Está en la página 1de 22

COMUNICACIÓN – MÓDULO I

1- Universidad y estudio

Las distintas reformas educativas que se llevan a cabo a escala mundial, han reflejado la
inquietud acerca de la inquietud sobre la falta de preparación académica de los alumnos
universitarios. Entre los comentarios, se destacan los que hacen referencia a la ausencia
de los hábitos de estudio. Sin embargo, pareciera que no les falta la capacidad intelectual
para el estudio, sino que no pueden enfrentar las demandas del discurso académico ni del
ritmo del trabajo. Cabe preguntarse: ¿Cuál es la raíz del problema, si es que estos
alumnos pertenecen al rango más alto de la población en términos de escolaridad?
Varias investigaciones señalan que la relación entre las actividades del estudio y el
rendimiento académico varía según las características del curso y las características del
alumno. Es decir, el éxito académico depende en parte de características individuales
como la habilidad intelectual, la motivación y las experiencias previas del estudio. Por otra
parte, depende de los requisitos de la tarea en los cursos. Las características del alumno
toman mayor importancia mientras más autonomía se requiere en la selección,
organización, transformación e integración de información. Los alumnos que saben
formular hipótesis, generar soluciones y comparar y analizar información, tendrán mejor
rendimiento académico que los que se acostumbran a memorizar y reproducir detalles. En
parte, la adquisición de estas habilidades depende de la calidad de su preparación
escolar.
En este bloque, se brindan pautas de trabajo en relación con los hábitos del estudio y
conn la comprensión de material expositivo, además de las habilidades de organizar y
sintetizar información.
Sintéticamente, en este módulo abordaremos contenidos tales como La estructura del
libro, las tareas de lectura –estrategias-, toma de apuntes y preparación de exámenes.

1.1.- ESTRUCTURA GLOBAL DE LOS TEXTOS

La comprensión de textos es una asignatura eminentemente instrumental. Tiene por


objeto asegurar el desarrollo de habilidades y destrezas para receptar y procesar la
información contenida en los libros. Este aprendizaje requiere una buena ejercitación.

No hay un método único en materia de análisis literario y menos aún en el texto científico.
Pero en general, un correcto análisis de un texto científico requiere la consideración de los
siguientes aspectos.

I. Datos externos a la obra.


a) El autor.
Datos bibliográficos. Curriculum Vitae. Actividad científica y académica. Corriente de
pensamiento dentro de la cual puede ser ubicado.
b) Circunstancias de la obra.
Epoca, lugar y ambiente científico-cultural donde fue publicada la obra. Origen de la obra;
lecciones de clase o redacción independiente de la actividad docente del autor.

II. La obra.
a) Datos preliminares.
Título, año de la primera edición, año de la última edición, las reediciones y las
modificaciones a lo largo de las mismas.
Casa editorial. Nombre de la ciudad donde se publicó.
b) Contenidos.
b.1.) El prólogo o Prefacio: apartado inicial que presenta, comenta o induce a la lectura.
Generalmente el prólogo no está escrito por el autor.
b.2) Introducción. Se introduce el contenido del libro, orienta acreca de sus partes,
organización y secuencia.
b.3) Capítulos: apartados o secciones en que se divide el cuerpo del texto.
b.4) Glosario: Apartado final que define los términos teóricos.
b.5) Apéndice: Material complementario.
b.6) Bibliografía: Lista de libros consultados.
b.7.) Los índices. Análisis de los índices para lograr un correcto y fácil manejo de la obra.
Además, el índice general nos da la primera visión de la estructura del libro. Hay de
diversos tipos: general, alfabético, analítico, onomástico, de ilustraciones.
b.8.) El tema central de la obra. Distribución del tema central en partes, capítulos, sub-
temas, etc. Conocimiento de la estructura del libro.
b.9) El desarrollo del tema central a través de la secuencia de capítulos. Nivel y rigor
científico del desarrollo del tema o temas que constituyen el contenido de la obra. Este es
el punto fundamental del análisis de un libro de texto científico. Este análisis debe
conducir a la determinación de si el autor logró el propósito que se había fijado.
b.10) Los recursos técnicos. El lenguaje científico; rigor en el manejo del mensaje
científico y de la terminología propia de la ciencia específica que aborda la obra. El estilo
científico del autor. El estilo didáctico, si la obra fuere especialmente un manual destinado
a la enseñanza. Calidad de los gráficos, tablas estadísticas e ilustraciones que
acompañan el texto.

III. La valoración final o juicio crítico.


a) Juicio crítico sobre la estructura de la obra. Equilibrio dado el tratamiento de los
distintos capítulos y sub-temas.
b) Juicio crítico sobre el rigor científico de la obra.
c) Juicio crítico sobre los recursos técnicos.
d) Juicio crítico sobre las cualidades de la obra como instrumento auxiliar en la
enseñanza, si ésta fuere un libro de texto destinado a la enseñanza. Correspondencia o
adecuación del nivel científico de la obra al nivel de enseñanza (secundaria o
universitaria) que se destina.
e) Juicio crítico final sobre la obra.

1.1.1. LA BIBLIOGRAFÍA

Sistemas de referencia

La bibliografía es una lista de obras publicadas, aunque el uso común incluye en una
bibliografía tanto materiales publicados como inéditos.

Hay diversos tipos de bibliografía:


a) Las obras citadas constituyen una lista de fuentes a que se ha hecho referencia en el
texto o en las notas marginales de la tesis.
b) Las fuentes consultadas forman un tipo más amplio de bibliografía que consiste en una
lista extensa de libros y documentos consultados, incluso algunos que no tengan mucho
que ver con el tema de la tesis.
c) La bibliografía selecta comprende las fuentes citadas y las obras más importantes que
se han consultado.
d) Una bibliografía breve anotada es una lista de obras, algunas de las cuales, por lo
menos, van seguidas de una nota sobre su contenido y utilidad.

La forma más corriente del sistema de referencias bibliográficas es la que se titula Obras
citadas, aunque también podría llamarse simplemente Bibliografía. Cualquiera que sea el
título que se desee, debe escribirse en caracteres mayúsculos, en el centro de la parte
superior de la página primera, sin puntuación y sin subrayar. Cada página debe
numerarse siguiendo la paginación de la última hoja de la sección precedente. La
bibliografía suele colocarse inmediatamente después del último capítulo del trabajo,
aunque algunos autores prefieren que vaya después del apéndice.
Todo libro, artículo, tesis, documento o manuscrito que se haya leído o estudiado y citado
debe incluirse en la lista de referencias. La bibliografía debe seguir una ordenación lógica
y alfabética. Lo habitual es que haya sólo una lista comprensiva, es decir, que no se
hagan divisiones entre fuentes primarias y secundarias, libros, periódicos, revistas, etc.,
aunque quizá deba hacerse así en un estudio de carácter histórico.

La puntuación y presentación de la bibliografía no son las mismas que las de las notas
marginales. En éstas, por ejemplo, se consigna el nombre del autor por suborden natural,
o sea, el nombre o sus iniciales primero y después el apellido; pero en la bibliografía, éste
precede a las iniciales del primer o primeros nombres. La razón de las diferencias en el
formato consiste en la finalidad de cada uno de los dos sistemas. El objeto de una nota
marginal es proporcionar la localización completa de la fuente de afirmación (dato, idea,
concepto) consignada en el texto, incluyendo el número de página en que aparece en la
fuente original. Esta práctica ayuda a comprobar fácilmente la información de que se trate.
En cambio, el objeto de un asiento bibliográfico es identificar toda la obra, no sólo una
parte concreta de ella.

La información esencial

Los datos esenciales para cualquier referencia bibliográfica son los siguientes: el nombre
del autor o de los autores, el título (tomado de la portada, no del lomo del libro) y los
detalles relativos a la impresión (fecha, lugar de publicación y editor).

