Está en la página 1de 5

1

Selección de hábitat por parte de Eupsittula pertinax (Psittacidae).

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

Habitat selection by Eupsittula pertinax (Psittacidae).

Juan A Diaz-Sánchez 1 ; Jefer D Cano-Calderón 1

1 Estudiantes del programa de Biología, Facultad Ciencias Básicas e Ingeniería, Universidad de Los Llanos, Villavicencio, Meta, Colombia.

RESUMEN

La selección de hábitat se relaciona directamente con la disponibilidad de recursos y condiciones

que esta ofrece, lo que permite a los individuos incrementar su eficacia biológica al preferir

aquellos hábitats que son de mejor calidad. Por otra parte, la Orinoquia una región que presenta

unidades fisiográficas como la altillanura. La cual, dispone de ecosistemas como los bosques de

galería y morichales, que presentan características distintas y que afectan la reproducción y

supervivencia del individuo. Por lo cual, esperamos que Eupsittula pertinax un ave, considerada

una especie generalista y comúnmente distribuida en bosques abiertos con amplia variedad de

alimento, presente un mayor avistamiento en los bosques de galería. Lo que indica una selección

de hábitat por parte de E. pertinax. Para esto, se realizaron 10 puntos de avistamiento en cada

cobertura, cada uno con una duración de 5 minutos, en cuanto al análisis estadístico se usó la

prueba de Mann-Whitney U. Finalmente, se obtuvo una preferencia de E. pertinax por el bosque

de galería. Por consiguiente, concluimos que la especie logra percibir los dos hábitats de manera

diferente, de tal forma que puede llevar a cabo una selección de hábitat entre bosque de galería

y morichal, probablemente determinada por una mayor disponibilidad de recursos asociado a la

fenología de las plantas presentes en los hábitats.

Palabras clave: ave, bosque de galería, bosque de galería, condiciones, morichal, recursos.

INTRODUCCIÓN

La selección de hábitat es un proceso jerárquico a diferentes niveles del entorno, que involucra

una serie de decisiones comportamentales tomadas por un individuo (MacArthur et al., 1966;

Rosenzweig, 1991). Estas decisiones son tomadas por el individuo para incrementar su eficacia

biológica dependiendo de los recursos y condiciones ofrecidas por él hábitat. Sin embargo, la

capacidad de seleccionar un hábitat está basada en tres principios: 1) la disponibilidad del mismo

dependerá de la cantidad de información que obtenga el individuo sobre los hábitats y el costo -

beneficio que esto suponga (Schmidt, 2004). 2) la selección es un proceso denso-dependiente

(Fretwell et al., 1970). Y 3) es basada en las señales del entorno que percibe el individuo, las

1

32 cuales son interpretadas para determinar la calidad del hábitat (Ward, 2005). De modo que los

33 organismos deben distribuirse en los hábitats que aporten positivamente a su supervivencia y

34 reproducción (Hall et al., 1997).

35 La Orinoquia colombiana se divide en cuatro unidades fisiográficas entre ellas la altillanura, la

36 cual presenta un clima húmedo con precipitaciones anuales que varían entre los 2000 a 3000

37 mm. Esto hace que presente una variedad de ecosistemas de diversos tipos de bosque y

38 palmares puros o mixtos (Rangel, 2014). En estos se encuentran los bosques de galería y los

39 morichales. El primero caracterizado por estar asociados a la ribera de los ríos y el segundo se

40 define por la dominancia de Mauritia flexuosa en ambientes inundados (Fajardo et al., 2000;

41 Rangel, 2014). De modo que, estos hábitats pueden aportar de diferente manera al éxito

42 reproductivo de una especie e inferir en la selección de hábitat.

43 Por otra parte, Eupsittula pertinax es un ave de la familia Psittacidae, considerada una especie

44 generalista, consumidora de gran variedad de plantas, principalmente frutos y semillas (Forshaw,

45 1989). Es comúnmente avistada en bosques de galería y morichales (Sneyder et al., 2000). De

46 acuerdo a lo anterior, es probable que el número de avistamientos de E. pertinax varíe entre un

47 bosque de galería y un morichal, de manera que permite determinar una selección de hábitat por

48 parte de la especie. Con lo cual, se espera que E. pertinax prefiera el bosque de galería, debido

49 a una mayor disponibilidad de recursos probablemente asociado a la fenología estacional de las

50 plantas presentes en ambos hábitats.

