia de publicaciones con carácter más adoc-
globalizadora, mientras que el énfasis en trinador que investigativo son el producto
los problemas de legislación y libertad de típico de estas instancias dedicadas a la pro-
expresión ha obedecido en buena parte a paganda ideológica. Por otra parte, estas
la situación política nacional. producciones mantienen la dialéctica
Por fin, en el periodo contemplado hay perversa del silenciamiento de las publi-
que destacar dos hechos notorios como caciones adversas.
son la creación de la publicación Las políticas de FONACIT, el incre-
Quórum: Revista especializada en temas mento de investigadores beneficiados por
de la comunicación y la información, del el PPI y la LOCTI debieran ser otros tan-
Centro de Investigación de la Comu- tos factores que impulsaran cuantitativa-
nicación y la Información (CICI) en el mente la creación y difusión, pero ésta es
año 2004, y la fundación de INVECOM una incógnita, que está muy vinculada a
el año 2007, que trata de revitalizar la los procesos de selección de líneas inves-
asociación de investigadores de la comu- tigativas y a la calidad de los procesos in-
nicación a partir de las cenizas de la anti- vestigativos. A todo ello podremos res-
gua AVIC. Creemos que ambos esfuerzos ponder a más largo plazo.
94 comunica ción

TABLA 1:
PRODUCCIÓN ANUAL

AÑO TOT %
1º - 1994 3 2,78
2º - 1995 6 5,56
3º -1996 13 12,04
4º -1997 8 7,41
5º -1998 10 9,26
6º -1999 3 2,78
7º -2000 5 4,63
8º -2001 5 4,63
9º -2002 9 8,33
10º -2003 5 4,63
11º -2004 9 8,33
12º -2005 15 13,89
13º -2006 9 8,33
14º -2007 8 7,41 AÑOS 1994 - 2007
TOT 108

TABLA 2:
DISTRIBUCIÓN POR TEMAS

TEMA TOT
1. Historia 15 13,89
2. Manuales 16 14,81
3. Teorías 12 11,11 1. Historia
2. Manuales
4. Polític. Com. 4 3,70 3. Teorías
5. Econ.Cons. 8 7,41 4. Polític. Com.
5. Econ.Cons.
6. Med. TV 4 3,70 6. Med. TV
7. Legislación 8 7,41 7. Legislación
8. Educom 4 3,70 8. Educom
9. Com.Política
9. Com.Política 6 5,56 10. Nuev.Tec.
10. Nuev.Tec. 6 5,56 11. An.Cont.
11. An.Cont. 12 11,11 12. Soc. Prof.
13. Com. Org.
12. Soc. Prof. 2 1,85 14. C. Des. S.
13. Com. Org. 1 0,93 15. Est. Cult.
14. C. Des. S. 3 2,78
15. Est. Cult. 7 6,48
TOT 108
comunica ción 95

Registro bibliográfico: 1994-2007

HISTORIA Y CRÓNICA DE LOS - Abreu Sojo, Carlos (1996) La fotografía periodística del Zulia, Vicerrectorado Administrativo, Mara-
MEDIOS DE COMUNICACIÓN en tela de juicio. Impregráficas. Caracas. caibo.
- Díaz Rangel, Eleazar (1994 y 2007) La prensa vene- - Bello, J.; Gondella, A.; Quiaro, M. (1996) En busca - Pasquali, Antonio (2005) 18 ensayos sobre comuni-
zolana en el siglo XX. Caracas: Fundación de la definición perdida del periodismo cultural caciones, Ed. Debate, Caracas.
Neumann. Caracas; (2ª ed. actualizada. Ediciones diario entre la modernidad y la postmodernidad. - Pasquali, Antonio (2006) Comprender la comunica-
B- 2007). Fundación Carlos Eduardo Frias, Caracas. ción, Ed. Gedisa ,Barcelona.
- Pino Iturrieta, Elías –coord. – (1996) La cultura de - Carrera, Eduardo (1996) Nuevas tecnologías aplica- (Edición revisada y actualizada del libro publi-
Venezuela. Historia Mínima. Editorial Tropykos. das a la publicidad. Fundación Carlos Eduardo cado en 1979 en Venezuela).
Caracas. Frías, Caracas.
- Barreto, Juan (2006) Crítica de la Razón Mediática.
- Vidal, Javier (1996) La era de la radio, Editorial - Rodríguez, J.; Toro,, J.F. (1997) El guión de los guio- UCV-CIPOST, Caracas.
Panapo, Caracas. nistas. Fundación Carlos Eduardo Frias. Caracas.
- Abreu Sojo, Iván (2007) El imperio de la propa-
- Hernández, Ada (1997) Y vimos al “Ronquito” ha- - González, C.; Hernández, C. (1997) Netmarketing. ganda. Vadell Hermanos, Caracas.
blar. Noticiarios cinematográficos del MOP en Mercadotecnia por medio de Internet. Fundación
tiempos de López Contreras. Fundación Carlos Carlos Eduardo Frías, Caracas.
Eduardo Frías, Caracas. POLÍTICAS DE COMUNICACIÓN
- Abreu Sojo, Carlos (1998) Los géneros periodísticos
- Dáger, O.; Hamana, H.; Mazaira, M. (1998) KAMÚS. fotográficos, Editorial CIMS. Libros de comuni- - Capriles Arias, Osvaldo (1996) Poder político y co-
Diccionario interactivo de comunicación social cación global. Barcelona. municación. Universidad Central de Venezuela,
–cd-rom–. Fundación Carlos Eduardo Frias. Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico.
- Martínez de Badra, Elisa (1998) El guión: fin y tran- Caracas.
Caracas. sición. Universidad Católica Andrés Bello,
- Doupovec, O; Rojas, A. (1999) En el aire. Relatos, Caracas. - Pineda, Migdalia (1996) Sociedad de la información.
voces, géneros y ritmos del quehacer radio en Nuevas tecnologías y Medios Masivos, Ediluz,
- Blanco Barrios, Patricia (2001) Una Aproximación al Maracaibo.
Venezuela. Fundación Carlos Eduardo Frias. periodismo de precisión. Universidad Católica
Caracas. Andrés Bello, Caracas. - Expósito, R.; Fiore, M.; Archila, V. (1997) Mientras
- FUNDACIÓN CINEMATECA NACIONAL (2000) el universo exista. Las telecomunicaciones por sa-
- Angel Lesma (2001) Periodismo en la radio. Libros télite en Venezuela. Fundación Carlos Eduardo
Panorama histórico del cine en Venezuela, de El Nacional, Caracas.
Fundación Cinemateca Nacional, Caracas. Frías, Caracas.
- Yepes, Oswaldo (2002) Estamos en el aire. Libros de -Grooscors, Guido (2006) Políticas, integración y
Filmografía Venezolana 1897-1938, Fundación El Nacional, Caracas.
Cinemateca Nacional, Caracas. nuevo orden informativo, Ed. Asesorac, Caracas.
- Villamizar, Gustavo (2005) Teoría y práctica de la
Filmografía Venezolana 1973-1999, Fundación radio. Libros de El Nacional, Caracas.
Cinemateca Nacional, Caracas. ECONOMÍA DE LA CULTURA Y CONSUMO
- Torrealba, Mariela (2005) La reseña como género pe- CULTURAL
- Catalá, José Agustín; Díaz Rangel, Eleazar (2003) De riodístico. Libros de El Nacional, Caracas. (Cómo
Pérez Jiménez a Hugo Chávez. Censura y auto- - Bisbal, Marcelino y Pasquale, Nicodemo –coord. –
organizar, estructurar y redactar reseñas, incluso (1996) Nuevas fronteras, medios comunicación y
censura. Catalá editor El Centauro, Caracas. en medio del fragor propio del diarismo). poder, UCV-Fundación Carlos Eduardo Frías
- Britto García, Luis (2003) Venezuela: investigación - Núñez Noda, Fernando (2005) Guía de comunica-
de unos medios por encima de toda sospecha, - Aguirre, Jesús María; Bisbal, Marcelino y otros
ción digital. Hacia la autonomía en la distribu- (1998) El consumo cultural del venezolano,
Fondo Editorial Question, Caracas. ción de mensajes en bits. Universidad Católica Fundación Centro Gumilla y Consejo Nacional de
- Bisbal, Marcelino –coord. – (2004) Los medios de co- Andrés Bello; CANTV; UNESCO. Caracas. la Cultura (CONAC), Caracas.
municación de Venezuela. Historia Mínima. - Baiz, Frank –editor– (2007 ) El personaje y el texto
Funtrapet. Caracas. - Barrios, Leoncio y otros (1999) Industria cultural. De
en el cine y la literatura. Comala.Com, Caracas. la crisis de la sensibilidad a la seducción mass-
(Una panorámica actualizada por expertos vene- mediática, Litterae Editores. Caracas.
zolanos sobre la prensa, radio, televisión, teleco- TEORÍAS SOCIALES DE COMUNICACIÓN
municaciones, Internet, la libertad de expresión, - Guzmán, Carlos Enrique (2003) Políticas y economía
Y OPINIÓN PÚBLICA de la cultura en Venezuela, Cuadernos ININCO
la opinión pública y las tendencias futuras.
- Barreto, Juan (1995) Los medios de los medios. 2, Instituto de Investigaciones de la Comu-
- Herrera, Earle (2005) El que se robó el periodismo Universidad Católica Andrés Bello, Fundación nicación, UCV, Caracas
que lo devuelva. El Perro y la Rana, Ediciones del Carlos Eduardo Frias, Editorial Planeta, Caracas.
Ministerio de la Cultura y Conac, Caracas. - Guzmán, Carlos (2004) Las cifras del cine y el video
- Aguirre, Jesús María (1996) De la práctica perio- en Venezuela. Colección Anuario Estadístico
- Britto García, Luis (2005) Los medios contra el ár- dística a la investigación comunicacional: Hitos Cultural, Fundación Polar, Caracas.
bitro electoral. Ministerio de Comunicación e del pensamiento venezolano sobre Comunicación
Información, Caracas. - Oropeza, Alejandro (2005) Política pública y de-
Social y Cultura de Masas, Fondo de manda cultural en Venezuela. CENDES, Caracas.
- Hernández, Daniel (2005) Libertad de expresión, Publicaciones Fundación Polar-UCAB, Caracas.
voces diversas y conciencia crítica o hegemonía - Daniel Mato, -coord.- (2005) Políticas de Economía,
- Abreu Sojo, Iván (1997) El estudio de la opinión pú- Ambiente y Sociedad en tiempos de globalización.
mediática. Ministerio de Comunicación e blica. Espacio público y medios de comunicación
Información, Caracas. FACES, Universidad Central de Venezuela,
social, Vadell Hermanos Editores, Caracas. Caracas.
- Rodríguez Miérez, Erick (2005) Psicoterrorismo me- - Aquiles Esté (1997) Cultura replicante. El orden se-
diático, una amenaza a la soberanía nacional. La - Guzmán, Carlos (2006) Las cifras de los medios de
miocentrista, Editorial: Gedisa, Barcelona. comunicación en Venezuela. Fundación Empresas
disociación psicótica, arma ideológica de la con-
trarrevolución bolivariana. Ministerio de Comu- - Pasquali, Antonio (1998) Bienvenido Global Village, Polar, Caracas.
nicación e Información, Caracas. Monte Avila Editores, Caracas.
- Villasmil, Nelson (2002) La opinión pública del ve- MEDIACIONES, PROGRAMACIÓN
MANUALES PROFESIONALES DE nezolano actual 1989-1994, Konrad Adenauer Y RECEPCIÓN DE LA TELEVISIÓN
PERIODISMO Y COMUNICACIÓN Stiftung-UCAB. Caracas. - Alvaray, N; Arenas, Z.; Tkachenko, A. (1995) La
- Dragnic, Olga (1994) Diccionario de la comunica- - Villasmil, Nelson (2002) La opinión pública del ve- oferta de televisión venezolana. Estudio de un día
ción. Editorial Panapo. Caracas. nezolano actual 1994-1999, Konrad Adenauer de programación en 13 televisoras. Fundación
Stiftung-UCAB. Caracas Carlos Eduardo Frías, Caracas.
- O´Sullivan, Jeremiah (1996) La comunicación hu-
mana. Universidad Católica Andrés Bello, Cara- - Pineda, Migdalia (2004) Las Ciencias de la - Bisbal, Marcelino –coord. – (2005) Televisión, pan
cas. Comunicación a la luz del Siglo XXI, Universidad nuestro de cada día . Alfadil Ediciones. Caracas.
96 comunica ción

