Está en la página 1de 15

Como parte de las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional a través del Decreto de

declaratoria del Estado de Emergencia, los ciudadanos venezolanos que sean esposos o
compañeros permanentes de los colombianos que fueron deportados, expulsados o
retornados desde Venezuela, podrán tramitar un Permiso Especial de Ingreso y
Permanencia, para luego solicitar la nacionalidad colombiana por adopción, si así lo
desean.

Al acercarse a tramitar el respectivo permiso, los venezolanos, esposos o compañeros


permanentes de los colombianos retornados, deportados o expulsados de Venezuela,
deberán aportar los siguientes documentos:

1. Copia del certificado expedido por la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres,
en el que consta que el cónyuge o compañero permanente del nacional venezolano se
encuentre inscrito en el Registro Único de Damnificados (RUD).

2. Copia de la Cédula de ciudadanía o pasaporte expedido por la República Bolivariana


de Venezuela.

3. Copia de documento, expedido por Colombia o por Venezuela, que demuestre el


vínculo matrimonial o la unión marital de hecho con el nacional colombiano inscrito en el
Registro Único de Damnificados (RUD).

4. Copia de la cédula de ciudadanía colombiana del cónyuge o compañero permanente.

- Ciudadanos colombianos retornados con su núcleo familiar (que puede incluir


venezolanos previos los trámites de registro, nacionalización u obtención de visa de
cónyuge), que acceden de manera priorizada a la afiliación en salud (Régimen
Subsidiado) a través de un listado censal en cada Alcaldía.

- Para realizar la afiliación de su núcleo familiar, se deben presentar los


respectivos documentos de identificación, así como aquellos que acrediten el
parentesco con el cotizante (para aquellos con capacidad de pago afiliados al régimen
contributivo) o la persona cabeza de familia en el caso del régimen subsidiado.

- Ciudadanos extranjeros que cuenten con documento válido de afiliación (Cédula de


extranjería, pasaporte, carné diplomático o salvoconducto de permanencia / Pasaporte de
la Organización de las Naciones Unidas para quienes tengan la calidad de refugiados o
asilados / Pasaporte para menores de siete (7) años). También para ciudadanos
venezolanos, es válido el Permiso Especial de Permanencia (PEP).

- Para personas con capacidad de pago, se afilian en cualquier EPS (aseguradora) al


régimen contributivo.

- Aquellos sin capacidad de pago deben solicitar la aplicación de la encuesta


Sisbén (en la alcaldía del municipio); en caso de ser clasificados como nivel I o II,
podrán acceder a la afiliación al régimen subsidiado a través de la Secretaria de
Salud del municipio.

- Los miembros de grupos indígenas que son reconocidos por una autoridad indígena
legítima, como parte de su comunidad y que habiten en Colombia, a través del auto censo
de dicha autoridad, y su afiliación será al Régimen subsidiado como población especial.

- Venezolanos regulares, sin capacidad de pago (como cabezas de familia o parte de


un núcleo familiar): una vez aplicada la encuesta Sisbén, podrán seleccionar una EPS
subsidiado en el municipio de residencia para afiliarse al régimen subsidiado.

- Venezolanos regulares con capacidad de pago o formalmente trabajando: deberán


afiliarse al régimen contributivo a la EPS que considere.

En las EPS del régimen contributivo y en las secretarias de salud, para el régimen
subsidiado.
• Aliméntese en forma saludable y variada.

• Coma 5 porciones entre frutas y verduras frescas de distintos colores, cada día, ya que
contienen vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes que ayudan a prevenir
enfermedades del corazón y diversos tipos de cáncer.

• Consuma 3 veces en el día lácteos bajos en grasa y azúcar, para fortalecer su huesos.
Estos contienen proteínas, calcio y vitaminas.

• Disfrute de 4 comidas diarias junto a su familia y haga de su alimentación un momento


grato y placentero.

• Al comprar sus alimentos, lea y compare las etiquetas, prefiriendo los que tengan menos
grasas, azúcar y sal (sodio).

• Coma alimentos con poca sal y retire el salero de la mesa.

• Elimine el azúcar, dulces, bebidas y jugos azucarados.

• Cuide su corazón evitando frituras y alimentos con grasas como las cecinas, embutidos
y mayonesa.

• Coma pescado al horno o a la plancha, 2 veces a la semana ya que contiene proteínas y


minerales. Los pescados como el salmón, jurel, sardinas o atún, contienen omega 3 que
contribuyen a disminuir el colesterol en la sangre.

• Consuma legumbres al menos 2 veces por semana, si se comen con cereales como
arroz o fideos pueden reemplazar a la carne, aportando menos grasa. No se recomienda
mezclar con cecinas o longanizas.

