Está en la página 1de 20

3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis

Revelaciones de Esperanza

1
Mi tema esta noche es La Fuente de Poder Espiritual de
Apocalipsis

2
Ven conmigo dos mil anñ os antes a una isla antigua de la costa de
Grecia, en el Mar Egeo.

3
Fue en la Isla de Patmos que Juan el discíípulo amado recibioí las
visiones que llamamos el libro de Apocalipsis.

4
Juan fue el uí ltimo de los discíípulos y el que vivioí maí s anñ os.
Fue exiliado por los romanos a la Isla de Patmos.

5
El cristianismo no era bienvenido en el mundo romano,
particularmente despueí s de que Roma fue quemada en el primer
siglo.
6
Se les culpoí a los cristianos por el fuego que destruyoí la ciudad.

El cristianismo era considerado una mera secta judíía que habíía


salido del judaíísmo.

Desde que los judííos se rebelaron contra el imperio, el


emperador tambieí n persiguioí a los cristianos a quienes
consideraba fanaí ticos judííos.

Revelation of Hope North American English 1


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
Juan fue llevado con cadenas y fue exiliado a la rocosa y esteí ril
Isla de Patmos.

Auí n allíí Juan era fiel a su Senñ or, comprometido con el que lo 7
habíía redimido, comprometido con este Cristo a quien habíía
visto realizar tantos milagros.
Juan estuvo ahíí cuando Jesuí s tocoí los ojos de los ciegos y fueron
abiertos.

EÉ l estuvo ahíí cuando destapoí los oíídos de los sordos. 8

Juan estuvo ahíí cuando eí l tocoí al hombre de la mano seca y nueva


vida fluyoí a traveí s de esa mano y fue sanado.
Juan estuvo ahíí cuando el cojo saltoí y caminoí de nuevo; cuando el
ciego vio y los sordos volvieron a oíír, cuando los endemoniados
fueron liberados y los muertos resucitados.
9
Juan habíía presenciado todas estas cosas y habíía dado su lealtad
suprema a este Cristo.

Y esta lealtad a Cristo lo llevoí a tener conflicto con las


autoridades romanas, que trataron de matarlo, y finalmente, lo
exiliaron a Patmos.
¿Queí fue lo que le dio a Juan tal fe capaz de desafiar a la muerte?

¿Por queí Juan estuvo dispuesto a ser exiliado a la Isla de Patmos?


¿Por queí estuvo dispuesto a ser decapitado, si era por causa de 10
Cristo?
¿Por queí estaba dispuesto, si era necesario, a ser echado en una
caldera de aceite hirviendo y ser quemado vivo? ¿Por queí ?

Fue porque eí l creíía algo muy especial acerca de ese Cristo.


Si Juan estuviera con nosotros aquíí en esta reunioí n, con toda
confianza repetiríía con nosotros nuestro tema:

Revelation of Hope North American English 2


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
Si está en la Biblia, lo creo. 11
Si no está de acuerdo con la Biblia,
No es para mí.

Apocalipsis 1:9 nos habla de la visioí n de Juan sobre Cristo en la


Isla de Patmos. EÉ l dice:
“Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la
tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo,

12
Estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de
Dios y el testimonio de Jesucristo”.

Juan, ¿Por queí no desististe de todo esto? ¿Por queí no le diste la 13


espalda a todo esto llamado cristianismo?

Si el cirstianismo es solo otra filosofíía, Juan, ¿Por queí no le diste


la espalda a esto?

Por queí ser exiliado dejando a tu familia;


Por queí ser exiliado dejando a tus amigos;
¿Por queí ser exiliado y separado de todos los seres queridos maí s
cercanos?
¿Por queí Juan?
Es por que Juan conocíía cual era la verdad acerca de Cristo.
Apocalipsis 1:17, 18

“…No temas; yo soy el primero y el último; y el que vivo, y


estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los 14
siglos. Amén”.

El mensaje de Cristo a Juan fue: “Juan, estaí s frente a la muerte,


estaí s frente a un desastre, estaí s frente a la tumba.

