Está en la página 1de 12

ENTRE LA HISTORIA Y LA LEYENDA

SIETE REYES
DE ROMA
En su primitiva monarquía -con soberanos violentos, heroicos,
piadosos o legisladores- se manifiestan el afán de conquista y el
impulso ovilizador que marcarían la histona futura de Roma

T exto CARLOS GARCIA GUAL


CATEDRATICO D~ rll()LQC,IA r.LÁSICA DE LA UNIVERSIDAD i':OMPI UTENSE DE: M/\DRID
ASESOR DE HISTORIA NA110NAL GEOGRAPI-iir.

1 considerar los relatos sobre los orígenes de


Roma y sus primeros tiempos conviene ser
consciente de que en ellos se mezclan lo his-
tórico y lo mítico, y de que nos encontramos
con una tradición histórica construida por
los propios romanos con una firme intención
patriótica. Ya el propio Tito Livio, que dedi-
ca a la monarquía primitiva de la ciudad el primero de los libros
que componen su famosa Historia de Roma desde su fundación (Ab
urbe condita), sabía bien que lo fabuloso dominaba en esta narra-
ción sobre los orígenes y el engrandecimiento de la primitiva ciu-
dad junto al Tíber. Dice, pues, el historiador latino en su Prefacio:
«Los hechos previos a la fundación de Roma o, incluso, a que se hubie-
ra pensado en fundarla, cuya tradición se basa en fabulaciones poéticas Numa Pompilio (arriba) en un
que los embellecen, más que en documentos históricos conservados, no denario romano. Siglo 1a.C.
tengo intención de avalarlos ni de desmentirlos. Es ésta una concesión Rómulo y Remo (a la izquierda). Altar
que se hace a la antigüedad: magnificar, entremezclando lo humano y de Marte y venus. Ostia..Siglo 11 d.C.
ARROJADA AL TfBER, LA CANASTILLA CON RÓMULO Y REMO QUEDÓ VARADA EN LA ORILLA,
JUNTO A UNA HIGUERA, Y ALlÍ UNA LOBA DESCUBRIÓ Y AMAMANTÓ A LOS DOS NIÑOS

