Está en la página 1de 16

Control Semana 6

Impuesto a la Renta

Legislación Tributaria

Claudio Espinoza M.

Instituto IACC

16-07-2019
INSTRUCCIONES:

Esta semana se ha estudiado el impuesto a la renta, los impuestos que lo componen y cómo se
relacionan en el sistema tributario.

Con base en el contenido de la semana 6, desarrolle lo siguiente:

 Características del impuesto a la renta.

 Ámbitos de aplicación del impuesto a la renta.

 Tipos de impuesto a la renta.


DESARROLLO

 Características del impuesto a la renta.

El impuesto a la renta se compone de varios impuestos que gravan las rentas provenientes del
capital como aquellas provenientes del trabajo y que son:

IMPUESTO DE PRIMERA CATEGORÍA:


El hecho gravado en este impuesto son las rentas provenientes del capital, o, mejor dicho, las
rentasen donde predomina el capital por sobre el trabajo. El sujeto de este impuesto son las
empresas, y estas pueden: una empresa individual, una sociedad, una corporación, una
fundación, una plataforma internacional o cualquiera otra forma de organización de una
empresa.

Las actividades comprendidas en la primera categoría:

Rentas provenientes de bienes raíces: se encuentran en el Art. 20 N° 1 de la LIR,


y éste se refiere a las rentas que provienen de la explotación de bienes raíces, debiéndose
distinguir entre los agrícolas y no agrícolas.

Rentas provenientes de capitales mobiliarios: se encuentran en el Art. 20 N° 2


de la LIR, y éste se refiere a las rentas que provengan de capitales mobiliarios, consistentes
en intereses, pensiones o cualquier otro ingreso que provenga del dominio, posesión o mera
tenencia de esos instrumentos.

Rentas de actividades del N° 3 del Art. 20 de la LIR: se refiere a las rentas que provienen de las
actividades comerciales e industriales en general, siendo este artículo el que en su numerando 3
efectúa una enumeración sucesiva, ordenada y taxativa de las actividades cuyas rentas percibidas
o devengadas dan lugar a que se configure el hecho gravado.

Rentas de actividades del N°4 del Art. 20 de la LIR: en este numerando se advierten rentas que
provienen de ciertos servicios en que predomina el capital por sobre el trabajo.

Rentas de actividades del N°5 del Art. 20 de la LIR: en este numerando se encuentran todas las
rentas percibidas o devengadas cuya tributación no está expresamente establecida en esta
categoría ni se encuentra exenta, es decir, cualquier renta percibida o devengada que no esté
expresamente enumerada y que constituya la explotación de una capital queda radicada en la 1.ª
categoría.

Rentas de premio de Lotería: se aplicará en calidad de impuesto único la tasa del 15% respecto
de los premios de Lotería, incluso los premios correspondientes a boletos no vendidos o no
cobrados en el sorteo anterior.

La base imponible de este impuesto es la utilidad, que es sinónimo de renta.

La tasa de este impuesto hoy es de un 25% y 27% para régimen de renta atribuida y renta semi
integrada.

Para determinar finalmente cuánto es el impuesto que debe pagar un contribuyente, es necesario
realizar una serie de operaciones matemáticas que se conoce con el nombre de determinación
de la Renta Líquida Imponible (RLI).

Los artículos 29 y siguientes de la Ley de Impuesto a la Renta vienen a establecer el procedimiento


en virtud del cual se llega a determinar la Renta Líquida Imponible del Impuesto de 1.ª Categoría.
IMPUESTO DE SEGUNDA CATEGORÍA:

El Impuesto de Segunda Categoría grava las rentas del trabajo dependiente, como son los sueldos,
pensiones y rentas accesorias o complementarias a las anteriores. Es un tributo que se aplica con
una escala de tasas progresivas, declarándose y pagándose mensualmente sobre las rentas
percibidas provenientes de una actividad laboral ejercida en forma dependiente (empleado), y a
partir de un monto que exceda, a contar del 1 de enero de 2002, de 13,5 UTM.

El citado tributo debe ser retenido y enterado en arcas fiscales por el respectivo empleador,
habilitado o pagador de la renta. En el caso que un trabajador tenga más de un empleador, para
los efectos de mantener la progresividad del impuesto, deben sumarse todas las rentas obtenidas
e incluirlas en el tramo de tasas de impuesto que corresponda, y proceder a reliquidar
anualmente dicho tributo en el mes de abril del año siguiente. Si además se perciben otras rentas
distintas a las señaladas, se deben consolidar tales ingresos en forma anual y pagar el Impuesto
Global Complementario. En este caso, el Impuesto Único de Segunda Categoría retenido y pagado
mensualmente sobre los sueldos, pensiones y demás rentas accesorias o complementarias, se da
de crédito en contra del Impuesto Global Complementario.

