Está en la página 1de 8

Señora

Juez Penal Municipal


Purificación Tolima.
Ciudad.-

Ref.: Denuncia Penal por Perturbación a la Posesión de


CELICO ANTONIO
CAMPOS PRIETO contra ARNULFO DE JESUS CAMPOS
MOLANO
Y DELIA CAMPOS PRIETO.

Asunto: Formulación de Recurso de APELACION y


Sustentación del mismo.

Tito Armando Solórzano Tovar, mayor de edad, vecino


y residente en Purificación, identificado con la cédula de
ciudadanía 5.984.119 expedida en Purificación, abogado en
ejercicio portador de la Tarjeta Profesional 52258 del Consejo
Superior de la Judicatura, en mi condición de apoderado de los
sentenciados en el proceso de la referencia; por medio del
presente escrito, formulo ante el Despacho Recurso de
APELACION a la sentencia proferida por el Despacho con fecha
8 de febrero del 2006, por medio de la cual condena a mis
defendidos por el delito investigado; apelación que
fundamento en los siguientes términos, y que busca que el
mismo fallo sea revocado en su totalidad, pues mis
representados no son responsables de la conducta
denunciada, por que el hecho no existió, y si existió no genera
delito o no está la conducta enmarcada dentro del tipo penal
investigado.

El Denunciante CELICO ANTONIO CAMPOS PRIETO denunció a


mis representados por el presunto hecho de haber quitado
unas cercas colindantes y haberlas colocado en lugar
diferente, avanzando en su propiedad, dejándolo sin vertiente
natural utilizada como abrevadero.

Convocada la audiencia de conciliación no hubo acuerdo, se


ordenó la práctica de una inspección judicial, donde se pareció
que la cerca fue corrida; se escucharon las versiones de
testigos en su orden: MIGUEL CAMPOS BETANCOURTH, GLORIA
MARIA SALAZAR DE CAMPOS y FLORINDA PRIETO DE CAMPOS
quienes manifiestan y señalan a mis representados de haber
hecho lo denunciado.

Posteriormente mis representados son oídos en Indagatoria


donde relatan su versión de los hechos, lo que es desconocido
o ignorado sin un análisis práctico de los hechos, para llegar
con suposiciones erróneas por parte del ente investigador, a
una calificación y equivocada y dictando resolución de
acusación en contra de mis defendidos.

La PERTURBACION DE LA POSESION, alegada por el


denunciante y que es acogida por la fiscalía en su
investigación, aceptando a ojos cerrados, pues es corroborada
por las declaraciones de MIGUEL CAMPOS BETANCOURTH,
quien es el administrador del denunciante, por GLORIA MARAIA
SALAZAR DE CAMPOS esposa del anterior y por la señora
FLORINDA PRIETO DE CAMPOS madre del denunciante y de la
denunciada DELIA CAMPOS PRIETO, y que obviamente
declara en contra de ésta, pues esta conviviendo con
su hijo el

Denunciante, en casa de éste en el casco urbano del


municipio, y que está en contra de los denunciados, desde el
momento en que estos presentaron demanda de nulidad del
acto de partición de la sucesión del extinto ANTONIO CAMPOS,
causa de todos los tropiezos existentes entre los denunciantes
y denunciados como lo es la partición de los bienes de dicha
sucesión.

Mis representados, son explícitos en alegar, que el que


primero perturbó corriendo la cerca fue CELICO. Por que en
vida del difunto ANTONIO CAMPOS, el tenía dividido su predio
en lotes y había dejado o construido la cerca de tal manera,
que el abrevadero servía para los animales que pastaban en el
lote Piedra Negra que fue adjudicado a DELIA CAMPOS, y para
el lote Isabel 2, adjudicado a CELICO ANTONIO CAMPOS; pero
que este último contrató a MIGUEL CAMPOS ( un declarante o
testigo ) y a GERMAN GONZALES, quienes procedieron por
instrucciones precisas a correr la cerca y dejar el abrevadero
únicamente para para el lote Isabel 2, y que luego que DELIA y
ARNULFO DE JESUS volvieron la cerca de donde estaba desde
tiempos del finado ANTONIO, procedieron a denunciarlos.

