Está en la página 1de 1

Adulto mayor: Es aquel individuo que se encuentra en la última etapa de la vida, la que sigue tras

la adultez y que antecede al fallecimiento de la persona. Porque es precisamente durante esta fase
que el cuerpo y las facultades cognitivas de las personas se van deteriorando.

Asilo: Los asilos de ancianos, conocidos también como establecimientos de cuidados


especializados, son lugares para personas que no necesitan estar en un hospital pero ya no
pueden ser cuidadas en su propio hogar. Esto puede incluir personas con lesiones críticas o
enfermedades serias, o aquellas que necesitan cuidados después de una cirugía. La mayoría de los
asilos de ancianos tienen ayudantes y enfermeros especializados disponibles las 24 horas del día

Existen tres tipos de residencias para la tercera edad:

– La primera clase serían las residencias de ancianos públicas: Este tipo de residencias dependen de un
organismo público. Lo más habitual es que dependan de las Comunidades Autónomas, pero hay ocasiones en
las que dependen de los Ayuntamientos.

– Las segundas serían las residencias para la tercera edad privadas: Éstas están gestionadas por empresas,
y deben tener las pertinentes autorizaciones de los Organismos Públicos.

– La tercera clase serían las residencias para la tercera edad concertadas: Son gestionadas por empresas
privadas, en este caso la administración pública tiene reservadas todas o parte de las plazas. En estas
residencias de ancianos las condiciones de admisión y los precios son los mismos que en las residencias
públicas.

Los asilos y casas hogares para adultos mayores son los lugares donde terminan sus días
estas personas que son abandonadas por sus familias. Pese a que cada vez son más los
lugares que brindan este tipo de apoyo, las autoridades no tienen un dato exacto de los
establecimientos que ofrecen este tipo de servicio.

 605 millones de personas mayores de 60 años existen actualmente en la Tierra según


la OMS.

Sin embargo, en el informe del plan de Gobierno de 2016 aseguran que este año se pretende
atender a 4,500 adultos mayores en situación de abandono, participando en espacios de
convivencia o actividades en hogares, con el fin de restablecer los derechos del adulto mayor
a contar con espacios de protección.

Artículo: Opinión del adulto mayor con relación a su estancia en un asilo

Se concluye que la familia, ni el personal de los asilos que trata a los adultos mayores, están
debidamente preparados para afrontar los cambios funcionales de estas personas. Es necesaria la
participación de la enfermera en programas de capacitación para personal de los asilos y
educación a la familia para el afrontamiento de esta situación, que propicie la participación
responsable para otorgar un trato digno e incorporarlo en sus posibilidades a la dinámica familiar y
social.