Está en la página 1de 51

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO


TEMA
Act 6 ( 7 al 13 de Octubre) El Concepto juridico, juicio e inferencia juridical,
Clasificacion

ASIGNATURA
LOGICA JURIDICA
ESTUDIANTE
ALEJANDRO RUBEN MUNDACA DELGADO

DOCENTE
FLORES SANTA CRUZ JORGE
CICLO
III

GRUPO
“G”

CHICLAYO-PERU
2019
1. DEDICATORIA

A Dios porque gracias a él es que sigo mi camino.


A nuestro docente Dr. Jorge Flores Santa cruz porque el
trabajo metodológico que nos da, nos permite darnos
cuenta más a detalle de las acciones que realizaremos en
nuestra carrera.

Los Estudiantes

INDICE

INDICE..................................................................................................................................... 2

INTRODUCCIÓN..................................................................................................................... 4

CAPITULO I..............................................................................................................................5

LOGICA JURÍDICA..................................................................................................................5

1.1. El concepto en general.............................................................................................. 5

1.2. El concepto jurídico...................................................................................................6

1.2.1. Características compartidas del concepto jurídico con otros conceptos


técnicos de otras disciplinas................................................................................................ 6

1.2.2. Características particulares del concepto jurídico:........................................ 6

1.3. Naturaleza del concepto jurídico............................................................................. 7

2. CONCEPTO JURIDICO................................................................................................ 7
3. CLASIFICACION DEL CONCEPTO JURIDICO....................................................10
4. OTRA CLASIFICACIÓN DEL CONCEPTO JURÍDICO.......................................19

4.1. Atendiendo a su origen los conceptos jurídicos se clasifican:.............................19

4.2. Atendiendo a su naturaleza:.................................................................................. 20

4.3. La construcción jurídica:.......................................................................................20

4.4. La ficción jurídica...................................................................................................20

4.5. Importancia de los conceptos en el derecho:........................................................20

4.6. Tipología jurídica....................................................................................................20

CAPITULO II..........................................................................................................................21

2. EL JUICIO JURIDICO................................................................................................... 21

2.1. Importancia Del Juicio Jurídico............................................................................22

2.2. Estructura Interna De La Norma Jurídica.......................................................... 23

2.3. Norma Jurídica....................................................................................................... 31

2.3.1. Estructura Lógica De La Norma Jurídica.................................................... 33

CAPITULO III.........................................................................................................................37

3. LA INFERENCIA JURÍDICA.....................................................................................37

3.1. Noción.......................................................................................................................38

3.2. Carácter Complejo De La Inferencia....................................................................38

3.3. Complejidad De La Inferencia...............................................................................39

3.4. Carácter deductivo de la inferencia jurídica........................................................41

3.5. Forma de la inferencia jurídica............................................................................. 41

3.6. Modus operandi de la inferencia jurídica.............................................................42

3.7. Otros tipos de inferencias.......................................................................................44

CONCLUSION........................................................................................................................46

BIBLIOGRAFÍA..................................................................................................................... 48
2.
4

3. INTRODUCCIÓN
Dentro del lenguaje cotidiano, se utiliza la palabra “ilógico”,

para referirse a cuestiones carentes de orden, absurdas e irreales. En cambio cuando se usa la

palabra lógica, se remite sin duda alguna, a una idea ordenada, correcta y real.

Lo paradójico, es que para entender no solamente la lógica, sino

cualquier otra ciencia o teoría del conocimiento humano, se necesita forzosamente de la

lógica. De ahí que existen personas que razonan correctamente para llegar a una determinada

conclusión, mientras que hay otras, que lo hacen de manera intuitiva e inmediata, para poder

llegar a un resultado.

Todos los seres humanos emplean las leyes de la lógica, para

resolver problemas. Es un instrumento para conocer la verdad, sirve para pensar

correctamente, sin incurrir en el error.

El presente material didáctico es desarrollado para alcanzar el

objetivo principal que es lograr un aprendizaje significativo sobre la lógica jurídica que no es

igual a la lógica formal (meramente enunciativa, como las matemáticas que tiene una serie de

presupuestos indiscutibles ejemplo p. q, r, no hay que discutir), en tanto que “la lógica

jurídica es esencialmente valorativa, involucra criterios valorativos, es axiológica (rama de la

filosofía que se encarga del estudio de los valores).”


4. CAPITULO I
5. LOGICA JURÍDICA
1. ANTECEDENTES:

La Lógica remite sus primeros historiales a la Grecia antigua donde Aristóteles,

comienza a utilizar el adjetivo lógico, cuyo significado comprende el amplio tipo de

acepciones de los términos razón y palabra. Podríamos considerar la lógica como La

ciencia de pensar rectamente, es decir, como un proceso intelectual ordenado a obtener

razonamientos correctos o formalmente válidos (lógica formal o pura), sino también

como un proceso que conduce al conocimiento verdadero (lógica dialéctica o

material)1.

En virtud del desarrollo de las ciencias en la actualidad y dado el objeto

de conocimiento de la lógica, se constituye está en una herramienta de aplicación dada para la obtención de

lo más correctos raigambres dentro de las finalidades de los disciplinas aparecidas.

Una de las ciencias que ponderó fehacientemente la utilización de la

lógica como herramienta aplicada a la obtención de razonamientos lógicos jurídicos, fue el Derecho, de lo

cual se derivó la aparición de la lógica jurídica.

Entendemos la lógica jurídica como la parte de la lógica que examina,

desde el punto de vista formal, las operaciones intelectuales del jurista, así como los productos mentales de

esas operaciones: conceptos, divisiones, definiciones, juicios y raciocinios jurídicos, merecen en razón de su

objeto especifico el nombre de lógica jurídica.

1.1. El concepto en general

1 Introducción a la lógica jurídica, EDUBEBA, 1.973.


 La definición general del concepto es que es la aprehensión intelectual de un

objeto.

 Es la simple representación mental de un objeto.

 La definición del concepto es meramente representativa.

 El concepto representa al objeto en el plano del pensamiento, no afirma ni

niega nada del objeto.

1.2. El concepto jurídico

 Es la aprehensión intelectual de un objeto abstracto propio del derecho.

 Ejemplos de conceptos jurídicos: ley, patria potestad, delito, derecho, Derecho,

Estado, etc.

1.2.1. Características compartidas del concepto jurídico con otros conceptos

técnicos de otras disciplinas

Para diferenciar los conceptos jurídicos de los conceptos no jurídicos se puede

identificar dos principales características:

 Son determinados o poseen determinación:

Los conceptos jurídicos son estables y al mismo tiempo son variables con el

transcurrir del tiempo porque se amplían y/o diversifican

 Se relacionan o tienen conexidad:

Los conceptos jurídicos tienen la capacidad de relacionarse con otros

conceptos.

1.2.2. Características particulares del concepto jurídico:

 Tienen fundamento normativo: los conceptos jurídicos son definidos por la

ley y esas definiciones son contenidos de las normas jurídicas


 Cuentan con referencia axiológica: Todo concepto jurídico hace referencia a

algo que es deseado, se refiere al valor (axiología es la teoría de los valores

jurídicos). El valor principal al que hacen referencia los conceptos jurídicos es

la justicia.

 Tienen carácter sistemático: Los conceptos jurídicos forman parte de un

sistema lógico y coherente de entidades, donde cada concepto adquiere sentido

y significación.

1.3. Naturaleza del concepto jurídico

Es de naturaleza abstracta y con mucha frecuencia se

refiere a una relación Ej.: madre-hijo.

También es de naturaleza cultural, ya que son

elaborados por el hombre a partir de la realidad social, teniendo en cuenta los

intereses particulares y colectivos.

Cuando el concepto describe, delimita, caracteriza o

va más allá de la representación del objeto se transforma en definición.

2. CONCEPTO JURIDICO.

Como forma del conocimiento jurídico, cumple las siguientes funciones cognoscitivas:

a) Sintetizar y reflejar:

- Lo esencial, así como lo “accidental”, respectivamente del sujeto y del objeto de la regulación

jurídica.

- Así mismo de las circunstancias de la función operacional de cada uno de los coligadores en el

contexto de la proposición jurídica.

b) “Permitir el conocimiento de la función operacional de cada uno de los coligadores

en el contexto de la proposición jurídica”.

c) “Reflejar la evolución histórica – lógico del saber jurídico”.


d) “Operar como “términos” (como “unidades mínimas”) del análisis lógico de la

estructura interna del juicio jurídico y de la estructura de la inferencia jurídica”2.

La estructura externa (la “cobertura física”) del concepto es la palabra que es el medio para expresarlo

(“exteriorizarlo”).

Con los siguientes ejemplos, podemos tener una idea mucho más clara del concepto jurídico:

“El silencio importa manifestación de voluntad cuando la ley o el convenio le atribuyen esos

significados” (art. 142º C. C.).

Los conceptos jurídicos que podemos encontrar en esta norma

jurídica son: “silencio”, “manifestación de voluntad”, “ley”, “convenio”. Los sujetos de la regulación

jurídica se encuentran implícitos. Son las personas que intervienen en la celebración del acto jurídico.

“El juez al disponer la reserva del fallo condenatorio se abstendrá de dictar parte resolutiva de la

sentencia, sin perjuicio de fijar las responsabilidades civiles que proceden. La reserva del fallo

condenatorio importa la suspensión de su inscripción en el registro judicial” (artículo 63º del C. P.).

Los conceptos jurídicos son: “El Juez”, “reserva del fallo

condenatorio”, “dictar parte resolutiva de la sentencia”, “responsabilidades civiles”.

El sujeto – procesado, está implícito. Los conceptos que expresan el

sentido del operador deóntico son: “se abstendrá” e “importa”.

De otro lado es preciso diferenciar el concepto de la palabra. La

confusión deriva del hecho que el concepto se expresa a través de la palabra, ya sea verbal o escrita.

Sin embargo, debe precisarse que el concepto tiene un solo significado, aun cuando sea necesario

expresarlo a través de la palabra. A la palabra, por su parte, por su parte puede asignársele varios

significados o puede expresar varios conceptos. Entonces, la univocidad o especificidad es inherente al

concepto.

Por ejemplo, los conceptos jurídicos: propiedad y persona, a la luz

del principio de identidad, no significan otra cosa más que el de propiedad y de persona. Por su parte

las palabras propiedad y persona, se alejan de la univocidad o especificidad, por los distintos

significados que pueden tener. En efecto, la palabra propiedad, significa atributo, que es lo que

corresponde a dicha palabra. Lo mismo puede decirse de la palabra persona, con la cual podemos

2
Mixán Mass, Florencio: pág. 263.
referirnos a la persona natural o jurídica. También puede referirse a las tres personas distintas que

conforman la Trinidad. Puede referirse, igualmente, a la calidad moral de un individuo, cuando se dice

“es una buena persona”.

