Está en la página 1de 3

Leona Vicario

(1789/04/10 - 1842/08/21)

Heroína de la Independencia mexicana


 Una de las figuras más reconocidas de la
Independencia de México.
 Reconocida por: su lucha por la
Independencia de México
 Título: Benemérita y Dulcísima Madre de la
Patria
 Padres: Gaspar Martín Vicario y Camila
Fernández de San Salvador
 Cónyuge: Andrés Quintana Roo
 Hijos: Genoveva, Soledad y Dolores
 Nombre: María de la Soledad Leona
Camila Vicario Fernández de San Salvador

Leona Vicario nació el 10 de abril de 1789 en la Ciudad de México.

Hija única de Gaspar Martín Vicario, comerciante español, y de Camila


Fernández de San Salvador, de Toluca.

Como sus padres murieron muy pronto, quedó al cuidado de su tío,


Agustín Pomposo Fernández.

Conoció al estudiante Andrés Quintana Roo, del que se enamoró. Su


tío no permitió el matrimonio por las ideas revolucionarias del joven.
Leona tenía las mismas ideas por lo que, cuando este se unió a
los insurgentes, después del rechazo de su boda, le enviaba noticias
desde la capital a los campos.

Conocida como “La mujer fuerte de la Independencia”, se la considera


la primera periodista del país. Desde el inicio de la Guerra de
Independencia, se unió a los insurgentes.

Escribió para los diarios El Ilustrador Americano, El Semanario Patriótico


Americano y el Federalista.
Leona Vicario fue quien dio la noticia en México de que los insurgentes
acuñaban moneda propia, y gastó todo su patrimonio para ayudar a los
insurrectos, a quienes enviaba noticias por medio de heraldos secretos,
haciendo llegar a los conjurados dentro de la capital los informes que
Quintana Roo le enviaba de regreso.
En 1813 fue descubierta y denunciada como conspiradora y su tío la
internó en el convento de Belén de Las Mochas, de donde la sacaron
algunos correligionarios, disfrazada y sobre un asno.

Se casó con Andrés Quintana Roo y acompañaron a las tropas de José


María Morelos padeciendo peligros y penurias.

En 1818, dio a luz a su primogénita, en el interior de una cueva, año en


que fueron apresados y confinados en Toluca, donde residieron hasta
1820. Regresaron a la ciudad de México y tras el triunfo de la
independencia en 1822, les fueron devueltos parte de los bienes que les
habían sido confiscados.

Leona Vicario falleció el 21 de agosto de 1842 en la Ciudad de México.

El 25 de agosto de 1842, cuatro días después de su fallecimiento, se la


declaró Benemérita y Dulcísima Madre de la Patria.

Aquí algunos datos sobre su vida:


La orfandad. Quedó huérfana cuando aún era menor de edad: su padre
murió cuando ella era apenas una niña; su madre, cuando Vicario tenía
17 años.
La educación. Gracias a la posición económica de su familia, recibió
una educación privilegiada, a la que, en esa época, sólo tenían acceso
los hombres.
La sociedad secreta. Como miembro de Los Guadalupes, un grupo al
que también perteneció Ignacio López Rayón, apoyó de forma notable a
Mariano Matamoros y José María Morelos.
La filantropía. Buena parte de su participación en el movimiento
independentista consistió en distribuir correspondencia rebelde, prestar
su casa como punto de reunión, ayudar a las familias de los presos y
reclutar a jóvenes para la lucha armada, financiada por ella misma.
La periodista. Fue colaboradora de periódicos como El Ilustrador
Americano, Semanario Patriótico Americano y El Federalista. Varios
historiadores la consideran la primera periodista del país. Sus escritos los
firmaba como Enriqueta. Publicó informes en clave para los insurgentes y
tomó nombres de personajes literarios para referirse a ellos.
La escapista. Cuando su afiliación independentista fue descubierta, se le
confiscaron bienes y fue recluida en el convento de Belén de las Mochas,
de donde tiempo después se fugó 42 días después con la ayuda de
insurgentes disfrazados de oficiales virreinales.
El perdón. Antes del fin de la guerra independentista, ella y Andrés
Quintana Roo —con quien se casó y procreó dos hijas— fueron
indultados.