- Rondón, Alí E. (2006) Medio siglo de besos y que- - Cañizález, Andrés; Ronderos, María Teresa; Uceda, - Padrón Guillén, José (1996) Análisis del discurso e
rellas. Alfadil Ediciones. Ricardo (2004) Prensa y elecciones: experiencia investigación social. Temas para Seminario.
- Pérez Belisario, Hernán (2007) Televisión. Ed. de América Latina. Instituto de Prensa y Sociedad, Publicaciones del Decanato de Postgrado de la
Comala. Caracas. Caracas. UNESR. Caracas
- Álvarez, Valentina (2007) Lágrimas a pedido. - Cañizález, Andrés (2007) Pensar la sociedad civil. - Estibaliz Las Heras; Zuriñe Leizada (1996) Una re-
Alfadil Ediciones. Actores sociales, espacio público y medios de visión del discurso político desde Cipriano Castro
Venezuela. Universidad Católica Andrés Bello, hasta Jaime Lusinchi - Fundación Carlos Eduardo
Caracas. Frías, Caracas.
LEGISLACIÓN Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN
- Daniel Mato, -coord.- (2004) Políticas de - Bolívar, Adriana; Kohn, C. –comp. – (1999) El dis-
- Fuenmayor, Alejandro (2001) Régimen jurídico de Ciudadanía y Sociedad Civil en tiempos de glo- curso político venezolano. Un estudio multidisci-
las telecomunicaciones institucionales funda- balización. FACES, Universidad Central de plinario. Editorial Tropikos, Caracas.
mentales, Colección Minerva, Libros de El Venezuela, Caracas.
Nacional, Caracas. - Barrera Linares, Luis (2000) Análisis crítico del dis-
- Observatorio Global de Medios (2007) Los conteni- curso, Universidad Católica Andrés Bello.
- Aguiar, Asdrúbal (2002) La libertad de expresión. dos de opinión e información electoral en medios
Universidad Católica Andrés Bello, Caracas. - Sami Rozembaum Rajs (2001) Ciencia, seudocien-
de comunicación social nacionales y regionales: cia y anticiencia: cómo los medios colaboran con
- Correa, Carlos; Cañizález, Andrés (2004) Venezuela Elecciones presidenciales Venezuela 2006. la desinformación del público, Premio bienal IN-
situación del derecho a la libertad de expresión e www.observatoriodemedios.org.ve, sección In- INCO 2001 Ed. Comala.com, Caracas.
información: Informe 2003. PROVEA, Caracas. vestigaciones
- Molero, Lourdes; Franco, A. –editores– (2002) El
- Correa, Carlos –coord. – (2005) Venezuela: situación (Se analizan un total de 1.849 Unidades de discurso político en las ciencias humanas y so-
del derecho a la libertad de expresión e informa- Información Electoral de medios impresos y au- ciales. Fonacit, Caracas.
ción, Konrad Adenauer-Espacio Público, diovisuales y se realiza un mapeo de la oferta in-
Caracas. formativa general de cada medio seleccionado). - Jaimes Quero, Humberto (2003) Mentalidades.
Discurso y espacio en la Caracas del siglo XX.
- Moreno, María; Martínez, Ricardo –coord. – (2006) Fundación Cultura Urbana, Caracas.
Comunicación y libertad. Universidad Católica NUEVAS TECNOLOGÍAS
Andrés Bello. Y LENGUAJES E INTERNET - Méndez, Ana Irene (2004) Democracia y discurso
político: Caldera, Pérez y Chávez, Monte Avila
- Chavero Gazdick, Rafael (2006) El reino de la into- - Ayala, Mariblanca (2001) Internet: Otro inmigrante Editores, Caracas.
lerancia: el problema de la libertad de expresión indocumentado en territorio venezolano.
en Venezuela. Aequitas, C.A. , Caracas, VENE- Universidad Católica Andrés Bello. - Salas, Valentina (2005) Sexismo, lenguaje y prensa:
ZUELA caso Venezuela, Fondo de Desarrollo de las
- Oteyza de, Caroline –coord.– (2002) Los desafíos de Naciones Unidas para la Mujer.
- Correa, Carlos –coord. – (2007) Venezuela: situación la escritura multimedia, Centro de Investigación
del derecho a la libertad de expresión e informa- de la Comunicación, Universidad Católica - CECODAP (2007) Niñez y adolescencia en los me-
ción. Informe 2006. Konrad Adenauer-Espacio Andrés Bello, Caracas. dios. Informe 2005. CECODAP-PANA,
Público, Caracas. Venezuela.
- Colina, Carlos (2002) El lenguaje de la red.
- Correa, Carlos; Calderón, Débora –coord. – (2007) Hipertexto y posmodernidad. Centro de
El peso de las palabras. Procesos judiciales y li- Investigación de la Comunicación, Universidad SOCIOLOGÍA DE LAS PROFESIONES
bertad de expresión en Venezuela 2002-2006. Católica Andrés Bello, Caracas. - Morales, Elda; Parra, Luz Neira (1997) La enseñanza
Espacio Público. Caracas. - Marcano, Rubén (2004) Los medios, camino al pre- de la comunicación: dilema entre currículum y
- A. Cañizález –coord. – (2007). Libertad de expresión. cipicio. Internet rompe los moldes de la informa- mercado, Universidad del Zulia, Maracaibo.
Libros de El Nacional, Caracas. ción, Ediciones OPSU, Caracas. - Aguirre, Jesús María (1998) La estructuración de la
(Un gran reportaje profuso y apocalíptico sobre identidad profesional del comunicador social en
EDUCOMUNICACIÓN las transformaciones de los nuevos medios, su re- Venezuela, Universidad Católica Andrés Bello,
configuración económico-política, y sus conse- Ucab.
- Hernández Díaz, Gustavo (1998) Teleniños y tele-
violencias. Fondo Editorial de Humanidades y cuencias perversas para el periodismo).
Educación de la FHE-UCV. Venezuela. - Colina, Carlos –comp. – (2005) Ciudades mediáti- COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL
- Martínez de Toda Terrero (1998) Metodología eva- cas. Aproximaciones a Caracas desde la comuni- - Pizzolante Negrón, Italo (2005) El Poder la Comu-
luativa de la educación para los medios: su apli- cación y la cultura. Fundación Alejandro Colina, nicación Estratégica,. Editora El Nacional.
cación con un instrumento multimensional. CONAC, UCV. Caracas.
Facultas Scientiarum Socialium, Pontificia - Rojano, Miladys (2006) Diez años de periodismo di-
Universitas Gregoriana, Roma. gital en Venezuela 1996-2006, CIC-UCAB, COMUNICACIÓN PARA
- ININCO (2002) Televisión ¿Enemiga o Aliada? Univesidad Católica Andrés Bello. EL DESARROLLO SOCIAL
Memoria del 1er. Seminario Internacional en edu- - Villarroel, Gabriela (2007) Construcción de relacio- - Becerra, M.; Mendoza, H. (1996) El enfoque comu-
cación para el uso creativo de la televisión, IN- nes digitales. Un análisis del discurso. Cuadernos nicacional ante el problema ambiental.
INCO, UCV, Caracas. ININCO, n. 4. Ediciones del Vicerrectorado Fundación Carlos Eduardo Frías, Caracas.
- Colina, Carlos (2005) Seducir y controlar. Vigilancia Académico, Caracas. - Universidad Católica Andrés Bello (1997)
electrónica y privacidad en Venezuela. Fondo (Premio Bienal ININCO 2005 al mejor trabajo de Comunicación para el desarrollo, Fundación
Editorial de Humanidades y Educación. UCV. grado sobre comunicación de las universidades Ecológica Pampero, Caracas.
Caracas. venezolanas). - Ferrer Escalona, Argelia (2004) Comunicación para
el desarrollo. Historia y perspectivas. Ediciones
COMUNICACIÓN POLÍTICA ANÁLISIS DE CONTENIDO Y DE DISCURSO del Vicerrectorado Académico. CODEPRE,
- Fundación Konrad Adenauer (1995) Impacto de los (lingüística, política y feminismo) Mérida.
Medios de Comunicación Social en los Procesos - Bolívar, Adriana (1994) Discurso e interacción en el
Políticos. Documentos del Seminario realizado en texto escrito, Universidad Central de Venezuela. ESTUDIOS CULTURALES
Villa de Leyva. Colombia, del 9 al 11 de noviem- Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico, - Arráiz, Y; Gamboa, N. (1995) Cuando la ciudad se
bre de 1994. Caracas. entreteje en su tradición. Aproximación explora-
- Marcotulio, R.; Velandria, H. (1995) Diseño de me- - Calderón, Liana (1995) La imagen de Venezuela y del toria-descriptiva a las redes culturales del Velorio
todología para promocionar un candidato a di- venezolano. Fundación Carlos Eduardo Frías, de la Cruz de mayo en Caracas como experiencia
putado. Fundación Carlos Eduardo Frias, Caracas. alternativa de comunicación. Fundación Carlos
Caracas. Eduardo Frias. Caracas.
comunica ción 97

- Martínez, M.; Vass, A. (1997) Video-arte expresión Sociales en Tiempos de Globalizacion. Consejo
de la postmodernidad. Fundación Carlos Latinoamericano de Ciencias Sociales
Eduardo Frías, Caracas. (CLACSO) Buenos Aires.
- Pérez, Elizabeth; Pérez, Miriam (1997) - Mato, Daniel –coord. – (2002) Estudios y otras prác-
Comunicación cultura: Estudio de las manifes- ticas intelectuales latinoamericanas en Cultura
taciones mágico-religiosas de Naiguatá, y Poder. Consejo Latinoamericano de Ciencias
Fundación Carlos Eduardo Frias-CONAC. Sociales (CLACSO) y CEAP, FACES,
Caracas. Universidad Central de Venezuela. Caracas.
- González, M.; Salas, A. (1997) El centro comercial - Mato, Daniel –coord.– (2003) Políticas de
como escenario para la comunicación. Identidades y Diferencias Sociales en tiempos de
Fundación Carlos Eduardo Frias. Caracas. globalización. FACES - Universidad Central de
- Fundación Polar (1999) Ciudad, públicos y consumo Venezuela, Caracas.
cultural. Fundación Polar Ediciones, Caracas. - Mato, Daniel –comp.– (2005): Cultura, política y so-
- O´Sullivan Ryan, Jeremiah (1999) La búsqueda del ciedad. Perspectivas latinoamericanas, Consejo
misterio trascendente en los medios de masas. Latinoamericano de Ciencias Sociales
Universidad Católica Andrés Bello. (CLACSO). Buenos Aires.
- Mato, Daniel –comp. – (2001) Estudios Latinoa-
mericanos sobre Cultura y Transformaciones

Direcciones Web: Centros de Investigación

CICI : ININCO :
Centro De Investigación de la Comunicación y la Instituto de Investigaciones de la Comunicación
Información . Universidad Central de Venezuela
Universidad del Zulia www.ucv.ve/ftproot/anuario-ininco/index.htm
http://www.sigec.luz.edu.ve/CICI/cici/Cici_Principal.
htm CENTRO GUMILLA:
www.serbi.luz.edu.ve/scielo.php?script=sci_ Equipo de la revista Comunicación
arttext&pid=S1690- Fundación Centro Gumilla
http://www.gumilla.org.ve
CIC-UCAB:
Centro De Investigación De La Comunicación
Universidad Católica Andrés Bello
http://www.ucab.edu.ve/ucabnuevo/index.php?
seccion=145
http://200.2.12.152/cic/portal/index.html

Notas

1 Aguirre, Jesús María (1996) De la práctica pe- estos y otros estudios tienen que ser rastreados en
riodística a la investigación comunicacional. bases y catálogos del exterior. Queda por hacer la
Hitos del pensamiento venezolano sobre labor de recoger los estudios de venezolanos en
Comunicación Social y Cultura de Masas. Fondo el exterior o de extranjeros sobre Venezuela.
de Publicaciones Fundación Polar-UCAB, 4 Hartley, J. (1994) “Cultural Studies”, en
Caracas. O´Sullivan et al., Key Concepts in Commu-
2 Somos conscientes de que las referencias hospe- nication and Cultural Studies, Londres,
dadas en Internet, y que muestran solamente la Routledge. [Ed. cast.: Conceptos clave en comu-
cima de un iceberg sumergido, cobrarán una im- nicación y estudios culturales, Amorrortu,
portancia decisiva en el futuro de la investigación. Buenos Aires, 1997.]
3 Este es el caso de tesis doctorales, defendidas den- 5 Fernando Villalobos en la ponencia mencionada
tro o fuera del país y aún no publicadas en formato informa que fueron publicados nueve textos de es-
de libro. Así conocemos los estudios de investi- tudio por parte de los profesores vinculados a la
gadores como Írida García, quien presentó la de- maestría en Ciencias de la Comunicación de LUZ,
fensa de su tesis sobre el cine de Román Chalbaud de los cuales 4 se ubican en la línea de investiga-
en Venezuela, o los de Oscar Lucien y Leopoldo ción de Tecnologías de la Información y la
Tablante quienes defendieron sus tesis en París Comunicación; 3 se refieren a la Sociosemiótica,
sobre cine y música popular respectivamente, y 2 en Gerencia de la Comunicación (ibid. p. 7).
la investigación sobre la televisión de pago, de- 6 http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n49
fendida por Elias Said Hung en la Universidad /bienal/Mesa%2013/PonenciaVillalobosVzla.pdf
Complutense de Madrid. Lamentablemente,
7 Aguirre (1996), op. cit. pág. 107.
98 comunica ción Hablemos

Comunicación e investigación universitaria

Momento actual
y horizonte posible
Esta sesión del Hablemos estuvo

C
ada cierto tiempo, COMUNI-
dedicada a la formación y a la CACIÓN revisa el tema de la in-
vestigación en comunicación y
investigación en las Escuelas de cultura, no sólo para actualizar
Comunicación Social, teniendo la percepción de su propia identidad como
como referentes más a la mano colectivo de investigadores, sino también
para dar cuenta de los cambios en el con-
el de la Universidad Central de texto de la producción de conocimiento
Venezuela y el de la Universidad para el área, a nivel nacional, latinoameri-
cano y global.
Católica Andrés Bello. Desde El punto de partida de esta conver-
la cotidianidad y sus rutinas sación plural, lo constituyó una
sensación: la de que hace falta desarrollo,
administrativas dentro de la en nuestro contexto nacional, de argu-
Academia, hasta la necesidad mentos que fundamenten la inserción del
periodismo como práctica profesional en
de replantearse tanto los el contexto de la investigación en las cien-
enfoques de diseño curricular cias sociales. Esta necesidad conecta, a su
vez, con la posibilidad de que a futuro
como los paradigmas, de cara pueda constituirse un episteme propio
a la actualización, fueron para la comunicación, que contribuya con
materias abordadas de manera esta incorporación, pero actualizando el
saber acumulado, de cara a nuevas áreas
transversal, apuntando a una de interés, confrontando nuevos retos.
conclusión que resulta Esta oportunidad permitió reunir a pro-
fesores e investigadores de la Universidad
trascendente: es necesaria una Central de Venezuela y de la Universidad
mayor coordinación en todos Católica Andrés Bello, para abordar una
mirada transversal que desde la cotidiani-
los niveles dad más inmediata de la administración
académica abarca también metodologías
y paradigmas, pero principalmente la vin-
culación entre formación e investigación
tanto en pregrado como en postgrado.
■ Honegger Molina García Presentes: Mariela Torrealba, quien fuera
coordinadora académica de la Escuela de
Comunicación Social de la UCV;
Moraima Guanipa, directora del Depar-
tamento de Periodismo de la Escuela de la
comunica ción 99

Marcelino Bisbal Carlos Correa Andrés Cañizalez Jesús María Aguirre Mariela Torrealba

Carlos Delgado-Flores Moraima Guanipa Gustavo Hernández Jesús María Aguirre y Acianela Montes de Oca

