Está en la página 1de 52

GUARANÍ

CONTINENTAL

2016

PUEBLOS
GUARANÍES
EN ARGENTINA,
BOLIVIA,
BRASIL Y
PARAGUAY

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 1


El Mapa Guaraní Continental y el cuaderno
que lo acompaña son el resultado de un es-
El Mapa Guaraní Continental y el cuader-
fuerzo común de muchas personas e institu-
no que lo acompaña son el resultado de un
ciones en los cuatro países - Argentina, Bo-
esfuerzo común de muchas personas e institu-
livia, Brasil y Paraguay - donde secularmente
ciones en los cuatro países - Argentina, Bolivia,
viven los Guaraníes. Participaron hombres
Brasil y Paraguay - donde secularmente viven
y mujeres, guaraníes y no-indígenas, antro-
los Guaraníes. Participaron hombres y muje-
pólogos y indigenistas, todos comprometi-
res, guaraníes y no-indígenas, antropólogos y
dos con la vida y el futuro de estos pueblos
indigenistas, todos comprometidos con la vida
guaraníes.
y el futuro de estos pueblos guaraníes.
El mapa muestra dónde viven, cuántos son,
El mapa muestra dónde viven, cuántos son, los
los nombres de sus aldeas y cuáles las amena-
nombres de sus aldeas y cuáles las amenazas
zas que llevan a la destrucción de su espacio
que llevan a la destrucción de su espacio vital.
vital. El texto, publicado en español, portu-
El texto, publicado en español, portugués y
gués y guaraní, puede servir de guía para el
guaraní, puede servir de guía para el mapa,
mapa, haciendo comprensible el contexto en
haciendo comprensible el contexto en el que
el que viven estas comunidades, y el cami-
viven estas comunidades, y el camino que han
no que han abierto y seguido para resistir
abierto y seguido para resistir y mantener su
y mantener su modo de ser. No obstante la
modo de ser. No obstante la violencia repetida
violencia repetida que desafían estos cien-
que desafían estos cientos de comunidades en
tos de comunidades en todo el continente,
todo el continente, este texto puede fortalecer
este texto puede fortalecer la resistencia del
la resistencia del Pueblo Guaraní y afirmar
Pueblo Guaraní y afirmar su dignidad. La
su dignidad. La cultura y economía guaraní
cultura y economía guaraní son propuesta
son propuesta para otro tipo de sociedad. Las
para otro tipo de sociedad.
comunidades guaraníes pueden reorientar a
Las comunidades guaraníes pueden reo-
la sociedad colonial que los rodea, abriéndo-
rientar a la sociedad colonial que los rodea,
le caminos de esperanza. Los no-guaraníes
abriéndole caminos de esperanza. Los no-
podemos también vivir un Ñande Reko, un
-guaraníes podemos también vivir un Ñande
modo de ser nuevo más justo e igualitario, más
Reko, un modo de ser nuevo más justo e
pacífico y libre.
igualitario, más pacífico y libre.

2 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


GUARANÍ
CONTINENTAL

2016

PUEBLOS
GUARANÍES
EN ARGENTINA,
BOLIVIA,
BRASIL Y
PARAGUAY

Equipo Mapa Guaraní Continental


Campo Grande, MS
2016

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 3


4 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
CUADERNO DEL MAPA
6. Presentación
GUARANÍ
CONTINENTAL
7. ¿QUIÉNES SOMOS?
GUARANÍ RETÃ | TEKOHÁ GUASÚ, TENTAGUASU
ÑANDÉ REKÓ | ECONOMÍA | COSMOVISIÓN

2016

PUEBLOS
19. ASI VIVIMOS
GUARANÍES ARGENTINA | BOLIVIA
EN ARGENTINA, BRASIL | PARAGUAY

BOLIVIA,
BRASIL Y
PARAGUAY

45. ¿Y MAÑANA?
¿CUAL ES NUESTRO FUTURO?

Elaborado por el Equipo Mapa


Cuaraní Continental (EMGC)
en el ámbito de la
50. Para saber más
Campaña Guaraní

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 5


PRESENTACIÓN

P
ara el Mapa Guaraní Continental apoyo en sus demandas por territorios y No sólo son testigos de tiempos
presentamos una introducción políticas públicas que respeten su autono- pasados sino protagonistas del presente
al territorio guaraní de hoy, que mía como pueblos que viven en diferentes y constructores de futuro. Sus caminos
abarca parte de los países Argentina, países de Sudamérica, pero unidos por de libertad nos invitan a entrar con ellos
Bolivia, Brasil y Paraguay. Son más de vínculos de lengua, cosmovisión, historia en un movimiento que no es exclusivo
280.000 personas, unidas por una lengua y cultura. suyo, sino también de todos aquellos que
y una cultura en común, distribuidas en De una manera creativa, los Gua- no se conforman con el modelo econó-
1.416 comunidades, aldeas, barrios urba- raníes actualizan y desarrollan nuevos mico predador que amenaza a la tierra
nos o núcleos familiares, desde el litoral modelos de asentamiento en áreas de su y destruye la convivencia entre todo lo
del Atlántico hasta al pie de la cordillera territorio ancestral, lo que les permite se- que es humano y la naturaleza. Con ellos
de los Andes. Los Guaraníes constituyen guir reproduciendo sus relaciones sociales, nos sentimos más humanos; esto es lo
uno de los pueblos indígenas de mayor aunque en condiciones a veces extrema- que significa la palabra avá en su lengua:
presencia territorial en el continente damente adversas, como en el Brasil. En hombre, persona.
americano. Los mapas adjuntos muestran Bolivia, sin embargo, lograron el recono- Aumentar el conocimiento de estas
dónde viven, cuántos son, cómo se llaman cimiento legal de la mayor parte de sus situaciones y de los desafíos encontrados
los lugares donde viven y cuáles son los territorios tradicionales. Los conocimien- en cuanto a la integración de perspectivas
ecosistemas naturales donde habitan. tos sobre el medio ambiente y los habi- y acciones en común, ha sido el objetivo
Esperamos contribuir a la compren- tantes tan diversos con quienes tienen principal del proyecto de este Mapa Gua-
sión de la extraordinaria capacidad de- que convivir, permiten a los Guaraníes raní Continental, que ha sido llevado a
mostrada por los varios pueblos guaraníes ampliar su capacidad de comprensión de cabo mediante una red de colaboradores
para seguir siendo guaraní, después de un mundo en transformación y encontrar de varios países y la participación de
cinco siglos de intensa presión colonial. y desarrollar nuevas perspectivas y prácti- organizaciones indígenas y no indígenas
Este texto puede ser un instrumento de cas de actuación realistas. de los cuatro países.

6 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


¿QUIÉNES SOMOS?

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 7


8 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
GUARANÍ RETÃ

L
os Guaraníes, siguen viviendo Esta Constitución reconoce la existencia guaraní”, caracterizado por ecosistemas
“donde siempre han vivido”, a de los pueblos indígenas, definidos como naturales de notable equilibrio, con
pesar de innumerables presiones, grupos de cultura anteriores a la forma- tierras aptas para los cultivos agrícolas,
amenazas y muertes. La existencia, modo ción y organización del Estado paraguayo. base de su alimentación. Los Guaraníes
de ser y cultura de los pueblos indíge- El Artículo 30. de la Constitu- habitan desde hace más de dos mil años
nas es anterior a la organización de los ción boliviana, dice: Es nación y pueblo estos vastos territorios.
Estados nacionales actuales. El territorio indígena originario campesino toda Los Guaraníes son pueblos con alta
de los Guaraníes es anterior a la creación la colectividad humana que comparta movilidad, pero esto no quiere decir que
y conformación de los actuales países y identidad cultural, idioma, tradición son nómadas sin residencia fija; de hecho
de sus fronteras, muy recientes por cierto. histórica, instituciones, territorialidad y viven en aldeas de diverso tamaño y son
Esta pre-existencia es reconocida en la cosmovisión, cuya existencia es anterior a buenos agricultores. Contactados por los
Constitución de Brasil, de 1988, la Cons- la invasión colonial española. invasores europeos desde 1505, los Gua-
titución de la República del Paraguay, En el mapa las comunidades apa- raníes manifestaban una gran unidad
de 1992, la Constitución de la Nación recen esparcidas por un territorio muy lingüística y cultural. Con mucha propie-
Argentina, de 1994, y la Constitución Na- extenso, históricamente compartido con dad se les dio el nombre general de Gua-
cional de Bolivia, de 2009. Dos ejemplos: espacios ocupados por otros pueblos, en raní, con el que habían sido conocidos por
El Art. 62 de la Constitución Na- áreas que los Guaraníes llaman tekohá, los primeros europeos que llegaron a la
cional del Paraguay, dice textualmente: que equivale a decir “territorio y paisaje costa del Brasil y del Río de la Plata.

Jahecha Mirada desde una fazenda ocupada. Mato Grosso


do Sul, Brasil, 2016, Pablo Albarenga

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 9


Se extendieron por esta amplia mal”. Son males para los Guaraníes una Una estimación confiable de la pobla-
región de América del Sur en sucesivas tierra agotada para la agricultura, un ción Guaraní en la actualidad en esos cuatro
migraciones que se prolongaron a lo paisaje desértico, un campo sin árboles países para el año 2016 se presenta así:
largo de miles de años. Actualmente o, en la actualidad, los monocultivos de
forman grandes conjuntos o grupos so- soja, pinos o caña de azúcar que amena- Los Guaraníes en la actualidad
cio-culturales, cada uno con sus formas zan sus vidas y sus territorios.
particulares y algo diferentes de hablar Es también “un mal” que se · Mbyá (Argentina, Brasil y Paraguay)
la lengua guaraní. presenten muchas enfermedades y
Las migraciones generalmente muertes por hambre y epidemias; que · Avá-Guaraní (Paraguay), conocidos
se dan cuando un grupo, por diversas haya desentendimiento, desorden y también como Ñandeva, Guaraní o
razones, que pueden ser aumento nota- conflictos sociales y políticos entre los Chiripá (Brasil y Argentina)
ble de población o tensiones internas, miembros y familias de la comunidad.
va a otra tierra, si bien una parte de la Pero uno de los mayores males que · Paĩ-Tavyterã (Paraguay), conocidos
población sigue permaneciendo en el han tenido que soportar los Guara- como Kaiowá (Brasil)
lugar de origen. níes es la invasión y destrucción de su
Pero la unidad del modo de ser tierra, la amenaza contra su modo de · Ava-Guaraní y Isoseño (Bolivia y
guaraní no se deshizo y las caracte- ser, la expulsión, la discriminación y el Argentina), conocidos como Guaraní
rísticas específicas de cada lugar no desprecio que vinieron con la llegada Occidental (Partaguay), y también
impidieron la comunicación y la acción de “los otros”, de los colonos y de los como Chiriguanos o Chahuancos
entre comunidades de un amplio terri- ganaderos, sojeros, cañeros y petroleros. (Argentina)
torio, aunque éste fuera cortado por las También está la violencia ocasiona-
fronteras de diferentes Estados nacio- da por el avance de varios frentes de · Gwarayú (Bolivia); Sirionó, Mbía
nales de creación relativamente recien- expansión de las sociedades naciona- o Yuki (Bolivia); Guarasug’we (Boli-
te; esto es, en siglo 19. les, desde campesinos sin tierra hasta via), Tapieté o Guaraní-Ñandeva
Las migraciones se dieron por di- latifundistas que se rigen por sistemas (Bolivia, Argentina y Paraguay); Aché
ferentes motivos: uno de los más fuertes económicos y culturales contrarios al (Paraguay)
fue tal vez la búsqueda de la “tierra-sin- de los Guaraníes.