Sin embargo, Juan, entiendo lo que estaí s enfrentando, pues yo

Revelation of Hope North American English 3


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
soy el que vivo, y estuve muerto; mas ahora vivo por los siglos de
los siglos”.

Jesuí s le da a Juan esperanza con estas palabras:


“Y tengo las llaves de la muerte y del Hades”.

“Tengo las llaves del infierno y de la muerte.


Juan, si mueres, queí importancia tiene, ya que yo tengo las llaves 15
del sepulcro y alguí n díía tendraí s la vida eterna”.
Este es el secreto de un cristianismo dinaí mico.
Si Jesús resucitó de los muertos,
Él es más que humano, Él es divino.

16
Si Cristo resucitó de entre los muertos, Él tiene poder sobre
la tumba.

Un Cristo que no estaí muerto, sino un Cristo cuya tumba estaí 17


vacíía.
Un Cristo que estaí vivo, porque, senñ oras y senñ ores, si Jesuí s
resucitoí de entre los muertos, eí l es maí s que humano. EÉ l es divino.

Asíí que, es de poca importancia si Juan muere o no.


Si Dios quiere que muera y muere, resucitaraí y viviraí
eternamente.

Y Juan lo sabíía, Juan creíía eso.


Si Jesús es realmente divino, si la tumba no pudo retenerlo,
entonces su oferta de vida eterna era real.

Noten, si Cristo es divino, si Cristo fue a la tumba y salioí , si Cristo 18


resucitoí de la tumba, entonces su oferta de vida eterna es
auteí ntica.

Si yo muero, yo tambieí n puedo tener esta esperanza de que


Revelation of Hope North American English 4
3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
Cristo Jesuí s tiene las llaves del sepulcro.

La tumba ya no es un agujero oscuro en el suelo.


La muerte ya no es una larga noche sin un manñ ana.
Yo tambieí n puedo resucitar.
Si Jesús es realmente divino, él puede cambiar nuestras
vidas.

Noten, todo depende de si la tumba estaí vacíía o no. 19

Todo depende de si el Cristo en el que Juan creyoí en la Isla de


Patmos, era realmente divino.
En esto consiste todo el asunto del cristianismo, es a lo que se
aferra.

Si Jesuí s es realmente divino, no solo puede romper las ataduras


de la tumba, sino que puede romper las ataduras del pecado.

Si Jesuí s es realmente divino, puede cambiar nuestras vidas.


Juan estuvo dispuesto a morir, antes que renunciar a su
creencia en este Cristo divino.

20

A traveí s de los siglos, los cristianos han estado dispuestos a


enfrentar persecucioí n y hasta la tortura, porque creíían que
aunque sus cuerpos fíísicos pudieran ser destruidos, nadie podríía 21
destruir su relacioí n con Cristo.

Creíían que un díía se elevaríían maí s allaí de esa mazmorra, maí s


allaí de la prisioí n, porque no puedes encadenar el poder del Cristo
resucitado.

No puedes encadenar la fe. No se puede encadenar el espííritu de


un hombre.

Revelation of Hope North American English 5


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
No puedes encadenar esa voluntad feí rrea que se sujeta a un Dios
amante, a un Dios vivo.
Esa es la razoí n por la cual hombres y mujeres estaban dispuestos
a enfrentar a los leones en el Coliseo.

Esa es la razoí n por la que no ofrecíían incienso a los emperadores 22


romanos. Por eso no adoraban a los dioses de Roma.

Preferiríían morir que adorar a Ceí sar.


Ellos creíían que incluso si sus cuerpos les fueran arrebatados,
alguí n díía viviríían con este Cristo divino por toda la eternidad.

Y eso es lo que ha mantenido fieles a hombres y mujeres a traveí s


de los siglos.
A traveí s de los siglos, muchos hombres y mujeres han sido
llevados a la caí rcel por causa de su fe.

Hombres y mujeres que nada maí s por creer en Cristo, han tenido 23
sus manos y munñ ecas atadas.
Hombres y mujeres que han perdido hijos, que han perdido hijas.