UCV; Acianela Montes de Oca, homólogo versidad genera, pero sin embargo, trata- los programas que salieron: La maestría en
de Guanipa, en la UCAB; Gustavo Her- mos de establecer líneas de investigación y Comunicación Social y la Especialización
nández, Marcelino Bisbal, Andrés Cañi- de mantener una continuidad investiga- para el uso creativo de la televisión. Esas
zález, Carlos Correa, Agrivalca Canelón, tiva. En los últimos años hemos trabajado líneas de investigación no están aisladas,
Luis Carlos Díaz y Carlos Delgado-Flores. con temas que intentamos sustentar en el tienen responsables y productos. Uno de
departamento de periodismo, por ejemplo, los aspectos importantes es que además de
Desde la escasez hemos trabajado en el caso de la profesora investigar a través de las líneas que tene-
Cardona sobre la “Crisis Mediática y de mos: La Historia de las Comunicaciones
Cada quien habla desde su experiencia, Protesta”, la profesora Virginia también ha Sociales, Políticas Públicas de las
como profesor, tutor de tesis, investigador hecho trabajos en “Lenguaje y Literatura”, Escuelas de Comunicación, Educación y
o director de instituto. Moraima Guanipa como información cultural. El caso del Medios de Comunicación, Tecnología e
lo hace desde su experiencia de 10 años en profesor Miguel Ángel Latouche, sobre, Información de la Comunicación, cada in-
la Universidad Central de Venezuela. - - “política Internacional” para el departa- vestigador tiene una línea de investiga-
”Creo que esto no se puede ver aislado” mento de Ciencias Políticas y Sociales. Es ción, por otra parte, están trabajando la in-
–señala- “en el caso de la UCV, de los in- decir, se ha tratado de establecer políticas vestigación conectando con el desarrollo
sumos y carencias del personal docente de de investigación y se ha tratado de vincu- científico y humanístico, en primer lugar,
nuestra escuela, en particular, los profeso- lar a los estudiantes de pregrado de la y en segundo lugar, es un deber moral pu-
res que pudieran estar dedicados a investi- Universidad con esas líneas investigativas blicar las investigaciones en el anuario.
gar y a formar generaciones de relevo se que ya se han venido alimentando y creo Nosotros, a través de la maestría en
han ido del país. Esto se ha convertido en que son señales que tienen algo muy posi- Comunicación, tratamos de que los estu-
una limitante muy seria para la investiga- tivo y que alientan, aunque por sí mismas diantes, futuros investigadores, se nos que-
ción en la escuela. Casi todos los departa- no sean suficientes y nunca lo serán”. den en la línea de investigación y de hecho,
mentos están así y el caso del departa- Mariela Torrealba, enfatiza lo dicho por eso debe ser así, porque esa es la sustancia
mento de periodismo es bastante ejemplar Guanipa: “Yo sí creo que se trata de utili- natural donde el estudiante pueda desarro-
en este sentido. Es el departamento géne- zar de otra manera el recurso, estamos ha- llar su potencial creador”.
sis, es la semilla de la escuela porque está blando del recurso humano, del factor “Por otro lado” señala “el problema que
desde 1946 y es un departamento que llegó tiempo y de dinero: Creo que a todos nos tenemos es que no contamos con la cantidad
a tener hasta 18 profesores pero pasó a ser puede estar pasando lo mismo. Estamos suficiente de profesores para poder suplir
un departamento con tan sólo 6 profesores, hablando de dinero”. las necesidades de los estudiantes. Si bien
donde sólo 2 de ellos están a tiempo com- Por su parte, Gustavo Hernández Díaz, es cierto, que tenemos estas líneas en el ins-
pleto. Lo otro que quiero señalar, así como director del Instituto de Investigaciones de tituto, existen otras líneas de investigación
digo esto, es que también existen señales la Comunicación (ININCO) de la Uni- que aparecen en cierta forma en el mercado,
positivas y es el hecho de que quienes par- versidad Central de Venezuela refiere la buscando la pertinencia y estas salidas tra-
ticipamos en la escuela como docentes nos experiencia del instituto. “Recientemente dicionales de un orden más teórico, lo que
hemos dedicado también al trabajo inves- es que nosotros hemos formalizado las lí- son las maestrías, son de carácter investiga-
tigativo. Lo hacemos con todo y las difi- neas de investigación, que antes eran pro- tivo, y hay unas líneas y unos temas y unos
cultades que aparecen: falta de equipos, es- yectos de investigación muy personales de proyectos que escapan de nuestros intereses
caso financiamiento, limitaciones en los profesores. Su formalización se hizo y posibilidades de abordaje. En ese sentido,
cuanto a la burocracia que la misma uni- con base en la frecuencia y de la solidez de todo está articulado con las publicaciones,
100 comunica ción

incluso, el instituto tiene una política a tra- “De una parte importante de los pro-
vés de un premio únicamente para la co- ductos se empiezan a repetir patrones para


municación venezolana, de aquí han es- generar productos comunicativos de radio
tado presentes como jurado: Moraima y TV. Las tesis según estuvimos hablando
Guanipa, Marcelino Bisbal y Jesús María hace unos meses en la Escuela con el pro-
Aguirre. Estamos por la cuarta edición y fesor Ramos, Elisa Martínez, directora
premiamos la mejor tesis venezolana del departamento de área publicitaria en
desde el punto de vista interdisciplinario y Valdría la pena que como ese momento, se planteó que las tesis pre-
la premiación es que el estudiante adquiera investigadores nos preguntemos sentaban un problema administrativo
una beca en la maestría de comunicación ¿Hacia dónde va la investigación? porque no hay suficientes profesores para
social. Esto ya está estipulado formal- hacer de tutores ni de jurados”.
mente en el postgrado y además de eso, que ¿Cuáles son los paradigmas? “Una de las soluciones que se plantea-
se publique la tesis. Y así lo hemos cum- Porque de pronto debemos ron es la eliminación de materias y eso
plido. Es una cuestión que lo hacemos sa- habla de decisiones radicales. Eso es duro
biendo que la edición en Venezuela es muy
cuestionarlos, es fácil replantearlo porque si bien es cierto que la mayoría son
difícil y más cuando son temas estricta-
mente académicos. En estas tesis no sola-
mente han participado los universitarios de
la UCV, sino de otras universidades como
la UCAB, la LUZ y otras, y no siempre
gana el campo de las comunicaciones en sí

o quizá no hay nada que replantear
si todo está bien. Hasta ahora todo es
normal, eso también es válido
productos que no aportan nada, sí son
ideas insipientes que se les pudiera cana-
lizara futuro con tutores del área”.
“Estuvimos generando ideas para pro-
ducir nuevos proyectos. Ideas nuestras e
ideas generales, la intención es que se pu-
mismas, sino también la sociología de la dieran escribir y generar nuevos proyec-
comunicación y la escuela de arte, siempre tos pero no fue prácticamente aceptada,
tocando multidisciplinariamente el área de entre el estudiante tampoco, porque cada
la comunicación”. quien quiere hacer lo suyo y en eso ellos
“Tenemos problemas muy fuertes con son bastante libres”.
respecto a las tesis: el buscar profesores “Allí el proyecto se está discutiendo, sí
para poder cubrir en primer lugar, nues- hacer un trabajo especial de grado en ese
tras líneas tradicionales, para poder enca- momento (terminada la carrera), tiene
rarlas, y en segundo lugar, para evaluar desde otros paradigmas, confrontando los sentido o no tiene sentido”.
otras temáticas que todavía nosotros no que tenemos para poder avanzar dentro “El otro tema que quería tocar era que
tenemos capacidad porque no damos del campo de las ciencias sociales. Es un tiene que ver con la falta de articulación
abasto. Para los que estamos en la parte tema complejo pero creo que académica- entre el pregrado, postgrado y el Centro
administrativa, ese factor es agotador, mente hay que buscar la manera de pro- de Investigación. En el caso del Centro de
porque hay que estar encima de una maes- blematizar el quehacer investigativo. Investigación de la Comunicación (CIC)
tría en Comunicación o de una dirección Creo que es una pregunta importante que de la UCAB, será un problema mientras
y eso acapara mucho tiempo. Además, puede optimizar la producción científica no se concrete un mayor trabajo integrado
existe el problema de las tarimas, un pro- de pregrado y postgrado. Valdría la pena entre los que hacen investigación en el
fesor que tiene unas tarimas de horas de que como investigadores nos pregunte- Centro y estudiantes de pregrado, pos-
clase en la escuela de comunicación se mos ¿Hacia dónde va la investigación? tgrado y profesores. Mientras no exista un
puede liberar para la investigación, en- ¿Cuáles son los paradigmas? Porque de sistema articulado vamos a seguir ha-
tonces en ese sentido, nos vemos restrin- pronto debemos cuestionarlos, es fácil blando de que no hay suficiente investi-
gidos. Hay que formar una generación de replantearlo o quizá no hay nada que re- gación propositiva. El problema es que re-
relevo en el campo de las comunicaciones plantear si todo está bien. Hasta ahora to- petimos y permitimos que los marcos te-
y este es un tema que hay que verlo desde do es normal, eso también es válido”. óricos y las disertaciones se transfieran de
el punto de vista sinérgico, no solamente una tesis a la otra y son exactamente las
ver a la escuela con el instituto, sino verla Tesis sí, tesis no… mismas, siguen así y no pasa nada”.
con la UCAB que es nuestra aliada más ¿cuándo y con quién investigar? “Luego hay un tema que no sé si debe-
inmediata, en esta empresa de la educa- ríamos pasar por alto, que es el tema del
ción en postgrado”. Acianela Montes de Oca señala aspectos plagio. Es un asunto serio porque si no lo-
“Otro aspecto que yo me pregunto es coincidentes en los problemas de las es- gramos articularnos de una universidad a
¿Qué estamos investigando? y ¿Para qué cuelas de comunicación social. “En prin- otra, si no tenemos capacidad de producir,
estamos investigando? Este es un punto cipio la ausencia de personal docente a entonces se plagia. La otra vez hubo una
bien importante, y ¿Desde qué paradig- tiempo completo en la investigación, no tesis entre la UCV y la Católica, era una
ma estamos trabajando la investigación? sólo en la escuela de la UCV sino también tesis en que Moraima Guanipa había sido
Porque aquí se está tocando el tema teó- en la UCAB la investigación parece ser convocada como jurado y da la casualidad
rico, epistemológico y metodológico de una decisión individual. En los estudian- que el tema ya lo había conversado con un
la investigación. Si estamos siguiendo tes de pregrado el mayor esfuerzo se hace profesor de la UCAB, y al enterarse de su
los mismos paradigmas y protocolos de en el trabajo de grado. En más de un 60% contenido no aceptó presentarse como ju-
la investigación para ver los resultados de las tesis son productos profesionales, rado. No fue porque el plagio era una tesis
que nosotros queremos con los paradig- productos que, aunque nunca han salido en físico. El problema es la falta de arti-
mas que conocemos, o ver esa realidad al mercado, son profesionales”. culación porque no tenemos los mecanis-
comunica ción 101

mos para saber cuál es tu investigación, ¿En síntesis?: reducir,


por eso no podemos saber qué temas se concentrar y coordinar


están copiando por la falta de tutores”.
Jesús María Aguirre realiza una síntesis
¿Licenciados o TSU? de lo expuesto, donde destacan tres pro-
blemas y tres posibles soluciones.
Marcelino Bisbal retoma el dilema entre “Revisando nuestro actual plan de estu-
la formación “para el arte” y la forma- Es lo que decía en una oportunidad dios de comunicación para reducirlo a
ción de conocimiento científico, pero aho- García Márquez, parecen más cuatro años, al modo como se plantea el
ra desde otro ángulo, volcado al arte y al bien un criadero de conejos que Proyecto piloto europeo, expuesto en la
oficio. “Después de mi paso por la UCV” Declaración de Bolonia 1999 (Espacio
señala “ y habiendo sido director de es- en definitiva hay que sacarlos Europeo para la convergencia de estudios
rápidamente para que ejerzan
cuela, después de escuchar a Acianela
Montes de Oca esto es más o menos lo
que ya en el año 1998 nosotros nos plan-
teamos tal cual. Con el correr de los años
estoy más convencido del asunto: ¿No
será que nosotros como docentes univer-

ciertas y determinadas funciones
muy instrumentales
superiores), que incluso plantea tres años
para algunas carreras, veía que ello impli-
caría asegurar un bachillerato mucho más
eficiente, mucho más completo; porque
nosotros en la Universidad lo que estamos
es, de alguna manera, corrigiendo las de-
sitarios le estamos exigiendo a nuestros ficiencias que hay desde el bachillerato.
estudiantes realizar trabajos de investiga- Pero en cualquiera de los casos lo que se
ción cuándo ellos no están preparados da a entender con la reducción, es que
para eso? Pareciera más bien un empeño para lo que se requiere en el mercado la-
de un grupo de académicos cuando los boral, según la demanda actual, los cinco
muchachos vienen de escuelas con for- años son excesivos, y el componente in-
mación más bien instrumental, sin herra- vestigativo se debería elevar a las maes-
mientas para la investigación. A esto se trías o al master. Esta sería una buena fór-
le suma que en algunas escuelas llegan a mula, dado el colapso que estamos sin-
tener hasta siete materias a la final es muy tiendo las escuelas de comunicación”.
difícil que se haga investigación con to- “Durante mi coordinación de trabajos
da la formalidad del caso, cuando el es- una locura, o si estoy acertando, no lo sé, de grado a lo largo de diez años en la
tudiante no esta capacitado para eso. pero mi intuición y reflexión en el cam- UCAB, y cuando se llegó a unos 120 tra-
Entonces mi pregunta: ¿No será un sue- po, después de muchos años, me mueve bajos de defensa sentía el agotamiento de
ño nuestro pedirle al estudiante que fina- por allí. ese sistema. Para las fechas de los grados
lice la carrera entregando un trabajo con Acianela responde tomando partido (meses de julio-septiembre-octubre), los
todos los requisitos científicos? El pro- por la profesionalización universitaria. profesores andaban azorados con los exá-
blema lo tengo resuelto desde hace algún “Ofrecerle a los estudiantes la formación menes finales y de reparación, las horas
tiempo, y es lo que tiene que ver con el apropiada para que salga en tres años es no les alcanzaban y eso suponía un co-
tema de las escuelas de comunicación so- un técnico universitario. Yo no sé si ese lapso total. La proposición mía, que no
cial del país, creo que tal como están di- sea el camino más apropiado. Yo si creo fue acogida, era la de reducir el número de
señadas no tienen ningún sentido. Esto que lo que distingue a un profesional, con jurados, en lugar de suprimir los trabajos
ya lo hemos conversamos con varios de carrera universitaria, es la capacidad para de grado: ¿por qué tienen que ser tres los
ustedes. Es lo que decía en una oportuni- reflexionar para plantearse cosas distin- integrantes del jurado? Pues redúzcanse a
dad García Márquez, parecen más bien tas, con cierta originalidad. Y me da la im- dos o a uno. Al terminar se debería apli-
un criadero de conejos que en definitiva presión que si nosotros no les damos mé- car una prueba de competencias profesio-
hay que sacarlos rápidamente para que todos y criterios para que investigue, se- nales dejando las tesis clásicas con sus ju-
ejerzan ciertas y determinadas funciones guimos sacando gente que sólo saber ser rados para el nivel de postgrado. Habría
muy instrumentales. Tiene mucho más es personas bien mandadas y no creo que que ver la lógica que aplica el Gobierno
sentido reducir las escuelas de comuni- sea eso lo que sea lo que corresponda a actual en la educación superior”.
cación a escuelas de periodismo con tres una academia convencional.”. “Pero dejando ese tema procedimental
años de formación y todo lo que tiene A ello riposta Marcelino: “Pero es que a un lado, y volviendo a mi experiencia
que ver con el campo de las ciencias de el nivel técnico también puede ser tan sobre los productos de tesis en esos años,
la comunicación y su relación con otras bueno como el de una academia. Es un mi juicio es más bien positivo. Hasta
disciplinas. Aquí si entonces podamos nivel tan válido como el otro. El problema donde yo conozco, una de las pocas eva-
exigir investigación. Yo eliminaría las te- es que entre las exigencias del Consejo luaciones que ha habido fue la del año
sis de grado: creo que no tienen ningún Nacional de Universidades para llevar un 1997; en ese año se hizo una evaluación
sentido, aunque pueda ser muy compla- programa a maestría tiene que pasar por el de las investigaciones sobre comunica-
ciente para algunos estudiantes el ver un diseño de unas líneas de investigación y ción en Venezuela, allí se vio qué inver-
producto final, pero a la final resulta que tiene que producir investigación, enton- siones había por parte del CONICIT, los
se está dejando entonces muy poco. La ces sí es posible en un programa con esas PPI, los recursos humanos que había dis-
pregunta es: ¿cómo ven ustedes este pro- características con profesionales que ya ponibles, y después la producción de la
blema? ¿cómo lo están viviendo al inte- están formados y lo que están buscando es academia con respecto a las tesis del pre-
rior de las escuelas? Si esto que digo es perfeccionar los instrumentos”. grado y postgrado. Naturalmente, con-
102 comunica ción