• Las legumbres contienen proteínas, minerales, vitaminas y fibra que contribuye a reducir
los niveles de colesterol en la sangre y facilita la digestión.

• Tome 6 a 8 vasos de agua al día, le ayuda para hidratarse aunque no sienta sed. El
agua favorece la eliminación de toxinas de su organismo y le asegura un buen
funcionamiento. Regula la temperatura corporal y es un aporte natural para el cuidado de
tu piel.

La actividad física es todo movimiento del cuerpo que hace trabajar a los músculos y
requiere más energía que estar en reposo. Caminar, correr, bailar, nadar, practicar yoga y
trabajar en la huerta o el jardín son unos pocos ejemplos de actividad física. El
Sedentarismo: Es la falta de actividad física regular, definido como: menos de 30 minutos
diarios de ejercicio regular y menos de 3 días a la semana.
La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos
sanguíneos (arterias) como resultado de la función de “bombeo” que tiene el corazón, el
volumen sanguíneo, la resistencia de las arterias al flujo y el diámetro de la luz arterial. Se
mide con un aparato denominado esfigmomanómetro, apoyado con la ayuda de éste se
expresa en (mm) de (Hg) mediante dos cifras. La cifra mayor corresponde a la presión
sistólica, que se produce cuando el corazón se contrae y la sangre ejerce mayor presión
sobre las paredes de las arterias. La cifra menor representa la presión diastólica que se
produce cuando el corazón se relaja después de cada contracción, por lo que la presión
que ejerce el flujo de sangre sobre las paredes de las arterias es menor. Se dice que una
persona tiene hipertensión arterial cuando la presión sistólica es igual o mayor de 140 mm
de Hg y la presión diastólica es igual o mayor de 90 mm de Hg.

¿Qué la ocasiona?

Algunas condiciones propias de cada persona, pueden favorecer el desarrollo de la


hipertensión arterial. A estas condiciones

se les conoce como factores de riesgo. (2)

Los factores de riesgo para desarrollar hipertensión


arterial son:

• Exceso de peso

• Falta de actividad física

• Consumo excesivo de sal y alcohol

• Ingesta insuficiente de potasio

• Tabaquismo

• Estrés

• Presión arterial fronteriza (130-139/85-89 mm de Hg), antecedentes familiares de


hipertensión

• Tener más de 60 años de edad

Las personas que presenten factores de riesgo deberán efectuar los cambios necesarios
en su estilo de vida.

¿Cómo se manifiesta la hipertensión arterial?


Algunas personas presentan dolor de cabeza, visión borrosa, mareo, zumbio de oídos,
nerviosismo y cansancio. En otros la elevación de la presión arterial no produce síntomas,
pero sí aumenta el trabajo del corazón, lo debilita al paso del tiempo y aumenta el riesgo
de alguna complicación.
Para comprender la gravedad de las
implicaciones del hacinamiento, se debe
comprender concretamente la estructura familiar
y como se desenvuelve, la familia es un grupo
natural que a través del tiempo han generado
cambios en su núcleo familiar. Hoy en día, el
hacinamiento familiar es un fenómeno muy
común en los grandes centros urbanos. Esto es
así debido a que es cada vez mayor la cantidad
de gente que se concentra en estos espacios a
pesar de que el centro urbano en sí no puede
asegurar los servicios y derechos básicos para todos sus habitantes, esto nos habla de la
relación que hay entre las personas que viven en un espacio determinado con ciertas
características, como cuantas personas viven en una casa y cuantos cuartos tenga la
casa y el espacio de cada cuarto.