lo maravilloso, los orígenes de las ciu- Cuando los niños llegaron a la ado-
dades. Y si a algún pueblo se le debe lescencia se hicieron reconocer por su
reconocer el derecho a sacralizar sus s1~-rf~8~~~~s abuelo, Númitor, al que restablecieron
orígenes y a relacionarlos con la inter- De Rómulo a Tarqumo, Roma en el trono con la ayuda de una banda
vención de los dioses, es talla gloria no deJó de crecer y engrande-- de jóvenes. Decidieron entonces fun-
militar del pueblo romano que la pre- cerse como ciudad. Al menos dar una ciudad en la comarca que les
tensión de que su nacimiento y el de asf lo afirma la leyenda. había acogido en su niñez. Rómulo
su fundador se deben a Marte más que propuso instalarse en el Palatino, pero
RÓMULO
a ningún otro la acepta el género Fundador de Roma Remo prefería el Aventino, al otro lado
y primer rey al
humano con la misma ecuanimidad morir su hermano. del valle donde se construiría más tar-
con la que acepta su dominio». de el circo Máximo. El desacuerdo se
NUMA resolvió consultando los augurios, y
Numa Pompilio fue
ROMA, HIJA DE TROYA prototipo de rey éstos se mostraron favorables a Rómu-
Livio comienza su relato con una rápi- piadoso y pacífico.
lo, que vio doce buitres en vuelo por
da alusión a la llegada a Italia de Eneas, sólo seis Remo. Así que Rómulo trazó
príncipe fugitivo de Troya, y resume en torno al Palatino un surco que
el establecimiento de éste en el Lacio, demarcaría el territorio de la futura
su boda con Lavinia, la hija del rey Roma, el pomerium, un espacio consa-
ANCO MARCIO
Latino, su pacto firme con el monar- Alentó el comercio grado y dotado de prestigios religiosos.
ca y sus guerras victoriosas contra y el crecimiento Dentro de ese recinto surgirían los
urbano de Roma.
otros pueblos de la zona, y especial- templos y se instalarían los centros del
mente contra los etruscos. Eneas fun- TARQUINO poder cívico. Pero Remo, en un ges-
El primer soberano
dó la ciudad de Lavinio, y su hijo Asca- etrusco destacó por to de burla y desafío, saltó por encima
nio, la de Alba Longa; este Ascanio sus planes urbanos. del surco. Y Rómulo, en respuesta
podría ser el mismo Julo del que des- rápida, mató a su hermano, diciendo:
ciende la familia Julia. Hijo de Asca- «¡Muera de igual modo todo aquél
nio-Julo fue Eneas Silvio, de quien que franquee mis murallas!». Fue así
desciende la dinastía llamada Silvia. como Rómulo se convirtió en el fun-
EL SOBERBIO
Los Silvios se mantuvieron en el El segundo Tarquina dador único de la ciudad que, en su
poder albano hasta que, en la duodéci- provocó en 509 una honor, llevaría para siempre el nom-
rebelión republicana.
ma generación, Númitor fue depuesto bre de Roma, al precio de un sangrien-
por su hermano Amulio. El usurpador to fratricidio original que será recor-
obligó a la hija del destronado a consa- dado a lo largo de los siglos.
grarse como vestal al culto de la diosa
Vesta, algo que exigía la virginidad per- EL PRIMER MONARCA: RÓMULO
petua de las sacerdotisas, con lo que Para poblar la ciudad recién funda-
Amulio creía asegurarse de que su da, Rómulo invitó a los pastores de
sobrina, Rea Silvia, no iba a dar a luz los valles del contorno, y también a
ningún heredero del trono. Pero los todos los jóvenes errantes de la zona,
dioses decidieron otra cosa, e intervi- a los desterrados de otras comarcas, a
no el dios Marte, que violó a la joven gentes de cualquier origen. Luego,
vestal, y ésta dio a luz a dos gemelos, como aquellos inmigrantes andaban fal-
Rómulo y Remo. Para castigar el delito, la tos de mujeres, logró atraer, bajo el pretex-
joven madre fue condenada a cárcel y cadenas, to de celebrar unos magníficos juegos atléti-
y los dos recién nacidos a ser arrojados al Tíber. cos, a las familias de las ciudades vecinas. Una vez
Mas he aquí que la canastilla de los gemelos quedó allí congregados para la fiesta, los romanos se lanzaron
varada en una orilla, junto a una higuera, y allí una loba a raptar a las mujeres llegadas a la ciudad, que procedí-
descubrió y amamantó a los dos niños; una imagen, la de an, en gran parte, de la tribu de los sabinos, establecidos
la loba maternal con los dos gemelos bajo sus ubres, que al norte de Roma. El rapto de las sabinas consolidó el
persistirá como símbolo de Roma. Luego los hermanos nacimiento de la ciudad, al aportarle esposas y madres.
fueron recogidos por un pastor llamado Fáustulo, que Cuando los sabinos acudieron para guerrear con los
los llevó a su casa, donde los crió su mujer, Acca Lauren- romanos, las jóvenes raptadas, encariñadas ya con sus
cia. El nombre del pastor recuerda al dios latino Faunus, raptores, se apresuraron a mediar entre sus familiares y
y el de su esposa a la Madre de los Lares, los dioses fami- sus maridos y lograron evitar la batalla. Así surgió la pri-
liares, protectores del hogar. La cabaña de Fáustulo esta- mitiva población de Roma, de sangres mezchldas, como
ba en el monte Palatino, y todavía podía verse, según ya lo era la de los misinos latinos; un mestizaje que tam-
cuentan los autores, en la época de Cicerón. bién viene expresado en la leyenda del rey sabinoTito
RÓMULO DESAPARECIÓ UN DÍA DE TEMPESTAD, LLEVADO POR LOS DIOSES, SEGÚN SE
DIJO, AUNQUE PARA OTROS FUE ASESINADO POR UNOS SENADORES CONJURADOS

