Está en la página 1de 2

2.

2 Factores que integran un proceso logístico


La logística empresarial representa todas aquellas actividades y procesos que se realizan en
una organización con el objetivo de transportar, almacenar y distribuir eficientemente
materias primas, materiales y productos de manera que lleguen a su destino en condiciones
óptimas.

Una buena logística es un elemento clave para la productividad empresarial y para


garantizar la satisfacción del cliente, entonces se hace necesario prestar especial cuidado a
los procesos logísticos de nuestra empresa y buscar la manera de optimizarlos para hacerlos
más eficientes.

Para poder optimizar la logística en una empresa es necesario trabajar en las 7 C´s de la
logística, cada una de ellas es un elemento clave que hará más eficiente nuestra
organización..

Las 7 C de la logística empresarial

Tener disponible el producto correcto: Es importante que nuestros proveedores nos


brinden materias primas con las características ideales para la elaboración de los productos
o para la prestación de servicios.

Este principio también aplica en la logística desde el punto de vista del marketing, es decir,
es primordial ofrecer el producto adecuado para nuestro nicho de mercado.

La cantidad correcta: Mantener inventarios con las cantidades correctas garantiza un


mejor uso de los recursos y se minimiza la pérdida o el deterioro de materiales, materias
primas y productos.

Las condiciones correctas: Hay que tener mucho cuidado con el transporte y
almacenamiento, especialmente cuando se trabaja con productos orgánicos, frágiles o con
una vida útil corta.
Es necesario garantizar que los productos y materiales cuentan con el embalaje adecuado
para que se mantenga en condiciones óptimas hasta que llegue a su lugar de destino.
Los almacenes y bodegas deben estar adecuados para proteger los productos que allí se
almacenen, de lo contrario se corre un altísimo riesgo de que los productos pierdan sus
características óptimas.

Lugar correcto: Cada cosa debe estar en su lugar, con esto se logra la maximización de la
eficiencia. Algo muy importante para el área de producción.

El tiempo correcto: El tiempo es un recurso demasiado valioso como para desperdiciarlo,


por ello debemos lograr que las cosas estén justo a tiempo en el lugar que deben estar.
La metodología Just In Time se fundamenta en este principio y ha sido la clave del éxito de
diversas empresas Japonesas.

Para el cliente correcto: Todos nuestros esfuerzos van a ser en vano si no nos estamos
dirigiendo al objetivo adecuado. Es vital que nuestro modelo de negocios apunte al
segmento de clientes "ideal" y se organicen nuestros procesos de tal manera que podamos
poner nuestro producto en las manos del cliente en el momento y lugar adecuado.

Costo correcto: La eficiencia en costos es un factor determinante. Debemos elegir aquellas


soluciones que brinden mayores ventajas en costos pero sin sacrificar la calidad y
condiciones óptimas del producto.

También podría gustarte