Está en la página 1de 8

INFORME SOBRE UN CASO PSICOPATOLÓGICO DESDE LA EVALUACIÓN CLÍNICA

ANGELA JULIETH GUERRERO LAZO

ID: 494777

CAMILA ALEJANDRA VALLEJOS TARAPUES

ID: 507248

YURANNI CORTÉS DÍAZ

ID: 515148

PSICOLOGA: CATALINA MONTOYA TINOCO

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS

PSICOLOGÍA VII

PSICOGIA CLINICA

SANTIAGO DE CALI

2018
INTRODUCCIÓN.

Los trastornos somatomorfos se caracterizan por ser un grupo de afecciones en las que el dolor
físico y los síntomas que una persona manifiestan están relacionados con factores psicológicos
por lo cual no puede explicarse completamente por la presencia de una enfermedad, los síntomas
que experimentan los afectados les produce un malestar clínico o social impidiendo el desarrollo
óptimo de la persona en las diferentes áreas de la vida ya que estos van acompañados de
pensamientos, sentimientos y conductas relacionadas a los síntomas. Según el DSM-5 clasifica
los trastornos somatomorfos

(F45.1). Trastorno de síntomas somáticos.


(F45.21). Trastorno de ansiedad por enfermedad. Trastorno de conversión (trastorno de síntoma
neurológico funcionales.
(F54). Factores psicológicos que afectan a otras afecciones médicas.
(F68.10). Trastorno facticio (incluye trastorno facticio aplicado a uno mismo, trastorno facticio
aplicado a otro).
(F45.8). Otro trastorno de síntomas somáticos y trastorno relacionado especificados.
(F45.9). Trastorno de síntomas somáticos y trastorno relacionado no especificados.
En el trabajo a continuación se presentará un caso clínico de trastorno de síntomas somáticos
(F45.1) en donde se desarrollara el proceso de evaluación, clasificación, diagnostico, y tratamiento
clínico tomando como base los criterios de diagnóstico del DSM-5
INFORME SOBRE UN CASO PSICOPATOLÓGICO DESDE LA EVALUACIÓN
CLÍNICA

Contextualización del caso.

A.L es una mujer de 45 años que desde muy joven viene presentando quejas de dolor en distintas
partes del cuerpo, como en la cabeza, el pecho o la espalda, padece fuerte dolor menstrual
regularmente y pesadez en las piernas, así como disfunciones fisiológicas variadas e intermitentes
en el tiempo (mareos, debilidad física, alteración del equilibrio, hinchazón abdominal,
estreñimiento….) lleva acudiendo a su médico desde hace algún tiempo y, en algunas ocasiones,
ha sido derivada a diferentes especialistas, que no han formulado hallazgos que indiquen ni puedan
explicar sus constantes padecimientos. Acude de nuevo a consulta con un dolor articular
difícilmente objetivable, al no encontrar causa orgánica el medico remite al área de psicología del
centro de salud.

Descripción clínica del caso – etiología (criterios DSM - V)

Paciente A.L es remitida por médico general para evaluación psicológica, ya que manifiesta
múltiples dolores en el cuerpo, debilitamiento físico, mareos, inflamación abdominal. Medicina
general realiza exámenes toxicológicos, de plaquetas, radiografías pélvicas (por inflamación
abdominal) en las cuales los resultados no muestran daños ni afecciones de tipo orgánico. El
médico general en su remisión prescribe que probablemente se encuentre presentado un trastorno
de síntomas somáticos, por lo que el psicólogo decide realizar una evaluación, en donde la paciente
cumple con los siguientes criterios, tomando como base los criterios del manual DSM-V

Criterio A. síntomas somáticos como: presencia de uno o más síntomas somáticos que son
angustiantes y perturban de manera significativa la vida del sujeto.

Criterio B. nivel persistente y elevado de ansiedad por los síntomas presentados, dedicación de
tiempo y energía a los síntomas.

Criterio C. presenta cronicidad los síntomas se presentan de manera insistente, el estado persiste
hace más de 6 meses, específicamente desde su adolescencia, presentando dolor predominante en
diferentes partes del cuerpo, como la cabeza, espalda, extremidades inferiores, dolor menstrual
marcados con debilidad y una duración larga.
Los criterios cumplidos por la paciente pertenece al trastorno de síntomas somáticos identificado
con el siguiente código: 300.82 (F45.1) trastorno de síntomas somáticos con predominio de dolor
(181).