De aquí la necesidad de identificar uno del otro, porque la

proposición jurídica debe concretarse eliminando todo tipo de ambigüedad o doble sentido del

concepto.

Cuando escuchamos la expresión de lógica jurídica, esta nos genera

algunas impresiones. La primera de ellas es concebir a la lógica como una “ciencia auxiliar” del

Derecho, una especie de “método de investigación” aplicable al Derecho, o bien, conceptualizamos esta

lógica del Derecho, como una “área del conocimiento jurídico”.

La lógica jurídica es una lógica material, es decir, sus reglas

principales se encuentran en la lógica formal, encaminadas a una disciplina como lo es en este caso al

Derecho.

La lógica jurídica es una lógica material, es decir, sus reglas

principales se encuentran en la lógica formal, encaminadas a una disciplina como lo es en este caso al

Derecho.

La lógica jurídica es un método de investigación para entender al

Derecho, obtiene su principal fuente del conocimiento en la razón y no de la experiencia; el empleo de

un lenguaje simbólico del Derecho, permite también formar un paradigma en el conocimiento jurídico,

que infiere en resultados perfectos, es decir, razonamientos tan exactos, como los que nos puede dar las

matemáticas.

La lógica jurídica como tal no puede existir, toda vez que no es una

especie del género lógica, sino lo que recibe ese nombre es solamente la aplicación de la lógica a la

ciencia del derecho.

Es el Estudio sistemático de las estructuras de las normas, los

conceptos y los raciocinios jurídicos. Sistematiza y determina la estructura de las normas.

KLUG, define la lógica jurídica como la teoría de las reglas lógico

formal que llegan a emplearse en la aplicación del Derecho. Asimismo subraya que la lógica jurídica es

aplicada intuitivamente por los jueces en los razonamientos de sus sentencias, pero en ningún momento

ha llegado a ser aplicada de manera reflexiva.


VON WRIGHT (1951) creador de la lógica deóntica, reflexiona

sobre el empleo de los cuantificadores “alguno”, “ninguno” y “todos”; reflexionando análogamente la

existencia de las modalidades “posible”, “imposible” y “necesario”; lo que lo hace deducir conceptos

jurídicos deónticos.

El estudio de la lógica deóntica, debe basarse en la lógica de la

acción, es decir, en la producción de un suceso originado involuntariamente por un agente, que modifica

intencionalmente un estado original de cosas a otro estado de cosas.

La lógica jurídica es el instrumento de la ciencia jurídica, es el

método jurídico. Perfecciona el criterio de verdad sin el cual no puede alcanzarse la justicia.

Se entiende también por Lógica jurídica, la lógica especial aplicada

que, como sub- clase de la lógica Deóntica, es una disciplina autónoma.

Esta disciplina es denominada también por algunos autores con

otros nombres como: “Lógica deóntica”, “Lógica del Discurso Normativo”, “Lógica de las normas” 3.

3. CLASIFICACION DEL CONCEPTO JURIDICO.

Por clasificación se entiende al hecho de agrupar los objetos o cosas en

clases o sub – clases, considerando las semejanzas que tienen entre sí. Desde esta perspectiva, los

conceptos jurídicos también pueden agruparse en clases o sub – clases.

Mixán Mass4, nos informa que “La comparación y el análisis son

métodos óptimos para lograr la clasificación porque permiten descubrir identidades, semejanzas,

diferencias, antinomias (incompatibilidades), relaciones, interrelaciones”.

Tales afirmaciones son aplicables a la clasificación de los conceptos

jurídicos, por ello es que siguiendo siempre al Profesor Florencio Mixán Mass, diremos que los conceptos

jurídicos se clasifican según su extensión, según el grado de abstracción y según cuadro oposición formal.

Estos tres grandes grupos, presentan sus propias sub clasificaciones, conforme vamos a ver a continuación.

a) Conceptos jurídicos según su extensión:

La extensión del concepto está determinada por la cantidad de

objetos del conocimiento que puede abarcar el concepto. La cantidad está relacionada con la cantidad o

3 Florencio Mixam Mass, Lógica Jurídica


4
Obra citada, pág. 266.
el volumen, o en todo caso por ambos. Todo concepto tiene una extensión, lo que significa que no es

posible concebirlo sin dicha extensión, a despecho de lo que podría decirse de algunos conceptos que

aparentemente carecen de extensión, tal por ejemplo, el concepto “cuadrado redondo”. Es indudable

que no es posible admitir la existencia de una figura que al mismo tiempo que es cuadrada sea redonda,

como tampoco es posible admitir que una figura redonda sea al mismo tiempo cuadrada. Podría decirse

que la extensión en este caso es “cero”, lo que nos llevaría a afirmar que el concepto “cero”, tiene

extensión, pero esa extensión está vacía.

En mérito de lo que venimos diciendo, Gorski, en cita que hace

Mixán Mass, Florencio5, dice que: “Si se demuestra que la extensión de un concepto es igual a cero (en

lo tocante al aspecto de los objetos estudiados por una ciencia dada), estamos ante un caso de

exclusión, de eliminación de dicho concepto – en el terreno de la ciencia – por contradictorio, por

absurdo”.

Si el “cuadrado redondo” no existe y su extensión está vacía, bien

puede afirmarse que por contradictorio o absurdo está excluido de los conceptos “cuadrado” y

“redondo”.

Los conceptos jurídicos por su extensión, según Florencio Mixán Mass6, pueden ser:

 Concepto Jurídico “Universal”: “…es el que incluye la totalidad de

componentes de una clase dada del objeto del conocimiento jurídico. Lo

universal no admite excepciones”. Además este concepto es incluyente,

porque incluye todos los componentes de su clase. Algunos de los ejemplos

que se citan son los siguientes: “`Propiedad”, “delito”, “deberes”, “derechos”,

etc. etc. Estos conceptos son universales, porque abarcan todos aquellos

bienes que pertenecen a un propietario sin referirse a una propiedad en

particular. Lo mismo ocurre con los demás conceptos. El concepto delito,

abarca todos los delitos que pudieran cometerse en el universo. No obstante,

el empleo de este concepto exige “una cuidadosa flexibilidad y rigurosa

aplicación de la relación

5
Gorski, D. P.- TAvantis, P. V.: op. Cit., p.56, cita de Mixán, obra citada, pág. 267.
6
Obra citada págs. 267 a 282. Se aclara que las citas textuales corresponden al autor citado, con pequeñísimos
comentarios, con la finalidad de no distorsionar el pensamiento del autor citado.
de inclusión de clases”. Me explico: el concepto “Magistrado”, será aun

concepto universal porque la referencia es a todos los Magistrados del

universo, independientemente de su jerarquía o especialidad. Sin embargo, si

digo “Magistrado peruano”, estaremos ante una subclase del concepto

“Magistrado”. No obstante, prescindiendo del primer concepto de

“Magistrado”, el concepto “Magistrado peruano”, se constituirá en un

concepto universal, en relación a todos los Magistrados del Perú, porque no

hay una referencia concreta respecto a cual magistrado se refiere el concepto,

desde que en el Perú son Magistrados los jueces de paz letrado, los jueces

especializados de primera Instancia y los Vocales Superiores y Supremos de

las distintas especialidades y de los distintos Distritos Judiciales. Por ello, los

conceptos universales se sub clasifican a su vez en:

o 1) Conceptos Universales de extensión limitada: “…se refieren a la

clase cuyos componentes (miembros) son susceptibles de un cómputo

preciso”. Ej. Jueces peruanos, Ministros de la República del Perú,

Rectores de las Universidades del Perú.

o 2) Conceptos Universales de extensión ilimitada: “…se refieren a

aquellos cuyos componentes (integrantes) son en cantidad

indeterminada”. Ej. Contratos de compraventa celebrados en el siglo

XXI.

b) Concepto Jurídico Particular: Es aquel que alude “a la pluralidad de objetos del

conocimiento jurídico que son menor que la totalidad de componentes de la clase del

objeto del conocimiento pero, a la vez, mayor que el componente unitario de dicha

clase”. Puede identificarse por el cuantificador que se le antepone necesariamente

para identificarlo. El cuantificador estará representado por las palabras “algunos”,

“ciertos”,
“varios”, “muchos”. Así puede decirse: “algunos inmuebles”, “muchos contratos de

compraventa, etc. Se identifican, igualmente, como sub – clases de una clase que los

incluye. Ejemplos: El concepto jurídico “tributo”, puede identificarse como un

concepto universal, en relación a los conceptos “impuesto”, “contribución” y “tasa”,

que vendrían a ser conceptos jurídicos que corresponde a la sub clase de aquel y por

tanto conceptos particulares.

c) Concepto Jurídico Singular: El término “singular” hace referencia a un solo objeto.

En consecuencia el concepto jurídico singular, se referirá a un solo objeto del

conocimiento jurídico que puede ser: 1) un solo objeto de la regulación jurídica o de

la relación jurídica, 2) un solo sujeto de la regulación jurídica o de la relación jurídica,

3) un solo acto o hecho jurídico, 4) una sola hipótesis jurídica, 5) una sola

consecuencia jurídica; o 6) un solo operador deóntico. Ejemplos: Delito de violación

cometido por “x” en agravio de “y”, contrato de compra – venta celebrado entre “a” y

“b”, el 30 de enero de 2008. Mixán Mass, Florencio, cuyo pensamiento venimos

siguiendo, nos indica que hay quienes “tratan de distinguir entre “conceptos

singulares” y “conceptos individuales”, argumentando para el efecto de que “los

“conceptos individuales” son aquellos que se refieren a objetos del conocimiento que

son únicos en su especie”7.

d) Conceptos Jurídicos relacionados por el contenido y la extensión: Ya se anotó que

todo concepto jurídico tiene un contenido y una extensión. El contenido del

concepto jurídico, nos dice Mixán Mass, “está dado por las cualidades del objeto, del

sujeto, del operador deóntico, de las circunstancias, etc., que son inherentes al

conocimiento jurídico”, porque, además, “incluye lo esencial del objeto dado del

conocimiento jurídico. A su vez, la extensión del concepto jurídico “abarca una

cantidad de objetos

7
Obra citada, págs. 269 – 270.
del conocimiento jurídico”, que puede ser uno o varios o una totalidad 8. Nos advierte,

el mismo autor no olvidar “que un concepto jurídico puede, a su vez, constituir el

contenido de otro concepto jurídico”9. Igualmente, como se ha señalado antes, debe

tenerse en cuenta que no existe concepto jurídico que carezca de contenido y de

extensión, así como tampoco sin conexión o relación mediata o inmediata con otro.

