Está en la página 1de 3

Dayana Lizeth Gonzalez calderón

LA BIOÉTICA EN LOS NEGOCIOS INTERNACIONALES

Recientemente, la bioética y los negocios internacionales se han aproximado,


probablemente por la motivación de la primera por intervenir en asuntos globales. En
general, los NI se definen como el estudio de los asuntos internacionales, y de temas
relativos a los roles que los actores del sistema internacional cumplen en cuanto a sus
dimensiones jurídica, diplomática y económica. Ese sistema internacional está conformado
principalmente por estados, organizaciones internacionales, organizaciones no
gubernamentales, empresas multinacionales e individuos.

Los negocios buscan analizar y explicar las relaciones diplomáticas, comerciales,


legislativas, etc., entre los distintos actores y componentes del sistema internacional por
medio de la formulación, análisis, evaluación y crítica de la política exterior de los estados.
Así, los NI comprenden un gran número de temas: medio ambiente, paz, conflicto,
negociación, seguridad y legislación internacional e instituciones internacionales, entre
otros. Además estudian, y recientemente con gran fuerza, el campo de la salud.

Por lo tanto la salud constituye uno de los elementos más cercanos a la bioética. Al
respecto, debe reiterarse que está íntimamente conectada con la seguridad del sistema
internacional. Muestra de esta circunstancia son los repetidos pronunciamientos de la
Asamblea de las Naciones Unidas -fórum de las relaciones internacionales por excelencia-
con respecto a la salud, en documentos tan reconocidos como la Agenda 2030 para el
Desarrollo Sostenible; y también de la UNICEF, UNAIDS, UNFPA y OMS, agencias de
las Naciones Unidas que en el sentido de dar importancia a la salud como elemento
estabilizador del sistema del mundo moderno.

La bioética como área está en constante relación con temas de salud y el bienestar del
individuo ya que puede brindar importantes subsidios para enriquecer el análisis de este
tipo de asuntos dentro del área de los negocios. Así, al incluir temas como la pobreza, la
investigación y la discriminación en el área de la salud, la bioética enriquecerá
definitivamente, por ejemplo, los debates contemporáneos relacionados con la disminución
de indicadores de enfermedades que están directamente relacionadas con condiciones de
vida indignas para la población.

Para que los NI y la BE vallan aún más de la mano se tiene que partir del principio de ética
en las instituciones internacionales o comités creados para mitigar cualquier abuso en el
área de la salud y la investigación, esto se logra implementando las buenas prácticas
clínicas que establecen que los pacientes que participan en estudios para evaluar nuevas
variantes terapéuticas o con el fin de estudios de investigación medicinales deben dar su
consentimiento de forma voluntaria, libre y sin coacción; una vez que hayan sido
informados de los objetivos, beneficios del sujeto para hacer el bien, pero se tiene que tener
en cuenta que puede conllevar efectos colaterales y riesgos de éste, así como de las
alternativas terapéuticas existentes, tal como prescriben las normas éticas internacionales.
Como se explica en la Guía de Buena Práctica Clínica de la Conferencia Internacional de
Dayana Lizeth Gonzalez calderón

Armonización, conocida por las siglas ICH, un ensayo debe ser iniciado y continuado sólo
si los beneficios previstos justifican los riesgos. Los derechos, seguridad y bienestar de los
sujetos que participan en el ensayo son los aspectos más importantes que se deben tener en
cuenta y deben prevalecer sobre los intereses de la ciencia y la sociedad.

Aunque la aplicación de los principios bioéticos en los países del tercer mundo presenta
limitaciones, sobre todo cuando se trata de investigaciones de carácter internacional e
implementación de normas que respalden la preservación de la biodiversidad, debido a que
aún no son de conocimiento universal y, por ello, no pueden aplicarse en las diversas
circunstancias. Como se expresa en una de las declaraciones de la asamblea mundial de la
salud con respecto a los aspectos bioéticos, éstos fueron concebidos esencialmente para ser
puestos en práctica en los países desarrollados o en las zonas más urbanizadas de los países
en vías de desarrollo y por falta de unión en las legislaciones de países en el mundo para
implementar un comité que respalde toda la importancia que genera la bioética en el
mundo.

Sin duda alguna se debe tener en cuenta que en el mundo moderno cada día es más evidente
la democracia participativa, en la que existen sectores muy contradictorios, y que muchas
veces, algunos de esos sectores son los que crean las leyes de los diferentes países. Por
consiguiente, la forma de ver los problemas no es igual en todas las sociedades.

Ante este panorama, a la sociedad le corresponde crear cátedras universitarias, hacer foros
de discusión y velar porque se establezcan permanentemente grupos bien preparados e
interdisciplinarios, donde se discutan los puntos clave del desarrollo humano y dar a
conocer la importancia de aplicar la bioética en los negocios al igual de importante que es
hablar de los nuevos tipos de fecundación, como de los problemas de la tala de árboles, de
la contaminación del planeta, de la ingeniería genética, de los animales de experimentación,
y de la seguridad de las futuras generaciones. Pues será la única forma que el hombre
tendrá de llegar a conclusiones valederas que lo hagan avanzar por un camino seguro
(porque con las perspectivas actuales el progreso humano no está garantizado), serán las
discusiones bioéticas y pluralistas que se lleven a cabo entre científicos, abogados,
negociadores internacionales, ecologistas, genetistas y representantes de otras ramas del
conocimiento, respetando en todo momento los credos personales, la cultura y la sicología
de los diferentes grupos raciales, así como la legislación interna de cada país.

Es muy fácil escabullir las preguntas difíciles y no pensar ni siquiera en ellas, pero los
bioeticistas no deberán rehuir los grandes desafíos del momento, y no les quedará otra
alternativa que asumir el reto y discutir los problemas de la humanidad presente y futura.
En la mayoría de los casos, la bioética y los negocios no tendrán la solución final a los
múltiples problemas complejos, pero sí será la brújula que indicará el camino a seguir
dentro de un bosque complicado de argumentos válidos.
Dayana Lizeth Gonzalez calderón

REFERENCIAS

Ramos M. (2019). Importancia de la Bioética. Recuperado de


https://allyouneedisbiology.wordpress.com/2017/06/02/importancia-de-bioetica

Bonilla F,(2009). La Bioética una Necesidad en el Mundo Actual. Recuperado de


https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1017-85462004000200

Universidad chile. (2013). Pautas Éticas Internacionales para la Investigación y


Experimentación Biomédica en Seres Humanos. Recuperado de
http://www.uchile.cl/portal/investigacion/centro-interdisciplinario-de-estudios-en-
bioetica/documentos/76196/introduccion-declaraciones-principios-eticos-generales