En el impuesto de segunda categoría el hecho gravado en general son las rentas del trabajo, pero
el legislador ha separado las rentas del trabajo en dos: rentas del trabajo dependiente y rentas
del trabajo independiente.

Respecto de los trabajadores dependientes, el sujeto gravado de este impuesto es el trabajador


dependiente-empleador. Quien soporta el impuesto es el trabajador dependiente, pero quien lo
retiene (quien lo paga) es el empleador. La base imponible es la renta y la renta del trabajador es
su remuneración. La tasa de este impuesto es una tasa progresiva por tramos, y el primer tramo
va de 0 a 13,5 UTM, con una tasa correspondiente a 0; y el tramo más alto va de 150 UTM hacia
arriba, con una tasa de 35%. Este impuesto es mensual.
IMPUESTO GLOBAL COMPLEMENTARIO:

El determinar quiénes están en este régimen tiene trascendencia para diferenciarlos de los
contribuyentes de Primera Categoría y el régimen de tributación por el que se rigen los
contribuyentes de la Segunda Categoría.

El Impuesto Global Complementario es un impuesto personal, global, progresivo y


complementario que se determina y paga una vez al año por las personas naturales con domicilio
o residencia en Chile, sobre las rentas imponibles determinadas conforme a las normas de la
primera y segunda categoría. Afecta a los contribuyentes cuya renta neta global exceda, a contar
del 1 de enero del 2002, de 13,5 UTA (Unidades Tributarias Anuales). Su tasa aumenta
progresivamente a medida que la base imponible aumenta. Se aplica, cobra y paga anualmente.

Las características de este Impuesto son:

Es Personal: Afecta a las personas naturales en función de su capacidad contributiva.

Es Directo: Ya que grava el patrimonio del contribuyente, sin que este pueda, en teoría, trasladar
a otro la carga impositiva.

Es Progresivo: Ya que a medida que aumenta la base imponible aumenta la tasa, o sea, a mayor
renta mayor tasa del impuesto.

Es de Retención: Ya que debe deducirse todos los meses por el deudor sustituto (empleador de
la renta percibida por el trabajador).

Es de Declaración y Pago Anual.


IMPUESTO ADICIONAL:

Este impuesto lo paga cualquier entidad o persona que no tenga domicilio o residencia en el país,
pero que obtenga renta de fuente chilena. La base imponible son todas las rentas de fuente
chilena y existen varias tasas dependiendo del tipo de renta. Pero la regla general es que es del
35%.

Este impuesto es de retención, por regla general, es anual, y lo paga el sujeto que tiene residencia
o domicilio en el país y que paga la renta al sujeto o entidad sin domicilio o residencia en el país
(el pagador tiene que retener el 35% de lo que paga).

Las personas gravadas por este impuesto tienen derecho a imputar como crédito el Impuesto de
Primera Categoría pagado por las empresas sobre las rentas atribuidas, retiradas o distribuidas,
dependiendo de qué sistema tributario la empresa haya escogido (sistema de la renta atribuida
con derecho a imputar el 100% de lo pagado por Impuesto de Primera Categoría o sistema semi
integrado con imputación parcial del crédito del 65% de lo pagado como Impuesto de Primera
Categoría).

Como se mencionó, la tasa general del Impuesto Adicional es de 35%, aplicándose tasas menores
para algunos tipos de rentas que cumplan los requisitos especiales indicados para cada una de
ellas en la normativa vigente.

Los dividendos, retiros y/o remesas de utilidades de sociedades anónimas, sociedades de


personas o de establecimientos permanentes de empresas extranjeras se gravan con la tasa
general del Impuesto Adicional del 35%.
 Ámbitos de aplicación del impuesto a la renta.

Respecto del ámbito de aplicación del impuesto a la renta existen en la ley dos artículos, el
artículo 1 que señala las normas generales del ámbito de aplicación y el artículo 4 que establece
las normas particulares de esta aplicación con respecto a los contribuyentes de la ley sobre
Impuesto a la Renta.

A continuación, detallaremos los dos artículos que refieren a los ámbitos de aplicación del
Impuesto a la Renta, estos son:

 Ámbito de aplicación general de la Ley.