 El hacinamiento puede
provocar daños a la salud como
enfermedades físicas o
mentales alteraciones en el
desarrollo de la personalidad.
"Vivir en espacios pequeños
incrementa el estrés y reduce
las defensas naturales de la
gente, debido a que las
personas se 'estorban' entre sí”.
 Las condiciones económicas
han propiciado en cierta parte
el hacinamiento donde ninguno
de sus integrantes forma parte
de la población ocupada.
 El fenómeno del hacinamiento es muy problemático ya que significa que muchas
personas viven en muy malas condiciones de hábitat y que estos problemas
pueden fácilmente permitir la circulación de enfermedades, de violencia, de
delincuencia, de agresividad, de conflictos, etc.
 No tener amigos de otras religiones.
 Pueden tomar licor, pero no embriagarse.
 No pueden entrar a discotecas, ni casinos, ni algún otro lugar nocturno.
 No decir malas palabras.
 No vestir de manera indecente.
 Día de reposo enforzado rigurosamente, ya sea sábado o domingo (Col.
2:16).
 Confesión obligatoria de todo pecado personal a un discipulador.
 Diezmo obligatorio (2 Co. 8:12; 9:7)
 Prohibición del uso de algunos o todos los instrumentos en la adoración.
 Prohibición de celebrar ciertas fechas del año – Navidad, por ejemplo (Col.
2:16).
 Si un miembro de la congregación cae en pecado, la iglesia NO trata con
esta persona en amor, con firmeza y de acuerdo con los principios bíblicos
(Gá. 6:1). La iglesia tolera la continua presencia de individuos que son
piedra de tropiezo para el resto de la congregación sin tomar pasos para
corregir la situación (1 Co. 5:5; He. 10:24; 1 Co. 5:6,7; 2 Co. 2:6,7).
 Se le atribuye la responsabilidad a un demonio por todas las obras de la
carne y vicios tales como: idolatría, envidia, fornicación, adulterio,
contiendas, pleitos, celos, tabaco, alcohol, drogas, pornografía, etc. En
otras palabras, ven un demonio detrás de cada arbusto. La Biblia enseña,
por el contrario, que todas estas cosas son obras de la carne (Gá. 5:19-21).
Además, los cristianos no pueden ser poseídos por demonios (1 Co. 3:16; 1
Jn. 4:4).
La prevención tanto de la caries como de la enfermedad periodontal pasan por el control del
biofilm oral. Es verdad que si no hay dientes en la boca, difícilmente se podrán adherir las
proteínas de la saliva a su superficie y después ser colonizadas por las bacterias, pero se han de
considerar dos situaciones muy concretas:

 Aquellas personas que llevan prótesis completas, donde también se adhieren las proteínas
salivares que, posteriormente, se ven colonizadas por bacterias y levaduras, formándose
el biofilm oral sobre la prótesis. Esta microbiota bacteriana produce toxinas y puede crear
irritación de los tejidos blandos, lo que conocemos como palatitis o estomatitis protésica.
También hay autores que, además, consideran como factor predisponente los
microtraumatismos causados por las prótesis, especialmente las que están mal ajustadas.
 Aquellas personas que llevan prótesis parciales removibles, donde el acúmulo de biofilm,
aparte de las irritaciones de los tejidos blandos, puede crear problemas como caries en los
dientes naturales que les sirven de retención para la estabilidad de las prótesis.

 La eliminación diaria y cuidadosa del biofilm en la cavidad oral y en las dentaduras; es de


suma importancia para reducir cuadros de estomatitis protésica.
 Para reducir infecciones por bacterias y hongos los pacientes que usan prótesis deben
realizar lo siguiente:
1. Limpiar diariamente las prótesis dentales, cepillándolas y sumergiéndolas en un limpiador
de dentaduras no abrasivo (comprimidos limpiadores Fittydent®), ya que el dentífrico
puede dañar el material de la prótesis.
2. Los limpiadores de prótesis sólo deben utilizarse fuera de la boca.

3. Las prótesis deben lavarse a fondo antes de colocarse en la cavidad oral. Siempre hay que
seguir las instrucciones de uso del producto.
4. Las dentaduras postizas nunca se deben poner en agua hirviendo, no deben sumergirse en
blanqueadores de hipoclorito sódico, cloro, o en productos que lo contengan, durante más
de 10 minutos, pues podrían estropearse.
5. Cuando las dentaduras postizas no estén en la
cavidad oral, deben permanecer sumergidas en
agua después de la limpieza para evitar que se
deformen.

Cuando se usan adecuadamente, pueden mejorar la


retención y estabilidad de las prótesis dentales y ayudar a impedir la acumulación de partículas de
alimentos por debajo de la prótesis.

 Son necesarios más estudios sobre los efectos que tienen los adhesivos para dentaduras
postizas en los tejidos de la boca si se utilizan durante más de 6 meses. Por lo tanto, en
caso de utilizar de forma prolongada adhesivos para dentaduras postizas, el odontólogo o
el higienista dental deben evaluar de forma periódica la calidad de la dentadura y los
tejidos en que se apoya.
 El uso indebido de adhesivos que contienen zinc puede tener efectos adversos sistémicos,
por lo que deben evitarse como medida de precaución.
 Los adhesivos sólo deben utilizarse en la medida justa para proporcionar una retención y
estabilidad adecuadas a las prótesis.
 Es necesario retirar los adhesivos de las prótesis cada día, así como comprobar que no
queden restos de ellos en la cavidad oral.
 Si para alcanzar el mismo nivel de retención de la prótesis se necesita cada vez más
cantidad de adhesivo, el paciente debe acudir a la consulta del dentista para que se evalúe
el ajuste y la estabilidad de la prótesis.