Hombres y mujeres que han tenido que ver sus hogares siendo
destruidos a medianoche y a quienes se les ha arrebatado la 24
Biblia de sus manos para romperla y quemarla en la calle; pero
hombres y mujeres que han sido fieles a Cristo.

¿Por queí ? Porque creen que Jesuí s resucitoí de entre los muertos.

Creyeron que Jesuí s vive.

Creyeron que un díía Cristo los resucitaraí de los muertos y les


daríía la vida eterna.
Su fe se aferroí a lo eterno. Como Juan, su fe estaba arraigada en el
Cristo divino, que es eterno.

Revelation of Hope North American English 6


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
Demos un recorrido por el Antiguo Testamento y descubramos a
este Cristo en quien Juan tan fervientemente creíía.

25
Todos los libros de la Biblia hallan su cumplimiento en
Apocalipsis.

Vamos a descubrir algunas cosas asombrosas acerca de Cristo. 26


Apocalipsis 1:1 dice:

“La revelación de Jesucristo”.


27
¿Quieí n es el Cristo del Apocalipsis?
¿Es eí l realmente quien dice que es?
EÉ l dice, “Tengo poder sobre la tumba, soy divino”.

La primera cosa acerca de Jesuí s es esta: Jesuí s afirmaba que eí l era


maí s que humano.
En Juan 6:38, eí l dice:

“Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad,


sino la voluntad del que me envió”. 28

Jesuí s decíía, “He descendido del cielo”. No era simplemente un ser


humano nacido de la misma manera que cualquier otro ninñ o.

EÉ l nacioí de manera sobrenatural. A traveí s de toda la Escritura, la


Biblia apunta hacia adelante, a un Cristo que es divino.

¿Por queí Juan creíía que Jesuí s era divino?


Juan 5:39

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que


en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan 29
testimonio de mí;”
Revelation of Hope North American English 7
3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis

Cuando Jesuí s estuvo aquíí, eí l abríía las Escrituras del Nuevo


Testamento.
Y en esos pasajes del Antiguo Testamento citoí profecíías, algunas
de ellas escritas 500 anñ os antes.

Algunas de ellas fueron escritas 700 anñ os antes, algunas mil anñ os 30
antes.
Las profecías señalan que Jesús era divino.

31
De hecho, la vida de Cristo es una vida escrita de antemano. La
biografíía de Jesuí s fue escrita antes de que eí l naciera.

Permite que tu fe se aferre a la realidad esta noche. 32


Permite que tu espííritu se eleve esta noche.
Cristo era maí s que un hombre bueno.

Cristo era maí s que un filoí sofo eí tico.


Cristo era maí s que un maestro moral.
Cristo era maí s que un lííder religioso.

Cristo era el Divino Hijo de Dios.


En la biografíía que estamos estudiando esta noche,
Veremos el lugar de nacimiento de Jesús, que fue predicho con
anticipacioí n. Veremos cómo sucedería el nacimiento de Jesús,
predicho con anticipacioí n.
33
Veremos coí mo Judas traicionó a Cristo, de la manera exacta
como sucedioí , que fue predicho mil anñ os antes.

Notaremos que David predijo en los Salmos la manera cómo


sucedería la muerte de Jesús y describioí coí mo moriríía Jesuí s.
Nuestros corazones se emocionaraí n.
Revelation of Hope North American English 8
3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
El lugar de nacimiento de Cristo fue predicho setecientos anñ os
antes de Cristo en el libro de Miqueas.

Miqueas 5:2 34

“Belén. . . de ti me saldrá el que será Señor en Israel”.


Fue Nazaret donde Jesuí s fue criado.

Nazaret estaí a unos 150 kiloí metros de Beleí n.


35
Ustedes pueden hacer el viaje en algunas horas hoy, pero si estaí n
montando en un burro, les tomaríía cinco díías por lo menos, para
viajar por ese camino estrecho y sinuoso.
36
Ahora, si tuí estuvieras en Nazaret seis meses antes del
nacimiento de Jesuí s y preguntaras:

“¿Doí nde va a nacer el bebeí ?” 37


¿Queí responderíía todo mundo?

