Está en la página 1de 5

Teoría de Jerarquía de Necesidades de Maslow

Teoría de la jerarquía de necesidades

Probablemente estemos en lo cierto al decir que la teoría más conocida de la motivación es


la jerarquía de necesidades de Abraham Maslow. Él presenta la hipótesis de que dentro de
todo ser humano existe una jerarquía de las siguientes cinco necesidades.

 Fisiológicas: incluye el hambre, la sed, el abrigo, el sexo y otras necesidades


corporales
 De seguridad: incluye la seguridad y protección de daños físicos y emocionales.

 Sociales: incluye afectos, la sensación de pertenencia, aceptación y amistad.

 De Ego: incluye factores internos de estima, como el respeto a uno mismo, la


autonomía y los logros; y factores externos como el status, el reconocimiento y la
atención.

 De autorrealización: el impulso de ser lo que se es capaz de ser; incluye el


crecimiento, alcanzar el potencial de uno y la autosatisfacción.

Esquema de las Necesidades

A medida que se satisface cada una de estas necesidades en lo sustancial, el siguiente nivel
de necesidades se vuelve dominante. En términos de la figura, el individuo sube por los
escalones de la jerarquía. Desde el punto de vista de la motivación, la teoría indica que,
aunque ninguna necesidad se satisface siempre, una necesidad que ha quedado en gran
parte satisfecha ya no motiva. De manera que si uno desea motivar a alguien, de acuerdo
con Maslow, necesita comprender en qué nivel de la jerarquía está en la actualidad, y
enfocarse a la satisfacción de las necesidades en ese nivel o el siguiente superior.

Maslow separa las cinco necesidades en órdenes superior e inferior. Describió las
necesidades fisiológicas y de seguridad como de orden inferior, y las sociales, de estima y
de autorrealización como necesidades de orden superior. Esta diferenciación entre los dos
órdenes se hizo a partir del criterio de que las necesidades de orden superior quedan
satisfechas en lo interno (dentro de la persona), mientras que las necesidades de orden
inferior quedan satisfechas predominantemente en lo externo (por el pago, los contratos
sindicales y el ejercicio de un puesto, por ejemplo). De hecho, la conclusión natural a la que
se debe llegar partiendo de la clasificación de Maslow es que, en tiempos de abundancia
económica, casi todos los trabajadores con empleos permanentes han satisfecho de manera
considerable sus necesidades de orden inferior.

La teoría de las necesidades de Maslow ha recibido un amplio reconocimiento, en particular


entre los administradores profesionales. Se puede atribuir esto a la lógica intuitiva y a la
facilidad de su comprensión. Sin embargo, por desgracia, la investigación no respalda en
general dicha teoría. Maslow no proporcionó una verificación empírica, y varios estudios
que intentaron respaldar su teoría encontraron que no había apoyo para la misma.

Las viejas teorías, en especial aquellas que son intuitivamente lógicas, parecen difíciles de
abatir. Un investigador revisó la evidencia y llegó a la conclusión de que aunque tiene una
gran popularidad en la sociedad, la jerarquía de necesidades, como teoría, continúa
recibiendo poco apoyo empírico”. Además, el investigador concluyó que “la investigación
disponible ciertamente debe hacer que estemos renuentes a aceptar sin reservas las
implicaciones de la jerarquía de Maslow” · Otra revisión llegó a la misma conclusión. Se
ha encontrado poco respaldo para la predicción de que las estructuras de las necesidades
estén organizadas de acuerdo con las dimensiones propuestas por Maslow, de que las
necesidades insatisfechas motiven, o que una necesidad satisfecha active el traslado a un
nuevo nivel de necesidades.

Necesidades fisiológicas

Estas necesidades constituyen la primera prioridad del individuo y se encuentran


relacionadas con su supervivencia. Dentro de éstas encontramos, entre otras, necesidades
como la homeóstasis (esfuerzo del organismo por mantener un estado normal y constante
de riego sanguíneo), la alimentación, el saciar la sed, el mantenimiento de una temperatura
corporal adecuada, también se encuentran necesidades de otro tipo como el sexo o la
maternidad.

Necesidades de seguridad

Con su satisfacción se busca la creación y mantenimiento de un estado de orden y


seguridad. Dentro de estas encontramos la necesidad de estabilidad, la de tener orden y la
de tener protección, entre otras. Estas necesidades se relacionan con el temor de los
individuos a perder el control de su vida y están íntimamente ligadas al miedo, miedo a lo
desconocido, a la anarquía…

Necesidades sociales

Una vez satisfechas las necesidades fisiológicas y de seguridad, la motivación se da por las
necesidades sociales. Estas tienen relación con la necesidad de compañía del ser humano,
con su aspecto afectivo y su participación social. Dentro de estas necesidades tenemos la de
comunicarse con otras personas, la de establecer amistad con ellas, la de manifestar y
recibir afecto, la de vivir en comunidad, la de pertenecer a un grupo y sentirse aceptado
dentro de él, entre otras.

Necesidades de reconocimiento

También conocidas como las necesidades del ego o de la autoestima. Este grupo radica en
la necesidad de toda persona de sentirse apreciado, tener prestigio y destacar dentro de su
grupo social, de igual manera se incluyen la autovaloración y el respeto a sí mismo.
Necesidades de autosuperación

También conocidas como de autorrealización o autoactualización, que se convierten en el


ideal para cada individuo. En este nivel el ser humano requiere trascender, dejar huella,
realizar su propia obra, desarrollar su talento al máximo.

Bloqueo inminente: La oportunidad de llegar a la satisfacción de las necesidades de más alto


nivel es prácticamente una utopía cuando nos referimos a personal trabajador que tiene que
regirse por determinadas reglas que no le permiten desarrollar su talento al máximo

Es increíble ver cómo en algunas organizaciones se intenta administrar al recurso humano


sin siquiera tener presentes sus necesidades más básicas, en las empresas es muy usual que
los empleados abandonen todas sus necesidades y se dediquen a satisfacer las más básicas,
«¿qué hago sin mi empleo? no podría llevar alimento a mi casa», situación que es muy bien
aprovechada por los patronos, ¡qué lástima! ¿Se imaginan cómo sería el mundo si todos
pudiéramos desarrollar nuestros talentos al máximo?

Si se quiere comprender al recurso humano en la organización es necesario conocer las


causas de su comportamiento porque más allá de ser empleados o trabajadores somos seres
humanos.

Un concepto básico de motivación: cada ser humano es un mundo y cada uno busca
satisfacer sus necesidades, desde las más básicas hasta las de carácter superior.

En el siguiente video la profesora Pilar Vidal-Carreras, de la Universidad Politécnica de


Valencia, presenta la teoría de la jerarquía de necesidades de Maslow y su aplicación en la
labor de un directivo.