Está en la página 1de 1

LOS EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

Los Emiratos Árabes Unidos es uno de los países más ricos del mundo, sustentados en una economía
liberal y abierta con un elevado ingreso per-capita y un considerable superávit comercial anual. El
país está dentro de los 5 países en el mundo en cuanto a ingreso per-capita.

La riqueza de los Emiratos Árabes Unidos está en gran medida basada en la explotación del petróleo
y gas natural, que representan alrededor del 20% de su PIB. Esta nación árabe es el primer productor
del Golfo Pérsico rebasando a Arabia saudita e Irán.

Los Emiratos Árabes Unidos es un importante productor de petróleo, que figuran como séptimo a
nivel mundial en el total de reservas probadas de ambos. Abu Dhabi cuenta con la mayoría de las
reservas de petróleo y gas natural seguido de Dubái y pequeñas cantidades en Sharjah y Ras Al
Khaimah. el país es también miembro de la organización de Países Exportadores de Petróleo.

También tienen las séptimas mayores reservas de gas natural a nivel mundial, después de Rusia,
Iran, Qatar, Arabia Saudita, Turkmenistán y Venezuela. La mayoría de la electricidad generada en
los Emiratos Arabes Unidos utiliza gas natural como materia prima, obligando al gobierno a buscar
cada vez mayores volúmenes para compensar el aumento de la demanda seguido de la expansión
económica y el crecimiento de la población.

ECONOMÍA DE LOS EMIRATOS


Cada uno de los miembros de los EAU tiene sus propias características. Predomina el emirato de
Abu Dabi, capital del grupo, que ocupa el 86% del territorio, con sus inmensas reservas y producción
petrolera, y que aporta el 60% del PIB. Dubái, por su parte, se distingue por su actividad turística y
cientos de hoteles con una oferta de 94 mil cuartos; aporta 26% de los ingresos de los EAU. Sharjah
sobresale por su actividad cultural y administrativa, y por su aeropuerto.

Los EAU se cuentan entre los cinco países con mayor ingreso per cápita del mundo. La PPP de los
EAU fue de 596 mil millones de dólares en 2014, y de 641 mil 900 millones de dólares en 2015, lo
que los coloca en el lugar 33 en la economía mundial. Con una tasa bruta de ahorro en 2014 de 27%
del PIB. El consumo, por su parte, fue de 55% del PIB.
Con el fin de corregir la excesiva dependencia en el petróleo, los emires optaron por una estrategia
gubernamental centrada en diversificar la economía e intensificar los programas de educación.
Según el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), mucho se ha avanzado,
aunque alrededor de 25% del PIB de la zona sigue relacionado con el petróleo.
El crecimiento del PNB fue de 4.6% en 2014, y bajó a 3% en 2015. La industria aportó el 12% del PNB
de los Emiratos; los servicios, 55%, y la agricultura, menos del 1%. De acuerdo con Comce, 86% de
las inversiones proceden de fuentes locales, 11% de inversión extranjera y 3% de los países del Golfo.

Las principales industrias no petroleras, concentradas en Abu Dabi, Dubái y Sharjah, producen
artículos de aluminio, químicos, plásticos y textiles.