51 MATERIALES Y MÉTODOS

52 Área de estudio: el muestreo se realizó en la Finca Manacacias (4°10'27.88"N 72° 2'26.76"O)

53 de la Universidad de los Llanos (altitud: 154 m), municipio de Puerto Gaitán, departamento del

54 Meta. La temperatura promedio anual es de 26,9

55 (50.7-88.5%) con un promedio de 333mm en el mes de Junio (Rangel,2014). Estas características

56 fisiográficas definen el clima tropical seco, donde la altillanura y la sabana hacen parte del

57 mosaico paisajístico de la Orinoquia colombiana. Dentro de esta heterogeneidad se encuentran

58 bosques de galería y morichales en las riberas de los cursos de agua (Fajardo et al., 2000).

o C, las lluvias se concentran entre mayo y julio

59 Recolección de datos: de acuerdo con Ralph et al., (1996). Se realizaron 20 avistamientos, 10

60 puntos por hábitat (bosque de galería y morichal) con binoculares, por 5 minutos en el mes de

61 junio de 2019. Cada punto se seleccionó aleatoriamente (imagen 1) y se registró la hora,

62 presencia o ausencia, cantidad del espécimen, hábitat seleccionado por él y ubicación geográfica,

63 lo cual se realizó en 2 días.

2

64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78

64

65

66

67

68

69

70

71

72

73

74

75

76

77

78

79

80

81

82

83

Imagen 1. Puntos de muestreo, B (bosques de galería), M (morichales). Fuente: Google Earth 2019 CNES/Airbus.

Análisis estadístico: dado que, los datos registrados son cantidad de avistamientos por hábitat,

se usó una prueba no paramétrica Mann-Whitney U con un intervalo de confianza del 95%. Para

una variable independiente (tipo de ecosistema), y una variable dependiente (avistamiento de E.

pertinax), mediante el programa Jamovi 0.9.2.0.

RESULTADOS

El número de avistamientos de E. pertinax fue mayor en bosque de galería que en morichales

(figura 1). En base a la prueba Mann-Whitney U (p=0.018) se obtuvo una diferencia significativa

entre los dos hábitats.

obtuvo una diferencia significativa entre los dos hábitats. Figura 1. Numero de avistamientos de E. pertinax

Figura 1. Numero de avistamientos de E. pertinax en bosque de galería y morichal. El numero

de avistamientos de la especie fue mayor en el bosque de galería que en morichal. Los

avistamientos fueron realizados por 5 minutos en cada punto de muestreo.

3

84

DISCUSIÓN

85

Se encontró que E. pertinax presento un mayor avistamiento en el bosque de galería que en el

86

morichal, lo cual indicó una preferencia por el bosque de galería relacionada con una calidad de

87

hábitat percibida por la especie. Esto probablemente relacionado con una mayor variedad vegetal

88

en este hábitat. Contrario a él morichal donde su vegetación es compuesta principalmente por

89

Mauritia flexuosa (Rangel, 2014).

90

Sin embargo, la preferencia por el bosque de galería probablemente este influenciada por las

91

condiciones climáticas en las que se realizó el muestro y otros factores independientes de la

92

temporada del año como depredadores o sitios de anidación (Parra et al., 2016). Así mismo, la

93

temporada de mayo a julio, época donde se realizó el muestreo y donde se presentan la mayor

94

cantidad de precipitación de la Orinoquia, afecta directamente la fenología de las plantas lo que

95

provoca una disponibilidad estacional de los recursos en los dos hábitats (Silva et al., 2018).

96

Además, se ha demostrado que la especie presenta un comportamiento nómada, es decir, tienen

97

variaciones espacio-temporales en relación al mes y a la fenología de las plantas disponibles en

98

su entorno (Bonadie et al., 2000; Zager et al., 2009). Por otro lado, la especie siempre fue avistada

99

en parvadas de parejas o pequeños grupos, de manera que este comportamiento aporta una

100

mayor eficacia de forrajeo (Forshaw, 1989). Es así que, los individuos evitan un mayor gasto de

101

tiempo y reducen la probabilidad de ser depredados (Harms et al., 2003).

102

Es por esto que, E. pertinax fue más avistada en el bosque de galería. El cual presentaba diversas

103

plantas en temporada de fructificación como Miconia elata. Por otro lado, ofrecía una mayor

104

cantidad de árboles de dosel alto, que le proporcionaban a la especie mayor seguridad. Así

105

mismo, el proporcionar los recursos necesarios a unas condiciones favorables para la especie en

106

el mismo hábitat, le permitía al individuo un gasto menor de energía y tiempo (Silva et al., 2016).

107

En conclusión, los bosques de galería y los morichales son hábitats que tienen atributos abióticos

108

y bióticos distintos y que aportan de manera diferente en el éxito reproductivo de E. pertinax. De

109

donde se infiere que la especie puede diferir de un hábitat a otro, prefiriendo una mayor

110

disponibilidad de alimento mediada por el riesgo de depredación (Parra et al., 2016).