10 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


Población Guaraní por país (2015-2016)
85,255
83,019

61,701
54,825

Argentina Bolivia Brasil Paraguay

Esta tabla proviene de fuentes


gubernamentales y no gubernamentales,
verificadas también por organizaciones
locales. No constan en este Mapa Gua-
raní Continental otros pueblos de la
familia tupí-guaraní que siguieron otros
caminos y tienen ahora otra conciencia
de su propio ser, y han dejado de llamarse
y sentirse específicamente Guaraníes.
Así como otros pueblos indígenas en
América Latina, los pueblos Guaraníes se
encuentran en un proceso de crecimiento
poblacional. Altos niveles de fecundidad –
mayor número medio de hijos por mujer
–, aliados con el descenso de los niveles de
mortalidad están siendo mantenidos en
los últimos 20 años, por lo menos.

Opy Niños ayudan en la construcción de una casa de reza


tradicional Mbya. Tekoha Guyrapaju/Tenondé Porã,
São Paulo, 2015. Luiza Mandetta Calagian
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 11
TEKOHÁ GUASÚ - TENTA GUASU: TIERRA Y TERRITORIO

L
os Guaraníes suelen decir: el significado de “modo de ser, modo del Occidente, el tekohá se dice tenta,
“Nosotros no vivimos para de estar, sistema, ley, cultura, norma, que también significa patria y aldea.
comprar la tierra, nosotros comportamiento, hábito, condición, Las excelentes tierras y montes de
vivimos sólo para usarla buenamente”. costumbre [...]”, como se entendía ya los Guaraníes han suscitado la codicia
Para los Guaraníes tierra significa, en antes de la llegada de los españoles. de otros pobladores y, más reciente-
primer lugar, espacio de vida, un es- El tekohá es el lugar donde se dan mente, de grandes empresarios de la
pacio donde realizar su manera de ser. las condiciones para ser guaraní. La agricultura mecanizada, que utilizan
Yvý y tekohá pueden traducirse por tierra, concebida como tekohá, es a los mismos guaraníes como mano de
tierra y territorio. Por supuesto, la tie- también un espacio económico, pero obra barata o los expulsan cuando no
rra tiene su importancia como medio en primer lugar, es un lugar cultural los necesitan. El territorio guaraní se
de producción, como lugar donde po- y socio-político, es el lugar donde se encuentra ahora en gran parte des-
der mantenerse como grupo y asegurar habla la lengua. El tekohá significa truido o amenazado por los cultivos
la existencia de todos los familiares, y produce al mismo tiempo relacio- industriales de soja, caña de azúcar, la
pero no para acumular riquezas. nes económicas, relaciones sociales y deforestación de selvas nativas y una
El sentido de la palabra tekohá organización político-religiosa, que mala reforestación con especies de
es el lugar del tekó, del modo de ser son esenciales para la vida guaraní: sin árboles foráneos, como el eucalipto y
y de vivir; es producto de la cultura y tekohá no hay tekó, sin territorio no el pino. Igualmente, la introducción
también produce cultura. Tekó tiene hay vida guaraní. Entre los Guaraní de pastos exóticos de África y Asia ha

12 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


sido un desastre para la agricultura
guaraní, invadiendo e inutilizando las
chacras y facilitando la propagación
del fuego.
El colonialismo europeo, tan-
to portugués como español, explotó
la mano de obra guaraní, causando
muerte física y destrucción cultural. El
neocolonialismo actual es todavía más
agresivo, al despojar a los indígenas de
sus tierras y fragmentar su territorio.
La “nación guaraní”, como la
vieron los antiguos conquistadores y
como la llamaron los colonos europeos
hasta el siglo 19 por lo menos, no ha
desaparecido y está vigente. El guarani
retã no significa solo una población,
un pueblo o una ciudad, sino una
patria, un país, una nación, un terruño
y una tierra. Esa identidad se funda-
menta en un guarani rekó, un modo
de ser y proceder con características
propias. Su territorio, el suelo que se
pisa, es un tekohá, el lugar físico, la
tierra y el espacio geográfico donde
los Guaraníes son lo que son, donde
existen, resisten y re-existen.

Guachire Indígenas Guarani Kaiowá danzando guachire.


Tekoha Guaiviry, Mato Grosso do Sul, Brasil, 2013.
Ruy Sposati/Cimi
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 13
ÑANDE REKÓ - IDENTIDAD Y CAMBIO

L
a base de la vida social guaraní se aspectos principales de su vida: el orga-
encuentra en la familia extensa nizativo, el administrativo y el político.
y representa una cadena perma- Cada sesión de un atý se abre y se cierra
nente de comunicación y resolución de con una oración –ñembo’é– en la que
desafíos en la vida comunitaria. participan todos los presentes.
El atý –la asamblea y el ñemboati Migraciones y conflictos a través de
o la gran fumada, entre los Guaraníes una larga historia de milenios han produ-
Occidentales, son instituciones políticas cido diferencias según los varios lugares
de gran importancia, mecanismos de habitados, su peculiar relación con otros
toma de decisión, espacios de delibera- pueblos indígenas y su manera de inte-
ción y de planificación de actividades, grarse al medio ambiente, usándolo sin
festivas, religiosas y económicas. Los destruirlo. La economía de reciprocidad ha
jefes de familia se reúnen para informarse configurado aspectos fundamentales de su
de los problemas, discutirlos y proponer política y su cultura. Los Guaraníes guar-
alternativas. En las grandes reuniones daron tradiciones de tiempos muy antiguos.
regionales el atý funciona como una De ellas conservaron la memoria, las
institución recuperada y consolidada, que fueron actualizando en sus mitos y ritos y
permite a las comunidades hablar de sus las siguen practicando, por lo menos en el
problemas, discutir y coincidir en tres interior de muchas de sus comunidades.

14 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


EL BUEN VIVIR

L
a producción entre los Guaraníes cual nadie debe ser excluido. Asegurada
busca asegurar la buena y equitati- la subsistencia familiar, todavía hay algo
va distribución de productos de la o mucho para dar. Este es el sentido de la
agricultura y de otros bienes en la familia fiesta, del areté, el “día verdadero por exce-
nuclear y entre las familias extensas, dando lencia”, el día de fiesta. En verano, cuando
lugar también a convites y fiestas. La es abundante la cosecha del maíz, la man-
práctica del intercambio de bienes, cuanto dioca (yuca) y otros productos, como la
más abundante mejor, marca la calidad del batata, porotos y calabazas, son frecuentes
buen vivir y configura redes de relaciones las fiestas. En la fiesta guaraní se consu-
entre las comunidades, con base en el men excedentes producidos con este fin
parentesco, las alianzas políticas y un alto y se renuevan relaciones de amistad y de
grado de participación en fiestas y rituales. trabajo en común. Sin fiestas la producción
Es una economía solidaria que se basa en baja sensiblemente. La palabra guaraní
la reciprocidad e intercambio de dones. No yopói -jopói-, común a todos los pueblos
hay incentivo ni espacio para la acumula- guaraníes, significa mano suelta, dar de
ción y limita las posibilidades de ejercer e comer, tener las manos abiertas uno para
imponer el poder de unos sobre los otros. otro, compartir. Esta es la ley fundamental
La fiesta y la distribución de la chicha de la economía, la ley del “dar y recibir”, en
– kaguĩ –, es otro acto de reciprocidad del la casa y de las casas entre sí.

Kuña Mujeres Mbya y Ava Guarani en el opy.


Tekoha Y'Hovy, Paraná, Brasil. 2016.
Ruy Sposati/CGY
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 15
COSMOVISIÓN

E
l ciclo de vida de un Guaraní de su identidad. Los rituales guaraníes En el rito del bautismo, por ejem-
en todos sus momentos impor- constan generalmente de canto y dan- plo, que en realidad es la imposición de
tantes - concepción, nacimien- za; son oración danzada, danza que es nombre a una criatura, es el líder reli-
to, recepción de nombre, iniciación, oración. Por eso son llamados ñembo’é gioso quien debe encontrar, mediante la
paternidad y maternidad, enferme- jeroký: rezo danza. Son ritos religio- oración y la inspiración recibida de Los
dad, vocación espiritual y muerte - se sos, que se relacionan con lo divino. El de Arriba, el nombre auténtico de la
define a sí misma en función de una ritual es concebido como un camino y persona conforme al lugar espiritual de
“palabra-alma” única y singular. El una búsqueda espiritual. donde proviene. Este nombre será parte
hombre, al nacer, se orienta según su Los Guaraníes tienen como Dios integrante de la persona. El guaraní no
“palabra-alma” que se pone en pie y se supremo un Padre, un Gran Padre, un se llama así o asá; él es su nombre.
levanta hasta su estatura plenamente Abuelo grande primero y último. Hijos La cosmología y experiencia
humana. de este padre son otras divinidades y religiosa de los Guaraní Occidentales
El modo de ver el mundo, de en- espíritus, con nombres que se diferen- es algo diferente. Tũpaete -Tumpa Ete,
tenderlo, de interpretarlo y de contarlo, cian según los diversos grupos a los que suelen decir ellos- es el dios supre-
suele ser llamado cosmovisión. Ritos pertenecen. Muchos de esos ‘dioses’ son mo, es el dueño de la vida, de todos
y creencias son la expresión simbólica espíritus tutelares de la selva o de los los seres vivos, es el padre, el que lo
de ese mundo. No es sólo religión, sino animales del monte. Otros cuidan de la sabe todo; es un dios que cuida todos
filosofía, poesía, teología y fundamento actividad agrícola. los seres vivos, es el Padre grande. En