Tacio, asociado al gobierno de los datos que nos transmite


Roma junto al indiscutible rey Tito Livio, el estudioso Geor-
de la ciudad, Rómulo. ges Dumézil trazó un sugesti-
Rómulo aseguró la continui- vo análisis de esos primeros
dad de la ciudad, al instituir tan- cuatro reinados, que encajan
to el Senado -formado por los muy bien en el esquema de las
senadores o patres, los jefes de tres funciones de la sociedad y
las familias- , como, al mismo de la ideología de los pueblos
tiempo, la asamblea popular, el indoeuropeos.
populus, que serviría de contra- La función sacerdotal y legis-
peso a ese órgano político del lativa, la función guerrera, y la
poder aristocrático. Venció en función productiva y comercial
algunas guerras a sus vecinos, están muy bien simbolizadas en
asegurando así su dominio, y las figuras de los primeros mo-
desapareció un día de tempes- narcas de Roma. Así se refleja
tad en el campo de Marte. en el pasaje de Tito Livio en el
El clamor popular lo elevó al rango EL RAPTO DE que el historiador clásico sintetiza la
del dios Quirino, con el que fue asimi- LAS SABINAS aportación fundamental de cada uno
lado, aunque corrió también el rumor La leyenda cuenta que los romanos, de esos cuatro reyes: «Después de
de que había sido asesinado por los para procurarse esposas, invitaron Rómulo, el semidiós, el famoso primer
senadores, que ocultaron su cadáver a Jos sabinos a unos juegos en caudillo y fundador de la ciudad, que
descuartizándolo y repartiéndose sus honor de Neptuno, y, mientras los establece la constitución política, vie-
despojos. Fue, por lo tanto, el funda- hom bres estaban ocupados en la ne Numa que enseñó los ritos sagra-
diversión, raptaron a sus mujeres
dor heroico y feliz de la ciudad, gue- dos y todo el culto de los dioses inmor-
y sus hijas. cuando romanos y sabi-
rrero, legislador y sacerdote a la vez. tales, e incita al pueblo a comportarse
nos iban a entrar en guerra, las
El mito lo rodeó de un aura mági- mujeres se interpusieron e impusie- con religiosidad y con justicia; le suce-
ca, como rey carismático, ungido por ron una alianza ent re Jos dos pue- de Tulo que fundó la disciplina mili-
los dioses en su origen y su destino, blos, de la que es testimonio el mi- tar y practicó el arte de la guerra; y, ya
no sólo como rey, rex, sino también nado de dos monarcas sabinos, al final , aparece Anco Marcio, que
como el máximo y único jefe militar, Numa Pompilio y Tu lo Hostilio. El muestra a Roma, mediante el puerto
es decir, como imperator. En el futu- mito, recreado por artistas como abierto en Ostia, su futuro comercial
ro todos los grandes caudillos roma- Rubens (en la imagen), traduce así para que las riquezas y las mercancías
nos se presentarán como émulos de la realidad de una larga convivencia de tod o el mundo afluyan con el
Rómulo: así lo hicieron, en tiempos de romanos y sabinos en el Lacio comercio marítimo a la ciudad».
de la República, Furio Camilo, Esci- He aquí cómo la aportación básica
pión, Sila y César, aunque no Augusto, que, después de de cada uno de estos cuatro primeros reyes va encajando
haber eliminado a Marco Antonio, quiso evitar que la en el progreso de la ciudad, «tal como su razón y la uti~
sombra del fratricidio planease sobre su reinado. lidad lo reclamaban». A lo largo de esos dos siglos y medio
Roma se fue haciendo más fuerte, más sólida en su inte-
LOS PRIMEROS REYES rior, para acabar abriéndose hacia el exterior con su río
La fundación de Roma se sitúa, de acuerdo con la leyen- y puerto. Pues no hay que olvidar que Roma nació como
da, en el año 753 a.C. Durante doscientos cincuenta años una ciudad ambiciosa, pero también a la defensiva.
fueron siete los reyes que ocuparon el trono de la prós- Como ha subrayado bien el historiador Pierre Gri-
pera ciudad del Tíber, hasta que en el año 510 a.C. la ma!, que fue uno de sus mejores conocedores modernos:
monarquía fue abolida, tras la expulsión del último rey, «Los caracteres geográficos de esta ciudad , cerrada en
Tarquino el Soberbio. Los senadores reclamaron enton- torno del Foro como una mano sobre sí misma, separa-
ces el poder y se instauró la República. La fecha no deja da de la ribera derecha del río y de la metrópoli albana
de ser curiosa: en ese mismo año de 51 Oa.C., los Pisistrá- por una enorme muralla de tierra que cerraba la mese-
tidas fueron expulsados del gobierno de Atenas y de esta ta de los Esquilios, corresponde bien alferoz particula-
ciudad, de modo que el fin de la realeza romana coincide rismo de los romanos. Siempre -incluso en los tiempos
exactamente con el de la tiranía ateniense. de sus lejanas victorias-los romanos se sintieron sitia-
En esa serie de los siete reyes (recordemos que el dos. Sus conquistas no tenían otro objeto que mantener
número siete tiene un raro prestigio en las leyendas y a distancia a algún temido posible agresor. No tuvo Roma
los mitos) podemos distinguir dos grupos: los primeros un feliz nacimiento, una expansión tranquila, sino siem-
cuatro y los tres últimos, marcados éstos por un Tarqui- pre la desconfianza de un pueblo en guerra <;ontra una
na de entrada, el Antiguo, y otro Tarquina de salida, el naturaleza hostil, inquieto por su propia seguridad y
Soberbio, si es que no eran el mismo. De acuerdo con atrincherado ante el mundo».
Dominios de Roma 1

