Está en la página 1de 1

LA CRUZ DE MOTUPE

Entre 1860 y 1865, el religioso de la orden franciscana Fray Juan de Abad vivió en el cerro
Chalpón, lugar que convirtió en un sitio de oración en su búsqueda por la santidad. Un día el
sacerdote decidió partir para visitar otros pueblos avisándole a los pobladores que había
dejado tres cruces talladas por él en la cima del cerro Chalpón, Cerro Rajado y Cerro Penachí.
Los pobladores salieron a buscar las cruces pero no las encontraron. Poco tiempo después se
recibió la noticia de que el padre Abab había fallecido víctima de la “uta” el 13 de octubre de
1866. La búsqueda de las cruces quedó en el olvido hasta que se vaticinó un cataclismo que
destruiría parte de la humanidad.La reacción del pueblo fue inmediata y se lanzó en la
búsqueda de las cruces con ayuda de los manuscritos del padre Abad. El 5 de agosto de 1868
un joven de 22 años, llamado José Mercedes Anteparra Peralta, encontró la venerada Cruz de
Motupe en la cima del cerro Chalpón incrustada en una gruta.El obispo de Trujillo de ese
entonces lo nombró primer mayordomo, tarea que tuvo hasta el final de sus días el 10 de abril
de 1921.

Sus costumbres
La tradición y fe por la Santísima Cruz de Chalpón se mantiene arraigada en diversos
puntos del país, principalmente en el norte. En el distrito de Bernal - Sechura, un total
de 19 réplicas, denominadas “medallitas”, son veneradas por grupos familiares y
amicales que se unen en una tradición arraigada congregando a miles de personas que
acompañan a Misa conjunta de estas “medallitas” y luego recorren en procesión esta
jurisdicción. Cada réplica ha sido traída desde Motupe, por devotos que llegaron hasta
la gruta del cerro Chalpón y canjearon su respetiva Cruz, la bendijeron y la tienen en
sus domicilios celebrándole anualmente su festividad en paralelo a la fiesta oficial que
se desarrolla en el departamento lambayecano. La festividad es acompañada con
bandas de músicos, fuegos artificiales, juegos populares, recuerdos y sobre todo
oraciones y Misa en agradecimiento y entrega a la fe pregonada hacia esta Cruz que
representa la muerte de Cristo y su entrega por salvar a la humanidad

Platos típicos
En Motupe se acostumbra comer la carne seca como desayuno y en las tardes el
delicioso cabrito como plato de fondo pero nada es igual sin un buen ceviche que lo
acompañe; estos platos son los que distingue a Motupe de los demás lugares ya que
tiene un sabor especial y único que los distingue.

Danzas
Trapiche y danza del oso

imagen

También podría gustarte