En tal sentido, el autor nos advierte que: “En definitiva, no existe extensión

conceptual sin contenido, ni contenido conceptual sin extensión” 10. De otro lado,

todos los seres existentes en el universo, se encuentran relacionados unos a otros, en

forma directa o indirecta, próxima o remota independientemente de la diversidad y de

las diferencias entre unos y otros. Dentro de esta clasificación, Mixán Mass11, propone

la siguiente sub clasificación:

a. Conceptos Jurídicos equivalentes: “Son aquellos que tienen distintos

significados por referirse cada uno a notas, cualidades diferentes que posee un

mismo objeto del conocimiento al que se refieren. Esto es, cada uno de los

conceptos “poseen su propio significado” “pero tienen la misma extensión”.

Los objetos del conocimiento tienen distintas cualidades, por lo que pueden

ser mencionados o estudiados desde distintos puntos de vista, siendo esta la

causa de su identidad en la extensión. Ejemplo: el concepto “derecho de

propiedad de aves”, puede ser expresado a través de una serie de conceptos

jurídicos equivalentes: “Derecho de propiedad sobre las plumíferas”, “derecho

de propiedad sobre vertebrados bípedos y ovíparas, etc. etc.

8
Mixán Mass, Florencio, obra citada. Pág. 270.
9
Obra citada pág. 270.
10
Obra citada, pág. 270.
11
Obra citada, págs. 271 a 278. 10
Obra citada, pág. 272.
b. Conceptos Jurídicos en relación de intersección: “el producto lógico”: “…

son aquellos cuyos contenidos (significados) resultan coincidentes en parte,

comunes en parte; y, por tanto, sus extensiones también coinciden en parte.

Aquella parte común genera una significación que se conoce como “producto

lógico” (que no es lo mismo que el producto aritmético)”10.Ejemplo: Los

conceptos “competente” y “abogado”, tienen una coincidencia parcial, en tanto

un abogado sea competente. El producto lógico es la calidad resultante de

“abogado competente”.

c. Conceptos Jurídicos en relación de subordinación e inclusión: “… resultan

de tener en cuenta que el concepto que sirve como punto de partida, en una

relación dada, refleja (expresa), generalmente, la idea de jerarquía normativa,

de organización jurídico – institucional o jurídico – política o jurídica –

económica, etc. El concepto subordinante indica mayor grado de jerarquía del

objeto del conocimiento jurídico al que se refiere con respecto al objeto que

expresa el concepto sub – ordinado”. Los artículos 51º y 138º, segunda parte

de la Constitución del Estado que se refieren a la jerarquía normativa y por

tanto a la subordinación de una norma jurídica sobre otra, nos puede dar una

idea mejor de esta clase de conceptos, en el que el concepto Constitución, es

subordinante de la Ley, Decreto Supremo y cualquier otra norma de inferior

jerarquía. La relación de subordinación, puede ser a la vez de inclusión

“cuando el concepto subordinado constituya elemento constitutivo del

concepto incluyente (subordinante”. Ej. El concepto Departamento es

subordinante y al mismo tiempo incluyente de los conceptos: Provincia y

Distrito, respectivamente. Será concepto jurídico incluyente el de mayor

extensión que contiene totalmente al concepto jurídico incluido o concepto

jurídico componente. Ej. El concepto


jurídico “Código”, incluye a todos los códigos: Civil, Penal, Procesal Civil,

Procesal Penal, etc. Lo mismo puede decirse del concepto jurídico “delito”.

d. Conceptos Jurídicos incompatibles: “…son aquellos cuyas diferencias son

tan relevantes que hacen imposible conciliar sus significados y extensiones

entre si; de modo que, al pretender formar con ellos un concepto compuesto

(complejo) se obtiene un resultado un contrasentido, un absurdo”12. Los

conceptos se excluyen entre si. Los conceptos jurídicos “procedente” e

“improcedente”, son incompatibles. “Sentencia condenatoria” y “sentencia

absolutoria”.

e. Conceptos Jurídicos compatibles: “…son aquellos cuyos contenidos

(significados) son diferentes pero no contradictorios porque en lo esencial

coinciden total o parcialmente”13. Se les denomina, igualmente, “posibles

entre si” o “conceptos conciliables”. Ej. Demandado y Demandante, son

diferentes, pero compatibles porque ambos son partes del proceso.

f. Concepto Jurídico complejo (compuesto): Son aquellos que permiten

constituir conceptos jurídicos compuestos. No son incompatibles consigo

mismo, sino con otro concepto que le es inconciliable. Ej. El concepto “acto”

y el concepto “jurídico”, los conceptos “sentencia” y “condenatoria”, permiten

constituir los conceptos jurídicos complejos: “acto jurídico”, “sentencia

condenatoria”. Ejemplos de conceptos jurídicos incompatibles serían: “acto

jurídico lícito” y “acto jurídico ilícito”. “sentencia condenatoria” y “sentencia

absolutoria”.

12
Mixán Mass, Florencio, obra citada, pág. 275.
13
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 275.
g. Conceptos Jurídicos opuestos (excluyente por negación): “… son aquellos

en los que un concepto jurídico hace referencia al carácter, a la cualidad, etc.,

del objeto de la regulación o relación jurídica del que se ocupa; pero el otro

concepto se refiere a lo opuesto a sobre lo mismo” 14. Ej. “Culpable” “no

culpable”, “acto jurídico nulo”, “acto jurídico válido”. Algunos “conceptos

jurídicos reflejan con mayor contundencia su significación en la medida que

simultánea o implícitamente se tenga en cuenta el concepto opuesto”, precisa

Mixán Mass15. Se les conoce también como conceptos jurídicos en

correlación de opuestos. Se proponen los siguientes ejemplos: “Acusado”,

“Fiscal”; “culpable”, “inocente”, “deber jurídico”, “facultad jurídica”.

h. Conceptos Jurídicos imposibles: “…son los que se refieren a aquello que

jurídica u antológicamente son inexistentes o son de imposible realización”.

Son un absurdo. Ejemplo: “ciudadano de madera”.

e) Conceptos Jurídicos según el grado de abstracción.

Puede afirmarse que todas las formas del pensamiento constituyen

el resultado de un proceso de abstracción, de modo que cuanto más alto es el grado de abstracción más

nos aproximaremos a la esencia de la realidad, porque ello implica una profunda penetración en la

esencia de lo que es objeto de la actividad cognoscitiva. De lo expuesto, se deduce, entonces que el

proceso de abstracción tiene grados, a partir de la cual, se propone la siguiente clasificación:

 Conceptos Jurídicos de menor grado de abstracción (“Conceptos

concretos”): Son los que, “además de lo esencial que reflejan, destacan las notas

(propiedades) específicas de aquello a lo que se refieren; de modo que al expresar

el concepto se nos revela de inmediato el objeto del conocimiento tal como es en

realidad o muy

14
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 277.
15
Obra citada pág. 277 - 278.
próximo a como es”16. Informa Mixán Mass, que algunos lógicos denominan a

esta clase de conceptos jurídicos “conceptos concretos”; sin embargo el prefiere

denominarlos simplemente “conceptos jurídicos de menor grado de abstracción”,

con la finalidad de evitar confusiones. Ejemplos: Casa – habitación, avión,

escritura pública, sentencia escrita, defensa oral, Presidente de Sala, recibo de

pago, etc. etc.

 Conceptos Jurídicos de mayor grado de abstracción: Son los “que reflejan las

notas generales y esenciales del objeto o sujeto de la regulación jurídica” 17. Su

contenido incide solo en lo esencial, en lo universal, o en lo general y por tanto

abarcan la mayor extensión, porque debido a su alto grado de abstracción

prescinden de las notas empíricas distintivas de aquello a lo que se refieren,

subsumiendo, dada su generalidad, todo objeto o sujeto del conocimiento jurídico

que pertenece a la extensión de aquél. Ej. Derecho Humanos, Justicia, Derecho,

Estado, Libertad jurídica, igualdad jurídica, etc. etc.

f) Conceptos Jurídicos opuestos según grado de oposición formal.

a. Conceptos Jurídicos “contrarios”: “…resultan de la contraposición

simultánea de los significados de universal; o sea, resulta de contraponer un

concepto jurídico universal afirmativo a otro concepto jurídico universal

negativo sobre lo mismo; y, viceversa”18. Ejemplos: Todos los abigeos, ningún

abigeo, ningún traficante, todos los traficantes; todas las organizaciones

civiles, ninguna organización civil, etc. etc.

b. Conceptos Jurídicos “contradictorios”: Resultan “de contraponer a un

concepto universal afirmativo un concepto particular negativo o a un concepto

16
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 279.
17
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 280.
18
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 281.
universal negativo un concepto particular afirmativo”19. Ejemplos: Ningún título valor, algún título

valor; todos los funcionarios deshonestos, pocos funcionarios honestos.

c. Conceptos Jurídicos en relación de sub – contrariedad: Son aquellos “con

significados opuestos; o sea, al concepto jurídico particular afirmativo se

contrapone el concepto jurídico particular negativo; y viceversa”19. Ejemplos:

Muchos con licencia municipal, algunos sin licencia municipal; varios con

derecho a examen, muchos sin derecho a examen; algunos inmuebles, algunos

no – inmuebles.

d. Conceptos Jurídicos en relación de subalternación: “…son el concepto

jurídico universal afirmativo y el concepto jurídico particular incluido en él;

así como el concepto jurídico universal negativo y un concepto jurídico

particular negativo también incluido en él”. Ejemplos: Todos los curadores,

pocos curadores; todas las donaciones, una cuantas donaciones; la propiedad,

propiedad horizontal.

4. OTRA CLASIFICACIÓN DEL CONCEPTO JURÍDICO

Los conceptos jurídicos se pueden clasificar desde distintos criterios también jurídicos como ser:

4.1. Atendiendo a su origen los conceptos jurídicos se clasifican:

 Conceptos legales: suministrados por la ley Ej.: el concepto de persona en el

Código Civil

 Conceptos jurisprudenciales: suministrados en las sentencias judiciales.

 Conceptos doctrinarios: suministrados por la doctrina, son conceptos

definidos por los juristas.

Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 281. 19


19

Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 282.


4.2. Atendiendo a su naturaleza:

 Conceptos puros formales o apriorísticos: es la armazón lógica del derecho

sin los cuales éste no existiría.

 Conceptos materiales o contingentes: son el contenido de los conceptos

formales.

4.3. La construcción jurídica:

Es el proceso de elaboración de los conceptos jurídicos. Dichos conceptos deben

quedar enmarcados en las instituciones vigentes, y en la formación misma del

lenguaje jurídico especializado propio del derecho. La construcción jurídica solo

es verdad cuando descubre una realidad que sin el concepto construido

permaneciera oculta.

4.4. La ficción jurídica

Es la elaboración de un ordenamiento jurídico dentro de un marco hipotético: Una

ficción jurídica es un artificio sin realidad alguna. Los artificios son necesarios a

efectos de dar solución a situaciones que de otro modo no la tendrían.

4.5. Importancia de los conceptos en el derecho:

Por medio de los conceptos jurídicos se establece el orden social vigente. Además

los conceptos permiten:

 El conocimiento del derecho.

