Está en la página 1de 6

Profesores de Secundaria

o tera® y (LfeMMíS)

Procedimientos
El comentario
literario
cen * ■ # -

edu
Oposiciones
Profesores de S e c u n d a r i a

[Ldoopui feagfeoQn ^ yfe©SM©


Procedimientos
El comentario
literario
Profesores de Secundaria Lengua Castellana y Literatura

Pautas para el comentario

Introducción
Desde esta concepción, explicar un texto es, en palabras de Fernando Lázaro Carre-
ter, "ir dando cuenta, a la vez, de lo que un autor dice y de cómo lo dice". Por tanto,
el opositor ha de tener sumo cuidado en no reducir su ejercicio a una mera paráfrasis
del texto ni, en el otro extremo, limitarse a conjuntar una retahila de figuras retóri-
cas. Debemos, por tanto, combinar nuestros conocimientos de Historia de Literatura,
Retórica, Estilística, etc., con lo que aparezca en el texto en cuestión, de modo que
estos conocimientos sirvan para explicar el texto propuesto.
Como ya señalamos al tratar el comentario filológico, el texto es una unidad lite-
raria, una unidad de comunicación, de manera que no podemos separar el contenido
(lo que se expresa) de la forma (cómo se expresa). Ambos, no pueden darse por sepa-
rado. Si recordamos algunos aspectos de la Estilística estructural, la Estilística es una
Lingüística del habla, y en el habla, cuyo máximo exponente sería la obra literaria,
se distinguen dos planos, como en la lengua, plano de la expresión y del contenido,
y en cada uno de ellos forma y sustancia. Si la sustancia de la expresión lingüística
son los sonidos, la sustancia de la expresión literaria será la lengua en todo lo que es,
significante y significado, sustancia y formas respectivas. De esta distinción Johan-
sen establece los cuatro tipos de connotadores en su estudio sobre el signo estético o
literario: connotadores desde la sustancia y forma de la expresión y desde la forma y
sustancia del contenido. Es decir, se trata del signo lingüístico analizado en su función
poética, función que sólo existe por sus relaciones con los otros signos lingüísticos
que constituyen el texto literario en cuestión. Así entendido, el signo estético no es
aislable y la estilística estructural se ocupará por tanto, del análisis de la estructura
de ese signo literario.
Nos parece oportuno señalar, que no existe un método o modelo único para realizar
el comentario de texto. Lo analizado en él, dependerá de los conocimientos del comen-
tarista y lo que crea relevante comentar ante el texto propuesto. Así, habrá comentarios
en los que predomine el análisis gramatical, ideológico, estilísitico, etc. No obstante,
sí podemos señalar ciertas pautas o principios metodológicos aplicables a cualquier
texto literario, o a la mayoría de ellos, de manera que el opositor pueda encontrar el
camino para comenzar su comentario sin que le invada la sensación de un "no saber por
dónde comenzar" y lo que debe hacer. De acuerdo con esto, establecemos la siguiente
metodología para el análisis literario atendiendo principalmente los criterios de Diez
Borque y Lázaro y Correa, sin duda el más reproducido en este campo.

Procedimientos - 3 3
Profesores de Secundaria Lengua Castellana y Literatura

1.
Metodología

1.1. Análisis de la forma


Como señalamos más arriba, el texto literario supone una unidad de la que es inse-
parable el contenido de la forma. El comentario deberá consistir, por tanto, en señalar
y justificar los rasgos formales que de alguna forma exige el contenido. Así, dentro
de este plano se analizarán:
- Plano fónico-fonológico y prosodemático si fuera relevante.
- Plano morfosintáctico
- Plano léxico-semántico

a) Plano fónico.
- En caso de que el texto sea en verso, se deberá comenzar por el análisis métrico:
explicar el tipo de estrofa y versos empleados, justificar su uso en el tema, cómputo
silábico, pausas (versal, estrófica, cesura) ritmo acentual, etc.
- En cuanto a las figuras que afectan al plano fónico, se analizarán fundamental-
mente las reiteraciones fónicas: aliteración, onomatopeya, paronomasia, por
los efectos rítmicos que puedan producir en el texto.
- Plano prosodemático: entonación ascendente, descendente, tonos de suspensión,
etc.

b) Plano morfosintáctico.
Se trata de hacer un análisis del uso de las palabras como categorías gramaticales
(sustantivo, adjetivo, verbo...) y de su combinación sintáctica. Para ello tendremos
en cuenta si el estilo que domina en el texto es nominal o verbal.

• Estilo nominal: si lo que destaca es el uso del nombre el texto será más estático,
menos dinámico, la frase es normalmente más larga y el ritmo, por lo tanto, más lento.
Si fuera pertinente, se analizará el tipo de nombres: concretos, marcando objetivi-
dad, o abstractos, proporcionando al texto cierto predominio de la subjetividad del
hablante. Otro punto importante a tener en cuenta en nuestro análisis será el uso del
adjetivo por tratarse de uno de los elementos embellecedores de la lengua literaria:
proporciona subjetividad, destaca cualidades, rasgos, puede convertirse en un elemento
que transforme la realidad, etc. Especial atención al epíteto.

Práctica
Profesores de Secundaria Lengua Castellana y Literatura

• Estilo verbal: si en el texto de estilo nominal prevalecía el estatismo, será la


abundancia de verbos lo que proporcione al mismo el efecto contrario, es decir, di-
namismo, el texto será marcadamente narrativo. Deberemos tener en cuenta los rasgos
significativos del verbo, atendiendo especialmente el modo y el aspecto. En cuanto
al modo, las formas de indicativo dotarán al texto objetividad, frente a la subjetividad
proporcionada por las formas del subjuntivo. El aspecto perfectivo es el propio de la
narración, mientras que el uso del imperfectivo difumina las acciones en el tiempo
sin ofrecer una precisión cronológica, por lo que el texto será más descriptivo que
narrativo.

• Orden de elementos en la oración: se puede observar si hay predominio de un


orden lógico, vehículo de claridad expositiva, frente al "desorden" del hipérbaton,
marcando y destacando subjetivamente algún elemento de la frase situándolo fuera
de su correcta posición.

• Tipología oracional: Hemos de analizar cómo la elección de oraciones simples o


complejas, especialmente la subordinación, afecta al texto: la oración simple propor-
cionará claridad y sencillez, mientras que el uso de oraciones complejas nos revela
complejidad intelectual.

• Figuras a comentar en el plano morfosintáctico: principalmente aquellas que


tienen que ver con:
- Las supresiones: elipsis, asíndeton...
- Las reiteraciones: poliptoton, polisíndeton, derivación, anáfora, anadiplosis, epa-
nadiplosis, epífora...
- Paralelismos: sinonímico, antitético, sintético

c) Plano léxico-semántico.

Existen determinados recursos estudiados por la semántica en los que deberemos


detenernos, cuya función en el texto es importante:
- Frecuencia de determinados tipos de palabras, selección, riqueza léxica, caracterís-
ticas del léxico utilizado, etc.: cultismos, neologismos, vulgarismos, casticismos,
etc.
- Fenómenos semánticos como la homonimia, polisemia y antonimia
- Tropos: especial atención a la metáfora, metonimia, sinécdoque, símbolo, ale-
goría, etc.

Procedimientos - 3 5