Está en la página 1de 1

AMAZONÍA, UNA INVERSIÓN POR LA VIDA

El documental “El Sendero de la Anaconda”, dirigido por Alessandro Angulo, más


que un plan dentro del campo audiovisual se constituye en un llamado de auxilio
que proviene desde lo profundo de la Amazonía y que se replica además con cada
una de las acciones que en la última semana han emprendido indígenas
colombianos y brasileros en procura de llamar la atención sobre la problemática de
deforestación creciente en la zona. Esta realidad genera una reflexión que me lleva
a concluir que si realmente quiero ayudar en ese hermoso propósito de proteger tan
vasta riqueza la mejor forma sería invertir en tres líneas de investigación, que se
relacionan y complementan, como lo son la conservación de los bosques, el sistema
de salud y el empoderamiento de las comunidades a partir de la educación.

Está claro que los problemas en la Amazonía se originan en la desmedida


extracción que muchos desean hacer de sus riquezas en una ambición que no tiene
límite y desatiende por completo todos los postulados científicos acerca del
calentamiento global, pensando en ello y en las dificultades que atraviesan las
comunidades indígenas en alimentación, salud y educación, es oportuno entrar a
investigar la forma de involucrar a las comunidades en la protección y preservación
de los bosques en un intercambio a modo de guardabosques, donde las familias
indígenas puedan ejercer esta labor y como retribución se les suministre alimentos
básicos de acuerdo con su dieta tradicional, se invierta, además, en la construcción
y funcionamiento de centros de salud e investigación donde se provean servicios de
salud dignos y eficientes que trabajen de la mano con la medicina tradicional
indígena y posibilite un aprendizaje favorable para las dos culturas y, en esta misma
línea, la organización de centros educativos suficientemente dotados donde, de la
mano con las tradiciones y cultura ancestrales, las comunidades puedan recibir
formación en distintas áreas que repercutan en un significativo empoderamiento.

Sin duda cada una de estas líneas de investigación incide de manera directa en el
mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades indígenas, lo cual es
absolutamente necesario si realmente se quiere la preservación de este territorio y
todo lo que representa para la humanidad, puesto que, tal como afirma la Fundación
Gaia Amazonas “la salvaguardia de la cultura y el fortalecimiento de la gobernanza
en los Territorios Indígenas es vital para conservar la diversidad cultural y biológica
de la Amazonía”1. Por ello, es necesario invertir en la riqueza humana que hay allí
con la certeza de que es la única forma de enfrentar con algún éxito todas las
amenazas que se ciernen sobre la zona, además de fortalecer la presión
internacional para que se visibilice esta realidad, porque, ciertamente, vale la pena
toda inversión que se haga en procura de posibilitar un futuro para nuestro planeta,
vale la pena todo esfuerzo que se haga para proteger nuestras selvas en un
momento histórico que no tiene precedentes.

1
https://www.gaiaamazonas.org/noticias/85/

También podría gustarte