 El estudio y comprensión del derecho.

 El cumplimiento y la ejecución del derecho.

4.6. Tipología jurídica


En el derecho se estila realizar tipologías respondiendo a las clases de conceptos y

definiciones existentes.

6. CAPITULO II
2. EL JUICIO JURIDICO
Es la forma del conocimiento jurídico que determina el sentido de la

prescripción jurídica y el contenido de la proposición jurídica. Es lo esencial de la norma jurídica y de la

regulación jurídica. Por ello, según lo precisa Florencio Mixán Mass20, la lectura de un artículo debe

hacerse con la intención de identificar el juicio jurídico que contiene para poder conocer: El sentido de la

hipótesis jurídica, del operador deóntico y de la consecuencia jurídica “así como conocer la relación de

ese juicio jurídico con otro juicio jurídico que fuere necesario identificar en el caso”. “ese núcleo del

sentido de la prescripción jurídica que, a su vez, perfila el carácter deóntico de la regulación jurídica: como

debe ser y como puede ser el comportamiento de los sujetos de derecho”. No debe olvidarse que la

norma jurídica sirve para instituir la regulación jurídica.

El juicio jurídico se expresa a través de una “cobertura material” que

viene a ser la proposición jurídica sea escrita u oral que permite fijar objetivamente en el tiempo y en el

espacio, dicho juicio jurídico. Se diferencia de la proposición jurídica por su abstractez, porque esta “es

de naturaleza objetiva, empírica y en éste concurren expresiones de lenguaje tanto enunciativo como

jurídico (técnico). La proposición jurídica es la estructura externa del juicio jurídico”21.

El juicio jurídico es una de las formas del conocimiento jurídico, cuya

función específica es representar la estructura y el sentido de la prescripción jurídica; o sea, es lo esencial de

la norma jurídica. El juicio jurídico refleja el sentido de la imputación jurídica.

El juicio jurídico es el contenido de la proposición jurídica; por es, por

ejemplo, la lectura de la proposición jurídica de un artículo debe hacerse con la intención definida de

identificar el juicio jurídico que contiene para poder conocer el sentido de la hipótesis jurídica, del operador

deóntico y de la consecuencia jurídica, así como para conocer la relación de ese juicio jurídico con otro

Obra citada, pág. 283.


20

Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 283. 3


21

Obra citada, pág. 283, 284.


juicio jurídico que fuere necesario identificar en el contexto de la normatividad jurídica. El juicio jurídico es

la esencia del regulación jurídica.

El juicio jurídico es el núcleo del sentido de la prescripción jurídica que,

a su vez, perfila el carácter deóntico de la regulación jurídica: como debe ser y como puede ser, etc., el

comportamiento de los sujetos de derecho.

2.1.Importancia Del Juicio Jurídico

Según Mixán Mass, Florencio3 el juicio jurídico es importante porque:

 Es el contenido de la proposición jurídica.

 Es el determinante del sentido diádico (coimplicante) de la norma jurídica.

 Sirve para identificar la orientación, el objetivo de la regulación jurídica y la

vinculación de esta con la axiología.

 Su conocimiento permite una interpretación correcta de la proposición jurídica.

 Es la premisa de la inferencia jurídica.

Si la proposición jurídica es correcta y permite “identificar y analizar las partes componentes del juicio

jurídico que constituye el contenido de dicha proposición”, será posible “saber en qué consiste el

sentido de la de la imputación jurídica, para identificar a los sujetos de la regulación jurídica, para

identificar la conducta regulada y las correspondientes circunstancias previstas para el caso”.

El juicio jurídico tiene una extraordinaria importancia porque: a) es el contenido de la proposición

jurídica; b) representa, refleja la estructura y el sentido diádico (complicante) de la norma jurídica; c)

sirve para identificar la orientación, el objeto de la regulación jurídica y la vinculación de esta con la

axiología; d) su conocimiento permite una interpretación correcta de la proposición jurídica; e) es la

premisa de la inferencia jurídica.

Para identificar a los sujetos de la regulación jurídica, para identificar la conducta regulada y las

correspondientes circunstancias previstas para el caso, se requiere una correcta proposición jurídica

que, a su vez, permita identificar y analizar las partes componentes del juicio que constituye el

contenido de dicha proposición.


2.2. Estructura Interna De La Norma Jurídica

Está dada por la estructura lógica del juicio jurídico, a través del

cual “se identifica cada una de las partes componentes de la estructura lógica del juicio jurídico a

través de la respectiva proposición jurídica”22. Las partes constitutivas de la estructura interna del

juicio jurídico son las siguientes: hipótesis jurídica, operador deóntico y consecuencia jurídica.

Estas podrán identificarse fácilmente, si la proposición jurídica es formulada adecuadamente y sigue

la secuencia natural en la que se encuentran siempre las partes constitutivas de la estructura interna del

juicio jurídico. La deficiencia en que pudieran incurrir quienes redactan la proposición jurídica,

cuando no siguen la secuencia natural, puede dificultar la interpretación, sin embargo dicha

deficiencia “no altera en absoluto el orden preconstituido de dichos elementos estructurales”. Es

evidente que las dificultades, en estos casos, se agravarán para quienes no están capacitados para

distinguir entre el juicio jurídico y la proposición jurídica. El asunto puede complicarse más, cuando el

legislador para un solo juicio jurídico, utiliza más de una proposición jurídica. Por ejemplo, en una

prevé la hipótesis jurídica y el operador deóntico y en la otra la consecuencia jurídica.

Aclarando más el tema y siempre teniendo en cuenta que la

estructura interna del juicio jurídico consta de tres partes o elementos fundamentales ya señalados

(hipótesis jurídica, operador deóntico y consecuencia jurídica), en cita de Alexandrov y otros, que

hace Mixán Mass23, nos recuerda que “La comprensión correcta del sentido de cada norma jurídica, la

explicación exacta de los fines que perseguía el legislador al dictar una norma, son imposibles sin una

noción clara y precisa de la estructura lógica de la norma jurídica, es decir, de su estructura interna, de

sus partes integrantes. El principio de la legalidad…(*) exige la comprensión de estas cuestiones por

todos aquellos que tienen que cumplir las prescripciones de una norma jurídica: los órganos estatales,

los funcionarios y los ciudadanos”.

Agrega, que “Por su sentido y contenido, toda norma jurídica debe

dar respuesta correcta a tres cuestiones fundamentales:

22
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 284.

23
Alexandrov, N. G. y otros: Teoría del Estado y del Derecho, versión española de A. Fierro, Editorial
1) Cuándo precisamente, es decir, en qué circunstancias reales, hay que regirse

por la norma jurídica” (se refiere a la hipótesis jurídica).

2) Qué comportamiento es el que prescribe o se permite por la norma jurídica a

las partes en la relación que se regula” (Operador Deóntico).

3) A qué consecuencias habrá de atenerse la persona que infrinja las

prescripciones de la norma jurídica” (consecuencia jurídica).

El juicio jurídico tiene su propia estructura lógica que es su estructura

interna.

En la práctica, se identifica cada una de las partes componentes de la estructura lógica de juicio

jurídico a través de la respectiva proposición jurídica. Sin embargo, tal deficiencia no altera en lo

absoluto el orden lógico preconstituido de dichos elementos estructurales; aunque, si, crea dificultades

a quienes no están capacitados para identificar el juicio jurídico en la proposición jurídica.

La estructura interna del juicio jurídico consta de tres partes o elementos fundamentales, ya señalados y

explicado por los especialistas. Esas partes son:

a) “Hipótesis jurídica” (“supuesto jurídico”, “supuesto normativo”).

b) “Operador deóntico” o “functor normativo” (“copula jurídica”, “núcleo de la

imputación normativa”, “juntor”, “funtor”).

c) “Consecuencia jurídica” (“disposición normativa”).

A. Hipótesis Jurídica.

“La hipótesis jurídica es el primer elemento del juicio jurídico y tiene como función prever un

acto, hecho, omisión, suceso, etc., prefigurado por el autor de la norma”. Aquí vamos a encontrar

“enunciado descriptivamente una conducta o una realidad fáctica (suceso natural) o eventualmente

una situación o relación jurídica que habrá de acontecer”24.

La hipótesis jurídica, generalmente, aparece prefigurada en forma explícita, pero en algunos casos

está implícita o forma parte de otra proposición jurídica a la que nos remite. Es de carácter

general o particular, conjugándose “la experiencia que nos ofrece la realidad social o natural con

la

24 Grijalbo, S. A.. México, D. F. 1962, p. 289, cita de Mixán Mass, Florencio, obra citada, pág. 285.
previsión y la determinación de regular jurídicamente tales acontecimientos futuros en pro de algún

interés que se propone proteger”25.

La previsión está orientada a un suceso posible o probable, de modo que no puede admitirse que se

refiera a hechos imposibles o improbables. “Los conceptos y los juicios empleados para enunciar,

describir, la hipótesis jurídica son de índole extrajurídica, aunque también pueden serlo, a veces de

índole jurídica”. “La hipótesis jurídica tiene un contenido de naturaleza predominantemente fáctica

(referida a actos, hechos, fenómenos, situaciones, relaciones) y sólo eventualmente puede incidir en

algún aspecto jurídico”26.

Concretizada la hipótesis jurídica, inexorablemente deviene la subsecuente realización de la

consecuencia jurídica prevista en la proposición jurídica. Estas afirmaciones encuentran su

fundamento en la definición de hipótesis jurídica que nos alcanza García Maynes, en cita que hace

Mixán Mass9, según la cual “Podemos definir el supuesto como la hipótesis de cuya realización

depende el nacimiento de las consecuencias de derecho”.

Algunos ejemplos nos permitirán, entender mejor el tema de la hipótesis jurídica, como elemento

del juicio jurídico:

“Son peruanos por nacimiento los nacidos en el territorio de la República. También

lo son los nacidos en el exterior de padre o madre peruanos, inscritos en el registro

correspondiente durante su minoría de edad”.

“Son asimismo peruanos los que adquieren la nacionalidad por naturalización o por

opción, siempre que tengan residencia en el Perú” (artículo 52º de la CE).

Se trata de una norma constitucional, en el que vamos a encontrar tres juicios jurídicos, por lo que

correlativamente dentro de ellas estarán inmersas tres hipótesis jurídicas, a las que a dos se han

añadido “condiciones que pueden perfilarlas con la necesaria precisión”.

Los supuestos o hipótesis jurídicas que encontramos son los siguientes:

 Primer supuesto jurídico: “Nacidos en el territorio de la República”.

25 Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 286. 7 Obra citada, pág. 286
Obra citada, pág. 286 y 287. 9
26

Obra citada pág. 287.


 Segundo supuesto jurídico: “Nacidos en el exterior de padre o madre

peruanos”. Condición del supuesto jurídico: “inscritos en el registro

correspondiente durante su minoría de edad”.

