Está en la página 1de 3

Adoración Eucarística para catequesis

Previo a la adoración, se les pedirá a los niños que cada uno escriba una
oración guiados por la siguiente…
“Señor me dejo guiar por tu senda y con confianza te entrego estas
inquietudes…”
Introducción:
Hoy como cada miércoles Jesús nos quiere acompañar con su presencia viva,
dispongamos nuestro corazón para dejarnos encontrar por Él. Para eso,
debemos poner en silencio todas aquellas cosas que nos distraigan del
momento de adoración. Te invitamos a que evites las conversaciones, te
relajes y pienses en las necesidades más urgentes que deseas presentarle al
Señor en este momento.
Vamos a comenzar este momento de adoración, poniéndonos de rodilla y
cantamos la primera estrofa del canto:
- “Alabado sea el Santísimo”.
(se expone el Santísimo)
Quien expone dice: Bendito y alabado sea Jesús en el Santísimo
sacramento del Altar
Repetimos: Seas por siempre bendito y alabado.

-Canción: Ven Espíritu de Dios, Maranathá.


Hagamos un acto de Fe, como los niños de Fátima:
“Dios mío, yo creo,
te adoro,
espero
y te amo.
Y te pido perdón por los que no creen,
no adoran,
no esperan
y no te aman”. (x3)
Desarrollo:
A continuación, vamos a rezar las décimas del rosario como lo hacemos cada
miércoles, comenzamos pidiéndole perdón al Señor aquí presente por
aquellas cosas que decimos, hacemos, pensamos que nos alejan de él y de
los demás.
-Pésame Dios mío
-Recordamos el 4to misterio: la Asunción de María a los cielos
-Un PN y 10 Ave María y gloria.

-Canción de meditación
Hoy nuestro Buen Pastor manifiesta que nos ama, nos cuida, nos sostiene y
acompaña en nuestro crecimiento día a día, nunca nos deja solos a la deriva
del peligro,
escuchemos con atención lo que hoy quiere decirnos. (Salmo 23)
Ahora todos vamos a leer frente al Santísimo nuestra oración y a cada oración
responderemos: El Señor es mi buen Pastor (Empezamos las catequistas)

Canción de fondo: María mírame


Pidamos ayuda a María, ella está siempre aquí adorando a Su Hijo junto a
nosotros,
Ahora vamos a rezar un Padre Nuestro, 1 Ave María y terminaremos con el
Gloria.
Cierre:
Ahora nos vamos a poner de rodilla, para recibir la bendición.
Permanecemos de rodilla y en silencio hasta que sea guardado el Santísimo
en el sagrario.
Quien expone dice: Bendito y alabado sea Jesús en el Santísimo
sacramento del Altar
Repetimos: Seas por siempre bendito y alabado.

-Cantamos Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar…