Está en la página 1de 2

EVALUACIÓN EDUCATIVA I AGOSTO 2019 ING.

JUAN CARLOS PENAGOS SOLIS

SUCHMAN Y EL MÉTODO CIENTÍFICO DE EVALUACIÓN

La evaluación como un proceso de varias etapas se vuelve primordial tener una secuencia
sistematizada con criterios e indicadores bien establecidos, esta visión fue parte de la cosmovisión
de Edward A. Suchman.

Suchman, sociólogo de profesión, fue un científico investigador que dedicó su vida al estudio del
comportamiento social, las condiciones de trabajo y de salud pública; pero sobre todo a la
metodología de la investigación educativa, basó su trabajo en moldear la evaluación en un proceso
del método científico.

Para plantear una evaluación desde el punto de vista del método científico Suchman, propone un
diagrama de flujo que tiene por principio la formación de cualquier aspecto de una situación o
actividad u objeto que tenga un interés particular, la elección y justificación de la meta, proposición
del programa de actividades que conduzcan a la meta y finalizando con la evaluación del programa.

Discretamente toda persona evalúa de acuerdo a “valores” siguiendo el proceso que describe
Suchman, cuando por ejemplo se aplica una evaluación laboral para la búsqueda de un empleado
que provea de alguna actividad o resultado a una empresa, los valores que buscan un empleador
son los que van a fin con la misión institucional, la meta es la obtención de esa actividad bien
realizada, la justificación se plantea desde varios puntos de vista: la económica, la producción, la
productividad y/o la eficiencia, después la planeación de las actividades, mezclada con la eficiencia
profesional del empleado y por último la evaluación del programa que utiliza los mismo tópicos que
la justificación. Esta sistematización de un proceso tan complejo como lo es una evaluación genera
una practicidad para repetir el proceso, pasar una observación subjetiva o un juicio empírico, a un
juicio o medición objetivo, claro en objetivos.

Si se realiza un investigación científica y esta se concluye se tiene a evaluar los resultados obtenido
versus la hipótesis planteada o la hipótesis nula, la propuesta del método científico es plantear
respuestas para una incógnita social o científica, sea bien por la confirmación de la hipótesis o de ir
eliminando las posibles respuestas que no satisfacen o resuelven la incógnita buscada.

Este mismo proceso es fundamental en una evaluación y sobre todo por qué no solo es tener un
juicio de un resultado si no de un sistema.

Cuando este ya se realizó y funcionó se puede reocupar atendiendo al concepto multicausal que
plantea Suchman, pero si no dio éxito, se tiene que ver cuáles fueron las causas, los efectos, las
consecuencias que influyeron a través de la programación de actividades que llevarán a la meta; si
no fueron efectos internos o externos que influyeron en el resultado, sería necesario una evaluación
para analizar si la programación o la planeación fue adecuada.
EVALUACIÓN EDUCATIVA I AGOSTO 2019 ING. JUAN CARLOS PENAGOS SOLIS

A partir de lo anterior se puede hacer una retroalimentación a la programación o a la planeación


modificando los posibles puntos débiles y generando nuevas opciones para futuros programas; esto
también requerirá volver a aplicar la evaluación investigativa modificándola para cumplir mejor su
cometido.

A partir de la conceptualización de la educación como un bien social, se establece que la


planificación debe responder, a un concepto de la educación como demanda social según el cual
existe una demanda de los individuos por educación en un lugar y tiempo dado bajo circunstancias
culturales, políticas y económicas.

La planificación ya no es un sistema administrativo, sino una actitud, un proceso, un método social


de la educación. Un instrumento de política educativa para cambiar las estructuras con contenido.