 Tercer supuesto jurídico: “adquieren la nacionalidad por naturalización o

por opción”. Condición del supuesto jurídico: “siempre que tengan

residencia en el Perú”.

“El Estado combate y sanciona el tráfico ilícito de drogas. Asimismo, regula el uso de los

tóxicos sociales” (artículo 8º CE).

Es también una norma jurídica constitucional, en el que los supuestos o hipótesis jurídica son los

siguientes:

 Primer supuesto jurídico: “tráfico ilícito de drogas”.

 Segundo supuesto jurídico: “uso de tóxicos sociales”.

En la hipótesis jurídica se encuentra prevista descriptivamente una conducta o una realidad fáctica

(suceso natural) o eventualmente una situación o relación jurídica, que habrá de acontecer. La

hipótesis jurídica aparece prefigurada explícitamente, auque, a veces, puede resultar implícita o

formar parte de otra proposición jurídica a la que se debe llegar vía remisión (concordancia).

La hipótesis jurídica tiene un contenido de naturaleza predominantemente fáctica (referida a

actos, hechos, fenómenos, situaciones, relaciones) y solo eventualmente puede incidir algo de

carácter jurídico. Es eminentemente “predictivo”.

La aplicación de la hotesis jurídica, desde el punto de vista lógico, presupone inexorablemente

también la subsecuente realización de la consecuencia jurídica, prevista para el caso.

B. Operador Deóntico:

Nos informa Mixán Mass, Florencio27, que el “Operador

deóntico”, se le conoce también con el nombre “operador normativo”, “functor normativo”,

27
Obra citada, págs. 292 – 295.
“cópula jurídica”, “nexo”, “núcleo de la imputación normativa”, “functores deónticos”, “functores

creadores de normas”. El término “operador”, según el Diccionario de la Lengua Española,

proviene del latín operador – oris, que significa etimológicamente “el que hace”.

Definiendo el Operador Deóntico, Mixán Mass expresa que

“es el que determina el sentido de la imputación normativa y, por lo tanto, determina el carácter de

la norma jurídica: obligatorio, permisivo, prohibitivo, etc.”. Determina el sentido y el ámbito de la

imputación jurídica, lo que no significa que necesariamente coincida con el comportamiento

regulado, porque este puede realizarse en conformidad o no con el sentido de la imputación

jurídica. En el radica lo esencial de la norma jurídica. Es el “elemento normativo determinante del

sentido bi condicional de la norma jurídica” y el que “genera la función de la imputación jurídica

que contiene el juicio jurídico”.

Necesariamente en la proposición jurídica, subyacen dos juicios

jurídicos correlativos, que se expresan en una imputación jurídica explícita, directa en tal o cual

sentido y en el reverso de ella expresado en la imputación correlativa o complicarte, que es el

derecho o facultad del otro sujeto de la regulación jurídica.

Para concluir este tema, siguiendo siempre al Maestro Mixán

Mass, Florencio, diremos que la función del operador deóntico, “como elemento determinante del

carácter de la norma jurídica, se exterioriza en las siguientes especies básicas de la modalidad

deóntica”28.

“Obligación” (“mandato”, “imperativo”, “obligatorio”),

“prohibición” (“obligatorio no”, “tener que – no”, “deber de no”). “Permisión” (“facultad

jurídica”, “derecho subjetivo”). “Potestad pública” (obligación o permisión según el contexto de

lo prescrito). “Prerrogativas” (“potestad jurídica especial conferible en razón del cargo, de la

función extraordinaria importancia o jerarquía). “Atribuciones” (potestades permitidas que

confiere el cargo). “Declarativa” (“prescripción formulada en función de fines transcendentes).

“De excepción” (imputación de desagregación con respecto a una prescripción general).

28
Obra citada, pág. 294.
El “operador deontico” es conocido también con el nombre de

“operador normativo”, “fuctor normativo”, “copula jurídica”, “nexo” “núcleo de la imputación

normativa”, “fuctores deonticos”, fuctores creadores de normas”.

La palabra “operador” proviene del latín operador-oris, cuya

significación etimológica es: “el que hace”.

“deontico” es un objetivo aun no incorporado en el diccionario

de la lengua española, pero significa “ciencia o tratado de los deberes” o “ciencia de lo que debe

ser”.

Entonces podemos decir que el Operador Deontico es el que

determina el sentido de la imputación normativa y, por lo tanto, determina el carácter de la norma

jurídica: obligatorio, permisivo, prohibitivo, etc. Como se sabe, cada tipo de imputación jurídica

conlleva su inevitable correlato. De estas tres imputaciones primarias derivan las demás, algunas de

estas han sido mencionadas al aumentar las clases de normas jurídicas.

Especies básicas de la modalidad deóntica:

 Obligación

 Prohibición

 Permisión

 Potestad publica

 Prerrogativas

 Atribuciones

 Declarativa

 De excepción

C. Consecuencia Jurídica.

Se le llama también “disposición jurídica”. Es la parte del juicio jurídico que prevé lo siguiente con

relación a los sujetos de la regulación jurídica:

 Lo que debe o no debe hacer.

 o como lo impedido de hacer o impedido de abstenerse.


 o como lo permitido de hacer lo permitido de abstenerse.

En mérito de lo antes expuesto, la consecuencia jurídica, conceptualmente, se sintetiza,

básicamente, como:

- Un deber jurídico. - Una prohibición jurídica, - Una permisión jurídica.

Conductas posibles de ser materializadas “por el sujeto de la regulación jurídica en una acción,

omisión, abstención o prohibición circunstanciadas; y, como tal, nos permite conocer en que

consiste la conducta regulada jurídicamente como consecuencia de la hipótesis que realiza;

nos permite identificar a los sujetos de la regulación jurídica, las condiciones, circunstancias

objetivas y/o subjetivas, fines, etc. de la regulación jurídica”29.

En la consecuencia jurídica se prevé la conducta que sobrevendrá cuando se realiza la

hipótesis jurídica y en conformidad con el sentido prescriptivo que determina el operador

deóntico.

Nos explica, Mixán Mass, Florencio30 que por “Correlación de

opuestos, la consecuencia jurídica prevista explícitamente indica la consecuencia jurídica

correlativa implícita”. Precisa, además, que el Profesor García Maníes, se refiere a esta

característica cuando afirma: “Dada la índole imperativo – atributiva de la regulación jurídica, la

predicación contenida en sus normas refiérase en todo caso a lo que la persona objeto de tal

regulación está obligada a hacer o a omitir o a lo que el facultado puede lícitamente hacer o dejar de

hacer”31.

Con algunos ejemplos, podemos entender mejor lo dicho:

Respecto al Derecho de Indemnización, la Convención

Americana sobre Derechos Humanos, en su artículo 10º prescribe:

Toda persona tiene derecho a ser indemnizada conforme a Ley en caso de haber sido

condenada en sentencia firme por error judicial”.

Consecuencia jurídica: Derecho a ser indemnizado conforme a Ley (anverso)

Consecuencia jurídica: Deber del respectivo Estado de pagar la indemnización (reverso).

29
Mixán Mass, Florencio, Obra citada, pág. 303.
30
Obra citada, pág. 303.
31
García Maníes, Eduardo: Lógica del Juicio Jurídico. Fondo de Cultura Económica, México – Buenos Aires,
1955, p. 29, cita de Mixán Mass, obra citada, pág. 303 -304.
La Ley Procesal del Trabajo, en su artículo 4º, numeral 1), parte pertinente, fija la competencia de las

Salas Laborales, por razón de materia, en los siguientes términos:

“Las Salas Laborales de la Corte Superior conocen de las pretensiones en materia de:

a) Acción Popular en materia laboral.

b) Impugnación de laudos arbitrales emanados de una negociación colectiva.

c) Acción contencioso - administrativa en materia laboral y seguridad

social”.

d) Conflictos de competencia promovidos entre juzgados de trabajo y entre

estos y otros juzgados de distinta especialidad del mismo distrito judicial”

(parte pertinente).

Consecuencia jurídica: Deber jurisdiccional de las Salas Laborales de conocer y resolver los casos

sometidos a su jurisdicción, enumerados en la norma jurídica transcrita.

En el primer inciso, se prevé la facultad de las Salas Laborales de conocer y resolver el

específicamente el Proceso de Acción Popular en materia laboral, excluyendo de su conocimiento los

Procesos de Acción Popular referidos que no se refieran a materia laboral. Igualmente, la posibilidad de

las Salas Laborales de exigir, se les reconozca dicha competencia y la de las demás Salas (Civil, Penal,

etc.) de reconocer y respetar dicha jurisdicción. En concreto, los Procesos de Acción Popular referidos

a materia laboral son tramitados y resueltos por las Salas Laborales.

Lo mismo puede decirse con la competencia respecto a la impugnación de laudos arbitrales, acción

contencioso – administrativa y los conflictos de competencia ya se trate de juzgados de trabajo o de

distinta especialidad.

La consecuencia jurídica-llamada por algunos “disposición jurídica”-es aquella parte del juicio jurídico

que prevé lo que debe o no debe hacer o como lo impedido de hacer o impedido de abstenerse o como

lo permitido de hacer o lo permitido de abstenerse. La consecuencia jurídica, casi siempre, esta añadida

de una serie de circunstancias que integran su entidad, salvo alguna excepción.

Es conveniente recordar que únicamente las personas (naturales o jurídicas) son sujetos de la

regulación jurídica. Las cosas y los animales son solamente objeto de la regulación jurídica. Es

inteligible que esta característica se refería el profesor García Maníes cuando afirmaba: “Dada la
índole imperativo-atributiva de la regulación jurídica, la predicación contenidad en sus normas

refierese en todo caso a lo que la persona objeto de tal regulación está obligada a hacer o a omitir o a lo

que el facultado puede lícitamente hacer o dejar de hacer”.

2.3. Norma Jurídica

Según Villoro Toranzo: “la norma jurídica es la formulación

técnica de un esquema construido conforme a una valoración de justicia dada por el legislador a un

problema histórico concreto.”

Al derecho le interesa sobre todo la justicia en cuanto permite que

las personas puedan convivir. Esta norma puede ser un esquema. Es descriptiva o sea que describe un

hecho para decir que, o que no se debe hacer y la sanción que trae su cumplimiento.

La estructura de la norma jurídica es similar a un juicio lógico

Juicio: Representación mental de algo a través de los sentidos. Estos

pueden ser: juicios del ser o enunciativos y Juicios del deber ser o imputativos o atributivos o

normativos

Los del ser o enunciativos enuncian algo que ha sido o será de una

determinada forma, enuncian algo, aseveran algo

Y los Juicios del deber ser o imputativos o atributivos o normativos

expresan algo que debe ser de cierto modo sin perjuicio de que no ocurra en la realidad. Que debió

ser o deberá ser. En estos hay un supuesto enlazado imputativamente a una consecuencia. Estos se

dividen en categoricos e hipotéticos. Los categóricos pueden ser positivos o negativos: mandatos o

prohibiciones. Y los hipotéticos en principios de habilidad o reglas técnicas y los consejos de

sagacidad o imperativos pragmáticos

FORMULA ESQUEMATICA DE LOS JUICIOS DEL SER O ENUNCIATIVOS: “dado S, es

P”: los planetas giran alrededor del sol. La tierra es un planeta entonces gira alrededor del sol.