Ejemplo:
Guilford, F. P. (1965) Fundamental Statistics in Psychology and Education. (4a. De.)
Nueva York: Mc Graw-Hill.

Cuando se trata de artículos periodísticos, se omite el lugar de publicación del libro y el


editor. Sin embargo, siempre hay que citar el número de volumen y las páginas que ocupe
el artículo.

Cuando el autor es una mujer, su nombre debe mencionarse completamente, no sólo con
iniciales.

Espacios, mayúsculas y subrayados

El apellido del autor arranca del margen izquierdo, para que destaque claramente. El
segundo renglón y los siguientes de un asiento van a simple espacio, sangrando el
margen izquierdo unos tres espacios. Entre los distintos asientos debe dejarse una línea
en blanco. Cuando el asiento acompaña algún comentario o nota, ésta debe empezar en
otra línea, sangrando igualmente tres espacios del margen izquierdo.

En toda la bibliografía, van con mayúscula las palabras principales de los títulos de libros
y publicaciones periodísticas; pero se recomienda para las artículos, manuscritos, tesis y
documentos inéditos, poner en mayúscula únicamente los nombres propios y la primera
palabra del título. Cuando la obra tiene más de un volumen de referencia, en el asiento
debe mencionarse su componente total.

Los títulos de libros y publicaciones deben subrayarse. No se subrayan las obras inéditas.

Orden alfabético y cronológico

A veces puede ser un verdadero problema la determinación del orden alfabético estricto.
Por ejemplo, Mc y Mac debe ordenarse por igual dentro de la letra M, como si fuesen
Mac, y que los apellidos que empiezan con St, o San, se mencionaba lo mismo que
Santo, es decir, con el adjetivo completo, y así deben ordenarse alfabéticamente.
Por último, cuando hay que incorporar a la lista varias obras del mismo autor, deben
ordenarse cronológicamente.

1.1.2.- LAS CITAS

Durante el proceso de la investigación, sobre todo mientras se toman las notas, el


estudiante puede copiar fragmentos literales de los libros que lee, con la idea de
incorporar a su escrito estos extractos. Ahora bien, al llegar a la redacción definitiva del
trabajo es necesario seleccionar cuidadosamente las citas sin excederse demasiado en
su número. Se considera que el exceso de citas equivale a una argumentación deficiente.
El criterio fundamental que debe seguirse para su selección, es que tengan que ver con el
tema objeto de estudio. La consideración mecánica básica es la longitud de las citas,
aquellas demasiado extensas rara vez están justificadas. Finalmente, hay ciertas normas
convencionales que deben seguirse al citar material ajeno.

Cuándo debe hacerse una cita

a) Las citas directas sólo deben usarse cuando se expresan las palabras del autor tan
concisa y convincentemente que el estudiante no puede mejorar su texto.
b) Las citas directas pueden hacerse para fortalecer un argumento principal, a cuyo efecto
no bastaría con una nota marginal. En este caso, las citas deben referirse únicamente a
pasajes esenciales.
c) Las citas directas pueden utilizarse cuando el estudiante quiere comentar, refutar, o
analizar las ideas expuestas por otro autor.
d) También pueden emplearse cuando, alternando o parafraseando el concepto que en
ellas se expresa, pudiera darse pie a confusiones o malas interpretaciones.
e) Deben hacerse citas directas al referirse a fórmulas matemáticas, científicas y de otro
tipo.
f) Cuando se cita material inédito, no es necesario pedir permiso. Pero si la tesis va a ser
publicada, pueden surgir algunos problemas respecto a la propiedad intelectual, por lo
que suele seguirse la práctica de solicitar previamente la autorización del editor y del
autor.

Qué es lo que debe citarse

Hay cierta flexibilidad en cuanto al momento en que es oportuno hacer una cita, pero las
pautas convencionales sobre lo que debe citarse son más rigurosas.

a) Hay que reproducir las palabras exactas de un autor y las de una publicación oficial.
Por exactitud se entiende la identidad absoluta de palabras, puntuación, ortografía, uso de
las mayúsculas, etc.
b) Pueden interpolarse algunas palabras en el material citado, cuando el tiempo
gramatical de la cita no concuerda con el del texto, cuando no se emplea un pronombre
específico, y en otras ocasiones en que parezca necesario hacerlo. Cualquier elemento
que se interpole debe ir entre corchetes, no entre paréntesis, para indicar que se han
cambiado las palabras del original o que se han añadido otras.
c) Cuando una cita es muy larga, o cuando el estudiante necesita sólo unos cuantos
párrafos o sentencias de un fragmento grande, pueden omitirse partes el original. A este
procedimiento suele llamársele elipsis y debe utilizarse con gran cuidado para no alterar el
tono, significado o intención del texto original. Para indicar la elipsis, basta con tres puntos
espaciados.

Cómo debe citarse

1. Debe separarse la cita de la estructura del párrafo. Esta división se marca


formalmente por medio de:
2. Utilización de otro tamaño y tipo de letra. En general, el tamaño es menor y el tipo
cursiva o negrita.
3. Se encierra entre comillas.
4. Lleva diferente tipo de espaciación que en el resto del texto, generalmente el
interlineado es más acotado.
5. Toda la cita se encierra entre comillas.

1.2.- LA LECTURA

Leer no es una actividad sencilla. La mayoría de nosotros creemos que sabemos leer,
pero esta tarea no consiste sólo en reunir los significados de las palabras de un texto, sino
que implica un proceso visual y mental más complejo: se trata de un proceso intelectual
que decodifica, relaciona, contrasta, profundiza, infiere, interpreta, cuestiona, sabe leer
entre líneas.
Con el objeto de sistematizar una tarea algo complicada, representamos en el cuadro
adjunto los distintos tipos de lectura, considerando sus rasgos principales:

1.2.1.- Tipos de lectura

Modo Características Propósito o tarea Velocidad relativa


1. Búsqueda Lectura selectiva Para encontrar respuestas El modo más rápido:
específicas cuando no se capítulos, artículos,
requiere leer cuidadosamente; fragmentos de texto
para localizar fechas, que se pueden revisar
nombres, números y otros en pocos minutos.
hechos; cuando uno quiere
localizar fragmentos que
requieren otros modos de leer.
2. Hojear Combina la lectura Para obtener un concepto Segundo en su
selectiva con la lectura entero de la selección; para velocidad, segundo en
rápida; utiliza identificar ciertas ideas su selectividad; la
resúmenes, frases principales; para encontrar velocidad varía con la
tópicas, títulos e indicios respuestas específicas sobre tarea; p.ej., cuatro
organizacionales. ideas literales; para determinar páginas por minuto
la estructura de la selección, para identificar las
del capítulo o del libro. ideas principales; 15
minutos para
identificarse la
estructura general de
un capítulo de 30
páginas. La velocidad
es el doble de la de
lectura rápida.
3. Lectura rápida Veloz lectura completa Para obtener una comprensión Varía: cuando se lee
del texto. sólida del contenido en poco un texto poco
tiempo; importan más las conocido, 600 palabras
ideas principales que los por minuto (o dos
detalles específicos. páginas por minuto);
cuando se lee un
contenido fácil de
entender, mil palabras
por minuto.
4. Lectura Lectura completa y a la Una variedad de motivos Ni presionada ni
normal vez placentera o sin personales; para aprender, estudiosa: 300-400
presión. para disfrutarse, para palabras por minuto es
escaparse. normal para lograr una
comprensión adecuada.
5. Lectura Lectura cuidadosa y Apropiada para una variedad Lenta, selectiva; la
analítica completa, repetición; de tareas sumamente velocidad no es el
evaluación profunda de mentales, cuando se requiere asunto principal; la
las ideas o de la una comprensión más allá de velocidad varía con la
organización y del lo literal; para analizar tarea.
motivo del autor. críticamente y para identificar
inferencias y deducciones,
tanto como el tono del autor,
su modo, motivo, método,
etcétera.
6. Lectura de Lectura planificada; muy Para comprender El modo más lento y
Estudio completa; se utiliza una completamente; para completo; implica
combinación de los aprender; para retener la repetir varias veces; la
otros modos. información; para resolver eficiencia de este modo
problemas; para pasar se puede mejorar
exámenes. mediante el uso de
SQ3 R (obtener un
panorama, preguntar,
releer, recitar y revisar).