tando con algunas ventajas para recabar la cesos determinados. También se trata de
información de pregrado, pues el profesor investigación pero con otra función y
Marcelino era el puente de cara a la UCV otras características distintas en términos
y Migdalia Pineda y María Isabel de procedimientos y de plazos. Todo ello
Neuman nos suministraban los datos de para responder a necesidades inmediatas
Maracaibo, mientras por mi parte proce- para que políticamente sean útiles. Pues,
saba los productos de la UCAB, pudimos ya tres meses después de las elecciones o
hacernos una idea de la producción con- referéndum esos datos no sirven sino para
junta. La conclusión que saqué, una vez hacer historia”.
revisados los productos editoriales, es “En mi última revisión bibliográfica
decir la bibliografía, las poquísimas tesis sobre últimos catorce años de investiga-
de maestría que eran incipientes, es que ción venezolana sobre comunicación y
había un valor agregado investigativo en cultura de masas, (trabajo publicado en
los trabajos de pregrado, donde se reunía este número de la revista Comunicación)
información descriptiva sobre el número he obtenido 108 títulos publicados, y cabe
de emisoras, número de periódicos, nú- hacer tres observaciones:
mero de revistas, canales, contenidos, en primer lugar la existencia de más
otros”. manuales nacionales para las numerosas
“Por otra parte, si bien las tesis de aná- escuelas de comunicación, en segundo
lisis eran muy pocas, las de perfiles pro- lugar la producción de trabajos sobre el
fesionales y ocupacionales, fueron bas- mundo digital, que responde a los cam-
tante provechosas. Personalmente dirigí bios tecnológicos, y, finalmente, la explo-
unas catorce. Por ello, siempre he estado, sión de los temas de comunicación polí-
patria a muerte, a favor de los trabajos de tica, legislación y libertad de expresión,
grado. Otra cosa es que en la situación ac- consecuencia evidente de las necesidades
tual, dado el colapso de las tesis, por la es- surgidas por el convulso momento polí-
casez de tutores, haya que replantear la tico que vivimos”.
ubicación de la investigación”. “La polarización existente en Vene-
“Un déficit que siento también es la zuela ha conducido a que se elaboren unos
falta de coordinación entre los centros de productos expeditos y rápidos, pero sin
investigación en red, pues ésta no se hace. ningún planteamiento de fondo sobre los
Aunque estrictamente hablando, el problemas epistemológicos, y a menudo
Centro Gumilla no era un centro de in- sin los adecuados requerimientos meto-
vestigación académica, sí cumplía la fun- dológicos. Son trabajos conceptualmente
ción de nodo de apoyo. De hecho la base poco coherentes y además se ven diluidos
de datos RECOM se inició gracias a la dentro de la masa de publicaciones políti-
alianza con el CIC– UCAB. Debido a ello cas más sensacionales que a cada mo-
teníamos una visión de lo que se producía mento están saliendo”.
en el país. Creo que ahora existen mejores “En resumen, creo que hay coinciden-
condiciones técnicas para intercambiar cia en la necesidad de recortar los perío-
una serie de datos. Recuerdo que un pri- dos de cinco años a cuatro en las escuelas
mer intento de crear redes internacionales de comunicación para los estudiantes de
a nivel latinoamericano fue el de COM- pregrado, siempre que no sea una prepa-
NET. En esos años no disponíamos si- ración reductivamente técnica. Para llegar
quiera de Internet y menos de banda a esto se hace indispensable asegurar una
ancha, pero con el apoyo de la buena preparación en los estudios de ba-
Universidad de Colima, a pesar de todo, chillerato. Y la salida al problema de in-
logramos reunir ocho universidades para competencia para la investigación habría
intercambiar en cd-rom las bases de que dirigirla hacia el mejoramiento de las
datos. Creo que con las posibilidades que materias metodológicas y a la consolida-
hay ahora, nosotros seguimos desorgani- ción de la investigación en el nivel del
zados”. postgrado”.
“A parte del problema de los recursos
y de su coordinación, hay otro factor que
incide actualmente en la desmejora de la ■ Honegger Molina García.
investigación por las urgencias en estraté- Miembro del consejo de redacción
gicas y cortoplacistas. En este momento de la revista Comunicación.
político toda la lógica lleva a tener que
responder estratégicamente al conflicto
que hay armado en la palestra política; así
abundan encuestadoras y observatorios
de todo tipo para el seguimiento de pro-
comunica ción
103

Galería de Papel. Virginia Lavado. Glutony - gula


104 comunica ción Informaciones

En homenaje a Jean Baudrillard y Guy Debord Otorgan Premio


“Comunicador de la Paz”
PUCRS sede del IX Seminario Internacional 2007
da Comunicação “Simulacros e (dis)simulações
na sociedade hiper-espetacular” E l Comité Directivo de la OCLACC deter-
minó la nómina de quienes recibirán el
Premio “Comunicador/a de la Paz 2007”, ga-
lardón que se entregó en un acto solemne en el
marco del III Congreso Latinoamericano y
E ntre el 7 y el 8 noviembre pasados se llevó
a cabo en el campus central de la Pontifícia
Universidade Católica do Río Grande do Sul,
Entretanto, el seminario se constituyó en la
plaza ideal para la presentación de los resulta-
dos arrojados tras las pesquisas adelantadas
Caribeño de Comunicación, COMLAC, reali-
zado del 14 al 19 de octubre, en la ciudad de
Loja, Ecuador.
en la ciudad de Porto Alegre (Brasil), la IX desde los recintos académicos de la nación au- El Premio instituido por la Organización
Edición del Seminário Internacional da riverde. Así, la participación de los ponentes ex- Católica Latinoamericana y Caribeña de
Comunicação “Simulacros e (dis)simulações tranjeros fue completada durante la franja ho- Comunicación, OCLACC, distinguirá a comu-
na sociedade hiper-espetacular”, enmarcada en raria vespertina merced la organización de se- nicadores y comunicadoras que con su actitud
un sentido tributo a las obras de Jean siones para la exposición de resúmenes y avan- de vida siguen defendiendo y promoviendo una
Baudrillard y Guy Debord, dos personalidades ces de investigación, distribuidas en once cultura de paz y de justicia a través de la comu-
que dejaron una impronta
nicación social. En la categoría In Memorian,
significativa en la segunda
el Premio reconocerá también a quienes han fa-
mitad del siglo XX, parti-
llecido y que en su vida dejaron un gran ejem-
cularmente por lo que se re-
plo de trabajo a favor del desarrollo integral de
fiere a la reflexión en torno
los pueblos, el ejercicio de una ciudadanía
a la presencia y el impacto
plena, la defensa de la vida y de la paz.
de los medios en la socie-
Los galardonados con el Premio
dad contemporánea.
Comunicador de la Paz 2007 son el P. Attilio
El rescate de las contri-
Hartman, SJ, (Brasil), Director de la Revista
buciones de los pensa-
Jesuitas, de la editora P. Reus y del periódico
mientos de Baudrillard y
Solidario; Maria Rosa Lorbés (España-Perú),
de Debord al ámbito espe-
Directora de la revista Signos y Responsable del
cífico de la comunicación
área de Comunicaciones del Instituto Bar-
y de la mediación tecnoló-
tolomé de las Casas y Humberto Vandenbulcke
gica, estuvo a cargo de un
(Bélgica-República Dominicana), fundador de
cuerpo de catedráticos de
Radio Enriquillo y ex presidente de ALER.
renombre mundial a lo
El Premio In Memorian se entregará a
largo de las jornadas matu-
Mons. Oscar García Urizar, Guatemala,
tinas que ocuparon los dos
Fundador de Radio Colomba y de la
días del evento, a saber:
Federación Guatemalteca de Educación
Patrick Tacussel, con la po-
Radiofónica FGER, y al P. Padre Rafael Vall-
nencia “Guy Debord e
Serra (Colombia), fundador de Evangelio
Jean Baudrillard: espetáculo e simulacro, os Grupos de Trabajo (GT) con sus respectivas Comunicado ECOM.
estilos da radicalidade”; Francisco Rüdiger Mesas Temáticas, bajo la pauta de un equipo Las condecoraciones se entregarán en un
con su intervención titulada “Guy Debord e a de facilitadores, atendiendo a los siguientes acto especial programado para el día jueves 18
teoria crítica: a atualidade de A Sociedade do ejes de especialización: Comunicação e de octubre, a las 18h30, durante el acto de clau-
Espetáculo”; Douglas Kellner, con el trabajo Cultura (Prof. Dr. Antonio Hohlfeldt); sura del III Congreso Latinoamericano y
“From Media Culture to Media Spectacle: Comunicação e Industria Audiovisual (Prof. Caribeño de Comunicación, COMLAC 2007.
Developments in Contemporary Media and Dr. João Guilherme); Comunicação Política El Premio Comunicador/a por la Paz se ins-
Culture”; Philippe Joron, con el tema “George (Profa. Dra. Neusa Demartini Gomes); Comu- titucionalizó el 25 de enero de 2004 en el
Bataille e a comunicação soberana”; Michel nicação Organizacional (Profa. Dra. Cleusa marco del II COMLAC que tuvo lugar en
Moatti, con la exposición “O excesso de co- Scrofernecker); Estudos em Jornalismo (Profa. Santo Domingo, República Dominicana, y
municação mata a informação”; Juremir Dra. Beatriz Dornelles); Estudos em Turismo desde entonces se entrega cada tres años, ade-
Machado da Silva, con la propuesta “Das (Profa. Dra. Marutscka Moesch); Mani- más como una distinción especial a los aportes
(dis)simulações na sociedade hiper-espetacu- festações Visuais da Contemporaneidade de las y los comunicadores por la defensa de la
lar”, finalizando Lucien Sfez, con “A simula- (Prof. Dr. Flavio Cauduro y Profa. Dra. Maria libertad de expresión.
ção do corpo midiático” y Robert Pritchard con Beatriz Arde); Mídias Sonoras (Prof. Dr. Al comunicar la decisión final del Premio,
“Confronting Media Nihilism: How transpa- Luciano Klöckner); Publicidade e Propaganda el comité Directivo de OCLACC expresó el
rency builds meaning during crises”. (Profa. Dra. Cristiane Mafacioli Carvalho); agradecimiento a todas las instituciones y per-
Estas disertaciones apenas sirvieron como Relações Públicas (Prof. Dr. Roberto Simões) sonas que presentaron candidaturas. “Sabemos
telón de fondo para aglutinar y canalizar los in- y Tecnologías do Imaginario e Cibercultura del enorme esfuerzo que en cada rincón de nues-
tereses teóricos de estudiantes (de pregrado y (Prof. Dr. Francisco Rüdiger). tra América Latina vienen realizando distintos
postgrado), profesionales, profesores e investi- Para esta oportunidad, Venezuela contó con personajes anónimos para llevar la Buena
gadores de la Comunicación y de las Ciencias la representación del trabajo “Responsabilidad Nueva y desde allí aportar al desarrollo de nues-
Sociales en general, convocados de todas las ins- Social y Comunicación Corporativa en el tra Patria Grande”, dice la Presidenta de
tituciones de educación superior del Brasil, por marco de la vinculación Empresa-Univer- OCLACC, Anamaría Rodríguez Porras.
lo que respecta al balance del estado del arte de sidad: caso El Nacional-UCAB”, de la autoría
los estudios entrabados en el área de los me- de la Profa. Agrivalca Canelón, dentro del GT José Nelson Mármol Montalvo
dios y la cultura. Comunicação Organizacional.
comunica ción 105

La Red Dircom Iberoamérica sostiene que la relación comunicación-conocimiento es capital para las organizaciones