Los pacientes que llevan dentaduras postizas deben acudir anualmente a la consulta del dentista
para el óptimo mantenimiento de la prótesis y para evaluar las posibles lesiones orales y la pérdida
de hueso, así como la salud oral.
La dieta mediterránea se basa en el consumo de alimentos frescos y naturales como aceite de
oliva, frutas, vegetales, legumbres, frutos secos, vinagre, cereales, pescados, leche y queso, siendo
necesario evitar productos industrializados como salchichas, comida congeladas y prefabricadas.

Esta dieta en verdad es un tipo de alimentación que ayuda a cambiar el estilo de vida, y no
siempre es necesario que sea baja en calorías para ayudar a bajar de peso, ya que ayuda
naturalmente a mejorar el metabolismo y favorecer el control de peso.

Para hacer la dieta mediterránea se debe alterar la alimentación de la siguiente forma:

1. Evitar productos industrializados

La alimentación tiene que ser en mayor proporción a base


de productos naturales, principalmente de origen vegetal
como aceite de oliva, arroz integral, soja, huevos y leche.
Retirar los productos industrializados ayudará a disminuir la
producción de toxinas en el organismo, reducir la
inflamación y combatir la retención de líquidos, ayudando
naturalmente a disminuir la hinchazón.

2. Consumir pescado

Se debe consumir pescados por lo menos 2 veces por semana, ya que son fuentes de proteínas y
de grasas buenas como omega-3, que actúa como antiinflamatorio, ayudando a aliviar dolores en
las articulaciones, mejorar la circulación sanguínea, aumentar el colesterol bueno y disminuir el
malo y previene las enfermedades cardíacas. Conozca los Beneficios del consumo de alimentos
ricos en omega-3.

3. Aceite de oliva y grasas buenas

El aceite de oliva y los aceites vegetales como el aceite de canola y de linaza son ricos en grasas
buenas para el corazón, ayudando a controlar el colesterol y a prevenir enfermedades
cardiovasculares. Para obtener los beneficios, se debe agregar aceite de oliva en las comidas ya
listas, consumiendo un máximo de 2 cucharadas por día. Otras fuentes de grasas buenas son las
aceitunas y los frutos secos como maní, nueces, almendras y avellanas, los cuales deben ser
consumidos 1 a 2 raciones por día.

4. Alimentos integrales
La dieta mediterránea es rica en alimentos integrales
que incluyen: cereales como la avena, centeno y
cebada; arroz integral; pasta integral; y panes
integrales, los cuales son alimentos ricos en fibras,
vitaminas y minerales que mejoran el
funcionamiento del organismo, combaten el
estreñimiento y disminuyen la absorción de azúcares
y grasas en el intestino. Además de esto, también es
rica en granos con alto contenido de proteína como
frijoles, soja y garbanzos, que también ayudan a
fortalecer los músculos y mejorar el metabolismo.

5. Frutas y verduras

Aumentar el consumo de frutas y vegetales es un punto muy importante en esta dieta, ya que
proporcionan fibras, vitaminas y minerales para el organismo, causando mayor sensación de
saciedad y favoreciendo la pérdida de peso. Vea recetas de 7 Jugos detox para bajar de peso y
limpiar el organismo.

6. Leche y derivados descremados

Para mejorar la alimentación y disminuir el consumo de grasa, se debe preferir el uso de leche
descremada, yogur natural y quesos blancos como ricotta y cottage, o escoger las versiones bajas
en grasa de los productos, siempre teniendo atención de leer el etiquetado nutricional.

7. Vino

Beber 30 cc de vino a diario está demostrado que ayuda a la salud del corazón, esto debido a su
elevado contenido de polifenoles como el resveratrol, una sustancia rica en antioxidante, que
ayuda a cuidar los vasos sanguíneos. Debe beberse con moderación el alcohol en exceso trae
efectos negativos a la salud.

La dieta mediterránea no es solamente una dieta para perder peso, es más un estilo de vida que
está presente en los países que se encuentran alrededor del mar mediterráneo. Sus principales
beneficios para la salud son:

Menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades


degenerativas;

Protege al organismo de la aterosclerosis y de la trombosis;

Es una versión más económica;


Contiene más nutrientes que los alimentos industrializados, proporcionando una mayor cantidad
de vitaminas y minerales;

Hace que la alimentación sea más variada, siendo excelente para el paladar de los niños, haciendo
con que sea más fácil que ingieran vegetales y ensaladas.

Para llevar el estilo de vida de la dieta mediterránea se debe consumir a diario frutas y alimentos
de origen vegetal, frescos, no procesados, de la época y preferiblemente de producción local.
Siendo preferible comprarlos en pequeños mercados o fruterías.