En esta primera parte de la investigación vemos fallas


garrafales por parte de quien dirigió la misma, y que el
Juzgado también con un desconocimiento u olvido de la
técnica analistica de la prueba pasa por alto circunstancias
que son definitivas en la adecuación de las mismas para el
esclarecimiento de los hechos:

1º.- Le da completa credibilidad a las declaraciones de los


testigos, versiones que son sospechosas, parcializadas y
acomodadas, si se tiene en cuenta, que el señor MIGUEL
CAMPOS, es el administrador del denunciante y en su
declaración da a entender su animadversión hacía los
denunciados, cuando allí sin preguntársele ni ser de
incumbencia para lo investigado lanza esta perla después de
decir que mis defendidos corrieron la cerca: “ estas dos
personas causan mucho daño ” . La declarante GLORIA MARIA
SALAZAR DE CAMPOS, esposa del anterior, el administrador
del denunciante. Dice que su esposo MIGUEL presenció los
hechos donde ARNULFO y DELIA quitaron los cercos y que fue
contratado por CELICO para volver a construir los cercos. La
señora FLORINDA se ve que la ojeriza que les tiene cuando
dice una mentira con tal de hacerlos ver como malas personas
y manifiesta que estos “ la despojaron de su casa con
amenazas ” , cuando es otra la realidad, pero se desprende
que existe entre ellos discrepancias con relación a los bienes
de la sucesión.

En la diligencia de Inspección Judicial, se observa por parte del


Despacho y se toman las fotografías, pero el análisis no es
certero, no se tiene en cuenta lo alegado por mis
representados, quienes hacen ver, que las huellas de alambre
son acomodadas, ficticias para hacer ver otra realidad;
además en la resolución de acusación se tiene como cierto
el hecho de que en la escritura de partición de la sucesión se
dice que el bebedero es únicamente para el lote Isabel 2 y
para el de mi representada los residuos, o lo residual del
bebedero. Cabe la pregunta ¿ Existe equidad en esta partición,
donde el bebedero es para CELICO y lo que sobre para
DELIA ?. Pues esta es una de las tantas razones que hace que
mi representada DELIA demande la nulidad de dicha partición;
por que no corresponde jurídicamente a lo querido por las
partes. Por que dicha partición es ventajosa a favor de CELICO,
por que siendo 19 hectáreas solo reparte 5 hectáreas ? . Estas
repito son las razones que hacen que mi representada pida la
nulidad de la partición o de la escritura de partición; hecho
que genera una PREJUDICIALIDAD por que como esta
demostrado en el proceso con copia de la demanda y
certificación expedida por el Juzgado Promiscuo de Familia de
este municipio donde cursa la demanda ordinaria de nulidad
del acto de partición en la sucesión del causante ANTONIO
CAMPOS BETANCOURTH, por las inconsistencias y lo mal
repartido o distribuido por parte del abogado que tramitó al
sucesión ante notaría que como se sabe se lleva el paquete
pues se parte del acuerdo de los participantes y en este caso,
confiando en la buena fe, mi representada otorgó el poder.

2º.- La fiscalía y el Juzgado toman como ciertos lo dicho por el


denunciante, lo observado en la diligencia como es los
vestigios de la cerca antigua; pero desconoce no le da ninguna
credibilidad a lo manifestado por mis representados, quienes
alegan , que esos vestigios no son correctos, que la cerca va
por otro lado, que los que corrieron inicialmente el cerco
fueron los trabajadores contratados por CELICO;, que ante la
provocación ellos respondieron también con hechos, pero que
el denunciante habilidosamente hacia eso era para tener el
pretexto y poderlos encausar.

Se le da credibilidad por parte del Juzgado y el Fiscal en


audiencia pública al documento que esta siendo atacado en
otro proceso, y por este motivo debe ser analizado, con
beneficio de inventario. No se puede tomar como punto de
referencia cierto por que es escritura pública, desconociendo
la existencia de un proceso de nulidad de la misma, donde en
la demanda se argumenta o manifiesta cuales son los puntos
que se pide sean reconocidos como generadores de la
nulidad. La señora Juez, respetuosamente no observó que la
nulidad se pide por que no se repartió o no se distribuyó la
totalidad del predio, sino una parte del mismo; y , la
consecuencia del proceso es que al demostrarse que no se
hizo bien la distribución de los bienes, se va a ordenar hacer
una nueva partición, donde no se sabe si lo que actualmente
es poseído por CELICO ANTONIO, sea lo que realmente le
corresponde, o si en ese sitio que hoy es materia de
controversia, le corresponderá a DELIA. Ahí esta el motivo de
la prejudicialidad.

