Está en la página 1de 4

Dictamen caso del niño atropellado estando al cuidado de sus tíos.

I. Encuadre jurídico: Evaluando los hechos narrados y el accidente sufrido por el niño….
considero que el encuadre jurídico corresponde a un accidente culposo, con responsabilidad
extracontractual y las normas de aplicación de la Responsabilidad Civil devienen del art. 1710
inc. a) Toda persona tiene el deber en cuanto de ella dependa de evitar causar un daño no
justificado.

b) Adoptar de buena fe y conforme a las circunstancias las medidas razonables a la violación del
deber de no dañar a otro, o el incumplimiento de una obligación, da lugar a la reparación del
daño causado y tiene derecho a que se le reembolsen los gastos en que incurrió conforme con
las disposiciones del CCCN.

Teniendo en cuenta lo dicho y en función del accidente ocurrido, la responsabilidad recae en


principio sobre ….. tíos del niño…. quienes quedaron a cargo del cuidado del mismo y de ….
conductor del vehículo que lo atropelló.

A su vez, es pertinente tener en cuenta el art. 1758 del CCCN el cual dispone que “El dueño y/o
guardián son responsables concurrentes del daño causado por la cosa”. Se considera guardián a
quien ejerce, por si o por terceros, el uso, la dirección y el control de la cosa o a quien obtiene
un provecho de ella”. El dueño y el guardián no responden si prueban que la cosa fue usada en
contra de su voluntad, expresa o presunta”, teniendo en cuenta el carácter de la cosa riesgosa, en
este caso el automóvil que atropello al niño…..responsabilizandose concurrentemente como
dueño o guardián de la cosa por los daños que causare a otro.

Factores de atribución: La atribución de un daño al/los responsables puede basarse en factores


objetivos o subjetivos; siendo el factor subjetivo la culpa en ausencia de normativa.

“Factores subjetivos. Factores subjetivos de atribución la culpa y el dolo. La culpa consiste en la


omisión de la diligencia debida según la naturaleza de la obligación y las circunstancias de las
personas, el tiempo y el lugar. Comprende la imprudencia, la negligencia y la impericia en el
arte o profesión. El dolo se configura por la producción de un daño de manera intencional o con
manifiesta indiferencia por los intereses ajenos. Art. 1724 CCCN.

Este art. se refiere a los factores subjetivos de atribución, la culpa y el dolo. Respecto de la
culpa mantiene la definición que daba el art. 512 CC. Así la culpa se define como la omisión de
la diligencia, que exige la naturaleza de la obligación y que corresponda a la naturaleza de las
circunstancias de las personas, del tiempo y el lugar. La culpa se aprecia en concreto, dado que
en principio el conductor no respeto la velocidad máxima de circulación en zona rural conforme
lo estipula la Ley de Tránsito 24.449 en su ARTICULO 51. — VELOCIDAD MAXIMA. Los
límites máximos de velocidad son: b) En zona rural: 1. Para motocicletas, automóviles y
camionetas: 110 km/. Asimismo, la culpa que recae sobre los tíos del niño quienes tenían la
responsabilidad in vigilando, por lo que la culpa se dimensiona en concreto sobre la base de la
naturaleza de la obligación y de las circunstancias de las personas, del tiempo y del lugar.

En cuanto a la valoración de la conducta del agente (art. 1725 CCCN), cuanto mayor sea el
deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas, mayor es la diligencia exigible
al agente y la valoración de la previsibilidad de las consecuencias. Por lo tanto, el Juez deberá
analizar las circunstancias del caso concreto a los efectos de estimar mayor o menos deber de
previsión y con estos elementos conformará un tipo abstracto de comparación que represente la
conducta con la que debió actuar quien ocasiono el daño. En definitiva, la culpa se analiza en
concreto, pero utilizando un tipo comparativo abstracto.