16 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


las aldeas guaraníes no suelen faltar
las “casas de rezo”, aunque de forma
diferente en cada uno de los pueblos.
En estas casas y en los patios abiertos
enfrente se desarrollan las fiestas del
maíz, donde se canta y danza durante
largas horas.
La religión de los Guaraníes en
sus diversas modalidades es bastan-
te bien conocida y practicada por las
comunidades. Más vulnerables son
aquéllas que han sido desalojadas de
su tekohá, y se encuentran dispersas en
pequeños grupos en lugares inhóspitos,
en las periferias de las ciudades o men-
digando en las calles.
La educación tradicional de los
Guaraníes es “para escuchar las pa-
labras que cada uno recibe de Los de
Arriba”, generalmente a través del
sueño. Los sistemas nacionales de edu-
cación, en vez de usar la sabiduría de la
educación indígena que ha conseguido
mantener la identidad de esos pueblos,
por ignorancia y por discriminación, se
han vuelto un peligro y una amenaza
para los pueblos indígenas.

Ñanderu Ñanderu en una reza en el aty guasu.


Tekoha Kurusu Ambá, Mato Grosso do Sul,
Brasil, 2014. Ruy Sposati/Cimi
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 17
18 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
ASÍ VIVIMOS

Mitã pepy Fiesta de iniciación de muchachos


Paĩ-Tavyterã, Tavamboae, Dep. Amambay,
Paraguay, 1988. Fritz Ruprechter
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 19
En Argentina

La
política de reconocimiento de los pueblos guaraníes en la Ar-
gentina se basa en la Reforma Constitucional del año 1994, que
admite y reconoce que los pueblos indígenas son preexistentes
étnica y culturalmente a la Nación Argentina (Artículo 75, Inc.17), reemplazando
así a la anterior referencia constitucional que promovía “el trato pacífico con los
indios y su conversión al catolicismo”.
Otro paso fundamental fue la aprobación del Convenio 169 sobre Pueblos
Indígenas, de la Organización Internacional del Trabajo, vigente en la Argentina
desde el año 2001. Sin embargo, observamos que las políticas de reconocimiento
no han dado lugar todavía a políticas de garantía efectiva de derechos.
En el año 2006 se dictó la Ley Nacional 26.160 de “Emergencia Territorial
Indígena” que ordena el relevamiento de los territorios de uso de las Comuni-
dades y suspende los desalojos. Pero, hasta la fecha, en la provincia de Misiones,
sobre un total de 120 comunidades, sólo se ha finalizado el relevamiento en 45 de
ellas (37,5%).
La actual población guaraní que zafra en los ingenios azucareros, en territorios aptos y suficientes que
habita en las provincias de Salta y las fincas bananeras y citrícolas y en permitan su reproducción social y
Jujuy, suma unos 45.000 habitantes, los aserraderos. cultural. Sin embargo, hay algunas
descendientes de migrantes de las Se asentaron en torno a las fuen- situaciones más favorables, como el
estribaciones de los Andes en la Bo- tes de trabajo, constituyendo barrios caso de la comunidad de San José
livia oriental vecina. Las migraciones y comunidades en la periferia de las de Yacuy, en donde cuentan con un
fueron originadas por los conflictos ciudades de Tartagal, Embarcación territorio más amplio (4.000 has.)
bélicos con el Estado boliviano y por y Orán, con características similares que les permite practicar sus cultivos
la ocupación de sus tierras entrega- a las de sus comunidades de origen, tradicionales de subsistencia y des-
das a los hacendados que se estable- es decir, conformadas a partir de la tinar otra parte al comercio. A pesar
cieron en su territorio en la segunda familia extensa. de la gran diversidad en las formas
mitad del siglo 19. Esta guerra de Actualmente se encuentran de tenencia de tierra, se registran
resistencia culminó con la derrota de organizados en torno a la Asamblea altas tasas de deforestación por los
los Guaraníes en la batalla de Kuru- del Pueblo Guaraní Argentina (APG procesos de expansión de la fronte-
yuky en 1892. Argentina), que fue conformada por ra agropecuaria y los conflictos con
Cuarenta años más tarde, los influencia de la APG boliviana y que empresas petroleras.
Guaraníes, que habían logrado huir recientemente ha sido reconocida por En cuanto a la educación, el
hacia los llanos cercanos al Pilcomayo, el Estado argentino. La APG tiene su Estado argentino reconoce el dere-
fueron sorprendidos por la contienda propia estructura y su primera autori- cho a una Educación Intercultural
entre paraguayos y bolivianos en la dad es un Mburubicha o Capitán que Bilingüe (EIB) en el año 2006, como
Guerra del Chaco, que en realidad era en el caso de ser mujer se denomina modalidad propia del sistema educati-
una Guerra por el petróleo provocada kuñakampinta. Tradicionalmente son vo para los indígenas. En Salta existe
por empresas extranjeras (1931-35). elegidos por unanimidad. desde los años 80 el cargo de Auxi-
Muchos de ellos tuvieron que buscar Las formas de tenencia de la liar Bilingüe y en Jujuy se incorporó
refugio en las tierras del norte argen- tierra de los Guaraníes en la zona recientemente la figura de persona
tino, principalmente en las provincias son variadas. La mayoría posee sólo “idónea” para la enseñanza en lengua
de Salta y Jujuy y emplearse en la las tierras que ocupa, pero carece de guaraní. Solamente funciona para el

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 21


22 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
nivel primario y está concentrada en Constitución Nacional y la mayoría
el ámbito rural. de las otras Constituciones provincia-
En la Provincia de Misiones, Ar- les en Argentina.
gentina, la población guaraní supera La resistencia tiene como punto
los 10.000 habitantes distribuidos en de partida las organizaciones propias
120 Tekoá o Comunidades, la gran de la sociedad guaraní. La de mayor
mayoría compuesta por Mbyá-Gua- relevancia y continuidad es el Atý
raní y con relaciones cercanas con los Ñeichyrõ –Asamblea Tradicional de
Mbyá de Paraguay y Brasil. Del total los Mburuvichá (Caciques)-, median-
de la población guaraní en Misiones, te la cual buscan afianzarse frente al
el 78,8% tiene menos de 30 años de Estado Provincial y Nacional, como
edad. De las 120 comunidades, sólo también frente a los pobladores veci-
14 superan los 150 habitantes (y sólo nos y a las empresas. Estos espacios se
una tiene más de 1.000 hab.). Del caracterizan por la fuerza de la propia
conjunto de Comunidades identifica- espiritualidad, en los que se concede
das, 75 tienen reconocida su Persone- un lugar notable a la palabra sabia de
ría Jurídica, lo que les permitiría ac- los ancianos y ancianas.
ceder a la titularidad de sus territorios Más allá de las fronteras polí-
–a las que aún no la tienen- y a otros ticas nacionales, acuden al Concejo
beneficios otorgados por el Estado Continental de la Nación Guaraní
Una parte considerable de la (CCNAGUA) con una activa partici-
población no indígena discrimina, pación de sus representantes.
explota y desconoce los derechos de La lucha por el reconocimiento
los Guaraníes. En la Constitución de los Derechos Indígenas y de Con-
Provincial de Misiones no se han sulta que mantienen ordinariamente,
incorporado todavía los Derechos es constante e incansable, haciéndolos
Indígenas, aunque sí lo han hecho la así visibles frente a una sociedad que

Kuña Karai Indígenas Mbya. Tekoa Yvoty Mburuvicha Guachu Palabras espirituales en el IV
Okara. Misiones, Argentina. 2015. Encuentro Continental de la Nación Guaraní. Tekoa
ENDEPA Ka'a Kupe, Misiones, Argentina, 2015. ENDEPA
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 23
pretende ignorarlos. Los reclamos por
la recuperación de territorios se hacen
sentir en forma permanente debido a
la grave situación ambiental y social
a la que han sido empujados, convir-
tiéndolos, en algunos casos, en comu-
nidades periféricas de las ciudades, en
donde algunos jóvenes y niños se ven
obligados a recurrir a la mendicidad.
El incumplimiento oficial en
cuanto a sus derechos territoriales
y sociales provoca múltiples y gra-
ves problemas difíciles de resolver.
Su decidida defensa del ambien-
te se debe a que la falta de monte
trae consigo carencias alimentarias,
dificulta las prácticas religiosas,
imposibilita el auto abastecimiento y
provoca debilidad cultural; el aban-
dono de la medicina tradicional trae
consigo graves consecuencias para
su salud. La ruptura del equilibrio
ecológico en que vivían les produce
una mayor dependencia del sistema
de salud estatal y cambio de hábitos
alimenticios. Se suman a esto, las
políticas estatales de carácter asisten-

Mbya reko Niños Mbya en interrelación


con la naturaleza. Tekoa Ka'a Kupe.
Misiones, Argentina, 2016. ENDEPA
24 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
cialista que no fortalecen su autode-
terminación.
Cada vez más, niños y jóvenes
ingresan al sistema educativo oficial,
buscando encontrar soluciones a las
dificultades que sufren. Hasta aho-
ra, la escuela más bien colabora con
la pérdida de la identidad en vez de
favorecerla, al no darles participación
en la elaboración de los Planes de
Estudio que contemplen una metodo-
logía y contenidos de acuerdo con la
visión guaraní-mbyá, que es la suya.
Los adultos y sus organizacio-
nes propias ven con preocupación la
nueva situación de los estudiantes que
son alentados a seguir formándose,
pero, por otro lado, los aleja de su
centro vital y de su vida comunitaria.
A pesar de los reiterados inten-
tos de diferentes iglesias para que se
sumen a ellos, el Pueblo Mbyá resiste
al avance de otras formas de fe que
no les son propias, manteniendo más
bien sus prácticas espirituales y reli-
giosas tradicionales, fundamento de
su vida cotidiana.