Auspiciado por la Universidad Mayor de Chile y la Red Dircom Iberoamérica

Celebrado II Encuentro Universidad Empresa


“Comunicación e Investigación en el centro del Negocio”
concretos en términos de la creación de dife-
A decir de Alejandro Llano (2004), “la em-
presa es la institución más típicamente mo-
derna y la mejor acondicionada para gestionar
tífico y técnico, conduce a la definición de nue-
vos modelos de gestión organizacional, fomen-
tando los intercambios entre el mundo del tra-
renciación competitiva, la consolidación de la
lealtad de los consumidores y la relación con los
la complejidad propia de la sociedad de la in- bajo y la parcela educativa. públicos objetivo.
formación y del conocimiento”, toda vez que Justamente, en la dinámica de esta discusión Este argumento cobró resonancia al fragor
“constituye el motor de la innovación social”. se inscribió el II Encuentro Universidad de la mesa redonda “Comunicación, Inves-
Ampliando la mira, no obstante, a juicio de Empresa “Comunicación e Investigación en el tigación y Organización: los nuevos desafíos
este autor la vitalidad de la empresa, y más to- centro del Negocio”, celebrado por la Facultad del siglo XXI”, dirigida por Fernando Véliz,
davía de cualquier entidad, depende en buena de Comunicación y Diseño de la Universidad Representante de la Red DirCom Iberoamé-
medida no sólo de su capacidad para hacerse Mayor en alianza con la Red DirCom rica en Chile, y conformada por los panelistas
con el entorno y sus variables, sino también de Iberoamericana, el pasado 15 de noviembre de Pedro Huarhua, Consultor Senior de Pacific
las destrezas para comunicarse con otras ins- 2007, en la ciudad de Santiago de Chile. El Comunicación Estratégica (Perú) y ex asesor
tancias sociales. En tal sentido, el progresivo evento, en el que se dieron cita expertos nacio- del presidente Alejandro Toledo; William
protagonismo del “humanismo empresarial”, nales e internacionales, propició el espacio para Pullen, Consultor del Reputation Institute en
que redescubre el núcleo vital de las corpora- que profesionales, docentes y estudiantes enta- Chile; Pilar Barañao, Consultora de Great
ciones en las personas (stakholders), junto a la blaran un fructífero debate de ideas con base en Place to Work Institute de Chile; Cristián
irrupción de las nuevas tecnologías, han con- la articulación de los ejes de la comunicación y Silva, Gerente de Capacitación y Desarrollo
vertido a la comunicación en un escenario es- la investigación dentro del quehacer de la orga- de Finning Chile; Agrivalca Canelón,
tratégico en el que la interdisciplinariedad y la nización. Coordinadora de los Consejos Consultivos
mutua cooperación, al amparo de la investiga- La jornada fue inaugurada con las palabras Editoriales de El Nacional (Venezuela) y Raúl
ción en tanto dimensión constitutiva, encuen- de la Decana de la Facultad de Comunicación y Herrera, Director de la Escuela de Comu-
tran un nicho desde donde guiar la gestión y la Diseño, Lucía Castellón, quien dejó asentada nicación Organizacional de la Universidad
acción. la importancia de reflexionar sobre lo que su- Mayor. A partir de las puntualizaciones reali-
En el marco de este planteo, una de las cues- cede al interior de las empresas, en aras de ca- zadas por cada uno de los participantes a lo
tiones que desde hace décadas ha captado sumo pacitar, desde el recinto universitario, a los fu- largo del conversatorio, se desprende como un
interés apunta hacia la vinculación del sector turos profesionales de la comunicación que res- hecho ineludible la sustanciación de la gestión
empresarial con la universidad, asumiendo pondan a las necesidades y los requerimientos de la comunicación en la gerencia del conoci-
como funciones sustantivas del primero la ge- corporativos. miento y de la marca, sin descontar el valor de
neración de dividendos para los accionistas, el Siguiendo este hilo conductor, durante su in- la reputación corporativa, amén de la implica-
desarrollo sostenido del negocio y la satisfac- tervención Isabella Cunningham, del Programa ción de los públicos internos en el proyecto
ción plena de las demandas de bienes y servi- de Publicidad y Relaciones Públicas de la institucional.
cios, reservándose para la segunda las activida- Universidad de Texas, subrayó ante los asisten- El programa del encuentro culminó con la
des de docencia, investigación y extensión para tes la centralidad de la figura profesional del conferencia dictada por el especialista inter-
la “rentabilidad” del conocimiento. En esta MarCom en la evolución de los dominios de la nacional Par Landors, de Diaconia University
línea, el despliegue de procesos que invoquen la comunicación de mercado, resultando crucial of Applied Sciencies de Filandia, titulada
participación conjunta para el diseño e imple- su rol en la gerencia de las percepciones alre- “Comunicación y Empresa: un diálogo per-
mentación de proyectos de carácter social, cien- dedor del activo de la marca, con beneficios manente”.
106 comunica ción

Festival de cine de Mérida 2007 Denuncia el SNTP

D esde hace tres años, después de un receso


de 15, el festival de cine venezolano ha ve-
nido activando y creando un espacio de discu-
Jorge Hernández, Metralleta de Belen Orsini y
La Corporación del francés Costa Gravas.
Entre otros títulos que por tiempo se hicieron
Cerco sobre
sión para la cinematografía de nuestro país. inasequibles. el ejercicio
Una de las más importantes propuestas en lo
que refiere a la industria audiovisual venezo-
lana. Un espacio de diálogo, cohesión y dis-
Sobre los films del periodismo
El cine venezolano ha logrado reinventarse
frute.
y en ese proceso ha generado buenos resulta-
Echados en el diván del lobby del Hotel La
Pedregosa pudimos cambiar palabras con al-
gunos representantes internacionales del ju-
dos. Una muestra: Postales de Leningrado.
Comenzamos con el segundo film de Mariana L a Junta Directiva del Sindicato
Nacional de Trabajadores de la
Prensa (SNTP) se dirige al gremio
Rondón porque en definitiva fue el que dio más
rado, quienes a decir verdad sólo tenían una periodístico y a la opinión pública en
de qué hablar, tanto antes como después de la
vaga idea de lo que se está haciendo en general para llamar la atención sobre
premiación. El film guerrillero se hizo de los
Venezuela, y según se veía la mejor disposi- una escalada de preocupantes hechos
premios mejor película y mejor dirección. Pero
ción de conocer nuestras propuestas cinemato- y anuncios por parte de representan-
no sólo se quedó con eso, el montaje realizado
gráficas. Por allí pasaron el guionista y direc- tes oficiales e instituciones naciona-
por Márite Ugás y la fotografía de Micaela
tor argentino Jorge Gaggero, realizador de les que nos obligan a mantenernos
Cajahuaringa también fueron premiados como
Cama Adentro, quien ofreció una conferencia en alerta ante el grave riesgo que re-
lo mejor del festival en sus respectivas áreas.
magistral días después en las salas del cine presentan para el ejercicio del perio-
Junto a Postales, las películas más comentadas
Alto Prado; y el cineasta francés Francois dismo:
fueron: la primera superproducción de La Villa
Margolin, director de Mentira, quien también
del Cine, Miranda Regresa, de Luis Alberto
hizo lo propio hablando sobre el cine de autor 1.Las incidencias legales surgidas
Lamata con una producción, fotografía y di-
francés y los procesos de producción. en torno al funcionamiento de la
rección de arte de nivel, justificable por el pre-
Leonardo Padrón no faltó, y aprovechó la oca- planta Radio Caracas Televisión
supuesto multimillonario que manejó (ganó
sión para presentar su libro Los Imposibles en Internacional, que la han puesto al
mejor dirección de arte, cámara y sonido). La
la Ballena Blanca. También estuvo el Señor borde de su desaparición a menos
Edad de la Peseta de Pavel Giroud, que tiene
Atahualpa Lichy, conocido director venezo- de un mes de su salida a través de
un guión simple y bien trabajado, y se ganó ese
lano (Rio Negro) que se encuentra actualmente empresas de cable y satelitales,
premio. Y la propuesta inteligente, en lo que a
residenciado en París y muy conectado con la revelan un nuevo abuso de poder
mercadeo se refiere, de Hector Palma y su “pe-
movida cinematográfica europea en lo que a y una conducta discriminatoria
lícula” Ni tan Largos, Ni tan Cortos: dos
festivales se refiere. Junto a las figuras men- por parte del gobierno nacional
Cortometrajes fusionados que tuvieron una ex-
cionadas, Nancy de Miranda, gerente del que confirman los argumentos de
celente receptividad en el público.
Laboratorio de Cine y Audiovisual del CNAC; quienes sostuvimos que la deci-
Al borde de la línea de Carlos Villegas logró
Luis Ricardo Dávila, académico de la ULA; y sión que sacó del aire la señal
la mejor ópera prima, pero de este film como
David Rodríguez, Director de la Fundación abierta de RCTV obedeció a ra-
de Una Abuela Virgen de Olegario Barrera y
Cinemateca Nacional; conformaron el jurado zones de retaliación política.
Mi Vida por Sharon de Carlos Azpúrua, no hay
del festival para la principal categoría: largo-
mucho de qué hablar. Cotufas masticadas.
metrajes de ficción. 2. El SNTP observa con gran
De todo hubo en el festival, desde el exce-
Las mañanas se reservaban para talleres de alarma una concatenación de ac-
sivo e ideologizante documental de Edmundo
actualización tecnológica audiovisual dictados ciones por parte de personeros ofi-
Aray y David Rodríguez, El vientre de la
por directores internacionales y nacionales, ar- cialistas que demuestran la pues-
Ballena; hasta el absurdo largo en video Pecho
tistas venezolanos y casas productoras. ta en marcha de una estrategia des-
Caníbal. El cierre se dio con la proyección de
Entrada la tarde comenzaban las proyecciones, tinada a desprestigiar, socavar la
los cortos seleccionados para Cine Átomo, una
diez propias y cinco extranjeras por día. Buena credibilidad y generar repudio ha-
propuesta medio dogmática que consistió en
cifra para una industria que se encuentra re-na- cia todos los periodistas sin dis-
presentar un plano secuencia de un minuto gra-
ciendo con fuerza, gracias a una cultura que, tingos. Especial rechazo merece
bado expresamente en Mérida y en el marco
pese a mucho, parece emerger -a las carteleras la iniciativa de la Comisión
del festival. Cómo Vuelan los Grandes de Roxy
nos remitimos. Permanente de Ciencia, Tecno-
Ortyz se llevó el premio gordo, para el segundo
El cartel estuvo compuesto por Miranda logía y Comunicación Social de
premio hubo un empate entre Tiempo y
Regresa de Luis Alberto Lamata, Postales de la Asamblea Nacional de hacer
Recuerdo de Gerard Uzcategui y Dayana
Leningrado de Mariana Rondón, Mi Vida por comparecer a un grupo de comu-
Gauthier; Y el tercero lo ganó Rap en la Carcel
Sharon de Carlos Azpúrua, La Edad de la nicadores sociales, que previa-
de Frank Carrillo.
Peseta de Pavel Giroud, quien a pesar de ser un mente ya han sido estigmatizados
No faltó la curiosidad en la premiación: el
director cubano cuenta con una coproducción como “palangristas”, desestabili-
jurado, extrañamente, ofreció un premio “es-
venezolana; Ni tan largos, Ni tan cortos de zadores, golpistas y “agentes del
pecial” a un trabajo de Gabriel Fuchs denomi-
Hector Palma, Al borde de la línea de Carlos imperio”, apoyándose paradóji-
nado Copia/Fotocopia. Aquí hubo algo de ci-
Villegas, El Hondo Jardín Humano de Haydeé camente en un denunciante cuyo
nismo, cuando menos. La cosa, Copia/
Pino y el abstracto, posmoderno o indescifra- lenguaje y estilo comunicacional
Fotocopia, es estética y técnicamente un plagio
ble Pecho Caníbal de William Sarquiz. Que sin recoge la mayor carga de antiva-
a un trabajo del austriaco Virgil Wildrich titu-
lugar a duda fue el personaje del festival. lores que se haya presentado en la
lado Copy Shop. Basado en un stop motion de
Además de los films hechos en Venezuela televisión venezolana en un solo
fotocopias directas. Ahí dejamos la mecha.
también hubo espacio para largos extranjeros. programa.
Figuraron Paradise Now del director palestino
Hanny Abu-Assad, Sólo mía del español Javier
Moisés Torres / Plátano Verde
Balaguer, El Búfalo de la Noche del Mexicano
comunica ción 107

3. Repudiamos la intención mani-


Caza de brujas en el periodismo venezolano
festada por el diputado Luis
Tascón de proponer la liquidación,
mediante una reforma legal o cons-
titucional, de lo que ha sido en to- Y a Eva Gollinger nos ha habituado a ver
manos peludas por todas partes, maneja-
das por la CIA o por el Vaticano, que conspiran
tenda relacionar tales intercambios con ac-
tividades ilegales que constituirían un su-
puesto delito como el que se nos pretende im-
das partes del mundo uno de los
pilares del periodismo indepen- por todos los medios contra el Gobierno vene- putar.
diente: el secreto profesional, con- zolano. Financiamientos a ONG, que marcan
distancia –como debe ser– ante los órganos de 5. Repudiamos que con estas acusaciones
sagrado en el Código de Ética del pretendan amedrentarnos en el ejercicio de
Periodista Venezolano y la Cons- poder, giras de periodistas no progobiernistas
–pues los otros quedan expurgados– a países nuestro derecho a la libertad de expresión,
titución de la República Boliva- al poner en tela de juicio nuestra ética pro-
riana de Venezuela. Para Tascón, extranjeros, foros para debatir los temas de co-
rrupción y transparencia, documentos evaluati- fesional y nuestra integridad como venezo-
irrespetuosamente, dicho princi- lanos. La credibilidad es una condición fun-
pio profesional no es más que “un vos sobre la situación del país y un largo etcé-
tera forman parte de una oscura conspiración, damental para el trabajo de los periodistas.
cuentico”.Alertamos a todo el gre- La exposición al odio público nos afecta no
mio periodístico venezolano so- cuyos hilos se manejan en un bunker sionista-
vaticanista dirigido por la CIA. sólo como personas sino profesionalmente.
bre el deber de enfrentar de la ma- Hacemos responsables a los voceros de esta
nera más unitaria y contundente No le pregunten a Eva por qué se le escapó
incorporar en su lista negra a Helena Salcedo, maniobra, especialmente a los diputados, de
esta insólita pretensión. cualquier ataque que podamos sufrir.
MariPili Hernández y Eleazar Díaz Rangel ,
4. Los impedimentos para la co- quienes también se beneficiaron de los viajes 6. Condenamos que diputados a la Asamblea
bertura informativa de los colegas gratis a Estados Unidos. Tampoco le exijan Nacional pretendan con esta acusación res-
de los medios privados siguen a la desclasificar documentos de la gestión del go- tringir nuestro derecho a buscar, recibir y di-
orden del día y se mantiene la dis- bierno actual, porque aquí no encontrará nin- fundir información libremente.
criminación con respecto de los gún acceso a los mismos a no ser para denigrar
medios del Estado. En un acci- a los críticos, y hace tiempo que los periodis- 7. Finalmente exigimos a los diputados de la
dente sin precedentes como lo fue tas asimilados al régimen perdieron el olfato Asamblea Nacional que se nos escuche en los
el choque de dos trenes del Metro periodístico que les caracterizó a cuenta de de- mismos términos de tiempo y publicidad que
de Caracas, personal de seguridad fendernos de la CIA. otorgaron a los denunciantes. Es nuestro de-
negó el acceso a los reporteros grá- recho constitucional a réplica, y estamos de-
ficos de varios medios, hecho que Con razón un grupo de periodistas, al ser cididos a ejercerlo, pues la Asamblea
condenamos de manera enérgica sometidos al escarnio público, ha protestado: Nacional no tiene potestad legal para inter-
conjuntamente con nuestros com- pelarnos sobre este tema.
pañeros del Círculo de Reporteros
Gráficos de Venezuela (CRGV). Nosotros, periodistas venezolanos, fijamos Dicho esto, aclaramos que nosotros, como
posición respecto a las denuncias que hicieron participantes o invitados a programas de inter-
5. Finalmente, a propósito de la públicas los ciudadanos Eva Golinger y Mario cambio cultural, en ningún caso se nos ha pro-
decisión de la Sala Constitucional Silva, en las que se nos acusa de haber recibido puesto ni nos hemos comprometido política o la-
de Tribunal Supremo de Justicia financiamiento del gobierno de los Estados boralmente con los Estados patrocinantes.
de prohibir a dos diarios del Estado Unidos de América para supuestamente impul- Estas actividades no sólo forman parte de una
Bolívar publicar “imágenes de sar actividades antivenezolanas. En tal sentido, antigua tradición entre los países que sostienen
sucesos sangrientos que hayan nos vemos obligados a señalar lo siguiente: relaciones diplomáticas con Venezuela, sino que
ocurrido como consecuencia de son completamente legales y suelen estar diri-
algún hecho delictivo o no”, el 1. Rechazamos que en forma deliberada se
nos señale de haber incurrido en delitos, sin gidas a profesionales de todas las disciplinas.
SNTP ratifica que rechaza las prác- Además, nos llama poderosamente la aten-
ticas amarillistas y sensacionalis- que nuestras acciones estén determinadas en
la ley como tales y sin que hasta el momento ción que se haya presentado ante la Asamblea
tas y abogamos por una apropiada Nacional una lista elaborada de manera irres-
autorregulación, sin menoscabo de medie una investigación penal ni se hayan
presentado pruebas en nuestra contra, ni se ponsable y arbitraria. En ella se incluye a pe-
informar cabalmente a la pobla- riodistas que fueron invitados mas no partici-
ción por alarmante que sea la na- haya obtenido decisión judicial alguna.
paron en estos programas y, a la vez, se excluye
turaleza del hecho. Igualmente, 2. Deploramos que se pretenda utilizar al a comunicadores vinculados al gobierno, que sí
rechazamos la postura extrema Poder Legislativo como un órgano de ame- fueron beneficiarios de estos intercambios.
de tener como política informati- drentamiento y difamación de ciudadanos y Todo esto evidencia que, tanto quienes for-
va el silenciar todo tipo de hecho ciudadanas, para iniciar una investigación mulan las denuncias como quienes las avalan en
violento o delictivo, como ocurre con claros fines de una campaña política. el Parlamento y en los medios oficiales, preten-
en los medios informativos del den descalificarnos como profesionales, ame-
Estado, en momentos en que la in- 3. Censuramos que el argumento utilizado en
drentarnos, y criminalizar el libre ejercicio del
seguridad personal es el problema nuestra contra sea el haber participado en
periodismo independiente en Venezuela.
que más aqueja y angustia a la so- actividades de intercambio cultural y de ac-
Continuaremos ejerciendo nuestro derecho
ciedad venezolana, sin distingos tualización profesional, cuando esto no
a la libertad de expresión, no sólo por nuestra
de clases sociales, sexos, edades o constituye delito alguno dentro del marco ju-
obligación como periodistas sino por nuestro
identificación política. rídico vigente en nuestro país. Peor aún es
compromiso con Venezuela, pues se trata de un
que la información respecto a las condicio-
elemento esencial para la democracia.
La Junta Directiva nes de dicha participación ni siquiera haya
sido verificada.
Caracas, 13 de Agosto de 2007
Caracas, 2 de agosto de 2007 4. Denunciamos que, ignorando la verda-
dera naturaleza de estos programas, se pre- http://blogs.noticierodigital.com/roger/?p=284
108 comunica ción

