Está en la página 1de 4

Ocarina

La ocarina es un pequeño instrumento de viento sin llaves descendiente de primitivos silbatos


hechos de barro o hueso.a En función de su zona de origen, existen instrumentos similares
elaborados con cortezas vegetales.b En la actualidad se fabrican en distintos materiales
como cerámica (predominante), madera, metal y plástico.c
Morfológicamente es un objeto globular, ovoide y ligeramente alargado,1 pero también existen
ocarinas redondas, tubulares y, en América, zoomorfas, antropomorfas y fantásticas.2

Origen de las ocarinas


Existen varias teorías. Para unos la ocarina se remonta a la América Prehispánica, donde ha
sido arqueológicamente documentada en varias culturas como la cultura maya, es decir,
en México, Belice y Guatemala; por lo general fabricada en arcilla del tipo greda, hueca en el
centro y de diferentes tamaños, no sobrepasa los quince centímetros, es aproximadamente
del largo de la mano.3 Es un instrumento habitual en Bolivia, Perú, Ecuador,4
Colombia, Venezuela, norte de Chile, norte de Argentina , Mesoamérica y México.5 Otras
teorías le otorgan origen europeo, una tercera vía la considera procedente del lejano oriente
asiático6 aunque se cree fuertemente que es un derivado del Pututu.
La ocarina es un pequeño instrumento de viento de cerámica, sin llaves y generalmente con ocho
agujeros para los dedos. El timbre varía de acuerdo al tamaño del instrumento entre más grande
más grave el sonido, este sonido se puede comparar con el viento que sopla en las quebradas de
los montes o cordilleras.

Ocarina El orden de los tonos en una ocarina de ocho agujeros es (de derecha a izquierda) 1 re, 2
mi, 3 fa, 4 sol, 9 mi, 5 la, 6 si, 7 do. En la de cuatro agujeros es mi, sol, la y si.

Teoría europea y teoría asiática


Una segunda teoría, ubica el origen de la ocarina en Europa, debido a ciertos vestigios
arqueológicos que se han encontrado. La tercera teoría, le da a la ocarina un origen asiático. En
este orden de ideas, cada una de las teorías tiene sus argumentos, pero no se puede decir
exactamente su origen, siendo la teoría andina la más aceptada entre los investigadores.

Composición de la ocarina
Los instrumentos de viento ocarina son muy similares a las flautas, también son conocidos
como flautas de vasija, debido a que el cuerpo del instrumento, consiste en un recipiente
o caja abombada, que puede tener de cuatro a 13 orificios para los dedos
dependiendo del tipo de ocarina que se use, además, esta cuenta con un pequeño tubo
sobre el cual, el músico coloca la boca para soplar aire y producir sonido.
Shofar
El shofar es un instrumento ceremonial.
Entre los instrumentos litúrgicos judíos figura el shofar, que se usaba acompañado de textos
sagrados tales como la Torá y el Tanaj, la copa de lavado o natlá, los candeleros para
el shabat, un contenedor de cidro (etrog) y un puntero en forma de mano o yad para la lectura
de los textos sagrados.
Está fabricado con el cuerno de un animal puro, limpio (kosher), como el carnero, cabra,
antílope o gacela (sí de vaca no de toro, porque éste representa a baal). Se utiliza en varias
fiestas solemnes religiosas judías y en eventos cristianos.
Este instrumento de viento de origen animal, es uno de los más antiguos conocidos por el
hombre, usado por los hebreos desde hace más de 2999 años. Se fabrica vaciando el interior
de los cuernos de ciertos animales, prefiriéndose los que más curvatura posean.1 En el Año
Nuevo judío (Rosh Hashaná) y el Día del perdón (Yom Kipur) se toca el shofar durante la
ceremonia de rezo y al final del rezo de Neila, solo una vez. En Rosh Hashaná se hacen 100
sonidos del shofar, de la misma forma que el lamento de la madre de Sísara, que contiene 99
letras (Jueces, 4), y según la creencia, algunas comunidades acostumbran a producir un
sonido largo final para confundir a Satanás (Ángel del Mal). Los sonidos son repeticiones de
tres sonidos básicos conocidos como Tekia (un solo soplo largo), Shevarim (tres soplos
medianos) y Terua (nueve soplos cortos).
Siendo Elul el último mes del año, viene a ser el mes de “balance” en el cual uno analiza su
comportamiento del año saliente y se prepara para el año entrante.

Una de las particularidades de este mes es que se hace sonar el Shofar todos los días (con
excepción de Shabat y víspera de Rosh Hashaná).

El origen de la obligación de escuchar el Shofar está en la propia Torá (Números, 29:11): “Y en el


séptimo mes, en el primer día del mes, será un día sagrado para ustedes, será para ustedes un día
de sonido de Teruá.”
El “séptimo mes” se refiere al mes de Tishrei, séptimo mes a partir del “primer mes” bíblico, el
mes de Nisán, el mes en el cual salimos de Egipto. El “primer día del séptimo mes” viene a ser Rosh
Hashaná, día en el cual empieza el año, contando a partir de la creación del hombre.

Un Shofar es un instrumento de viento confeccionado preferiblemente del asta de carnero,


aunque en realidad el asta de cualquier animal sirve siempre y cuando es un cuerno que crece con
cartílago. (El cuerno de vaca o toro, por ejemplo, que no tiene cartílago, no sirve para ser utilizado
como Shofar. El cartílago es eliminado en el proceso de la confección del Shofar.)

Hay tres tipos de sonidos producidos con el Shofar: Tekiá o sonido largo, Shevarim o sonido medio
entrecortado y Teruá o sonido muy entrecortado. Representan diferentes tipos de llantos
provocados por nuestro distanciamiento de D-os. Reflejando diversos versículos bíblicos al
respecto, escuchamos una serie de combinaciones de dichos sonidos.

Hoy en día se hace sonar el Shofar en tres ocasiones: 1) Rosh Hashaná; 2) Todo el mes de Elul; 3) Al
finalizar Iom Kipur. En Rosh Hashaná hacemos sonar el Shofar por los motivos delineados a
continuación; durante el mes de Elul hacemos sonar el Shofar para sensibilizar y conscientizarnos
en cuanto al acercamiento de Rosh Hashaná; al finalizar Iom Kipur hacemos sonar el Shofar para
conmemorar el Año Jubileo cuando se hacía sonar el Shofar al finalizar Iom Kipur.
Motivos
En cuanto al motivo por hacer sonar y escuchar el Shofar, dice Maimónides (Hiljot Teshuvá, Cap. 3)
que aunque la Torá no da un motivo explícitamente, y cumplimos con el precepto por ser un
decreto Divino, no obstante el Shofar viene a ser una especie de llamado para despertarnos de
nuestro letargo espiritual a causa de nuestro involucramiento en el mundo material y una
exhortación hacia la introspección y mejoramiento de nuestra conducta.