Petỹgua Joven lider Mbya fumando la pipa


tradicional en un ritual religioso. Tekoa Ka'a
Kupe, Misiones, Argentina, 2016. ENDEPA
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 25
En Bolivia

Los
Guaraníes de Bolivia fueron conocidos, por lo general,
como Chiriguanos, pero hoy prefieren la autodenomina-
ción de Ava guaraní e Isoseño. No se puede desconocer,
sin embargo, que hay además otros pueblos guaraníes diferentes en muchos
aspectos, que son los Gwarayú (Guarayos), Sirionó (Mbia y Yuki), Tapiete y
Guarasug’we.
Ante tanta diversidad se hizo un notable esfuerzo por “normalizar la lengua
guaraní”, lo que permitió la elaboración de materiales para la enseñanza de la len-
gua en los procesos de la Educación Intercultural Bilingüe en la década de los 90,
consolidada en el 2011 con el documento denominado Ñeesimbika yambaekuatia
vaerã (“Para escribir la lengua guaraní”).
Llegando desde el oriente suramericano, antes de la invasión europea, los
Guaraní ya ocuparon las mejores tierras desde las estribaciones de los Andes has-
ta la llanura; tierras especialmente aptas para los cultivos del maíz, la mandioca,
varios tipos de poroto, zapallos, batata y maní.
Los pueblos Ava Guaraní e Iso- Ejército boliviano a lo que sucedió el Kuruyuki, se constituyó en 1987
seño, comprenden actualmente más lento avance de la hacienda ganadera la Asamblea del Pueblo Guaraní
de 220 comunidades en 25 Zonas, o extensiva, lo que obligó a los Guara- (APG), una organización nacional
Tentaguasu y cuenta un total de unos níes a abandonar sus espacios territo- que ha permitido expresar sus voces,
65.000 habitantes. Uno de los valores riales y refugiarse en lugares alejados, reivindicar sus derechos socio-cultu-
fundamentales del teko o modo de ser en tierras poco productivas y bastante rales y territoriales y trabajar por su
guaraní es el ser autónomo, vivir libre, inhóspitas. autodeterminación, proponiéndose,
ijambae; esto es, sin dueño. El tenta En la guerra del Chaco, entre entre otras exigencias, la reconstitu-
viene a ser el tekoha de los Guaraníes paraguayos y bolivianos (de 1931 a ción de la Nación Guaraní.
orientales, y también significa patria. 1935), nuevamente fueron atrope- El estatus jurídico de las comu-
Para entender la cosmovisión guaraní llados por ambos ejércitos y algunas nidades y capitanías guaraní es “orga-
es necesario considerar tres elementos: comunidades se refugiaron en la ve- nización comunitaria” y bajo esa figura
el ñande reko (nuestro modo de ser), cina Argentina y otras en el Paraguay, legal el Estado otorga la personería
el arakua (la sabiduría) y el ñee (la donde se les conoció como Guarayos jurídica y la titulación de tierras como
palabra). De acuerdo con una expre- y ahora son llamados Guaraníes Tierras Comunitarias de Origen. Mu-
sión que es típica entre los Guaraní Occidentales. La Reforma Agraria chas de las capitanías han obtenido
actuales, su tierra es un territorio, es de 1953, un acontecimiento jurídico y sus tierras vía compra a través de ges-
un tekoha o un tenta. político trascendental en Bolivia, más tiones por medio de la iglesia católica
La historia del pueblo guaraní bien sirvió para legalizar el despojo y y la cooperación internacional y en
en Bolivia, se vincula fuertemente a la usurpación de las tierras y del terri- otros casos por medio de procesos de
la tierra y territorio y responde a una torio tradicional del pueblo guaraní. expropiación amparados en las leyes
dinámica de procesos de ocupación, Pese a esta situación, los pue- y procedimientos tramitados a través
avasallamiento y desapropiación que blos guaraníes, como otros pueblos del Instituto Nacional de Reforma
tuvo su mayor crisis después de la indígenas en Bolivia, nunca renun- Agraria (INRA).
histórica batalla de Kuruyuki. La ciaron al derecho de posesión sobre La cultura organizacional guara-
derrota militar de los Guaraníes se su territorio y a su autonomía. Casi ní se ubica en la comunidad a partir
dio en el año de 1892, a manos del un siglo después de la batalla de de la familia, como grupo de paren-

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 27


tesco ampliado. El ñemboati es el Indígenas Originarios Campesinos bilingües en guaraní y castellano.
espacio formal de deliberación y deci- (TIOC) y se ha procedido a la titu- Las escuelas de varias comunidades
sión y esta institución fue recuperada lación de más del 60% de las tierras conforman núcleos educativos y cada
y consolidada con la fundación de la comunales guaraní. En varios casos núcleo cuenta con una Unidad Edu-
APG en 1987; este Ñemboati es la la titulación de las TCOs ha sido un cativa de nivel secundario.
institución que permite a las comuni- hito importante para que las comuni- Existe una Universidad Nacional
dades (tenta) coincidir básicamente en dades guaraníes se hagan responsables Indígena Boliviana Guaraní Apia-
tres aspectos: lo organizativo, lo admi- y lideren un desarrollo autogestiona- guayqui Tumpa (UNIBOL Guaraní)
nistrativo y lo político. Los Guaraní do. Uno de los obstáculos frecuen- que ofrece formación profesional en
Isoseño tienen en el gran fumar de temente encontrados es el potencial diferentes disciplinas adecuadas al
carácter eminentemente religioso, una limitado de las tierras para desarrollar hábitat y a las necesidades y a la rea-
institución parecida, si bien conocen actividades productivas. lidad local de los pueblos indígenas a
también otros mecanismos de toma En el ámbito de la educación los los que está orientada. Ésta ofrece un
de decisión. Es la instancia donde se avances para el pueblo guaraní han servicio de formación integral (téc-
elige al Mburuvicha y a los responsa- sido significativos, primero con el nico, cultural y ecológico) a jóvenes
bles de cada una de las secretarías de fortalecimiento de la Escuela Normal indígenas becarios designados por las
la estructura orgánica en cualquiera de Formación de Maestros Pluriétnica comunidades y capitanías. Igualmente
de los niveles organizativos, desde el de Oriente y Chaco (ESFM-POC), está incluida la medicina tradicional,
comunal hasta el nacional. elevada a rango de universidad, donde así como la suma de conocimientos
Una vez reconocida por la los maestros egresados salen con nivel utilizados para diagnóstico, preven-
Constitución del 2009 la democracia de licenciatura, lo que otorga compe- ción y tratamiento de trastornos físi-
comunitaria, el pueblo guaraní con- titividad a los Guaraníes dentro de cos, mentales o sociales sobre la base
solidó este espacio. La Ley del INRA la sociedad nacional con un esque- de la experiencia y la observación,
reconoce el derecho de los pueblos ma de revalorización de sus saberes transmitidas de una generación a otra.
indígenas y originarios a obtener la ancestrales y propios de su cultura. Los Guarasug’we tienen una
titulación de Tierras Comunitarias Hoy día se cuenta con una escuela en población de 400 habitantes y se en-
de Origen (TCO) y de Territorios cada comunidad, donde hay maestros cuentran asentados en la comunidad

Auto-gobierno Posesion de autoridades del


Gobierno Guarani Charagua Iyambae. Bolivia,
2015. CIPCA
28 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 29
Porvenir, ubicada en los límites entre
los departamentos de Santa Cruz
y Beni en la Amazonía boliviana.
Vivían de caza, pesca, recolección y el
cultivo de yuca y maíz, pero actual-
mente están en un proceso de reorien-
tación ante la presión de la población
regional.
Los Gwarayú o Guarayos
cuentan con una población de 15.000
habitantes y con una cultura fuer-
temente agrícola de características
guaraníes. Existe en la actualidad una
fuerte organización con estatus jurí-
dico reconocido, llamada COPNAG
(Central de Organización de Pueblos
Nativos Guarayos). Los Guarayos tie-
nen una larga historia de vinculación
con el Estado a partir de la Misión
Franciscana hasta el periodo posterior
a la Reforma Agraria que impulsó
su avasallamiento a “los blancos” o
caraí mediante el establecimiento de
haciendas. En las últimas décadas
del siglo 20, las antiguas misiones se
transformaron en las actuales comu-
nidades y se logró su consolidación

Miel Venta de productos de los Ava Guarani


Camiri, Bolivia, 2013.
CIPCA
30 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
territorial en los TCO. Adoptaron ma. La precaria actividad económica
el cabildo indígena de acuerdo a la de los Yuqui se concentra en la caza, la
herencia del sistema de las Misiones o pesca, la recolección y las artesanías.
Reducciones antiguas, como su orga- La población Tapiete del Chaco
nización originaria. boliviano es de 205 habitantes. El
Durante la geo-referencia e territorio Tapiete, actualmente TOC
identificación reciente de comunida- del Pueblo Tapiete de Samaihuate se
des Sirionó (Mbia), se ha identificado encuentra en la margen izquierda del
una población de 1.340 habitantes, río Pilcomayo, ubicada en el depar-
que cuentan con un territorio titulado tamento de Tarija con 24.840 ha. Es
de 52.206 ha, la TCO Sirionó SANT- importante señalar que el Pueblo Ta-
CO. La organización social de los piete fue el primero en consolidar una
Sirionó tiene como referente principal TCO indígena en el país. Los Tapiete
la familia nuclear totalmente funcio- de Samayhuate actualmente hablan
nal para las actividades productivas y una lengua muy cercana a la guaraní
operativa para los desplazamientos de de Bolivia y tienen usos y costumbres
cacería, aunque sigue también en plena compartidos con éstos. La Asamblea
vigencia la familia extensa. La princi- del Pueblo Indígena Tapiete (APIT)
pal actividad productiva es la caza, la es la instancia superior que toma de-
pesca y la recolección, siendo la caza la cisiones y elige autoridades. Se instala
que proporciona más prestigio. para resolver cualquier situación o
Los Yuqui, parientes cercanos de conflicto, para tomar decisiones que
los Sirionó, son 1.040 habitantes en su competen a la población y, cada dos
Tierra-Territorio del TCO Mbya Re- años, para la elección de autoridades
cuaté Yuqui Chipiriri- Chapare, que superiores, con presencia de toda la
cuenta con 115.000 ha. Se encuentran comunidad que por votación democrá-
en condición de vulnerabilidad extre- tica elije a sus representantes.