1.2.2.- Estrategias de Lectura

Ahora bien, durante el proceso de lectura, se recomienda aplicar las siguientes


estrategias en la medida en que ellas son coherentes con la noción de “proceso complejo”
que deben realizar los estudiantes durante su carrera académica.

Las Estrategias de Lectura se pueden clasificar en:


Estrategias de lectura global.
Estrategias de identificación de estructuras
Estrategias de lectura a fondo y análisis del discurso.

1. Estrategias de lectura global

Se trata de una lectura muy general y rápida de todo el texto. Se recomienda llevar a cabo
los siguientes pasos:

1. Revisar la portada, contraportada y solapas del libro.


2. Leer el índice, el prólogo o parte de él.
3. Crear hipótesis o predecir el tema abordado.
4. Revisar la geografía del texto, que incluye considerar:
5. Títulos mayores o destacados.
6. Subtítulos.
7. Ilustraciones, fotografías, esquemas, gráficos.
8. Detalles tipográficos como comillas, palabras e bastardilla, negrita.

1. Identificar datos de edición de la obra.


2. Confirmar o reconstruir la hipótesis o predicción inicial. Resulta importante contar
con alguna idea general del libro, ya que facilita su comprensión.

En cuanto a las técnicas de lectura de lectura rápida, contamos con varias alternativas:
1. Lectura por enunciados o bloques de enunciados.
2. Lectura por encima de las palabras.
3. Lectura en zig-zag.
4. Lectura del centro del texto, imaginando dos márgenes internos.
5. Lectura de la localización de las palabras clave en la introducción y conclusión del
texto.
6. Lectura de principio y final de párrafo.
7. Lectura dividiendo el texto en dos en el centro, hacia arriba y hacia abajo. Se
busca una palabra.

1. Estrategias de identificación de estructuras

Las estructuras textuales pueden estar combinadas en un mismo texto, pero


habitualmente predomina una de ellas. Estas estructuras o esquemas conforman os
discursos científicos, históricos, literarios, periodístico, político, etc.
Determinación de las tres estructuras básicas:
a) Descripción: Se trata de representar personas o cosas por medio del lenguaje,
refiriendo o explicando sus partes, cualidades, circunstancias.
Otra característica la constituye la ausencia de temporalidad y de trabazón lógica entre
sus componentes, cambio/ causalidad.
Es poco frecuente que todo un escrito presente únicamente este esquema textual.
Son ejemplos de textos descriptivos los siguientes:
“El lago Atlitán, a más de 1.500 metros sobre el nivel del mar, está rodeado por volcanes
dormidos. El novelista inglés Aldous Huxley definió este lago como “el más bello del
mundo”. Para corroborar esta afirmación, nada como verlo desde el mirador de
Godinez...”
“El de ayer fue un equipo que actuó a tope, que llegó incluso a dejar en evidencia a su
contrincante y que convirtió el juego en un recital”.

b) Argumentar consiste en sostener las opiniones. En general se argumenta cuando


alguien no está de acuerdo con una opinión, con una prueba, con su interpretación, etc.
Lo fundamental está en el intento de influir sobre un interlocutor/es.
Una argumentación pretenderá captar la adhesión del interlocutor, a través de las razones
que expone. Estas razones pueden ser muy variadas, pero en general están ligadas a
experiencias y creencias compartidas. Se trata de fundamentos en muchos casos
subjetivos e incompletos. Es decir, no necesariamente tienen que estar presentes todos
los elementos.
Por ejemplo,
“Las matemáticas constituyen la disciplina más simple creada por los seres humanos. Es,
por ejemplo, mucho más simple que la física, la historia o la economía, y es simple porque
se concentra en aspectos muy limitados de la realidad. Diez personas son diez
organismos fisiológicos y psicológicos complicados, cuya estructura y funcionamiento se
entienden solamente de un modo parcial. En cambio, el hecho cuantitativo del número
diez es trivial de reconocer y de retener. Un triángulo hecho de madera es una gran
multitud de moléculas complicadas mantenidas juntas por medio de fuerzas complejas...”
“... Sin embargo, el matemático estudia solamente la forma triangular y prescinde
completamente de la estructura y fuerzas moleculares...” “... A pesar de esto la mayor
parte de la gente se queja de la dificultad de dominar esta materia y suele aborrecer las
matemáticas, no obstante el interés que debería despertar su efectividad sorprendente en
casi todos los aspectos de la vida.
La paradoja de que una materia básicamente simple pueda parecer difícil de entender se
explica en gran parte de forma sencilla. Algunas dificultades son superficiales. Una es el
vocabulario...” “.. .Otra dificultad aparente, pero igualmente superficial, es el uso de
símbolos.”

c) Los esquemas narrativos son las más usuales: narraciones cotidianas y literarias,
noticias del periódico.
Un texto narrativo presenta las siguientes categorías:

 un actor. Puede ser individual o colectivo, humano o antropomórfico.

Por otra parte, este actor tiene sufrir transformaciones durante el texto. Pensemos en las
telenovelas...

 Proceso orientado y complicado: toda narración incluye una sucesión mínima de


acontecimientos caracterizados por su orientación hacia un final y su complicación.

Los acontecimientos se suceden en el tiempo y se relacionan causalmente entre sí. Es


muy importante el hecho de que sin complicación no hay narración. Un proceso rutinario
no da lugar a narración.

 Evaluación: la valoración de los sucesos y de toda la secuencia. No es necesario


que esté explícita. Tiene la función de asignarle un sentido a la historia.

Por ejemplo,
“Tres personas resultaron heridas ayer, una de ellas grave, al descarrilar el tren nocturno
expreso Retiro-Quilmes.
El accidente se produjo a las 6:20 debido a un corrimiento de tierras, provocado por las
lluvias caídas en las últimas horas.”

1. Estrategias de lectura a fondo y análisis del discurso.

Se trata de un tercer momento. Es una lectura cuidadosa, detenida. Conviene subrayar la


información importante, como así también tus opiniones y dudas. Se recomienda:

1. tener en cuenta detalles tipográficos o lingüísticos; palabras en cursiva, egrita,


cuadros sinópticos, definiciones precedidas de dos puntos, comillas.
2. Atender al referente: buscar aquello a lo que se refiere el texto. Generalmente son
sustantivos y pronombres que refieren a él.
3. Advertir adverbios como no, nunca, jamás, siempre, al contrario, también ciertos
nexos como pero, no obstante, o, porque, etc.
4. Si aparece una palabra desconocida, es posible:
5. Tratar de deducir el significado por los otros términos que la rodean.
6. Analizar el significado de la forma de la palabra. Hídrica viene de hidros –agua-.
7. Recurrir al diccionario.

e) Durante la lectura, conviene interrogarse. En una narración, las preguntas serán


¿Quién? ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde?, etc.
f) Análisis del discurso. Supone leer entre líneas, delimitar la intención o efecto de
sentido que se pretende lograr. Un lector crítico infiere más de lo que efectivamente se
informa: Por ejemplo, capta la diferencia entre:
Tropas estadounidenses pretenden capturar a Hussein.
Tropas estadounidenses pretenden capturar al tirano Hussein.
Este tipo de lectura supone que el lector se pregunte:

1. ¿Qué pretende lograr el autor?


