Está en la página 1de 5

Hacia una pedagogía de la Descolonización

Luis Antonio Bigott (2010: 59-69)


Fondo Editorial Ipasme
Nerson Febres V.
C.I.N. 9.895.190

Hacia una pedagogía de la Descolonización es la compilación de siete conferencia.


Luis Antonio Bigott hombre definido y caracterizado por la humanidad, ya que sus
ideales revolucionarios son su carta de presentación venezolano, comprometido con
las causas gustas, así se basan sus escritos revolucionarios.

Una revolución es eso, la aparición de una profunda luz acompañada también de


sombras. Allí se ubica el educador armado de ideas para enfrentar las
sinuosidades, con una mente abierta y sensible, consciente de ideas libres y
formadas con dinamismo. En estos momentos de cambios y ebullición pareciera
que el modo de producción de conocimientos si no la forma de transmitirlo tienen
otro sentido, adquieren otra dimensión.

Esta obra va dirigida a las educadoras y educadores, los cuales tienen que ser
docentes- investigadores- agitadores, donde tienen y tendrán la oportunidad de
participar activamente en el presente y actuante proceso de transformación social
como lo señala nuestra constitución democracia participativa y protagónica.

Este educador investigador- agitador va adquirir una gran responsabilidad;


pertenece a una comunidad desgarrada por los problemas derivados por una
equivocada, heredada y homicida política producid a por una alianza en el poder
entre una burguesía parasitaria y políticos desnacionalizados. La educadora y el
educador, tienen entonces que saber interpretar esta transformación y producir
conocimientos no para recrear ese pasado si no para comprender, para elaborar
alternativas y para participar con ellas en la construcción de una sociedad
diferente, una sociedad en constante biyectividad con la revolución bolivariana.

Los valores que defiende el autor van encaminados hacia el educador


revolucionario que debe buscar, encontrar e ingerir la energía necesaria que le
permita desarrollar al máximo sus capacidades creadoras que retro-alimente sus
mecanismos de ajuste al proceso liberador; que acelere forma de auto-aprendizaje
lo que a su vez permitirá dar nuevas soluciones marcadamente imaginativas al
proceso de descolonización donde él o ella tienen que jugar papel de primer orden
al lado de aquellos que tengan en proyecto una autentica liberación nacional y la
construcción del socialismo. No puede existir ambiguedades: dejamos de ser
colonia definitivamente de hecho y derecho y nos consolidamos como socialismo
bolivariano.
Pedagogía de la Autonomía
Paulo Freire (2014: 22-48)
Editorial Paz e terra s.a
Nerson Febres V.
C.I.N. 9.895.190

Hablar del educador brasileño Paulo Freire es garantizar sabiduría y creatividad


en teorías sobre la educación (1921-1997). Esta obra nos convoca a pensar a que
los educadores (formales e informales) deben saber y por su puesto, de lo que
deben hacer en proceso de la enseñanza y el aprendizaje sobre todo cuando el
énfasis está puesto en educar para lograr la igualdad, la transformación y la
inclusión de todos los individuos en la sociedad. Para él la educación y las
posibilidades que ella brinda de mejoramiento de la humanidad son fundamentales
en su concepción sobre la liberación de la individuos y su inclusión en las
sociedades.
Esta obra nos ofrece un marco conceptual relacionado con la práctica de los
profesionales de la educación quienes para este autor estarán comprometidos tanto
en la enseñanza como en el aprendizaje. Desarrolla un total de veinte “saberes” o
principios, los cuales a su vez son los pilares conceptuales de esta obra: no hay
enseñanza sin aprendizaje; enseñar no es transferir conocimientos; y el proceso de
educar es solo una empresa humana.

Los valores que defiende el autor en el segundo principio: enseñar no es transferir


conocimientos. Donde condena las ideas fatalistas mediante las cuales se acepta la
inmovilidad ideológica de que “la realidad es lo que es y que podemos hacer ante
eso”, ponderó la capacidad del educador de tomar decisiones que transformen las
realidades de los estudiantes, de preconcebidas y desesperanzadas en
esperanzadoras y llenas de posibilidades. Su aproximación a la educación se nutre
de sus experiencias directa con los procesos de individuos en el camino de lograr su
liberación personal: hay que lograr la expulsión del opresor de dentro del
oprimido.

Pedagogía de la ternura
Pita, B y Turner, L. (2004:8-38)
Nerson Febres V.
C.I.N. 9.895.190

La obra Pedagogía de la ternura de las profesoras cubanas Lidea Turner Martí y


Balbina Pita Céspedes nos llevan a un mundo de contradicciones y grandes
emociones de lo cotidiano con una pedagogía de la “ternura” poco usada en el
proceso educativo, donde la vida escolar es muy diferente a lo que algunos autores
le escriben en sus obras. Esta obra está concebida de forma amena y cotidiana.
Jurgen Habermas nos explica que el problema actual de la crisis de la modernidad
está precisamente en que la cultura de los expertos se ha olvidado de la cultura de
la vida cotidiana y que es necesario buscar la unidad entre ambas expresiones eso
es exastamente lo que buscan y hacen Balbina y Lidea en esta obra que nos recrea
y da vivencia enjemplarizante que sirven en el mismo nivel a los maestros,
maestras, padres y representantes que aman a los niños, niñas y adolescentes y
que confían en el cúmulo de potencialidades que cada uno tiene consigo.

La pedagogía de la ternura se basa en los postulados educativos y los valores de


José Martí y han traído al presente la fuente de energía, ejemplo y saber de su
teoría educativa, logrando sacar a la luz una alternativa pedagógica diferente pero
siempre vigente.

La obra se nos presenta como una aventura del maestro, que unido con una fuerte
y profunda variedad educativa, va enseñando por diferentes lugares y encuentra en
niños de disimiles latitudes resultados similares; y es en la “ternura” que sostiene
un proceso educativo, el cariño es lo mas elocuentes de todas las gramáticas.

El niño se plantea nuevos porqués, se convierte en un investigador frente al sector


de la realidad a la cual se enfrenta, ya sea el mundo natural o social.

Pensemos todos, en nuestra actividad pedagógica diaria, en la necesidad que tienen


nuestros niños y adolescentes que el proceso de aprendizaje responda a las
interrogantes no dejemos que pasé la edad de los porque dejémoles experimentar
el entusiasmo de incorporarse a la búsqueda de lo nuevo desde los primeros años de
vida escolar.

Esa aspiración inherente al ser humano debemos tomarla en consideración


maestros y padres en nuestra labor cotidiana por avivar el afán y el amor por saber
y no aplastarlos o cercenarlos como hacemos en ocasiones.