Está en la página 1de 40

Rommel A.

Vicini
Osvaldo M. Micheloud

SMART GRID
Fundamentos, tecnologías y aplicaciones
Smart Grid

Fundamentos, tecnologías y
aplicaciones

Rommel A. Vicini
Osvaldo M. Micheloud

$XVWUDOLDä%UDVLOä&RUHDä(VSD³Dä(VWDGRV8QLGRVä-DSµQä0«[LFRä5HLQR8QLGRä6LQJDSXU
Smart grid, fundamentos, tecnologías y © D.R. 2012 por Cengage Learning Editores, S.A. de C.V.,
aplicaciones, una Compañía de Cengage Learning, Inc.
Micheloud, Osvaldo M./Rommel Vicini Corporativo Santa Fe
Presidente de Cengage Learning Av. Santa Fe núm. 505, piso 12
Latinoamérica: Col. Cruz Manca, Santa Fe
Fernando Valenzuela Migoya C.P. 05349, México, D.F.
Cengage Learning™ es una marca registrada
Director Editorial, de Producción usada bajo permiso.
y de Plataformas Digitales para
Latinoamérica: DERECHOS RESERVADOS. Ninguna parte de
Ricardo H. Rodríguez este trabajo amparado por la Ley Federal del
Derecho de Autor, podrá ser reproducida,
Gerente de Procesos para
transmitida, almacenada o utilizada en
Latinoamérica:
cualquier forma o por cualquier medio, ya sea
Claudia Islas Licona
gráfico, electrónico o mecánico, incluyendo,
Gerente de Manufactura para pero sin limitarse a lo siguiente: fotocopiado,
Latinoamérica: reproducción, escaneo, digitalización,
Raúl D. Zendejas Espejel grabación en audio, distribución en Internet,
distribución en redes de información o
Coordinador de Manufactura: almacenamiento y recopilación en sistemas
Rafael Pérez González de información a excepción de lo permitido
Editores: en el Capítulo III, Artículo 27 de la Ley Federal
Sergio R. Cervantes González del Derecho de Autor, sin el consentimiento
Jorge Manzano Olmos por escrito de la Editorial.

Diseño de portada: Datos para catalogación bibliográfica:


Jorge Manzano Olmos Micheloud, Osvaldo M. / Rommel Vicini
Smart grid, fundamentos tecnologías y aplicaciones
Imagen de portada:
ISBN: 978-607481736-2
Jorge Manzano Olmos
Composición tipográfica: Visite nuestro sitio en:
JL Mau-Ro Impresos, Servicios Editoriales http://latinoamerica.cengage.com

Impreso en México
1 2 3 4 5 6 7 15 14 13 12
Contenido

1 Introducción 1

2 Smart Grid 5
2.1 Competencias a alcanzar con el estudio del presente capítulo 6
2.2 Balance de energía en los sistemas eléctricos 7
2.3 Infraestructura de medición avanzada 8
2.4 Señales de precios en tiempo real 9
2.4.1 Ejemplo: Cálculo de facturación mensual con tarifa plana
en Estados Unidos 11
2.4.2 Ejemplo: Cálculo de facturación mensual con tarifa variable 15
2.4.3 Ejemplo: Cálculo de facturación mensual con tarifa variable,
haciendo uso inteligente del desplazamiento temporal de cargas 17
2.4.4 Ejemplo: Cálculo de facturación mensual con tarifa plana
en México 19
2.4.5 Ejemplo: Cálculo de facturación mensual con tarifa variable,
caso hipotético en México 20
2.5 Electrónica de potencia 23
2.6 Redes de comunicación 24
2.7 Control de demanda 25
2.7.1 Dispositivos Smart 26
2.8 Sistemas de computación avanzados 26
2.9 Almacenamiento de energía 26
2.9.1 Sistema de baterías 29
2.9.2 Ruedas de inercia o flywheels 37
2.9.3 Supercapacitores 39
2.9.4 Almacenamiento de energía magnética por superconducción 40
2.10 Impacto de la electrificación del transporte público en los sistemas
eléctricos actuales 41
2.10.1 Vehículos eléctricos e híbridos utilizados 41
2.10.2 Perfil de carga residencial 43
2.10.3 Vehículos utilizados 44
2.10.4 Impacto en el perfil de demanda
EU-27 45
2.10.5 Generación distribuida utilizando celdas de combustible
de óxido sólido 48
2.10.6 Comentarios 50
2.11 Tecnologías aplicadas en Smart Grids y algunos ejemplos
de proyectos pilotos 50
2.11.1 Recierre por pulsos 50
2.11.2 Electrodomésticos inteligentes 52
2.11.3 Cargador de vehículos eléctricos 52
2.11.4 Proyecto piloto en Bronsbergen, Holanda 53
2.11.5 Circuito Avanti, proyecto piloto en California, Estados Unidos 54
2.11.6 Proyecto Telegestore en Italia 54
2.11.7 Proyecto Pecan Street, Austin, Texas (Pecan Street Inc., 2010) 55
2.12 Resumen de cierre 56

3 Sistema Eléctrico Tradicional 57


3.1 Competencias a alcanzar con el estudio del presente capítulo 59
3.2 Mecanismos de control convencional 60
3.3 Control del gobernador 61
3.4 Control de excitación 61
3.5 Transformadores 61
3.5.1 Ejemplo: Distribución de carga en transformadores en paralelo
de idéntica relación de transformación 64
3.5.2 Ejemplo: Distribución de carga en transformadores en paralelo
de relación de transformación variable (cambio de taps) 66
3.5.3 Ejemplo: Distribución de carga en transformadores en paralelo
ante la presencia de un transformador regulante para el control
del ángulo de fase 67
3.6 Compensación reactiva 69
3.6.1 Compensación en derivación 69
3.6.2 Ejemplo: Efectos positivos de la compensación en derivación 70
3.6.3 Compensación en serie 71
3.6.4 Ejemplo: Efectos de la colocación de capacitores en serie
en la regulación de tensión al final de línea 71
3.7 Integración de vehículos eléctricos e híbridos al sistema de distribución 72
3.8 Generación distribuida 74
3.8.1 Problemas de integración de la generación distribuida 74
3.9 Comunicaciones 75
3.10 Conclusiones 75
3.11 Resumen de cierre 76

4 Generación Distribuida 77
4.1 Competencias a alcanzar con el estudio del presente capítulo 78
4.2 Energía eólica: su historia 79
4.3 Energía eólica en el mundo 82
4.4 Energía eólica en México 84
4.5 Variabilidad del viento 85
4.6 Turbinas eólicas: aerodinámica 91
4.7 Tipos de turbinas eólicas 94
4.7.1 Ejemplo: Cálculo de factor de planta 98
4.7.2 Ejemplo: Cálculo de retorno de inversión usando energía eólica
en presencia de tarifas eléctricas variables 99
4.7.3 Ejemplo: Cálculo de retorno de inversión usando energía eólica
en presencia de tarifas plana de alto consumo en México 101
4.7.4 Ejemplo: Dimensionamiento de capacidad eólica necesaria
para generar ahorros por cambio de nivel tarifario en México 101
4.8 Energía solar: su historia 104
4.9 Energía fotovoltaica en el mundo 105
4.10 Energía proveniente del sol 109
4.10.1 Tipos de celdas fotovoltaicas 112
4.10.2 Módulos fotovoltaicos 114
4.10.3 Aplicaciones 116
4.10.4 Ejemplo: Dimensionamiento de paneles fotovoltaicos para uso
residencial 118
4.10.5 Ejemplo: Estimación de energía solar disponible bajo condiciones
particulares de factor de planta 118
4.10.6 Ejemplo: Cálculo de retorno de inversión usando energía solar
en presencia de tarifas eléctricas variables 119
4.10.7 Ejemplo: Cálculo de retorno de inversión usando energía solar
en presencia de tarifas plana de alto consumo en México 120
4.10.8 Ejemplo: Dimensionamiento de la capacidad solar necesaria
para generar ahorros por cambio de nivel tarifario en México 121
4.11 Celdas de combustible 123
4.11.1 Historia 123
4.11.2 Extracción de hidrógeno 124
4.11.3 Principio de funcionamiento 124
4.11.4 Tipos de celdas de combustible 126
4.11.5 Aspectos técnicos 127
4.12 Resumen de cierre 128

5 Conceptos de Electrónica de Potencia y Convertidores


Electrónicos 129
5.1 Competencias a alcanzar con el estudio del presente capítulo 130
5.2 Conductores, semiconductores y aislantes 131
5.3 Unión PN 133
5.4 Polarización externa de una unión PN 134
5.5 El transistor bipolar 136
5.5.1 Ejemplo: Control de luminosidad de un foco incandescente
usando un transistor BJT 139
5.6 El tiristor 141
5.6.1 Ejemplo: Control de luminosidad de un foco incandescente
usando dos tiristores en conexión antiparalelo 142
5.7 El MOS de potencia 143
5.8 Conmutación del BJT 145
5.9 Efecto de la temperatura en el comportamiento de los BJT y MOSFET 146
5.10 Resumen comparativo de MOSFET y BJT 146
5.11 IGBT 147
5.12 Convertidores electrónicos 148
5.12.1 Convertidor de CA/CD 148
5.12.2 Convertidor reductor CD/CD 149
5.12.3 Convertidor elevador CD/CD 150
5.12.4 Algunos ejemplos de aplicación de convertidores electrónicos
a energías renovables 156
5.13 Resumen de cierre 157

