Está en la página 1de 4

DESECHANDO LA AMARGURA Y ALCANZANDO LA FELICIDAD

La felicidad no siempre viene acompañada de risas, a veces un evento desafortunado te da felicidad,


la muerte de un familiar que estaba en agonía puede darte la paz de que ya está en las manos de
Dios, y esta paz te trae felicidad, aunque parezca ambiguo el sentimiento.

La felicidad es una dedición a tomar, la felicidad viene en pequeñas porciones distribuidas en el


transcurso de los años de vida. Es impredecible y dinámica. Se trata de ser feliz con lo que tienes y
no llorar por lo que no tienes, porque si tienes fe, algún día vendrá.

EL DESEO

Una pareja decidió salir de vacaciones a la playa para celebrar sus 40 años de casados. Cuando
llegaron al lugar, ambos se pusieron sus trajes de baño. Cuando el esposo se fijó bien en como
lucía su señora de 60 años en traje de baño, miró al cielo y dijo: – Oh Señor, ¡cuánto me gustaría
tener una esposa 30 años más joven! Enseguida Dios cumplió su deseo, y lo convirtió a él, en un
anciano de 90 años.

La amargura es la némesis, la antítesis de la felicidad, no se puede estar feliz mientras allá amargura
en el corazón, que nos dice la biblia sobre la amargura.

Efesios 4:31-32
31. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
32. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios
también os perdonó a vosotros en Cristo.

La amargura es el pecado más fácil de justificar y el más difícil de diagnosticar, porque es


razonable disculparlo ante los hombres y ante Dios mismo. A la vez, es uno de los pecados más
comunes, peligrosos y perjudiciales, y es el más contagioso entre nosotros los creyentes y los no
creyentes. El doctor Jaime Mirón, maestro de la Biblia, conferencista, escritor y consejero bíblico

La felicidad no es un estado permanente, es un breve instante esparcidos en el transcurso de los


años.

Es necesario medir en una balanza los momentos de felicidad contra los momentos de amargura y
verificar que momentos pesan más. Pasas amargado la mayor parte del tiempo en tu vida, mientas
estas en el trafico te amargas por que llegaras tarde al trabajo y tu jefe te llamara la atención por
tercera vez, pues levántate mas temprano, estas amargado porque tu esposa te critica, pues
comienza a enamorarla como cuando eran novios, estas amargado porque no tienes las cosas que
quieres pues dale a gracias a Dios por las cosas que tienes.

Anécdota. ¡¡El hombre y el carro!!

El psicólogo Dr. Carsten Wrosch ha estudiado la amargura durante quince años. Él dice:
"Cuando se alberga por un tiempo largo, la amargura puede anticipar patrones de desregulación
biológica (un impedimento fisiológico que puede afectar el metabolismo, el sistema inmunológico
o la función orgánica) y de enfermedad física."
LA AMARGURA TIENE SU FUNDAMENTO EN 4 PILARES QUE VAN EN CONTRA DE LA FELICIDAD

1. Inconformidad

“acepta y adáptate a lo que tienes, pero no seas conformista al estancarte para no alcanzar lo
que quieres y puedes”

Números 11:4-6 Nueva Traducción Viviente (NTV)


4. Entonces la gentuza extranjera que viajaba con los israelitas comenzó a tener fuertes
antojos por las cosas buenas de Egipto. Y el pueblo de Israel también comenzó a quejarse:
«¡Oh, si tuviéramos un poco de carne! —exclamaban—. 5. Cómo nos acordamos del pescado
que comíamos gratis en Egipto y teníamos todos los pepinos, los melones, los puerros, las
cebollas y los ajos que queríamos. 6 ¡Pero ahora lo único que vemos es este maná! Hasta
hemos perdido el apetito».

Remedio (Adaptabilidad)
No sobrevive la especie mas fuerte sino la que mejor se adapta a su ambiente.
(hace un par de días discutía con una persona sobre el porqué se salió de la iglesia, y esta
persona me decía que es porque había gente muy mala en la iglesia, desde el pastor hasta los
líderes, entonces yo le decía, ¿acaso te sales de la universidad o de la escuela porque hay malos
profesores o malos compañeros, claro que no, lo mismo en la iglesia, la iglesia es la escuela de
la vida y hay clases que se tienen que cruzar para alcanzar la graduación de la madurez)

2. Resentimiento y Rencor

El resentimiento es sentir una y otra vez el enojo y dolor que vivimos en el pasado ocasionado
por una persona o situación. El resentimiento nos hace dependientes de la persona que nos
lastimó y nos impide avanzar o crecer en la vida.