X Congreso “Guillermo Cabrera Álvarez”

Declaración final
el equipo de medicina preventiva de la FELAP ventud en particular: el Instituto Internacional
E n memoria del compañero Guillermo
Cabrera Álvarez, la Federación Latinoa-
mericana de Periodistas (FELAP), celebró en
y se pronunció por la continuidad de ese tra-
bajo, convocando a que un esquema similar se
de Periodismo “José Martí”, el Centro de
Capacitación y Formación de la UTPBA y el
Villa Gesell, los días 4, 5 y 6 de octubre de 2007, repita en el terreno gremial y de la mano del ya Colegio Dominicano de Periodistas.
su X Congreso, en el cual reafirmó su línea de constituido equipo interdisciplinario, que Tal labor sigue siendo medular para el fu-
principios y trazó el plan de acción para los pró- aborda los temas de política, economía y co- turo de la FELAP, de ahí que este Congreso
ximos cuatro años. municación. Tanto respecto de estos dos equi- haya señalado de manera destacada a lo largo
En esencia, el X Congreso reivindicó el pos –el gremial y el interdisciplinario– como de su desarrollo, y vuelva a hacerlo, ahora, en
desempeño de los periodistas-trabajadores de de los que se han propuesto para ampliar la es- esta declaración, que la juventud garantiza el
prensa que, comprometidos con la lucha por la tructura de la CIAP a nivel regional, se han for- proyecto.
justicia social, se asumen como parte activa mulado planes de acción que contemplan entre
del movimiento de resistencia a las políticas otras cuestiones la confección de un mapa que
neoliberales, mascarón de proa del capitalis- identifique la concentración de la propiedad de ● Unión de Trabajadores de Prensa de
mo salvaje. los medios, el actual estado de las condiciones Buenos Aires (UTPBA, Argentina).
Ya en la apertura del Congreso se fijó como de trabajo en los mismos, el carácter del em-
● Confederación Sindical de los
guía la ética social por sobre la ética profesio- pleo basura, los índices actualizados de des-
nal, entendiéndose por esto, que los periodis- ocupación y el promedio salarial vigente a es- Trabajadores de la Prensa de Bolivia
tas-trabajadores de prensa antes que nada se cala continental. (CSTPB).
deben a la lucha por cambiar las condiciones Todos estos señalamientos y propuestas de
● Federación Nacional de Jornalistas de
injustas que se le imponen a nuestros pueblos trabajo, surgidos de un debate amplio y demo-
desde los centros del poder económico, finan- crático, se hicieron tomando en consideración Brasil (FENAJ).
ciero y mediático. el contexto económico, político y social de ● Colegio de Periodistas de Chile (CPCh).
En ese orden se planteó que frente a los ries- América Latina y el Caribe, en el que se cons-
gos que afrontan la humanidad y el planeta, los tata un pronunciado avance no sólo contra las ● Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).
periodistas-trabajadores de prensa no son quie- políticas neoliberales, sino además en el re-
nes –por sí solos– para trastocar las verdaderas chazo a las líneas directrices impartidas por los ● Unión Nacional de Periodistas de
prioridades de lucha de toda la sociedad, ni Estados Unidos y los organismos económicos Ecuador (UPN).
tampoco deben erigirse en el centro de aten- y financieros internacionales.
● Federación Nacional de Periodistas de
ción para colocar equivocadamente –en la Sin desconocer las diferencias de definicio-
cuestión de las prioridades en defensa de la hu- nes ideológicas, políticas y de ritmos en su ac- Ecuador (FENAPE).
manidad– el carro delante del caballo. cionar, el Congreso valoró como un gran paso ● Asociación de Periodistas de Guatemala
El X Congreso, sin desconocer algunas de adelante los procesos de cambio a favor de las
(APG).
las dificultades de la FELAP en materia de des- grandes mayorías que se producen muy espe-
arrollo y expansión, destacó que los cuatro cialmente en Venezuela, Bolivia, Ecuador, ● Federación de Asociaciones de Perio-
años de gestión –de Páztcuaro a Villa Gesell– Nicaragua y, aún con sus contradicciones, en la distas de México (FAPERMEX.
fueron significativamente fructíferos, alcan- Argentina, Brasil, Uruguay y Chile. En ese en-
zándose importantes niveles de trabajo entre tendimiento que comprende las luchas por la in- ● Club Primera Plana (CPP, México).
las organizaciones afiliadas y en la interacción dependencia, la soberanía y la autodetermina-
con distintos actores sociales del continente y ción de los pueblos –en que Puerto Rico es una ● Unión de Periodistas de Nicaragua
también en Europa. agenda inconclusa–, la FELAP como lo ha (UPN).
Nuevamente la FELAP examinó la cuestión hecho a lo largo de toda su historia, destacó el
● Colegio Nacional de Periodistas de
de la concentración de la propiedad de los me- extraordinario aporte que hace Cuba a la lucha
dios de comunicación, asociada a la concen- de ideas con sus ya 48 años de resistencia a las Nicaragua (CNP).
tración de la riqueza, y reafirmó su decisión de agresivas y criminales políticas del imperia- ● Sindicato de Periodistas de Panamá
promover, apuntalar y multiplicar la labor de- lismo, lideradas por Estados Unidos.
(SPP).
dicada a los medios alternativos y contrahege- Acorde con el lema de este X Congreso –”la
mónicos, partiendo de su consigna “en la lucha FELAP no sólo opina, hace”– cabe entonces ● Colegio de Periodistas del Perú.
de ideas, las ideas que no se conocen, no luchan”. redoblar el esfuerzo para que la gestión 2007-
Tal definición no desconoce el significado del 2011 sea tan próspera como lo fuera a de los úl- ● Asociación de Periodistas de Puerto Rico
desarrollo de las nuevas tecnologías ni la im- timos cuatro años. Y ello ocurrirá si somos ca- (ASPPRO).
portancia de que los periodistas-trabajadores paces de mantenernos activos en cada uno de
de prensa continúen sus batallas profesionales nuestros países, conscientes de que la tarea ● Colegio Dominicano de Periodistas
y gremiales al interior de los grandes centros práctica debe ser fruto de la reflexión teórica: (CDP).
de información y comunicación en procura de para lo cual habremos de cumplir una vez más
la impostergable defensa de sus derechos y la con la labor ampliada de formación y capaci- http://alainet.org/active/20186
dignidad de sus salarios. tación en los tres centros que hasta aquí han
El X Congreso destacó, además, el valor de sido ejes vitales de la relación entre la FELAP FELAP
la tarea desarrollada en el campo de la salud por y los trabajadores de prensa en general y la ju-
comunica ción
109

Galería de Papel. Virginia Lavado. One for sorrow


110 comunica ción Reseñas

LIBROS

Pensar la televisión pensando


Gustavo Hernández una teoría de la educación para los medios en- comunicantes con la sociedad nos lleva a con-
Seis antenas para tendida según el propio autor como el “adies- siderar que su poder de emisión y de influencia
pensar la televisión tramiento a los educandos y/o participantes en no se puede explicar en el vacío, como si no
Ediciones de la Fundación Centro un método que contemple la interpretación ac- existiera un antes, un durante y un después de
Gumilla y Publicaciones de la UCAB. tiva y crítica de los tradicionales medios masi- la interacción con este medio. Lo dicho hasta
En Temas de formación sociopolítica vos de difusión”. Pues bien, este nuevo libro es los momentos de ninguna manera pretende ex-
No. 46. la mejor muestra de que el trabajo se ha venido cusar a la televisión de la difusión de progra-
Venezuela, 2007 haciendo, de que el autor no sólo se ha dedi- mas con altas dosis de violencia, morbosidad y
cado a pensar el asunto, sino que ahora pro- consumismo estéril que atentan contra la salud
pone una técnica, una metódica para llevar a la psicosocial de niños y adolescentes, situación

E scribir una breve reseña, o algo que se le pa-


rezca, al libro de un amigo es de verdad todo
un compromiso. No por lo que significa el
acción práctica el hecho de pensar la
tele…desde las diferentes antenas que muestran
cuán penetrante es el medio y cuán espectacu-
que se agrava con contextos donde la familia
desatiende la exposición ante la televisión qui-
zás por la dinámica cotidiana. Esta situación se
hecho, sino por la responsabilidad que el acto lar y entretenido es a la vez. Porque no hay tiende a complicar cuando el sistema escolar no
implica. La tentación de “hablar bien” del libro duda que la televisión ha adquirido el estatuto pone en práctica métodos que enseñen a ver la
es grande, por aquello que se trata de un amigo de ser hegemónica y determinante en el tiempo televisión de manera consciente y creativa”.
y compañero de faenas. Pero cuando el autor –en libre y de ocio de la gente, de nuestra gente. Desde esas ideas nos asaltan algunas pre-
este caso el joven investigador y profesor Si la televisión en el contexto nuestro está guntas que vienen a cuento: ¿La televisión, y
Gustavo Hernández- se asume con toda la serie- presente en el 98 por ciento de los hogares de por ende los medios radioeléctricos, generan
dad del caso para darnos y brindarnos su inves- las principales 28 ciudades y alcanza el 95 por otro tipo de relacionamiento igualmente legí-
tigación y reflexión sobre un tema tan serio como ciento cuando se le integra todo el país y ade- timo? ¿Es la televisión la causante de los índi-
es la televisión y lo que ella implica en la socie- más Venezuela ocupa el primer lugar en nú- ces de violencia y agresión en nuestros jóvenes
dad del presente, uno como prologuista tiene que mero de telereceptores en Latinoamérica, en- y niños, o el entorno social produce vivencias
hacer exactamente lo mismo. Lo contrario sería tonces desde esos datos y realidad se está cons- más agudas y críticas que la violencia medial?
traicionar al amigo y al investigador que és, sería truyendo una buena parte de la cotidianidad de ¿Sirve la televisión para acercarnos al disfrute
ser poco serio con él y especialmente con los lec- la gente. Si es así, como creemos, y si además del arte y la cultura en términos de “democra-
tores del texto. En ese sentido, asumo la tarea -como decía Jesús Martín-Barbero- “las ma- tización cultural-comunicacional”? ¿La televi-
desde esa óptica, es decir, reseñar críticamente yorías latinoamericanas están accediendo a la sión integra a la familia, sus rutinas domésti-
Seis antenas para pensar la televisión. La tarea modernidad no de la mano del libro, no si- cas y su movilidad o ciertamente las desinte-
es expresar mi opinión sobre cuan útil pueden ser guiendo el proyecto ilustrado, sino desde los for- gra? ¿El proceso de aprendizaje “instituido” a
estas páginas para pensar la televisión pensando matos y los géneros de las industrias culturales partir de la pantalla televisiva es un sustituto de
desde ángulos distintos y a veces contrapuestos. del audiovisual”, bien merece la pena estudiar la aburrida tiza y de las frías paredes del aula
Porque Gustavo Hernández se propone, como él y pensar a la televisión con toda la seriedad y de clase, o sirve para complementar el proceso
mismo nos lo dice, “Hacer consciente nuestra carácter que se merece. de aprendizaje escolar? ¿A parte de la lógica
manera de pensar con respecto a ese medio re- La televisión ha movido los sentidos, los ha del capital, que obviamente está presente en la
presenta el camino expedito para convertirnos en desplazado, ha fracturado la misma historia co- industria televisiva, no habrá otras lógicas que
pensadores competentes”, pero la expresión del tidiana para construir otras historias que son tienen que ver con los procesos de recepción,
libro no sólo se queda en ese objetivo teórico- igualmente válidas para configurar otros senti- de mediación y reconstrucción que parece ser
reflexivo sino que quiere llevar al lector a la ac- dos desde los cuales se está conformando el transita entre la televisión, el entorno y el pú-
ción, a la praxis, para que adquiera “la compe- sentido. ¿Es válido? A ello, Gustavo blico consumidor? ¿Será cierto que el lenguaje
tencia para pensar mediante el método de las an- Hernández por alguna de sus páginas nos res- televisivo “empobrece” el lenguaje lingüístico
tenas” y desde allí “relacionarnos con el medio ponde en voz alta: “ No debemos olvidar que la propiamente dicho, o no será que ese lenguaje
televisivo y con nuestro entorno comunicacio- institución televisiva y los demás medios no genera procesos de recreación-creación de la len-
nal de manera responsable, selectiva y diver- están separados del resto de las mediaciones gua? ¿El lenguaje audiovisual no generará
tida”. Ambicioso fin el que persigue el libro, socializantes por excelencia como la familia, la nuevas y específicas sensibilidades que habrá
pero creo que lo logra y lo resuelve de manera escuela, la religión, los círculos de amigos, las que descubrir y redescubrir como en un momento
profunda, pero amena, hasta divertida y fresca zonas residenciales, entre otros. Al igual que descubrimos las sensibilidades que se produ-
al mismo tiempo. los medios, estas mediaciones también tienen cían y producen frente a la lectura de un buen
En otra oportunidad, haciendo la reseña de algo que decirnos porque contienen una histo- o mal libro? ¿La televisión, su programación,
lo que ha sido el itinerario de la investigación ria, un mundo de relatos, de tramas y de trage- no estará atravesada por un paradigma estético
sobre la recepción mediática y especialmente dias, de información y de conocimientos”. distinto al que hemos adquirido en el proceso
la recepción televisiva en nuestro país, indi- La televisión deslumbra, pero al mismo de la “ilustración” formal? ¿Hoy día la discu-
caba que el investigador Gustavo Hernández es tiempo se la vigila con profunda desconfianza sión sobre la cultura debe confrontarse o re-
en nuestro medio el que más ha trabajado y y siempre con sospecha. La visión de este libro chazar o ignorar el “campo cultural” de la te-
sigue trabajando el tema, el que ha tenido una no es de ninguna manera apocalíptica, sino que levisión?
línea continuada y seria de investigación al res- trata de plantarse frente al aparato y ante el per- ¿Cómo encara el libro estas preguntas?
pecto. Decíamos también que la preocupación ceptor para decirles a ambos que “El hecho de ¿Cómo las asume y desde que orilla las en-
de este investigador ha sido el desarrollo de que la institución televisiva establezca vasos frenta? ¿Cómo se las plantea para volver a for-
comunica ción 111