6 FACTS: Sistemas Flexibles de Transmisión de Energía


en Corriente Alterna 159
6.1 Competencias a alcanzar con el estudio del presente capítulo 161
6.2 Compensación en derivación 162
6.2.1 Principios de operación 162
6.2.2 SVC: compensador estático de VARs 163
6.2.3 TCR: reactor controlado por tiristores 164
6.2.4 TSC: capacitor conmutado por tiristores 168
6.2.5 TSC-TCR 170
6.2.6 STATCOM: compensador estático sincrónico 171
6.3 Compensación en serie 173
6.3.1 Principios de operación 173
6.3.2 TCSC: capacitor serie controlado por tiristor 174
6.3.3 SSSC: compensador estático sincrónico serie 179
6.3.4 UPFC: control unificado de flujo de potencia 180
6.4 Resumen de cierre 181

7 Sistemas de Protección 183


7.1 Competencias a alcanzar con el estudio del presente capítulo 184
7.2 Zonas de protección 185
7.3 Relevador de sobrecorriente 186
7.4 Relevador de sobrecorriente direccional 189
7.5 Relevador de impedancia (distancia) 191
7.6 Relevador diferencial 194
7.7 Protección piloto 195
7.8 Relevadores digitales 197
7.9 Confiabilidad en las protecciones 197
5.10 Problemas de protecciones en presencia de FACTS 199
7.11 Algunos ejemplos de fallas en la coordinación de protecciones
e integración a la red eléctrica de parques eólicos 199
7.11.1 Zonas de protección 200
7.11.2 Evaluación del desempeño los sistemas de protección
convencionales para parques eólicos 201
7.11.3 Comportamiento del sistema de protección de un parque eólico
con DFIG 209
7.12 Resumen de cierre 215

Bibliografía 217

Índice analítico 229


Generación distribuida 4

L
os sistemas actuales contemplan generación concentrada en grandes centrales
eléctricas, cuando lo ideal desde el punto de vista de ahorro energético sería ge-
nerar la energía lo más cerca del usuario para disminuir las pérdidas de transmi-
sión.
La generación distribuida tiene un impacto significativo en la operación del sistema
eléctrico y en los equipos conectados a la red en cuanto a su funcionamiento en estado
estable, operación dinámica, confiabilidad y calidad de la energía. Estos impactos pue-
den ser tanto positivos como negativos dependiendo del sistema de distribución, tipo
de generación distribuida y las características de la carga (Yukita, Goto, Ichiyanagi y
Hirose, 2007).
Las pérdidas técnicas se originan como consecuencia de la transmisión de energía
entre los generadores y las cargas. Estas pérdidas pueden ser de distinta índole, por
ejemplo en los dispositivos de transmisión por efecto corona y corrientes parásitas, en
los núcleos de los transformadores por histéresis y corrientes de eddy y en general por
pérdidas dieléctricas (Glover y Sarma, 2008) (Fitzgerald, Kingsley y Umans, 2003).
La mayoría de los sistemas de distribución fueron diseñados para trabajar de ma-
nera pasiva, entregando la energía que viene de los sistemas de transmisión hacia los
consumidores, con flujos de potencia activa y reactiva en una sola dirección. La integra-
ción de generación distribuida lleva a una operación en paralelo con el sistema actual
resultando en una red activa que genera la posibilidad de flujos bidireccionales (depen-
diendo de las condiciones de carga) y origina cambios en las pérdidas y variaciones de
voltaje.
4.1 Competencias a alcanzar con el estudio del presente capítulo
Al finalizar el lector tendrá una clara visión de:
1. Los sistemas de generación eólica y su evolución en los últimos años tanto en México como en
el mundo.
2. Los parámetros físicos que impactan en la producción de energía por medio de turbinas eóli-
cas y la capacidad de las mismas.
3. Los distintos tipos de generadores eólicos.
4. Algunos sistemas actuales en uso con generadores de varios MW.
5. Los sistemas de energía solar y su evolución histórica.
6. Los distintos tipos de celdas fotovoltaicas: celdas de silicio y de película delgada.
7. Del cálculo para estimar los metros cuadrados de paneles solares y seleccionar éstos para
alimentar ciertas cargas.
8. Cómo interconectar los paneles solares a las redes eléctricas mediante convertidores electró-
nicos.
9. Algunos ejemplos de sistemas híbridos que combina energía solar, eólica y equipos electróge-
nos.
4.2 Energía eólica: su historia

4.2 Energía eólica: su historia


El uso del viento como fuerza motriz data de los años 3000 a.C. uti-
lizado por los egipcios en botes de vela hechas de algodón. Aparte
de su uso en veleros en el siglo xx la energía eólica fue utilizada
para obtener fuerza mecánica para bombear agua o moler granos.
Dinamarca fue el primer país en utilizar la energía eólica para la
generación de electricidad. Para el año 1890, el danés Poul LaCour
desarrolló la primera turbina eólica que generaba electricidad. Ésta
tenía alrededor de 23 metros de diámetro. Ya para 1910 existían cien-
tos de unidades en operación con capacidades desde los 5 a 25 kW
(Johnson, 1985). Los daneses mejoraron esta tecnología durante la
primera y segunda guerras mundiales, los generadores eólicos fue-
ron utilizados como respaldo ante la escasez de energía. La filosofía
de diseño danés constaba de palas a proa con regulación de frenado
contra vientos muy fuertes. En 1941 el americano Palmer Putnam
construyó la turbina eólica más grande de 1 250 kW para la compa-
ñía americana Morgan Smith Co., su diseño estaba basado en palas a
popa con regulación de ángulo de ataque. Ésta se llamó la máquina
Smith-Putnam, tenía una torre de 34 m de altura y un rotor de 53 m
de diámetro. El rotor hacía girar un generador asíncrono que produ-
cía 1 250 kW a vientos con velocidades sobre los 13 m/s. Ésta turbina
fue desmantelada en 1945 debido al poco éxito que tuvo.
Después de la Segunda Guerra Mundial, el danés Johannes Juul
desarrolló la filosofía de diseño aun más con su turbina que se insta-
ló en Gedser, Dinamarca. Esta turbina generó cerca de 2.2 millones
de kWh entre los años de 1956 y 1967. Al mismo tiempo el alemán
Hütter desarrolló un nuevo enfoque en los diseños de generadores
eólicos. Su turbina eólica consistía de dos aspas finas hechas de fibra
de vidrio montadas en la proa de la barquilla sobre un rotor con un
cojinete que lo permitía balancearse para contrarrestar ráfagas de
viento o los vientos cortantes verticales. Esta turbina fue reconocida
por su alta eficiencia. Sus diseños lograron más de 4 000 horas de
operación hasta el fin de sus experimentos en 1968.
El interés en turbinas eólicas a gran escala para generación eléc-
trica declinó después de la Segunda Guerra Mundial. Había comen-
zado una época de petróleo barato que era importado desde los
países en el medio oriente. Muchas compañías que hacían turbinas
eólicas cerraron. Sólo había algo de interés en generadores eólicos
de pequeña escala para uso en lugares remotos o para la carga de
baterías. El embargo de petróleo en 1973 hizo que la energía eólica
volviera a ser atractiva. En ese entonces los dos países más impor-
tantes en el desarrollo de turbinas eólicas eran Estados Unidos y Di-
namarca.
Al volver a ser atractiva esta tecnología surgieron apoyos financie-
ros para la investigación y desarrollo. Como resultado, los países de
Estados Unidos, Alemania, Suecia, Dinamarca y España comenzaron
a desarrollar prototipos de turbinas eólicas en el rango de los MW. Va-

79
Capítulo 4 • Generación distribuida

rios de estos prototipos no operaban de manera eficiente la mayoría


del tiempo debido a varios problemas técnicos, entre ellos el meca-
nismo de inclinación. La tabla 4-1 muestra el rendimiento por horas
de operación de las primeras turbinas eólicas de gran escala (Gipe,
Paul, 1995).

Tabla 4-1 Rendimiento de turbinas eólicas de gran escala organizado por


horas de operación.
Área
Diámetro cubierta Capacidad Horas de
(m) (m2) (MW) operación GWh Periodo
Mod-1. EUA 60 2,827 2 __ 1979-1983
Growian, D 100 7,854 3 420 1981-1987
Smith-Putnam, EUA 53 2,236 1.25 695 0.2 1941-1945
WTS-4, EUA 78 4,778 4 7,200 16 1982-1994
Nibe A, DIN 40 1,257 0.63 8,414 2 1979-1993
WEG LS-1, GB 60 2,827 3 8,441 6 1987-1992
Mod-2 (PG&E), EUA 91 6,504 2.5 8,658 15 1982-1988
Nässuden, S 75 4,418 2 11,400 13 1983-1988
Mod-OA (NM), EUA 38 1,141 0.2 13,045 1 1977-1982
Tjæreborg, DIN 61 2,922 2 14,175 10 1988-1993
Éole, CD 64 4,000 3.6 19,000 12 1987-1993
Mod-5B, EUA 98 7,466 3.2 20,561 27 1987-1992
Maglarp WTS-3, S 78 4,778 3 26,159 34 1982-1992
Nibe B, DIN 50 1,257 0.63 29,400 8 1980-1993
a
Tvind, DIN 54 2,290 2 50,000 14 1978-1993
a
Estimado.
Obtenido del libro de texto “Wind Energy Comes of Age”, por Paul Gipe, 1995.