2. ¿Cuál es su intención: convencer, persuadir, informar, etc.
3. ¿Cuál ha sido la actitud del autor ¿De confrontación? ¿De apoyo a una teoría?
¿Con argumentos emotivos? ¿Sólidos?
4. El tono empleado fue irónico, objetivo, poético, erudito?

g) Reafirmar la lectura mediante:

1. Expresar en voz alta lo que se entendió al leer.


2. Escribir un resumen, síntesis o paráfrasis del contenido.
3. Elaborar un cuestionario sobre la lectura.
4. Elaborar un mapa o esquema conceptual del contenido.

Existe una nemotecnia que expresa la aplcación sucesiva de estas estrategias. Se


trata de la fórmula GEV – LP – RR

G: Globalizar con cualquier estrategia de lectura exploratoria:


geografía del texto, índice, lectura en zig-zag,
lectura del primer y último párrafo, etc.
E: Estructurar Identificación de esquema textual. Narración,
descripción, argumentación.
V: Vaticinar Predicción del contenido del texto.
L: Leer Lectura cuidadosa, marcando las ideas
centrales.
P: Preguntarse Al final de cada página, realizar las preguntas
correspondientes al análisis del discurso.
R: Recitar Repetición de lo leído y comprendido
R: Reafirmar Delimitación de lo entendido y estudiado a través
de resumen, síntesis, mapa.

A continuación, presentamos algunas orientaciones que nos permitan realizar el análisis


del discurso en profundidad.

1.2.3.- Análisis de un fragmento

Obtención de la idea principal y de los detalles importantes

En general, los textos de estudio dividen los capítulos en sub-temas que llevan el
correspondiente sub-título. Cada uno de estos sub-títulos del capítulo constituye una parte
que mantiene alguna unidad temática. Trata siempre algún aspecto importante del tema
general del capítulo. Cada uno de los sub-temas del capítulo debe ser sometido a un
análisis en particular. Para ello se procede del siguiente modo:
a) Descomponer el contenido de todo el sub-título en una serie de fragmentos que
generalmente el autor ha separado por puntos y apartes. Cada fragmento es un párrafo
con una idea central.
b) Encontrar la idea principal y anotar la palabra clave. Normalmente hay una en cada
párrafo.
c) La idea principal o idea central de cada párrafo está expresada siempre en una palabra.
Es la palabra clave.
d) Generalmente, cada idea central o principal está acompañada de un conjunto de ideas
accesorias que constituyen los detalles importantes.
Análisis de las afirmaciones fácticas

Afirmaciones fácticas son todas aquellas que proporcionan información en torno a hechos.
Estos hechos pueden referirse a objetos del mundo de la naturaleza o a objetos del
mundo surgido del hombre viviendo en sociedad.

Toda afirmación constituye desde el punto de vista de la lógica formal, la enunciación de


un juicio. Cada afirmación dice algo de algo; por eso constituye un juicio. Toda afirmación
fáctica es un juicio, pero no todo juicio es afirmación fáctica.

Los juicios se clasifican en dos grandes categorías:


a) Juicios de existencia son todos aquellos que enuncian algo relativo a objetos reales del
mundo de la naturaleza o de la sociedad humana.
b) Juicios de valor son todos aquellos que enuncian estimaciones sobre valores éticos y
estéticos.

Los textos de ciencias naturales y de ciencias sociales contienen esencialmente


afirmaciones fácticas. Sus contenidos se proponen dar información sobre cómo es el
mundo de la naturaleza y de cómo es la estructura y funcionamiento de las sociedades
humanas. He aquí algunos ejemplos:

“El maíz es una planta anual, originaria de América del Sur”.


Este es un juicio de existencia que contiene una afirmación fáctica referida a un objeto de
la naturaleza.

“El pueblo es el elemento natural de la Nación y del Estado”.


Este e un juicio de existencia que contiene una afirmación fáctica referida a la sociedad
humana.

“Mi tío Antonio era un hombre afable”.


Es un juicio de valor que no contiene ninguna afirmación fáctica.

Supuestos y limitaciones en la expresión del autor

El autor de un texto tiene en mente la edad y capacidad intelectual de sus lectores


potenciales. Uno de los supuestos básicos del autor es la personalidad de su lector, el
nivel de desarrollo intelectual y otros rasgos fundamentales del contexto social. Si el autor
no toma en consideración a sus lectores no podrá nunca establecerse el hecho de la
comunicación. No encontrará quien recepte su mensaje.

Otro supuesto fundamental es el nivel de conocimientos mínimos que se supone debe


poseer el lector para encarar el estudio de un texto. El buen lector debe advertir cuando
se enfrenta con textos que suponen conocidos conceptos que no están explicados
previamente, porque son conocimientos que el autor supone sabidos por el lector.

En cuanto a las limitaciones en la expresión del autor, podemos decir que los libros de
texto tienen un estilo cuyas características fundamentales son la sencillez, claridad y
precisión. El estilo de un autor de texto científico debe reunir esta triple condición. No
siempre logra esta triple cualidad debido a limitaciones en sus recursos expresivos. El
buen lector advierte cuando la falta de comprensión obedece a sus limitaciones y cuando
a las limitaciones en la expresión del autor.

Medios empleados para la selección de los enunciados

Un fragmento es una parte que tiene cierta unidad dentro de un capítulo, el cual es una
parte con cierta unidad de un libro de texto. Cada fragmento tiene unidad de significado;
estas ideas núcleos de cada párrafo que constituyen la unidad de significado son
enunciados en forma escrita. Los medios empleados para la selección de los enunciados
son producto de los recursos expresivos del autor, de la calidad de sus medios de
expresión escrita.

En algunas disciplinas científicas los medios empleados para la selección de los


enunciados son muy importantes. En general, en las distintas ramas de las ciencias
jurídicas los conceptos deben ser definidos con rigor. Voces que en el lenguaje coloquial
suelen ser usadas como sinónimas, por ejemplo: robo y hurto, en la ciencia jurídica no lo
son.

El lenguaje es el soporte obligado del pensamiento. El pensamiento se enuncia mediante


recursos lingüísticos. Estos enunciados son mensajes emitidos por el autor. De ahí la
importancia de los recursos lingüísticos empleados. El estudio eficaz supone la
incorporación de los recursos lingüísticos del autor al patrimonio intelectual del lector. El
buen lector de literatura en general y de literatura científica enriquece constantemente su
vocabulario y sus medios de expresión oral y escrita. El buen lector debe estar alerta a la
forma y al fondo del material estudiado. El fondo alude al contenido del mensaje, la forma
a los medios o recursos empleados para enunciar el mensaje.

1.2.4.- Mecanismos lingüísticos de comprensión de contenidos

La clave de una lectura provechosa es interrogar a cada instante el texto para descifrar
los mensajes, compararlos, diferenciarlos e incluirlos en una red ordenada de relaciones
con la información que el lector ya posee.

Tradicionalmente se consideraba que la comprensión significaba sólo extraer el


significado transmitido por un texto , el papel del lector se reducía a buscar dicho
significado. Desde otras perspectivas actuales se sostiene que el significado resulta de la
interacción entre el contenido del texto y lo que el lector aporta en la lectura. Esto supone
que el lector construye nuevos significados a partir del texto y de sus propias condiciones
de comprensión o reconocimiento. Estas condiciones incorporan conocimientos previos,
estructuras cognoscitivas, competencias lingüísticas, representaciones textuales,
determinaciones sicológicas y socioculturales del sujeto, su sistema de creencias, valores
y las intencionalidades del mismo.