“Oh,” diríían todos,


“Va a nacer en Nazaret”.

¿Alguien va a pensar que una mujer de nueve meses de embarazo


va a montar en un burro y dar un paseo por cinco díías? ¡No!
Pero 700 anñ os antes, la Biblia predijo que Cristo naceríía en Beleí n
y realmente asíí seríía.

Y Maríía llegoí a Beleí n la noche exacta en que nacioí Jesuí s. 38

La profecíía no adivina. La profecíía sabe.

La profecíía senñ alaba los míínimos detalles de su nacimiento.

Revelation of Hope North American English 9


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
Isaías 7:14

“He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y


llamará su nombre Emanuel”. 39

Una virgen concibe y tiene un hijo.

Emanuel significa Dios con nosotros.


El nacimiento virginal no fue un accidente.
El nacimiento virginal fue un plan de Dios, donde el Espííritu
Santo concibioí al Ninñ o Jesuí s, en el vientre de Maríía.
Jesuí s nacioí en Beleí n.
Jesuí s nacioí de una virgen.

Exactamente como la profecíía lo predijo.


Exactamente como las Escrituras lo profetizaron.
Recuerdan coí mo el aí ngel Gabriel se le aparecioí a Maríía y le
explicoí que quien seríía concebido en su vientre era el Cristo.

Jesuí s es maí s que un buen hombre. 40


En Lucas 1:30, 31 un aí ngel anuncia su nacimiento.
“Entonces el ángel le dijo: . . . concebirás en tu vientre, y darás
a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS”.

41
La concepcioí n de Cristo no fue natural, fue sobrenatural.

Cuando los pastores reunidos en una colina de Galilea, miraban


hacia el cielo y oíían a los aí ngeles cantar: 42
“Gloria a” ¿a quieí n? a “Dios”
¿Doí nde? “en las alturas”.

Gloria a Dios en las alturas.


EÉ l es maí s que un hombre bueno, maí s que un maestro eí tico; EÉ l es
el divino Hijo de Dios.

Revelation of Hope North American English 10


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
En los díías del EÉ xodo, Moiseí s escribioí en el libro de Nuí meros,
1500 anñ os antes de Cristo:
Números 24:17

“Saldrá ESTRELLA de Jacob”.


43
EÉ l describioí una estrella que surgiríía en el Este y conduciríía a los
sabios al mismo hogar del Mesíías; Jesuí s: nacido en Beleí n; Jesuí s:
nacido de una virgen.
44
Las profecíías bííblicas que hablan de las circunstancias que
rodean el nacimiento de Jesuí s, se cumplen todas.

Las profecíías tambieí n se cumplen en su vida una despueí s de otra.


Escuchen coí mo en Isaías 61:1 y 2 se profetiza de este Cristo:
“…me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas
a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón,

¡Y EÉ l lo hizo! Trajo las buenas nuevas a todos los que conocioí . 45

La Escritura continuí a:
A publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la
cárcel;

No existe prisionero que eí l no pueda liberar. 46


No hay cadenas que eí l no pueda soltar.
EÉ l abre la prisioí n a los que estaí n con ataduras.

EÉ l libera a los hombres y mujeres de la prisioí n del alcohol, el


tabaco, la lujuria, la codicia, el egoíísmo.
EÉ l abre las puertas de la prisioí n y somos libres.
Él sanaba.
EÉ l sana las afecciones maí s terribles y sin esperanza.

Revelation of Hope North American English 11


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
EÉ l es ese Cristo. EÉ l es divino 47
EÉ l es maí s que un buen maestro.

La razoí n por la que Jesuí s obroí tantos milagros es para demostrar


la realidad de su divinidad.
Sus milagros son pruebas directas de que eí l es divino. Son
evidencias de la mayor magnitud.

¿Coí mo podemos estar seguros de que Cristo sanaraí a toda la


humanidad cuando venga otra vez?

