Está en la página 1de 3

El derecho administrativo (del latín ad "junto a", y ministrare, "manejar las cosas comunes")

es la rama del derecho público que regula la organización, funcionamiento, poderes y deberes
de la Administración pública y las consiguientes relaciones jurídicas entre la Administración y
otros sujetos.
En otras palabras, el derecho administrativo es aquel que comprende la organización y el
funcionamiento de toda forma de administración pública. Por extensión, suele ser también
aplicable a la actuación materialmente administrativa de los demás poderes del Estado y de
todos esos entes del sector público. Y todo ello, desde la doble perspectiva de procurar la
eficacia de las Administraciones pero también garantizar los derechos de los particulares en
sus relaciones con ellas.
Tradicionalmente, se ha entendido que la administración es una subfunción del
desarrollo humano, encargada del buen funcionamiento de los servicios públicos cuya función
elemental es la de mantener el bienestar, la seguridad y de entregar a la población diversas
labores de diversa índole (económicas, educativas, sociales, entre otros).

Índice

 1Características
 2Ramas del Derecho administrativo
 3Evolución histórica
 4Ámbito de aplicación
 5Relación de la Administración Pública con otras Ciencias
 6Impacto de las nuevas tecnologías
 7Regulación por país
o 7.1Argentina
o 7.2Chile
o 7.3España
 8Véase también
 9Referencias
 10Bibliografía
 11Enlaces externos

Características[editar]
Generalmente, se caracteriza por ser:

 Común: tiene esta característica en todas las actividades (municipales, tributarias, etc.) y
sus principios son aplicables a diversas materias.
 Autónomo: tiene sus propios principios generales.
 Local: derecho de naturaleza local, por la organización política de cada país.
 Exorbitante: excede la órbita del derecho privado, por lo que en donde hay una
organización estatal, hay derecho administrativo.

Ramas del Derecho administrativo[editar]


 Derecho administrativo orgánico: encargado del estudio sobre las formas y principios
de organización administrativa.
 Derecho administrativo funcional: sobre el funcionamiento de la Administración, sobre
todo en su actividad formalizada (procedimientos y actos administrativos).
 Derecho procesal administrativo: normas sobre control de la Administración
y jurisdicción revisora de su actuación.
 Responsabilidad del Estado: estudia las causales y procedencia del deber de la
Administración de reparar los daños causados por ella.
 Derecho municipal: estudio sobre el régimen legal de las municipalidades o
corporaciones similares.
 Derecho ambiental: encargado de las normas sobre protección del medio ambiente.
 Derecho urbanístico: sobre las normas de construcción y planificación urbana.
 Derecho vial: normas sobre tránsito y caminos.
 Derecho aduanero: sobre las aduanas.
 Derecho migratorio: sobre el control migratorio.
 Contratación pública: Estudia el procedimiento contractual que deben seguir las
entidades públicas para la adjudicación de obras o la adquisición de bienes y servicios.

Evolución histórica[editar]
El Derecho administrativo moderno tiene su origen con las revoluciones liberales de los siglos
XVIII y XIX.
El paso del Antiguo Régimen al Estado liberal supone el tránsito de un sistema de normas que
se encontraban a disposición del monarca a un sistema caracterizado por:

1. La existencia de unas normas jurídicas, aprobadas por asambleas representativas,


con carácter abstracto, general y permanente que regulan cómo debe relacionarse el
Estado con los ciudadanos;
2. La existencia de un entramado institucional de controles, independiente del monarca;
3. La aparición de una afirmación con carácter constitutivo y vinculante de los derechos
individuales, tales como la Declaración de los Derechos del Hombre y del
Ciudadano de 1789.
Tras este proceso y sobre todo a partir de las revoluciones liberales surge lo que se conoce
como Estado liberal. Antes de estas revoluciones no se reconocía la igualdad de todos los
hombres como principio jurídico; a partir de ellas, estos dejarán de ser súbditos para pasar a
ser ciudadanos, con derechos y obligaciones iguales.
Con posterioridad a la instalación del régimen administrativo, surge en Francia la pregunta
de quién debe juzgar a la Administración. Se cuestiona si, por una parte, debían ser los jueces
ordinarios pertenecientes al Poder Judicial quienes juzgaran a la Administración, o si, por otra
parte, debía ser la propia Administración quien ejerciera esa función. La raíz del problema se
encuentra en que los jueces ordinarios eran aquellos del Antiguo Régimen, nobles que
quedarían dotados de poder de anular las decisiones del Nuevo Régimen. Por tal razón, se
desconfiaba sumamente. En Francia se resolvió el problema con la creación del Consejo de
Estado, que será el órgano encargado de juzgar a los entes administrativos, al mismo tiempo
que será dependiente del Jefe de Gobierno.

Ámbito de aplicación[editar]
En cuanto a normas de organización, el Derecho administrativo establece los órganos e
instituciones a través de los que actúan la Administración Pública, desde los servicios
centrales, los órganos desconcentrados, descentralizados y organismos autónomos
dependientes de otras instituciones y, en su caso, los Consejos de Ministros,
los Ministerios, Secretarías Generales, Direcciones generales, Subsecretarías, órganos
representativos de las entidades que componen la Administración local, de empresas públicas,
entre otros que no sean los mismos.
La mayoría de estos órganos tienen como característica común, la competencia para actuar
con prerrogativas o poderes superiores a los que poseen los particulares (imperium). En lo
que respecta a las normas de funcionamiento, es preciso señalar que el Derecho
Administrativo sólo regula aquellas actuaciones

También podría gustarte