El periódico
como recurso
versas facetas existenciales y como un acto de
intercambio simbólico aunque sea de mentira,
didáctico
aunque represente un simulacro trasnochado,
pero simulacro al fin y al cabo, y eso sin em- Julio Ramos
bargo nos ayuda a vivir. Que bien lo expresa el Heydi Hernández
chileno Valerio Fuenzalida cuando dice que El periódico como recurso
“para el hombre que apenas tiene cómo subsistir didáctico (50 actividades
y para quien vive territorialmente, como la de El Nacional en el aula)
gran mayoría de las masas urbanas de América Ediciones de El Nacional
Latina, el televisor adquiere un inmenso valor Venezuela, 2007.
como fuente de contacto con otros horizontes
y como gratificación ante una vida con pocas
alternativas”.
Finalmente está la antena amarilla, la que más
me gustó del libro, la más original y creativa.
H a dicho Joan Ferrés que “Una escuela
que no enseña a ver televisión es una
escuela que no educa”. Desde la Univer-
“Esta antena-como nos dice el autor- dirige sidad Central de Venezuela, a través del pro-
nuestro pensamiento hacia los beneficios que grama Educación para el uso creativo de
reportan nuestras ideas y proyectos, aduciendo los medios, hemos adelantado en el IN-
las razones por las cuales funcionan en la rea- INCO un programa que ha procurado asi-
lidad. El pensamiento amarillo se asemeja a milar la idea del reconocido especialista es-
uno de los principios del judo: ‘ usa el peso en pañol para entender que una escuela que no
su contra ’, lo cual significa, por ejemplo, usar enseña a ver televisión, que no enseña a es-
el volumen de contenidos de la tele con el fin cuchar la radio, que no enseña a navegar en
mular nuevas preguntas? Para esa difícil tarea de extraer información beneficiosa que nos
están las antenas y las distintas escenas que Internet y, en particular, que no enseña a leer
ayude aprender sobre los valores humanos. la prensa, efectivamente, es una escuela que
podemos ver desde y con ellas: la antena Este color simboliza, entre otros aspectos: no educa. Intentamos en nuestro programa
blanca es informativa, la roja es emocional, la oportunidad, viabilidad, rendimiento, utilidad, de cuarto nivel, bogar a contracorriente de
verde es para las alternativas, la amarilla es ventaja, dividendo, optimismo, realización, una concepción hegemónica que enfrenta a
para los beneficios, la negra es para criticar con concreción y factibilidad”. Y así el autor nos muerte la televisión (y en general los me-
argumentos, y la azul es para evaluar nuestro invita a ver la televisión diciéndonos: ¡Ponte la dios) con la escuela, y por el contrario utili-
proceso de pensamiento con respecto a la tele- antena amarilla para ver TV!. zar el enorme potencial informativo y de co-
visión. Luego aparecen las diferentes escenas Desde esa antena amarilla Gustavo nocimiento de los medios para utilizarlos
que nos adentran en el intento de entender a la Hernández intenta saber acerca de la televisión beneficiosamente en el salón de clases y re-
televisión como elemento cultural que ella es. de otro modo, es decir jugueteando con ella y lacionarlos con los contenidos pedagógicos
Desde las siete escenas aprendemos y apre- tratando no de juzgarla, ni siquiera de prejuz- y temáticos del currículo.
hendemos lo que realmente está atravesando a garla, sino comprendiendo el lugar que ocupa Elementos del lenguaje audiovisual no
la televisión como aparato y su relación con los el aparato de televisión en la construcción/re- sólo son comunes a la TV y el cine sino tam-
contextos y públicos, al igual que los conteni- construcción del sentido de nuestras vidas ac- bién a la prensa escrita. El elemento visual
dos de cualquier género que circulan por ella. tuales y cotidianas. Con esta antena amarilla cada vez tiene más importancia en la lectura
Así se estructuran los distintos capítulos de tenemos la oportunidad que nos brinda el autor del periódico. El espacio para la fotografía,
Seis antenas para pensar la televisión. de que “reflexionemos sobre los factores de in- gráfico e ilustraciones gana mas relevancia.
El libro de Gustavo Hernández trata, y lo fluenciabilidad de los mensajes televisivos y Y esta importancia del entorno visual la va-
logra, de pensar a la televisión de otro modo sobre las emociones y los sentimientos que loramos con actividades prácticas con los
ante el hecho ineludible de su presencia. A la afloran cuando interactuamos con el medio”. alumnos donde ellos pueden apreciar la im-
televisión no la podemos ignorar como repeti- Y ya para cerrrar, eyendo y releyendo el portancia de la discriminación entre pági-
damente nos apunta el autor. No tiene sentido libro de Gustavo entendí que hay que empezar nas par e impar, el peso que tiene una noti-
decir “que no hay que verla…” o expresar ta- a pensar de “otra manera” o saber de “otro cia según esté en la parte superior o inferior
jantemente que se trata de “un aparato demo- modo” todo lo relativo a la televisión y lo que de la página, si tiene ilustración o no, el
níaco que ha cambiado nuestras relaciones so- la gente, como María Mictil, hace con ella. papel de una leyenda, el lugar que ocupa la
ciales de tal manera que incluye hasta el modo Entiendo ahora la necesidad de repensar los publicidad. El “medio” periódico supone
de mirar”,o lo que decía un articulista recien- cambios culturales y la “envergadura antropo- también un modelo comunicativo que va
temente: “que la televisión es intrínsecamente lógica” que ese aparato ha introducido. Este es más allá del mero contenido, aunque el con-
mala”; porque la tele está aquí, allí, delante de el aporte de Seis antenas para pensar la tele- tenido es fundamental para la actividad edu-
nosotros, y hay que tomarla en serio porque a visión. ¡Seguramente que sí! cativa que queremos fortalecer.
pesar de la desesperanza, de la angustia y de la Esta modesta experiencia da cuenta del
preocupación que produce la actual forma de contexto de nuestro primer y fructífero con-
vida, la gente no renuncia al acto paradojal de Marcelino Bisbal tacto con El Nacional en nuestra aula, por
ver televisión como un sitio de encuentro de di-
112 comunica ción

allá en 2004, y, en consecuencia, el entu-


siasmo con el que celebramos la publica-
ción del libro El periódico como recurso di-
Teoría e investigación de
dáctico (50 actividades de El Nacional en
el aula).
Grato recuerdo guardamos de la activi-
la comunicación de masas
dad “Comiquitas”, con Julio Ramos y a
Heydi Hernández repartiéndonos viñetas
-Lozano Rendón, José Carlos. Teoría e cionantes individuales del personal que forma
recortadas de historietas del diario para que
investigación de la comunicación de parte de la producción y selección de noticias-
los alumnos reconstruyeran en equipo la se-
masas. México: Alhambra Mexicana, mar- - y los factores externos (condicionantes
cuencia correcta. Esta actividad de alto
zo de 1996. macro) --políticos, económicos, de competen-
componente lúdico sugerida en el libro
-Teoría e investigación de la comuni- cia con otros medios o ideológicos--. La evo-
como adecuada para romper el hielo y crear
cación de masas: Pearson/Prentice, 2ª edi- lución del gatekeeping y el análisis del news-
un entorno distendido de trabajo, permite
ción, 2007, México. making se agrupan en lo que se conoce como
ser utilizada “para trabajar la inferencia (al- “sociología de la producción de mensajes”,
gunas no tienen texto y ameritan una inter- campo identificado en Estados Unidos como
pretación) y permite demostrar la función
recreativa del diario”. Para nuestra estrate-
gia pedagógica nos servía, además, para
P areciera una misión imposible lograr que un
libro de texto de tan sólo 233 páginas pudiera
compendiar las teorías y las investigaciones más
“media sociology”. La principal característica
de ese acercamiento es que los medios cons-
truyen la realidad a través de los mensajes que
adelantar nociones sobre el lenguaje audio- reconocidas de la comunicación en su totalidad, emiten.
visual (planos, encuadres, secuencia,) y describiendo cada una de ellas de manera tan Por otro lado, el autor se refiere a los con-
elementos de montaje. Otra actividad de concisa. Teoría e Investigación de la dicionantes de la economía política crítica,
particular impacto fue el “Informador Comunicación de Masas no sólo consigue lle- centra su atención en la propiedad y el control
Geográfico” que consiste en dar significado var a cabo esta misión, sino que además, en el tra- de las organizaciones de medios, menciona al-
social al mapa a partir de las lectura de las yecto de sus diez capítulos, refuerza el entendi- gunos casos en México como los de la
noticias y estimular la construcción de una miento del lector con tablas, cuadros y figuras, Organización Editorial Mexicana, el grupo
visión propia de país. así como un resumen por cada capítulo, y sugiere Televisa y Televisión Azteca, sin dejar de con-
Apenas he reseñado dos actividades: el actividades prácticas que ayudan a interpretar lo siderar los condicionantes en la relación medios-
libro recopila 50 que se distribuyen en dos expuesto. gobierno, pasando por el enfoque del imperia-
grandes bloques; 1) El periódico, territorio Lozano Rendón secciona el texto en cuatro lismo cultural y su relación con la economía po-
de lo cotidiano y 2) Conocer y producir la partes que se antojaría considerar como las lítica crítica, así como los procesos de trasna-
información del día a día. Con una estruc- cuatro grandes líneas en la investigación de la cionalización de la propiedad y los flujos de la
tura muy sencilla, que inteligentemente los comunicación, a saber: el estudio científico de comunicación internacional, que afectan la so-
autores han evitado designar como manual, la comunicación; procesos y condicionantes en beranía nacional y la identidad cultural.
el texto ofrece una guía para valerse creati- la producción y distribución de mensajes; el Señala Lozano Rendón que uno de los
vamente del periódico en el aula: ¿Cómo lo contenido de los mensajes, y los procesos de asuntos que se encuentran todavía en la agenda
hacemos? (reseña del procedimiento o me- recepción y apropiación. de algunos académicos que estudian a los me-
todología utilizada: ¿Qué queremos? En la primera parte del libro se menciona la dios desde el enfoque del imperialismo cultu-
Objetivo de la actividad. ¿Qué necesita- relevancia de las teorías de la comunicación de ral, es el de las dificultades para poder estable-
mos? ( materiales a utilizar) y finalmente masas, tanto en su estudio y análisis como en cer el Nuevo Orden Mundial de la Información
Recuerda que (recomendaciones): la práctica profesional, desde dos enfoques: el y la Comunicación (NOMIC), problema plan-
Las páginas de El periódico como re- empirista-positivista y el enfoque crítico, men- teado desde los setenta por la Comisión
curso didáctico (50 actividades de El cionando sus orígenes, características y princi- MacBride en su informe final titulado Un solo
Nacional en el aula) ponen de relieve la po- pales representantes en Europa, Estados mundo, voces múltiples, cuyos principales ob-
tencialidad de un recurso tan accesible Unidos y en América Latina. El surgimiento y jetivos eran: “mayor justicia, mayor igualdad,
como el periódico para contar no solamente desarrollo de las teorías de la comunicación de mayor reciprocidad en el intercambio de infor-
con un objeto dinámico de estudio y de co- masas es abordado en términos generales par- mación, menor dependencia en relación con
nocimiento que forma parte del currículo, tiendo de dos tendencias: la postura aristocrá- las corrientes de comunicación, menor difu-
sino como una valiosísima fuente de moti- tica de filósofos y ensayistas y la posición crí- sión de mensajes en sentido descendente,
vación para un aprendizaje significativo tica de los exponentes de la Escuela de mayor autosuficiencia e identidad cultural y
que asociado adecuadamente con los ejes Frankfurt, de las cuales surgen las teorías “de mayor número de ventajas para toda la huma-
transversales de la educación básica y di- la sociedad de masas” y la de “la aguja hipo- nidad”.
versificada tiene un alcance invalorable. dérmica”, así como el auge de la teoría funcio- En la tercera parte, Lozano Rendón se re-
Sin duda, un texto imprescindible en la bi- nalista, y el surgimiento de los llamados lide- fiere a los estudios sobre el análisis del conte-
bliografía de nuestras escuelas. res de opinión. nido de los mensajes como una forma de in-
La experiencia de El Nacional en el En la segunda parte, el autor se refiere a los vestigar los medios que coincide en varias co-
Aula, es una plausible contribución al fo- elementos que influyen en la producción de rrientes de las teorías de la comunicación de
mento de la calidad de la educación en mensajes, partiendo desde los primeros estu- masas, desde la perspectiva de la sociología de
nuestro país que trasciende en muy altas dios realizados en tomo a la noción de gateke- la producción de mensajes hasta el enfoque del
cotas la llamada responsabilidad social em- eper y cómo fueron evolucionando dichos tra- imperialismo cultural.
presarial. bajos para el estudio de los procesos de selec- La influencia de los condicionantes pro-
ción de información que tienen lugar al interior ductivos en el contenido de los mensajes se in-
de las empresas de medios. vestiga desde los condicionantes individuales
Oscar Lucién La exposición del autor remite a los facto- hasta los organizacionales, pasando por las ru-
res internos (condicionantes micro) --lo que se tinas de trabajo y los valores profesionales.
refiere a la cuestión organizacional misma de El enfoque sobre el análisis del cultivo (pro-
la empresa, las rutinas de trabajo y los condi- ceso de absorción a largo plazo por parte de los
comunica ción 113