Su poder para sanar a algunas personas cuando estuvo aquíí en el


primer siglo, es la mayor evidencia de su poder para sanar a
todos sus fieles seguidores, cuando eí l regrese.
Él perdonaba.
Hombres y mujeres que caíían a sus pies, sintieí ndose culpables de
sus pecados, eran perdonados.
48
UÉ nicamente el Divino Hijo de Dios puede hacer milagros asíí.
UÉ nicamente el Divino Hijo de Dios puede perdonar el pecado de
esa manera.
Él levantaba a los muertos

Jesuí s, el dador de la vida, es el uí nico que puede resucitar a los


muertos. 49
EÉ l sanoí ; EÉ l perdonoí ; EÉ l levantoí a los muertos.
Las profecías maí s grandiosas, se cumplen al final de la vida de
Jesús.

50
Vayan conmigo a la ciudad de Jerusalén.

51

Revelation of Hope North American English 12


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
Jesuí s reunioí a sus discíípulos alrededor de eí l en la uí ltima cena.

EÉ l miroí a los discíípulos y una profecíía que fue hecha mil anñ os
antes por David, se cumplioí esa misma noche. 52
Salmos 41:9

“Aún el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi


pan comía, alzó contra mí el calcañar”. 53

¿Coí mo sabíía David mil anñ os antes, que seríía un amigo muy
cercano a Cristo quien lo traicionaríía?

Porque la Biblia no es un libro comuí n.


Es divinamente inspirado. Y Cristo no es un hombre comuí n.

Algunas profecíías muy precisas y detalladas nos revelan que


Cristo es divino.
Observen con sumo cuidado la exactitud y precisioí n de estas
profecíías, revelando el juicio y la traicioí n de Cristo.

54
Zacarías 11:12
“Y pesaron por mi salario treinta piezas de plata”.
¡Ahora noten! No 25 piezas de plata, 55
No 35 piezas de plata,
“Pesaron por mi salario…”
¿Cuaí ntas piezas de plata? 30.
Zacarías 11:13

“. . . Y tomé las treinta piezas de plata, y las eché en la casa de


Jehová al tesoro”. 56

Revelation of Hope North American English 13


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
La profecía es precisa

1. La cantidad
57
El precio seríía 30 piezas de plata.
2. El resultado

La conciencia de Judas lo condenoí tan severamente; se negoí a


conservar el dinero que recibioí a cambio de la vida de Jesuí s. 58
Volvioí al templo, donde estaban los sacerdotes en la casa del
Senñ or, y lo arrojoí al suelo.
Todo el que “vende” a Cristo por cualquier cosa, encuentra que
aquello por lo cual lo “vendioí ”, resulta muy pesado para llevar. 59

Y la Biblia dice en el libro de Hechos, que Judas se ahorcoí , la


cuerda se rompioí y el cayoí , estrellando su cuerpo contra las
rocas.
Queí precio pagoí por traicionar a Jesuí s.
La Biblia dice que el dinero seríía usado por los sacerdotes para
comprar el campo del alfarero, pues no quisieron conservarlo.

Era dinero de sangre. 60


Compraríían el campo del alfarero para sepultar a los extranjeros.
La Biblia nos dice tres cosas exactas al respecto:

La cantidad—30 piezas de plata,


El resultado—las tiroí en el piso del templo, 61
El lugar—la compra del campo del alfarero.

Vayan al Nuevo Testamento y encontraraí n esta profecíía cumplida


exactamente.
Mateo 27:5

“Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió….

Revelation of Hope North American English 14


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
62
(vers. 7) Y después de consultar, compraron con ellas el
campo del alfarero, para sepultura de los extranjeros”.

Esa profecíía se cumplioí de manera minuciosa, especíífica, exacta. 63


¿Por queí ?
Porque Cristo es maí s que un hombre bueno.
Cristo es maí s que un maestro eí tico.
Cristo es maí s que un filoí sofo religioso.
¡EÉ l es divino!
Las profecías de las últimas 24 horas de su vida llegaron a un
objetivo principal.

Se centraron en su muerte. 64

Isaías 50:6

“Ofrecí mi espalda a los que me golpeaban, y mis mejillas a


los que me arrancaban la barba; 65

He aquíí una prediccioí n dada por Isaíías maí s de 600 anñ os antes de
que el Mesíías fuera golpeado y maltratado.