D Bajo los primeros reyes (h.754- h.616 a.C.) D Bajo los reyes etruscos (h.616- h.509 a.C.)

VOLSCOS Pueblos itálicos


Migraciorles o invasiones (siglos VI-V a.C.)
llll Santuario ~o
1¡ 1
.Jr Puente es
± Puerto

Tívolí
l)Fidene 3
Jl1l Mont e Sacro . •nc
,¿; Antemne Río '
<\''''"

Ví A PRE NESTINA

Lagos
.Salados

~ 0 ntes
Lago Jl1l
A ll>an< ~

fs/o ....
o
Tib<·rilla lDl
Alba.,.
Longa I.agv
de ! .,.l'1lli

\1 A R

TIRRENO

~ La linea de la costa representada corresponde a fa de Jos siglos VIl· VI a.c.

ROMA ENTRE
SIETE COLINAS Templo
A ARQUEOLOGÍA ha localizado los restos de los primitivos
L emplazamientos de Roma en siete célebres colinas de nom-
de Mater
Matuta

bres ya inmortales. La primera en ser habitada por los latinos,


en torno al siglo X a.C., fue el Palatino, punto de vigilancia pri-
vilegiado de la navegación por el Tíber. A partir de ahí los inter-
cambios comerciales acrecentaron el primitivo emplazamien-
to romano, que se extendió a las colinas del Esqui lino, Celio,
Quirinal y capitalino. dando así origen entre los siglos X y
VIl a.c. a nuevos núcleos de población. sus relaciones con los
pueblos vecinos -etruscos. sabinos o volscos- oscilaron entre
la colaboración comercial y el en-
Guerrero etrusco con frentamiento militar. hasta que
una lanza. Estatua de llegó el momento en que Roma se
bronce hallada en Brolio.
Siglo VI a.c. Museo impuso como potencia hegemó-
Arqueológico, Florencia nica en la ltal•ia central.
TRAS EL BELICOSO RÓMULO, NUMA POMPILIO APARECE COMO MODELO DE REY PACÍFICO
Y PIADOSO, E INCLUSO SE AFIRMÓ QUE FUE DIScfPULO DEL FILÓSOFO PITÁGORAS