Posibles hipótesis biológicas o de aprendizaje social.

La paciente refiere que los síntomas vienen presentándose a partir de su adolescencia y de manera
creciente, no se encuentra daño biológico que justifique el dolor y malestar. Por lo cual se puede
inferir que la presencia de los síntomas se debe a causas de términos sociales, es decir es una
conducta aprendida a partir de un estímulo, probablemente generada por un hecho vivencial grave,
lo que puede llegar a generar fuertes episodios de estrés o estados de preocupación y ansiedad,
somatizándolos en su cuerpo en forma de dolor en partes específicas como extremidades y cabeza,
debilitamiento y malestar general, afectado su estado emocional, su entorno social (familia, trabajo
y amigos) en un caso de este índole se da seguimiento, del tiempo y duración del dolor,
debilitamiento u otro síntoma que se presente, se realiza comparación con tiempo y duración de
los primeros síntomas manifestados por la paciente.

Proceso de evaluación

El objetivo de la evaluación es generar el diagnostico de las causas por las cuales la paciente
presenta manifestación de síntomas de tipo orgánico, si fisiológicamente sus órganos se encuentran
sanos, además de identificas el estado de gravedad del trastorno, en caso de que cumpliera los
criterios de evaluación. Para conocer y recolectar la información necesaria para validar si se trata
de un problema psicopatológico se realiza una entrevista clinica estructurada para el del DSM-V
(SCID) con el objetivo de realizar una evaluación directa de los criterios de diagnóstico del manual
de patologías para clasificar los síntomas manifestados. Los criterios que se toman en cuenta son
los del trastorno de somatización.

Diagnóstico clínico.

La paciente presenta los siguientes síntomas, los cuales hacen referencia a el 300.82 (F45.1)
trastorno de síntomas somáticos con predominio de dolor (181). Manifestando los siguientes
síntomas: dolores en la cabeza, el pecho o la espalda, padece fuerte dolor menstrual, pesadez en
las piernas, disfunciones fisiológicas como mareos, debilidad física, alteración del equilibrio,
hinchazón abdominal y estreñimiento.

La sintomatología de la paciente se caracteriza por llevar un patrón de síntomas recurrentes,


variados e intermitentes lo que caracteriza al trastorno de somatización, además de que se
presentan desde hace varios años, por lo cual los síntomas no pueden ser explicados por hallazgos
médicos, con lo que se pude inferir que la paciente presenta un trastorno de salud mental, la
hipótesis se confirma con la realización de la evaluación clínica estructurada para el DSM-V la
paciente cumple con los criterios de diagnóstico requeridos que son:

Criterios DSM-5 SÍNTOMAS DE LA PACIENTE


Criterio A. síntomas somáticos: Presenta grandes cantidades de quejas y
Que presente uno o más síntomas dolores en diferentes partes del cuerpo
somáticos que son angustiantes y/o como la cabeza, disfunciones fisiológicas,
perturbantes para la vida diaria de la dolores cardiovasculares, problemas en las
persona extremidades inferiores como las piernas
Criterio B. pensamientos, sentimientos y Manifiesta pensamientos
comportamientos excesivos relacionados desproporcionados y persistentes por
con estos síntomas somáticos o inquietudes conocer la gravedad de los síntomas es por
referente a la salud. esto que acude constantemente al médico y
a diferentes especialistas presentando
ansiedad por saber el porqué de sus
síntomas.
Criterio C. cronicidad La paciente lleva presentado estas
sintomatologías desde que era muy joven
los cuales persisten hasta la actualidad.
Especificaciones La manifestación de los síntomas se
caracteriza por un dolor predominantes y
porque son persistentes desde su juventud.
El diagnóstico diferencial consiste en la relación y argumentación de las enfermedades que pueden
ser causantes de los síntomas y signos manifestados por el paciente después de haber realizado la
exploración física y el dictamen médico, es por esto que es importante realizar un diagnóstico
diferencial ya que antes de diagnosticar una enfermedad mental se debe descartar toda la parte
biológica por medio de pruebas médicas para así generar un diagnóstico adecuado y de igual
manera cuidar la salud mental y física del paciente.