Café Mujer Ava guarani con cafeto.


Comunidad Isipotindi, Bolivia, 2016
CIPCA
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 31
En Brasil

La
población total de los Guaraníes en el Brasil actualmente alcan-
za más de 85.00 habitantes, con 64.500 en Mato Grosso do Sul,
300 en los estados del Centro y Norte del país y 20.500 en el Sur
y Sudeste del Brasil, ocupando un espacio que se extiende desde el río Paraguay
hasta el Atlántico.
En el caso de los grandes conglomerados, el confinamiento en espacios exi-
guos, además de dificultar las prácticas agrícolas, trajo el desafío de tener que ade-
cuar la organización social a esa nueva situación, marcada por la superpoblación,
superposición de espacios familiares y transformaciones en la organización eco-
nómica. Vivir en reservas limita drásticamente las posibilidades de reproducción
del sistema social guaraní – avá rekó –, y ejerce presiones de toda orden para que
se adopten los padrones de la cultura no indígena – karaí rekó o juruá rekó. Este
proceso está en la raíz de los principales problemas sociales y conflictos vividos
por los Guaraníes en el Brasil que representan el pueblo indígena más numeroso
del país.
En el proceso de avance de los trigo y en los años 1980, la plantación expulsión de los Guaraní de sus tierras
frentes económicos externos sobre los de la caña de azúcar. Como efecto del tradicionales
territorios tradicionalmente ocupados avance de los frentes de expansión, las
por los Guaraníes, éstos fueron expulsa- tierras de ocupación tradicional guaraní La instalación de la Companhia
dos de sus comunidades. Localizados en fueron gradualmente expropiadas, las sel- Matte Laranjeira en 1882, en el sur del
el borde de las estancias y en aldeas de vas derribadas y los indígenas relegados Mato Grosso y oeste de Paraná, fue
refugio, la mayor parte de los indígenas a la condición de mano de obra barata, responsable de la propagación de varias
acabó siendo gradualmente transferida prácticamente esclava. La deforestación enfermedades. y diminución de la popu-
hacia las reservas. Otra parte se refugió acabó con la biodiversidad, substituyendo lación indígena. Paralelamente se insta-
en la periferia de las ciudades o aceptó los montes, las capueras y campos por los laron las primeras estancias de ganado.
la condición de “peón de hacienda”, para monocultivos. Entre el final del siglo 19 y comienzo del
poder permanecer en sus territorios. Hasta la década de 1980, en el lito- 20, dominó la extracción de madera. La
En Mato Grosso do Sul y Paraná, ral del Sur y Sudeste, los Guaraníes eran creación de la Colonia Agrícola Nacional
la situación de los Guaraníes sufrió equivocada e interesadamente considera- de Dourados, en l943, promovió la ins-
profundas alteraciones después de la dos nómades, aculturados o extranjeros y talación de millares de nuevos colonos, la
Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), no tenían garantizados, aun en contra de titulación de tierras y la implantación de
cuyos efectos se extendieron en busca de la legislación vigente, sus derechos sobre la ganadería en los territorios indígenas.
refugio a las aldeas de las demás regiones las tierras que ocupaban. Desde 1980, El desalojo de los Guaraníes se
que abrigaban familias indígenas. El final los proyectos económicos se intensifi- agravó con la construcción de la Usina
de la guerra llevó a la ocupación conti- caron con la construcción de complexos Hidroeléctrica de Itaipú en 1980. La
nuada del interior del país por sucesivas turísticos y rutas. El resultado fue la memoria de la extrema violencia a la que
frentes de exploración económica, como degradación y achicamiento de la Selva fueron sometidos sigue viva en quienes
la extracción de la yerba-mate nativa, Atlántica y la destruición de caminos y vieron sus tekohá, sus territorios y lugares
proyectos agropecuarios y de coloniza- aldeas indígenas. sagrados inundados y sumergidos bajo de
ción, que marcaron la vida de los Guara- las aguas de la represa. Los Guaraníes se
níes. En la década de 1970 se introdujo La exploración económica en Mato dirigieron a lugares de difícil acceso en la
el cultivo mecanizado de la soja, maíz y Grosso do Sul y Paraná y el proceso de selva, se dispersaron por otros lugares del

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 33


Brasil, Paraguay y Argentina, o pasaron a tución Federal de 1988 y sectores de la (136 exclusivamente Guaraní y 17 com-
otras Reservas Indígenas en Mato Gros- sociedad civil, recuperaron el dominio de partidas con otros pueblos indígenas). En
so do Sul, Paraná y Santa Catarina. Sólo 11 áreas de las antiguas aldeas en un total su conjunto, 258 áreas fueron contabili-
algunas familias volvieron después a su de 22.450 hectáreas. Sin embargo, a par- zadas a partir de los años 1980, conforme
antigua región en los municipios de Foz tir de 1990 las nuevas reivindicaciones de al Atlas de las Tierras Guaraní en el Sur
de Iguasú, Guaíra y Terra Roxa. demarcación quedaron estancadas, lo que y Sudeste del Brasil, del Centro de Tra-
A partir de la segunda mitad del ha agravado todavía más los conflictos balho Indigenista (CTI, 2015). Hay que
siglo 20 los Guaraníes se mantuvieron de tierras. La mayor parte de la pobla- advertir que, aun regularizando todas as
firmes y crearon nuevas aldeas donde ción, cerca de 80%, vive concentrada en tierras reivindicadas por los Guaraníes,
poder vivir en libertad, escapando así de aquellas ocho Reservas demarcadas por éstas no superarían el 1% del territorio
los maltratos y del régimen de trabajo y el SPI, en campamentos en las márgenes de estos estados. En Guaíra y Terra Roxa,
vivienda impuestos en las Reservas y tan de las rutas o en áreas tituladas a nombre Paraná, las comunidades continúan sin
ajeno a su modo de ser, el avá rekó. de particulares. Hasta ahora la violencia tierras regularizadas.
y los conflictos de tierras con el sector A pesar del tamaño muy reducido
El reconocimiento de los derechos ruralista se prolongan indefinidamente y de las áreas pleiteadas por los Guaraní,
territoriales asumen un carácter dramático y criminal. diversos obstáculos han impedido su
En el Sur y Sudeste, los Guaraníes regularización. Avances conquistados
Entre los años 1915 y 1928, el utilizan el concepto de yvy rupa, el ‘lecho’ están amenazados con acciones judiciales
Servicio de Protección al Indio (SPI) de la tierra, que, cosmológicamente, fun- que pretenden anular procesos que se
demarcó ocho Reservas con una superfi- damenta el sentido de un mundo en toda encontraban en sus etapas finales. En va-
cie total de 18.124 hectáreas para en ellas su extensión terrestre y designa política- rios casos el mismo poder judicial emite
confinar a los Guaraníes de la región; la mente el territorio sin fronteras donde acciones de desalojo, llevadas a cabo por
intención era liberar tierras para la colo- están sus tekoa. En los estados de Río fuerzas policiales; las comunidades, sin
nización y hacer entrar a los indígenas en Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná, embargo, se empeñan en mantenerse en
la lógica del mercado. Pero a partir del São Paulo, Río de Janeiro y Espírito San- el lugar mientras los procesos siguen su
final de la década de 1980, las comuni- to los Guaraníes, la mayoría del grupo curso. En otros casos hay expulsiones
dades guaraníes, apoyadas en la Consti- Mbyá, ocupan 153 Tierras Indígenas forzadas de los indígenas por hacendados

34 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


que forman milicias armadas o contratan
empresas de seguridad, lo que revela no
solo la articulación planificada de dichos
hacendados, sino también una escalada
en el enfrentamiento contra las comuni-
dades.

El confinamiento guaraní:
expropiación territorial, etnocidio
silencioso y continuado

El proceso de expropiación y del


confinamiento actual, muy superior a los
históricamente vivenciados por los Gua-
raníes, y en espacios extremadamente
pequeños, trajo profundas limitaciones a
su economía, inviabilizando la movilidad
y causando el empobrecimiento de recur-
sos necesarios para la vida en las aldeas.
En las Reservas, según la percepción de
los propios Guaraníes, quedan restrin-
gidas drásticamente las posibilidades de
reproducción de los modos de ser guaraní
y les son impuestos normas y usos no
indígenas.
En consecuencia, varios grupos
familiares se establecen en las periferias

Ñanderu Rezador kaiowá en una fazenda retomada.


Tekoha Te'yikue. Tekoha Tey'ikue, Mato Grosso do Sul,
Brasil, 2013. Paulo Siqueira
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 35
de ciudades, en situación precaria, en do Sul, por lo menos, 752 casos de sui-
busca de trabajo asalariado, pero que- cidio, especialmente entre jóvenes. Una
dando la mayoría fuera de la protección investigación y análisis de la Oficina de
de las leyes laborales. Las condiciones Prevención de Genocidio de las Naciones
a las que los Guaraní han sido someti- Unidas en Nueva York coloca justa-
dos caracteriza un proceso de etnocidio mente esta situación entre los factores de
silencioso y continuo. Hasta hoy se busca crímenes atroces contra la humanidad,
integrarlos en la sociedad neocolonial, especialmente en este caso contra el pue-
no sólo a través de la expropiación de sus blo guaraní, en Matto Grosso do Sul.
territorios, sino por la extinción efectiva La gravedad del confinamiento
de sus modos de vida. Los informes de extremo impuesto a los Guaraníes es
violencia contra los pueblos indígenas visible especialmente en las reservas de
en el Brasil, elaborados por el Conselho Dourados, Amambaí y Caarapó que
Indigenista Missionário (CIMI), expre- suman 9.498 hectáreas y abrigan cerca de
san la gravedad de la situación. Entre 26 mil personas en Mato Grosso do Sul
2003 y 2015 hubo en Mato Grosso do , y en la Tierra Indígena Jaraguá, en São
Sul 426 asesinatos, siendo 16 de líderes Paulo, con apenas 1,7 hectáreas demarca-
indígenas. Según datos del Ministerio das y una población de 1.000 habitantes.
Público Federal, en los últimos 5 años Estas son situaciones que requieren por
se conformó, en este estado, una milicia parte del Estado medios e iniciativas
privada armada, para atacar comunidades apropiadas y urgentes de prevención e
indígenas, y hay 12 personas denuncia- intervención.
das por estos crimenes. Estos asesinatos
estuvieron vinculados directamente a La lucha incansable por las tierras
la lucha por la tierra. Por otra parte, en
el período de 2000 la 2015, ocurrieron El proceso de redemocratización
entre los Guaraníes en el Mato Grosso de la sociedad brasileña, con la Cons-

Ñandesy Mujeres Kaiowa con takuara.