En lo que respecta, al análisis que hace el Despacho del hecho


de la posesión, que ejerce el denunciante y que es lo que tiene
el mismo como base para pronunciarse; es importante
aclarar, que si en parte tiene razón; no debe desconocerse el
hecho del proceso en el sentido de que se esta atacando o
pidiendo la NULIDAD DE LA PARTICION, por que no se actúo
probamente, no se actúo honradamente, por que así como
siendo 19 hectáreas sólo se distribuyeron 5 y 1/2 hectáreas;
de la misma manera se dijo en dicho documento que el
abrevadero era para el predio de CELICO y el residuo para
DELIA, sabiendo que en épocas de verano se reduce a una
pozeta y que no hay residuo para el otro predio. De aquí que
haya que tenerse en cuenta, que en esta perturbación, no es
para apropiarse de una franja de terreno y agrandar un lote, se
está disputando un bebedero que está en un lote, y se hace
figurar en un documento que esta siendo atacado de nulidad,
como si estuviera en otro lote, y que un funcionario
investigador realiza una inspección judicial, y en lugar de dar
claridad, opaca la investigación por sus falencias como muy
bien lo declara el Despacho.

Por último, aunque el Juzgado encuentra anomalías o


inconsistencias en la diligencia de Inspección judicial, que
efectivamente demuestran la superficialidad de la misma, hay
que agregar otras, como la ausencia de testimonios de la
parte denunciada: Por que no se llamaron a declarar los
testigos anunciados como ARNULFO CAMPOS SALAZAR y
ANTONIO OCHOA; personas estas que conocen el predio desde
la época de ANTONIO CAMPOS, y que pudieran haber dado
claridad o luces para formar un criterio cierto a la
investigación.

Por lo anteriormente expuesto es que solicito al Juez Superior o


del Circuito, muy respetuosamente; se revoque la sentencia
impugnada, y se dicte en su reemplazo una sentencia
absolutoria o inhibitoria, por que mis representados no están
perturbando la posesión del denunciante CELICO ANTONIO
CAMPOS PRIETO, sino todo lo

Contrario, estan siendo objeto de una falsa denuncia, con el


ánimo de menguar sus intenciones y provocar una conciliación
favorable y evitar que en el Juzgado Promiscuo de Familia se
denuncie el fraude cometido en contra de mi representada
DELIA CAMPOS PRIETO, y también terminar el proceso
reivindicatorio que cursa en el Juzgado Civil del Circuito de
Purificación, promovido por la señora FLORINDA PRIETO DE
CAMPOS en contra de ARNULFO DE JESUS CAMPOS y DELIA
CAMPOS PRIETO, que tampoco prosperará por que hay un
proceso pendiente como lo es la nulidad del acto de partición,
que es fuente para extinguir o progresar lo pretendido por el
denunciante y su señora madre quienes se están beneficiando
de la partición irregular hecha por medio de la escritura
pública tenida en cuenta en este proceso, y que esta viciada o
siendo atacada como ya se dijo.

Cordialmente.

Tito Armando Solórzano Tovar.


C.C. 5.984.119 de Purificación.
T.P. 52258 del C.S. de la J.
Señora
Fiscal 68 Local
Unidad de Fiscalias
Purificación Tolima
Ciudad.-

Ref..: Sumarias por Perturbación a la Posesión de MARTA


IRENE MARTINEZ DE
BOCANEGRA y OTROS contra LIBARDO GUZMAN y
OTROS.