receptores, que se logra a fuerza de repeti-


ción de mensajes propiciando ciertas con- TABLA DE CONTENIDOS DE
Sistemas digitales
ductas) y el establecimiento de la agenda
(agenda setting) ha permitido a los investi-
LA SEGUNDA EDICIÓN de información
gadores tener una perspectiva sobre la in- (PEARSON-PRENTICE MAY)
fluencia de los medios a largo plazo y estu- Xosé López García, Manuel Gago
diar de alguna manera el impacto de la Mariño, Marita Otero López e Xosé
prensa y la información política en el pú- Pereira Fariña
blico. PRIMERA PARTE Editorial: Pearson Comunicación
El surgimiento de los estudios cultura- El estudio científico Lugar y año: Madrid 2006
les, como enfoque teórico especializado en
de la comunicación
el análisis cualitativo de los mensajes de los
medios, destaca la polisemia de los pro-
ductos culturales, significando, según nos
muestra el autor, un replanteamiento tras-
1. La comunicación como campo D esde los primeros estudios, que hace diez
años apenas atisbaban la evolución del
medio periodístico digital, asistimos a una pro-
cendental en la perspectiva crítica sobre los y objeto de estudio. fusión de títulos que, bien en forma de manual
efectos ideológicos de los mensajes comu- o bien de ensayo, sistematizan los hallazgos y
2. Surgimiento y desarrollo de las
nicacionales. experiencias de estos últimos años. Algunos en-
Siguiendo con la trayectoria histórica teorías de la comunicación de fatizan las transformaciones tecnológicas, otras
del estudio de los medios, la cuarta parte de en cambio las variantes en los modos de escri-
esta obra identifica las aportaciones teó- masas. tura. El volumen presente se sitúa en un plano
rico-metodológicas de los estudios cultura- intermedio, pues ofrece una radiografía de la
les sobre las audiencias en los procesos de evolución del ciberperiodismo, con especial
recepción y apropiación, establece su vin- atención a los cambios en el escenario mediá-
SEGUNDA PARTE tico, la arquitectura de la información y la pre-
culación desde las primeras teorías de la co-
municación en este sentido (usos y gratifi- Proceso y condicionantes en la pro- sencia gráfica del sistema.
caciones) hasta las cinco nuevas corrientes ducción y distribución de mensajes Junto a la descripción de la evolución del
que abordan la comunicación desde el polo periodismo digital, se hace una exposición de
del receptor en Latinoamérica, cuyos in- los cánones en el sistema de producción de in-
vestigadores contemporáneos son: García 3. La sociología de la producción formación, para dedicar buena parte del texto
Canclini, con los modelos teóricos sobre el al diseño y plasmación gráfica de todos los
de mensajes. conceptos de usabilidad, interactividad (el
consumo cultural; Jorge González, con los
frentes culturales; Martín Barbero, con la 4. Economía política crítica. chat, la entrevista diferida, tablones de anun-
propuesta sobre el uso social de los medios; cios, foros, encuestas), plataformas y navega-
Guillermo Orozco, con el modelo de las 5. El imperialismo cultural en la bilidad, teniendo como columna vertebral la
multimediaciones, y un grupo de académi- interfaz, eje principal que marca la gran dife-
cos en Chile con la recepción activa. comunicación internacional. rencia entre conseguir o no los objetivos pe-
Lozano Rendón nos lleva de la mano riodísticos.
cronológica y analíticamente a través de las
diferentes teorías de la comunicación. En TERCERA PARTE
ese recorrido nos proporciona las pistas ne- TABLA DE CONTENIDOS
cesarias para comprender un poco más El contenido de los mensajes
1. Ciberperiodismo: de la niñez a la ma-
sobre las explicaciones que se han gene-
rado en tomo a diversas realidades comuni- 6. Influencia de los condicionan- yoría de edad.
cacionales. Nos acerca especialmente a la
comprensión de qué tanto y de qué manera tes productivos en el contenido de 1.1. El desarrollo del periodismo en
podemos dar cuenta, como estudiantes o
como investigadores, del tipo de construc- los mensajes. Internet.
ción de la realidad que efectúan diaria-
mente los medios. 7. La reconsideración de los efec- 1.2. Internet y los contenidos digitales.
La lectura de Teoría e Investigación de tos de los medios. 1.3. Los cibermedios en la lógica de pro-
la Comunicación de Masas propicia que
nuevas generaciones de comunicólogos 8. La polisemia de los mensajes. ducción de los grupos editoriales.
puedan definir el rumbo de sus investiga-
ciones, tomando esta obra como un buen
comienzo, y apoyándose en la bibliografía
que suma en total 177 referencias. CUARTA PARTE 2. Diez años de periodismo digital (1994-
Ma. Estela Martínez Castro Depar- Los procesos de recepción
tamento de Estudios de la Comunicación 2004). La individualización de la audien-
y apropiación
Social (DECS/CUCSH), Universidad de
cia y su participación en el flujo informa-
Guadalajara 9. La audiencia activa.
La 2ª edición además de actualizar la bi- tivo. El sujeto con atributos de editor.
bliografía incorpora numerosos gráficos e 10. Los estudios culturales.
ilustraciones que favorecen la función di- 2.1 La larga marcha de las diferencias.
dáctica del libro, utilizable como manual Actividades.
tanto en materias como teoría de la comu- 2.2. Paisaje de simbiosis e hibridación.
nicación y sociología de la comunicación. Resumen.
2.3. Un ciudadano, un periodista.
114 comunica ción

2.4. Ensayo de fórmulas para la


La comunicación empresarial y la gestión
conversación.
de los intangibles en España y Latinoamerica
2.5. Compartiendo funciones

profesionales.

2.6. Una inmensa marea de cabeceras.


E l anuario, que desde 1999 dirige Justo
Villafañe, Catedrático de la Universidad
Complutense de Madrid, renueva en su novena
● Tendencias y enfoques de la comunica-
ción institucional.
● 2006: la guerra de las representaciones.
edición su compromiso con dos de sus ideas
2.7. Hablando de rigor y credibilidad. ● Perú: sobre cómo morimos porque el
fundacionales: la gestión de los recursos intan-
gibles de las empresas y Latinoamérica tratando mapa sea el territorio
2.8. Cerrando interrogaciones.
de aportar, un año más, ideas y herramientas que ● Tendencias del Ecosistema Comunica-
mejoren la praxis profesional de quienes tienen cional de Venezuela.
la responsabilidad de la gestión empresarial y
3. La arquitectura de la información, también de todos aquellos que participan y pro- 3.- Monografía
pician el debate en torno al papel de la empresa ● El proceso de liderazgo empresarial.
ingeniería del periodismo. en la sociedad actual. Definiciones, recursos y retos de acción.
Una de las piezas que incluye la edición del
3.1. Definición del concepto. anuario es un balance de lo que aquí se deno- 4.- Investigación
mina La gestión intangible, formulación que ● La gestión intangible.
3.2. Comprender un sistema de
expresa la nueva filosofía que hoy inspira la ● Hacia una nueva dirección de comunica-
información. comunicación empresarial y que se caracte- ción. De la orquesta a la banda de jazz.
riza por tres hechos fundamentales. Conceder
3.3. Planificación del proyecto. la máxima importancia a los recursos intangi- 5.- Panel e expertos
bles de las compañías; gestionar integrada- ● Friedman versus Porter
mente las políticas duras y blandas de las em-
● El papel de los medios de comunicación
presas y, finalmente, adoptar un enfoque mul-
4. La presencia gráfica del sistema en la empresa española.
tistakeholder en el ámbito relacional de la em-
presa. Cuenta con el patrocinio de varias em- ● La responsabilidad de las ONG: notas
(front-end). para un debate
presa tan destacadas : Telefónica, BBVA,
4.1. La usabilidad. Endesa, Repsol YPF, RENFE y Ferrovial . ● La imagen de las empresas españolas en
Para el caso particular de Venezuela que- América Latina.
4.2. La navegabilidad. remos resaltar la participación del profesor
Carlos Enrique Guzmán, investigador del IN- En este último capítulo recoge los princi-
4.3. La interactividad. INCO y profesor de las Universidades Central pales cambios en el sector tanto en España
y UCAB, quien tiene un estudio sobre las como en diversos países latinoamericanos. En
4.4. Las plataformas. “Tendencias del Ecosistema Comunicacional concreto, La imagen de las empresas españo-
en Venezuela”. Pone de relieve dos hechos las en América Latina de Eduardo Amador an-
4.5. La construcción del diseño.
fundamentales: la compra de CANTV por el ticipa algunas conclusiones sobre la imagen
Estado Venezolano y la no renovación del per- de las empresas españolas en Latinoamérica,
miso a Radio Caracas Televisión, con lo que a propósito del Barómetro de las Empresas
cada vez se impone el modelo hegemónico y Españolas en Latinoamérica (BIELA). Este
El libro está presentado en forma comprensible y estatista del gobierno de Hugo Chávez. observatorio diseñado por Villafañe &
con sentido didáctico. No en vano Xosé López Asociados tiene la misión de ofrecer de ma-
García, coordinador del libro es periodista y Contenidos de la publicación: nera permanente el estado de opinión de los
profesor titular de la Periodismo, y pertenece al ciudadanos de dieciséis países del subconti-
Departamento de Ciencias da Comunicación de Presentación nente americano acerca del comportamiento
la Facultad de Ciencias da Comunicación de la de las firmas españolas y su comparación con
Universidad de Santiago. Es además coautor de 1.- Comunicación e intangibles empresa- el de compañías de otras nacionalidades.
varios libros sobre ciberperiodismo (Manual de riales Para los docentes y estudiantes este noveno
Redacción Ciberperiodística, Cibermedios, ● Observatorio español de intangibles informe y los anteriores tienen un especial in-
Sistemas Digitales de Información, Las her- terés para el análisis de las comunicaciones
● La retórica del poder: la RSE a debate
ramientas tecnológicas de la nueva información empresariales, y en general, las políticas co-
periodística…). ● Lo que importa es el desempeño municacionales tanto públicas como privadas.
2.- Los escenarios de la comunicación em- Dir. Justo Villafañe
presarial en Latinoamérica Universidad Complutense de Madrid,
● Tras la crisis, la comunicación busca le- 2007. Pearson/Prentice may
vantar el nivel de la calidad
● Brasil: un país fiable.

● La apuesta centroamericana por la com-


petitividad, los intangibles y la comunica-
ción.
● Poco crecimiento económico para Chile
en 2006.
● Colombia. Una evolución esperanzadora.
comunica ción

Galería de Papel. Virginia Lavado. B is for Butcher


115
116 comunica ción Dossier

Afiliación política, perfil social y cultura


Estudios cualitativos y Introducción dores de Chávez nombran el canal de te-
cuantitativos recientes revelan levisión del Estado, órgano propagandís-
Hugo Chávez conquistó a una impresio- tico del gobierno, en el primer lugar de sus
que, contrario al discurso nante mayoría de los votantes con su pro- preferencias. Sin embargo, en este con-
oficial y la percepción de algunos yecto político de la transformación parti- texto debemos señalar que, según datos de
cipativa de la democracia venezolana, la empresa AGP para ese año (2003), el
observadores, los perfiles plasmado en la convocatoria de una canal oficial tenía un share de apenas 2 por
sociodemográficos de los Asamblea Constituyente (Gaceta Oficial ciento de la teleaudiencia en todo el país.
1999) y definió su administración, desde Los grupos de seguidores de Chávez,
seguidores y opositores del el primer momento, como gobierno del no comprometidos y opositores no evi-
presidente Chávez coinciden en pueblo, resaltando su compromiso con los denciaron diferencias respecto de los va-
sectores sociales más vulnerables lores que consideran fundamentales para
muchos aspectos, apreciándose (Chávez 1999). En los primeros años de su la convivencia. Todos destacan la honesti-
más bien, algunas diferencias gestión, algunos observadores y analistas dad, unión, paz, responsabilidad, sinceri-
con respecto al segmento de constataron que ese discurso official refle- dad y el respeto mutuo. Ello explica que,
jaba una realidad social (Gil Yepes 2001; los tres sectores criticaran la agresividad
quienes se autocalifican como Carrasquero/Welsch 2001) y otros llegaron del presidente, “que habla demasiado” y
independientes. En cambio, incluso a sugerir que tanto el liderazgo de muestra poca capacidad gerencial.
Chávez como la oposición a él y su pro- Tampoco aparecen diferencias significati-
la identidad políticocultural yecto, tenían facetas étnicas (Gott 2000; vas en cuanto a los deseos o aspiraciones
presenta marcadas diferencias Welsch/Camprubí 2003). En el presente que mencionan. Prácticamente todos son
trabajo intentamos una aproximación cua- materiales y autocentrados, pues todos as-
entre los seguidores, por una litativa a los seguidores y oponentes de piran a empleos estables, salud, educa-
parte, y los independientes Chávez y comparamos la vigencia de ción, vivienda y un mejor futuro para sus
estas hipótesis con base en dos estudios de familias e hijos. Sin embargo, los seguidores
y opositores, por la otra, opinión que reflejan su evolución entre de Chávez fueron los únicos que manifes-
especialmente en lo que a sus 2000 y 2003. taron inconformidad con su entorno social
actual, expresando deseos de mudarse. No
convicciones democráticas se Aproximación cualitativa a las cifran sus esperanzas en programas de
refiere. Ello se manifiesta, por bases sociales del chavecismo mejoramiento de las zonas populares sino
ejemplo, en su mayor disposición que, más bien, apuestan por su salida de-
En una serie de entrevistas de grupos rea- finitive de éstas. Por otra parte, sólo en los
de enfrentar violentamente lizadas en el marco de un estudio cualita- grupos de opositores a Chávez se men-
a las personas que tienen ideas tivo (Hinterlaces 2003), se indagaron los cionó una aspiración sociotrópica, a saber,
valores, las actitudes y aspiraciones de contribuir con el progreso del país.
diferentes. personas que se identificaron como segui- En una réplica de ese estudio cualita-
dores del presidente tivo, realizada por la misma empresa dos
Chávez, pertenecientes al campo opo- años más tarde (Hinterlaces 2005), se
■ Friedrich Welsch sitor y personas que decían no identifi-
carse con ninguno de esos dos polos. Los
constata que el cuadro anterior no cambia
sustancialmente.
■ Gabriel Reyes grupos entrevistados fueron reclutados
exclusivamente entre los estratos medios Aproximación cuantitativa a las
bajos y pobres. bases sociales del chavecismo:
Entre otras facetas, el estudio revela 2000
que los seguidores de Chávez, sus oposi-
tores y los no comprometidos comparten Los resultados de estudio cualitativo son
sus preferencias por los mismos medios consistentes con la evidencia encontrada
de información: los canales de televisión en una encuesta nacional de cultura polí-
y las emisoras de radio privados, el ta- tica realizada tres años antes (Red de
bloide Ultimas Noticias y los diarios El Estudios Políticos: 2000), pues no se ob-
Nacional y El Universal; con excepción de