Tekoha Kurusu Amba, Mato Grosso do Sul,
Brasil, 2015. Yann Gross
36 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
titución Federal de 1988, abrió nuevas del Brasil (Apib), y regionales como la dio”, para que se investigue la acción y la
posibilidades para el reconocimiento de Ñemongueta, constituida por un Consejo omisión del Estado, en la crisis humanita-
los derechos indígenas y el protagonismo de líderes guaraní en Santa Catarina. Esos ria vivida por las comunidades indígenas,
de esos pueblos. Articuladas en torno de líderes no abdicaron de la orientación de en la cual inciden múltiples factores, como
su grande asamblea, el Aty Guasú, en los los che ramõi y che jarýi – abuelos y abue- el desalojo de sus tierras, el racismo de la
años 80 varias comunidades en el Mato las, prudentes y sabios – que participan sociedad envolvente, la falta de autonomía
Grosso do Sul recuperaron parte de sus en las reuniones, con claridad y fuerza, en alimentaria, una educación que lleva a la
tierras tradicionales. En los últimos años, defensa de sus derechos tradicionales, pre- pérdida de la identidad, el trabajo semies-
los Guaraníes prácticamente triplicaron sentes y futuros, especialmente en cuanto clavo, la degradación de las personas…
la posesión efectiva de sus tierras, a través a su territorio. En el plano internacional ha habido
de acciones de nueva ocupación. Pero las En los últimos años, los Guaraníes también pedidos de esclarecimientos por
reacciones de sectores del agronegocio han ganado visibilidad y han desarrollado parte de la Comisión Interamericana de
generaron nuevos conflictos, causando mecanismos en vistas a exigir del Estado Derechos Humanos y, recientemente, una
grande número de muertos y heridos, brasileño a que cumpla sus obligaciones Resolución de Urgencia ha sido emiti-
como el caso de la Masacre de Caarapó, legales. En un contexto tan difícil, los da por el Parlamento Europeo ante esa
en junio de 2016, ampliamente informa- Guaraníes renovaron la construcción de escalada de violencia, sobre todo contra
da por los medios de comunicación. redes de alianzas entre líderes y comuni- los Guaraníes en Mato Grosso do Sul.
Con fuerte articulación, los Gua- dades y el movimiento indígena nacional En la misma medida, la relatora especial
raníes en el Sur y Sudeste formalizaron, e internacional, al mismo tiempo que sobre los derechos de los Pueblos Indíge-
en 2006, la Comisión Guaraní Yvyrupá. ampliaron sus conexiones con organiza- nas de las Naciones Unidas hizo diversas
El nombre de esta organización política ciones de apoyo a los derechos humanos recomendaciones al Estado después de
define su esfera de acción frente a los pro- y movimientos sociales. Los Guaraníes visitar el Brasil; así como las preocupacio-
blemas y conflictos territoriales en diversas en Mato Grosso do Sul, en estos últimos nes manifestadas por el Alto Comisario
regiones, así como la actuación conjunta, cinco años, exigieron la creación de una para los Derechos Humanos de la ONU,
en el plano de las políticas públicas, con Comisión Parlamentaria de Investiga- tenidos en cuenta los asesinatos y la impu-
movimientos indígenas nacionales como ción (CPI), llamada por los indígenas y nidad que se arrastra por décadas en Mato
la Articulación de los Pueblos Indígenas movimientos sociales: “CPI do Genocí- Grosso do Sul.

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 37


En Paraguay

Los
Guaraníes del Paraguay cuentan actualmente con una población
de 62.000 personas. El número de aldeas o comunidades en la re-
gión oriental del Paraguay es muy elevado; 124 pertenecen al grupo
Avá-Guaraní; 170 a los Mbyá, y 62 a los Paĩ-Tavyterã. Esta fragmentación y atomiza-
ción responde probablemente a la destrucción de muchos tekohá, que hoy son apenas
enclaves dentro de lo que era su territorio. Los Aché se han reducido a 6 comunidades.
La concentración mayor se da entre los Guaraní Occidentales del Chaco, con sólo 6
grandes unidades, a manera de barrios de pequeñas ciudades, y los Guaraní Ñandeva,
con 4 comunidades de tipo parecido.Para todos los Guaraníes, la tierra no es propiamen-
te una superficie de tierra, que se puede medir, cortar y vender, sino un espacio donde se
vive el modo de ser guaraní, el tekó. En el Paraguay los Guaraníes, sobre todo después
del Tratado de Itaipú y la construcción de la hidroeléctrica binacional han visto su tekohá
profundamente transformado. Todo el territorio guaraní se ha visto afectado por cambios
que parecen irreversibles, debido a los intentos y presiones para obligar a los Guaraníes al
abandono de su sistema de vida, cultural, religioso y económico.
Las características de estas trans- indígenas por parte del Estado, en con- Caaguazú y Caazapá, 16.479 están
formaciones y sustituciones han sido nivencia con algunos caciques, marcan la alquiladas.
causadas principalmente por esos política ahora vigente contra los Guara- La legislación respecto a los terri-
factores: níes. Ningún aspecto legal ni autoridad torios indígenas y a la demarcación de
La entrada de una nueva población política puede justificar la entrega de tierras conoció un gran avance al pro-
brasileña, los llamados brasiguayos, ocu- esas tierras a arrendatarios, que dejan mulgarse la Ley 904/81, que da origen
pa gran parte de los territorios tradicio- a las comunidades en la mayor miseria al INDI y en su art. 1º define su origen
nales guaraní, y otros terratenientes se y expuestas al desalojo. Es una práctica y su objetivo: menciona explícitamente
dedican al agronegocio con sus miles de anticonstitucional que se ha convertido la defensa del patrimonio, e implícita-
hectáreas de cultivo de soja mecanizada en práctica habitual y en algunos casos mente, se refiere a lo tangible e intan-
y las estancias para ganado que alcanzan se presenta hipócritamente, como “ayu- gible de sus espacios comunitarios. En
decenas de miles de hectáreas. Esos cul- da”. La extensión del arriendo de las tie- su art. 17 menciona: La adjudicación de
tivos de hecho exigen la deforestación rras presenta características alarmantes. tierras fiscales a las comunidades indígenas
completa del área, acompañada del des- Las comunidades guaraníes que arrien- se hará en forma gratuita e indivisa. La
alojo de sus pobladores tradicionales. De dan sus tierras, total o parcialmente, fracción no podrá ser embargada, enaje-
este modo, el tekohá de los Guaraníes son 148, de las cuales 95 comunidades a nada, arrendada a terceros, prescripta ni
se ha visto definitivamente destruido. colonos paraguayos, 70 a brasileños, 11 a comprometida en garantía real de crédito
La expulsión y abandono de sus menonitas y 10 a alemanes. alguno, ni en todo ni en parte.
tekohá por la destrucción de sus mon- El pueblo Avá-Guaraní es tal vez La Constitución Nacional del
tes, los agrotóxicos que envenenan el más afectado por una situación en la Paraguay de 1992 fue trabajada en un
aguas y aire y el no reconocimiento de que se junta el acoso y la presión de los momento de gran euforia democrática,
sus tierras por parte del Estado son los colonos del agronegocio a la inactividad cuando se salía de la dictadura del gene-
mayores ataques y la mayor injusticia de los líderes comunitarios. Siguen los ral Alfredo Stroessner y el país esperaba
que sufren los pueblos Guaraníes de la Mbyá, los Aché y en menor grado los una auténtica transición democráti-
región oriental del país por ahora. Paĩ-Tavyterã. De las 34.320 hectáreas ca. Aunque los pueblos indígenas no
La permisión, el incentivo y que poseen los Guaraníes en los Depar- tuvieron representantes como miembros
protección de los arriendos de tierras tamentos de Canindeyú, Alto Paraná, constituyentes, hubo un sólido grupo de

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 39


intelectuales, indigenistas y juristas que La clara voluntad política actual los indígenas, lo que va también contra
supieron construir un buen texto sobre contra los pueblos guaraníes y el desam- el país.
los derechos indígenas, como quedó paro jurídico en que se encuentran sus La estructura fundamental de la
fijado en Capítulo V.: tekohá, tierras y territorios, son el mayor familia extensa, vivida de varios modos
riesgo que amenaza a todos los Guara- por los diversos grupos, es todavía una
Artículo 62 De los pueblos indígenas níes del Paraguay. El poder ejecutivo, de las bases más sólidas para mantener
y grupos étnicos aliado con el legislativo y el judicial, están el tekó guaraní. El atý o asamblea como
Esta Constitución reconoce la existencia dispuestos a ofrecer algunos beneficios expresión política comunitaria, regional
de los pueblos indígenas, definidos como a los Guaraníes -casas, agua corriente, y nacional es todavía uno de los soportes
grupos de cultura anteriores a la formación escuelas-, todo menos la defensa y reco- más importantes para la persistencia y
y organización del Estado paraguayo. nocimiento de sus tierras y territorios ni resistencia de las comunidades guaraníes.
la defensa de su modo de ser, de su tekó. El atý es una forma de política guaraní
Artículo 64 - De la propiedad comu- A ello viene unido el trato racista y bastante fuerte y ordinaria, sobre todo
nitaria discriminatorio contra la población ori- entre los Paĩ-Tavyterã. La asamblea, sin
Los pueblos indígenas tienen derecho a ginaria, privada de sus derechos humanos embargo, en algunas comunidades o
la propiedad comunitaria de la tierra, fundamentales. Además del desalojo regiones ha perdido mucho de su fuerza
en extensión y calidad suficientes para la de sus territorios, los Guaraníes se ven debido a los intereses creados de grupos e
conservación y el desarrollo de sus formas amenazados y criminalizados cuando incluso familias extensas que se atribuyen
peculiares de vida. El Estado les proveerá exigen sus derechos reconocidos por la privilegios privados en detrimento de la
gratuitamente de estas tierras, las cuales Constitución del Paraguay de 1992 y por comunidad. Aquí, de nuevo, el arriendo
serán inembargables, indivisibles, intrans- las varios documentos de organismos de tierras ha facilitado la inequidad en
feribles, imprescriptibles, no susceptibles, internacionales, como la Declaración de la distribución equitativa de recursos y
no susceptibles de garantizar obligaciones las Naciones Unidas sobre los derechos de bienes.
contractuales ni de ser arrendadas; asimis- los pueblos indígenas (10-12-2007), que el La economía, que descansaba en
mo, estarán exentas de tributo. Se prohíbe Estado paraguayo ha suscrito. En el Pa- un modo de trabajo comunitario y una
la remoción o traslado de su hábitat sin el raguay no sólo hay falta de justicia, sino distribución equitativa de los bienes, se
expreso consentimiento de los mismos. injusticia declarada y manifiesta contra ha visto profundamente transformada.

