Está en la página 1de 4

¿Herramientas agrícolas

tradicionales o modernas?
Es común que cuando pensamos en herramientas agrícolas lo primero que nos
viene a la mente son potentes tractores o gigantes cosechadoras.
Y sí, la realidad es que las labores del campo cada vez están más estrechamente
relacionadas con la maquinaria agrícola pesada y los nuevos métodos de
producción.
Guía GPS: ¿Cuál es el mejor GPS agrícola para ti?

Los útiles manuales con los que nuestros antepasados labraban la tierra,
deshierbaban, fertilizaban, cosechaban o sembraban los cultivos típicos de la
península parecen en vía de extinción.

Punto a favor de las herramientas agrícolas


tradicionales
Sin embargo, herramientas agrícolas como la pala, escardilla, machete o
rastrillo no sólo luchan por mantenerse en el inventario de la agricultura
moderna. Varios de ellos están resurgiendo gracias a su capacidad para ayudar en
las labores agrícolas sin producir residuos o efectos ambientales que sí
producen las máquinas, como las emisiones de gases de sus motores
impulsados con combustibles fósiles
Por eso, más allá de las preferencias, a continuación os presentamos una lista de
las herramientas agrícolas tradicionales y modernas más utilizadas en la
agricultura.
¿Cuál elegir? Aunque generalmente unas sustituyen a las otras, la decisión se
debe tomar teniendo en cuenta la inversión que supone las herramientas
modernas (maquinaria) sobre las tradicionales, además de la productividad que
ofrezca y el impacto que cause al medio ambiente. Pero hay opciones para elegir.
¿Cuáles son las herramientas agrícolas
tradicionales?
A continuación detallamos cuales serían las herramientas tradicionales más
conocidas.
Pala para labrar la tierra
Este elemento, de resistente y filosa lámina de metal, es el aliado tradicional de
los agricultores para labrar o remover la tierra. Es muy versátil y nos puede
sacar de un apuro en cualquier momento, sin necesidad de utilizar las
máquinas pesadas que lo han sustituido como las excavadoras.
Pico para preparar la tierra para la siembra
Más puntudo y filoso que la pala, esta herramienta es fantástica para cavar en
terrenos duros, remover piedras, hacer zanjas o preparar los huecos en la tierra
para el sembrado.
Escardilla para remover la tierra
Tiene un extremo en forma de pala y su filo es cortante, ideal para remover la
tierra. Esta herramienta antigua ha evolucionado a materiales como el acero
inoxidable para evitar la corrosión y diseños más eficientes para lograr
una óptima preparación del terreno.
Machete, herramienta básica para el agricultor
Es difícil que este utensilio compuesto por un mango y una hoja de acero larga y
afilada quede en el olvido. Su practicidad para llevarlo a cualquier lado lo hace
casi irremplazable y una herramienta de bolsillo para el agricultor a la hora de
segar la hierba, cortar o podar las plantas o abrirse camino entre la maleza.
El versátil rastrillo
Aunque existen varios tipos de rastrillos, la función principal de esta barra
dentada es aflojar y nivelar el terreno. Utilizado también para recoger hojas,
césped o heno, el rastrillo tradicional ha evolucionado y de ser manual o halado
por bestias ha pasado a fijarse a los tractores.

¿Cuáles son las herramientas agrícolas


modernas?
A continuación detallamos cuales serían las herramientas modernas más
conocidas.
El Tractor, básico para todo agricultor
Es la máquina más utilizada y versátil dentro de la agricultura. Su potencia y
tamaño le permite trabajar en terrenos agrestes, arrastrando o remolcando los
aperos agrícolas.
Cosechadora, la maquinaria agrícola más eficiente
Con esta máquina se ha logrado disminuir el uso de la mano de obra y los costos
de producción debido a su capacidad de trabajo y precisión para recoger la
cosecha. Las cosechadoras son una garantía de eficiencia para el agricultor,
pues realizan el segado, trillado, la separación y limpieza del grano
simultáneamente.
Arado, para preparar bien el terreno
Es un equipo diseñado para hacer surcos y nivelar el terreno gracias a las
cuchillas que posee. Existen varios modelos según la necesidad: de vertedera, de
discos, superficial o de subsuelo.
Asperjadora, necesario para la fumigación
Es un elemento que ha evolucionado del manual al instalado en un tractor o
automotor. Se utiliza para fumigar y se compone de un tanque del líquido, bomba
de presión y la boquilla, principalmente.
Abonadora para el abono o fertilizante
Como su nombre lo indica, este equipo agrícola sirve para adicionar el abono o
fertilizante al terreno. Sus partes principales son la tolva o depósito donde se
carga el abono, el tubo de caída y el distribuidor.
¿Quieres probar el software de gestión agrícola de Agroptima para ser más
eficiente en tu explotación? Descárgalo ahora y pruébalo durante 15 días gratis.

