Está en la página 1de 3

Quinto “C”

Autoconocimiento: 5 herramientas que pueden


ayudarte a conocerte más a ti mismo y alcanzar
tus objetivos.
“La vida es como un eco, si no te gusta lo que recibes, ten cuidado con
lo que emites”

El autoconocimiento, primera aptitud


de la inteligencia emocional, es fundamental y más en los tiempos en los que
nos vemos inmersos. En esta sesión se presenta la importancia de
conocernos, saber cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles.
Conocer los objetivos que tenemos y las herramientas para conseguirlos.
Este es el primer paso para lograr lo que nos propongamos.
Seguro que te ha ocurrido que necesitas conocer datos sobre ti y te cuesta
mucho. Cuando hablamos sobre nosotros mismos nos resulta
difícil. Creemos que nos conocemos pero no nos detenemos a pensar y menos
a escribir nuestras metas y las características que facilitarán o dificultarán que
las alcancemos. Es importante objetivar lo que sabemos sobre nosotros mismos.
Tenemos claro que es importante el autoconocimiento pero, ¿Qué
herramientas pueden ayudarnos a conocernos un poco más a nosotros
mismos?
1. Tener un diario de emociones. Escuchar nuestras emociones puede darnos
muchos detalles sobre nosotros mismos, otras personas o distintas
situaciones, se trata de una técnica para facilitar el autoconocimiento. Ser
conscientes de nuestro estado emocional, conocer cuáles son las emociones
que más se repiten, analizarlas, etc. puede facilitar nuestro autoconocimiento en
la vida diaria y también en la laboral.

MARITZA DOLORES SOTO VÉLIZ


Quinto “C”

2. La línea de la vida. Este ejercicio


nos permite crear una línea horizontal que representa a nuestra vida. En esa
línea marcamos un punto medio que es el ahora. A partir de este momento
comenzaremos a incluir los distintos hitos en nuestra existencia que hayamos
vivido en el pasado, de esta forma veremos por escrito todo lo que consideramos
relevante en nuestra vida. La segunda parte consiste en cumplimentar parte de
nuestro futuro, reflejando nuestros objetivos más inmediatos y más alejados en
el tiempo.
Una vez finalizada esta línea de vida hemos de reflexionar sobre lo que hemos
vivido y sobre cómo nos planteamos alcanzar los objetivos marcados en nuestro
futuro.

Este ejercicio puede completarse con la autobiografía. Al tener marcados


nuestros momentos de vida más importantes, podemos redactar una pequeña
biografía de dichos momentos.
3. Quién soy.
Este ejercicio nos permite ver por una parte quienes somos en este momento
y quienes queremos llegar a ser. Lo más importante es decidir cómo vamos
a conseguir llegar a ser las personas que deseamos, cuál es nuestra
estrategia al respecto. Realizaremos este ejercicio, por tanto, incluyendo en
una hoja quienes somos, en otra quienes queremos llegar a ser, y cómo vamos
a hacerlo. Podemos complementar este ejercicio con un feedback por parte de
los demás para conocer cómo nos ven otras personas.
4. Tests online. Puedes utilizar distintos test que tienes a tu disposición de
forma online y que te permiten saber más sobre tu personalidad,
talento, inteligencia, etc. De esta forma, al conocerte mejor, podrás saber, por
ejemplo, cómo venderte en una entrevista de trabajo, resaltando tus puntos
fuertes o fortalezas. Otros test que tienes a tu disposición son
los psicotécnicos. Te puede venir bien practicar en estos últimos aunque
debes cuidar los test que realizas ya que existen muchos que no son realmente
fiables.

MARITZA DOLORES SOTO VÉLIZ


Quinto “C”

5. Crear tu DAFO
personal. Al igual que si analizásemos nuestra posible empresa o idea
empresarial, en este análisis vas a poder detectar tus debilidades / amenazas
y fortalezas /oportunidades. Para ello has de tener en cuenta que estás
valorando tus características tanto internas como externas o de la situación. En
el apartado interno, para el que utilizarás una hoja, deberás indicar tus
debilidades y fortalezas, lo que consideras que te diferencia y los puntos débiles
que tienes a nivel externo, analizaremos las amenazas y oportunidades que
pueden perjudicarte o ayudarte en el cumplimiento de tus objetivos.
Toda herramienta puede ayudarte en la difícil camino de conocerte a ti mismo. Si
lo consigues sabrás cómo sacar partido a tus fortalezas y como minimizar
tus debilidades
“Conocer a bien a los otros es inteligente, conocerse bien a si mismo, es
sabiduría”. Einstein.

MARITZA DOLORES SOTO VÉLIZ