Está en la página 1de 3

EMPRESAS DE SERVICIOS

1. Definición:
Antes de definir que es una empresa de servicios, definamos muy brevemente lo que es
una empresa. Una empresa es una organización que persigue fines económicos o
comerciales, realizando una interacción en el mercado para tratar de satisfacer las
necesidades y deseos de los clientes por medio de una actividad empresarial.
Una Empresa de Servicios es aquella cuya actividad principal es ofrecer un servicio
(intangible) con el objetivo de satisfacer necesidades colectivas, cumpliendo con su
ejercicio económico (fines de lucro).
Estas empresas pueden ser públicas, privadas o mixtas, cuando son públicas es porque el
Estado está en mejor capacidad de cumplir con esta actividad que un particular (y son
empleadas para cubrir las llamadas necesidades públicas), pero generalmente al ser
empresas privadas la calidad del servicio es mejor.
2. ¿Cuáles son las empresas de servicios?
Como su nombre indica, las empresas de servicios son las que proporcionan servicios, es
decir, elementos no tangibles que cubren necesidades específicas.
Los ejemplos más habituales los encontramos en sectores como la electricidad, el agua,
el gas, el transporte de mercancías, las comunicaciones, la cultura, el espectáculo, los
hoteles o el turismo, entre otros.
Esto implica que las empresas de servicios cuentan con un alto nivel de especialización
en su rama o actividad. Aunque existen excepciones o incluso ejemplos de empresas que
ofrecen tanto servicios como productos tangibles, por lo general se centran en dar
respuesta a una sola necesidad entre su público.
3. ¿Cuáles son las 4 características de los servicios?
Las empresas de servicios tienen características únicas que las define y diferencia entre
sí. En cualquier caso, existen cuatro atributos clave de este tipo de negocios. Son los
siguientes:
 Intangibles. A diferencia de los productos, la mayoría de los servicios no se
pueden experimentar ni consumir hasta que se realiza el contrato y esto puede
suponer un reto para los negocios de este tipo, ya que los clientes pueden sentir
que deben tomar una decisión de compra sin la información adecuada.
 Inseparables. Los productos pueden producirse por partes e incluso en diferentes
localizaciones, sin embargo, los servicios son únicos porque generalmente se
brindan y se consumen al mismo tiempo en la misma ubicación.
 Efímeros. Los servicios, a menudo son perecederos, lo que significa que la
capacidad no utilizada no se puede almacenar para su uso o venta en el futuro. Por
ejemplo, un restaurante podría estar lleno una noche y medio vacío el siguiente.
Si el restaurante funciona con un modelo de personal inflexible, los gastos serán,
a pesar de todo, los mismos en ambos casos.
 Variables. Los productos manufacturados tienden a basarse en procesos
automatizados y procedimientos de garantía de calidad que resultan en un
producto consistente. Sin embargo, la calidad de un servicio puede variar según
muchos factores, incluido quién lo proporciona, dónde se proporciona, cuándo se
proporciona y cómo se proporciona. Cuanto más dependa un negocio de los seres
humanos para proporcionar servicios, más susceptible será a la variabilidad.

4. Tipos de empresas de servicios.

a) Empresas de actividades uniformes:


Son aquellas que mantienen estables los valores esenciales del negocio. Por ejemplo, los
gastos en mano de obra, los costes de producción, las vías de ejecución del servicio y,
sobre todo, la actividad en sí misma.
Los ejemplos más destacados de este tipo de empresas los encontramos en sectores como
la limpieza, la reparación y mantenimiento de ascensores, las consultorías, la asesoría o
la entrega de paquetería, entre otros.
b) Empresas de gestión de proyectos:
En este caso, además de prestar un servicio puntual y definido, se trata de empresas que
desarrollan proyectos de duración media o corta, es decir, con unas actividades y fases
definidas de antemano, como por ejemplo la programación web, la consultoría
especializada o los procesos de selección de personal, entre otros.
A diferencia de las primeras, estas empresas no necesariamente mantienen sus costes de
producción; como se trata de proyectos, sus perspectivas iniciales pueden variar, al igual
que su presupuesto e inversión. Y aunque pueden operar en diversos campos, su línea de
servicios no se modifica en absoluto.
c) Empresas de servicios combinadas:
A esta última categoría pertenecen aquellas empresas que combinan la oferta de un
servicio con la venta de productos. Es bastante habitual encontrarlas en sectores como la
hostelería, los servicios de reparación del hogar o las funerarias, entre otros.
Pero para que una empresa de servicios sea catalogada como una empresa combinada
tiene que guardar relación su servicio con el producto que vende, esto es lógico, ya que
si no tiene nada que ver no puede nombrarse como tal ¿Os imagináis un hotel por
ejemplo que además de su servicio para hospedarte te pueda ofrecer reparar tu coche?
Igual sería un poco raro.
5. ¿En qué se diferencia una empresa de servicios del outsourcing?
Es muy común, por todas las cosas que hemos dicho antes y el cómo hemos definido a la
empresa de servicios, que mucha gente la confunda con el outsourcing.
¿Qué es el outsourcing?
Es el hecho de delegar a otra empresa, una tercera, acciones de nuestra empresa para
liberarnos de cierto peso o hacer una tarea más sencilla.
Pero no es exactamente lo mismo esta definición con una empresa de servicios. El
outsourcing efectivamente puede ofrecer un servicio, un servicio previo que exista una
empresa y una necesidad, pero desde luego no es lo único.
O dicho de otro modo, una empresa de servicios puede hacer outsourcing, como ocurre
con una consultoría, por poner un ejemplo, pero por otro lado también cubre otros terrenos
u otras categorías que poco tienen que ver con esto: la distribución, mensajería o
paquetería, reparación, etc.