Los contratos definidos como derivados en el artículo 2° de la ley 20.455, se sujetarán,


junto con las operaciones e instrumentos que recaigan sobre ellos, al régimen tributario
establecido en esta ley. En lo no previsto por este texto legal, se aplicarán, respecto de
dichos contratos, las disposiciones de las leyes tributarias generales o especiales, según
corresponda, así como las regulaciones emanadas de las autoridades competentes.

 Ámbito de aplicación particular de la Ley.

La Ley 20.544 señala que sus normas se aplicarán tanto a los contribuyentes del Impuesto
de Primera Categoría de la Ley sobre Impuesto a la Renta como a los contribuyentes de
los Impuestos Global Complementario o Adicional, en cuanto les resulten aplicables.

Los ingresos obtenidos de los derivados a que se refiere la ley 20.544, se considerarán clasificados,
para efectos de esta misma ley y la ley sobre impuesto a la renta, en el número 5º del artículo 20,
de este último Decreto Ley.
Los contribuyentes afectos a los impuestos global complementario o adicional, según
corresponda, estarán exentos del impuesto de primera categoría, en lo que se refiere a las rentas
generadas por los contratos derivados a que se refiere la propia Ley 20.455, y no se les requerirá
acreditarlas mediante contabilidad completa, en la medida que, además de dichas rentas, no
perciban o se les devenguen otras que se encuentren obligados a acreditar mediante contabilidad
completa.
 Tipos de impuesto a la renta.

Los cuatro tipos de Impuesto a la Renta existentes son los siguientes:

 Impuesto de Primera Categoría (“Rentas de capital”)


 Impuesto Único de Segunda Categoría (“Renta de trabajo: remuneraciones”)
 Impuesto Global Complementario (“Otras rentas personales”)
 Impuesto Adicional (“Renta obtenida por no residentes”)

Impuesto a la Renta de Primera Categoría (Artículo 20 Ley de Impuesto a la Renta)

El Impuesto de Primera Categoría grava las rentas provenientes del capital, entre otras, por las
empresas comerciales, industriales, mineras, servicios, etc.

En los años 2017 en adelante dicho tributo se ha aplicado con las siguientes tasas:

Cave hacer presente que a contar del Año Tributario 2018, Año Comercial 2017, la tasa general
del Impuesto de Primera Categoría a aplicar a cualquiera renta clasificada en dicha categoría, será
de un 25%; dado que las tasas de 25,5% y 27%, solo se aplican a los contribuyentes sujetos al
Régimen Tributario establecido en la letra B) del artículo 14 de la LIR (Ley de Impuesto a la Renta)
a la base de la renta retirada o distribuida para la aplicación de los Impuestos Global
Complementario o Adicional, con imputación o deducción parcial del crédito por Impuesto de
Primera Categoría.
Dicho impuesto de categoría se aplica sobre la base de las utilidades percibidas o devengadas en
el caso de empresas que declaren su renta efectiva determinada mediante contabilidad
completa, simplificada, planillas o contratos. La excepción la constituyen los contribuyentes de
los sectores agrícolas, mineros y transportes, que pueden tributar a base de la renta presunta,
cuando cumplan con los requisitos que exige el nuevo texto del artículo 34 de la Ley de la Renta
vigente a contar del primero de enero del año 2016.

Las empresas del Estado deben pagar adicionalmente al Impuesto de Primera Categoría, un
impuesto especial del 40% sobre las utilidades generadas, según lo dispuesto por el artículo 2°
del D.L. N° 2.398, de 1978.

En todo caso se precisa, que la tributación en definitiva está radicada en los propietarios, socios
o accionistas de las empresas, constituyendo el Impuesto de Primera Categoría que pagan éstas
últimas, un crédito total o parcial en contra de los impuestos Global Complementario o Adicional,
según corresponda, que afecta a las personas antes indicadas, según sea el régimen tributario
por el cual la empresa haya optado de aquellos que establecen las Letras A o B del artículo 14 de
la LIR (Régimen de la Renta Atribuida con imputación total del crédito por Impuesto de Primera
Categoría o Régimen de la Renta Retirada o Distribuida con imputación parcial del crédito por
Impuesto de Primera Categoría, respectivamente).