El desarrollo de turbinas grandes en Estados Unidos se debió


a que las turbinas grandes tenían más potencial para producir ener-
gía barata que las turbinas de pequeña escala. Esta no fue una buena
estrategia, ya que el Departamento de Energía (DOE: Department of
Energy) había decidido que sólo las compañías aeroespaciales tenían
la capacidad de manufactura e ingeniería para construir turbinas eó-
licas de gran escala. Las compañías pequeñas con buenas ideas para
el desarrollo de turbinas ya no contaban con apoyo económico sufi-
ciente para su supervivencia. Tampoco las compañías aeroespaciales
estaban interesadas en desarrollar turbinas eólicas de gran escala.
Éstas tomaban el dinero sólo para el desarrollo de turbinas prototipo
y al agotarse los recursos buscaban otros proyectos de investigación.
Los prototipos financiados por el gobierno de Estados Unidos, como
el Mod-1 y Mod-2, sólo operaron por cortos periodos. Una vez que

80
4.2 Energía eólica: su historia

era evidente que estos diseños no serian competitivos, se abandona-


ba el proyecto.
Dinamarca optó por otra estrategia, estableció un plan que per-
mitía a los terratenientes vender la energía producida por su turbi-
na eólica a las compañías distribuidoras. Para que el proyecto fuera
atractivo el precio de compra de energía era suficiente para que el
propietario tuviera oportunidad de obtener beneficios. Esto permitió
que las pequeñas compañías de turbinas eólicas tuvieran un flujo de
ingresos muy atractivo. Varias personas entraron en este mercado.
Al principio las turbinas eran más grandes de lo que los propietarios
necesitaban, pero no suficientemente grandes para considerarse de
gran escala.
En 1978 el congreso de Estados Unidos emitió el Acta Regulato-
ria de Políticas para las Empresas de Servicio Público (PURPA: Public
Utility Regulatory Act). Este documento estaba enfocado al incremen-
to de la conservación de energía doméstica y su aumento de eficien-
cia para reducir la dependencia del país al petróleo foráneo. Esto
llevó a un boom en la instalación de parques eólicos en San Francisco
y Los Ángeles. Los primeros parques eólicos contenían turbinas de
50 kW y luego éstas incrementaron a 200 kW para finales de los años
80. La mayoría de las turbinas eran importadas de Dinamarca. Estas
turbinas venían de compañías que habían mejorado la filosofía de
diseño de Johannes Juul y Poul LaCour.
En 1986 existían ya 25 compañías fabricantes de aerogenerado-
res en Dinamarca. Este país para ese entonces tenía suficiente ener-
gía para exportar. Desde entonces hubo una consolidación en la
industria danesa, aunque existen compañías independientes muy
importantes como Vestas. Esta compañía tiene la mayor capacidad
de aerogeneradores instalados en el mundo con 41 000 unidades y
una potencia total aproximada a 40 GW y emplea más de 22 000 per-
sonas en 63 países.
A final de los 80, 15 000 aerogeneradores fueron instalados en
California con una capacidad total de 1 500 MW. Luego se redujo el
interés en esta tecnología en Estados Unidos por diversas razones
(Righter, 1996), pero continuó en Europa y en la India. Para los años
90, en algunos países, entre ellos Alemania, decidieron mantener un
esquema de tarifas fijas para la compra de energía eólica. El incenti-
vo recibido en la India era a través de la reducción de impuestos en
proyectos de energía renovable. Estos tipos de esquemas de incenti-
vo llevaron a un rápido incremento en las instalaciones de aerogene-
radores tanto en Europa como en la India.
Para finales de los años 90, la potencia típica de una turbina en
Estados Unidos estaba entre 500 y 1 000 kW. Los parques típicos de
aerogeneradores tenían una potencia del orden de los 50 MW con
algunos proyectos de hasta 200 MW, mientras que en Europa eran
de entre 20 y 50 MW.
En Europa comenzaron a desarrollarse proyectos parques eóli-
cos que se instalaron mar adentro para aprovechar un mejor perfil

81
Capítulo 4 • Generación distribuida

de vientos y además reducir el uso de tierras escasas en zonas de alta


densidad poblacional.

4.3 Energía eólica en el mundo


Desde la última década del siglo xx hasta el 2009, la capacidad insta-
lada de aerogeneradores conectados a la red eléctrica se dobló cada
tres años (WWEA, 2010). La capacidad total instalada para el año
2009 fue de casi 160 GW. La figura 4-1 muestra el crecimiento de
capacidad instalada desde el año 2001 hasta 2009. La tasa de creci-
miento para el 2009 fue de un 31.7% superando a cualquier año des-
de el 2001. La figura 4-2 muestra la tasa de crecimiento en el mercado
mundial desde 1998 al 2009.

250.000 Capacidad mundial total instalada [MW]

203'500
200.000

159'213

Predicción
120'903
150.000

93'930
74'122
100.000
59'024
47'693
39'295
31'181

Figura 4-1 Capacidad


24'322

total instalada en el 50.000


mundo por año.
Fuente: WWEA
World Wind Energy 0
Association, 01 02 03 04 05 06 07 08 09 10
20 20 20 20 20 20 20 20 20 20
www.wwindea.org

Tasas de crecimiento del mercado mundial [%]


41,7

34,8

31,7
31,7
29,2 28,2
28,7
26,0 26,7
25,6
Figura 4-2 Tasa de 23,8
crecimiento en el 21,3
mercado mundial.
Fuente: WWEA
World Wind Energy
Association, 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009
www.wwindea.org

82
4.3 Energía eólica en el mundo

Actualmente existen cinco países que concentran 72.9% de la ca-


pacidad de energía eólica, estos son: Estados Unidos, China, Alema-
nia, España y la India. En estos países también se encuentra la mayor
experiencia en la generación de energía eólica y su integración a los
sistemas eléctricos. La figura 4-3 muestra los diez países con mayor
capacidad instalada de aerogeneradores en el mundo.

Capacidades [MW]
EUA 25.237
35.159
12.210
China 26.010
23.897
Alemania 25.777
16.689
España 19.149
Figura 4-3 Los 10 9.587
India 10.925
países con mayor 3.736
Italia 4.850
capacidad instalada. 3.404
Francia 4.521
Fuente: WWEA 3.195
Reino Unido 4.092 2008
World Wind Energy 2.862
Portugal 3.535 2009
Association, 3.163
www.wwindea.org Dinamarca 3.497

De acuerdo al reporte del 2009 de la Asociación mundial de


Energía Eólica (WWEA: World Wind Energy Association), todas las
turbinas de viento instaladas hasta finales de ese año generaban 340
TWh por año. Esto es igual a la demanda total de electricidad de
Italia, la séptima economía más grande del mundo y equivale a un
2% del consumo de electricidad mundial. El reporte también comen-
ta algunos de los puntos mostrados a continuación:
z El sector eólico es un negocio que movió 50 billones de euros
en el año 2009.
z Continúa la tendencia que se duplica la capacidad de energía
eólica instalada cada 3 años.
z El sector eólico empleó a 550 000 personas alrededor del mun-
do y se espera que para el 2012 crezca a 1 millón de empleos.
z China continúa siendo el país líder en instalaciones nuevas de
energía eólica con 13.8 GW en el 2009 y han duplicado su ca-
pacidad durante 4 años consecutivos.
z Estados Unidos mantuvo su posición como el país de mayor
capacidad instalada y China ocupó el segundo lugar, superan-
do levemente la capacidad instalada en Alemania. Ambos paí-
ses tienen alrededor de 26 GW de capacidad instalada.
z Asia representa la mayor parte de las nuevas instalaciones
(40.4%) seguido de Norteamérica (28.4%) y detrás en tercer lu-
gar quedó Europa (27.3%).
z América Latina mostró un crecimiento de más del doble de sus
instalaciones, principalmente por Brasil y México.

83
Capítulo 4 • Generación distribuida

La figura 4-4 a continuación muestra los 10 países con más alto


crecimiento de instalaciones de energía eólica, sólo considerando los
mercados que contienen más de 100 MW de capacidad instalada.

