Está en la página 1de 1

UNIVERSIDAD JORGE TADEO LOZANO

TERCER ESCRITO HUMANIDADES III (Desafíos contemporáneos de la ciencia y la


tecnología)
¿Los humanos debemos intervenir en los procesos evolutivos?
Por:
El resplandor de los transgénicos
El desarrollo de nuevas disciplinas como la ingeniería genética gracias a algunos avances
científicos y tecnológicos, han otorgado al hombre gran cantidad de posibilidades benéficas en
cuanto al mejoramiento de la calidad de vida aplicando la modificación genética para diversos
objetivos en todas las ramas, como por ejemplo la medicina, la agricultura, la conservación de
especies, entre otras.

Claro está que estas posibilidades otorgadas por el control genético podrían derivar en
consecuencias negativas, ya que un manejo equivocado de las mismas podría resultar mortal
y/o vergonzoso para la historia de la humanidad. Por ejemplo en la experimentación genética
que se hace hoy en día en primates con objetivos medicinales, según opiniones diversas, hay
posibilidad de que estos primates empiecen a tener habilidades mucho más desarrolladas de
las comunes y resulten convirtiéndose en algo indeseado e incontrolable.

La realidad es que los beneficios que se sacan de la ingeniería genética en la actualidad y los
que podrían sacarse más adelante son tan grandes e importantes que se debe seguir avanzando
con la disciplina tanto como sea posible, claramente poniendo algunos límites y condiciones
para permitir estos estudios. Se necesita una regulación que evalúe los proyectos que
involucren la genética y dictamine si el beneficio es viable o por el contrario resulta inviable.
Pero siempre mostrando una luz verde para seguir beneficiando la humanidad con los
transgénicos.

Con el crecimiento imparable de la población mundial también crece la demanda alimenticia,


con algunos nuevos métodos de agricultura como en invernaderos o los cultivos hidropónicos
se ha logrado aumentar bastante la producción pero esto aún se quedará corto al analizar que
ya no se puede seguir deforestando bosques para cultivar por el tema del cambio climático. La
solución está en los alimentos transgénicos, aquellos que resistan a las plagas sin necesidad de
pesticidas y de aquellos que al modificar su genética produzca más alimento que biomasa en
sus tallos u hojas, entre otros beneficios que traen este tipo de alimentos.

Por las razones antes expuestas creo que el ser humano sí debe intervenir en los procesos
evolutivos, pero siempre de manera responsable y con regulaciones estrictas. Ya que como se
mencionó a través del texto puede resultar inmoral y peligroso, pero también es posible ver
cómo sería de difícil la supervivencia humana en un futuro más cercano que lejano sin los
transgénicos.