DE LOS JUICIOS DEL DEBER SER: “dado A debe ser B”: si la

temperatura sube, debe el mercurio en el termómetro expandirse

La norma jurídica tiene la estructura de un juicio. Esta afirmación,


que presupone el enfoque lógico de la norma jurídica, es exacto

Según enseña la lógica, el juicio es una relación de conceptos, hecha

de cierta manera, que consta de tres elementos: sujeto, cópula y predicado.

Pues bien para aplicar esta noción al campo del derecho tenemos

como ejemplo una norma jurídica, que podríamos enunciar así: “el automovilista que sobrepasa los 80

Kms. Por hora, debe pagar tal multa”, o en otros términos “dado tal exceso de velocidad, debe ser el

pago de tal multa por el infractor”. en esta norma encontramos también esos tres elementos del juicio

que, en el terreno jurídico, se suelen llamar de la siguiente manera:

a) un supuesto o hipótesis o condición, es decir, un concepto que hace

referencia a un hecho determinado (en nuestro caso, al exceso de

velocidad). Como es obvio, el elemento del juicio es el concepto

denominado supuesto y no el exceso de velocidad, que es un hecho físico;

b) una disposición o consecuencia jurídica, es decir otro concepto que hace

referencia a ciertos hechos de conducta, ( el pago de una multa en el

ejemplo dado) que, como es evidente, solo deberá tener lugar en el caso de

haberse realizado el supuesto normativo.

c) la cópula, es decir el concepto que relaciona la Consecuencia Jurídica al

supuesto Jurídico.

Queda así aclarado que la norma jurídica, desde el punto de vista lógico, tiene la estructura de un

juicio, sin que ello signifique que la norma jurídica sea en si un juicio y, como tal, un objeto ideal;

en efecto, la realidad es que cada norma puede ser reducida a un juicio, que es la representación de

su estructura lógica. Y que ha sido llamado Regla de Derecho o Proposición Normativa. Pues el

derecho y las normas jurídicas, por lo tanto, son un objeto cultural.

JUICIOS DEL SER: (o enunciativos o entitativos) son aquellos que expresan algo que es, ha sido

o será de cierta manera. Y se representan esquemáticamente de la siguiente manera: “S es P” (o fue


o será) o bien, “dado S es P”.

JUICIOS DEL DEBER SER: (o imputativos o atributivos o normativos) son aquellos que

expresan algo que debe ser de cierto modo ( o que debió ser o deberá ser), sin perjuicio de que ello

no ocurra en la realidad de la vida. No expresan pues un ser sino un deber ser.

2.3.1. Estructura Lógica De La Norma Jurídica


Según la relación, los Juicios pueden ser: Categóricos, Hipotéticos o Disyuntivos. Decimos

según la relación, porque se toma como criterio clasificatorio la forma en que se establece esa

relación interconceptual, a saber: sin condición alguna (categóricos) sometida a una condición

(hipotéticos) y finalmente estableciendo una disyunción (disyuntivos).

Esta clasificación puede ser esquematizada de la siguiente forma:

a) Juicio Categórico: “ debe ser P” o “P debe ser ”.

b) Juicio Hipotético: “ dado A, debe ser P ”.

c) Juicio disyuntivo: “ dado A, debe ser P, o dado no P, debe ser S “.

En ese sentido se han sostenido las tres posiciones e incluso una cuarta posición ecléctica, a

saber:

1. La Norma Jurídica, desde el punto de vista Lógico, es un Juicio

Categórico, que encierra un mandato u orden. Tal la opinión tradicional.

Estos juicios pueden ser formulados positivamente, Ej. (Debes pagar tal impuesto) o en

forma negativa, Ej. No debes robar).

Normas como juicios categóricos: propias de las corrientes kantianas, corresponden a las

normas imperativas del sentido común. Su estructura es “S es P” (por ejemplo: no matarás).

2. La Regla de Derecho es un Juicio Hipotético o Condicional. Tal opinión de

Kelsen, quien fundamenta su posición alegando que, si bien toda norma

jurídica contiene una sanción, esta se encuentra condicionada por un

supuesto o hipótesis, de cuya realización depende precisamente que deba


aplicarse dicha sanción. Ej. Dado un homicidio deben ser diez años de

prisión para su autor).

Normas como juicios hipotéticos: los

juicios hipotéticos son aquellos en los cuales la verdad que se afirma está

supeditada a la verdad de un antecedente (si Q es R, entonces S es P). Para

Kelsen las normas son juicios hipotéticos que los reduce a la forma “si T

es, S debe ser” (si la transgresión ocurre debe ser la sanción). Esta forma

es lo que el llama norma primaria y describe la consecuencia de la

conducta contraria al deber ser: la sanción, que utiliza como principio para

definir el resto de los conceptos jurídicos

fundamentales. La conducta debida es, para Kelsen, irrelevante y está

contenida en la norma secundaria.

3. La Norma Jurídica tiene estructura

Disyuntiva. (Cossio) este autor critica a Kelsen, porque al desconocer

valor antológico a la norma secundaria, resulta que el Deber Jurídico y la

Facultad correlativa, no tienen un lugar intra sistemático en la Norma

Jurídica, con lo que se demuestra que el sistema Kelsiano es incompleto.

Ej. Si yo tengo un deber jurídico determinado- cumplir servicio militar- es

porque una norma lo establece. En síntesis el esquema lógico de la norma

jurídica debe contener todos los elementos que encontramos en la

experiencia jurídica.

Por su parte, Cossio sostiene que la estructura lógica de

la norma jurídica, es un juicio disyuntivo que puede esquematizarse así: “dado A, debe ser P,

o dado no p, debe ser S “. Esto significa lo siguiente, dado un hecho con su determinación

temporal, debe ser la prestación, por un sujeto obligado, frente a un sujeto pretensor; o dada

la no prestación (es decir, la transgresión) debe ser la sanción, por un funcionario obligado,
ante la comunidad pretensora.

Normas como juicios disyuntivos: los juicios

disyuntivos son aquellos en los que hay una alternativa entre dos posibilidades (S es P o Q es

R). Según Cossio, las normas son juicios de este tipo que se pueden escribir “C es P o no P

es S” (la conducta es prestación o la no prestación es sanción).

El primer juicio de la disyunción contempla la prestación

y lo llama endonorma (equivalente a la norma secundaria de Kelsen) y el segundo juicio, que

contempla la transgresión y la sanción (equivalente a la norma primaria de Kelsen) es

llamado perinorma.

La norma jurídica tiene la estructura del juicio,

concretamente de un juicio del deber ser, pues dado un antecedente se señala una

consecuencia pero de algo que debe ser.

Recordemos que la función de la norma jurídica es

regular la conducta del ser humano, de allí que a los juicios se los llama normativos y se

atribuye consecuencias a condiciones por ello también hay atributivos o imputativos

Siguiendo la doctrina tradicional la norma jurídica es

considerada como un juicio categórico que contiene orden, mandato ya sea positivo (se debe

auxiliar al enfermo) o negativo (no se debe matar).

Tradicionalmente se define la norma jurídica como una

regla de conducta heterónoma, bilateral, externa y coercible.

Según Kelsen: “la regla de derecho, usado el término en

sentido descriptivo, es un juicio hipotético que enlaza ciertas consecuencias a determinadas

condiciones”

Para Kelsen la norma jurídica es una proposición jurídica

doble compuesta de una norma primaria y una secundaria. La primaria tiene coacción de allí

que se enuncia: “dada una cierta conducta de un hombre, debe ser un acto coactivo por parte

de un órgano del estado”. La norma secundaria por su parte fija el deber jurídico o prestación

es decir la conducta que evita la consecuencia coactiva.

Según Hans Kelsen la norma jurídica está compuesta de

una condición y una sanción. Cuando se habla se sanción no solo se refiere a la pena sino a
una consecuencia o sanción positiva. A la sanción la llama norma primaria y al antecedente o

al supuesto lo denomina Norma secundaria.

Según Aftalión la norma secundaria tendría el siguiente

esquema: “bajo ciertas condiciones una persona debe conducirse de un modo determinado”

Dado no P debe ser S.

Con las definiciones esbozadas se tiene que las normas

jurídicas hay un sujeto Abstracto con potenciabilidad a llegar a ser concreto.

El sujeto es abstracto porque no se conoce exactamente a

quien va dirigido es decir que prevé lo que puede suceder en el futuro.

El sujeto de la norma jurídica está señalado a través de su

comportamiento. Lo que le interesa a la norma jurídica es la forma de conducta del sujeto. Al

sujeto visto de esta manera se dice que es supuesto jurídico es decir que es el que hace o

incurre en ese acto.


7. CAPITULO III
3. LA INFERENCIA JURÍDICA.

Es una clase especial de razonamiento que consta de dos premisas: La

primera “es un juicio jurídico de derecho positivo o, en su caso, constitutivo de un principio jurídico no

positivizado”32. La segunda premisa “es un juicio enunciativo que afirma o niega la subsunción del caso en

la hipótesis jurídica de aquel”33.

“Ambas premisas son relacionadas, a la luz del principio lógico y de las

pautas pertinentes de la inferencia en aplicación, para derivar (de ellas) el juicio conclusión que, a su vez,

permitirá decidir la aplicación o no de la consecuencia jurídica y declarar resuelto el caso materia de la

inferencia”34.

Una inferencia jurídica es tal cuando opera con conceptos y

con juicios jurídicos y con estricta sujeción a los principios y a las reglas de la inferencia

que la lógica general tiene establecidos.

Para aplicar una inferencia jurídica en un caso real se

requiere previamente haber obtenido el juicio – conclusión que permita afirmar o negar

sobre la existencia del caso concreto y sobre la posibilidad de subsunción de este en la

hipótesis de la proposición jurídica imputable al caso; pero, para obtener dicho juicio se

ha tenido que aplicar necesariamente una o más inferencias de acuerdo a la lógica

enunciativa ya que el caso dilucidadle es de índole fáctica. Este juicio referido al aspecto

factico de la proposición jurídica, en el contexto de una inferencia jurídica desempeñara

el papel de premisa menor. Por eso, en un procedimiento, sea judicial o administrativo,

resulta ineludible la obligación de conocer integralmente lo referente al aspecto factico

32
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 320.
33
Obra citada, pág. 320.
34
Obra citada, pág. 320.
que contiene y ese conocimiento requiere de la aplicación oportuna, pertinente y rigurosa

de las diferencias enunciativas, lasque a su turno, permitirán obtener con veracidad el

juicio que servirá ulteriormente, en su momento, como premisa menor de la inferencia

jurídica o inferencias jurídicas para una correcta solución del caso.