Cuando se hace referencia a conocimientos previos se incluye no sólo lo que el sujeto


sabe sobre un tema específico tratado en el texto, sino también a su estructura
cognoscitiva, es decir la forma en que está organizado el conocimiento. Esta estructura se
denomina marco o esquema. Los esquemas activados dirigen el proceso de
interpretación, organizan el recuerdo, recuperan información, contribuyen a la
comprensión del mundo, permiten realizar anticipaciones, inferencias y distintos tipos de
relaciones.

El texto es parte del proceso creador de significado, pero debe considerarse en relación
con las actividades del lector y las situaciones contextuales.

El contexto es la condición de posibilidad para el encuadre del texto dentro de una


situación comunicativa determinada y para la asignación de un sentido.

Comprender un texto significa penetrar en su significado, trascenderlo y construir un


modelo sobre el mundo o situación que éste presenta. La comprensión lectora enriquece
el horizonte del sujeto y le posibilita construir nuevas representaciones que tengan sentido
dentro de su perspectiva individual del mundo.

La base para la comprensión lectora es la anticipación. Esta pone en contacto al sujeto y


al texto desde su situación de singularidad, a partir de la incertidumbre del sujeto, de su
capacidad de preguntarse y asombrarse. El lector formula permanentemente hipótesis
que irá comprobando o desechando durante la lectura.

El texto funciona como una totalidad, no es la suma de los significados de cada una de las
proposiciones que lo constituyen, sino un todo coherente. Sus partes están relacionadas
entre sí y guardan una estrecha vinculación con el todo.

Un concepto central es la coherencia textual. Cabe aclarar que la misma no viene


conferida sólo por lo que explícitamente se dice en el texto, sino también por todo aquello
que en él queda implícito y también por las representaciones del sujeto en relación al
texto. Por otra parte, la coherencia no implica ausencia de contradicciones. Es necesario
resaltar que el concepto de coherencia textual está íntimamente ligado al de iteratividad y
al de isotopía. La recurrencia de un mismo contenido señala la existencia de una
coherencia textual. La repetición es una condición necesaria para que una secuencia sea
coherente y a través de la recurrencia se van construyendo ejes de significación que
posibilitan llegar al sentido. La isotopía permite destacar los planos homogéneos de
significación y se apoya sobre la redundancia, reiteración o repetición de elementos
similares o compatibles.

Interpretación: Mecanismos De Comprensión

1. Procedimientos léxico-semánticos

1.1. Progresión temática.

“Siempre hablan de algo. Busca ese algo, bien en el con-texto inmediato, bien en las
representaciones que ya tienes en tu memoria de lo que has oído o leído, bien en lo que
te parezca más probable desde lo que tú sabes. En cualquiera de los casos ese algo es la
pieza clave para construir y enlazar la siguiente idea”.

El texto posee un orden, un hilo conductor entre sus ideas, técnicamente se denomina
temática.

Todo enunciado contiene una parte temática y otra que es comentario. El tema alude a
aquello de lo que se habla o que se viene hablando. Es la información que se conoce y a
partir de la cual se pueden agregar nuevas informaciones. El comentario o rema es lo que
se dice, lo que se predica, del tema. Es la información desconocida, nueva, la que se
agrega a partir de lo conocido.

Para operar con la progresión temática y reconstruir el orden del texto, es necesario
reconocer el tema del párrafo y aislar cada uno de los comentarios que de dedican a ese
tema. Además para poder establecer que se inicia un nuevo tema se requiere consultar
con el resto de la representación temática que se ha ido construyendo.

Las siguientes preguntas pueden ayudar en este recorrido: ¿Sigue el párrafo hablando de
lo mismo?; ¿de qué está hablando ahora?; ¿qué se dice sobre este tema?

Ej: (extraído de Sanchez M.: “Los textos expositivos”, pág. 54).

Mamíferos

“Los mamíferos han tenido un gran éxito adaptativo. Los mamíferos son los animales más
extendidos por todo el planeta. Son también los que mejor han resistido los más variados
ambientes y , con los insectos, los más numerosos de cuantos habitan la Tierra.
HAY VARIAS RAZONES QUE EXPLICAN ESTE ÉXITO. LA PRIMERA CAUSA reside en
que los mamíferos tienen un gran cuidado de sus crías. De tal manera que las protegen
de los depredadores, se ocupan de su alimentación e, incluso, las instruyen. Las crías
están bajo la tutela de sus progenitores hasta que pueden sobrevivir por sí mismas. De
esta forma los mamíferos consiguen la continuidad de su especie a lo largo del tiempo.

OTRO FACTOR EXPLICATIVO reside en el extraordinario desarrollo de su cerebro, que


les permite aprender de la experiencia y, como consecuencia, adaptarse mejor que el
resto de los animales a los cambios del medio ambiente. El hombre es un buen ejemplo
de esta capacidad de adaptación.

FINALMENTE, OTRA DE LAS RAZONES DEL ÉXITO de los mamíferos es su capacidad


para mantener constante la temperatura interna de su cuerpo. Haga frío o calor en el
exterior, la temperatura de los mamíferos es constante, entre 35 y 39 grados. Así,
encontramos mamíferos en el desierto como el camello; en el polo, el oso polar; en el
fondo de los océanos, caso del cachalote; debajo de la tierra, como los topos, o en las
alturas de más de 6000 metros, caso del yak en el Tibet. Otra clase de animales, como es
el caso de los reptiles y anfibios, sólo pueden vivir en determinadas condiciones
ambientales”.

El hilo conductor reside en que todas las ideas o proposiciones aluden a lo mismo:
mamíferos. Este hecho convierte a mamíferos en el tema de esas proposiciones. En el
segundo párrafo se introduce un nuevo tema, se sigue hablando de los mamíferos, pero
de un aspecto específico de estos animales: el cuidado de sus crías. El tercer párrafo
comparte el mismo tema general: el desarrollo del cerebro. El cuarto y último hace alusión
a la temperatura corporal y sobre esto giran las ideas del párrafo.

Al comprender mamíferos no sólo se han enfrascado las ideas una a una, sino que se han
interconectado entre sí gracias a un elemento que aparece en todas ellas.

Conforme las distintas combinaciones de temas y remas, por lo general, se establecen


tipos básicos de progresión temática:

- Progresión temática lineal: El rema o comentario de un párrafo pasa a ser tema del
siguiente.
“Cortázar nos deleitó con “La noche boca arriba”. Este cuento presenta dos situaciones
agónicas. La agonía del motociclista y la agonía del indio nos llevan a la eternidad de la
muerte”.
- Progresión temática con un tema constante:
“La Argentina está ubicada en la parte más austral de América del Sur, tiene un extenso
territorio. Presenta los más diversos climas. Alberga una población de muy distintos
orígenes”.
- Progresión con temas derivados: A partir de un tema general se presentan temas
parciales.
“La Argentina tiene un extenso territorio. La mayor parte de la riqueza está concentrada
en la pampa húmeda. El norte tiene índices más elevados de pobreza. La población del
sur es muy escasa, hay amplios espacios deshabitados”.

Además de las relaciones temáticas entre las proposiciones, existen otro tipo de
relaciones entre una idea y otra: causales, motivacionales, descriptivas.

Por ejemplo:
Me acosté y me quedé dormido.
Hacía mucho calor. Así que me fui a la playa.
Entre las proposiciones se establecen relaciones semánticas que se evidencian a través
de un sistema léxicogramatical y de mecanismos de cohesión.
1.2. Recurrencia de significados.

Se logra por medio de la selección de vocabulario que hace el texto. Consiste en


reemplazar un elemento léxico por otro elemento léxico diferente. Se obtiene por dos
mecanismos:

Repetición, sinonimia, hiperonimia, hiponimia.