Tasa de crecimiento [%]


− Mercados con capacidades sobre los 100 MW −
372,9
México
0,0
Turquía 138,9
61,2
113,0
China 106,5
Marruecos 0,0 104,0

Brasil 77,3
37,0
Figura 4-4 Los Hungría 58,3
95,4
primeros diez países 52,9
Nueva Zelanda 1,1
con el crecimiento más
Suecia 48,0
alto de instalaciones de 28,4
energía eólica. Bélgica 44,6
33,7
Fuente: WWEA Polonia 41,1
71,0 2009
World Wind Energy
Association, 2008
www.wwindea.org

México se muestra como el país con mayor de crecimiento en el


2009 con 372.9%, esto es cuatro veces su capacidad instalada, que
alcanza ahora los 402 MW.

4.4 Energía eólica en México


El Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE) desarrolló y probó
en 1977 prototipos de aerogeneradores en la Estación Experimental
Eoloeléctrica de “El Gavillero”, en las cercanías de Huichapan, Hidal-
go, donde se pretendía suplir energía a un ejido (Comisión Nacional
para el Ahorro de Energía, 2010). Esta estación estuvo en operación
hasta el año 1996 y luego fue desmantelada. Entre los años de 1977
y 1978 se probó un aerogenerador de 1.5 kW que consistía de tres
aspas de aluminio y un control centrífugo de ángulo de ataque. Lue-
go, entre 1981 y 1983, se probó el “Fénix”, un aerogenerador de 2 kW
con eje horizontal, tres aspas fijas de lámina de hierro y con control de
cola plegable. Al mismo tiempo se estuvo probando el “Albatros I”
de 10 kW con eje horizontal, 11 metros de diámetro en sus aspas,
tres aspavelas de estructura de aluminio y forradas en tela dacrón
de alta resistencia. Luego se probó la segunda versión entre1986 y
1987, “Albatros II”, de 10 kW con eje horizontal, tres aspas de fibra
superdelgada con control por torcimiento del aspa. En los años de
1990 a 1995 se instaló el “Avispa” de 300 W con eje horizontal, tres
aspas de fibra de vidrio y control por timón de cola plegable. Desde
1992 a 1995 se instaló la segunda versión del “Fénix” con tres aspas
de fibra de vidrio.

84
4.5 Variabilidad del viento

En 1994 entraron en operación en La Venta, Oaxaca, siete ge-


neradores eólicos construidos por Vestas de 225 kW cada uno lle-
vando la capacidad total instalada a 1 575 kW. Esta fue la primera
interconexión de una central eléctrica, con energía proveniente de
aerogeneradores, al sistema eléctrico interconectado de la Comisión
Federal de Electricidad (CFE, empresa de generación, transmisión y
distribución de energía eléctrica de México). En diciembre de 1998
entró en operación la Central Eólica de Guerrero Negro ubicada en
las afueras de Guerrero Negro, Baja California Sur, dentro de la zona
de reserva de la biosfera de “El Vizcaíno”. Este proyecto fue ejecu-
tado por CFE y consta de un aerogenerador de 600 kW de 44 m de
diámetro en una torre de 50 m de altura.
En el 2007 se agregó al sistema eléctrico interconectado de CFE el
parque eólico “La Venta II” con 98 aerogeneradores, modelo Gamesa
G52-850kW y una capacidad total de 83.3 MW. Esta central eólica
queda localizada en el municipio de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.
Para el año 2009 entraron en operación los parques eólicos “Eurus”
y “Parques Ecológicos de México” con 250 MW y 80 MW respecti-
vamente. Ambos localizados en el Istmo de Tehuantepec en Oaxaca.
El parque eólico “Eurus” contiene 167 aerogeneradores de 1.5 MW
cada uno, instalados en torres de 80 metros de altura y rotor de tur-
bina con 74 metros de diámetro. Actualmente (marzo 2011) “Eurus”
es el parque eólico más grande de América Latina.
“Parques Ecológicos de México” es una central de 94 aerogene-
radores de 850 kW cada uno, instalados en torres de 44 metros de
altura y rotor de turbina con 52 metros de diámetro. El 1 de abril
del 2010 entró en operación la central eólica instalada en los ejidos
“La Mata” y “La Ventosa”, en la zona del Istmo de Tehuantepec en
el estado de Oaxaca. Ésta pertenece a Eléctrica del Valle de México
(EVM) y es operada por ENXCO Servicios, ambas empresas subsi-
diarias de EDF (Electricité de France, Energies Nouvelles). La central
de EVM tiene una capacidad instalada de 67.5 MW, que consta de
27 aerogeneradores marca Clipper C89, de 2.5 MW cada uno. Cada
aerogenerador tiene una torre de 80 metros de altura y el rotor de la
turbina tiene un diámetro de 89 metros.
Por último, los proyectos eólicos de “Oaxaca I” y “La Venta III”
entrarán en operación para principios de 2011, ambos con 101 MW
de capacidad (CFE, 2011).

4.5 Variabilidad del viento


Se puede decir que los aerogeneradores son productores de ener-
gía en vez de productores de potencia. La velocidad viento varía
continuamente durante el día y además depende de las estaciones
del año, la altura con respecto al nivel del mar y el tipo de suelo
(montañas, costas marítimas, mar adentro). Tomando esto en cuen-
ta, es más fácil predecir estadísticamente la cantidad de energía que
producirá un aerogenerador dado durante el siguiente mes o año,

85
Capítulo 4 • Generación distribuida

que estimar la potencia que se va a generar en cada momento de la


semana próxima.
Por lo antes indicado, la energía producida por los generadores
eólicos no es constante ni controlable por los operadores del parque
a diferencia de las plantas que usan generadores impulsados por
máquinas operadas por combustibles fósiles. En un sitio ventoso,
con una velocidad media anual entre 5 a 25 metros por segundos,
probablemente la potencia de salida oscilara fuertemente durante el
día y más aún en las distintas estaciones del año.
Esta inevitable variación indica que se requiere algún tipo de al-
macenamiento de energía para guardar el exceso de la misma que
no sea requerida por el sistema eléctrico al que se encuentra interco-
nectado. Cuando por falta de viento no están generando la potencia
comprometida con el sistema eléctrico, esta energía es considera-
da como carga negativa. La disminución del viento tiene el mismo
efecto en el sistema eléctrico que la de un consumidor desconectan-
do su carga.
El almacenamiento de energía equivale a un incremento de carga
del sistema que implica su correspondiente incremento de genera-
ción. Por ejemplo, en plantas que operan con combustibles fósiles,
se accionará el gobernador de control de potencia incrementando la
misma. Otra manera de gestionar la variabilidad de la generación
eólica es complementándola con energía hidráulica. Se utiliza ener-
gía eólica para preservar las reservas de las centrales hidráulicas. En
ausencia de vientos se utiliza la energía hidráulica, ambas renova-
bles y no contaminantes.
El sistema de baterías de sulfuro de sodio, mencionado en el capí-
tulo anterior, con 34 MW de potencia nominal localizado al norte de
Japón permite que el parque de aerogeneradores de 51 MW funcione
al 100% de su potencia nominal durante el horario pico del día. Para
éste caso, el parque eólico se puede considerar como un productor
de potencia pico en vez de un productor de energía. La potencia pico
despachada vale más que el ahorro de costos de combustible de una
planta productora de energía. Las empresas eléctricas que tienen ge-
neración de carga base con bajos costos de combustible, estarían más
interesados en turbinas eólica si éstas fueran generadores de poten-
cia pico.
La variación del viento durante las horas del día se llama ciclo
diurno. El calentamiento solar causa que el aire cerca de la superfi-
cie de la tierra se caliente y ascienda, el aire que asciende es reem-
plazado por el aire frío desde más arriba. Debido a esto los vientos
cerca de la superficie de la tierra son mayores durante el medio día
y descienden al llegar la noche. Esta mezcla térmica lleva a que las
velocidades de viento sólo tengan un leve incremento más o menos
en los primeros 100 metros de altura sobre la superficie de la tierra.
Sin embargo, en la noche cesa la mezcla térmica y la velocidad del
aire cerca de la superficie de la tierra se reduce hasta casi cero y los
vientos a alturas de entre 30 y 100 metros son más fuertes que los de

86
4.5 Variabilidad del viento

las horas del día. Una turbina de poca altura produciría la mayoría
de su energía durante las horas de sol mientras que una turbina de
gran altura produciría la mayoría de su energía durante la noche.
La potencia que se puede aprovechar del viento en una ubica-
ción está dada por la siguiente fórmula (Ackerman, 2005):

pp R 2V 3
Pviento (4.1)
2

donde,
r es la densidad del aire en kg/m3 (1.2929 kg/m3 a nivel del
mar),
V es la velocidad del viento en m/s,
R es la longitud de cada aspa de la turbina desde el centro
del eje del rotor hasta la punta del aspa medida en metros.
La figura 4-5 muestra la curva de potencia de una turbina eólica
típica, fabricada por Acciona Windpower modelo AW-1500 e instala-
da en el parque “Eurus” de México (Melendez C., 2011). La curva de
potencia de una turbina indica la potencia de salida para diferentes
velocidades de viento. Estas curvas se obtienen haciendo medidas
en campo utilizando un anemómetro. El anemómetro se ubica en
una posición cerca de la turbina eólica (suficientemente lejos de la
misma para evitar la turbulencia generada).