Igualmente se ha tenido que tener presente que la solución

de un caso concreto requiere, a su vez, de la relación concatenada de inferencias no

jurídicas entre si y de, las jurídicas también entre sí. Si no se aplican todas las inferencias

requeridas en el caso concreto o se incurre en errores de discernimiento se llegara a

conclusiones falsas que, a su vez, conducirán al trágico resultado de aplicación errónea

de la norma jurídica al caso particular, atentando de ese modo, sin quererlo, desde luego,

contra la seguridad jurídica que depende también del acierto en las decisiones jurídicas.

3.1. Noción

La inferencia jurídica es una clase especial de razonamiento (de

proceso discursivo) en el que una de las premisas es un juicio jurídico de derecho positivo o, en su

lugar, constitutivo de un principio jurídico no positivizado, mientras que la otra premisa es,

generalmente, un juicio enunciativo que afirma o niega la subsuncion del caso concreto en la hipótesis

jurídica aquel; ambas premisas son relacionadas entre si, a la luz del principio lógico pertinentes y de

las pautas propias de la clase de inferencia en aplicación, para derivar (de ellas) el juicio conclusión,

cuyo significado conduce a la decisión de aplicar o no a la consecuencia jurídica y declarar resuelto el

caso materia de la inferencia. Reitero, si la inferencia es de “puro derecho”, las premisas son

únicamente de índole jurídica.

3.2. Carácter Complejo De La Inferencia

En efecto, una inferencia jurídica para ser válida requiere, por lo

menos, de la aplicación eficiente y convergente de conocimientos agrupables en dos clases: a) los que

son indispensables para un razonamiento jurídico consistente y valido. Lo constituyen los principios
lógicos, los tipos de inferencia y demás categorías de la lógica en común. b) la doctrina jurídica y las

inferencias adecuadas para la interpretación rigurosa de la norma jurídica objeto de la inferencia; c) la

lógica jurídica que permite la identificación y empleo adecuado de conceptos y juicios jurídicos, la

lectura técnica de las proposiciones jurídicas, el empleo correcto de la estructura de la inferencia

jurídica y la concatenación rigurosa de estas, que conduzcan a culminar en una argumentación jurídica

consistente y coherente; d) conocimientos extrajurídicos pertinentes que constituyan al dominio

cognitivo pleno sobre la realidad fáctica del caso que es objeto de la inferencia jurídica.

En cambio, si la inferencia tiene como objeto (contenido) una

cuestión exclusivamente jurídica (“de puro derecho”), será suficiente la aplicación del conocimiento

jurídico adecuado así como la aplicación correcta de la lógica.

La inferencia jurídica es necesaria, como lo destaca Kalinowski, en

toda actividad jurídica: elaboración, interpretación y aplicación de una norma jurídica así como en el

estudio de esta. O sea, la inferencia jurídica correcta debe ser una actividad cognoscitiva ineludible

para el magistrado, para el legislador así como para cualquier otro funcionario público competente para

opinar o resolver problemas jurídicos, para el jurista como para el profesor en la Ciencia Jurídica y

para el estudiante de derecho.

Recordemos que en el juicio jurídico es eminentemente

prescriptito, carácter que prevalece sobre aquella parte enunciativa que es inherente a su segmento

hipotético (“condición” o “antecedente”). No olvidar, que el núcleo de la imputación normativa es el

operador deóntico.

La inferencia jurídica se realiza empleando el lenguaje natural y el

lenguaje técnico-jurídico o el lenguaje “formalizado”. Si se emplea lenguaje simbólico (“formalizado”),

la “forma proporcional” será objeto de las perspectivas “instancias de sustitución”.

3.3. Complejidad De La Inferencia

Debe anotarse que la inferencia jurídica no es un proceso

cognoscitivo simple, sino todo lo contrario “es una actividad discursiva de complejidad variada” 35,

35
Obra citada, pág. 320.
que para ser válida, requiere según el Profesor Mixán Mass36, “por lo menos, de la aplicación eficiente

y convergente de conocimientos agrupables en dos clases”:

a) Los que son indispensables para un razonamiento jurídico consistente y válido,

constituidos por:

 Los principios,

 Los tipos de inferencias y demás categorías de la lógica común (clásica y

moderna) necesarios según las particularidades del caso concreto,

 Las pautas de la Semiótica para la corrección lingüística en la formulación de

las premisas y de la conclusión.

 La doctrina jurídica adecuada para la interpretación rigurosa de la norma

jurídica objeto de la inferencia.

 La Lógica Jurídica que permite la identificación y empleo adecuado de

conceptos y juicios jurídicos.

 La lectura técnica de las proposiciones jurídicas.

 El empleo correcto de la estructura de la inferencia jurídica y la

concatenación rigurosa de éstos para culminar en una argumentación jurídica

consistente y coherente.

b) Conocimientos extrajurídicos que faciliten el dominio cognoscitivo pleno sobre la

realidad fáctica del caso.

Kalinovski37, citado por Mixán Mass38, ha destacado que la inferencia jurídica es necesaria en

toda actividad jurídica. Esta actividad jurídica comprende: la elaboración, interpretación,

aplicación y estudio de la norma jurídica. Esto significa, a decir del mismo Mixán Mass 39 que “la

inferencia jurídica debe ser una actividad cognoscitiva ineludible para el magistrado, para el

36
Obra citada, pág. 320.
37
Kalinovski, Georges: Introducción a la Lógica Jurídica, EUDEBA. Bs. As. 1973. pp. 145 – 147, citado por
Mixán Mass, Florencio, obra citada, pág. 321.
38
Obra citada, pág. 321.
39
Obra citada, pág. 321.
legislador, así como cualquier otro funcionario público competente para opinar o resolver

problemas jurídicos, para el jurista como para el profesor en la Ciencia Jurídica y para el

estudiante de Derecho”.

La inferencia jurídica, solo será tal, si una de las premisas es un juicio jurídico (naturaleza

netamente jurídica); y porque también la conclusión tiene un contenido jurídico.

La complejidad de la inferencia jurídica está dada porque la formulación de cada una de las

necesarias y suficientes premisas se realiza a través de un previo y múltiple proceso cognoscitivo

“también de índole diferencial hasta lograr la certeza de haber identificado las premisas

constitutivas para efectuar la inferencia jurídica definitoria; cuya conclusión fija el punto de vista

o la decisión en el caso concreto”40.

Dos cuestiones adicionales: La primera, que el juicio jurídico es eminentemente prescriptivo; y la

segunda, que la inferencia jurídica se realiza utilizando en lenguaje natural y el lenguaje técnico –

jurídico o el lenguaje simbólico.

3.4. Carácter deductivo de la inferencia jurídica.

Cabe preguntarse, ¿Por qué la inferencia jurídica es de carácter deductivo?. La respuesta es fácil

encontrarla si se tiene en cuenta que una de las premisas es de carácter general o abstracto: “es el

contenido de la proposición jurídica identificada como pertinente para el caso y de la que, mediante el

otro juicio, de contenido fáctico, que es la premisa menor, se infiere el juicio – conclusión que

contiene el sentido de la solución jurídica inferida”41.

3.5. Forma de la inferencia jurídica.

Las formas que puede adoptar la Inferencia Jurídica, según Mixán Mass, Florencio 42, son las

siguientes:

a) Forma silogística: Puede ser de silogismo categórico: en el que es necesario que el juicio

jurídico sea transformado en un juicio categórico. el silogismo hipotético, en el que si una cosa es

igual a

40
Mixán Mass, Florencio: obra citada, pág. 321.
41
Mixán Mass, Florencio: obra citada, pág. 324 – 325.
42
Obra citada, págs. 325 – 327.
otra y está a una tercera, entonces la primera es también igual a la tercera. Silogismo disyuntivo,

que puede ser de disyunción inclusiva o exclusiva.

b) Forma condicional: Cuando una de las premisas se formula respetando la estructura interna y

secuencial del juicio jurídico. La otra premisa, en tanto afirma o niega el antecedente de la

primera,

esto es la hipótesis jurídica, “de modo que, la conclusión afirma o niega el consecuente (la

consecuencia jurídica de a primera premisa)”43.

c) Aplicación de conocimientos complementarios: Definitivamente, la Inferencia Jurídica como

forma del conocimiento, se complica aun más cuando el “operador del derecho”, “tendrá que

aplicar

– según la naturaleza o particularidades del caso - conocimientos complementarios”, tales como,

la teoría del derecho o conocimientos extrajurídicos, como la medicina, biología, sociología,

neurología, osteología, química, electrónica, etc. etc., para cuyo efecto será necesario requerir el

apoyo de expertos calificados en las materias antes dichas. La exigencia será mayor si el caso

presenta desafíos imprevistos que exija agudizar la inteligencia o del “enfoque adecuado de la

atención para evitar errores (confusiones)”44.

3.6. Modus operandi de la inferencia jurídica.

En este caso, cabe preguntarse ¿cuál es el modo de operar de la inferencia jurídica?. A decir de

Florencio Mixán Mass14, “La actividad cognoscitiva en materia de inferencia jurídica es de índole

teórico – práctica, cuya complejidad depende del caso materia de la inferencia por lo que exige como

mínimo, conocimiento adecuado y especial cuidado para evitar la infracción de los principios y de las

reglas lógicas”.

Los elementos y las secuencias preordenadas, según el mismo autor serían las siguientes:

a) El caso objeto de la inferencia: Relacionado con el hecho, acto, abstención u omisión que puede

ser de naturaleza fáctica posible de ser constatado empíricamente, o también un ente ideal, de

naturaleza abstracta de carácter jurídico o ético – jurídico. “El caso debe constituir un problema, un

desafío que exige una solución jurídica o jurídico – ética”45. Lo “frecuente es que el caso esté

43
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 325.
44
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 326. 14
Obra citada, pág. 327.
45
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 327. 16
Obra citada, pág. 327.
previsto como contenido fáctico del supuesto jurídico de la norma jurídica positiva a aplicar. Si el

caso no está previsto aún por el derecho positivo, entonces, será tratado – según el caso – como

supuesto de un principio jurídico no positivizado o como análogo a lo previsto por la hipótesis de

una prescripción positiva”16.

b) El proceso cognoscitivo para identificar el referido supuesto fáctico es de variada complejidad:

Si el caso, para ser descubierto, precisa de un procedimiento normado jurídicamente, debe actuarse

la actividad probatoria pertinente observando sus pautas, por lo que resulta claro que se trata de

una indagación o verificación libre. “Los medios probatorios que conduzcan a conocerlo deben ser

legítimamente incorporados en el proceso y valiéndose de una metodología compatible con la que

es aplicable en la investigación científica y con el apoyo de la tecnología apropiada. La valoración

de los medios probatorios (identificación del significado que aportan) debe efectuarse con

profundidad, de modo integral y aplicando, según el caso, una o más de las inferencias de Lógica

enunciativa que resulten necesarias para adquirir dominio pleno sobre la naturaleza óntica del caso.