40 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


La producción interna ha decaído. La enseñanza de conocimientos necesa-
dependencia de salarios externos, de que rios y adecuados a la situación colonial
gozan los docentes en las escuelas para actual y por otra parte, trae consigo la
los indígenas, así como los agentes de propaganda implícita que hace de otro
salud, ha creado un notable desajuste en modo de ser.
la vida de la comunidad, donde se insinúa Sin embargo, a través de una mayor
ya la distinción entre Guaraníes ricos y formación de algunos docentes, aun
pobres. dentro del sistema escolar nacional, y
No ha desaparecido, sin embargo, con la mejor preparación de algunos lí-
la fiesta, el areté y en las familias más deres, aparece una conciencia más crítica
tradicionales se mantiene el don, el jo- sobre su situación actual y la manera
pói, ‘manos abiertas uno para otros’, que de enfrentarla. Por ahora, todavía no se
alcanza a todos por igual. En el régimen ha conseguido un modelo de escuela
de transformaciones que pretende impo- indígena que refuerce, sin sustituirla, la
ner el Estado, a pesar de las deformacio- tradicional, cuyo éxito consistía en hacer
nes que se hacen sentir con gran fuerza, de un Guaraní un buen Guaraní.
se mantiene, sin embargo, en muchas La religión con sus creencias y
comunidades la práctica ordinaria de la ritos se mantiene y practica por amplios
danza ritual y la palabra de los líderes sectores de las comunidades guaraníes.
religiosos en el jeroký ñembo’é. Aquí sólo se considerarán algunos ras-
Contra el tekó guaraní en el gos específicos de su vivencia y práctica
Paraguay la generalización de un tipo en el Paraguay.
de escuela “nacional”, no deja de ser Los rituales comunes y específicos,
un instrumento clave y nefasto para la de gran valor simbólico y educativo,
desintegración del tekó, que aun con son el jeroky y el ñembo’e. Los lugares
docentes indígenas, representa un serio señalados para estos rituales están bien
peligro por su falta de efectividad en la visibles en las aldeas y comunidades

Kuña Mujer con cesto tradicional, Paĩ-Tavyterã.


Dep. Amambay, Paraguay, 1975. Bartomeu Melià sj

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 41


guaraníes en Argentina y Brasil, pero de minados Chiriguanos, habían migrado
modo especial en el Paraguay todavía se desde la región oriental del Paraguay
encuentran el mba’é marangatú, el lugar a través del Chaco incluso antes de la
de lo sagrado, en las grandes casas de los llegada de los españoles y lo siguieron
Paĩ-Tavyterã, el yvyrá ña’é, la batea para haciendo en los primeros tiempos de
la chicha de los Avá-Guaraní, y el opy la colonia, en especial entre los años
- casa ritual - de los Mbyá, raramente 1530 a 1550. Instalados en el Chaco
abierto a los no indígenas. boliviano, impusieron su dominio sobre
Entre los grandes rituales el avati- pueblos chané, que adoptaron la lengua
kyry, la fiesta del maíz nuevo, es un acto guaraní. Siguieron años de acomoda-
significativo de la fuerza social, económi- ción con los colonos españoles y los
ca y religiosa de una comunidad o con- misioneros, pero sin dejar de reclamar
junto de ellas. Hay que poner de relieve sus derechos territoriales y su libertad.
que son los Paĩ-Tavyterã en el Paraguay, Guerras y conflictos fueron frecuentes;
junto con los Simba en Bolivia, quienes perdieron mucho de su autonomía y
entre todos los Guaraníes mantienen vastos territorios pasaron a manos de
todavía el rito de la perforación del labio, ganaderos latifundistas. Durante la
como signo de identidad tradicional. guerra del Chaco (1932-1938), algu-
Para los Guaraníes en el Paraguay, nas parcialidades apoyaron al ejército
la defensa de su modo de ser y la persis- paraguayo. Con la victoria del Paraguay
tencia en su tekó, son todavía la mayor y la definición de la nueva frontera
garantía de su futuro. con Bolivia, algunos cientos de esos
Guaraníes ‘bolivianos’ se encontraron
Los Guaraníes en el Chaco paraguayo en territorio paraguayo; el gobierno
les prometió títulos de propiedad de
Los Guaraní Occidentales en el tierras y una vaca lechera. Conforme
Paraguay, que por siglos fueron deno- al deseo y pedido de los Guaraníes la

Mitã pepy Tekoha Paĩ-Tavyterã Cerro


Akãngue. Dep. Amambay, Paraguay.
Grupo Sunu
42 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
Congregación de los Oblatos de María
Inmaculada fundó la Misión de Gua-
challa y la de Santa Teresita, situada e
la ciudad de Mariscal Estigarribia.
Los Guaraní Occidentales en el
Paraguay son 4.605, todos ellos en el
departamento chaqueño de Boquerón y
algunos en la región oriental.
Desde el punto de vista socio-cul-
tural siguen en general las normas y
usos de los Guaraníes que están en
Bolivia. También en el Paraguay el arete
guasú. o carnaval, es una fiesta de fuerte
y constante tradición. La lengua guaraní
tiende, sin embargo, a adoptar las parti-
cularidades y usos del guaraní paragua-
yo. La escolarización nacional alcanza
en ellos los más altos índices respecto a
otros Guaraníes. La pertenencia reli-
giosa a la iglesia católica es también un
rasgo distintivo.
Los Guaraní-Ñandeva del Chaco
son del mismo pueblo que los Tapieté
de Bolivia y Argentina y reúnen más de
1.500 habitantes. En su mayoría habitan
en cuatro comunidades que tienen sus
tierras legalmente reconocidas.

Chicha Mujer Paĩ-Tavyterã tomando


chicha (de maíz). Paraguay, 2015.
Claudia Caceres
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 43
44 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016
¿Y MAÑANA?

Ñandesy Ñandesy guarani kaiowá pinta rostro de


crianzas con uruku.Tekoha Laranjeira Ñanderu,
Mato Grosso do Sul, Brasil, 2012. Phil Clarke Hill
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 45
¿CUÁL ES NUESTRO FUTURO?

L
a reciente historia ha traído situación significaba tener que vivir dad, estaban vinculados al monte, que
para los Guaraníes una des- junto con familias de otras comuni- no solamente es un lugar de fauna y
trucción enorme, con impactos dades con quienes muchas veces hubo flora, sino un espacio de seres sociales
que ya provocaron en ellos una gran relaciones de conflicto. espirituales, guardianes de animales y
tragedia humana: Desde los años 1960 hasta 1990 plantas, con los cuales los Guaraníes
Fueron desalojados de sus tierras prácticamente todo el sur de Mato se relacionan y de los cuales dependen
en acciones rápidas y, en muchos Grosso de Sul , en el Brasil, fue defo- para reproducir su propio sistema so-
casos, de forma violenta, sin posibi- restado y esta destrucción masiva se cial. Los Guaraníes, despojados ahora
lidad de volver a sus asentamientos y expandió por el Paraguay, donde toda de sus cultivos, tienen que comprar
sin poder buscar tierras nuevas para la franja del río Paraná se convirtió en su comida en los almacenes o de los
asentarse de acuerdo a sus necesida- un gran campo de soja y otros mono- “macateros”.
des. Tuvieron que vivir forzadamente cultivos análogos. Para los Guaraníes Estos cambios tan rápidos y
en “Colonias” o “Reservas” indígenas esto significa la destrucción de su profundos causaron entre los Guara-
que, en realidad, eran y siguen sien- mundo. Ellos eran habitantes de la sel- níes desequilibrio y desesperación que
do campos para refugiados. Muchas va, vivían en la selva y de la selva. To- se manifiestan en diversos problemas
aldeas son áreas de confinamiento. No dos sus conocimientos, desde niveles sociales y de salud:
había espacio suficiente para culti- muy prácticos sobre plantas y animales - aumento de suicidios, sobre
var lo necesario para sobrevivir. Esta hasta su cosmovisión y espirituali- todo desde los años 1990, con una de

46 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


las tasas más altas del mundo; puede hacer? Hay muchos pueblos en
- aumento de conflictos agrarios; el mundo que han vivido situaciones
- dependencia creciente de los parecidas, en la mayoría de los casos
gobiernos y de agencias no guber- provocados por una guerra, y muchas
namentales, por lo general abierta y veces también por desalojos violentos,
descaradamente asistencialistas; migraciones forzadas y persecuciones
- crecientes niveles de urbaniza- religiosas. Pero cuando encontraron
ción precaria. un lugar para vivir, para organizarse
Un síntoma del deterioro en la nuevamente y en plena libertad, no
calidad de vida de los Guaraníes se solo se recuperaron en relativo poco
percibe también en la creciente instala- tiempo, sino también fueron capaces
ción de muy pequeños grupos fami- de desarrollar nuevas formas de vida,
liares en viviendas precarias, aisladas, más adecuadas a las nuevas circuns-
de ordinario levantadas con materiales tancias.
de desecho, al borde de las carreteras y Las grandes amenazas para el
en las periferias de ciudades y pueblos, futuro, no solamente afectan a los
donde los niños frecuentemente tienen Guaraníes, sino también a todos los
que revolver la basura en busca de habitantes del “país guaraní”; ante la
algo que comer. destrucción masiva del medio ambien-
En Bolivia, al contrario, la te y la exclusión social y económica de
presencia del pueblo Guaraní a nivel tantos hermanos y conciudadanos; se
nacional ha tenido un gran auge y puede afirmar que “todos somos Gua-
los ha convertido en actores políticos raníes”. Apoyando a los Guaraníes
importantes. Su contribución para un en su lucha por un espacio de vida y
desarrollo humano y sostenible del en la defensa de sus derechos, estamos
Oriente boliviano es evidente. fortaleciendo “nuestra casa común” y
Y en esta situación, ¿qué se nuestro propio futuro.