Es muy significativo el hecho sos, amoldando sus costumbres


de que Plutarco en sus Vidas a las del rey. «La ciudad se regía
paralelas haya emparejado a por la fidelidad al juramento, en
Rómulo con el griego Teseo y lugar de por el miedo supremo
a Numa Pompilio con el espar- al castigo basado en la ley.» «De
tano Licurgo. Los dos prime- este modo -concluye Tito
ros son reyes heroicos; los otros Livio-, dos reyes consecutivos
dos, pacíficos y profundos legis- engrandecieron Roma por
ladores. Teseo y Rómulo apa- caminos diferentes: uno con la
recen como hijos de dioses, guerra y otro con la paz.»
audaces guerreros y fundado-
res de ciudades; Licurgo y EL BELICOSO TULO HOSTILIO
Numa, como venerables sabios En contraste con el reinado de
al servicio de la justicia y refor- Numa, el de Tulo Hostilio fue
madores de las leyes. de guerras constantes, de san-
grientos combates con los pue-
EL PIADOSO NUMA blos vecinos: los albanos, los sabinos
TARQUINO Y LOS
En el canto VI de la Eneida, cuando LIBROS SIBILINOS y los etruscos. Aunque los romanos
Eneas ve en el mundo de los muertos En la cultura griega, las sibilas eransalieron casi siempre victoriosos y
a las grandes figuras del futuro de sac rdotisas encargadas de enun- aumentaron su dominio en el centro
Roma, contempla entre ellas a Numa: ciar los oráculos de Apolo. Había de la península Itálica, al final todos
«Mas ¿quién es aquél que veo allí a lo varias, hast a diez, reparticlas en terminaron añorando los tiempos del
lejos coronado de olivo? 1 Avanza lle- diversos puntos del Mediterráneo. pacífico Numa. Los dioses mismos
vando en sus manos los objetos de cul- una se hallaba en Cumas, cerca de decidieron castigar a un rey que, inclu-
to. 1 Reconozco por sus cabellos y su la colonia griega de Nápoles, en una so en su nombre, hacía gala de hosti-
barba blanca al rey romano, /aquel que galería excavada en la roca (arriba). lidad. Tulo es el típico rey guerrero,
llamado desde su parva aldea y su pobre según la leyenda, en el reinado de un claro representante de esa función
Tarquina la sibila cumana acudió a
tierra 1 a un poderoso mando, ha de mitológica (igual que Indra entre los
Roma a ofrecer al rey los nueve
arraigar en leyes la incipiente ciudad». libros que guardaban los oráculos.
hindúes, como subrayó Dumézil). En
Esa figura de anciano solemne y Por dos veces Tarquina los recha- sus últimos años, el combativo monar-
piadoso es la de Numa, un rey muy zó, encontrando excesivo su pre- ca se entregó a muy varias supersticio-
distinto del belicoso Rómulo. Elegi- cio, y a cada negativa la pmfetisa nes y se atrajo el enojo de Júpiter, que,
do por su prestigio como hombre quemó tres de los libros. Finalmen- por un lado, envió una epidemia sobre
sensato y piadoso, Numa viene a con- te el rey compró los tres últimos, los romanos, y luego lo fulminó a él y
solidar las instituciones de la ciudad, que depositó en el templo de Júpi- a su casa con un rayo.
fundamentalmente las religiosas. A él ter Capitalino. En lo sucesivo los
se le atribuye la fundación del templo romanos no dejarían nunca de con- LOS REYES ETRUSCOS
deJano, la introducción de los flámi- sultar los <<libros si bilinos» para Sin pretender competir con las bélicas
conocer el destino de su ciudad
nes -grupos de sacerdotes que vela- gestas del reinado precedente, el de
ban por el culto de Júpiter y de Mar- Anco Marcia estuvo marcado por la
te- y la designación del primer pontífice (póntifex), que búsqueda de una mayorprosperidad para Roma, e inclu-
tenía un papel de primer orden en las ceremonias reli- so por cierto afán comercial. Cuando tuvo que guerrear
giosas. Construyó el plimer santuario de la Fides Publi- con los vecinos, lo hizo siempre con fuertes fundamentos
ca, la Lealtad, y consagró la fides como una virtud fun- jurídicos. Se decía que Marcio, que fue elegido por el pue-
damental de la ética y la política romana. Y reformó blo, era nieto de Numa por parte materna, pero su nomen
también a fondo el calendario, señalando los días fas - es de origen plebeyo. Amplió mucho el territorio y la ciu-
tos y los nefastos. Es decir, fue un monarca que fijó dad de Roma, que iba multiplicando su población. Y se
muchos ritos y hábitos religiosos del Estado romano. dice que fundó Ostia, la ciudad costera con su excelente
De N urna se contaba que había sido discípulo de Pitá- puerto, decisivo para el futuro comercia(y el aprovisio-
goras, algo que ya Livio y Plutarco señalaban como un namiento de la populosa urbe, y también para su futuro
imposible anacronismo (en efecto, Pitágoras nacería imperio mediterráneo. Al morir legó el reino a un rico
un siglo después en Samos). Pero la idea acaso procede inmigrante etrusco, protegido suyo en Roma: Tarquino.
del aire pitagórico que tenía Numa. Se contaba que de En efecto, durante el r einado de Anco Marcio había
cuando en cuando se retiraba a un bosquecillo sagrado llegado a Roma un etrusco llamado Lucumo, que adop-
donde escuchaba atento los divinos consejos de la ninfa tó el nombre de Tarquino, en recuerdo de su•ciudad de
Egeria. Su conducta piadosa le granjeó la emulación origen, Tarquina. Según Livio, Lucumo (el término en
popular, y los romanos, según Livio, se volvieron piado- etrusco significa «soberano, jefe») era hijo de un exilia-
LA LEYENDA DE
1

