Está en la página 1de 1

Elías el Joven: Santo del 17 de Agosto

San Elías el Joven (también llamado San Elías El Menor o Elías El Hijo) fue un santo siciliano del
siglo IX, famoso por sus numerosas aventuras y desventuras en el mundo medieval. Su nombre
secular sería Giovanni Rachites, y es usualmente venerado como santo tanto por la Iglesia
Católica como la Iglesia Ortodoxa. Su nacimiento se daría en Enna, actual Sicilia, en algún
momento no determinado del año 822 de nuestro tiempo.

En el siglo IX, Sicilia atravesaría una importante crisis debido a la invasión y conquista
musulmana dentro de la isla. Esto traería a San Elías la desgracia de caer como prisionero y
esclavo. Sería vendido por los sarracenos como esclavo en Ifriqiya. Bajo mucho esfuerzo y trabajo,
San Elías se ganaría su libertad, y bajo el peligro de perder la vida por ello, predicaría su fe en
tierras musulmanas.

San Elías el Joven haría una importante cantidad de viajes, siempre en nombre de la fe. Pasaría
por Palestina, en donde sería recibido por el mismísimo Patriarca de Jerusalén, recibiendo de
este el hábito monacal. Pasaría un par de años en un monasterio localizado en Sinaí, hasta que
un día decide viajar hasta Alejandría, en Egipto. Más adelante, haría un paso Persia, por
Antioquía y África. Debido a la persecución árabe, el santo se ve obligado a regresar a su tierra
para visitar a su anciana madre.

Este santo haría también peregrinación hacia otras tierras más al norte. Fundaría un monasterio
y encontraría importantes discípulos que seguirían sus enseñanzas. Las distintas incursiones
sarracenas lo obligan a peregrinar hasta la misma ciudad eterna de Roma.

La fama de San Elías llamaría la atención del mismísimo emperador de Constantinopla. Este le
llamaría a la ciudad, pero debido a su frágil salud, Elías muere un 17 de agosto de 903, de camino
a la capital del Imperio Bizantino.