“El rencor es la caja de caudales de la maldad. La antesala del odio, los preludios de la
agresión” Miguel Mihura. Escritor, historietista y periodista español.

Levítico 19:18 Reina-Valera 1960 (RVR1960)


18. No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo
como a ti mismo. Yo Jehová.

El rencor puede verse reflejado hacia otras personas, hacia nosotros mismos e incluso ante el
mismo Dios. Todas las manifestaciones son negativas y conducen hacia un deterioro vitalicio de
nuestra existencia, causando la muerte.

Remedio (perdonar)
Perdona a tu hermano, perdónate a ti mismo, acepta la corrección de Dios. Si tu pastor te
ofendió ve y habla con el pacíficamente, si tu hermano te ofendió, e y habla con él. Si crees que
Dios te a ofendido ve y habla con él, la solución es el dialogo. Soportándonos unos a otros. Si
guardas resentimiento y rencor no amas, pues el amor no guarda rencor. 1. Corintios 13:5
3. Odio y deseos de Venganza

Muchas veces la amargura es el resultado de un resentimiento. Se vive una ofensa, al no


perdonar la ofensa se convierte en ira o en dolor, y esto se convierte en odio. Este odio se
convierte en amargura, que es la aflicción del alma. Nadie puede ser feliz o tener paz si su
corazón está lleno de amargura.

“El odio es la cólera de los débiles” Alphonse Daudet escritor, novelista y maestro francés.

(Anécdota de la cadena de odio)

Tito 3:3 La Biblia de las Américas (La base de la salvación)


3.Porque nosotros también en otro tiempo éramos necios, desobedientes, extraviados, esclavos
de deleites y placeres diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles odiándonos unos a
otros. 4.Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor hacia la
humanidad, 5. Él nos salvó, no por obras de[a] justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino
conforme a su misericordia, por medio del lavamiento de la regeneración y la renovación por el
Espíritu Santo.

Remedio (amor)

4. Tristeza y depresión
Todos en el transcurso de la vida hemos sido llenos de tristeza, por no alcanzar las metas que
queríamos, por una muerte inesperada o esperada, por no estudiar lo que quisimos por no
recibir apoyo, por no ser escuchados, y muchas mas razones que son justificables para tener
tristeza. La biblia es muy clara Dios nos dijo;

Juan 16:33 Reina-Valera 1960 (RVR1960)


33. Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero
confiad, yo he vencido al mundo.

La aflicción visitara nuestra vida, nos llenara de tristeza, esto es un sentimiento humano normal.
Sin embargo, no podemos albergar este sentimiento en nuestros corazones porque es como
una bola de nieve, que se va haciendo mas grande. María vio morir a su hijo Jesús, tenia razone
para estar triste, y lo estuvo, pero no se amargo, Pedro negó a Jesús después de haber
compartido con el maestro, pero Jesús no se amargo, a lo mejor se sintió triste, pero no se
amargo. Pablo estuvo en prisiones y de seguro se sintió triste, pero no se amargo, Abrahán se
sintió triste cuando dios pidió a Isaac pero no se amargo, al contrario obedeció y fue
recompensado.

Padeciendo como cristianos 1 Pedro 4:12-13


12. Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa
extraña os aconteciese, 13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de
Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.
Remedio (felicidad en Dios)

Filipenses 4
4. Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!

Verifica si vives en alguna de estas situaciones, pon a prueba tu corazón en las manos de Dios
para comprobar que la amargura no esté colándose en tu vida, en tu corazón, para que seamos
libres de toda raíz de amargura. La amargura restará alegría en nuestra vida, y sumará el
desprecio de la gente que no querrá estar con nosotros. ¿Quién de ustedes compartiría una cita
con una persona amargada? Difícilmente alguien en su sano juicio lo haría. Dios nos demanda a
estar contentos en él, a confiar en él.

Romanos 3:14
14. Su boca está llena de maldición y de amargura.

2. Corintios 12:10
Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que
sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Salmos 37:4-5
Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón. Encomienda al Señor tu
camino; confía en él, y él actuará.

Efesios 4:31-32
31. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
32. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como
Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

También podría gustarte