ROMULO Y REMO
L ÚLTIMO DE LOS REYES de Alba Longa fue Amulio, que para llegar al tro-
E no hubo de derrocar a su propio hermano, Númitor. Éste tenía un hijo, al
que Amulio asesinó, y una hija, Rea Silvia, a la que el usurpador forzó a con-
vertirse en vestal para impedir que tuviera descendencia y que su crimen fue-
ra vengado. Pero los dioses desbarataron todos los Rómulo marca los
planes de Amulio. Rea Silvia concibió, se dice que del límites de Roma. Fresco
dios Marte, a dos gemelos, Rómulo y Remo, que esca- de G. cesari. Siglo xv1.
paron milagrosamente de la persecución de su tío-
Altar de casali (abajo).
abuelo, como explican los relieves del altar de casa- Siglos 11-111 d.C. Museo
Ji. Más tarde, ya adolescentes, le dieron muerte. Pío Clementina, Roma

MARTE Y REA SILVIA EL DIOS DEL TIBER


según una versión El personaje barbudo
de la leyenda, el dios que aparece en tres
Marte, representado de las escenas del ara
aquí con yelmo y lanza, ----'-:--'-ll~h--' puede identificarse
sedujo a Rea Silvia .l:.-~....JII'--7-'*"---'---- como la personificación
mientras ésta dormía del río Tíber. Lleva una
en el bosque sagrado corona de algas en la
en el que estaba cabeza y sujeta una
confinada como vestal. vasija una caña palustre.

NACEN LOS GEMELOS CRIADOS DE A MUllO


No tardó en descubrirse Según el relato
el embarazo de Rea tradicional, los dos
Silvia, lo que constituía gemelos eran de talla
una violación flagrante oó!!\arf+-"-"-- - y belleza más que
de la norma de castidad --__:;~"""!'----::'lt"'"":'lr:-"~.:,.....- humanas, lo que aterró
de las vestales. a Amulio, que decidió
Finalmente la joven dio enviar a dos sirvientes
a luz a dos gemelos, para que se deshicieran
Rómulo y Remo. de los recién nacidos.

ARROJADOS Al RIO LA CORRIENTE


Siguiendo las órdenes Según una versión, el
de Amulio, sus río estaba desbordado
servidores colocaron a y los sirvientes
los niños en una ft--""-1'-r.""":!t-t--- depositaron la cesta
canastilla y decidieron-----'-' en un remanso.
arrojarlos al Tíber, en su La divinidad guió a los
paso al pie del monte gemelos y la corriente
Palatino, representado los arrastró finalmente
quizá por la figura aérea. hasta una ribera.

LA LOBA LOS RECOGE LOS PASTORES


Ya en la orilla, los niños Pronto llegaron varios
cayeron de la cesta tras pastores del contorno,
golpear con una piedra. que se asombran ante
Según la tradición, .----~o,.;:; la escena de la loba
una loba que acababa y los niños. Entre ellos
de tener cachorros se estaba Fáustulo, jefe
acercó entonces a ellos de los pastores de
y les ofreció sus ubres, Amulio, que tomó los
sin mostrar fiereza. niños a su cargo.
A SERVIO TULlO SE LE ATRIBUYE LA CONSTRUCCIÓN DE LAS PRIMERAS MURALLAS DE
ROMA, AUNQUE LA ARQUEOLOGÍA HA DEMOSTRADO QUE SON MUY POSTERIORES