2 000
1 900
1 800 Teórico Diseño
1 700
1 600
1 500
1 400
1 300
Potencial[kW]

1 200
1 000
900
800
700
600
500
400
300
200
100
0
−100

0 Vo 5 10 Vn 15 20 25
Velocidad de viento [m/s]

Figura 4-5 Curva de potencia teórica/experimental de un aerogenerador de 1 500 kW (Melendez C., 2011).

87
Capítulo 4 • Generación distribuida

Las curvas de potencia son aproximaciones de la tendencia del


comportamiento de la turbina eólica. En la práctica el viento siempre
está fluctuando y no se puede medir con exactitud la columna de
viento que pasa a través del rotor de la turbina. Una medición real
arrojaría una especie de nube de puntos alrededor de la curva de
potencia. Para obtener buenos resultados se toman promedios de las
mediciones a cada velocidad de viento y se grafican.
Como medida de eficiencia de conversión de energía del viento a
electricidad está el coeficiente de potencia (Cp: Power Coefficient). Se
puede expresar como:

electricidad producida por la turbina eólica Pgenerada


CP = = (4.2)
energía total disponible en el viento Pviento

Las turbinas eólicas extraen energía disminuyendo la velocidad


del viento. Si éstas fueran 100% eficientes necesitarían detener el
viento detrás de ellas y para esto el rotor debiera ser un disco sólido
que no girase resultando en cero conversión de energía cinética. Las
turbinas eólicas de una sola aspa dejan pasar gran parte del viento
por el área no cubierta por el aspa dejando gran parte de la energía
cinética en el viento, arrojando para este tipo de turbina un Cp muy
bajo. Necesita mayores velocidades de viento para producir la mis-
ma energía que otros que contienen dos o tres aspas. Generalmente
las turbinas eólicas de alta calidad y tres aspas tienen un Cp en el
rango de 46 a 48% en terminales del generador (Ackerman, 2005). La
figura 4-6 muestra la potencia generada por 167 generadores de 1.5
MW cada uno ubicados en el parque “Eurus” de México en el mes
de diciembre de 2010.

300 000

250 000
Generación total [kW]

200 000

150 000

100 000

Figura 4-6 Curva


de potencia total vs. 50 000
velocidad promedio del
viento, parque “Eurus”
0
de México en el mes 0 5 10 15 20 25 30
de diciembre de 2010 Velocidad de viento [m/s]
(Melendez C., 2011).

88
4.5 Variabilidad del viento

Para calcular el Cp también podemos tomar la curva de potencia


de una turbina y dividirla por el área cubierta por el rotor para obte-
ner la potencia de salida por metro cuadrado del mismo. Luego para
cada velocidad de viento dividimos el resultado, por la potencia en
el viento por metro cuadrado (Ackerman, 2005).
Las turbinas eólicas de eje horizontal utilizan comúnmente dife-
rentes números de aspas, dependiendo del propósito de la turbina.
La turbinas bipala o tripala son usualmente utilizadas para la gene-
ración de electricidad. Las turbinas de 20 o más aspas son utilizadas
para el bombeo de agua. El número de palas está indirectamente
vinculado con la relación de velocidad especifica o periférica (TSR:
Tip speed ratio), l es la relación entre la velocidad de la punta de la
pala y la velocidad del viento (Hau, 2006):

vR
= TSR = (4.3)
V

donde,
v es la frecuencia de rotación en rad/s,
R es el radio de la aerodinámica del rotor en metros,
V es la velocidad del viento en m/s.
La relación de velocidad periférica es un término que sustituye
al número de revoluciones por minuto “n” del rotor y sirve para
comparar el funcionamiento de máquinas eólicas diferentes.
El parámetro TSR es vital para el diseño de turbinas eólicas. Si
el rotor de la turbina gira muy lento, la mayoría del viento pasaría
a través del hueco entre las aspas. Por otro lado, si el rotor gira muy
rápido, las aspas se comportarían como una pared sólida ante el
viento. Las turbinas eólicas son diseñadas con un TSR óptimo para
extraer la máxima potencia posible del viento.
Cuando un aspa de la turbina eólica pasa a través del aire su
estela causa turbulencia. Si la próxima aspa llega al punto donde el
aire está turbulento, ésta no podrá extraer, de manera eficiente, la
potencia del viento. Sin embargo, si el rotor girase más lento el lapso
de tiempo sería suficiente para evitar el aire turbulento. Por consi-
guiente, se elige un TSR para evitar que las aspas operen en flujo
turbulento.
Las turbinas eólicas con un alto número de aspas tienen un TSR
más bajo pero un mayor torque de arranque. Al contrario, las tur-
binas con dos o tres aspas tienen un TSR más alto pero un menor
torque de arranque. Los TSR altos permiten el uso de una caja de
cambios menos pesada y más pequeña para lograr la velocidad re-
querida en el eje que acciona el generador. Por igual, valores de TSR
más altos resultan en niveles de ruido altos debido a las grandes
fuerzas involucradas y además requieren de aspas más resistentes.

89
Capítulo 4 • Generación distribuida

Se ha demostrado de manera aproximada que el TSR óptimo


para una potencia de salida máxima ocurre a (Ragheb, 2009):

4p
= (4.4)
n

siendo n es el número de aspas.


Si el valor de TSR está por encima de 1, significa que hay suficien-
te fuerza de sustentación que hace que las aspas de la turbina tengan
más velocidad que el viento. Si el TSR está por debajo de 1, existe
mucha fuerza de arrastre. Los viejos molinos de viento utilizados
para moler granos, levantar pesas y bombeo de agua probablemente
tenían valores de TSR alrededor de 1. Las turbinas eólicas modernas
tienen valores de TSR alrededor de 5. La figura 4-7 muestra el coefi-
ciente de potencia en función del TSR para turbinas de una, dos y
tres aspas.
Ya se demostró que el Cp no es constante, éste varía con: la ve-
locidad del viento, la velocidad rotacional de la turbina y con los
parámetros de las aspas como el ángulo de ataque y el ángulo
de actitud o cabeceo tal como se explicará en la sección 4.6. El má-
ximo valor de Cp se logra manteniendo constante la velocidad máxi-
ma de la turbina para capturar la máxima potencia del viento. Esta
velocidad se puede determinar de la gráfica de la curva de poten-
cia. Del mismo modo, la velocidad donde se obtiene el máximo

potencia del flujo de aire


Coeficiente de potencia del rotor CPR

1.0

coeficiente ideal de potencia


0.593
pérdida por
la estela arrastre del perfil alar
número finito
de aspas

3 número 2 1
de palas

5 10 15 20
Figura 4-7 Curva de CP Relación de velocidades de punta de palas λA
contra TSR (Hau, 2006).

90
4.6 Turbinas eólicas: aerodinámica

coeficiente de potencia es la velocidad donde se obtiene el TSR óptimo.


Un físico alemán llamado Albert Betz concluyó en 1919 que ningu-
na turbina eólica puede convertir más de 16/27 (59.3%) de la ener-
gía cinética del viento en energía mecánica para hacer girar el rotor
(Ackerman, 2005). Este límite no tiene nada que ver con las ineficien-
cias en el generador sino con la misma naturaleza de las turbinas eó-
licas. Hasta el día de hoy esto se conoce como el límite de Betz o ley
de Betz. Éste máximo teórico de eficiencia equivale al coeficiente de
potencia. El coeficiente de potencia de turbinas eólicas de alta calidad
y tres aspas está en el rango de 0.52-0.55 medido en el eje de las
palas. Al tomar en cuenta los factores que afectan el rendimiento
energético de una turbina eólica como: caja multiplicadora de velo-
cidad, rodamientos, convertidor electrónico, generador, aerodiná-
mica, etc., sólo entre 10-48% de la potencia del viento es realmente
transformada a energía eléctrica. La potencia extraída del viento y
convertida en energía rotacional se puede definir como (Hau, 2006)
(Ackerman, 2005):

1
Prot = rp R 2V 3CP (4.5)
2

De igual manera podemos obtener la potencia de salida de la turbina


eólica como:

1
PT = r ACpV 3 NG N rod (4.6)
2

donde
Prot representa la potencia de salida en watts de la turbina
eólica,
r la densidad del aire en kg/m3 (1.2929 kg/m3) a nivel del
mar,
A es el área cubierta por el rotor en m2 (p R2),
CP es el coeficiente de potencia,
V es la velocidad del viento en m/s,
NG es la eficiencia del generador,
Nrod es la eficiencia de la caja multiplicadora/rodamientos.

4.6 Turbinas eólicas: aerodinámica


Los sistemas de turbinas eólicas modernas dependen de dos fuer-
zas: sustentación y arrastre. La sustentación es la fuerza generada
sobre el aspa cuando ésta se desplaza a través del aire, de dirección
perpendicular al viento. El arrastre es la suma de todas las fuerzas
aerodinámicas en la dirección del viento (paralela al viento). Con
excepción al rotor tipo Savonius (mencionado más adelante), las
máquinas modernas de turbinas eólicas tiene como fuerza predomi-
nante la de sustentación.

91
Capítulo 4 • Generación distribuida

Figura 4-8 Fuerzas


de sustentación y de
arrastre.

