Está en la página 1de 3

Arte en Venezuela

Carlos Cruz Diez

Desde que existe la humanidad, el hombre sintió el deseo de expresarse de alguna manera. Este tipo de manifestaciones
espontáneas y naturales dieron lugar a las primeras expresiones artísticas. En cualquier lugar del mundo podemos
apreciar pinturas, esculturas, etc. que se pueden tomar como expresiones del momento vivido por ese pueblo. Hay
expresiones que tienen que ver con lo religioso, con las guerras o quizás con la vida cotidiana. Los materiales utilizados
en sus inicios son muy diversos, pero se aprecia desde sus inicios la necesidad del hombre de expresarse con el material
que estuviese su alcance y en sitios inusuales.

Se considera Arte toda creación u obra que exprese lo que el hombre desea exteriorizar, obedeciendo a sus propios
patrones de belleza y estética. La pintura, danza, teatro, escultura, el dibujo, la música, literatura, arquitectura, entre otras
forman parte de las manifestaciones artísticas del ser humano.

El arte popular en Venezuela ha sido influenciado por diversas culturas. Entre ellas: la cultura autóctona de los
aborígenes; la cultura africana, que trajeron los negros esclavos y la española, aportada por los conquistadores. Durante
la época colonial venezolana la cultura fue fundamentalmente católica y patriarcal. Las manifestaciones culturales
estaban asociadas a los asuntos espirituales de la población. La pintura y la música eran de inspiración religiosa y estaba
al servicio del culto; la pintura ofrecía temas e imágenes sagradas como expresión gráfica, los artistas más
representativos de la historia fueron: Juan Lovera, Martín Tovar y Tovar, Antonio Herrera Toro, Emilio Maury, Arturo
Michelena y Cristóbal Rojas.

Entre los años veinte y treinta, fue el pintor Armando Reverón(1889-1954) quien inició a Venezuela en una verdadera
modernidad pictórica. La renovación de Reverón en pintura, tiene su equivalente en la escultura en la obra de Francisco
Narváez (n.1905). Las tallas de Narváez se caracterizan por la síntesis de las formas y una tendencia hacia la estilización
geométrica.

La Cueva
Armando Reverón
Francisco Narváez

Existen muchos artistas venezolanos con diferentes tipos de manifestaciones, tales como Manuel Cabré, Gilberto
Bejarano, Carlos Medina, Luis Millé, Tito Salas, escultores tales como Harry Abend, Francisco Narváez, Carlos Prada,
Carlos Cruz Diez, Jesús Soto, Alejandro Otero.

Así como un sin fin de expresiones tomadas como artísticas, que cada uno de los sectores del país disfruta en sus
celebraciones y que ya son consideradas parte de nuestras tradiciones.

Patrimonio de Venezuela

Venezuela es un país con una amplia cultura, y los patrimonios culturales abarcan todas aquellas costumbres, bailes,
canciones, manifestaciones tradicionales, lugares propias de la región o país y que forman parte de su identidad.

Conoce los Patrimonios culturales de Venezuela

La ciudad de Coro en el estado Falcón y su puerto

Fundada el 27 de julio de 1527 es la primer bien cultural de la nación declarado como Patrimonio Cultural de la
Humanidad en 1993. Coro conserva su arquitectura colonial y posee 600 edificios históricos.

Parque nacional Canaima

En el año 1994 fue inscrito como bien natural; situado en el estado Bolívar, abarca tres millones de hectáreas cubiertas
en un 65% por tepuyes, montañas planas con características biogeológicas únicas. Además de una gran cantidad de
especies de animales y plantas autóctonas. Maravillosos paisajes naturales, caídas de agua y ríos.

Ciudad Universitaria de Caracas

Patrimonio Cultural de la Humanidad desde el año 2000 fue construida por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva, entre
1940 y 1960, esta Ciudad creada para los universitarios es un ejemplo de modernidad. Un campus totalmente funcional
en el que se hallan la plaza cubierta, el Estadio Olímpico y el Aula Magna.

El Joropo

En un principio se trataba de una fiesta, actualmente el Joropo es un estilo de baile y música que forma parte de la
identidad nacional. Con el acompañamiento de instrumentos como el arpa, cuatro y maraca se puede disfrutar de una
danza alegre y rítmica. Fue declarado como patrimonio en el 2014.
Diablos Danzantes de de Corpus Christi

Son Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad desde diciembre de 2012, y forman una representación del bien
contra el mal en la que se busca ahuyentar a los malos espíritus, una interesante mezcla entre lo religioso y lo pagano.
Se práctica en varias zonas del país desde el siglo XVII, los participantes del baile “promeseros” usan coloridas máscaras
alegóricas al diablo, además de cruces, escapularios y palmas benditas.

Escritos del Libertador Simón Bolívar

El trabajo de Simón Bolívar forma parte de la Memoria del Mundo gracias a su importancia universal. En ellos se
encuentra un registro político, social y militar sobre los países americanos y europeos de la época. La UNESCO inició
este registro para preservar y difundir la herencia documental del mundo.

La gaita patrimonio cultural de Venezuela

Tiene sus orígenes en el estado Zulia, y este tipo de música se considera típico del país que se ha mantenido a través de
los años en todas las festividades que tienen que ver con la Navidad

Parranda de San Pedro

El 5 de diciembre de 2013 fue reconocida por la UNESCO la Parranda de San Pedro de Venezuela, dentro de la
categoría Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Es una tradición popular-religiosa que se viene celebrando durante
décadas en las poblaciones de Guarenas y Guatire del Estado Miranda, el día de San Pedro (29 de Junio). La Unesco
señala: “Todos los años, en las pequeñas ciudades de Guarenas y Guatire, los devotos del apóstol San Pedro celebran
el día de su fiesta. Los fieles entonan cantos populares en honor del santo ante cada una de las imágenes de éste
expuestas en las iglesias de ambas localidades. A media noche se celebra una misa en todas ellas, y luego los
participantes sacan las imágenes a la calle para recorrer las calles en procesión. Un elemento central de la festividad es
la rememoración y escenificación de la leyenda de la esclava María Ignacia, cuya hija fue curada por San Pedro. Algunos
parranderos, vestidos con trajes de vivos colores minuciosamente confeccionados, representan los papeles de los
personajes principales de esa leyenda, mientras que los demás agitan banderas y estandartes, tocan instrumentos
musicales, bailan y cantan, improvisando melodías populares. Las mujeres participan en la preparación y celebración de
la fiesta organizando reuniones para instruir a las jóvenes generaciones en la práctica de este elemento del patrimonio
cultural, ornamentando las iglesias, vistiendo a las imágenes del santo y cocinando platos tradicionales. Durante la
festividad, los parranderos, junto con sus familias, vecinos y otros adultos y niños de las comunidades, se reúnen para
compartir todos juntos momentos de alegría. Esas reuniones sirven para celebrar el espíritu comunitario, la energía y la
satisfacción de los parranderos, así como la vitalidad de una tradición que simboliza y reafirma el espíritu de lucha contra
la injusticia y las desigualdades.”