La población mundial ha incrementado notablemente durante las últimas décadas y


como resultado también ha aumentado la demanda de alimentos. La tecnología
avanza a pasos agigantados en todos los sectores, por lo que la industria agricultora
no iba a ser menos, sufriendo una importante evolución entre la actividad tradicional
y la moderna. ¿Cuáles son las principales diferencias? La agricultura tradicional.
La finalidad de esta actividad siempre ha sido subsistir. Dicha técnica se caracterizaba por la
carencia de tecnificación y tecnología. De manera que su producción era escasa y se limitaba
para el propio consumo del agricultor y su familia.
Las herramientas básicas de esta labor eran la hoz, la azada o la pala, excepto en situaciones
extraordinarias donde el agricultor poseía un tractor. Aún así su rendimiento no era utilizado en
su máximo potencial.
En la actualidad, las personas que mantienen una agricultura similar siguen consiguiendo
resultados parecidos, debido a la exclusiva dependencia de las capacidades físicas de los
trabajadores.
Características:
Practicada en pequeñas propiedades utilizando técnicas rudimentarias, artesanales antiguas.
•Tiene como objetivo principal el autoconsumo, subsistencia o agregado familiar.
•Requiere mano de obra y en algunos casos ser impulsado por tractos como el uso de animales.
•fue utilizado por varias culturas (Policultura).
•Productividad y rendimiento bajo.
•Se necesita un control y estar permanentemente ocupado (intensivo).
•Elevado porcentaje de población agricola.
•Organización de tipo tribus o familiares.
•Conocimientos técnicos básicos para poder mantenerlo.

Agricultura moderna.
Frente a la técnica anterior, la agricultura moderna se caracteriza por el empleo de ciencia y
tecnología. Ahorrando recursos económicos y temporales e incrementando la cantidad y
calidad de los productos.
Este modelo de cultivo nace con la finalidad de responder a las necesidades de los mercados,
comercializando miles de toneladas. Dicho empleo de técnicas y maquinaria avanzada reducen
riesgos como la dependencia de factores climáticos o la mano de obra, incorporando sistemas
mucho más eficaces.
Características:
Es caracterizada por incorporar la ciencia y la tecnología para ser más eficiente.
•Ahorra recursos como tiempo y dinero logrando así una mayor producción en cantidad,
calidad y beneficios en general.
•Utiliza técnicas de automatización para reducir el riesgo de la dependencia eliminando así
problemas muy frecuentes como el clima y la acción de mano de obra.
•Se puede ahorrar mucho tiempo en acciones como la cosecha e incorporando maquinas de
tipo cosechadoras que trabajan automáticamente y con una alta eficiencia.
•El mantenimiento es más completo y minucioso respecto a los fertilizantes, control de plagas
entre otras.
•La capacidad productiva es mucho mayor y responde a las necesidades del mercado.

Evolución de la agricultura moderna y


agricultura tradicional.
Por los años 90, la brecha entre la producción de productos de cultivos tradicionales y
modernos era muy pareja sin mucha diferencia pero sin embargo a partir del año 2000 se
empieza a ver una cierta diferencia que empieza a subir de forma notable.
La agricultura moderna empieza a tomar forma donde los productos principalmente
exportables presentan un despegue importante, creciendo a una tasa promedio anual de 6,65%
mientras que la agricultura tradicional se mantenía a un ritmo mucho menor de un 2.20%.
Actualmente esta información sigue manteniendo esa gráfica y es probable que por la alta
demanda así como el rendimiento de la agricultura moderna esta siga subiendo de forma
considerablemente.