La fuerza de sustentación es múltiplo de la fuerza de arrastre y


por ende es la que hace más trabajo para accionar el rotor. La suma
de ambas fuerzas en cuadratura es la fuerza resultante que actúa
sobre el perfil alar o aspa (ver figura 4-8).
Las aspas se diseñan desde el punto de vista aerodinámico para
evitar que se formen torbellinos, favorecer la circulación del aire
sobre la superficie y para maximizar la fuerza de sustentación. A
continuación se explicará el comportamiento aerodinámico de las
turbinas eólicas cuyo rotor es accionado por las fuerzas de sustenta-
ción.
En los diseños de aspas se quiere que el cociente de fuerza de
sustentación/fuerza de arrastre sea máximo. Para esto se diseña el
perfil alar y se ubican las palas con un ángulo de ataque, a, que cum-
pla con esta condición. Este análisis es sólo válido cuando las aspas
están en reposo. Al girar el rotor, la fuerza resultante sobre el aspa
será el resultando de la combinación de la acción directa del viento
real U (ver figura 4-9) y la acción del viento V originado por el mo-
vimiento de rotación del aspa. La resultante de estas componentes,
el viento que ven las palas, se llama viento aparente, Vr. El ángulo
de ataque a, también llamado ángulo de incidencia, es el ángulo que
forma la cuerda del perfil con la velocidad aparente del viento. El
ángulo que forma la cuerda del perfil con el plano de rotación se
conoce como el ángulo de calaje u (también conocido como ángulo
de inclinación, de paso o de actitud). La cuerda se considera desde

92
FACTS: sistemas flexibles
de transmisión de energía 6
en corriente alterna

S
e dice que los sistemas eléctricos tradicionales son inflexibles debido a la dificul-
tad para realizar el control de flujos de energía sistemas eléctricos mallados. Esto
se debe a que los parámetros y la configuración de la red son mayormente fijos y
se rigen por la ecuación potencia-ángulo (3.1) (ver sección 3.2).
La mayoría de los sistemas eléctricos están controlados primordialmente por equi-
pos electromecánicos que por su naturaleza son lentos (pueden durar entre 3 y 15 ciclos
en responder ante cambios de carga) y requieren continuo mantenimiento debido a su
desgaste mecánico. Esto lleva a que la red eléctrica tenga respuesta lenta ante contin-
gencias dificultando el control del flujo de potencia en términos de velocidad y versati-
lidad.
La calidad de la energía y continuidad del suministro se ha convertido en una gran
preocupación debido a la conexión cada vez mayor de costosas cargas sensibles, to-
mógrafos, grandes controladores de proceso, convertidores electrónicos, etc. Estos re-
querimientos han llevado a desarrollar nuevas tecnologías para mejorar el control y la
operación. Entre estas nuevas tecnologías se encuentran dos conceptos: sistemas flexi-
bles de transmisión en corriente alterna (FACTS: Flexible AC Transmission Systems) y sis-
temas flexibles, confiables e inteligentes para la entrega de energía eléctrica (FRIENDS:
Flexible Reliable and Intelligent Electrical Energy Delivery Systems). En estos sistemas los
equipos de compensación basados en convertidores electrónicos estáticos tienen un rol
muy importante por su velocidad (menor a dos ciclos) en aplicar cambios y correccio-
nes en la red.
La filosofía de los FACTS fue creada en los años ochenta para resolver problemas
causados por las restricciones de construcción de nuevas líneas de transmisión, para
mejorar la estabilidad de potencia y para facilitar el intercambio de potencia entre dife-
rentes compañías generadoras y grandes consumidores de energía (Grigsby, 2007).
Por otro lado, la filosofía de FRIENDS fue creada en los años noventa y su propósito
fue identificar la operación de las empresas eléctricas con los nuevos compensadores
estáticos y sistemas de comunicación (Rehtanz, 2003). Su meta consiste en desarrollar
sistemas de entrega de energía donde los sistemas distribuidos de energía y los de
almacenamiento estén localizados cerca de la carga.
Los FACTS tienen dos objetivos principales, a saber, incrementar la capacidad de
transferencia de potencia de las líneas de transmisión y mantener el flujo de potencia
sobre las rutas más conveniente técnica y económicamente. El primer objetivo implica
que los flujos de potencia sobre una línea se puedan llevar hasta el límite térmico de
ésta, forzando la corriente nominal a través de una impedancia serie. Esto no significa
que las líneas normalmente se deban operar al límite térmico, sino que exista esa capa-
cidad en algún momento necesario para resolver las contingencias originadas por algu-
na falla en el sistema. El segundo objetivo implica que los flujos de potencia se puedan
restringir a líneas designadas o distribuirlas entre muchas para reducir las pérdidas,
controlando la corriente de cada una de ellas.
Los FACTS ofrecen la oportunidad de controlar y mejorar la capacidad de potencia
en los sistemas de transmisión actuales. El control del flujo de potencia ayuda a aumen-
tar la capacidad de potencia que se puede transferir a través de las líneas existentes.
Esto es posible ya que los controladores de los FACTS pueden ajustar los parámetros
del sistema eléctrico tales como: las impedancias serie y paralelo, corriente, voltaje, án-
gulo de fase y amortiguar oscilaciones del sistema.
Para el desarrollo de estos equipos se necesita de compensadores y controladores
basados en el uso de la electrónica de potencia. La coordinación y el control de estos
compensadores, para ofrecer al sistema el máximo de los beneficios, es otro desafío
tecnológico.
Se han desarrollado diferentes tipos de controles de FACTS para la compensación
en serie y paralelo (derivación o shunt). La compensación serie se utiliza manejando
las características naturales de la línea para controlar el voltaje a través de la misma e
incrementar la potencia transmitida en estado estable. La compensación en derivación
se utiliza para cambiar la impedancia de la línea y es altamente efectiva para controlar
el flujo de potencia a través de la misma y también mejora la estabilidad del sistema
(Grigsby, 2007).
La mayoría de los controladores FACTS manejan la potencia reactiva para controlar
el perfil del voltaje e incrementar la estabilidad del sistema eléctrico. La compensación
reactiva utilizando FACTS resuelve muchos problemas en sistemas transmisión, espe-
cialmente los problemas de calidad de energía, ya que la mayoría de ellos se aminoran, o
se resuelven, con el control adecuado de la potencia reactiva. La compensación reac-
tiva ayuda a mantener un perfil cuasi-fijo de voltaje, mejora la eficiencia de la transmi-
sión, controla los sobrevoltajes en estado estable o transitorio y evita interrupciones del
sistema.
Mediante el uso de grandes convertidores electrónicos sumados a la disponibilidad
de poderosas herramientas analíticas, tecnologías avanzadas de control, telecomunica-
ciones y computación, se está desarrollando un nuevo concepto para la operación de
los sistemas eléctricos, que se encuadra dentro de lo que hoy se denomina Smart Grid.
6.1 Competencias a alcanzar con el estudio del presente capítulo
Al finalizar el lector tendrá una clara visión de:
1. Los dispositivos eléctricos/electrónicos que permiten controlar flujos de potencia.
2. Los sistemas de compensación en derivación y sus principios de funcionamiento.
3. El funcionamiento de un Compensador estático de VARs (SVC): TCR, TSC, TSC-TCR.
4. El funcionamiento de un Compensador estático sincrónico (STATCOM).
5. Los sistemas de compensación en serie y sus principios de funcionamiento.
6. El funcionamiento del TCSC y el SSSC.
7. El Control unificado de flujos de potencia (UPFC).
Capítulo 6 • FACTS: sistemas flexibles de transmisión de energía en corriente alterna

6.2 Compensación en derivación


La compensación en derivación se utiliza para controlar la cantidad
de potencia reactiva que fluye en el sistema eléctrico. La potencia
reactiva generada por una fuente de corriente alterna (CA) se alma-
cena en un capacitor o un reactor durante un cuarto de ciclo, luego
se retorna a la fuente en el siguiente cuarto de ciclo. La potencia
reactiva oscila entre la fuente de CA y el capacitor o el reactor, a una
frecuencia igual a dos veces la nominal del sistema, sea éste de 50 o
60 Hz. Por esta razón, se puede hacer la compensación con equipos
estáticos o generadores de VAr evitando que haya circulación en-
tre la carga (capacitiva o inductiva) y la fuente y al mismo tiempo
mejorando la regulación de voltaje y la estabilidad del sistema. La
compensación reactiva puede hacerse con generadores de VAr co-
nectados en serie o paralelo.