do griego, Demarato, que había protegido por la poderosa mujer


llegado a Etruria procedente de de éste, Tanaquil, que logró que
Corinto, escapando de la tira- llegara luego a ocupar el trono.
nía establecida por Cípselo en (En otra versión sobre su ori-
aquella ciudad. Bajo su nuevo gen se afirma, en cambio, que
nombre de Lucius Tarquinus fue un caudillo etrusco llamado
Priscus, o Tarquino el Antiguo, antes Mastarna.)
fue elegido rey a la muerte de Servio emprendió importan-
su amigo Anco. tes reformas constitucionales
Como soberano llevó a cabo (ordenó la división de los ciuda-
importantes empresas: comba- danos en cinco clases según el
tió contra sus vecinos latinos, censo, y la de cada clase en cen-
amplió el Senado, construyó la turias), mandó construir el pri-
principal conducción de aguas mer muro alrededor de Roma
de Roma, la Cloaca Máxima, (aunque los restos arqueológi-
empezó la construcción del gran cos de la llamada «muralla ser-
templo de Júpiter, Juno y Minerva (las viana» se cree que datan del siglo
EL MITO DE LA
divinidades que forman la <<triada capi- IV a.C.), e instituyó el culto de la dio-
MUERTE DE LUCRECIA
talina») sobre la colina del Capitolio La violac ión de Lucrecia por Sex- sa Diana en la colina del Aventino.
e introdujo costumbres y artesanos to Tarquinio (arriba, en la versión La tradición que atribuye la plani-
etruscos en la ciudad. Su reinado (616- de Tiziano) y la venganza de sus ficada reforma de las clases sociales y
579 a.C.) coincide, en efecto, con la familiares es sin duda un mito su contribución según comicios y cen-
marcada influencia etrusca que los interesado. Tal vez sirvió de legiti- turias a este monarca de origen servil
arqueólogos detectan en Roma desde mación para los Junios, linaj e ple- es difícil de comprobar con datos his-
fines del siglo VII y todo el VI a.C. Fue beyo que accedió a los 11onores tóricos, pero resulta muy significativa.
una época de expansión social y cultu- políti cos a fines del siglo 1v a.c. En cuanto a la gran muralla, rodeaba
ral de la ciudad del Tíber. no sólo el Foro, centro político y cora-
A Tarquino le sucedió Servio Tulio. Según una leyen- zón popular de Roma, sino las siete colinas sobre las que
da acogida por Livio y otros historiadores, Tulio habría crecería la ciudad: el Capitolio, el Palatino, el Aventino,
nacido esclavo (de ahí su nombre de Servius, en relación el Celio, y gran parte del Esquilino, el Viminal y el Qui-
con servus), pero fue educado en la casa de Tarquino y rinal. Servio llevó a cabo una reforma censataria y topo-

UN DUELO
ENTRE CAMPEONES
N TIEMPOS DE TULO HOSTILIO la expansión de Roma
E chocó con el poderío de la ciudad de Alba Langa, que
dominaba el Lacio. Para evitar una gran batalla romanos
y albanos prefirieron dirimir el conflicto mediante un due-
lo individual, a la manera heroica. Cada ciudad elegiría
a tres guerreros, que pelearían cuerpo a cuerpo. Los de
Alba designaron a tres hermanos, los Curiacios, y los
de Roma a otros tres, los Horacios. Dos de estos últimos
cayeron en el primer choque. El ejército albano aullaba
ya de alegría. Pero el Horacio superviviente fingió una
fuga, para que sus enemigos, heridos ya, se agotaran en
la persecución. Luego se volvió y
derribó al primero de ellos, a con-
Juramento de los
tinuación al segundo, y, tras éste, Horacios ante su
remató al tercero. Con este ardid padre, antes de ir a
dio a Roma una victoria decisiva. combatir a los
Curiacios. óleo por
Tul o Hostilio impuso la dura ley de Jacques-Louis David
guerra: Alba fue arrasada y todos (detalle). 1784. Museo
sus habitantes deportados a Roma. del Louvre, París
AL VIOLAR A LUCRECIA, EL HIJO DEL REY TARQUINO EL SOBERBIO DESENCADENÓ UNA
REBELIÓN DE LOS PATRICIOS ROMANOS QUE ACABÓ ABRUPTAMENTE CON LA MONARQU ÍA

