Está en la página 1de 2

Reyna García Alonso Javier Estática13

10/02/2016
Balanza de Torsión de Cavendish
Este experimento sirvió como fundamento para la ya conocida ley de gravitación
universal. El primer precursor de la balanza de torsión fue John Michell, con su
experimento se podía determinar el valor constante de la fuerza de gravedad,
Michell no pudo concluir su trabajo debido a que falleció. Este experimento fue
heredado a las siguientes generaciones; Francis John Hyde, y fue concluido por
Henry Cavendish.

Cavendish se dedicó primeramente a reconstruir el modelo de Michell que le dio


como resultado una balanza de torsión que tenía una vara horizontal de 6 pies, en
cuyos extremos fueron colocadas dos esferas de metal, esta estaba suspendida en
el aire por un hilo. Posteriormente colocó otras dos esferas cerca de las anteriores,
pero estas hechas de plomo con un peso mucho mayor a las anteriores.

Lo que Cavendish esperaba era que gracias a la acción gravitatoria de las pesas y
a la atracción de masas entre estas, se produjera un pequeño giro en la balanza
indicando atracción entre las pesas, midiendo los grados del giro (mínimo) con un
telescopio en una habitación en donde no hubiera filtraciones ni corrientes de aire
que provoquen que la balanza se mueva.

Cavendish logró calcular el valor de la constante de la gravitación universal gracias


a las fuerzas de torsión que se generaron con su balanza en el hilo de suspensión
y a la atracción de masas entre las pesas colocadas.

Como la fuerza de gravedad de la Tierra sobre cualquier objeto puede ser medida
de manera directa, justamente fue la medida de la constante de la gravitación lo que
determinó la masa de la Tierra, hecho inusitado hasta ese momento, como también
lo fueron las determinaciones de las masas de los cuerpos del Sistema de Solar, de
la Luna y también del Sol.

El experimento de Cavendish o de la balanza de torsión permitió obtener


implícitamente la primera medida de la constante de gravitación universal G y, con
este dato, a partir de la ley de gravitación universal de Isaac Newton y de las
características orbitales de los cuerpos del Sistema Solar, la primera determinación
de la masa de los planetas y del Sol. La constante gravitacional no aparece en el
artículo de Cavendish y no hay indicio de que hubiese vislumbrado este cálculo
como propósito experimental. Una de las primeras referencias apareció en 1873, 75
años después del trabajo de Cavendish.

También podría gustarte