6.2.1 Principios de operación


En la figura 6-1a) se muestra un pequeño sistema sin compensación
con una carga a un voltaje V2, una impedancia de línea y una fuente
V1. El diagrama fasorial referencia el ángulo de la corriente con el
de la carga, esto significa que la corriente activa IP está en fase con
V2. Para una adecuada operación se requiere potencia reactiva por
parte del generador incrementando el flujo de corriente desde la
fuente a las líneas. Si se entrega energía reactiva cerca de la carga,
la corriente que circula por la línea se minimiza llevando a una re-
ducción en pérdidas por transmisión y mejorando la regulación de
voltaje en terminales de la carga. Esto se soluciona en la figura 6-1b)
con un capacitor inyectando potencia reactiva. Como resultado de
la compensación la corriente IQ de la carga se puede eliminar gran
parte de la componente reactiva de la fuente obteniendo una com-
ponente de voltaje más alto, V2. Si se elimina toda la potencia reac-
tiva entregada por la fuente a la carga, la fuente estará operando
cerca a un factor de potencia unitario que sólo dependerá de la reac-
tancia de línea.
Las ventajas de utilizar generadores de VAr, como fuentes de
voltaje o de corriente (en vez de inductores o capacitores), es que la
potencia reactiva generada es independiente del voltaje en el pun-
to de interconexión y también se tiene un amplio rango de ajuste.
Esto representa una ventaja ante el uso de capacitores o inductores
cuya energía reactiva dependen del cuadrado del voltaje o de la
corriente en el punto de interconexión, respectivamente.

162
6.2 Compensación en derivación

Fuente V1 V2
R X
Carga

I< b
b = u V1 − u I

IP V1

d
u V1 − u I
IQ V2
jX*I

I R*I
a)

Fuente V1 V⬘2
R X Carga

I⬘< b⬘
b⬘ = u V1 − u I⬘ Ic

Figura 6-1 Principios


de la compensación IP V1
en derivación en un
IQ b⬘ d⬘ V⬘2 jX*I⬘
sistema CA radial. 2
(a) Diagrama fasorial I⬘
sin compensación Ic R*I⬘
reactiva. I< b
(b) Compensación en
derivación con una b)
fuente de corriente.

6.2.2 SVC: compensador estático de VARs


Los compensadores estáticos de VAR (SVCs: Static VAR Compensa-
tors) son dispositivos conectados en derivación capaces de variar
la salida de potencia reactiva controlando o conmutando elemen-
tos con impedancia reactiva utilizando dispositivos de electrónica
de potencia. A continuación se listan algunas características de los
SVCs (Mohan y Varma, 2002):
z Bajo mantenimiento debido a la ausencia de partes móviles.
z Tiempo de respuesta muy reducido debido a su velocidad de
control.
z Factibilidad de control de fase individual.
z Menores pérdidas.
z Alta confiabilidad.
z Ausencia de contribución a la capacidad de corto circuito del
sistema.

163
Capítulo 6 • FACTS: sistemas flexibles de transmisión de energía en corriente alterna

z Generación de armónicas, excepto en los TSC (capacitores con-


mutados por tiristores).
z Variación de la generación de potencia reactiva del SVC como
el cuadrado del voltaje en terminales, tal y como sucede en los
capacitores pero que en este caso funciona aún cuando se está
operando fuera del rango de control lineal, lo que conlleva una
reducción sustancial en el soporte de potencia reactiva a bajos
voltajes.
Los SVCs se pueden clasificar como:
z Reactores controlados por tiristores (TCR: Thyristor Controlled
Reactors), estos pueden funcionar con capacitores fijos o mecá-
nicamente conmutados.
z Capacitores conmutados por tiristores (TSC: Thyristor Switched
Capacitors)
z Combinación de TSC con TCR (TSC-TRC)
Los SVCs son capaces de solucionar una variedad de problemas
como: la regulación de voltaje, reducción de parpadeo (flicker) en el
voltaje debido a grandes cargas variantes como los hornos de arco
eléctrico, incrementar la transferencia de potencia en líneas de trans-
misión, incrementar los límites de estabilidad transitoria, incremen-
tar el amortiguamiento de las oscilaciones de potencia, reducir los
sobrevoltajes momentáneos y amortiguar las oscilaciones de poten-
cia subsíncrona.

6.2.3 TCR: reactor controlado por tiristores


En la mayoría de los casos los compensadores TCR se utilizan con
capacitores fijos o combinado con un filtro para las armónicas de
bajo orden. En un sistema trifásico cada fase tiene un reactor en serie
con un par de tiristores colocados en antiparalelo actuando como un
conmutador bidireccional (ver figura 6-2). En el siguiente ejemplo se
obtiene la corriente RMS de este circuito en función del ángulo de
disparo de los tiristores.

Figura 6-2 Diagrama


de circuito de un TCR.

164
6.2 Compensación en derivación

Considerando el voltaje de alimentación v(t) = Vm sen vt = 2 Vrms


sen vt, podemos expresar la corriente instantánea en el reactor como:
1 vt V
i(vt) = ∫
L a
Vm sen vt d(vt) = m (− cos vt + cos a )
L
V V
i(t) = m (− cos vt + cos a ) = m (cos a − cos vt)
vL XL
Para obtener la componente fundamental (60 Hz) de la corriente
realizamos un análisis de Fourier.
ao ∞
I o (t) = + ∑ ( an cos nvt + bn sen nvt)
2 n= 1

donde los coeficientes bn son iguales a cero ya que nuestra función es


par y de igual manera ao es cero porque no tenemos componente de
directa. También tomamos en cuenta que el ángulo de disparo varía
entre 90° y 180° ya que tenemos una corriente cosenoidal (la corrien-
te en el circuito está atrasada 90° con respecto al voltaje debido al
efecto inductivo, este circuito contralará la corriente en la inductan-
cia). De acuerdo a esto tenemos que:

2 T
an =
T ∫0 f (vt)cos nvt d(vt)

2Vm 2p − a
an =
p XL ∫a (cos a − cos vt)cos nvt d(vt)

2Vm 2p − a
a1 =
p XL ∫a (cos a − cos vt)cos vt d(vt)

2Vm ⎡ 2p −a 2p − a
a1 = ∫ cos a cos vt d(vt) − ∫ cos 2 vt d(vt) ⎤
p X L ⎣⎢ a a ⎦⎥
2p − a
2Vm ⎡ ⎛1 1 ⎞⎤
a1 =
p XL ⎢ cos a sen vt − ⎜⎝ 2 sen vt cos vt + 2 (vt)⎟⎠ ⎥
⎣ ⎦a
2Vm ⎡ 1 1
a1 =
p XL ⎢⎣ cos a sen (2p − a) − 2 sen (2p − a)cos(2p − a ) − 2 (2p − a )

1 a⎤
− cos a sen a + sen a cos a + ⎥
2 2⎦
2Vm ⎡ 1 a
a1 =
p XL ⎢⎣ − cos a sen a + 2 sen a cos a − p + 2 − cos a sen a

1 a⎤
+ sen a cos a + ⎥
2 2⎦
2Vm
a1 = [−p + a − cos a sen a ]
p XL

165
Capítulo 6 • FACTS: sistemas flexibles de transmisión de energía en corriente alterna

2Vm ⎡ ⎛ sen 2a − sen 0 ⎞ ⎤


a1 =
p XL ⎢ −p + a − ⎜⎝ ⎟⎠ ⎥
⎣ 2 ⎦
2Vm ⎡ sen 2a ⎤
a1 =
p XL ⎢⎣ −p + a − 2 ⎥⎦

Vm ⎡ 2a sen 2a ⎤
a1 = ⎢⎣ −2 + p − p ⎥⎦
XL

Finalmente podemos obtener el valor rms de la corriente del


reactor, donde:

a1 V ⎡ 2a sen 2a ⎤
I L (a ) = = ⎢⎣ −2 + p − p ⎥⎦ (6.1)
2 XL

Cuando se utiliza el control por ángulo de disparo se obtiene un


rango completo de la potencia consumida por el reactor (ver figura
6-3). El ángulo de control se varía desde 90° a 180°. Se obtiene una
conducción total en el tiristor al utilizar un ángulo de disparo de
90°. Entre 90° y 180° se obtiene una conducción parcial, tal como
se muestra en la figura 6-3 y la figura 6-4. El incremento del ángu-
lo de disparo reduce la corriente de componente fundamental que
circula a través del reactor. Esto resulta en incrementar la inductan-
cia del sistema al que se encuentra conectado, ya que el compensa-
dor disminuye la cantidad de potencia reactiva consumida (esto se
debe al valor equivalente de inductancias en paralelo). La potencia
reactiva absorbida depende del cuadrado del voltaje de línea entre
la impedancia del SVC, por ende ésta decae en función del voltaje tal
como se muestra en la figura 6-3.
Límite de generación

Figura 6-3
Característica V-I
de un TCR.

166
6.2 Compensación en derivación

Figura 6-4 Formas de


onda de un TCR, efecto
del ángulo de disparo.

Entre sus ventajas está su capacidad para realizar un control


continuo y un fácil aumento de capacidad. El control continuo se
hace con un retardo de medio ciclo, ya que la corriente en el reactor
sólo puede variar en puntos discretos de tiempo por efectos de los
tiristores y prácticamente no se tienen transitorios. Estos ajustes no
pueden ser más rápidos que 1 vez por cada medio ciclo. Entre las
desventajas está la generación de armónicas de baja frecuencia en la
corriente.
Para eliminar las armónicas de baja frecuencia se utilizan la con-
figuración delta para los TCR trifásicos de 6 pulsos (ver figura 6-5),
esta elimina las componentes armónicas de secuencia cero (“armó-
nicas triplen”, fluyen dentro configuración de la delta y no apare-
cen en la línea) y con el uso de filtros pasivos se puede eliminar las
quinta y séptima armónicas. Se puede evitar el uso de filtros pasivos
al utilizar la configuración de TCR de 12 pulsos como se muestra en
la figura 6-6. Las armónicas triplen quedan atrapadas en la delta y

Figura 6-5 TCR


de 6 pulsos en
configuración delta.

