Está en la página 1de 2

DANZAS MUESTRAN DIVERSIDAD CULTURAL

Perú es rico en bailes típicos, propios de las tres marcadas regiones del país Costa, Sierra y Selva

Perú es uno de los países con el más variado número de danzas


folclóricas. Sólo para tener una idea en Puno, uno de los 24
departamentos de esa nación, que limita con Bolivia, existen 350
bailes registrados, según fuentes de turismo.

La danza tradicional es una de las expresiones culturales más


importantes y ricas, que permite la transmisión profunda de los
sentimientos, ideas, relaciones sociales, espiritualidad, amor al trabajo y al entorno.

Las danzas en el Perú mezclan las expresiones indígenas con las que trajeron los españoles.
Algunas de las clasificaciones son: agrícolas y ganaderas, carnavalescas, religiosas, ceremoniales,
de salón, de caza y de guerra.

Entre los bailes que más se conocen se encuentran


la marinera, que se baila con pañuelo en mano y
tiene variaciones según la región. Hay “Marinera
Norteña”, “Marinera Limeña” y “Marinera Puneña”,
entre otras. La limeña recae en la categoría de baile
de salón.

Otra de las danzas que se reconocen a nivel internacional es el “Huaylash”, una danza alegre de la
sierra, definida como danza de comparsa de parejas, cuyo origen tuvo un carácter ritual mítico
religioso, mezclada con la clasificación de agrícola.

Además, se conoce el baile de “Danzantes de Tijeras”, de carácter ceremonial, es reconocido por


el encanto maravilloso de sus movimientos acrobáticos al compás de tijeras —que lleva el
danzante en ambas manos— arpa y violín.

Típico de los pueblos de Ayacucho, Huancavélica y Apurimac.

En la lista de danzas afroperuanas se encuentra el “Festejo”, una


danza picaresca y erótica festiva vinculada al rito de amor como un
acto de virilidad y juventud. También el “Alcatraz”, una imitación del
andar pendulante del ave costeña alcatraz (Guanay) posiblemente
por los movimientos pélvicos-ventrales que realizan los bailarines.

Le sigue “La Diablada Puneña”, que es de carácter religioso con una


gran cantidad de personajes a manera de gran comparsa. En la región de la selva también hay
variedad de danzas. “La Fecha” es una de ellas. Vibrante y frenética en sus movimientos, refleja al
joven nativo en todo esplendor y fortaleza. Fuente: arteperu.org
DANZAS MUESTRAN DIVERSIDAD CULTURAL

Perú es rico en bailes típicos, propios de las tres marcadas regiones del país Costa, Sierra y Selva

Perú es uno de los países con el más variado número de danzas


folclóricas. Sólo para tener una idea en Puno, uno de los 24
departamentos de esa nación, que limita con Bolivia, existen 350
bailes registrados, según fuentes de turismo.

La danza tradicional es una de las expresiones culturales más


importantes y ricas, que permite la transmisión profunda de los
sentimientos, ideas, relaciones sociales, espiritualidad, amor al trabajo y al entorno.

Las danzas en el Perú mezclan las expresiones indígenas con las que trajeron los españoles.
Algunas de las clasificaciones son: agrícolas y ganaderas, carnavalescas, religiosas, ceremoniales,
de salón, de caza y de guerra.

Entre los bailes que más se conocen se encuentran


la marinera, que se baila con pañuelo en mano y
tiene variaciones según la región. Hay “Marinera
Norteña”, “Marinera Limeña” y “Marinera Puneña”,
entre otras. La limeña recae en la categoría de baile
de salón.

Otra de las danzas que se reconocen a nivel internacional es el “Huaylash”, una danza alegre de la
sierra, definida como danza de comparsa de parejas, cuyo origen tuvo un carácter ritual mítico
religioso, mezclada con la clasificación de agrícola.

Además, se conoce el baile de “Danzantes de Tijeras”, de carácter ceremonial, es reconocido por


el encanto maravilloso de sus movimientos acrobáticos al compás de tijeras —que lleva el
danzante en ambas manos— arpa y violín.

Típico de los pueblos de Ayacucho, Huancavélica y Apurimac.

En la lista de danzas afroperuanas se encuentra el “Festejo”, una


danza picaresca y erótica festiva vinculada al rito de amor como un
acto de virilidad y juventud. También el “Alcatraz”, una imitación del
andar pendulante del ave costeña alcatraz (Guanay) posiblemente
por los movimientos pélvicos-ventrales que realizan los bailarines.

Le sigue “La Diablada Puneña”, que es de carácter religioso con una


gran cantidad de personajes a manera de gran comparsa. En la región de la selva también hay
variedad de danzas. “La Fecha” es una de ellas. Vibrante y frenética en sus movimientos, refleja al
joven nativo en todo esplendor y fortaleza. Fuente: arteperu.org