Dio sus mejillas a quienes le arrancaban la barba.


No escondí mi rostro de injurias y de esputos”.

¿Coí mo podríía la Biblia predecir 600 anñ os antes lo que ocurrriríía


en los patios de Pilato? 66

¿Coí mo podíía predecir 600 anñ os antes, que tomaríían a Jesuí s y lo


golpearíían daí ndole azotes en la espalda?
Observa coí mo la corona de espinas estaí plantada firmemente
sobre su cabeza.

Revelation of Hope North American English 15


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
Observa coí mo ponen el manto sobre su cabeza y lo abofetean en 67
la cara.

Mira coí mo se burlan de eí l. Mira coí mo le escupen. Mira coí mo le


dicen maldiciones.
Escucha el chasquido del laí tigo romano;
Cuero incrustado con metal y hueso.
Escucha el chasquido mientras los soldados romanos armados
desgarran su espalda. 68

Observa como es atado a esa columna.


Escucha ese grito de agoníía.
He aquíí las laí grimas en sus ojos.
¿Quieí n es este que es enviado de Herodes a Pilato?
¿Quieí n es este que es tratado como un criminal comuí n?

69
¿Quieí n es este que sufre con clavos en sus manos?
¿Quieí n es este que sufre con una corona de espinas sobre su
cabeza?
¿Quieí n es este de quien se burlan? 70
¡EÉ l es Jesuí s! El divino Hijo de Dios.
No es simplemente un hombre bueno o un filoí sofo eí tico.

EÉ l no es alguien de quien tuí bostezas y dices: 71


“Si lo sigo, queí pasa, y si no lo sigo, queí ”.
Tuí no tomas la Biblia como cualquier otro libro; como una novela
o un trozo de ficcioí n literaria.

Cuando tomas la Biblia tu corazoí n late.


Es un documento del que gotea sangre;
La sangre del Hijo de Dios.
Cuando lees acerca de este Cristo, ves a alguien que es eterno. EÉ l
es divino.

Revelation of Hope North American English 16


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
EÉ l tiene las llaves del sepulcro y puede venir y alcanzar tu
corazoí n y transformarlo, hacerlo de nuevo.

EÉ l es el Cristo, el divino, el eterno y el Hijo inmortal de Dios.


Salmos 22:16

“Horadaron mis manos y mis pies”.


72
Esperen un momento, cuando la mujer sorprendida en adulterio
fue arrojada a los pies de Jesuí s, ¿Queí pretendíían hacer los judííos?

Ellos queríían hacer lo que todo el mundo hacíía: Apedrearla. 73


La lapidacioí n fue el meí todo de la pena de muerte por siglos.
La crucifixión se introdujo aproximadamente ciento
cincuenta años antes de Cristo.

Se practicoí hasta los anñ os de Constantino alrededor de 320 años 74


después de Cristo. La crucifixioí n se practicoí durante unos 500.

Ahora, aquíí estaí mi pregunta…


¿Coí mo supo David, que escribioí el Salmo 22, mil años antes de
Cristo, que las manos de Jesuí s seríían traspasadas?

¿Coí mo sabíía eso? 75

Lo sabíía porque Dios se lo reveloí .


Lo sabíía porque estaba divinamente inspirado.

¿Por queí lo escribioí en la Biblia?


Lo escribioí por una razoí n.
Para darnos la confianza de que el Cristo que murió en la cruz
del Calvario, era más que un hombre bueno o un filósofo.

Para que tuí y yo podamos venir y reunirnos con esos millones 76

Revelation of Hope North American English 17


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
que se han reunido antes.
Podemos arrodillarnos al pie de la cruz.
Podemos confesar nuestros pecados; nuestros pecados tambieí n
pueden ser perdonados allíí.
77
Nuestra verguü enza puede ser quitada allíí.
Y allíí al pie de esa cruz podemos ser perdonados totalmente.
Podemos llegar a ser un nuevo hombre, una nueva mujer.
Dos ladrones estaban muriendo junto a Cristo ese díía.