gráfica, unificando las varias No todo lo que nos relata la his-


aldeas en torno al centro de la toria legendaria de los reyes de
ciudad con un sentido cívico de Roma es rigurosamente cierto,
muy largo aliento. pero no cabe duda de que ilus-
Después de Servio Tulio, lle- tra bien un destino excepcional
gó al trono Lucio Tarquina el que se realizaría plenamente con
Soberbio, el último de los reyes, la creación de un imperio en
nieto (o hijo) del anterior Tar- todo el Mediterráneo.
quina. Es un personaje especial-
mente mal visto por la tradición BRUTO, EL LIBERTADOR
romana. Ya desde un comienzo Al frente de los nobles enfure-
se comportó de manera sinies- cidos por el suicidio de la vir-
tra: asesinó al marido de Tulia, tuosa Lucrecia estuvo Lucio
la hija de Servio, para casarse Junio Bruto, un patricio que
con ella, y eliminó al viejo rey representa la más severa moral
para proclamarse, sin autoriza- de la antigua Roma. En esa re-
ción del Senado, su sucesor. Tarquina EL FUNDADOR DE vuelta que puso fin a la monarquía y
es un claro ejemplo, según los histo- LA REPUBLICA expulsó para siempre a Tarquina y su
riadores romanos, de la decadencia de El artífice del derrocamiento de la familia, Lucio Junio Bruto aparece
la monarquía y de cómo la ambición mona rquía y de la proclamación de como el gran libertador de Roma de
del poder supremo lleva a crímenes la República fue Lucio Junio Bru- la tiranía y uno de los fundadores de la
terribles. Cicerón lo compara con el to, una figura mitacl histórica mitad República romana. Este primer gran
ambicioso Catilina (alma de la famo- legendaria que encarna algunos de personaje histórico de la noble familia
sa conjura, que denunció el propio los valores que más estimaron los de los Brutos fue pronto mitificado.
roma nos. Desde el ases inato de
Cicerón), y Livio con un rey despóti- Patricio inflexible, condenó a muerte
uno de sus hermanos era enemigo
co de tragedia griega. luego sin conmoverse a sus dos hijos,
irreconciliable del rey Tarquina el
Soberbio, aunque lo había disimu-
acusados de traición a la República, y
EL FIN DE LA MONARQU[A lado fingiéndose bobo (ta l es el sig- murió matando a Arruns Tarquinius,
Tulia, la esposa dde Tarquina, ejerció nificado del latín brutus) y ganán- el hijo de Tarquina el Soberbio, en un
también una mala influencia sobre él, dose así la confianza de la famili a duelo cuerpo a cuerpo.
y su hijo Sexto, un típico hijo de tira- real. La violación de Luct·ecia, de la Más tarde el poeta Accio escribió una
no, violento y brutal, causó el derroca- que era pariente, fue el detonan - tragedia titulada Brutus (bajo el patro-
miento de la monarquía. En efecto, el te de la rebelión republicana, tras cinio de un miembro de la familia de
joven Tarquina violó, en ausencia de su la que sería elegido cónsul los Brutos, en el año 138 a.C.). Casi
marido, a Lucrecia, esposa de un noble cinco siglos después, otro miembro de
romano; y ella, dando ejemplo de valentía romana, se sui- la familiase haría famoso por dar muerte a otro tirano.
cidó avergonzada u·as denunciar la agresión y a su autor. En pleno Senado, en 44 a.C., Marco Junio Bruto clavó
Aquel crimen fue el motivo de la revuelta que acabó con su puñal en el cuerpo ya ensangrentado de Julio César.
la monarquía de Tarquina. Su «soberbia» de tirano reci- Así que un Bruto asistió al nacimiento violento de la pode-
bió así su castigo y el título de rex fue proscrito en Roma. rosa República romana y otro, siglos después, a su ocaso
En los dos siglos y medio de monarquía, Roma cre- aún más sangriento, antes del esplendor del Imperio. •
ció de manera rápida y salió victoriosa de las frecuentes
PARA SABER MÁS
guerras con sus vecinos, albanos, sabinos y etruscos. For-
mada con inmigrantes de aluvión, la primitiva aldea del ENSAYO
• Historia de Roma
Palatino y el Capitolio se extendió progresivamente por P Grima!. Paidós, Barcelona. 2005
las colinas adyacentes. Se desecaron las zonas pantano- • Historia de Roma
sas, y en el valle entre el Capitolio y el Palatino se desa- G. Bravo. Alianza, Madrid, 2001
• Los dioses soberanos de los indoeuropeos
rrolló el Foro. Con los reyes etruscos se consolidó la G. oumézil. Herder, Barcelona, 1999
gran ciudad cuyo perímetro queda perfilado por el lla- • La ideología de las tres funciones en las epopeyas dios pueblos
mado muro serviano, una gran muralla como la que ro- indoeuropeos
1 G. Dumézit. Seix Barra!, Barcelona, 1977
deaba las poderosas ciudades etruscas. FUENTES
La influencia etrusca, con los tres últimos reyes, fue • Historia de Roma desde su fundación
decisiva para la expansión de Roma. A las victorias del pri- Tito Livio. Gredos. Madrid, 2000
mer Tarquina, que logró atraerse a las capas populares y • Vidas paralelas (Teseo, Rómulo, Licurgo, Numa)
Plutarco. Gredos, Madrid, 1985
organizó el ejército según la táctica hoplítica, siguieron
INTERNET
las reformas sociales de Servio Tulio, que trazó una deci- • http://WWW.capitolium.org/italiano.htm
siva configuración del censo de su población según curias.

También podría gustarte