111

REFERENCIAS.

112 Lasso, C. A; G. Colonnello & M. Moraes R. (Editores). 2016. XIV. Morichales, cananguchales y

113 otros palmares inundables de Suramérica. Parte II: Colombia, Venezuela, Brasil, Perú, Bolivia,

114 Paraguay, Uruguay y Argentina. Serie Editorial Recursos Hidrobiológicos y Pesqueros

4

115 Continentales de Colombia. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von

116 Humboldt (IAvH). Bogotá, D. C., Colombia.

117 Parra, S. M; De Labra, M. A & Renton, K. 2016. Requerimientos ecológicos en las Aves: Un

118 enfoque en Psitácidos. En: Cupul, G. F. (Editores). Tópicos Sobre Ciencias Biológicas.

119 Universidad de Guadalajara. Guadalajara. México. Pag. 33 49.

120 Rangel, J. O. 2014. Ecosistemas de la Orinoquia de Colombia. (ed.) Colombia Diversidad Biótica

121 XIV. Instituto de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Colombia. Bogotá D.C.

122 Fajardo, A; Veneklass, E; Obregón, S & Beaulieu, N. 2000. Los bosques de galería: guía para su

123 apreciación y su conservación. CIAT (Centro Internacional de Agricultura Tropical).

124 Ralph, C. J.; Geupel, G. R; Martin, P. P; Thomas, E; Desante, D. F & Milá, B. 1996. Manual de

125 métodos de campo para el monitoreo de aves terrestres. Gen. Tech. Rep. PSW-GTR-159.Albany,

126 CA: Pacific Southwest Research Station, Forest Service, US. Department of Agriculture, 46p.

127 Silva, N. C & Cordeiro, P. H. 2016. Exploração de recursos alimentares e forrageamento de

128 Psitacidae (Aves: Psittaciformes) no Parque Aterro do Flamengo, Rio de janeiro, Brasil. Revista

129 BioUSU. 2: 59 69.

130 Snyder, N; McGowan, P; Gilardi, J & Grajal, A. (eds.). 2000. Parrots. Status Survey and

131 Conservation Action Plan 20002004. IUCN, Gland, Switzerland and Cambridge, UK. x + 180 pp.

132

Forshaw, J. M. 1989. Parrots of the world. Landsd-owne, Melbourne.

133 Silva, P. A & Melo, C. 2018. Foraging suggests high behavioral flexibility in the blue-winged

134 parrotlet (Forpus xanthopterygius, Psittacidae) in response to fleshy fruit availability. Ambiencia

135 Revista do Setor de Ciencias Agrarias e Ambientals. 14: 186 202.

136 Bonadie, W. A & Bacon, P. R. 2000. Year-round utilisation of fragmented palm swamp forest by

137 Red-bellied macaws (Ara manilata) and Orange-winged parrots (Amazona amazonica) in the

138 Nariva Swamp (Trinidad). Biological Conservation. 95: 1 5.

139 Zager, I; Rodriguez, K. M; Eberhard, J. R; Rodriguez, J. P & Millan, P. A. 2009. Nest Poaching in

140 the Venezuelan Insular Subspecies of the Brown-Throated Parakeet (Aratinga pertinax). The

141 Neotropical Ornithological Society. 20: 99 112.

142 Harms, K. E & Eberhard, J. R. 2003. Roosting Behavior of the Brown-Throated Parakeet (Aratinga

143 Pertinax) and Roost Locations on four Southern Caribbean Islands. The Neotropical Ornithological

144 Society. 14: 79 89.

145 MacArthur, R. H & Pianka, E. R. 1966. On optimal use of a patchy enviroment. American

146 Naturalist. 100(916): 603 609.

147 Rosenzweig, M. L. 1991. Habitat selection and population interactions: The search for

148 mechanism. The American Naturalist. 137: S5 S28.

149 Schmidt, K. A. 2004. Site-fidelity in temporally correlated enviroments enhances population

150 persistence. Ecology Letters. 7(3): 176 184.

151 Fretwell, S. D & Lucas, H. L. 1970. On territorial behavior and other factors influencing hábitat

152 disdributions of birds. Acta Biotheoretica. 19: 16 36.

153 Ward, K. P. 2005. Habitat selection by dispersing yellow-headed blackbirds: evidence of

154 prospecting and the use of public information. Oecologia. 145(4): 650 657.

155 Hall, L. S; Krausman, P. R & Morrison, M. L. 1997. The hábitat concept and a plea for standard

156 terminology. Wildlife Society Bulletin. 25(1): 173 182.

5