Las inferencias de naturaleza enunciativa de frecuente aplicación son las de carácter inductivo, por

ejemplo, la inducción completa, por concomitancia, por discordancia, por concordancia y

discordancia, por residuo, por coligación; inferencias inmediatas como las que se efectúan

mediante la correlativa oposición formal de juicios (contrarios, contradictorios, sub – contrarios y

por subalternación), por conversión, obversión,; inferencias transductivas como la inferencia por

analogía, por simetría, etc.; inferencia deductiva como el silogismo; etc” En esta parte de la

inferencia jurídica resulta importante la aplicación convergente y pertinente de conocimientos de

Ontología, Deontología Jurídica y Axiología jurídica que garantice mayor profundidad y rigor en

el tratamiento del caso; e, igualmente, resulta indispensable el conocimiento jurídico especializado

a cuyo ámbito corresponde el problema a resolver y, finalmente, es necesario también valerse del

apoyo selectivo de conocimientos científicos o técnicos extrajurídicos que contribuyan a la mayor

eficiencia en el dominio cognoscitivo del caso. Debe ser preocupación constante no incurrir en

paralogismos”46.

c) Identificación de la premisa jurídica: Conocida la realidad del caso problema se pasará a

identificar la premisa de índole jurídica, es decir, el juicio jurídico en cuya hipótesis sea

subsumible

Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 328 – 329. 18


46

Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 330.


el caso. Esta actividad cognoscitiva exige el máximo rigor, “porque de la conclusión que se

obtenga de ella dependerá el sentido de la decisión que, a su vez, generará las consecuencias

jurídico – prácticas”18, en consecuencia no debe actuarse con simplismo, nos recomienda Mixán

Mass. Como se trata de una forma del conocimiento jurídico, es preciso identificar correctamente

la premisa jurídica, para lo cual debe hacerse uso de conocimientos de teoría general del Derecho

pertinentes al problema en cuestión. Igualmente y de manera preferencial han de aplicarse

conocimientos referidos al saber jurídico especializado, referidos al caso. Los criterios rectores y

los métodos de interpretación del derecho positivo, serán de gran utilidad. Del mismo modo, con la

finalidad de lograr la mayor eficiencia debe tenerse en cuenta la estructura externa interna de la

norma jurídica, tema al que ya nos hemos referido. Por último, resulta importante analizar

puntualmente la sintaxis y la semántica utilizadas por el legislador al formular “la proposición

jurídica como cobertura o medio expresivo del referido juicio jurídico” 47. Identificado

correctamente el juicio jurídico aplicable al caso “queda establecida la premisa de índole jurídica

como cobertura o medio expresivo del referido juicio jurídico”48.

d) Conclusión: “La conclusión debe ser el juicio inferido válidamente de las premisas. Para

garantizar la validez de la conclusión se requiere haber efectuado la relación entre las premisas

respetando los

principios lógicos, aplicando las reglas del tipo de inferencia por el que se ha optado y con

fidelidad a los cánones de la Semiótica. La conclusión de una inferencia jurídica establece sea

categóricamente o con carácter probable – la aplicabilidad o inaplicabilidad de la consecuencia

jurídica en el caso concreto. Si la inferencia es efectuada para resolver un caso concreto, la

conclusión debe especificar (como sujeto de la conclusión) quien es la persona de esa relación

jurídica así como en que consiste la conducta objeto de la consecuencia jurídica y el sentido de

ésta”49

3.7. Otros tipos de inferencias

Proponemos algunos ejemplos de razonamiento simple pero que bien pueden servir también como

eslabones en una argumentación jurídica.

a) Inferencia inmediata por doble negación

Juan no es no funcionario en ejercicio del cargo.

47
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 330.
48
Obra citada, pág. 330 y 331.
49
Mixán Mass, Florencio: Obra citada, pág. 321
Por tanto, Juan es funcionario en ejercicio legítimo del cargo.

b) Un caso de inviabilidad de inferencia Todos los magistrados son honestos.

Ningún magistrado es honesto.

En este caso, ambas premisas universales sol falsas; por tanto, no es viable obtener

conclusión alguna valida. Para que el lector entienda bien este caso es necesario

que el recuerde las reglas de peritación aplicables a los casos de oposición entre

juicios universales.

c) Inferencia por conversión simple de una definición legal

El propietario tiene el poder jurídico de usar, disfrutar, disponer y reindicar un bien

(art.923 C.C.).

Luego, quien puede usar, disfrutar, disponer y reivindicar un bien es el propietario.

d) Inferencia mediante conversión por accidente

Todas las leyes procesales peruanas forman parte del ordenamiento jurídico

procesal peruano.

Por tanto, algunas leyes procesales peruanas forman parte del ordenamiento

jurídico procesal peruano.

e) Inferencia aplicando el sorites

Los peritos son quienes emiten explicación alternamente especializada.

Las parecías son útiles para el esclarecimiento de la verdad en el procedimiento.

Julio y Marcos son nombrados peritos en el procedimiento penal contra N para que

contribuyan al descubrimiento de la verdad.

Entonces en el procedimiento penal contra N será emitida una explicación

altamente especializada.
Los peritos son quienes emiten explicación altamente especializada. La opinión

altamente especializada contiene explicaciones útiles para el esclarecimiento de la

verdad.

f) Inferencia por analogía

La organización delictiva “APUN” perpetra secuestros al paso con escuadrones de

ocho integrantes, de noche, camionetas blindadas con lunas polarizadas y veloces,

con armamento de largo alcance y llevan consigo somníferos que aplican por

aspersión.

Entre las seis y seis y media de la tarde del día de ayer ha sido perpetrado el delito

de secuestro en agravio de la “d” en la Av. Ram y los detalles que se conocen son

coincidentes en gran parte con las características esenciales puntualizadas en la

premisa anterior.

Por lo tanto, es probable que el secuestro en agravio de “d” haya sido perpetrado

por la organización delictiva “APUN”.

Cuando tratemos de la argumentación jurídica por analogía haremos varias

acotaciones al respecto.

No hemos consignado ejemplos por inducción pero cuando tratemos de la

argumentación jurídica nos referimos a algunas de ellas que resulten necearías.

8. CONCLUSION
 El término Jurídico hace directa referencia a

cualquier tema relacionado al derecho. Usado generalmente como adjetivo podemos

encontrar que su uso está ligado estrechamente a la las leyes y normas. Las ciencias
jurídicas son los estudios científicos en los que se le impone a la sociedad un

compendio de leyes y normas previamente estudiadas y debatidas en congresos y

salas plenas de quienes legislan. Ellos se encargan de evaluar el panorama social y

crearle barreras y dimensiones legales para mantener el orden.

 El juicio Jurídico, no son consejos ni ruegos

(dejando atrás la moral, religión y trato social), son preceptos obligatorios, los

cuales están garantizados por la fuerza coactiva del estado. Esto quiere decir que el

sujeto al que le es impuesta la norma está obligado a obedecerla. La norma

impuesta coactivamente incluso hace uso de la fuerza física, obviamente cuando la

norma lo permite. El Juicio Jurídico con las normas Jurídicas son la encargada de

velar por el bienestar de la persona y su sociedad. De aquí que la norma en

sus diversas modalidades (Código Penal, Código civil, código del niño y del

adolescente, Código Procesal Civil, Legislación Procesal Penal, Constitución de

1993, Código del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ley General de Arbitraje,

Código de tránsito y seguridad vial, entre otras) tiene como fin la paz jurídica o paz

social. Esto quiere decir, lograr la armonía mediante técnicas de organización, Para

su sociedad
 La inferencia es una operación mental, un

movimiento del intelecto que persigue, con base en determinados datos, alcanzar

una conclusión o consecuencia. Se trata de una tarea requisitoria, con el objetivo de

extraer del examen de un hecho o proposición otro hecho o proposición que sigue o

deriva de aquél. Jurídicamente, la inferencia puede ser definida como la

consecuencia normativa, esto es, las consecuencias jurídicas de un supuesto de

hecho, que, en ningún momento, deben pensarse como consecuencias lógicas, sino

respuestas prácticas a la cuestión de que se trate.


Una inferencia es una evaluación que realiza la mente

entre expresiones bien formadas de un lenguaje que, al ser relacionadas

intelectualmente como abstracción, permiten trazar una línea lógica de condición o

implicación lógica entre las diferentes. De esta forma, partiendo de la verdad o

falsedad posible (como hipótesis) o conocida (como argumento) de alguna o algunas

de ellas, puede deducirse la verdad o falsedad de alguna o algunas de las otras.

Surge así lo que conocemos como postulado1 o

transformada de una expresión original conforme a reglas previamente establecidas,

que puede enmarcarse en uno o varios contextos referenciales diversos, obteniéndose

en cada uno de ellos un significado como valor de verdad de equivalente.

9. BIBLIOGRAFÍA
EDUBEBA, (1973) Introducción a la lógica jurídica

Florencio Mixam Mass, Lógica Jurídica


Alexandrov, N. G. y otros: Teoría del Estado y del Derecho, versión española de A. Fierro, Editorial

Grijalbo, S. A. (1962) México, D. F., p. 289, cita de Mixán Mass, Florencio, obra citada, pág. 285.

Aftalion, Enrique (1994). Introducción del derecho. (4ª ed.). Buenos Aires: Abeledo-Perrot. isbn 950-20-1596-7.

Kalinovski, Georges: Introducción a la Lógica Jurídica, EUDEBA. Bs. As. 1973. pp. 145 – 147, citado por

Mixán Mass, Florencio, obra citada, pág. 321.

García Maníes, Eduardo: Lógica del Juicio Jurídico. Fondo de Cultura Económica, México – Buenos Aires,

1955, p. 29, cita de Mixán Mass, obra citada, pág. 303 -304.

Berlín Valenzuela, Francisco, (1997) Diccionario de Términos Parlamentarios,

Valletta, María Laura, (1999) Argentina. Diccionario Jurídico,

Cf. E. Carcía Máynez, (1953) México Los principios de la Ontología Formal del Derecho y su expresián

simb6lica.

E. Husserl, (1929) Madrid Investigaciones L6gicas, traducción de Morente y Caos, Revista de Occidente,;

Tomo Segundo, Primera Investigación.

Husserl, Investigaciones Lógicas, (1929) Madrid. traducción de Morente y Gaos,

Primera Investigación, § 12, p. 53.

Cf. Ulrich Klug, Juristische Logík, Springer Verlag, Berlin, 1951; II, 5, págs. 46 sigs.

Cf. E. V. Aster, Die Philosophie der Gegenwart, Leiden, 1935; pág. 80.