Por ejemplo:
-Pedro dejó los papeles sobre la mesa, pero José no supo qué hacer con los papeles.
Pedro dejó un jarrón sobre la mesa. A José le molestó el adorno y lo sacó.
(Hiponimia: relación que se establece entre palabras que pertenecen a un campo
semántico y la palabra que rige el campo semántico es hiperónima de las otras).

Contigüidad: consiste en el uso de términos correspondientes al mismo campo semántico.


Por ejemplo:
-Gran accidente en la ruta. Varias ambulancias transportaron a los heridos al hospital.

2. Procedimientos Gramaticales

2.1. Pronominalización

Se utilizan pronombres para establecer relaciones entre elementos presentes en el texto o


en el contexto. En este caso los pronombres personales, relativos, indefinidos, operan
como elementos de referencia.
Por ejemplo:
- Pedro y Juan son excelentes abogados. Ellos se dedican al derecho penal.
- Los pescadores y aquellos náufragos que recién habían sido rescatados de las aguas
permanecieron en el muelle. Unos cuidaban de sus lanchas, otros recibían los primeros
auxilios.

2.2 . Nominalización

Se emplean sustantivos abstractos derivados de verbos, a través de los cuales se remite


a formas verbales y argumentos expuestos anteriormente.
Por ejemplo:
- Los vecinos denunciaron haber sido víctimas de una estafa. La denuncia fue radicada en
el Juzgado Penal de la jurisdicción correspondiente.

2.3. Elipsis

Se omite un elemento que puede ser identificado por el contexto o cotexto.


Por ejemplo:
- Mañana vamos al cine.
- ¿Pablo va?
- El científico investigó sobre reactivos. Publicó su tesis en México.

2.4. Uso de conectores

Operan como conectores las conjunciones o frases conjuntivas coordinantes (o, y, pero,
por consiguiente, etc.), subordinantes (pues, que, aunque, si, si bien, etc.), preposiciones,
pronombres (esto, aquello, etc.) adverbios y frases adverbiales (probablemente,
generalmente, debido a, más tarde, etc.), adjetivos numerales y cardinales ( uno, primero,
en primer lugar), ciertas construcciones (en consecuencia, para finalizar, como
alternativa).
Relación entre ideas Conectores

Consecuencia entonces, en consecuencia, etc.


Causa por eso, por esa razón, a causa de, etc.
Ejemplificación por ejemplo, es decir, como, etc.
Oposición pero, sin embargo, aunque, al contrario, etc.
Orden en primer lugar, en último término, etc.
Resumen o conclusión en resumen, en conclusión, etc.
Semejanza del mismo modo, de la misma manera, etc.
Unión y, e, además, también, etc.
Tiempo más tarde, al día siguiente, a continuación, etc.

1.2.5. Estrategias de Jerarquización de la Información

Resumen

El resumen consiste en reducir un texto de forma que en él sólo estén presentes las ideas
más importantes del tema. Se consigue, a través de esta técnica, obtener una síntesis del
tema. El resumen resulta un medio muy eficaz y conveniente cuando se desea que los
conocimientos permanezcan durante un largo período de tiempo.

Por medio del resumen, los conocimientos se pueden ordenar de una manera sistemática
y organizada, favoreciendo esto el repaso de los temas.

Hay que tener en cuenta que un resumen no se limita a la simple enumeración de las
ideas. Estas se deberán desarrollar y relacionar entre sí. Lo ideal es que el resumen sea
lo más breve posible, no incluirá valoraciones personales ni se cambiarán las ideas que
se expresan en el texto.

Para elaborar un buen resumen, es conveniente tener en cuenta los siguientes pasos:
a) Lectura general del texto para tener una visión global de la temática.
b) Lectura detallada para comprender cada aspecto del tema a resumir.
c) Subrayar las ideas más importantes.
d) Relacionar todos los conceptos, es decir, descubrir la conexión que existe entre ellos.
e) Teniendo en cuenta lo subrayado, se escribirán las ideas más relevantes,
desarrollándolas de manera clara y breve.

Esquema

Se llama esquema a la síntesis escrita de las ideas de un texto, lección, etc., de una
manera ordenada, clara y lógica que permite la comprensión del tema a través de una
lectura global. Es el “esqueleto de un texto”. Por ello, sólo se podrá realizar un esquema
una vez que se haya estudiado a fondo el tema y se lo haya comprendido en profundidad.

El esquema es una ayuda muy útil en el momento del repaso, ya que permite descubrir
con un golpe de vista lo más importante de cada lección.

Diferentes tipos de esquemas

De desarrollo: Se expone sucesiva y jerarquizadamente cada idea. Responde al tipo de


texto informativo en el cual hay una primera idea principal y varias subordinadas.

I. ASPECTOS DEMOGRAFICOS
1.1. Mortalidad
1.2. Fecundidad
1.2.1. Nivel de Desarrollo
1.2.2. Estado Civil
1.3. Migración

II. SALUD Y NUTRICION


2.1. Recursos de salud
2.2. Nutrición
2.2.1. Niños
2.2.2. Adultos

De llaves: Existe una idea clave y, a partir de ella, van surgiendo las demás, mediante
llaves.

Mortalidad
Nivel de desarrollo
ASPECTOS DEMOGRAFICOS Fecundidad
Estado civil
Migración

Recursos de Salud
SALUD Y NUTRICION
Niños
Nutrición
Adultos

Las llaves pueden ser sustituídas por barras (esquemas de barras), o por flechas
(esquema de flechas), etc.

Para confeccionar un buen esquema, se recomienda seguir los siguientes pasos:


a) Lectura general o global.
b) Subrayado de las ideas principales.
c) Subrayado estructural, en el cual se anotarán los conceptos más importantes.
d) Subrayado de realce. Poner llamadas de atención.

El esquema carecerá de valor si no posee una correcta estructura. Es por ello que deberá
analizarse correctamente la presentación del mismo:
• Se deberá poder abarcar todo el esquema de un vistazo, por lo tanto, se ahorrarán
palabras y folios.
• La letra debe ser clara.
• Deberá distinguirse la idea principal de las demás mediante colores, subrayado, uso de
mayúsculas, etc.

Cuadro sinóptico

El cuadro sinóptico es una técnica de síntesis a partir de la cual se puede obtener una
visión global de un determinado aspecto de un tema o de una lección.

Las ventajas que posee el cuadro sinóptico son:


a) Se favorece un análisis claro y conciso.
b) Se organizan mejor las ideas.
c) Favorece la memorización.
d) Ayuda a repasar los temas.

El cuadro sinóptico es un cuadro de doble entrada, en el cual se especificarán las


características que se desean destacar.
Por ejemplo:

Animales ANFIBIOS REPTILES MAMIFEROS

Características

Aparato Larvas: bronquios. Pulmones Pulmones


Respiratorio Después: pulmonar
y cutánea.

Piel Glándula que la Cubierta de Con pelos y


mantiene plumas largas. diversos tipos
siempre húmeda. glándulas.

Corazón Doble e Incompleto. Cuatro cámaras


incompleto. Cuatro cámaras.
Posee tres cámaras, Dos aurículos.
dos aurículos Un ventrículo.
y un ventrículo.

Para realizar correctamente un cuadro sinóptico es conveniente seguir los siguientes


pasos:
a) Realizar una lectura global.
b) hacer un análisis de los aspectos tratados.
c) Elaborar un cuadro provisional.
d) Estudiar el tema.
e) Proceder a la realización del cuadro definitivo.

Mapas conceptuales

Un mapa conceptual es un recurso esquemático para presentar un conjunto de


significados conceptuales incluidos en una estructura de proposiciones. Los mapas
proporcionan un resumen esquemático de lo aprendido y ordenado de una manera
jerárquica. El conocimiento está organizado y representado en todos los niveles de
abstracción, situando los más generales e inclusivos en la parte superior y los más
específicos y menos inclusivos en la parte inferior.