Kuña Mujer Paĩ-Tavyterã hilando algodón. Ita-


guasu, Dep. Amambay, Paraguay.
Grupo Sunu
Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 47
Para saber más BULIUBASICH, Catalina y Ana GON-
ZÁLEZ (coord.) 2009. Los Pueblos
GRÜNBERG, Friedl Paz y Georg
GRÜNBERG (Edit.). 2014. Los Guaraní:
Indígenas de la Provincia de Salta - La persecución y resistencia. Pueblos indígenas
ALBÓ, Xavier. 2012. El Chaco guaraní, posesión y el dominio de sus tierras / De- del centro de América del Sur; Abya Yala;
camino a la autonomía originaria. CIPCA. partamento San Martín, UNAS. Quito
La Paz
CADOGAN, León. 1992. Ayvu Rapyta. IWGIA. 2008. Los Aché del Paraguay: Dis-
AOKI, Celso e Friedl Paz GRÜNBERG. Textos míticos de los Mbyá Guaraní del cusión de un genocidio. Copenhague.
2004. Informações básicas sobre temas fun- Guairá. Edición corregida y aumentada.
diários para os Kaiowá e Guarani no Mato Asunción: CEPAG-CEADUC. LADEIRA, Maria Inês. 2008. Espaço Ge-
Grosso do Sul. Edição bilíngue guarani – ográfico Guarani-Mbya - significado, consti-
português. PKG - CTI . CHAMORRO, Graciela e Isabelle tuição e uso. 1ª. ed. São Paulo e Maringá:
COMBÉS (Orgs.). 2015. Povos indíge- EDUSP e EDUEM.
AZEVEDO, M.; BRAND, A.; HECK, E.; nas em Mato Grosso do Sul: história,
PEREIRA, L.; MELIÀ, B., Guarani Retã: cultura e transformações sociais. Doura- LADEIRA, Maria Inês. 2007. O caminhar
Povos Guarani na Fronteira de Argentina, dos. UFDG sob a luz. O Território mbya a beira do ocea-
Brasil e Paraguai. (incluindo mapa). Centro no. 1ª. ed. São Paulo: EDUNESP.
de Trabalho Indigenista, Brasil, 2008. CTI – Centro de Trabalho Indigenista.
2015. Atlas das Terras Guarani no Sul e MELIÀ, Bartomeu, GRÜNBERG, Georg.
BRAND, Antônio. 1997. O impacto da Sudeste do Brasil 2015. S.Paulo. y Friedl. 1976. Los Pãi Tavyterã; etnografía
perda da terra sobre a tradição kaiowá/gua- guaraní del Paraguay contemporáneo. Asun-
rani: os difíceis caminhos da Palavra, Tesis de GOROSITO K., Ana. 2011. “Guaranies ción: CEADUC; 2ª edición. 2008.
doutorado em História, en Misiones (Argentina). Tierras y Bos-
PUC/RS. ques 2011. Nuevos escenarios para viejas MELIÀ, Bartomeu. 1995. El Guaraní;
cuestiones”, RUNA 34, 2013 experiencia religiosa. Asunción: CEADUC-
BRAND, Antônio. 1993. O confinamento e CEPAG.
o seu impacto sobre os Pãi/Kaiowá. Diser- GRÜNBERG, Friedl Paz (Org.).2011.
tación de Master em História/ Pontifícia Ñande Ypykuéra ñe’engue. Minas Gerais. MELIÀ, Bartomeu. 2011. Mundo Guaraní.
Universidade Católica do Rio Grande do Sul. UFMG Asunción: BID

48 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


MELIÀ, Bartomeu. 2016. Camino guaraní – Páginas web ENDEPA - Equipo Nacional de Pastoral
Aborigen (Argentina)
Guarani rape. Asunción: CEPAG. www.endepa.org.ar
CIMI - Conselho Indigenista Missionário
NIMUENDAJU, Curt (Unkel) (Brasil) Guarani Roguata - Informaciones sobre los
/1914/1987. As lendas da criação e des- www.cimi.org.br pueblos guaraní en el Brasil y en el Paraguay
truição do mundo como fundamentos www.guarani.roguata.com
da religião dos Apapocúva-Guarani. São CCNAGUA - Consejo Continental de la
Paulo: HUCITEC; Editora da Universida- Nación Guarani Projeto Saberes Indígenas na escola –
de de São Paulo. www.nacionguarani.org www.saberesindigenasnaescola.org

PEREIRA, Levi M. 2007. “Regularização CIPCA - Centro de Investigación y Teko Arandu (Brasil)
fundiária e sustentabilidade nas terras indí- Promoción del Campesinado (Bolivia) www.tekoarandu.org
genas kaiowa e guarani em MS: ocupação www.cipca.org.bo
tradicional, reordenamentos organizacionai- NEPPI - Núcleo de Estudos e Pesquisas
se gestão territorial”. Tellus, Campo Grande, CPI/SP - Comissão Pró-Índio/São Paulo sobre Populações Indígenas (Brasil)
2010, n.18, p. 115-137. (Brasil) www.neppi.org
www.cpisp.org.br
PIFARRÉ, Francisco. 2015. Historia de un ISA - Instituto Socioambiental (Brasil)
pueblo. Los Guaraní – Chiriguano. 2ª ed. CONAPI - Coordinación Nacional de www.socioambiental.org
La Paz: Fundación Xavier Albó; CIPCA. Pastoral Indígena (Paraguay)
www.conapi.org.py FIAN – derecho a la alimentación
SCHADEN, Egon. 1974. Aspectos fun- www.fian.org
damentais da cultura guarani. 3a ed. São CTI - Centro de Trabalho Indigenista
Paulo: Ed. da Universidade de São Paulo. (Brasil) Survival International –
www.trabalhoindigenista.org.br www.survivalinternational.org
Visite el Mapa Guaraní Continental
Digital: http://guarani.map.as Guarani Renda – El Guarani paraguayo Anistia Internacional -
www.guaranirenda.com www.amnesty.org

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 49


Producción
Mapa Guaraní Continental 2016
Argentina

Equipos de los países


Argentina Maria Josefa "Kiki" Ramírez, Vasco Baigorri, Carlos Salamanca,
Catalina Buliubasich, Flora Cruz, Lautaro Sosa y Luis Maria de la Cruz
Bolivia
Bolivia Guido Vega Marquez, Silbert Siles, Ángelo Lozano, Ricardo
Paita, Wilson Duran y Cornélio Robles Pancho
Brasil Levi M. Pereira, Rosa Colman, Flávio V. Machado, Lauriene
Seraguza,
Maria Inês Ladeira, Clóvis Antonio Brighenti, Celso Aoki, Datos Internacionales - catalogación en la fuente (CIP)
Brasil Daniel Pierri y Camila Salles
EMGC, Equipo Mapa Guarani Continental.
Paraguay Enrique Gaska, Bartomeu Melià, Filemon Torres,
Cuaderno Mapa Guaraní Continental: Pueblos Guaraníes
Claúdia Caceres e Jorge Acuña en Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay. / Equipo Mapa
Guarani Continental - EMGC. Campo Grande, MS.
Gráfica Mundial, 2016.
Coordinación internacional Georg Grünberg

48p. ISBN 978-85-66408-34-8


Coordinación general y administrativo Levi M. Pereira, Rosa Colman,
Paraguay Flávio V. Machado 1. Pueblos Guaraníes. 2. Mapa Guarani. 3. Derechos
de los pueblos Indígenas. 4. Derechos Humanos.
5. Territorialidad Guarani. 6. Campaña Guaraní.
Edición y texto Bartomeu Melià
7. Título.

Regional
Colaboración y revisión de texto Equipos de los países
ISBN 978-85-66408-34-8

Mapas Alicia Rolla, Camila Salles e Wolfgang Grünberg

Proyecto gráfico y diagramación Ruy Sposati

Apoyo
Capa Ruy Sposati/Cimi, 2013
Contracapa Pablo Albarenga/Cimi, 2016

50 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016


..y entonces
Tenemos que danzar para poder plantar de nuevo.
Tenemos que plantar maíz blanco , tenemos que plantar batata, poroto.
Tambiém tenemos que plantar banana y caña de azucar, y de la caña haremos la bebida fermentada.
Y así tenemos que dirigirnos a nuestros antepasados, ya que hace mucho tiempo que no nos saludamos.
Y entonces, tenemos que levantar de nuevo nuestro altar, el marangatu, y danzar del modo más sagrado que podamos.
Y tenemos que pasar a nuestros hijos esas palabras perfectas.
Debo hacer que se abran como flor los niños y niñas.
He de hablarte del decir de la tacuara de nuestra abuela.
Hasta entonces el antiguo decir de mi maraca,
Del antiguo brillo de mi cruz, que es bendecida allí en el nuevo retoño de la antigua tierra
Entonces habrá danza y caminata hasta el lugar donde renacerá nuestra tierra.
Después que nos enfriamos y serenamos, los Ñande Ru van a traer de vuelta nuestros animales de caza.
Entonces habrá de nuevo el Ñande ru, nuestros adornos.
Habrá de nuevo bautismo de niños, el adorno de los niños,
y la celebración del tembecuá, la ceremonia de la perforación del labio de los muchachos.
Van a ser bendecidos los cañaverales, los mandiocales.
Después de quedarnos tranquilos y fríos, los Ñande Ru, nuestros Padres, traerán de vuelta nuestros animales de caza.
Habrá danza, el canto largo para celebrar de nuevo la cosecha del maíz
Van a ser bendecidos los cañaverales, los mandiocales.
Va a haber de todo. Ahí va a haber abundancia de nuevo.

Atanásio Teixeira, Tekoharuvicha Kaiowá

Cuaderno Mapa Guaraní Continental · 2016 51


Producción
Argentina: Endepa y Unsa
Bolivia: APG, Cipca, Cerdet y Ilc
Brasil: Aty Guasu, Yvy Rupa, Cimi
Cti, Isa, Faind, Unila y Funai
Paraguay: Conapi
Continental: Ccnagua

Apoyo
Emb. Noruega, Misereor y DKA

52 Cuaderno Mapa Guarani Continental · 2016