Tratamiento y objetivos de la intervención de acuerdo con los resultados de la evaluación.

A.L presenta un cuadro de síntomas físicos pero que al parecer son de origen psicológico, tras las
evaluaciones previas se considera que estos trastornos somatomorfos se vuelven difíciles de
diagnosticar, por su relación tan estrecha entre los efectos que tiene su cuerpo y la mente en el
bienestar de una persona, por tanto la conexión que posee este tipo de trastornos cuerpo-mente se
hace un poco complejo su diagnóstico y tratamiento. Sin embargo y teniendo como consideración
que los síntomas que presenta la paciente sobrepasan los 6 meses y descartando su implicación
biológica, procedemos a darle un aspecto clínico psicológico; por lo cual vemos importante que la
paciente tome el siguiente tratamiento:

 Es conveniente que la paciente asista a psicoterapia con enfoque cognitivo- conductual, ya


que esta puede ayudar a disminuir la ansiedad y magnificación de sus síntomas.
 También está la opción de un enfoque integrativo en el cual se combina terapias
interpersonales cognitivos-conductuales.

Objetivos de la intervención:
 Identificar las características principales del caso de A.L con tendencia somatizadora.
 Analizar el desajuste de la percepción que posee la paciente en cuanto a sus síntomas.
 Evaluar cómo se encuentra su estado de comunicación para expresar su malestar a otros.
 Considerar a la paciente como sujeto activo en el procesamiento de la información, de tal
forma que sus comportamientos o respuestas estén mediadas bajo los procesos mentales
equilibrados
 Fundamentar nuevos contenidos a través del aprendizaje como proceso de restructuración,
añadiendo nuevas recursos que orienten a la paciente para alcanzar su equilibrio físico y
mental.
Conclusiones generales

Los trastornos somatomorfos deben distinguirse de los psicosomáticos aunque ambos se derivan
de orígenes psicológicos y convergen en síntomas físicos, en los psicosomáticos hay daños en el
sistema fisiológico, mientras que en los somatomorfos no hay una enfermedad orgánica
demostrable, además se acuñe la idea de que existen pruebas donde se demuestra que en la mayoría
de los paciente hay conflictos psicológicos que van de la mano a esta sintomatología, en el DSM
V se clasifican como trastorno de ansiedad a la enfermedad (hipocondría), t. de síntomas somáticos
(somatización, indiferenciado y dolor), trastorno de conversión, y trastorno dismórfico corporal
(dismorfofobia) (excluido de esta categoría de trastornos), los procesos psicológicos afectados a
los trastornos en cada uno son la atención, percepción, y memoria, además las interacciones del
sistema nervioso central desempeña un papel determinante en estos casos ya que la percepción de
las sensaciones corporales y la respuesta a ellas es función específica de este; cabe resaltar que
para tomar la decisión de diagnosticar a un paciente con cualquier trastorno es un proceso que va
de la mano siempre con la medicina donde se descarta la parte biológica como primera instancia
y después de ellos el papel del psicólogo tiene protagonismo pues somos nosotros quienes damos
la estocada final en pro del bienestar del paciente, aplicando la entrevista clínica en todas sus fases,
evaluaciones pertinentes, diagnostico de acuerdo al DSM V y sus criterios respectivamente e
información a sus familiares o personas encargadas amparado bajo la ética profesional, el
tratamiento para estos casos debe ser las terapias de enfoque cognitivo-conductual ya que resulta
más eficaz ya que estas tienen como entre sus técnicas desensibilizar, relajar y reevaluar a nivel
cognitivo las ideas de las personas que sufren con este tipo de trastorno.
BIBLIOGRAFIA.

Bruce E. Compas, L. H. (2002). Introducción a la pisocología clínica . Mexico: Mc Graw Hill


interamericana .

psiquiatria, A. a. (2013). Manual de diagnostico estaditico de enfermedades mentales DSM -V.


Barcelona : desconocida .

Ortiz-Tallo, M. (Ed.). (2013). Psicopatología clínica: adaptado al DSM-5. Madrid, ES: Difusora
Larousse - Ediciones Pirámide. Recuperado
de http://site.ebrary.com/lib/bibliouniminutosp/reader.action?docID=11411382