El mapa conceptual es un gráfico, un entramado de líneas que confluyen en una serie de


puntos. En los mapas conceptuales los puntos de confluencia se reservan para los
términos conceptuales que se sitúan en una elipse o recuadro; los conceptos relacionados
se unen por una línea y el sentido de la relación se aclara con “palabras enlace”, que se
escriben con minúsculas junto a las líneas de unión. Dos conceptos, junto a las palabras-
enlace, forman una proposición.

Elementos fundamentales

El mapa conceptual posee tres elementos fundamentales:


a) El concepto: que es una regularidad en los acontecimientos o en los objetos que se
designa mediante algún término. Hacen referencia a acontecimientos y a objetos. Los
conceptos son las imágenes mentales que provocan en nosotros las palabras o signos
con los que expresamos regularidades.
b) Proposición: Consta de dos o más conceptos relacionados por palabras (palabras-
enlace) para formar una unidad de significado. En ella se afirma o niega algo de un
concepto.
c) Palabras-enlace: Son las palabras que sirven para unir los conceptos y señalar el tipo
de relación existente entre ambos.
Para entender mejor estos elementos veremos un ejemplo. En la frase: “El perro es
mamífero”, los dos términos conceptuales son “perro” y “mamífero”. Estos términos
conceptuales (conceptos) están enlazados con la palabra “es”. La unión de esos dos
conceptos con la palabra enlace forma la proposición: “el perro es mamífero”.

Características de los mapas conceptuales

Señalaremos tres características propias de los mapas conceptuales, que los diferencian
de otras estrategias de aprendizaje:

a) Jerarquización: Los conceptos están ubicados por orden de importancia o de


“inclusividad”. Los conceptos más inclusivos ocupan lugares superiores de la estructura
gráfica.
• En un mapa conceptual, un concepto aparece sólo una vez.
• En caso de tener relaciones cruzadas, conviene terminar las líneas de enlace con una
flecha para indicar la relación entre los conceptos.
b) Selección: Los mapas conceptuales constituyen una síntesis. Esto implica elegir
previamente los términos que hagan referencia a los conceptos en los que conviene
centrar la atención.
c) Impacto visual: Un buen mapa conceptual es conciso y muestra las relaciones entre
las ideas principales de un modo simple y vistoso, aprovechando la capacidad humana
para la representación visual.

1.3.- Toma de apuntes

Antes de empezar...
Mirá los apuntes que hasta el momento has tomado y calificálos siguiendo los siguientes
criterios:(de 1-deficiente a 6-muy buena)

1.-Contienen las ideas principales de la explicación


2.- Se ve el orden lógico de las ideas
3.- Limpieza
4.- Claridad en la letra, subrayados, etc.
5.- Orden
6.- Brevedad

Es probablemente la manera más común de elaboración de los materiales de estudio en


el salón de clases. Esta estrategia consiste en escribir información a partir de un texto,
una clase, una conferencia u otra actividad académica.
Esta actividad tiene dos funciones: una de almacenamiento y otra de codificación. En su
función de almacenamiento, la toma de apuntes facilita el recuerdo y la evocación. En su
función de codificación, esta estrategia es muy potente: obliga al estudiante a prestar más
atención, a reflexionar sobre la información para producir las notas y organizarlas de
alguna manera. Tales actividades para codificar la información y registrarla en una versión
distinta a la presentada originalmente, requieren un proceso más elaborado de la
información.
La toma de apuntes nos exige prestar atención y juzgar continuamente qué es lo más
importante de entre todo lo que el docente está diciendo. De este modo reducimos al
mínimo la dispersión y la divagación, que con tanta facilidad nos hacen perder un tiempo
valiosísimo y minimizan nuestro rendimiento.
En el apunte debemos anotar sólo las afirmaciones más importantes del expositor,
dejando constancia del hilo conductor de su argumentación. Si en algún momento su
discurso se aleja del tema que está desarrollando, debemos dejar de escribir y esperar
con atención el momento en el que lo retome.
Para la toma de apuntes es muy útil y práctico utilizar esquemas, cuadros, flechas u otros
signos. Ello permite escribir menos y ordenar el contenido de un modo más claro. La
práctica de esta técnica nos va dando la astucia necesaria para saber qué y de qué
manera anotar al presentar esquemas.
La técnica de toma de apuntes es valiosa incluso si el apunte tomado no se utiliza con
posterioridad, porque lo más importante no es el apunte, que puede en muchos casos
servir como material de estudio sino algo que tiene lugar en el mismo momento en que se
desarrolla la clase: nos ayuda a prestar atención y captar el mensaje central de la clase.
Eso solo ya es de sumo valor. Por ello, aunque tuviéramos la certeza de que luego de la
conferencia o de la clase vamos a perder el apunte, de todos modos la toma de apuntes
seguiría siendo una técnica recomendable para nosotros.

¿Cómo tomar apuntes?


Se dice que saber tomar apuntes estimula a los estudiantes, dirige y canaliza nuestro
aprendizaje. Sin embargo, es una tarea más difícil de lo que parece, por lo que requiere
un entrenamiento concreto y práctica.
Los apuntes pueden tomarse en forma de resumen si se explican conceptos lógicos o con
esquemas si hay mucha información, especialmente memorística.
Es fundamental estar atento al profesor, buscar las ideas claves de la explicación y
concentrar la atención en:

o Captar la lógica de lo que expone el profesor.


o Comparar lo que dice con lo que ya sabes.
o Buscar la utilidad de lo que explica.
o Resumir lo que el profesor va diciendo.

Conviene utilizar el subrayado y las mayúsculas para resaltar lo más importante. Sé


breve, abreviando las palabras, utilizando siglas o cualquier signo. Algún ejemplo puede
ser:

Igual..........= Siglo..........S.
Más que..........+ Menos que..........-
Hombre..........H Mujer........M.
Mayor.......> Menor..............<
Que......................q. Por.................x
Porque.......px
En los adverbios acabados en mente se añade al adjetivo un símbolo: rápida_; fácil_;
normal_

Procedimientos

 Escribir en un cuaderno de hojas intercambiables;


 Anotar fecha, materia y profesor, cada día, para poder coleccionar y ordenar mejor
los apuntes;
 Escribir sólo las cuestiones importantes:
 lo que indica el profesor que es importante
 lo que escribe en la pizarra
 las definiciones
 lo que más se repite, etc.
 Si se pierde el hilo de la explicación, pedir al profesor que lo repita;
 Si aún así no se entiende, dejar de tomar apuntes y centrar más aún la atención o
tomar notas de forma literal;
 Escribir con letra clara y dejar espacios en blanco;
 Repasar los apuntes en casa lo antes posible;
 Atender y remarcar verbos y sustantivos, ya que son los elementos fundamentales
de la oración y/o frase.
 Escribir en forma literal las definiciones y conceptos.
 Escribir textualmente nombres y fechas.

VENTAJAS.

Tener para siempre lo que nuestra memoria no retiene.


Se toman opiniones personales acerca de los aspectos de la materia.
Aprendemos a redactar las opiniones antes de exponerlas.
Se tiene a la mano en cualquier momento que se necesite. 

LIMITACIONES

Expresión confusa o incompleta..


Reproducción textual de lo dicho por el profesor.
Excesivos detalles. Debe recordarse que sólo se toman ideas principales.
Presentación del trabajo.
Escritura con letra ilegible.
Ausencia de datos importantes.
Gráficas o recuadros incompletos.
Falta de claridad.
Contenido incompleto.
Dejar nuestras ideas o lo que pensamos sin desarrollar.
Desorganización.
Ausencia de una forma esquemática en los apuntes.

1.4.- Preparación de exámenes

¿Cómo preparar un examen?

A) Antes del examen:

 Preparar y ordenar todo el material necesario para el examen;


 Leer rápidamente los temas de estudio para tener conciencia del trabajo a realizar,
distribuir el tiempo necesario y elegir las técnicas de estudio adecuadas;
 Seleccionar el material que hay que memorizar mecánicamente, como nombres,
fechas, textos que hay que citar textualmente, etc, para memorizarlos en
diferentes etapas del estudio;
 Estudiar imaginando en cada sesión de estudio cómo va a ser el examen;
 Realizar ejercicios simulados de examen, con preguntas, problemas y tiempo, lo
más parecido posible a la situación real;
 Consultar con el profesor o con los compañeros de clase, las cuestiones que no se
han comprendido; cerciorarse de los temas básicos y de la modalidad de examen
del profesor;
 En exámenes de cuestiones abiertas las preguntas pueden resumirse en tres
grandes bloques por orden de menor a mayor dificultad:

1. preguntas que se relacionan con los contenidos que deben ser memorizados, son
las que se introducen con palabras como definir, describir, enumerar, analizar, etc.
2. temas que deben comprenderse que suelen ir precedidos por verbos
como relacionar, comparar, resumir, etc.
3. valoraciones del tema, evidenciadas en palabras como juzgar, opinar, criticar, etc.
Se exige que los alumnos realicen aportaciones personales al tema

B) ¿Qué hacer durante el examen?

 Leer atentamente todas las preguntas;


 Repartir el tiempo de¡ examen por cada una de las cuestiones;
 Escribir en forma de esquema lo que se sabe de cada pregunta, pero sólo debe
dedicarse a esta tarea unos 1 0 minutos en un examen de una hora;
 Dedicar sólo el tiempo previsto a cada una de las preguntas; en caso de que no
haya tiempo, debe responderse sólo a los conceptos básicos de todas las
cuestiones, ya que de este modo resulta más fácil aumentar la puntuación;
 Corregir posibles errores y añadir conceptos que pudieran habernos pasado por
alto, repaso que conviene ser realizado 5´ antes de entregar el examen.

2. EL LENGUAJE DE LA CIENCIA

El fin de la ciencia consiste en determinar los principios que rigen el universo físico. No
obstante, la realización de progresos encaminados a este fin depende en gran medida del
lenguaje. Sólo es posible acceder a la base de conocimiento de una materia, de las que
todos los científicos dependen, si generaciones anteriores de científicos han conseguido
expresar sus resultados de modo preciso y carente de ambigüedades. De manera similar,
los científicos actuales deben cumplir las mismas normas lingüísticas al tratar de realizar
su propia contribución a esta base de conocimiento a fin de que sus compañeros
interpreten correctamente su trabajo y lo acepten. Los resultados de la investigación
tienen un valor limitado hasta que se redactan y publican.

La demanda de objetividad, investigación sistemática y medición exacta que impone la


metodología de la ciencia tiene varias consecuencias lingüísticas. Existe una
preocupación primordial por las oraciones impersonales, la expresión lógica y la
descripción precisa. Se evitan los comentarios emotivos, el humor, la expresión figurativa
y otros aspectos del lenguaje personal, excepto cuando los textos van destinados a los
profanos. La expresión matemática de relaciones favorece una amplia utilización de
números, operadores, letras y otros símbolos especiales que con frecuencia se utilizan en
combinaciones similares a palabras u oraciones ( como fórmulas, ecuaciones, etc.).

Es posible escribir largas secuencias de texto en forma logográfica, lo que da al lenguaje


de la ciencia su condición muy valorada de medio universal de expresión.

Vocabulario Y Gramática

El lenguaje científico ilustra varios rasgos importantes del vocabulario y la gramática,


además de su grafología distintiva. Sin duda, el más característico es el dilatado
vocabulario técnico que refleja la materia especializada de los dominios de investigación
científica. Las palabras cotidianas son demasiado vagas para muchos propósitos
científicos, por lo que es preciso inventar otras nuevas. Este vocabulario nuevo se basa
principalmente en préstamos del latín y el griego y muestra la influencia de las lenguas
clásicas durante el período de descubrimientos científicos que siguió al Renacimiento.
Contiene muchas expresiones compuestas, algunas de las cuales pueden ser
extremadamente largas y difíciles de pronunciar (en campos como el de la química) y
requieren una abreviatura para su uso práctico (un ejemplo familiar es TNT, abreviatura
de trinitolueno). En el otro extremo, algunos campos prefieren emplear palabras
cotidianas para identificar nuevas hipótesis y descubrimientos; así ocurre en especial en
la física de partículas contemporánea, donde encontramos términos técnicos como
extrañeza, aroma, color y encanto.

El vocabulario científico requiere además una actualización continua a la luz del proceso
de descubrimiento. De hecho, la ciencia es el principal lugar de nacimiento de nuevas
palabras de una lengua: la gran mayoría de las que se incluyen en un diccionario general
de inglés son términos científicos (o tecnológicos). Por ejemplo, se han descubierto más
de 750.000 especies de insectos; si se incorporan todos sus nombres al diccionario más
amplio conocido, éste aumentaría inmediatamente su tamaño al doble.

La gramática del lenguaje científico contiene también varios rasgos distintivos. A menudo,
las oraciones son largas y tienen una estructura interna compleja. La complejidad se
centra en los sintagmas nominales antes que en los verbales, pero probablemente el
rasgo gramatical más conocido es el uso de la construcción impersonal: se vierte la
mezcla... en lugar de vertimos la mezcla...

La intención que justifica este uso es clara: permite realizar una descripción impersonal
como la presentada en la que no mencione el agente (en contraposición al uso del
pronombre personal en la construcción activa correspondiente). Sin embargo, el uso
desmedido de oraciones impersonales en los textos científicos ha despertado
considerables críticas en los últimos años y en la actualidad existe una notable tendencia
a evitarlas. Por ejemplo, el Handbook for Chemical Society Authors (1961) recomienda:
“Antes de pasar a limpio cualquier artículo, es preciso que se examine para ver si no
podría mejorarse eliminando palabras abstractas y giros impersonales”. Pero no es
sencillo liberarse del peso del uso tradicional, como ilustra esta propia recomendación,
que emplea dos impersonales.

Un Ejemplo:

Este pequeño extracto (C.U.M. Smith 1972,p.77) ilustra el sesgo nominal del lenguaje
científico. Obsérvese el desarrollo notable de los sintagmas nominales a lo largo del texto:
“concepción de la estructura de la membrana”, “los extremos polares de las moléculas de
fosfolípidos”, “las cadenas laterales de aminoácidos de las proteínas”, “las cadenas de
hidrocarburos de los fosfolípidos”, “capa translúcida en el centro de la membrana”. En
contraste con esto los sintagmas son muy cortos y restringidos. En este fragmento
aparecen sólo los verbos “revelar, variar, ver, creer, depositar y tomar”. Nótese también el
uso de una palabra de la vida cotidiana (“sandwich”) como forma de ilustrar una situación
biológica.

Esta concepción de la estructura de la membrana nos ha sido revelada por la microscopía


electrónica. De hecho, la imagen de una membrana biológica, varía algo con los
diferentes métodos de preparación de la muestra. En la mayoría de los casos se puede
ver una estructura trilaminada, como un “sandwich”. Se cree que el tinte electrónico, por
ejemplo tetróxido de osmio se deposita sobre los extremos polares de las moléculas de
fosfolípidos, y quizás también sobre las cadenas laterales de aminoácidos de las
proteínas. En contraste con esto, las cadenas de hidrocarburos de los fosfolípidos no
toman la tinción, y son las responsables de la capa translúcida en el centro de la
membrana.

Universidad Blas Pascal - Derechos reservados