Impuesto Único de Segunda Categoría (Artículo 42 N°1 y Artículo 43 N°1 Ley de la Renta)

El Impuesto Único de Segunda Categoría grava las rentas del trabajo dependiente, como ser
sueldos, pensiones y rentas accesorias o complementarias a las anteriores. Es un tributo que se
aplica con una escala de tasas progresivas, declarándose y pagándose mensualmente sobre las
rentas percibidas provenientes de una actividad laboral ejercida en forma dependiente, y a partir
de un monto que exceda de 13,5 UTM.

El citado tributo debe ser retenido y enterado en arcas fiscales por el respectivo empleador,
habilitado o pagador de la renta.
En el caso que un trabajador tenga más de un empleador, para los efectos de mantener la
progresividad del impuesto, deben sumarse todas las rentas obtenidas e incluirlas en el tramo de
tasas de impuesto que corresponda, y proceder a reliquidar anualmente dicho tributo en el mes
de abril del año siguiente.

Si además se perciben otras rentas distintas a las señaladas afectas al Impuesto Global
Complementario se deben consolidar tales ingresos en forma anual y pagar el tributo antes
indicado. En este caso, el Impuesto Único de Segunda Categoría retenido y pagado
mensualmente sobre los sueldos, pensiones y demás rentas accesorias o complementarias, se da
de crédito en contra del Impuesto Global Complementario.

Impuesto Global Complementario (Artículo 52 Ley de la Renta)

El Impuesto Global Complementario es un impuesto personal, global, progresivo y


complementario que se determina y paga una vez al año por las personas naturales con domicilio
o residencia en Chile sobre las rentas imponibles determinadas conforme a las normas de la
primera y segunda categoría. Afecta a los contribuyentes cuya renta neta global exceda de 13,5
UTA. Su tasa aumenta progresivamente a medida que la base imponible aumenta. Se aplica,
cobra y paga anualmente.

Las tasas del Impuesto Único de Segunda Categoría y del Impuesto Global Complementario son
equivalentes para iguales niveles de ingreso y se aplican sobre una escala progresiva que tiene
actualmente ocho tramos. En el primer caso, se aplica en forma mensual y en el segundo, en
forma anual. Su tasa marginal máxima alcanza actualmente al 40%. Sin embargo, la ley contempla
algunos mecanismos que incentivan el ahorro de las personas y al hacer uso de ellos les permite
disminuir el monto del impuesto que deben pagar.

Las escalas de tasas del Impuesto Único de Segunda Categoría y Global Complementario vigentes,
son las siguientes:
Escala de tasas del Impuesto Único de Segunda Categoría
según N° 1 artículo 43 LIR para trabajadores dependientes

Escala de tasas del Impuesto Único de Segunda Categoría según art. 52 bis de la LIR para el
Presidente de la Republica, Ministros de Estado, Subsecretarios, Senadores y Diputados.
Escala de tasas del Impuesto Global Complementario según artículo 52
de la LIR para personas naturales con domicilio y residencia en Chile

Escala de tasas del Impuesto Global Complementario según artículo 52 bis de la LIR para el
Presidente de la Republica, Ministros de Estado, Subsecretarios, Senadores y Diputados.
Impuesto Adicional (Artículos 58 y 60 inc. 1° Ley de Impuesto a la Renta)

El Impuesto Adicional afecta a las personas naturales o jurídicas que no tienen residencia ni
domicilio en Chile. Se aplica con una tasa general de 35% y opera en general sobre la base de la
renta atribuida, retiros, distribuciones o remesas de rentas al exterior, que sean de fuente
chilena.

Este impuesto se devenga en el año en que las rentas se atribuyen, retiren o distribuyen por la
empresa. Los contribuyentes afectos a este impuesto tienen derecho a un crédito equivalente al
Impuesto de Primera Categoría pagado por las empresas sobre las rentas atribuidas, retiradas o
distribuidas, según sea el régimen tributario por el cual la empresa haya optado de aquellos que
establecen las Letras A o B del artículo 14 de la LIR (Régimen de la Renta Atribuida con imputación
total del crédito por Impuesto de Primera Categoría o Régimen de la Renta Retirada o Distribuida
con imputación parcial del crédito por Impuesto de Primera Categoría, respectivamente).
Bibliografía

 IACC (2019). Impuesto a la Renta, Legislación Tributaria. Semana 6.

 IACC (2019). Recursos Adicionales Semana 6.

 http://www.sii.cl/aprenda_sobre_impuestos/impuestos/imp_directos.htm.

 http://www.cetuchile.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=495:ambito-

de-aplicacion-de-la-ley-20544&catid=72:reporte-tributario-nd25-abril-

2012&Itemid=147.