Tito Armando Solórzano Tovar, mayor de edad, vecino


y residente en Purificación, identificado con la cédula de
ciudadanía 5.984.119 expedida en Purificación, abogado en
ejercicio portador de la Tarjeta Profesional 52258 del Consejo
Superior de La Judicatura, en mi condición de apoderado de los
denunciantes en el proceso de la referencia, estando dentro
del término presento el alegato correspondiente al recurso de
APELACION propuesto a la Resolución Inhibitoria dictada el 17
de Enero del presente año en el proceso de la referencia, lo
cual sustento de la siguiente manera:

Con respecto a la resolución la cual se fundamenta en los


expuesto y alegado por los denunciados guante el proceso y
últimamente por los tres declarantes, HELI SAMUEL GUERRA,
AQUILEO MAYORGA y OMAR CAMPOS, según estas versiones
los denunciantes no tienen la posesión sobre la franja, sino
que eso es de uso público de una comunidad de tiempo atrás;
al respecto disentimos yo como apoderado y los por mi
representados, pues hay que entender bien las cosas:

1°.- Se ha demostrado con los títulos que acreditan a mis


representados como propietarios de los terrenos, que dichos
predios llegan hasta la carretera que de Purificación conduce a
Suárez y Lozanía: sin que entre ellos o sea la carretera y los
predios exista servidumbre de por medio para beneficio de la
comunidad o los denunciados o un espacio público.

2°.- Para corroborar lo anterior existe dentro del proceso un


concepto de la oficina de planeación municipal que dice que
eso no es espacio público; que dicha franja es propiedad
privada, más precisamente se dice allí que: “… el espacio que
hace parte del área de aislamiento que deben tener los
predios respecto al eje de las vías del orden primario,
secundario o terciario, se constituye en espacio público y
pertenece al estado, cuando se ha adelantado el respectivo
proceso como lo norma la Ley ” . Situación que no se ha dado
en nuestro sitio o propiedad, máxime si se trata de una vía
secundaria o Departamental.

3°.- Además señora Fiscal, hay otra situación que tampoco se


hizo o realizó, habiéndolo manifestado el superior o segunda
instancia en auto del 26 de Enero del 2006 cuando el proceso
estuvo por la apelación propuesta al primer fallo inhibitorio
dictado con fecha 18 de noviembre de 2005. En esa
oportunidad la delegada frente al hecho de que no se había
demostrado la titularidad del bien, pues la diligencia de
inspección se había quedado corta en el sentido de que no se
demostraba quien es el dueño de la franja, repito el superior
aconseja en esa oportunidad acudir a las Oficinas de Catastro,
Agustín Codazzi, INVIAS, secretaría de obras públicas y
planeación municipal de Purificación, y se realizarán las demás
pruebas que conduzcan al total esclarecimiento de los hechos
puestos en conocimiento de la administración de justicia. (Lo
subrayado es mío).

Como se aprecia del auto atacado en este momento, no hubo


la suficiente deliberación, ni se arrimó o recaudó el material
suficiente para entrar a decidir si había o no merito para el
inhibitorio o la acusación. Se tomó las declaraciones de tres
testigos como AQUILEO MAYORGA, que dice “que ese callejón”,
cuando allí no hay callejón como lo apreció el Despacho; OMAR
CAMPOS, quien dice “que hace cuarenta años que conoce esa
servidumbre como tránsito de vehículos y de personas,
siempre ha sido para vehículos y personas a píe, ya que es la
única vía de acceso hasta las casas vecinas” . Este declarante,
manifiesta que se trata de una servidumbre, que es la única
vía de acceso a las casas vecinas. No entendemos este señor
de que vía esta hablando. Por que el primero dice que tiene 50
años de haber sido construida la carretera para ir a Lozanía, y
este dice que para ir a las casas vecinas; y Lozanía queda
como veinte (20) Kilómetros. El señor HELI SAMUEL GUERRA,
quien se conoce de palmo a palmo la situación, se le olvidó
decir que dicha franja la hicieron transitable mis
representados, quienes gastaron dineros propios en el
mantenimiento de la misma contratando maquinaria; y no
hubo ninguna participación, ni de la comunidad que hoy el
representa, ni del municipio, ni del Departamento y ahora
mucho menos de la nación o mejor el estado Colombiano: No
arreglan las vías por donde transitan los vehículos ( parte
baja ), mucho menos lo que no es vía. Los que la reclaman
como servidumbre que habrán hecho para mantener ese
pedazo de tierra apto para transitar. Estas son las fallas que se
observan en la resolución que da por terminada la instrucción
y que nos deja un problema latente e indeciso, por que no se
sabe quien tiene la razón y nos toca seguir empleando la
fuerza a los dos bandos en disputa.

Cordialmente.

Tito Armando Solórzano Tovar.


C.C. 5.984.119 de Purificación.
T.P. 52258 del C.S. de la J.