Nexo causal: El nexo causal es la causa-efecto que permite establecer los hechos susceptibles de
ser considerados determinantes del daño e imprescindible para reclamar los daños causados al
autor o responsable. En esta relación causa efecto entre el acto y la omisión del ilícito civil y el
daño ocasionado por el mismo, surge así la responsabilidad concurrente de los tíos del niño
damnificado y el conductor del vehículo y asimismo el deber de indemnizar las consecuencias
dañosas que tienen nexo adecuado de causalidad con el hecho productor del daño. Excepto
disposición legal en contrario, se indemnizan las consecuencias inmediatas y las mediatas
previsibles; ya que está demostrado que el SR. ….produjo lesiones y demás padecimientos a la
víctima, consecuencia del accidente.

Eximente de responsabilidad: Si bien en el presente caso, habría responsabilidad civil por parte
del niño, al ser menor de edad, deberían responder los padres. El asume responsabilidad
subjetiva, y el factor de atribución que correspondería sería subjetivo, según el art. 1724 CCCN
Respecto a los eximentes dispone el Art. 1755. Cesación de la responsabilidad paterna. La
responsabilidad de los padres es objetiva, y cesa si el hijo menor de edad es puesto bajo la
vigilancia de otra persona, transitoria o permanentemente. No cesa en el supuesto previsto en el
artículo 643. Además, conforme lo estipula el artículo 1115: “La responsabilidad de los padres
cesa cuando el hijo ha sido colocado en un establecimiento, de cualquier clase, y se encuentra de
una manera permanente bajo la vigilancia y autoridad de otra persona.

Se establece que el cuidado personal del hijo puede ser asumido por uno de los progenitores o
por ambos. Si el cuidado personal es compartido, puede tener dos modalidades.

Alternado: cuando el hijo pasa periodos de tiempo con cada uno de los progenitores, pero
ambos comparten las decisiones y se distribuyen de modo equitativo los deberes y obligaciones
referentes al hijo.

En este caso, el cuidado es indistinto al momento del accidente ya que el menor se encontraba al
cuidado exclusivo de sus tíos y es imposible a quien no tiene a su cuidado el menor, es decir la
vigilancia del mismo y sus actos art. 1754.

Habrá de tenerse en cuenta lo dispuesto en el art. 1756- Otras personas encargadas. Los
encargados en el ejercicio de la responsabilidad parental los tutores y los curadores son
responsables como los padres por el daño causado por quienes están a su cargo.

Por último, el CCCN consagra que la responsabilidad de los padres es de corte netamente
objetivo, y por otro lado al excluir que los progenitores se eximan de responsabilidad
acreditando que les ha sido imposible evitar la producción del daño.

Daños sufridos: El daño experimentado por una persona puede ser de naturaleza patrimonial,
extrapatrimonial o moral. El daño resarcible es el detrimento de valores económicos o
patrimoniales (daño patrimonial) o una minoración en la subjetividad de la persona de
existencia visible (daño extrapatrimonial o moral). En el presente caso, el accidente provocó un
daño indirecto ya que los bienes quebrantados son los bienes inherentes a la propia persona y a
su vez diversos daños que expongo a continuación en detalle:
1. Daños físicos: “Paciente poli traumatizado con fracturas en miembros superior e inferior.

2. Daño Moral: a raíz del evento dañoso y por la magnitud de las lesiones sufridas por parte del
niño el miso padece un detrimento en su forma de sentir y pensar con motivo del accidente.

3. Daño psicológico: a consecuencia del siniestro que sufriera el niño se encuentra en una
situación de angustia vulnerabilidad y temor afectándolo no tan solo psicológicamente sino
también psíquicamente. Que la situación acaecida afecto radicalmente su vida y de ser un niño
alegre y entusiasta pasó a ser un niño subsumido en un cuadro de depresión.

4. Daño Emergente: Como consecuencia del siniestro, el niño debió ser tratado y hospitalizado
en un centro asistencial de salud por el termino de 15 días debido a las gravísimas lesiones
sufridas en el accidente ocurrido, encontrándose hasta a la fecha en tratamiento de
rehabilitación.

5. Pérdida de chance: Dadas las cualidades y la gran aptitud y potencial para el deporte que
poseía el niño, el cual se desenvolvía hace 3 años en la práctica y competencia de Natación en
su club y dado que a raíz del siniestro no podrá competir más en un futuro.

Teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, el mismo tiene derecho a que se le


reembolsen y/o en su defecto abonen si no fueron pagados, los gastos de traslados, medicación,
RX, honorarios médicos y/u otro estudio derivado por las lesiones sufridas; los gastos de
movilidad y el actual tratamiento por rehabilitación que está llevando a cabo hasta su alta
médica definitiva.

5. Daño Moral: Corresponde así también la reparación del daño moral, derivado de los
padecimientos angustias y frustraciones que ha sufrido usted a causa del siniestro.

Al respecto, la Jurisprudencia ha dicho:

Que “Corresponde confirmar la sentencia que declaró responsable en un 80% a la víctima


menor de edad que fue embestida por un colectivo al cruzar un calle y en un 20% al conductor
del ómnibus, toda vez que la misma no resulta arbitraria ni alejada de las constancias de la
causa, de donde surge que la conducta del menor lesionado tuvo mayor incidencia causal en el
daño, al cruzar corriendo, sin mirar y fuera de la senda peatonal”. TEMA ACCIDENTE DE
TRANSITO-CULPA CONCURRENTE. FALLOS SUPREMA CORTE DE JUSTICIA , MENDOZA,
MENDOZA Sala 01 (PEREZ HUALDE - PALERMO - NANCLARES) Olivera, Facundo Gerardo en jº
152.029/43.583 Olivera, Sergio Alberto y ot. P.S.H.M. Facundo Gerardo c/ Andrades, Valdés
Walter Delfín y ots. p/ d. y p. (acc. de transito) s/ inc. cas. SENTENCIA del 3 DE DICIEMBRE DE
2013 Nro.Fallo: 13190061 Identificación SAIJ : B0955782”

www.saij.gob.ar

Conclusión:

En virtud del caso se dictamina la responsabilidad directa y culpa concurrente de (nombres de


los tíos del niño) y (nombre del conductor del vehículo) por las consecuencias sufridas por el
niño con motivo del descuido por parte de sus tíos, culpa in vigilando y del posterior siniestro
ocasionado por …..de…años de edad, articulo 1749 Sujetos Responsables – Es responsable
directo quien incumple una obligación u ocasiona un daño injustificado por acción u omisión.
Lo que se crea es una derivación de responsabilidad más allá del autor propio del evento
dañoso, creando un litisconsorcio pasivo necesario entre la persona causante del daño y aquella
otra que tenía una directa obligación de vigilar que el causante del daño debía tener una
conducta correcta en su actuación, siendo la inexistencia de ese control la razón directa o
indirecta de la causación del daño. Y decimos directa o indirecta porque no hace falta que el
superior haya tenido intervención directa en el daño sino que es su posición pasiva la que ha
hecho nacer la responsabilidad civil.

Frente a ello, y conforme lo estipulan los arts. 1740 y 1741 Reparación plena e Indemnización
de las consecuencias no patrimoniales respectivamente, deberán restituir la situación del
damnificado al estado anterior al hecho dañoso, sea por el pago en dinero o en especie. La
víctima puede optar por el reintegro especifico, excepto que sea parcial o totalmente imposible,
excesivamente oneroso o abusivo, en cuyo caso se debe fijar en dinero. Deberán indemnizarlo
por los daños y perjuicios que le ocasiono y/o los derivados como incapacitantes futuras,
además de los gastos médicos y farmacéuticos, con la rehabilitación hasta su total
restablecimiento. El monto de la indemnización debe fijarse ponderando las satisfacciones
sustitutivas y compensatorias que puedan procurar las sumas reconocidas.

A fin de agilizar el trámite y atenta la situación carente y penosa del niño….aconsejamos


intimar extrajudicialmente a través de carta documento a los responsables del hecho, a fin de
llegar a algún acuerdo beneficioso y satisfactorio para el damnificado. En caso de no contestar o
desconocer se aconseja iniciar la demanda pertinente por Daños y Perjuicios, como asimismo se
haga de toda prueba que demuestre que los daños sufridos están relacionados con el siniestro.