167
Capítulo 6 • FACTS: sistemas flexibles de transmisión de energía en corriente alterna

la quinta y séptima armónicas, junto con sus múltiplos, se eliminan


debido al desfase introducido por el transformador (Llamas, Aceve-
do, Baez y De los Reyes, 2004).

Figura 6-6
Configuración para un
TCR de 12 pulsos con
un transformador de
dos secundarios.

6.2.4 TSC: capacitor conmutado por tiristores


La figura 6-7 muestra una configuración básica de los compensado-
res TSC. El banco de capacitores se divide para variar la capacitancia
del sistema de manera escalonada. Los tiristores bidireccionales son
colocados individualmente para activar o desactivar cada capacitor.
Se coloca un inductor limitador de sobrecorriente para reducir el es-
trés causado en los tiristores (reducción del di/dt) y para prevenir
que haya resonancia con el sistema al que se encuentra conectado
(normalmente 6% de la reactancia capacitiva). La figura 6-8 muestra
la característica de V-I del circuito TSC. En esta se visualiza que, al
igual que el TCR, la potencia reactiva depende del cuadrado de vol-
taje. De manera contraria al TCR, el TSC entrega potencia reactiva.

Figura 6-7 Diagrama


de circuito de un TSC.

168
6.2 Compensación en derivación

Figura 6-8
Característica V-I
de un TSC.

Para reducir a un mínimo los transitorios por conmutación, se


deben satisfacer dos condiciones; la primera, el tiristor se debe dis-
parar en la cresta positiva o negativa del voltaje de la fuente de ali-
mentación (en este momento el voltaje en el capacitor es el mismo
del suministro), la segunda, el capacitor se debe cargar a un voltaje
mayor que el de suministro. Si el TSC se activa cuando el voltaje a
través de él no es cero, habrá transitorios de conmutación. Al no ser
cero el dv/dt, esto causaría una corriente instantánea a través del ca-
pacitor (i = C dv/dt) si no existiese un reactor en serie (ver figura 6-9).
Las características principales de estos compensadores son: control
escalonado, retardo promedio de medio ciclo con un máximo de un
ciclo (debido a la primera y segunda condición) y no se generan ar-
mónicas ya que se pueden atenuar los transitorios en la corriente.
Sus desventajas son: no se tiene un control continuo de la compensa-
ción de VAr, cada banco de capacitores requiere un par de tiristores
aumentando el costo del sistema, el voltaje a través del TSC no con-
ductor llega hasta el valor de pico a pico del voltaje de suministro,
los tiristores se deben dimensionar y proteger para los transitorios
de voltaje de línea y las corriente de falla.

se mantiene
cargado

Figura 6-9 Forma de


onda de la operación
de un TSC.

169
Capítulo 6 • FACTS: sistemas flexibles de transmisión de energía en corriente alterna

6.2.5 TSC-TCR
La combinación de TSC y TCR es un SVC permite la posibilidad de
compensación tanto capacitiva como inductiva. Esta configuración
usualmente comprende “n” cantidad de bancos de TSC y un solo
TCR conectados en paralelo (figura 6-10). Estos se caracterizan por
su control continuo, prácticamente no tiene transitorios, baja gene-
ración de armónicas y por su flexibilidad en operación y control. El
reactor se dimensiona para ser “n” veces menor que la capacidad
nominal del TSC-TCR. El SVC se conecta generalmente a la línea de
transmisión a través de un transformador para evitar que los com-
ponentes electrónicos estén sometidos a muy altos voltajes.

Figura 6-10 Diagrama


de circuito de un
TSC-TCR.

Al igual que los SVC’s ya presentados, la potencia reactiva en-


tregada o absorbida por el TSC-TCR decae en función del voltaje
(Q=VT2/Xeq), la figura 6-11 muestra esta característica.

Figura 6-11
Característica V-I de
un TSC-TCR.

Una desventaja que resulta de este arreglo es su alto costo en


comparación a los TCR y TSC. Se obtienen ahorros al dimensio-
nar TCR más pequeños pero estos son absorbidos por los TSC y un
sistema de control más complejo. Para reducir los transitorios y la

170
6.2 Compensación en derivación

distorsión armónica los instantes exactos de disparo de los reactores


se determinan con un sistema de control. El sistema de control tiene
una señal de voltaje que se mide desde un transformador de volta-
je (PT: Potential Transformer) conectado al suministro. El sistema de
control busca mantener el voltaje en la línea de transmisión en un
valor fijo asegurando que el voltaje del compensador permanezca
más o menos constante a través del ajuste del ángulo de disparo.

6.2.6 STATCOM: compensador estático sincrónico


Son SVCs basados generalmente en tiristores de conmutación for-
zada (GTO: Gate Turn-Off Type Thyristor) utilizados en topologías de
convertidores AC-DC para evitar la utilización de grandes bancos
de capacitores o reactores. El STATCOM, también denominado SSC
(Static Synchronous Compensator), es una fuente controlada de poten-
cia reactiva conectada en derivación. Es en esencia un convertidor
usado como fuente de voltaje (VSC: Voltage Sourced Converter) o como
fuente de corriente (CSC: Current Sourced Converter) conectado en pa-
ralelo al sistema de potencia a través de un reactor de acoplamien-
to. El STATCOM genera voltajes trifásicos balanceados a frecuencia
fundamental con amplitud y ángulo de fase controlable. Como es
un sistema sin inercia tiene un límite de capacidad de sobrecarga.
La configuración de convertidor como fuente de corriente utiliza un
reactor con alimentación regulada de corriente directa y la configu-
ración de convertidor como fuente de voltaje utiliza un capacitor con
alimentación regulada de voltaje de corriente directa (figura 6-12).
El STATCOM es más eficiente que un SVC ya que la potencia
reactiva que puede entregar es igual a voltaje por corriente mientras
que en un SVC la potencia reactiva depende del cuadrado del voltaje
entre su impedancia. Si ocurre una disminución de voltaje el STAT-
COM todavía puede entregar potencia reactiva debido a su capaci-
dad de sobrecorriente. En el caso de un SVC (ver figura 6-3, figura
6-8, figura 6-11) la capacidad de entrega de potencia reactiva decae

Figura 6-12 Diagrama


de circuito de un
STATCOM.
a) Configuración VSI
b) configuración CSI.

171
La enorme avidez de energía eléctrica del mundo moderno y la necesidad
de reducir bruscamente las emisiones de CO2, para detener el calentamiento
global, están impulsando el desarrollo de nuevas tecnologías en los sistemas
eléctricos de potencia, de manera de hacerlos más eficientes y satisfacer una
parte significativa del incremento de la demanda con ahorros energéticos
en los sistemas de generación, transmisión y distribución de energía, y la
otra parte por generación distribuida usando fuentes de energía renovables
como son la solar y eólica, entre otras.

Los adelantos tecnológicos en el área de la electrónica de potencia han


posibilitado construir grandes convertidores electrónicos, muy eficientes, que
permiten operar las redes eléctricas en condiciones óptimas, mejorando así
los flujos de potencia y favoreciendo la reducción de pérdidas. Así mismo,
gracias a estos convertidores podemos inyectar a la red eléctrica la energía
proveniente de fuentes alternas como la de los aerogeneradores y celdas
fotovoltaicas.

La inclusión en las redes eléctricas de generación distribuida, fuentes


alternas de energía, sistemas de almacenamiento de energía eléctrica,
sistemas automáticos de monitoreo y medición, interruptores inteligentes
y los mercados de energía constituyen el corazón de las redes modernas
denominadas Smart Grids y son analizados en detalle en esta obra.

Esta obra ha sido escrita como texto de un curso intermedio sobre “redes
inteligentes” materia que por la velocidad de cambio de las tecnologías
emergentes aún no existe en la mayoría de la universidades de habla
hispana y se espera que este libro ayude a establecer las bases para
formar los recursos humanos, que con sus conocimientos puedan contribuir
fuertemente a la sustentabilidad del planeta.

El libro supone que el lector tiene un buen conocimiento de circuitos


eléctricos de corriente alterna y de sistemas eléctricos de potencia que
incluye generación, transmisión y distribución.

Numerosos ejemplos numéricos ilustran el texto y permiten al lector


comprender mejor algunos temas como tarifas eléctricas variables/planas
y aprender las ventajas de distribuir en el tiempo los consumos eléctricos,
tanto residenciales como industriales. Conociendo las tarifas, se enseña a
calcular los tiempos de recuperación de inversiones en aplicaciones de
energía solar y eólica domiciliarias. Resumiendo, se desmitifica, con algunos
ejemplos, el tema de los medidores inteligentes frecuentemente señalados
como una estrategia para incrementar las tarifas eléctricas.

http://latinoamerica.cengage.com
om