Uno de ellos, moribundo, miroí a Jesuí s y se burlaba de eí l,


diciendo: 78
“Si eres el Hijo de Dios, desciende de la cruz y saí lvanos tambieí n a
nosotros”.

Pero ese díía habíía otro ladroí n.


Este segundo ladroí n miroí a Jesuí s y dijo:
“Acueí rdate de míí cuando vengas en tu reino”.
Nunca ha habido hombre, nunca ha habido una mujer, que haya
emitido ese lamento,
“¡Acueí rdate de míí cuando vengas en tu reino!”, que haya sido
rechazado.
Y Cristo dijo: “Yo te digo hoy,
Este díía que estoy muriendo en la cruz,
Este díía que la sangre corre por mi rostro,
Este díía desnudo en la cruz, cuando parece que no puedo salvar
a nadie, este díía te digo,
‘Tuí estaraí s conmigo en el paraííso’”.

Miles han venido, millones han venido, han encontrado el perdoí n,


han encontrado misericordia y sus vidas han sido transformadas.
Un centurioí n romano vino. Un centurioí n romano duro y de
corazoí n fríío, un hombre se levantoí esa manñ ana y dijo:
“Otra orden maí s para colgar a otro hombre en la cruz.
79
“Mujeres judíías, mueí vanse. Senñ or, saque ese carro de bueyes de
Revelation of Hope North American English 18
3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
la carretera, tenemos mucho queí hacer.

“Tenemos oí rdenes romanas que cumplir. Crucificar a este


hombre llamado el Cristo y estos otros criminales”.

Un hombre duro y cansado de ver la muerte en la guerra.


Un centurioí n romano en esa cruz, miroí fijamente a los ojos a
Cristo.

Allíí eí l vio maí s que un hombre bueno, maí s que un filoí sofo eí tico y
un maestro moral, y le rompioí el corazoí n.

El centurioí n romano se alejoí de la cruz, pero nunca fueí el mismo.


Era un hombre cambiado.
Y tuí puedes dejar este lugar diciendo, nunca maí s sereí lo mismo,
nunca maí s sereí la misma.

La mayoríía de las biografíías terminan con la muerte de un


hombre.
¡No asíí la biografíía de Cristo!

Juan 11:25
“Le dijo Jesús: ‘Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en
mí, aunque esté muerto, vivirá’”.

Jesuí s dice: “¡La tumba estaí abierta!” 80


Debido a que Cristo está vivo, él puede transformar tu vida a
través de su Santo Espíritu.

Este Cristo es el Cristo viviente. 81


La solución a todo problema espiritual, es el Cristo divino.

Este es el Cristo, que camina entre nosotros.


82

Revelation of Hope North American English 19


3–La Fuente de Poder Espiritual de Apocalipsis
Cristo, mi amigo, toca a las puertas de los corazones humanos
hoy.

Este Cristo sigue siendo el que soluciona nuestros problemas. 83


Este Cristo hoy todavíía es divino.

Sigue siendo el Senñ or que cambia vidas.


Sigue siendo quien obra milagros.

Este Crristo hoy llega a los corazones.


Este Cristo hoy todavíía perdona los pecados.

Todavíía cambia vidas.


Hoy llama a la puerta de tu corazoí n.
¿Te gustaríía abrirle tu corazoí n?

Inclina la cabeza ahíí donde estaí s y di:


“Oh, Jesuí s entra en mi vida. 84

Senñ or, tuí eres maí s que un hombre bueno.


Eres maí s que un filoí sofo eí tico.
Eres maí s que un maestro justo.

Tuí eres el divino Hijo de Dios.


Tuí puedes perdonar mis pecados esta noche,
Tuí puedes quitarme mis pecados esta noche”.

Te gustaríía decirle hoy: “Oh Jesuí s, eres Todopoderoso, puedes


romper las cadenas que me atan.

Ven Senñ or y rompe las cadenas que hay en mi vida.


Ven Senñ or resucitado y cambia mi vida”.

Revelation of Hope North American English 20

También podría gustarte